Programa de Educación Vial -PEV- Colegio Pedro de Valdivia, Peñalolén 2012.
“Mi Comunidad Transita Consciente: Andamos con Respeto, Tomamos la Responsabilidad
ACTIVIDADES PEDAGÓGICAS EN EDUCACIÓN VIAL CICLO INFANT
Play Group - Prekinder – Kinder - 1° y 2°
1° Semana del 26 de marzo al 1 de abril: “MI COLEGIO VIAL”
Actividad: Paseo por “Mi Colegio Vial”.
Duración: 30 min.
Objetivo: Conocer los lugares, elementos y personal de tránsito del colegio.
OFT: Aprender a desplazarse en el espacio de forma atenta, respetuosa y calmada.
Inicio: Se prepara a los niños para el recorrido vial en el colegio. Para ello, se les puede preguntar
sobre sus experiencias en la realidad de tránsito, por ejemplo: ¿cómo llegaron esta mañana al
colegio?, ¿cómo cruzan las calles?, ¿si han visto los semáforos? Etc. Luego se les invita a conocer
los lugares viales en el colegio.
Desarrollo: Ordenada y cuidadosamente, se puede llevar a los niños a la entrada del colegio, y
preguntarles ahí qué observan. Hay autos, rejas, calles, y pueden preguntar también para qué
están esas cosas ahí, los autos se estacionan, las rejas dividen los lugares por donde caminar, en
las calles andan los autos, etc. Lo importante es que miren cada elemento que hay y cómo está
ubicado. Ahí también puede haber un guardia, se pueden acercar, saludarlo, preguntarles qué
hace él ahí, o que les enseñe también por dónde se puede caminar. Después pueden visitar otros
lugares como el paso peatonal, las veredas, la caseta de los guardias en la entrada, etc. Con la
idea de conocer, se puntualiza en cada elemento vial presente: las vallas, los letreros, también en
la naturaleza, pues esta nos rodea en los lugares donde nos movilizamos. En cada lugar además, se
puede reforzar sobre la conducta que se tiene en esos espacios. Por ejemplo: Visitar los
estacionamientos, y reforzar la idea de no jugar en ellos. Visitar los pasos peatonales y reforzar la
idea de cruzar despacio. Visitar los guardias, y reforzar el respeto y gratitud hacia ellos. Puntualizar
sobre el uso de veredas, las señaléticas presentes, el cuidado y respeto hacia la naturaleza, etc.
Cierre: Finalmente, se vuelve a la sala con el curso y ahí se les pregunta, ¿cuáles de los lugares que
vieron les gustó más?, si acaso ¿se acuerdan de cuál era el trabajo que hacen los guardias en el
colegio?, si ¿se acuerda de cómo cruzar la calle? Si se desea, se les puede solicitar que dibujen la
parte del recorrido que más les gusto para que la lleven a su casa y lo comenten con sus papás.
Programa de Educación Vial -PEV- Colegio Pedro de Valdivia, Peñalolén 2012.
“Mi Comunidad Transita Consciente: Andamos con Respeto, Tomamos la Responsabilidad
2° Semana del 2 al 8 de abril: “SEÑAL VIAL”
Actividad: Conocer y pintar las señales viales.
Duración: 25 min.
Objetivo: Familiarizarse con las señales de tránsito.
OFT: Estimular estados de calma y armonía en los niños a partir de una actividad artísiticaeducativa.
Inicio: Para comenzar la actividad se puede hacer una rememoración del recorrido que se realizó la
semana pasada, qué vieron, qué conocieron, qué aprendieron. De ahí se puede puntualizar en las
señales de tránsito que vieron, si recuerdan más o menos qué dibujos tenían o cuáles eran sus
indicaciones.
