PLAN GENERAL DE GESTION y MONITOREO URUGUAY –
Versión Pública
TAURION S.A. - MONTE FRESNOS S.A. – PONTE TRESA S.A.
(Versión5 - Agosto 2014)
LA ORGANIZACIÓN
BTGP es una organización dedicada a la gestión de inversiones, fundada en 1983, con
sede en San Pablo, Brasil y Nueva York, EEUU.
En setiembre de 2013, BTGP adquirió RTG (ex RMK), manteniendo la misma estructura y
responsabilidades en relación al manejo y administración de las inversiones forestales en
Uruguay.
En Uruguay forman parte de BTGP las empresas Taurión, Monte Fresnos y Ponte Tresa,
propietarios de predios forestados (mayoritariamente con Eucalyptus sp) en la zona
centro y este del País
Desde el año 2008, los predios de dichas Empresas se encuentran casi en su totalidad
certificadas por FSC ® habiendo recibido la recertificación en 2013.
POLÍTICA
El grupo orienta su actividad al manejo de los recursos de sus clientes en forma
económicamente viable, ambientalmente adecuada y socialmente responsable.
El compromiso es mantener y mejorar el estado y productividad de los campos forestales
de forma tal de proteger y potenciar el valor ambiental y económico de la tierra,
asegurando la disponibilidad actual y futura de los recursos naturales.
Todas las actividades de las empresas gestionadas por el grupo se rigen por la normativa
local, nacional e internacional pertinente.
La estrategia de gestión procura minimizar los impactos de carácter ambiental o social,
prestando especial atención a la protección de áreas y elementos naturales o culturales
de particular valor, así como a los derechos y tradiciones de las comunidades locales.
OBJETIVOS DE MANEJO
Acorde a los objetivos generales de BTGP, las metas en el manejo de los campos de
Uruguay incluyen:
1. Producir madera certificada para pulpa de celulosa, debobinado y aserrado.
2. Combinar la producción forestal con la producción ganadera, optimizando el uso
de la tierra acorde a los mejores rendimientos para cada actividad.
3. Obtener beneficios adicionales de los campos forestales acorde a sus
características y al potencial interés de terceras partes.
4. Mantener y mejorar las condiciones ecológicas en las áreas de influencia,
particularmente en lo referente a sistemas de interés regional (ej. cuencas,
corredores biológicos).
5. Operar en condiciones socialmente responsables y de mayor seguridad para los
empleados directos e indirectos, en el marco de la normativa vigente.
6. Generar un impacto general positivo a nivel de las comunidades locales.
7. Combinar esfuerzos con otras empresas forestales mediante el intercambio de
información y la coordinación de actividades en temas de carácter productivo,
ambiental y social.
APROVECHAMIENTO DE LOS CAMPOS FORESTALES
Los campos forestales de Uruguay tienen como propósito principal la producción de
madera a partir de plantaciones, manejando como zonas de conservación a las áreas de
bosque nativo, cursos de agua permanente, humedales, zonas buffer, corredores
biológicos así como otras áreas naturales o patrimoniales relevantes.
Se procura además el aprovechamiento de los establecimientos con otros fines de
acuerdo a las actividades tradicionales en las áreas de influencia, esto incluye
particularmente la actividad ganadera.
Se permite el acceso controlado a los campos y bosques ubicados próximos a centros
poblados o establecimientos de turismo rural que han hecho uso consuetudinario de los
mismos con fines recreativos u otros.
UNIDADES DE MANEJO FORESTAL
El patrimonio total manejado por BTGP en Uruguay asciende a unas 32.000 ha, de las
cuales el 60% aproximadamente corresponde a plantaciones forestales que se
encuentran en su mayoría sobre suelos de prioridad forestal. Todos los predios son
propiedad de las Sociedades. La actividad se centra principalmente en la zona centro este del país (Departamentos de Cerro Largo, Treinta y Tres, Durazno, Florida, Lavalleja,
Maldonado y Rocha). Las zonas donde se encuentra el patrimonio son de tradición
ganadera en donde, a partir de la década del 90, se ha extendido la producción forestal
en forma sostenida, eso determina que los predios se encuentren linderos a campos
ganaderos, forestales y agrícolas de acuerdo a la expansión de la agricultura en los
últimos años. El entorno social son pueblos o comunidades rurales de baja población. El
patrimonio abarca tanto campos en que se han realizado nuevas plantaciones, con
proyectos acordes a la normativa forestal y ambiental vigente, como montes adquiridos
en diferentes etapas de desarrollo, los cuales se han manejado después de la tala rasa
bajo régimen tallar o efectuando reforestación. Las especies manejadas incluyen, de
acuerdo a las condiciones de los campos, Eucalyptus globulus, E. grandis, E. maidenni,
E. dunnii, y secundariamente Pinus spp y otras especies. La elección de especies tiene
su fundamento en aspectos silvícolas y comerciales, estableciéndose para cada predio la
mejor combinación de acuerdo al sitio (suelos, microclimas). El monitoreo del desempeño
(crecimiento, sanitario) de las diferentes especies es permanente y sirve de base para los
ajustes de los planes de manejo (ej: disminución del área plantada de Eucalyptus
globulus).
