CONFERENCIA: “HECHOS Y DESECHOS”
AUTOR: CENTRO LA MANCHA
CONFERENCIA CENTRAL DE LA IIª BIENAL INTERNACIONAL DEL JUEGO - SETIEMBRE DE
1996
Esta conferencia es un abordaje al tema central de la IIª Bienal Internacional del Juego: “El
juego y la cultura” desde nuestra práctica e investigación. Intentamos mostrar, de que manera
cotidianamente utilizando un mecanismo categorizador, que es la selectividad. Elegimos como
recursos instrumentales un par de categorías, en este procedimiento. La llamaremos HECHOS Y
DESECHOS culturales. Intentaremos esbozar la siguiente hipótesis: el juego puede operar
eficazmente en este ámbito, como alterador de resultados. Obtiene de ese modo un papel
clave, en la acción cultural de las sociedades humanas, desarrollando su doble rol de producto
cultural y generador de culturas.
1- UNA EXTRAÑA ECUACIÓN
hechos
-------desechos
= una cultura
Cada cultura es el resultado dinámico y cambiante de esta ecuación. Nada de exactitud, para
relatividad, únicamente cierta, la transformación. Hablar de “una cultura”, es el intento de
hacerlo del modo más general y vago posible. Sin embargo el pronombre “una” al mismo
tiempo quiere indicar un resultado de unidad y un todo único. Tantas culturas como resultados
posibles de las infinitas ecuaciones realizables. Existen entonces “las culturas”, la pluralidad y
diversidad infinita de culturas.
Hablamos de cultura y nos referimos a un complejo conjunto de producciones humanas,
matéricas e instrumentales, así como simbólicas y axiológicas. Todas ellas constituyen sistemas
particulares, en los que coexisten los objetos y su portador, el ser humano. Éste, le impone los
usos y significados, el carácter propio; lo define en función de algún tipo de proyecto de vida. El
sentido último que las cosas, los modos de uso de las mismas y las actitudes adquieren, será
acorde con su sistema de valores, imágenes y símbolos, representando éstos, su núcleo cultural
de base. Las actitudes fundamentales que constituyen la peculiar subjetividad de una cultura,
son afectadas por diversos factores socio-históricos (educación ancestral, familia, clase social,
las convivencias, etc.). Podríamos decir, también, que una cultura la constituyen el conjunto de
individuos que procuran la realización de similares valores, es decir que viven cierto grado de
intersubjetividad parcial. Los modos van configurando el carácter propio casi con una
razonabilidad que es incomunicable e inexplicable.
Sostenemos con énfasis que cada cual elige cotidianamente. Cada elección supone
indefectiblemente y de manera simultánea una acción de descarte. Esta elección implica que lo
no elegido pasa a constituirse en lo desechado. Mediante este procedimiento de selectividad,
ordenamos y categorizamos el universo material y simbólico, cultural, que vive, sufre y disfruta
todo individuo. Ella se realiza desde la más arraigadas y ancestrales raíces históricas personales
y sociales, así como también incorporando cotidianamente, de manera regular y sistemática,
aunque no siempre consciente, nuevas concepciones y actitudes que aparecen con el devenir y
la evolución de la humanidad.
Trataremos de visualizar, como resulta ese ordenamiento, eligiendo arbitrariamente como
categorías organizadoras, los HECHOS Y DESECHOS CULTURALES. Haremos una aproximación a
su definición, para clarificar a que contenidos nos estamos refiriendo. Llamaremos HC a aquellos
acontecimientos físicos, síquicos, afectivos, relacionales, históricos, privados y públicos, que
para los individuos que son alcanzados de diversas maneras con sus efectos, resultan
significativos; con valor, se ubican, en un lugar de privilegio y trascendencia en su historia, en
su novela de vida. Hablaremos de DC en dos sentidos distintos aunque no contrapuestos entre
sí. En primer término, nos referimos a aquellos acontecimientos igualmente caracterizados, de
los que se obtienen residuos, bienes materiales agotados en su rol utilitario y valor de uso por lo
que dejan de “ser”, se convierten en desechos que eventualmente podrán ser objeto de un
reciclaje, es decir una recuperación de significados y usos por parte de otra cultura.
En otro sentido aludimos también a DC, cuando hablamos de aquellos acontecimientos que para
ciertos individuos son los no elegidos para vivir, lo descartado, lo que excluimos por decisión
propia consciente o no; lo no tomado, lo segregado. De las diferentes opciones la que no elijo.
Ello no supone la inexistencia. El desprecio, olvido, descarte y /o desquicio de cierta cuestión
por parte de algunos, no puede negarlo como realidad, más que en el conjunto elegido por ellos
y se debe aceptar como otra, válida para aquellos que paradójicamente y en sentido opuesto, lo
han elegido como su opción. La dualidad como contradicción dialéctica, casi un ritual de
iniciación que expresa simbólicamente y a un mismo tiempo, muerte y nacimiento, Eros y
Thánatos.
