LEGIONELLA/LEGIONELOSIS
La LEGIONELLA es un tipo de bacteria del que se conocen 48 especies y más de 70 serogrupos,
siendo la LEGIONELLA PNEUMOPHILA la que se relaciona más frecuentemente como causante
del 85% de los casos de Legionelosis en humanos.
La Legionella vive y se desarrolla en ambientes acuáticos naturales (ríos, lagos, embalses,…)
desde donde puede colonizar los sistemas de abastecimiento de agua, incorporándose a las
redes de agua de edificios e instalaciones que requieran agua para su funcionamiento.
La legionella necesita unas condiciones determinadas para desarrollarse y multiplicarse hasta
alcanzar concentraciones que puedan causar enfermedad (dosis infectiva), como son:


Medio hídrico con temperatura entre 20 y 45° C, por debajo de 20° C la bacteria se
encuentra en estado latente, a partir de 45° C deja de multiplicarse y por encima de
70° C muere. La tempera óptima de crecimiento es de 35-37° C.
El estancamiento del agua y la acumulación de nutrientes (biofilm, óxidos de hierro,
precipitados, lodos,..) que constituyen el nicho ecológico adecuado para la legionella
(biocapa). La presencia de incrustaciones le sirve como estructura de asentamiento
defensivo frente a la agresión de los desinfectantes.
A partir de estas instalaciones en las que se multiplica, la LEGIONELLA puede infectarnos. Para
ello deben producirse aerosoles de forma que la bacteria pueda ser transportada por el aire e
inhalada por las personas.
La LEGIONELOSIS es una enfermedad bacteriana de origen ambiental que presenta
fundamentalmente dos cuadros clínicos bien diferenciados:
- Una neumonía con fiebre alta denominado "Enfermedad del Legionario"
- Un cuadro tipo gripal y de carácter leve conocido como "Fiebre de Pontiac"
Su nombre proviene del primer brote de la enfermedad asociado a esta bacteria que ocurrió y
afectó a los participantes en una convención de la Legión Americana en 1976 en un hotel de
Pensilvania. Anteriormente era considerada como un tipo de “neumonía atípica”, Desde
entonces se han detectado en todo el mundo numerosos brotes epidémicos, así como casos
aislados.
Desde 1997 es una enfermedad de declaración obligatoria. Los casos y brotes son vigilados
por las comunidades autónomas y notificados a través de la Red Nacional de Vigilancia
Epidemiológica
La vía de transmisión de LEGIONELLA es AEREA y no se ha datado riesgo alguno de enfermar
por beber agua contaminada por LEGIONELLA, ni de transmitirse de persona a persona.
FUENTES DE CONTAMINACIÓN/PROPAGACION-INSTALACIONES DE RIESGO:
-
Torres de Refrigeración y condensadores Evaporativos
Red de Agua Sanitaria (fría y caliente)
Instalaciones Deportivas, Spas, jacuzzis, piscinas terapéuticas, chorros a presión,…
Centrales humidificadoras industriales
Sistemas de agua contra incendios
Fuentes decorativas
….. otros sistemas que acumulen agua
PREVENCIÓN Y CONTROL DE LA LEGIONELLA:
Es preciso establecer un PROGRAMA GENERAL DE ACTUACIONES, cumpliendo con el Real
Decreto 865/2003 de 4 de julio, por el que se establecen criterios higiénico-sanitarios para la
prevención y control de la legionelosis.
El Plan de Mantenimiento básico en los sistemas de riesgo consta de un conjunto de
revisiones, operaciones de limpieza y desinfección y controles analíticos. Todo esto adecuado
a cada instalación mediante una metodología de trabajo basada en el Análisis de Peligros y
Puntos Críticos de Control (APPCC) y con el objetivo de la minimización de los riesgos
asociados con la LEGIONELLA.
Aspectos fundamentales son:
1. Diagnóstico inicial para evaluar los riesgos del sistema como potencial fuente de
contaminación.
2. Adecuación de la instalación incluyendo posibles cambios estructurales para la
correcta ejecución de las operaciones del plan de mantenimiento. A modo de ejemplo:
- Una instalación mal diseñada puede producir estancamientos de agua que favorezcan
la formación de biocapa o acumulaciones de agua a temperatura no adecuada que
favorezcan la proliferación de la Legionella.
- Se debe favorecer la accesibilidad de los depósitos y conducciones para su correcta
limpieza y desinfección.
- Los materiales deberán soportar los tratamientos (térmicos o químicos) sin producir
fenómenos de corrosión e incrustación.
3. Formación del equipo de trabajo. Establecimiento de procedimientos normalizados de
trabajo. Plan de formación y asignación de funciones.
4. Plan de revisiones y de vigilancia de la calidad del agua, tanto de aspectos físicoquímicos como de control microbiológico.
5. Sistema de documentación del Plan de mantenimiento: protocolos, operaciones
realizadas, resultados de los análisis, revisiones, incidencias, medidas adoptadas,….
6. Vigilancia continua del Plan de autocontrol. Cumplir, revisar y modificar programa
siempre que haya algún cambio en el proceso o en la infraestructura.
Descargar

La LEGIONELLA es un género de bacterias de las que cabe