Facultad de Medicina - UBA
GESTION DE RESIDUOS QUIMICOS
DISPOSICION Y ELIMINACIÓN DE RESIDUOS PELIGROSOS
01) Son residuos químicos peligrosos, tanto sólidos como líquidos, los compuestos químicos
puros o mezclados o residuales comprendidos en el Anexo I de la Ley Nacional Nº 24.051 de
Residuos Peligrosos y cuya lista de los más significativos para esta Facultad son los siguientes:
Y-02 “Desechos resultantes de la producción y preparación de productos farmacéuticos”.
Y-03 “Desechos de medicamentos y productos farmacéuticos para la salud humana y animal”.
Y-06 “Desechos resultantes de la producción, la preparación y la utilización de disolventes
orgánicos”.
Y-08 “Desechos de aceites minerales no aptos para el uso a que estaban destinados”
Y-09 “Mezclas y emulsiones de desecho de aceite y agua o de hidrocarburos y agua”.
Y-14 “Sustancias químicas de desecho, no identificadas o nuevas, resultantes de la investigación
y el desarrollo o de las actividades de enseñanza y cuyos efectos en el ser humano o el medio
ambiente no se conozcan”.
Y-16 “Líquidos de desecho del revelado de placas fotográficas”.
Y-21 “Compuestos de cromo hexavalente”
Y-33 “Cianuros inorgánicos”
Y-34 “Soluciones ácidas o ácidos en forma sólida”
Y-35 “Soluciones básicas o bases en forma sólida”
Y-38 “Cianuros orgánicos”
Y-39 “Fenoles, compuestos fenólicos con inclusión de clorofenoles.
Y-41 “Solventes orgánicos halogenados”
Y-42 “Disolventes orgánicos, con exclusión de disolventes halogenados”.
02) Los residuos líquidos se eliminarán dentro de bidones de polietileno de alta densidad de 20
Litros de paredes gruesas, provistos de su correspondiente tapa a rosca de polietileno. Los
mismos no deben llenarse hasta el tope, sino hasta sus ¾ partes a fin de evitar derrames.
03) Los residuos sólidos se eliminarán dentro de cuñetes de plástico o potes de polietileno de alta
densidad, con boca ancha provistos de su correspondiente tapa a rosca del mismo material,
preferentemente de color blanco o amarillo, bien tapados, de modo que no haya pérdidas.
También podrán eliminarse los sólidos dentro de bolsas de polietileno de color amarillo de 120
micrones de espesor que provee la empresa transportista de estos residuos.
04) Los residuos que marca el Anexo I de la Ley no pueden mezclarse.
Se aclara que pese a que los residuos alcalinos Y-35 pueden mezclarse porque son compatibles,
los residuos de ácidos fuertes Y-34 “no se pueden mezclar porque no son compatibles”,
reaccionan entre sí generando gases tóxicos que pueden hacer estallar los bidones.
Por ello se recomienda que en los bidones donde se tengan que descartar ácidos inorgánicos o
residuos ácidos, previamente se coloquen unos 4 o 5 litros de solución alcalina técnica o residual
de hidróxido de sodio, potasio o cal, para la neutralización de las soluciones ácidas que se van a
ir descartando, con lo cual, no hacen falta muchos bidones sino únicamente uno. De este modo
los ácidos se irán neutralizando a medida que se los vierta en el bidón, disminuyendo la
peligrosidad, ya que las sales resultantes son compatibles.
No se recomienda la neutralización con carbonatos ni bicarbonatos, por la efervescencia que
producen con desprendimiento de dióxido de carbono que puede hacer estallar los bidones.
1
05) Los residuos se aíslan y se clasifican en forma separada, debido al tipo de tratamiento
posterior que se les aplicará en las plantas de las empresas operadoras.
06) Los desechos de productos farmacéuticos Y-3, si son formas farmacéuticas como
comprimidos, cápsulas, pomos, viales, ampollas o envases identificables, han de sacárseles la
identificación o destruirse las etiquetas y ser destruidos o inutilizados con colorantes, antes de ser
eliminados, para impedir cualquier uso posterior indebido o accidental, aún cuando se los
elimine dentro de potes o bolsas plásticas de polietileno de color amarillo.