Desarrollo: Luego se les invita a pintar alguna de las señales que ellos prefieran. Lo principal es que
la pinten del mismo color que corresponde, no es necesario que sepan el nombre del color, sino
más bien que copien a la original. Las láminas originales pueden estar pegadas en las mesas o en el
pizarrón. Lo importante en esta actividad, además de incentivar cierta familiaridad entre el niño y
las señales de tránsito, es incentivar por medio del dibujo, habilidades como el cuidado y la
paciencia, promocionando estados de tranquilidad en los menores a través del ejercicio. Para ello,
es importante que el niño perdure en una sola actividad, no se trata de que la pinten rápido y
terminen, sino más bien, que reconozcan los colores, se fijen en cómo la pintan, cuidando no
salirse de los bordes, e inclusive pueden ir agregando más elementos viales que ellos recuerden,
de sus viajes o del paseo que hicieron la semana anterior.
Cierre: Los dibujos se les entregan a las misses para que estos sean ocupados durante la próxima
semana. Se les agradece por su participación en la actividad, y se les puede promover su actitud de
trabajo felicitándolos por su perseverancia y dedicación al pintar.
3° Semana del 9 al 15 de abril: “CIRCUITO EN LA SALA”
Actividad: Construir y jugar en un Circuito Vial en la Sala
Duración: 30 min.
Objetivo: Incentivar conductas viales atentas y prudentes como: escuchar, observar, andar
despacio, etc.
OFT: Estimular el trabajo en equipo y la acción colaborativa.
Inicio: Nuevamente, se les puede recordar a los niños la actividad vial que realizaron la semana
pasada, o preguntarles como llegaron hoy en la mañana, si vieron muchos autos o si usaron
cinturón. Luego pedirles su ayuda para realizar la siguiente actividad. Explicarles que van a
construir calles en la misma sala para aprender a transitar con cuidado y con respeto.
Programa de Educación Vial -PEV- Colegio Pedro de Valdivia, Peñalolén 2012.
“Mi Comunidad Transita Consciente: Andamos con Respeto, Tomamos la Responsabilidad
Desarrollo: Primero, con la ayuda de los niños, mover las sillas y las mesas con tal de dejar un
espacio libre en la sala. Luego, con cintas adhesivas o con las mismas mesas y sillas, construir de
forma simple un pequeño circuito, puede ser un como una pequeña manzana (un cuadrado doble)
marcado por las cintas, lanas, mesas, etc. Ahí mismo pueden poner, siempre con la ayuda de los
niños, las señales pintadas por los niños en el suelo. Y ahí, primero lo recorren todos juntos viendo
las señales, o se pueden separa en conductor, peatón o pasajero dándoles tiempo para que
jueguen en él.
Cierre: Para cerrar, se pueden tomar las señales de los niños, y pedirles a ellos que los vayan
pegando en el pizarrón. Entre todos, van desarmando el circuito y ordenando nuevamente la sala.
ACTIVIDADES PEDAGÓGICAS ALTERNATIVAS
I.
CUENTA CUENTOS: “YA DECIDÍ POR LA ALEGRÍA”.
Duración: 20 min.
Objetivo: Estimular el desarrollo de la consciencia sobre nuestras predisposiciones anímicas.
OFT: Reconocer la responsabilidad individual en la realidad que observo.
Actividad: Contarle a los estudiantes el siguiente cuento. En lo posible, tratar de ser lo más
descriptivo en el relato para facilitar el trayecto imaginativo de quienes escuchan.
La pequeña, bien perfumada y orgullosa anciana de 78 años, completamente vestida cada
mañana a las 8 en punto, con su cabello arreglado y el maquillaje perfectamente aplicado,
se muda hoy a un asilo. Su esposo de 80 años, murió recientemente, lo que motivó la
mudanza.
Después de muchas horas de esperar pacientemente en el recibidor del asilo, sonrió
dulcemente, cuando se le dijo que su cuarto estaba listo.
Mientras se desplazaba con su andadera hacia el elevador, le dictaron una descripción
detallada de su pequeño cuarto, incluyendo las cortinas que colgaban de su ventana.
