Sobre el manejo con los residuos sólidos
El problema de los residuos sólidos con sus consecuencias para la salud y el
medio ambiente de la región ocupan un segundo lugar en los problemas
ambientales de Nicaragua después del despale discriminado de los bosques.
Los residuos líquidos y sólidos de todo tipo se encuentran en todos lados, donde las
personas viven y trabajan. En las ciudades y en los pueblos, en las calles y caminos.
Todo tipo de desechos son echados en los ríos y riachuelos, en los cauces y en
muchas lagunas del país. Estos determinan muchas veces la vista en las costas del
pacífico y del atlántico. Particularmente son notorios los millones de bolsas de
plásticos de colores que son llevadas por el viento. Quién llega a Managua por vía
aérea, lo primero que observa poco momentos antes del aterrizaje, el mayor
contaminante de la región, el botadero de Acahualinca el cual desde hace muchos
años se quema y emite una gran cantidad de humos con altos contenidos de
dioxinas y partículas que provocan cáncer, el cual se distribuye en una gran área y
diariamente hasta unos 1.200 toneladas de desechos de la capital se empiezan a
quemar.
Residuos urbanos como fuente de enfermedades
Quién no mire los desechos, los puede oler, ya que el hedor de los residuos
orgánicos, gases tóxicos y cenizas de las quemas de basura, aunque estén lejos son
trasladados por el viento y producen enfermedades respiratorias como tos,
bronquitis, neumonía, alergias y no por último toda clase de cánceres.
También la contaminación de las aguas tiene consecuencias para la salud de las
personas y de los recursos naturales. Solamente en Masaya se echan diariamente
unos 20 toneladas de desechos en los causes y en los basureros ilegales, los cuales
cuando viene la lluvia son arrastrados hacia la laguna volcánica. Esta reserva natural
de agua muere sistemáticamente – así mismo como el lago de Managua, al cual le
llegan muchas aguas tóxicas sin tratamiento de muchas industrias como la zona
franca Las Mercedes. El mismo lago de Nicaragua empieza emitir hedor en muchos
puntos, ya que a sus aguas llega mucha basura y aguas sin tratamiento.
En Nicaragua no se produce tantos residuos sólidos en comparación con otros
países: aproximadamente unos 650 gramos por persona por día. Esto da con una
población de 5,5 millones de habitantes unas 3,575 toneladas al día o 1.305,000
toneladas al año o 237 kilogramos por habitante al año. Los habitantes de los
Estados Unidos producen 760 kilogramos por persona al año, lo que significa más
de dos kilogramos diarios. En Alemania esta cifra alcanza los 485 kilogramos por
habitantes al año, que es 1,33 kilogramos diario por persona (Suiza 650 kg, Gran
Britania 558 kg, Francia 539 kg, Japón 410 kg).
En muchas sociedades de consumo del „viejo mundo“ no existe más el riesgo de
plagas por mal manejo de los desechos sólidos. Las plagas de ratas, moscas,
epidemias como bronquitis en niños menores o dengue son tan raras como las
quemas de vertederos. Esto se debe a que después de muchas malas experiencias
con el mal manejo de los desechos sólidos y por la ignorancia sobre el potencial de
riesgos de los excrementos, se logró desde hace más de 100 años llevar a cabo
desarrollar códigos de comportamiento, técnicas y leyes, que tienen que ver con la
higiene. Sin embargo esto no significa automáticamente que se manejen las
materias primas y la energía de una forma eficiente paralelamente.
Riesgos y ventajas de los residuos sólidos
Hasta un 90 por ciento de los residuos en Nicaragua son orgánicos, tomando en
cuenta papeles y cartones. Esto tiene sus ventajas y riesgos al mismo tiempo. Si la
basura solamente se deposita y no es tratada, entonces empieza inmediatamente a
descomponerse. Moscas, cucarachas y otras plagas de insectos se esparcen, el
viento esparce éstos junto con el polvo y una gran cantidad de bacterias productoras
de enfermedades, así como esporas de hongos peligrosos. Si los residuos son
quemados contaminan el aire con humos tóxicos y cuando llueve corren lixiviados
peligrosos a las aguas subterráneas.
¿Donde están las ventajas? A través del uso del potencial de reciclaje y la
construcción de sistemas de reciclaje se ahorran materia prima y energía, así se
disminuye la cantidad de residuos que se tengan que depositar.
El ejemplo del compostaje
Observemos un ejemplo de la producción de compost por medio de la fracción más
grande en los residuos, la fracción orgánica. Cuando los residuos orgánicos de
cocina, jardín y de la agricultura misma se combinan con el estiércol de los animales
y otro tipo de materiales como aserrín y desechos de los mataderos se pueden
compostar muy bien, este proceso origina después de unos tres meses un abono
orgánico de un alto valor nutritivo para las plantas y el suelo. El compostaje es el
método más antiguo de reciclaje que se conoce en la historia de la humanidad,
además que es un proceso natural en el cual las bacterias, hongos y otros
microorganismos transforman en abono todo material orgánico hasta con un
contenido de un 20% de humus. Durante este proceso se alcanzan temperaturas
hasta de 75 °C, temperatura a la cual se eliminan todos los vectores humanos,
animales y vegetales productores de enfermedades y al mismo tiempo se higieniza
el producto final. Hasta el producto final, el material original pierde casi la mitad de
su peso por la pérdida de la humedad, gases y calor. Como miramos es mejor
producir de los residuos orgánicos compost que moscas o lixiviados.
Veamos las ventajas económicas en general: con recursos locales y regionales se
pueden sustituir fertilizantes químicos, los cuales son producidos con petróleo y de
deben de importar. El compost tiene un potencial nutricional hasta de un tercio de los
fertilizantes químicos, pero el compost es un mejorador de suelo, el cual por su
contenido de humos logra frenar la erosión y mejora la estructura del suelo. Por
último las plantas abonadas con compost son plantas muy saludables y tienen mejor
calidad – y son indispensables en la agricultura orgánica.
¿Cuál sería la magnitud económica del compostaje en Nicaragua?
Supongamos, que cerca del 50% de la fracción orgánica en el sector urbano se
utiliza para la elaboración de compost. Esto es casi 600,000 toneladas de material al
año, de esto se producen 300,000 toneladas de compost. Esto significa unos
6.521.739 quintales de abono. Si el precio de venta por quintal es de C$ 30.00