La distribución geográfica de las diferentes UMF que forman el patrimonio se presenta en
el siguiente plano:
PLANES DE GESTIÓN Y MONITOREO
BTGP Uruguay ha desarrollado planes de gestión y monitoreo generales de carácter
forestal, ambiental y social, así como planes y programas específicos para cada unidad
de manejo forestal y su zona de influencia.
GESTION
Los planes forestales se basan en evaluaciones de los campos, estudios de suelos e
inventarios (a través de los cuales se monitorea el crecimiento y la dinámica del bosque
mediante la determinación de tasas de crecimiento, regeneración y condición sanitaria del
mismo), conjugados con los propósitos comerciales de la empresa. En dichos planes se
establecen los cronogramas y el detalle de las operaciones para plantación, manejo
silvicultural, cosecha y manejo post-cosecha, así como las previsiones de monitoreo para
las diferentes etapas.
La Empresa está trabajando básicamente en dos destinos productivos principales,
enteramente para materia prima de la industria celulósica en turnos cortos (9-10 años) y
varias rotaciones (3) u obtención de madera de diámetros importantes y libres de nudos
para, principalmente, las industrias del aserrío y debobinado y subsidiariamente (a través
del material sobre todo de los primeros raleos y el rebrote del segundo) para la industria
celulósica. En el último año se ha incorporado al mercado una corriente importante con
destino leña la que no afecta el manejo, ya que se dirige al producto obtenido para la
obtención de materia prima para la industria celulósica.
Los criterios básicos para la elección de especies son: comprobada adaptabilidad a los
tipos de suelo, buen crecimiento y materia prima adecuada para los objetivos productivos
planteados. Además se está trabajando con excelentes orígenes y procedencias de las
especies seleccionadas lo que permite una flexibilidad importante a la hora de establecer
los objetivos productivos.
Las principales operaciones que se realizan en las UMF1 son:
 Plantación:
Las plantas proceden de viveros ya instalados, seleccionados por la calidad de su trabajo
y por el cumplimiento de condiciones laborales y ambientales que se aseguran por
contrato.
Previo al inicio del resto de las tareas inherentes a la implantación se realiza el control de
hormigas en el área de plantación y zonas adyacentes, el que continua durante la
plantación y posterior a ella, hasta que la masa foliar de los árboles sea lo
suficientemente abundante como para que el daño causado no sea significativo. Se
utilizarán productos que no se encuentren en la lista de químicos prohibidos por el FSC
®.
Para el diseño de los rodales se respetan los siguientes criterios:
 Dividir con calles la plantación en rodales no mayores a 50 ha.
 Dejar calles cortafuegos en un todo de acuerdo con los Decretos reglamentarios
vigentes.
 Respetar una distancia al monte nativo, definida de acuerdo a la normativa vigente
o a criterios de valor ambiental
 No plantar las cabeceras de abastecimiento de las corrientes de agua.
 Dejar zonas buffer sin plantar en el entorno de las riberas de los cursos de agua y
otras zonas de conservación.
 Las labores proyectadas se harán en forma semiperpendicular a las pendientes
dominantes del terreno.
Se presta especial atención a la definición de las zonas de conflicto con áreas de
conservación y de protección, representativas de ecosistemas existentes para su
protección en estado natural (monte nativo, palmares, pajonales, zonas con interés
histórico, áreas con una biodiversidad que necesitan ser preservada, zonas de desagüe,
recursos hídricos y otros). Para esto se elabora una cartografía de las zonas de conflicto
con la cual y junto al contratista, se marcan los límites al laboreo
El laboreo (siempre en fajas) se desarrolla mediante un esquema base, que se adapta a
la realidad de cada predio, que consiste en una combinación de equipos (excéntrica,
subsolador, disquera) y aplicación de agroquímicos autorizados por el FSC ®. Se
1
Para toda actividad a desarrollar en las UMF se elabora previamente un Plan Operativo que
contiene el detalle de las mismas, el cual es de carácter obligatorio para el contratista respectivo.
Así mismo para cada tarea existe un Manual de Procedimientos actualizado anualmente) que
contempla los aspectos ambientales y de seguridad en el trabajo, también de cumplimiento
obligatorio.
establece también un esquema de fertilización, parte del cual puede ser realizado en esta
etapa y se complementa al momento de instalar los plantines en el terreno.
La plantación se realizará en el eje medio de las fajas laboreadas en forma manual .La
densidad mayoritaria de plantación decidida para los predios de la Empresa es de 1.250
árboles/ha, a un distanciamiento de 4 x 2 m.
Posterior a la plantación pueden requerirse controles de hormigas y malezas adicionales,
en todos los casos con productos autorizados por el FSC ®.
 Manejo Silvicultural:
De acuerdo a los objetivos productivos se presentan diferentes necesidades de
intervenciones silvícolas.
En el caso de las plantaciones con destino celulósico una vez establecida y con bajo
riesgo respecto al ataque de hormigas y competencia de malezas, las tareas se reducen
a mantenimiento de cortafuegos y vigilancia y observación de aspectos relacionados con
el pastoreo. Estas plantaciones vuelven a intervenirse al momento de la tala rasa que
ocurre de 9 a 10 años post plantación.