-
"Me encanta", afirmó, con el entusiasmo de un niño de 8 años al que le acaban de
entregar una nueva mascota.
-
"Sra. Aguilar, no ha visto el cuarto, espere".
-
"Eso no importa", respondió.
-
"La felicidad es algo que decides con el tiempo. Si me gusta o no mi cuarto, no depende
de cómo estén arreglados los muebles, depende de cómo arregle mi mente… Ya decidí
que me gusta. Es una decisión que hago cada mañana cuando me levanto. Tengo la
elección: puedo pasar el día en la cama, repasando la dificultad que tengo con las
partes de mi cuerpo que no funcionan, o salir de la cama y estar agradecida por las
partes que sí funcionan… Cada día es un regalo, y mientras se abran mis ojos, me
enfocaré en el nuevo día y los recuerdos felices que he almacenado sólo por ésta vez en
mi vida.
Programa de Educación Vial -PEV- Colegio Pedro de Valdivia, Peñalolén 2012.
“Mi Comunidad Transita Consciente: Andamos con Respeto, Tomamos la Responsabilidad
Fin.
Cierre: Preguntarles a los estudiantes ¿Qué les pareció la historia?, ¿Qué les llamó la atención?,
¿Cuáles son los valores que están presentes y de qué forma? También se puede indagar en las
mismas experiencias de los estudiantes donde ellos puedan ver cómo su actitud influye en la
realidad y su valoración de esta.
II. DINÁMICA COLECTIVA: “EN COMUNIDAD”
Duración: 20 min
Objetivo: Promover en los estudiantes el sentido de “comunidad”, reconociendo la manera en que
cada individualidad afecta al todo.
OFT: Estimular el trabajo en equipo, el dominio de sí mismo para el beneficio colectivo del que
cada uno es parte.
Contenido: Para aprender qué significa ser parte de una comunidad, desde un nivel básico, se
puede comprender en términos de las acciones que podemos realizar en la medida en que
estamos “todos” presentes. Por ejemplo, si un niño quiere levantar solo una caja pesada, este no
va a poder, más si une con otros, lo conseguirá. Para hacer esto, requiere que de forma explícita o
implícita establezcan ciertos acuerdos considerando los recursos que tienen (Ej. la fuerza de sus
manos) y un propósito común (levantar la caja). Agruparse con otros y trabajar en equipo, son
nociones fundamentales para forjar más adelante el sentido de vivir en comunidad.
Actividad: “Una Gota en La Lluvia”
1. Invitar a los niños a realizar una actividad diferente y entretenida que se ha desarrollado
para ellos para que aprendamos a transitar en comunidad. Sin embargo, esta dinámica
sólo puede resultar si ellos guardan absoluto silencio y están atentos a lo que sucede.
2. Desde sus puestos, contarle a los niños que ahora ellos mismos podrán crear una lluvia.
¿cómo lo harán?... con atención y silencio. Con el dedo índice de su manos derecha, van a
golpear suavemente su palma izquierda (ahí el profesor le puede enseñar cómo).
3. Una vez que los estudiantes practican el movimiento. Pedirles que paren, porque ahora sí
lo harán como una verdadera lluvia.
4. Todos sentados y callados, el profesor va ir tocando la cabeza de los estudiantes. Cuando
el estudiante sienta que lo tocaron, ahí comienza a realizar “su gota”, y todo el resto
escuchamos atentamente cómo va a comenzar esta lluvia.
5. Poco a poco, más estudiantes serán tocados. Es recomendable ir tocándoles la cabeza
lentamente y de uno en uno. Así, más gotas de lluvia empezarán a sonar… La lluvia puede
ir aumento en cantidad e intensidad, esto dependerá del grupo. Tratar que el proceso de
crear una gran lluvia, sea lo más extenso posible para que los niños registren mejor la
experiencia.
6. El propósito es que los niños, interesados por crear esta lluvia, puedan renunciar a sus
ganas de hablar y distraerse, y así como él o ella misma quiere ser una gota en la lluvia,
Programa de Educación Vial -PEV- Colegio Pedro de Valdivia, Peñalolén 2012.