La ecuación: HECHOS SOBRE DESECHOS ES IGUAL A UNA CULTURA, es una manera de mirar
la realidad o más bien, una porción de ella, que se apoya en el concepto de pluriculturalidad. No
existe La Cultura, existen mujeres y hombres resolviendo, eligiendo, construyendo
cotidianamente y también en la dimensión histórica, Su Cultura. Bienes, valores, actitudes y
modos de consumo y de relación entre los hombres y con su entorno, proyectos concretos y
utópicos, todo colocado en una frecuencia de acción que prefigura las necesidades y los deseos
a alcanzar.
La lectura del primer término de la igualdad HECHOS SOBRE DESECHOS, descubre la posibilidad
de construir, de operar mediante algún mecanismo, para que el resultado, o sea, el otro lado
del signo de igual, UNA CULTURA, culturales con aquellos que fueron desechos de otra cultura.
Ese mecanismo puede ser El Juego.
2- UN RESULTADO AZUL
hechos
--------desechos
= una cultura
Partimos de la hipótesis que dicha ecuación representa una de las innumerables formas de
clasificación de acontecimientos, acciones, bienes, emociones, pasiones, expectativas, ideas e
ilusiones. Las posibles alteraciones del resultado son viables seguramente, también por otros
variados mecanismos.
Intentaremos mostrar que el juego es uno de ellos.
Nos remitimos al concepto de juego que elaboramos y trabajamos desde 1994 como Centro
"LA MANCHA": El juego es una actividad libremente elegida que otorga el permiso de
transgredir normas de vida internas y externas; es un satisfactor sinérgico de necesidades
humanas, en una dimensión individual y colectiva, con alcance en el plano social, cultural y
político.
A través del juego ejercitamos la “libertad de elegir”, en el juego el valor y/o patrón para medir
la utilidad cambia, sufre mutaciones y puede estructurarse de una forma distinta y novedosa. En
libertad y con creatividad destruimos y construimos nuevos significados de lo útil.
Recategorizamos en HECHOS Y DESECHOS, resolviéndonos en nuevas actitudes.
Reculturizamos, refundamos con nuevas producciones las herencias culturales.
El juego permite modificar inocuamente, inofensivamente, los resultados de la ecuación al
intercambiar y trasponer los términos de la misma, al aumentar y disminuir sus contenidos, al
invertir sus significados, al incorporar otros valores y componentes en ellos. Es posible obtener
resultados absolutamente distintos.
El juego lo concebimos como el mecanismo, la operación que relaciona los términos de la
ecuación. Bien sabemos que dicho sistema de operatividad, que llamamos juego, parte siempre
en su comienzo, de estructuras y valores culturales que existen en el individuo que juega. Son
el producto y a la vez el símbolo de su cultura, SON SU MATRIZ DE JUEGO POSIBLE. Sin
embargo la operación libre y creativa de jugar dichos términos, sin ataduras ni prejuicios, podrá
provocar resultados totalmente novedosos. Ello le dará a la ACCIÓN DE JUGAR, su dimensión de
ACCIÓN CULTURAL, convirtiendo el juego en un elemento generador de culturas.
Tetraedro regular: Cuerpo sólido terminado por cuatro CARAS que son triángulos equiláteros.
Nuestras CARAS son: Juego - (fuego)
Cultura - (agua)
Hechos - (tierra)
Desechos - (aire)
Se oponen, se tocan, se alimentan.
El juego en su naturaleza se incierta de resultados, es una posibilidad de permanente
descubrimiento, un convite a la novedad, a lo que será, a lo que vendrá y a lo que haré con lo
que vendrá.
BIBLIOGRAFÍA
"Ética comunitaria" - Enrique Dussel
"Hacia una comprensión del mundo desde América Latina" - Mauricio Langon / Guillermo Kerber
"Alberto Zum Felde y la identidad de la cultura sudamericana" - Cristina Araújo Azarola
"Historia de la iglesia en América Latina" - Enrique Dussel
"Memorias de la Parca" - Memoria de la Bienal Internacional del Juego.
"Paisaje de Pasiones" - Fernando Andacht
"Historias de la vida privada en el Uruguay" - J. Pedro Barrán /Gerardo Caetano/Teresa
Porzecanski
Este trabajo teórico intenta recorrer de otra manera la conferencia. Deseamos que su lectura y
digestión, en primer lugar, no les caiga pesada y en segundo término les produzca alguna
cosquilla y/o provocación. Fue pensado para la re-elaboración personal o grupal.
Nos gustaría recibir sus devoluciones y para ello les proponemos nos escriban algún mensaje de
opinión, en un lugar particular que destinaremos para ello, durante el último día de la Bienal.
Les agradecemos fraternalmente sus aportes y participación.
LA MANCHA
Descargar

Veritas Odium Parit