Las plantaciones con destino principal para madera sólida requieren en cambio de un
régimen de podas y raleos para arribar al fin del ciclo (aproximadamente 20 años) con los
250 – 300 mejores árboles con una altura de poda adecuada al objetivo planteado, la que
se realizará en una o dos instancias según el caso.
Para las podas si bien existe un plan de manejo discriminado por año, el principal
indicador de la época de poda es la altura de los árboles, que dependerán básicamente
del sitio forestal. En todas las podas se dejará al menos un 40% de altura de copa viva,
en relación a la altura total, con lo que se busca que el árbol se recupere en forma rápida
al manejo.
Para los raleos se seleccionan por etapas los árboles de menor calidad para irlos
eliminando (tomando en cuenta los que ya se han podado) paulatinamente hasta llegar al
turno final con la cantidad ya mencionada. Como en las podas existe un Plan por años
que se va adecuando al crecimiento real de la masa boscosa y la posible obtención de
productos comerciales según la realidad del mercado en el momento. Según los casos se
realizan entre uno y tres raleos.
 Cosecha
Anualmente la Empresa determina para el año siguiente su Tasa Máxima Corta (TMC) en
base a un conjunto de criterios que contemplan los aspectos ambientales, sociales y
económicos involucrados.
La TMC conceptualmente se toma como área continua de cosecha, por lo tanto para los
predios menores de 500 ha el área máxima de cosecha predial equivale a la TMC. Para
predios mayores a 1000 ha, en función de la diversidad de estratos y el reverdecimiento
producto de reforestaciones y rebrotes, el área máxima por predio, de acuerdo a escala,
puede ser mayor que la TMC.
Por lo tanto se define un TMC general de 450 ha y un área máxima de cosecha por
predio de acuerdo a la determinación de las Unidades de Manejo Forestal que se integran
al Plan de Cosecha anual (diciembre de cada año).
Una vez definidas las áreas a cosechar, de acuerdo a las características del bosque se
analizan y determinan los sistemas de cosecha a emplear en cada caso, así como las
necesidades de equipos (maquinaria y personal), infraestructura (caminería), e incluso la
necesidad de introducir nuevos enfoques tecnológicos.
La definición de la alternativa manual (cuadrilla con motosierra), semi mecanizada
(cuadrillas con motosierra, forwarder) o mecanizada (harvester – forwarder) se toma
teniendo en cuenta:
 Superficie a intervenir (en superficies menores a 50 ha prevalece opción manual)
 Volumenes mensuales a producir, en volúmenes inferiores a 3000 mcs mensuales
prevalece opción manual
 Volumen promedio del árbol (inferior a 0,16 mcs prevalece la opción manual o
semi mecanizada)
 Tipo de producto: para el caso de trozas pulpables con largos mayores a 2,40 m o
para el caso de madera para aserrío, la opción manual queda totalmente
descartada.
 Heterogeneidad volumétrica por árbol (a mayor heterogeneidad prevalece la
opción manual y semi mecanizada, en ciertas condiciones puede aplicarse un
raleo manual o limpieza pre-cosecha de diámetros finos para posteriormente
aplicar cosecha mecanizada)
 Morfología del rodal (con abundancia de árboles bifurcados, torcidos, quebrados y
rebrotados prevalece opción manual)
 Postcosecha
Una vez realizada la cosecha se estudian las masas boscosas preexistentes
(fundamentalmente si se trata de plantaciones realizadas por propietarios anteriores)
desde la perspectiva de su crecimiento, edad, calidad del material genético, estado
fitosanitario, determinándose la oportunidad de realizar manejo de rebrote o reforestación
En el caso que se prevea un rebrote vigoroso y de condición sanitaria adecuada, se
realizará el manejo de los rebrotes de las cepas de los árboles cosechadas.
Esta decisión se reevalúa en el semestre posterior a la cosecha, con la confección de un
inventario de densidad de cepas rebrotadas por hectárea, para comprobar si las
previsiones realizadas son correctas y el rebrote cumple con las condiciones previstas
Esto junto al método de cosecha determina el manejo de los residuos forestales, si el
método de cosecha a emplear es manual o semi-mecanizado, los residuos forestales
serán distribuidos en las entre-filas formando rameros, esto en el caso de montes en los
que se va a manejar el rebrote.
En los montes que se decida replantar, los rameros se harán sobre la fila para facilitar el
laboreo entre filas posterior. Si el método de cosecha es mecanizado, los residuos
forestales quedarán distribuidos uniformemente sin ordenamiento para minimizar la
compactación del suelo por el tráfico de la maquinaria y ayudar a su descomposición
Las operaciones en caso que se decida una u otra opción son:
o Manejo de rebrotes
Se prevé el manejo de la regeneración al año y medio – dos años de la tala rasa,
sistematizando la tarea de acuerdo al mismo criterio utilizado para la cosecha.
Se manejarán las cepas dejando 2 ó 3 rebrotes (seleccionándolo por desarrollo, forma e
inserción). Se eliminarán en forma permanente toda la regeneración por semilla y los
rebrotes de los tocones de árboles identificados como suprimidos.
Si se trata de plantaciones no efectuadas por la Empresa se prestará especial atención a
la presencia de zonas de conflicto con áreas de conservación, de protección y distancias
legales, para definir la intervención para su regeneración.