“Mi Comunidad Transita Consciente: Andamos con Respeto, Tomamos la Responsabilidad
también se interese por escuchar a las otras gotas, y de a poco, a través de esta práctica,
podrá dar cuenta de aquello que han sido capaces de generar entre todos unidos.
7. Luego el profesor puede realizar unas preguntas como: cuando la lluvia sonaba bien
fuerte, ¿ustedes podían diferenciar cuál gota era de “nombrar un estudiante” y cuál era de
“nombrar otro estudiante?, ¿si alguno de ustedes paraba en algún momento, dejaba la
lluvia de sonar?, ¿cuántos niños eran necesarios para que sonara la lluvia?
8. Lo importante es que podamos ver cómo cada uno es importante para crear la lluvia, y
aunque no se sabe quien hizo tal gota o tal otra, no importa si la gota la hizo mi
compañero que me cae bien o el que me cae mal, todos fueron necesarios para crear esta
lluvia que tanto nos ha refrescado y hemos disfrutado.
9. Agradecerle a los niños su participación.
III. DINÁMICA CORPORAL: “ATIENDO A MI CUERPO”
Duración: 30 min.
Objetivo: Promover a los estudiantes a atenderse a sí mismos, particularmente su cuerpo y lo que
este manifiesta.
OFT: Incentivar el autoconocimiento e integración mente-cuerpo-emoción
Contenido: Cuando transitamos por el colegio, las vías, plazas, autopistas, etc. Lo primero que
podemos percibir es a nosotros mismos, ¿cómo nos comportamos?, ¿cuál es nuestra
predisposición?, ¿Qué consideraciones tomo cuando transito? Para llegar a este punto reflexivo,
durante nuestro crecimiento, es importante aprender a mirarse a sí mismo, a reconocernos en
nuestras dimensiones (mental, emocional, física y espiritual) y cómo estos aspecto de sí se
manifiestan en distintos contextos (familiar, educativo, entre pares, etc.) En la evolución humana,
el primer reconocimiento hacia uno mismo, es el de nuestro cuerpo, sus sonidos y movimientos.
Una vez que nos hemos identificado con nuestro cuerpo podemos habitarlo de mejor manera
potenciando el desarrollo de las habilidad psicomotriz; en este sentido, resulta pertinente
reflejarle a los niño/a sus capacidades para predisponer su cuerpo de ciertas formas, mostrándoles
sutilmente la diversidad de mensajes que transmite un cuerpo (ej. Un perro está moviendo la cola,
¿qué significa?).
Actividad: “La Expresión de Mi Cuerpo”
1. Contarles a los niños la siguiente historia a modo de relato personal:
“Hoy en la mañana venia para acá, y un perrito se me acerco y movía la cola, y yo lo veía y
me pregunté ¿qué habrá querido decime con su cola tan movediza? Cuando salí de mi
casa, me encontré con la vecina y la salude desde mi jardín, y ella me saluda así: “Hola
Vecina…” (Con la voz baja, los hombros caídos y la cabeza inclinada hacia abajo) Y yo me
pregunte, ¿Qué le habrá pasado? De ahí cuando llegué al colegio, me encontré con un
estudiante y me dijo “¡Hola Miss!” (Con la voz fuerte, sonriendo y levantando los brazos) Y
yo pensé: Parece que mi estudiante está muy contento…
2. A continuación se les explica a los niños, que hoy verán cómo podemos ver los mensajes
del cuerpo, ya que no es lo mismo si alguien nos dice “Hola”… (Con la voz baja y los brazos
Programa de Educación Vial -PEV- Colegio Pedro de Valdivia, Peñalolén 2012.
“Mi Comunidad Transita Consciente: Andamos con Respeto, Tomamos la Responsabilidad
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
caídos), a si nos dice ¡Hola! (con la voz fuerte y sonriendo). Es la misma palabra, ¿pero cuál
es la diferencia?”