07) Tanto los bidones conteniendo líquidos, como los potes o bolsas amarillas conteniendo
sólidos, deberán identificarse mediante etiquetado por medio de etiquetas o papel autoadhesivos
e inscripción con marcador indeleble que consigne la “Y” correspondiente al residuo que se trata,
el nombre de la Cátedra generadora y la fecha.
08) Tanto los bidones, como los potes o cuñetes o bolsas, tendrán que estar en un lugar
apropiado dentro de las Cátedras y no podrán estar afuera de las mismas. Los envases no
presentarán averías ni derrames.
09) Los residuos químicos peligrosos, perfectamente cerrados y etiquetados, serán bajados por
los Responsables no docentes designados por cada Cátedra, hasta el Área de Acopio de Residuos
Patógenos y Peligrosos de esta Facultad, en carros apropiados y haciendo uso de los
montacargas. No hacer uso de los ascensores de alumnos, profesores y público para el descenso
de estos residuos.
10) El Área de Acopio de Residuos Químicos Peligrosos se sitúa en el subsuelo de esta Facultad.
La recepción de estos residuos es de 9 a 15 hs. El interno telefónico es # 2310. El Área posee
un Responsable para los Residuos Químicos Peligrosos, profesional químico quien asesorará
sobre cualquier duda. También 2 (dos) agentes para la recepción y acopio de los mismos,
quienes supervisarán la recepción correcta y consignarán los datos en una planilla
correspondiente. Serán los responsables de la pesada de los residuos químicos y del retiro por
parte de la empresa transportista autorizada.
11) El suministro de bidones, potes, cuñetes, precintos y etiquetas, lo efectuará personal de la
Dirección de Suministros. Alternativamente, el personal del Área de Acopio de Residuos
Químicos Peligrosos podrá proveer bolsas amarillas de polietileno, bidones o potes recuperados,
agentes de contención y neutralizantes como arena, cal, bentonita, etc.
12) Cada Cátedra debe contar con un Responsable de Gestión para los Residuos Patógenos y
Químicos Peligrosos por la parte docente quien será responsable de que los docentes,
investigadores o personal de laboratorio, cumpla con esta Norma de Residuos Químicos
Peligrosos haciendo difusión y supervisando que se cumpla la correcta eliminación de productos
químicos residuales separados según la clasificación impuesta por la ley, en envases seguros,
bien aislados, cerrados y etiquetados, listo para que los responsables no docentes procedan a
llevarlos hasta el Área de Acopio de Residuos Químicos Peligrosos sin trastornos ni riesgos.
13) Cada Cátedra debe contar con un Responsable no docente para el traslado de los bidones,
potes, cuñetes o bolsas amarillas, debidamente cerrados e identificados por los docentes.
Asimismo podrán solicitar los materiales antes mencionados al personal de Suministros o del
Área de Acopio.
2
14) Los Profesores Titulares de cada Cátedra designarán por nota al Sr. Decano y a la Dirección
de Higiene y Seguridad, a los Responsables docentes y no docentes a cargo de la Gestión de
Residuos Patógenos y Químicos Peligrosos. Ante cambios de los Titulares, se confeccionarán
nuevas notas designando o ratificando a los Responsables mencionados, consignando el nombre
de los mismos, DNI, cargo y legajo.
15) La Dirección de Higiene y Seguridad capacitará en forma periódica tanto a los Responsables
de Cátedra como al personal mismo de esta institución, en horario de trabajo, en temas de
Gestión de Residuos Químicos.
16) Todos los Responsables de Cátedra deberán velar por el cumplimiento de esta norma y
resolverán cualquier tipo de derrame eventual que se produzca por rotura o pérdida de un bidón,
pote, cuñete o bolsa.
17) Ante el derrame de productos químicos sólidos, éstos serán recogidos en bolsas amarillas,
potes o cuñetes de polietileno, haciendo uso de palas plásticas y cepillos de cerdas sintéticas.
Luego procederán a la limpieza de la zona afectada bajo la supervisión del Responsable docente
o cualquier agente con conocimientos químicos del tipo de derrame. Los agentes implicados
deberán tener puestos los elementos de protección personal asignados.
18) Ante el derrame de productos químicos líquidos, deberá contenerse el derrame con arena
seca u otro material absorbente apropiado como trapos o papel (excepto que los químicos
reaccionen con ellos). Luego se procederá a la neutralización del líquido.