En caso de que los límites originales de los rodales no cumplan con todos o algunos de
los criterios de manejo de la Empresa se trazarán nuevos límites para los rodales,
procediendo a controlar los tocones que se encuentran fuera de los mismos.
o Reforestación
En los casos donde se evalúa que la proyección de crecimiento será escasa o se prevé
una mala supervivencia del rebrote, producto de problemas sanitarios o de sitio visibles
en la plantación original, se toma la decisión de replantar con otras especies o diferentes
orígenes de la misma especie plantada.
Las tareas fundamentales son similares a las mencionadas para la plantación, la
diferencia fundamental se encuentra en el necesario control de los tocones para evitar su
rebrote. Las cepas resultantes de la cosecha son controladas cuando su rebrote tenga
entre 0,6 y 1,5 metros de altura de follaje, utilizándose procedimientos químicos
(productos que no se encuentren en la lista de químicos prohibidos por el FSC ®, en
ciertos casos apoyado por medios mecánicos (cortando los rebrotes a cierta altura previo
a la aplicación de herbicidas).
Como se menciona en el caso del manejo de tallares, si se trata de plantaciones no
efectuadas por la Empresa se prestará especial atención a los límites de los rodales
aplicando idénticos criterios.
En caso de que los límites originales de los rodales no cumplan con todos o algunos de
los criterios de manejo de la Empresa se trazarán nuevos límites para los rodales,
procediendo a controlar los tocones que se encuentran fuera de los mismos.
 Otras operaciones
o Control Especies Leñosas Exóticas Invasoras (ELEI)
El objetivo es controlar las ELEI de forma de beneficiar el desarrollo de especies nativas
y mantener la biodiversidad, en el marco del mantenimiento de los corredores biológicos
correspondientes.
Las acciones se desarrollan fundamentalmente en las áreas de bosque nativo y zonas
buffer, en forma primordial se realizará control mecánico, estudiándose de acuerdo a los
resultados obtenidos un posible apoyo de control químico con específicos autorizados por
el FSC ®.
Las principales ELEI que se vienen controlando son gleditsia, acacias, paraíso, ligustro,
ligustrina, cratego, y tojo, así como las propias especies forestales plantadas que por
regeneración natural o mal diseño de los rodales (en el caso de plantaciones no
realizadas por la empresa) ocupan áreas o no mantienen las distancias a zonas buffer
determinadas.
o Mantenimiento de cortafuegos
De acuerdo a las disposiciones emanadas del Decreto Nº 188/02 y Nº 849/88 las áreas
cortafuego perimetrales deberán presentar una faja libre de vegetación arbórea y
arbustiva de un mínimo de 12 metros y una franja en los primeros 8 metros de la
plantación contigua con los ejemplares podados hasta un mínimo de 2 metros.
De acuerdo a esto se realizan las tareas correspondientes en forma periódica para su
cumplimiento.
En cuanto a planes ambientales, BTGP cuenta con un PLAN GENERAL DE GESTIÓN
AMBIENTAL cuyo objetivo general es desarrollar las actividades forestales de acuerdo a
criterios de sostenibilidad, llevando a cabo las operaciones en condiciones de mínimo
impacto, y adoptando medidas de mantenimiento de ecosistemas y restauración de áreas
degradadas. Además se hacen EVALUACIONES PREVIAS DE IMPACTOS EN PREDIOS CON
OPERACIONES, con el objetivo de conocer la situación desde el punto de vista ambiental
del predio previo a la operación a realizarse y de esa forma tomar las medidas
correspondientes de protección de los recursos y mitigación en caso que corresponda
Las medidas previstas en relación a los diferentes temas de interés ambiental están
disponibles en Planes temáticos particulares, Programas, Manuales y Procedimientos.
Un breve resumen de los mismos se presenta a continuación:
 Plan de Conservación de Suelos:
La conservación de suelos se plantea como parte del Plan de Gestión Ambiental, dado
que el suelo constituye uno de los elementos más vulnerables en el marco de las
actividades forestales y es de vital importancia para asegurar la sustentabilidad a largo
plazo.
El plan incluye tanto la aplicación de medidas de protección, tendientes a prevenir y
minimizar daños de las operaciones forestales, como la restauración de los sitios
afectados.
En cuanto a la Protección de suelos, este criterio se tiene en cuenta en particular para la
definición del método de cosecha, forma de saca, caminería y ubicación de los sitios de
acopio, además de la afectación de suelos por extracción de material (canteras). Otro
actividad que se controla es el pastoreo para evitar la sobrecarga animal (establecida en
un máximo de 1 unidad ganadera / ha).
Para la Recuperación de Suelos las acciones están destinadas a reparar áreas dañadas
por huellas, cárcavas y pérdida de horizontes superficiales, así como a detener procesos
erosivos activos.
Las medidas correctivas pueden incluir, según la situación a tratar:
 Descalzado de bordes activos
 Nivelación del terreno
 Cobertura con tierra (ej. material de destape de canteras)
 Cobertura con material orgánico (ej. residuos de cosecha)
 Siembra de especies fijadoras de suelo.