Luego, si se desea se puede solicitar que los niños se paren y actúen los siguientes
movimientos. Si se prefiere mantener a los niños en sus puestos, el profesor puede
enseñarles los ejemplos y ellos adivinar cuál es la emoción reflejada. Si no, también se le
puede ir pidiendo de a un niño que ayude al profesor a enseñar las acciones a representar.
Primero se refleja la tristeza, no comentar a los estudiantes de qué emoción se trata, sólo
enseñar los movimientos. Partir con movimientos lentos, arrastrando los pies, inclinando
el cuerpo hacia abajo, andando torpemente, con los ojos medios cerrados y respirando
lento. De ahí preguntarles a los niños con voz pausada y pastosa, ¿Cómo nos podríamos
sentir si estamos caminando así?
Luego, representar el miedo caminando con los ojos bien abiertos, mirando hacia todos
lados rápidamente, con el cuerpo inquieto, movimientos tiritones y entrecortados, los
brazos un poco contraídos, la boca apretada y respirando bien rápido. Preguntarle a los
niños, ¿y si andamos así que nos podría estar pasando?
Ahora se camina enojados, de forma brusca, con movimientos rectos y secos. El ceño
fruncido, la boca estrechada, la voz seria y cortante. Los pasos tensos y pesados,
reteniendo la respiración. Y preguntarles ¿Y si yo estoy así, qué me puede estar pasando?
Finalmente, caminar tranquilos, con pasos ligeros, boca ligeramente sonriente, brazos
sueltos, ojos contemplativos, respiración fluida. Preguntándoles a los niños, ¿Cómo se
siente una persona que anda así?
A modo de cierre, se les puede pedir a los niños que hagan una adivinanza. Cada uno en
silencio desde su puesto va a poner una cara y su compañero de al lado le toca adivinar,
qué sentimiento está mostrando, ¿pena, alegría, miedo, enojo?
Para finalizar, se les invita a que durante esta semana presten más atención a su cuerpo y
el cuerpo del otro, viendo qué mensajes está dando.
IV. DINAMICA GRUPAL: “ANDANDO CON RESPETO”
Duración: 25 min.
Objetivo: Estimular el respeto y la valoración de los otros a través de la expresión de una
consideración positiva hacia quienes nos rodean.
OFT: Incentivar la integración, desde la creación de estados de predisposición positivos.
Contenido: Para poder concebirnos como comunidad escolar, es preciso reconocer e integrar a
cada uno de los miembros que la componen: padres, profesores, estudiantes, administrativos,
directores, guardias, inspectores, etc. En el caso particular de los niños, una de sus comunidades
más cercanas es aquella que forman con su propio curso. En este espacio, es posible promoverlos
a reconocerse y valorarse entre ellos, creando a través del vínculo el sentido de unidad.
Programa de Educación Vial -PEV- Colegio Pedro de Valdivia, Peñalolén 2012.
“Mi Comunidad Transita Consciente: Andamos con Respeto, Tomamos la Responsabilidad
Actividad: “Los Mil Saludos”
1. Recordando lo esencial que es el orden y el silencio para que la actividad resulte bien.
Contarles a los estudiantes, que hoy vamos a jugar al juego de “Los Mil Saludos”, para eso
necesitarán escuchar muy atentamente al profesor/a.
2. Primero se van a parar de sus puestos, y callados van a caminar por la sala mirándose sus
pies. La idea es que cada vez que choquen con un compañero, se saluden, pero de
distintas maneras. Primero, van a partir con que cada vez que se encuentren con un
compañero, lo van saludar sólo mirándolo a los ojos, agachando levemente la cabeza y
colocando cada uno su mano en su corazón. (El profesor muestra como si fuese una sutil
reverencia)
3. Después de unos segundos que se saluden de esa forma. Ahora, cuando se encuentren con
un compañero, pedirles que cada vez que se encuentren con un compañero, saludarlo
dándole una mano y con la otra haciéndole el signo de paz.