entonces se puede originar un valor de unos 19.565.217,-- Córdobas al año –
¡solamente de recursos nacionales !!!
Otras reservas para la utilización de los residuos orgánicos como material para el
compostaje son los jardines que hay en cada casa nicaragüense. En vez de quemar
las ramas, hojas y los residuos orgánicos de la cocina a la orilla de la calle, lo que
origina gases y humos tóxicos, este material se puede comportar en un lugar
sombreado en los patios o jardín y luego ser usado como un abono gratis para los
árboles frutales y flores. La receta es fácil y se usa mundialmente. Esto hace que los
problemas con los desechos disminuyan. AMUNIC (Asociación de Municipio de
Nicaragua) promueve esto con unos brochures muy bonitos.
Origen del problema de los residuos
El problema de los residuos en Nicaragua tiene muchas causas. La falta de los
medios técnicos no es la causa principal, sino el manejo despreocupado de las
personas con sus residuos es el responsable de este dilema. Antes se tiraban las
hojas de plátano y las cáscaras de las frutas y se descomponían como material
natural, rápidamente en el ciclo natural, hoy las bolsas y botellas pláticas se
revuelven con latas de spray, baterías usadas con los restos orgánicos y residuos
clínicos, sobre los cuales crecen y se desarrollan hongos y bacterias y desarrollan
plagas de moscas. Sin tratamiento y depositadas al aire libre estos residuos
diseminan con el aire las moscas y esporas de bacterias y hongos a grandes
distancias lo que originan la propagación de muchas enfermedades. Es claro que
también con un manejo adecuado de los residuos en un vertedero, con la
compactación por medio de maquinaria pesada (compactadota y orugas) y el tapado
con tierra, los residuos producen gases metanos y dióxido de carbono. Una tonelada
de residuos domiciliares, 1000 kilogramos, tienen un potencial energético de 25
galones de diesel, el cual como gas metano por unos 30 años es liberado a la
atmósfera. Un 10 por ciento de todas las emisiones de metano a nivel mundial
provienen de los vertederos.
Por último las grandes cantidades de residuos orgánicos no tratados
adecuadamente pueden comenzar a quemarse por el efecto de la autocombustión y
producen gases tóxicos. Pero este fenómeno no es muy conocido por los habitantes
ni por los responsables del manejo de los residuos en las municipalidades. Falta
información sobre los riesgos y las posibilidades de los residuos, falta una educación
ambiental integral y sistemática en las escuelas y universidades y falta también la
disposición de los productores y consumidores de ver a la naturaleza como un
regalo que se debe de cuidar y valorar, si queremos que nuestros hijos y nietos la
disfruten. Grandes cadenas de supermercados como Palí, La Colonia y Unión
influyen en el consumo del plástico, ya que las compras son echadas en un
sinnúmero de bolsas plásticas, las cuales van a parar en el bote de la basura. Los
pequeños negocios y pulperías hacen lo mismo. Nicaragua es el único país en que
los refrescos (gaseosas) son servidos en bolsas plásticas con pajillas, las cuales son
tiradas después muy fácilmente.
Hace poco se incendió el vertedero municipal de la ciudad de Masaya por segunda
vez en los últimos tres años. En 24 horas se quemaron residuos sobre un área de
aproximadamente unas cuatro manzanas por autocombustión del material, ya que
los residuos no fueron tratados. Los daños fueron grandes y el incendio produjo una
gran cantidad de humos tóxicos y cancerígenos. El fuego seguirá quemándose
todavía bajo tierra por muchos años más, por la cantidad de gas metano que aún
existe acumulado en los residuos que se encuentran, no se puede apagar
definitivamente.
¿Cómo pudo pasar esto? Una oruga para el tratamiento de la basura por medio de
la distribución y compactación del material, así como el tapado con tierra estaba
dañada y no fue posible comprar un repuesto rápidamente. Entonces la basura
después de su depósito no fue tratada. Pero no se consiguió otra en reposición.
Después de seis semanas se acumulaban los residuos – aproximadamente unas
3,000 toneladas, ya que diariamente se depositan unas 120 toneladas – sobre un
área de unos 150 por 20 por 3 metros. Primero vinieron las moscas con una plaga
en un alrededor de un kilómetro. Incluso un niño de ocho meses de nacido murió por
diarrea infantil. Tres días después se produjo la autocombustión de las montañas de
basura.
El fuego no se pudo apagar con agua, ya que el uso del agua favoreció la formación
de gas metano. Hasta que se utilizó tierra para tapar se pudo sofocar. Lo que queda,
es el conocimiento: cada alcaldía que maneje un relleno sanitario tiene que tener un
responsable en el lugar. Tiene que ser alguien que conozca del tratamiento de los
residuos y que pueda decir siempre, donde en cual trinchera se deben depositar
éstos. Cuáles materiales se deben de tapar (p. e. residuos clínicos) y cuales no, etc.
Soluciones a este dilema
Un manejo sostenible significa también proceder correctamente con los residuos
¡esto es una aportación a la protección del clima! Significa: un manejo inteligente de
la energía y las materias primas, así como una utilización consciente de la energía y
los artículos de consumo. El mejor residuo es el no se produce del todo, o que se
evita. Los residuos se pueden reducir, ya en la compra uno puede rechazar los
empaques superfluos (p. e. “no necesito una bolsa plástica, tengo una canasta”), se
pueden reciclar, se pueden reusar y se pueden reparar (las famosas 5 R = reducir,
rechazar, reciclar, reusar y reparar). Otras sociedades productoras y de consumo
pueden pagar especialistas de desechos en sus fábricas y supermercados. El
trabajo de estas personas es el de encontrar, donde se puede evitar la producción
de residuos y uso de energía a todos los niveles de la producción y de la
comercialización de los productos y donde no se puede evitar la producción de éstos
se reciclan o se puede utilizar de otras formas. Con esto se puede ganar mucho
dinero. ¿Por qué no se puede hacer esto también en Nicaragua?
¿Cómo se puede solucionar el problema de los residuos sólidos en
Nicaragua?
¿Qué hacer? Todos los actores de la sociedad deben que participar y se hago un
manejo diferente al de hasta ahora: productores, consumidores, gobierno,
ministerios, municipalidades, habitantes, escuelas y universidades. Cada uno puede
dar su aporte. Nada impedirá que se comience hoy mismo. Unas recomendaciones:

Evitar la basura, no dejar que se produzca, consumir amigable con el medio
ambiente (-> 5 R).

Evitar la basura, no dejar que se produzca, producir amigable con el medio
ambiente (zonas francas).

Separar los residuos en la fuente de origen en orgánicos y no orgánicos, en
reciclables y no reciclables.

Recolectar los residuos de forma separada, para poderlos reusar o reutilizar:
residuos vegetales, orgánicos para el compostaje en los jardines caseros o en
una planta de compostaje – vidrio, papel y cartón, botellas plásticas, metales
férricos y metales de colores para el reciclaje.

No mezclar los residuos peligrosos, tóxicos e infecciosos con otros residuos,
sino recogerlos separadamente y almacenarlo, para proteger el medio
ambiente.

En los pre-escolares y escuelas hay que integrar la materia de educación
ambiental. La experiencia dice que los niños ayudan a sus padres a proteger
el medio ambiente, en cuanto ellos aplican en su casa lo aprendido.

En general el personal que trabaja en la recolección, transporte, tratamiento y
disposición final de los residuos tienen que tener una profesión o por lo
menos tener capacitaciones sobre los temas: introducción de manejo de
desechos sólidos y reciclaje. Un manejo adecuado de los residuos sirve ante
todo a la prevención de la salud de todos y no es realizable sin costos.
Un manejo inteligentes de los residuos sólidos ayuda a largo plazo a ahorrar energía
y materia prima, proteger el clima, porque se produce menos gases como metano o
dióxido de carbono si se depositan menos residuos orgánicos. Para empresas en las
cuales durante su producción se originan residuos, pero también para las cadenas
comerciales y los supermercados en muchos países se ha hecho rentable el empleo
de responsables de medio ambiente y residuos sólidos. Éstos son profesionales que
ayudan por medio de la reducción de los residuos y los métodos de reciclaje el
ahorro de energía y materias primas. A los ganadores pertenecen junto a los
empresarios también los empleados, las comunidades y la sociedad civil. Y un mejor
medio ambiente nos da las gracias a todos, particularmente también a nuestros hijos
y nietos.
Managua, en febrero de 2007
Ing. Michael Huhn (CIM/GTZ)
El autor es Ingeniero Agrónomo y Ambiental (Manejo de Desechos Sólidos y Reciclaje) y trabaja con
el apoyo de la cooperación alemana como asesor en el Departamento de Gestión Ambiental de la
UNA en Managua
Descargar

Sobre el manejo con los residuos sólidos