 Plantación de especies estabilizadoras
 Exclusión del pastoreo
 Programa de Flora Fauna
A través del Programa de Fauna y Flora se adquiere conocimiento sobre las mismas en
las zonas de influencia de los predios forestales gestionados por BTGP, identificando la
posible presencia de especies raras amenazadas o en peligro. De esta forma es posible
analizar su comportamiento en relación con la actividad forestal, a fin de lograr la
conservación de la biodiversidad, la protección efectiva de las especies de particular
interés elaborando planes de conservación y el control de las especies plaga.
En el Programa se determina la periodicidad de los monitoreos o visitas (semestral,
anual, cada dos años) de los distintos predios en base a una categorización previa, en la
cual se tienen en cuenta aspectos tales como presencia de AAVC, presencia de especies
CITES y UICN , valor paisajístico, entre otras cosas.
 Operaciones forestales
En todas las operaciones se evalúan los impactos que puede generar la actividad con los
que se desarrollan las siguientes acciones
 Revisar los planes y procedimientos documentados y definir si las medidas a
aplicar para prevenir y mitigar impactos ya están previstas en los mismos.
 Solicitar asesoramiento técnico si las medidas de prevención de impactos no
están previstas o se duda sobre cúal es la más adecuada.
 Optar por las opciones de menor impacto en caso de afectaciones que no puedan
ser completamente evitadas (ej. ubicación de caminos y canteras).
 Informar al personal involucrado respecto a los procedimientos y salvaguardas
ambientales a considerar.
Se planifican todas las operaciones forestales teniendo en cuenta salvaguardas
ambientales establecidas en el PLAN GENERAL DE GESTIÓN AMBIENTAL, en otros planes
específicos, en procedimientos de seguridad y en los procedimientos operativos que se
establecen y documentan para cada UMF, previo al inicio de cualquier actividad.
Se considera la potencial afectación a los recursos naturales en la definición de los
métodos de cosecha, optando por la opción de mínimo impacto en relación a la
efectividad operativa y la viabilidad económica.
Anualmente se establece una Tasa Máxima de Corta (TMC) que fue desarrollada en el
ítem de cosecha de los planes forestales.
 Gestión de agroquímicos
Solamente se emplean, en cualquiera de las actividades, agroquímicos que no se
encuentren prohibidos por la OMS (clase IA y IB) o por el FSC ®, y que estén aprobados
por la normativa nacional vigente
El uso y manejo de agroquímicos se realiza de acuerdo a los procedimientos e
instructivos pertinentes estipulados, en base a definiciones de mejores prácticas
aprobadas a nivel nacional o internacional. Se priorizan la prevención de riesgos
laborales y minimización de impactos ambientales.
Para el caso de que sea necesario realizar control de plagas y enfermedades, en primer
lugar se aplican medidas de manejo (ej.: eliminación de árboles afectados, empleo de
control biológico), aplicando productos químicos como última medida.
Se gestiona la devolución de envases a través de los proveedores, registrándose la
misma y conservando los mails acreditando el retiro de los mismos.
 Gestión de residuos no forestales
La gestión de residuos se realiza acorde a la normativa vigente a nivel nacional y
siguiendo recomendaciones de mejores prácticas disponibles, contándose con un
procedimiento específico a tal fin.
Se tienen en cuenta las opciones de reciclaje que resulten realistas en vistas de su
efectividad operativa y los costos asociados.
Se han establecido depósitos transitorios por predio y de acumulación regionales para su
procesamiento a través de Empresa especializada.
 Manejo de combustibles y lubricantes
El manejo de combustibles y lubricantes (transporte, almacenamiento, carga, trasvase) se
realiza siguiendo los procedimientos establecidos, bajo condiciones de seguridad y
adoptando las precauciones necesarias para evitar derrames y minimizar impactos en
caso de accidentes, con precisas instrucciones contenidas en el Manual de Seguridad
BTGP.
 Prevención de incendios
El Plan de protección y prevención de Incendios, está regulado por el consorcio forestal
“PAIF”, el cual contempla, todos los aspectos operativos, de prevención y combate.
En caso de pajonales que presenten condiciones de interés para la conservación, se
mantienen áreas representativas, con cortafuegos entre éstas y las plantaciones.
Se controla el estado de los cortafuegos, realizando control mecánico de malezas en
caso de que el pastoreo no sea suficiente o se haya retirado ganado y retirando otro
material combustible que se encuentre en los mismos.
Se mantienen limpias de troncos, tocones o residuos forestales las vías de circulación
necesarias para casos de incendio.
En cuanto a planes sociales, la Empresa cuenta con un Plan de Gestión y Monitoreo
Social que tiene como principal objetivo la inserción armónica de la empresa en las
comunidades locales, procurando que las mismas se adapten a los cambios que genera
la actividad forestal y participen de sus beneficios, al tiempo que se transformen en
aliados en la prevención de riesgos y cuidado de los bosques.
La empresa está presente en varias zonas del país y cubre a través de sus predios áreas
de influencia muy extensas, por lo cual resulta inviable una gestión social con intensidad
homogénea en todas las zonas. Por tal razón se establece una priorización para la
implementación de los programas y acciones que surge de las evaluaciones sociales
iniciales realizadas en todas las áreas de influencia de los predios y el trabajo anual de
los expertos sociales.