4. Pasado un tiempo, se saluden esta vez juntando un codo con el otro codo de su
compañero y se cierran un ojo.
5. Por último, pedirles que se saluden levantando las dos manos y chocándolas despacio con
las de sus compañeros y juntos se van a decir ¡hola!
6. Una vez que entre todos se hayan saludado de distintas maneras. Se les puede contar a los
niños que a través de acciones tan simples como saludarse, es posible mostrar respeto
hacia las otras personas. Saludar amablemente a todos aquellos que vemos a diario, como
a los profesores, los guardias, los inspectores, las tías del aseo, a los propios compañeros,
es una muestra de respeto y educación que ayuda a que entre todos nos llevemos mejor.
V. DINÁMICA TEATRAL: APRENDIZAJES EN LAS VÍAS.
Duración: 30 min
Objetivo: Incentivar a los estudiantes a conocer la realidad de tránsito, a través de ejemplos
referentes a su contexto usual.
OFT: Promover la participación para el aprendizaje vivencial.
Actividad: Invitar a 3 estudiantes a que, a modo de “Radio-teatro”, representen la siguiente
historia. Mientras, otros 3 compañeros pueden realizar las mímicas del relato. El profesor será
relator inicial:
El papá de Nacho, todas las mañanas sale puntual a las 7 am junto a sus dos hijos para ir a
dejarlos al colegio. Mientras conduce llama por celular a su oficina para que este todo listo
cuando él llegue. En el auto, Nacho aprovecha el viaje para leer, pero a Flor, su hermanita, le
encanta sacar los brazos por la ventana o incluso la cabeza. Un día, Flor de nuevo había sacado
los brazos por la ventana, su papá la vio e inmediatamente le dijo:
-
Papá: Hija, no hagas eso, ¿no sabes acaso que podrías causar un accidente?, ¡los autos
pasan muy cerca y podría golpearte o dañarte gravemente los brazos!
-
Nacho: Papá, tu quieres cuidar a mi hermana, pero no te das cuenta que cada mañana tú
también nos pones en riesgo, vas manejando y hablando por celular.
Programa de Educación Vial -PEV- Colegio Pedro de Valdivia, Peñalolén 2012.
“Mi Comunidad Transita Consciente: Andamos con Respeto, Tomamos la Responsabilidad
-
Papá: ¡shhh! ¡Silencio!.. No me hagas enojar.
En ese mismo momento, por otra calle andaba un ciclista con sus audífonos escuchando
música a alto volumen. Se detiene al llegar al semáforo, impaciente por cruzar rápido la calle y
piensa:
-
Ciclista: luz verde, luz verde…que toque la luz verde... rápido, rápido… ah, no veo venir
ningún auto, voy a pasar nomás…
Mientras tanto, el papá de Nacho y Flor seguía discutiendo con sus hijos, y cuando llegó a la
esquina no vio al ciclista que cruzaba apuradamente, él seguía andando cuando Nacho le gritó:
-
Nacho: ¡PAPÁ!, ¡PARA! ¡LA BICICLETA!
El papá frenó al instante, pero como los autos se demoran en parar, topó la rueda trasera de la
bicicleta y el ciclista cae al suelo. Todos salieron corriendo del auto a ver al ciclista, y cuando
llegaron le preguntaron inmediatamente.
-
Papá: Disculpa joven, estaba distraído y no te preste atención, ¿estás bien?
-
Ciclista: Discúlpeme usted señor, que yo iba apurado y no miré si venía un auto. Suerte que
al menos ando con mi casco que me ha salvado de un gran golpe.
-
Papá: Ah, qué bueno. Esta ha sido una gran lección para todos.
-
Ciclista: Ni me lo diga…
-
Nacho: Esta fue una lección para todos.
Fin.