El Monitoreo social tiene como antecedente las entrevistas realizadas en la zona de
influencia del establecimiento forestal y la actualización anual que realizan los expertos
sociales. El monitoreo se realizará en base a:
 Visitas a representantes de las comunidades previamente contactados.
 Visitas y entrevistas a otros actores de las comunidades locales.
 Análisis de solicitudes y propuestas de las comunidades.
 Seguimiento de cambios generados a consecuencia de colaboraciones
realizadas.
 Evaluación de la respuesta de las comunidades ante propuestas de
acciones o actividades ejecutadas por la empresa (charlas, cursos, visitas,
etc.).
 Análisis de conflictos y quejas y gestión ante las mismas
Algunas actividades que se han considerado de alto impacto (quemas controladas,
aplicación aérea, transporte de madera) han determinado un proceso de comunicación a
los vecinos involucrados, con el correspondiente registro de las mismas.
Los resultados de este monitoreo son tenidos en cuenta para la adecuación anual del
Plan y las acciones sociales a desarrollar.
Otro aspecto de suma importancia en este rubro es en lo relacionado a la seguridad y el
seguimiento de accidentes.
Como se ha mencionado existen Manuales específicos por tarea los que además de
contener todo el procedimiento operativo de ejecución de la misma, abordan las
temáticas de seguridad, recomendaciones, normativa que debe cumplirse, riesgos
generales a los que está expuesto el operario al realizar la tarea, equipos de protección
personal adecuados y para ciertas tareas, mediante el trabajo de Técnico Prevencionista
se han elaborado los estudios para cargos específicos, (motosierrista, podador, aplicador
de agroquímicos) considerando análisis y valoración de riesgos.
Si bien el número de accidentes es muy bajo (se llevan registros específicos en la
materia) se realiza anualmente (por parte de Técnico especializado independiente) un
análisis de los accidentes e incidentes ocurridos en faenas forestales de BTGP, con el
propósito de detectar posibles medidas a tomar en un proceso tendiente a minimizar a su
mínima expresión estas circunstancias.
MONITOREO2
El PLAN DE MONITOREO BTGP tiene como objetivo general controlar la situación de los
recursos y valores naturales dentro de los predios de la empresa, en particular en lo
vinculado al efecto de las plantaciones y operaciones forestales y evaluar los efectos de
la actividad forestal sobre las comunidades locales.
Las metodologías de trabajo en los distintos temas son las siguientes:
 Suelo
Se han establecido líneas de trabajo para verificar el manejo sustentable del recurso
(Impacto de las quemas; Ajuste fertilización en plantaciones de Eucalipto; Preparación del
suelo; Estudio nutricional de suelos - ensayos fertilización y refertilización; Estado
nutricional de suelos mediante análisis foliares; Caracterización – Fertilidad de suelos)
Además se realiza una evaluación sistemática de cárcavas y erosión durante las
operaciones por parte de los supervisores que se registran en las Planillas de Control de
operaciones (Listas de Chequeo).
 Agua
Tiene en cuenta la potabilidad para uso humano, la evaluación de la posible
contaminación con glifosato conjuntamente con otros análisis de base y una evaluación
sistemática de presencia de residuos forestales y arrastres de suelos o materiales de
relleno durante las operaciones.
2
Existen Planes de Monitoreo específicos para Suelo; Agua; Flora-Fauna; Sanidad; Plantaciones
(inventario periódico) y Social
 Flora - Fauna
El monitoreo de flora y fauna tiene como base el relevamiento realizado en todos los
predios en la etapa de caracterización. Como resultado de la misma se realizo la
categorización la cual se utiliza como base para el desarrollo del Programa de Flora y
Fauna.
 Sanidad
El concepto central del monitoreo sanitario es la de vigilar las plantaciones en cuanto a
daño por plagas y enfermedades, para evitar la expansión de los mismos y asegurar un
crecimiento adecuado del recurso, evitando además que puedan convertirse en un
problema a nivel del recurso forestal del país.
Se basa en dos líneas de acción
 Parcelas de observación: Corresponden a las realizadas durante los
relevamientos dasométricos periódicos.
 Trabajo de expertos: A partir de la capacitación realizada a los supervisores
sobre el tema sanitario, estos mediante observación directa alertan el
incremento notorio de algún daño en principio atribuible a plagas y/o
enfermedades. Los expertos realizan diagnóstico a campo y laboratorio para
precisar el problema; de acuerdo a la comprobación de la presencia del
patógeno y la intensidad del daño se determinan las acciones.
Dado que el problema de Plagas y Enfermedades no es predial ni empresarial, sino de
características nacionales se participa en las acciones conjuntas a nivel privado y
público/privado de aquellos problemas que han alcanzado un nivel de ataque que
representa un riesgo para el sector en su conjunto.
La Comisión de Sanidad de SPF ha elaborado una propuesta para una Estrategia
Nacional de Manejo Forestal para la salud y vitalidad de los bosques, para concertar
todas las acciones en curso entre actores públicos y privados.
 Plantaciones
Para hacer el seguimiento dasométrico de las plantaciones se hacen inventarios
periódicos y precosecha, La frecuencia de los mismos está determinada en la Guía para
inventarios de BTGP. En el mismo se detalla porcentaje del área a estudiar según la edad
de los rodales.