Cierre: Preguntarles a los niños, ¿Qué lección aprendieron ellos?, ¿Cuáles fueron las acciones
peligrosas que ocasionaron el accidente?, ¿Qué les dirían ellos al papá de Nacho y Flor para que
maneje mejor?, ¿De qué forma Nacho y Flor pueden ayudar a su papá cuando maneja? Luego si se
desea, se les puede preguntar si ellos han participado de algún accidente de tránsito y de qué
formas podrían haberlo evitado. Para cerrar, agradecer a los niños su atención, e incentivarles a
que estén atentos en las vías.
VI. CUENTA CUENTO: “EL DOCTOR V Y EL CONDUCTOR RESPETUOSO”
Duración: 30 min.
Objetivo: Promover el respeto y paciencia al transitar.
OFT: Estimular la atención y concentración en los estudiantes.
Inicio: Si es posible, invitar al curso a acomodar la sala para que todos se sienten en círculo. Para
ello es importante que todos colaboren a que se haga así. Se les puede preguntar, ¿Cuánto de
ustedes miran para los dos lados al cruzar la calle?, si ¿han visto personas que corren en la calle o
si han escuchado bocinas en la mañanas? ¿Por qué creen que pasa eso? Ahí, se les invita a
escuchar el cuento de un doctor que quería ayudar a que todos transitemos mejor.
Programa de Educación Vial -PEV- Colegio Pedro de Valdivia, Peñalolén 2012.
“Mi Comunidad Transita Consciente: Andamos con Respeto, Tomamos la Responsabilidad
¡Erase una vez! Un inventor llamado Doctor V, que cruzaba la calle para tomar los ricos
rayos del sol en una banca de la plaza de su barrio. Mientras los niños jugaban, él creaba
nuevos inventos que ayudarían a la humanidad. ¡El Doctor V era el inventor más bueno del
mundo!
Un día, al Doctor V le llamó la atención el ruido que había en calle, miró por la ventana y
vio una invasión de autos. Esa tarde salió de su casa, como todos los días, para ir a la
plaza, pero… ¡no pudo cruzar la calle! porque los autos pasaban a gran velocidad y no
respetaban el paso peatonal.
El Doctor V esperó horas que los autos bajaran la velocidad, pero no lo hicieron, así que
volvió a su casa muy triste. Ahora la plaza estaba sin niños, porque nadie podía cruzar la
calle.
El Doctor V se puso a pensar. “¡Los autos no eran el problema, sino que eran los
conductores, que no respetaban las señales viales!”. Después de mucho pensar, se le
ocurrió una nueva idea: ¡él crearía un auto que sólo andaría, si el conductor obedece las
señales de tránsito!
Durante semanas el Doctor V trabajo sin parar. Una tuerca aquí, unas palancas allá, el
motor por acullá…Y ¡listo!, Pero el Doctor V tenía un pequeño problema, él no sabía
manejar. Siempre había usado su bicicleta para moverse de un lugar a otro, claro está, con
su casco, luces y reflectantes. “¿Pero quién era tan respetuoso de las señales de tránsito,
para hacer que el auto se moviera?”. Ahí se le ocurrió otra buena idea al Doctor V. Haría un
concurso para seleccionar al conductor de su auto.
Colocó un cartel en la puerta de su casa, que decía; “Se necesita conductor que sea
respetuoso de los demás y de las señales de tránsito para manejar súper auto, construido
por el Doctor V”.
“¡Quizás a nadie le interese manejar mi auto!”, pensó el Doctor V. Pero grande fue su
sorpresa, al ver a cientos de personas paradas en su puerta, discutiendo por quién había
llegado primero.
El último de la fila, era Andrés que se había quedado dormido por estar hasta muy tarde en
la noche repasando las señales de tránsito. Cuando llegó, vio con asombro que era el
último de la fila, pero no se desanimó. Andrés era muy paciente, y se entretuvo escuchando
lo que decían las otras personas en la fila, mientras esperaba que el Doctor V comenzara el
concurso.