 Social
Tiene como fin evaluar los efectos de la actividad forestal sobre las comunidades locales,
tanto positivos como negativos. La metodología de monitoreo, de carácter principalmente
cualitativo y basada en la consulta pública, es definida en coordinación con los expertos
sociales e implementada en forma integral en los momentos en que la presencia forestal
es más notoria debido a operaciones.
Anualmente a partir de la actualización del Plan de Monitoreo se elabora un Programa de
Monitoreo donde se establece para cada tema: Método; Frecuencia; Intensidad;
Indicadores; Responsables y Tipo de registro.
RESULTADOS DE MONITOREO
1. En el ejercicio 2013 2014 se han desarrollado tareas de cosecha a tala rasa y raleos con
un rendimiento en producto forestal de 142.583 m3 de materia prima con destino
celulósico; 34.870 m3 para el aserrío y debobinado y 21.600 m3 para uso energético
(leña).
2. Se han realizado en 2012 inventarios, de acuerdo a un Plan Anual, evaluando un 10% del
área patrimonial de la Empresa, con el fin de conocer tasas de crecimiento, regeneración y
condición sanitaria del bosque. Los valores promedio en cuanto a tasa de crecimiento
(IMA total) para las principales especies que forman el patrimonio son:
Eucaliyptus globulus ssp globulus:
Eucaliyptus globulus ssp maidenii:
Eucaliyptus grandis:
14,65 m3/ha/año
17,60 m3/ha/año
20,80 m3/ha/año
En cuanto a la calidad de la regeneración de las plantaciones cosechadas ha sido muy variable en
calidad y supervivencia. Por estos criterios se ha debido reforestar entre un 60 – 65 % del área de
potencial manejo tallar. En 2014 se ha retomado el Plan de Inventarios periódicos que cubrirá
9.400 ha (31%) del Patrimonio de la Empresa (corresponde a ejercicios 2013 – 2014).
3. En cuanto a los Impactos ambientales y sociales se señalan por parte de las comunidades
locales como impactos positivos:
 Oportunidad laboral para la gente de la zona.
 Dinamización del comercio, especialmente ramo gastronómico, almacén, hotelería,
estaciones de servicio y mecánica. Importante actividad inmobiliaria.
 Capacitación en rubro forestal para la zona.
 Apoyo en prevención de incendios (los recursos locales de Bomberos son escasos).
 Mayor prevención de salud en operarios de empresas forestales, eso permite
diagnósticos tempranos.
En cuanto a los impactos negativos señalados los mismos son:
 Aumento del tránsito pesado (especialmente transporte durante cosecha). Ante ello se
coloca cartelería en lugares clave así como también se señala a las empresas de
transporte que tomen los recaudos (velocidad, prudencia en el manejo) especialmente
ante el paso por comunidades y centros educativos en los caminos.
 Sensación de inseguridad ante presencia de gente de otro lugar (plantación y
cosecha). Ante este impacto se instruye a los contratistas para enviar nómina
actualizada ante Seccional o Destacamento policial del área.
 Riesgo de incendio. Se brinda capacitación, se colabora con Destacamentos de
Bomberos y se cuenta con Plan de Prevención y Combate a través de Consorcio que
cuenta con recursos humanos y materiales que permiten actuar en forma eficiente.
 Competencia por la tierra y aumento del precio de arrendamiento. Para mitigar este
impacto se posibilita el pastoreo en predios.
 Competencia por los recursos hídricos. Ante esta creencia se instruye a los
interesados al respecto, ya que es uno de los “mitos” más frecuentes.
 Proliferación de zorros y jabalíes. Para ello se hace monitoreo de fauna y se informa a
la comunidad acerca de formas de controlar la población de estas especies.
4. Se han realizado monitoreo de suelos en cuanto a:
 Riesgo de erosión por la acción de las quemas controladas en un estudio con la
Universidad de la Republica, de acuerdo a los datos obtenidos de
perdidas
producto de esta operación se ha definido la supresión de esta operación de las
practicas de manejo de la Empresa, salvo en situaciones excepcionales debidamente
autorizadas por la Gerencia de BTGP.



Ajuste fertilización en plantaciones de Eucalipto. Ya se cuenta con resultados en
cuanto a niveles ajustados de fertilización en diversos elementos (Nitrógeno, Boro,
Fosforo).
Manejo de sitio: El objetivo general es desarrollar una metodología que permita
identificar zonas homogéneas de manejo para la instalación de plantaciones de
Eucalyptus en suelos del Este del País. Se han instalado los ensayos en primavera
2012. Se cuenta con un informe de avance 2014 que se encuentra en análisis.
Estudio nutricional de suelos - ensayos fertilización y refertilización. En acuerdo con
Forest Productivity Coop - FPC (con la participación de especialistas de la UDELAR)
se desarrolló un protocolo de ensayos para determinar la productividad potencial de
Eucalyptus en función de la disponibilidad de nutrientes del suelo. Se cuenta con una
primer tanda de mediciones a partir de la aplicación de fertilizantes en primavera
2012; en otoño 2013 se realizó la segunda aplicación que se midió en agosto 2013;
una tercera aplicación se realizó en setiembre
o Estado nutricional de suelos mediante análisis foliares: Los nutrientes evaluados
fueron Nitrógeno (N), Fósforo (P), Potasio (K), Calcio (Ca), Magnesio (Mg) y Boro
(B). Ya existen resultados que a la fecha de elaboración de esta Versión se
encuentran a estudio de la Gerencia de BTGP. Se evaluaron resultados
concluyendo que no existe respuesta a la fertilización nitrogenada. Se resolvió
darle continuidad a través del Estudio nutricional de suelos - ensayos fertilización y
refertilización.