“¡Que yo nunca me he pasado un signo pare!”, dijo uno, “¡Que siempre uso el cinturón de
seguridad!”, dijo otro, “¡Que jamás contesto mi celular mientras manejo!”, dijeron muchos.
Los demás hablaban de cómo respetaban a los peatones y que nunca sobrepasaban los
límites de velocidad. Eso, mientras seguían tratando de determinar quién había llegado
primero y quién sería elegido por el Doctor V.
Programa de Educación Vial -PEV- Colegio Pedro de Valdivia, Peñalolén 2012.
“Mi Comunidad Transita Consciente: Andamos con Respeto, Tomamos la Responsabilidad
Uno a uno iban entrando los concursantes. Al rato, salían muy molestos sin haber logrado
hacer andar el auto del Doctor V. Decían a gritos que ese auto no funcionaba, que estaba
malo, que era basura… Esos conductores, enojones y mal educados, lo único que habían
logrado hacer con el auto, era encender las luces o la radio, pero ninguno había prendido el
motor.
El día fue avanzando y Andrés cada vez estuvo más cerca de la puerta del Doctor V. A las
seis de la tarde sólo quedaban tres participantes antes que Andrés; En ese momento el
doctor salió a decir que recibiría a los últimos cuatro concursantes, y a nadie más. Había
sido un día muy largo y cansador.
“Qué suerte - pensó Andrés-, ¡soy el último de la fila!” Pero justo en ese momento, alguien
se paro detrás de él.
Andrés le iba a decir a esa persona que él era el último de la fila y que el doctor no
atendería a nadie más. Pero cuando se dio vuelta, vio que era un joven que estaba en silla
de rueda.
“¡Qué triste, cuánto esfuerzo le debe haber tomado llegar hasta aquí, y para nada!”, pensó
Andrés.
Así era. A Francisco, el joven de la silla de ruedas, le había costado un montón llegar hasta
la casa del Doctor V, a pesar de haber salido muy temprano de su hogar.
Todos los conductores que habían fallado, pasaban a su lado y le decían que no tenía
ninguna oportunidad de participar del concurso.
Y llegó el turno de Andrés. Caminó hacia a la puerta, pero no entró. Pensó que era injusto
que el joven en silla de ruedas no participara del concurso.
Andrés habló con el doctor y le dijo que él cedía su turno al joven en silla de ruedas.
“¿Y tú no vas a participar?”, preguntó el doctor V.
“Ya tendré otra oportunidad”, dijo Andrés. Pero en ese momento Francisco preguntó al
doctor: “¿Y no es posible que los dos participemos juntos del concurso?”.
“Ésa es la mejor idea que he escuchado”, exclamó el Doctor V.
Y así fue, Andrés y Francisco participaron juntos ¡Y adivinen qué!
Todos vieron cómo Andrés y Francisco hacían funcionar el súper auto. Después de
responder una serie de preguntas hechas por el computador que tenía el auto.
Desde ese día los dos jóvenes fueron grandes amigos y manejaron el auto del Doctor V,
quien otra vez pudo sentarse en su banco favorito de la plaza, porque ahora no es
problema cruzar la calle… Pero no es porque todos los autos sean súper autos, si no que
porque todos imitaron a Andrés y Francisco.
Hay que ser bueno y respetuoso con los demás.
Programa de Educación Vial -PEV- Colegio Pedro de Valdivia, Peñalolén 2012.
“Mi Comunidad Transita Consciente: Andamos con Respeto, Tomamos la Responsabilidad
¡Colorín colorado este cuento se ha acabado!
Cierre: Preguntarles a los niños ¿qué les pareció el cuento? ¿Cómo se comportaba Andrés que lo
ayudo a ganar el concurso? ¿Cómo podrían ellos mismos comportarse en las mañanas para ser
más respetuosos? Se agradece a los niños y se vuelve a reordenar la sala.
Descargar

Actividades Pedagógicas Infa nt.