 Caracterización – Fertilidad de suelos: En función del conjunto de datos regionales
que ya se han recabado, con las nuevas forestaciones o reforestaciones instaladas se
están complementando actualmente con visitas de expertos para determinación de
fertilidad.
5. Se ha continuado en 2014 el monitoreo de agua de cursos permanentes, en predios en
operaciones, obteniéndose los siguientes datos:
 DBO: dentro de parámetros admitidos
 Nitratos: niveles adecuados
 Metales disueltos: no toxico (mediante test de Daphnia magna)
 Glifosato: menores sin relevancia
 Fosforo: valores superiores al máximo, los que ya se presentaban previo a las
operaciones.
.
6. Se monitorean los cumplimientos de normas legales y seguridad en el trabajo, mediante
un proceso de control continuo durante todas las operaciones; habiéndose constatado un
cumplimiento cada vez mayor con escasos incumplimientos.
7. En cuanto a los monitoreo de flora y fauna se han encontrado :
 La presencia de especies vegetales endémicas, algunas de las cuales (Cladonia
palmícola, por ejemplo) son indicadoras de ecosistemas complejos y relictuales.
species de aves poco comunes o raras como: Gargantillo (Sporophila caerulescens)
que fue encontrado en áreas linderas a plantaciones en ambiente abierto con
manchas de monte nativo, Azulito (Cyanoloxia glaucocaerulea) registrado en varias
oportunidades alimentándose en zona de amortiguación y en plantaciones cercano al
borde de las mismas y Chinchero o Trepador Grande (Drymornis bridgesii), observado
en áreas abiertas cercanas a viviendas.
 Dos especies de aves de gran interés científico. Una de ellas con estatus “Raro”: el
Cardenal Amarillo (Gubernatrix cristata) se trata de una de las especies más
amenazadas de Uruguay. También fue hallado y documentado un ejemplar de
Burlisto de Corona Negra (Myiarchus tuberculifer) que no había sido hasta el
momento registrado para el país.
 Respecto a las salvaguardas para especies raras, amenazadas y en peligro la
Empresa ha adoptado las siguientes medidas:
o Identificación en la cartografía de áreas de conservación.
o Control de fauna exótica.
o Prohibición de caza.
o Colocación de cartelería.
o Charlas de difusión.
o Monitoreo de ecosistemas a conservar (Ej: Palmares - Foco Forestal). En
este caso se han establecido acciones junto a la ONG “butiaceros”.
o Se han elaborado los siguientes Planes de conservación específicos:






Picumnus nebulosus (Carpintero enano)
Especies de felinos
Xanthopsar flavus y Heteroxolmis dominicana (Dragón y Viudita blanca
grande)
Furnáridos
Para el área de reserva de Santa Raquel, si bien, como no se ha considerado
AAVC, no requiere de Plan de Conservación del Área, se han iniciado planes
de conservación específicos como el de Gubernatrix cristata (Cardenal
amarillo.
En relación al nuevo programa de fauna y flora debe mencionarse que
durante el 2014 se llevaron a cabo caracterizaciones en cada predio y de
acuerdo a los indicadores: presencia de AAVC, representatividad de cuencas
hidrográficas, representatividad biogeográfica, presencia de especies UICN,
presencia de especies CITES, conectividad de áreas naturales, riqueza, valor
paisajístico, superficie de áreas naturales se categorizó a cada predio. Luego
de esto se define el calendario de visitas de acuerdo a si deben ser visitados
semestralmente, anualmente o cada dos años.
8. Los aspectos de costos y eficiencia económica del manejo se miden trimestralmente
mediante la comparación de presupuestos contra gastos reales y evaluando la tasa de
retorno. Los resultados han sido declarados confidenciales por la Empresa y se reserva el
derecho a no hacerlos públicos.
CERTIFICACIÓN FSC
En consonancia con la política general del grupo, en el año 2007 se inicia la Certificación
de Manejo Forestal y Cadena de Custodia en Uruguay, orientada a operar bajo un
sistema de gestión y desempeño acorde a estándares internacionales del Forest
Stewardship Council ™. Desde el año 2008, los predios de dichas empresas se
encuentran casi en su totalidad certificados por FSC® habiendo recibido la re-certificación
en 2013. BTGP Uruguay aspira a mantener los estándares de certificación para todos los
campos que gestiona de las empresas TAURION S.A., PONTE TRESA S.A. y MONTE
FRESNOS S.A.
Los Resúmenes Públicos y Planes de Manejo se encuentran disponibles en la
página web (www.btgpactual.com), en las oficinas de BTGP en Montevideo
(Alejandro Schroeder 6505, Tel 2600 2742) o en las oficinas de FMS UY (Cartagena
1557, Tel 2600 2303).
Descargar

Versión5 - Agosto 2014