Si se tratara de ácidos, se neutralizará con cal común hidratada en polvo, mezclando con pala
plástica de polietileno. Los restos resultantes, con exceso de cal se eliminarán en bolsas negras
con destino a la basura común.
Si se tratara de líquidos alcalinos cáusticos, se contendrá el derrame con arena seca u otro
material absorbente como papel o trapos, siempre que no reaccionen con ellos. Luego se
neutralizará con ácidos débiles como vinagre (ácido acético diluido), ácido cítrico, etc. Los
residuos resultantes se eliminarán con destino a la basura común.
19) Todos los agentes de esta Facultad de Medicina y de los institutos anexos, deberán conocer
esta norma y las recomendaciones del Manual de Higiene y Seguridad. En la medida que les
corresponden serán responsables de los productos químicos o reactivos que manejan, de las
precauciones que deben tomar a partir de la lectura de las Hojas de Seguridad (figuran en la web
de esta institución o son proporcionadas por los proveedores) y de la disposición de los residuos
químicos peligrosos.
20) Queda expresamente prohibido descartar productos químicos corrosivos o tóxicos por las
piletas, desagües o vertederos, más si se trata de solventes volátiles que producen malos olores,
son narcóticos o inflamables. La falta comprobada a esta norma infringe la Ley 24.051 de
Residuos Químicos Peligrosos.
21) Queda expresamente prohibido la eliminación de productos químicos en envases de vidrio,
porque están expuestos a rotura y no se los lleva la empresa transportista. Aún en el caso de que
estos envases hayan perdido su identificación y no se sepa cuál es el producto químico en
cuestión. Este inconveniente es de responsabilidad directa de cada Cátedra, quien deberá
resolver estos problemas de identificación y cuidar que en los depósitos de reactivos, no se
deterioren las etiquetas ni los envases.
3
Cada docente o investigador, será responsable de la neutralización, transformación o eliminación
correcta de los residuos que produce. También del trasvase seguro de recipientes frágiles de
vidrio o otros más seguros de plástico. Asimismo de asesorar como corresponde, ante un caso de
derrame o reacción imprevista de los reactivos o sustancias.
22) Los envases con reactivos químicos, deben lavarse antes de ser eliminados como residuos
comunes. Asimismo, deben destruirse las etiquetas originales que denoten el producto.
23) Recomendaciones sobre procesos de tratamientos previos de los residuos para docentes o
investigadores:
a) Los ácidos o álcalis, orgánicos o inorgánicos, se los debe neutralizar hasta pH= 7 de modo que
las sales resultantes sean solubles en agua e inocuas. Así, se las puede eliminar por la pileta en
forma diluida con abundante agua. Si los productos de la neutralización fueran sales insolubles
en suspensión, serán eliminados en bidones de polietileno.
b) Las soluciones tóxicas de Bromuro de Etidio, Tris, etc., serán destruidas (oxidadas) por la
acción del Agua Lavandina concentrada comercial, dentro de los mismos bidones. Luego de
dejar reaccionar convenientemente, estas soluciones pueden ser eliminadas por la pileta.
c) Las soluciones de buffer de sales inocuas pueden ser eliminadas por la pileta con mucha agua.
d) Las soluciones sulfocrómicas, al tener Cromo VI (hexavalente) corresponde a Y-21. Primero
se debe reducir el Cromo VI (de color anaranjado) a Cromo III usando un reductor apropiado
dentro de un bidón. El Cromo III ya no es cancerígeno. Luego se neutraliza el sulfúrico. Rotular
el bidón como Y-21.
e) El fenol que se ha solidificado dentro de las botellas de vidrio, deberá licuarse colocando los
envases en baño de María suave. Luego se salifica el fenol con solución de hidróxido de sodio o
potasio. Los fenatos de sodio o potasio, solubles en agua, se disponen en un bidón de polietileno
con el rótulo de Y-39, porque son contaminantes de las aguas.
f) Oxidantes: tratar con una solución reductora de la misma concentración. Pero proceder en
forma diluida. Dejar reaccionar. Verificar pH=7. Según si los productos formados no son
peligrosos, diluir y verter al sumidero.
g) Reductores: tratarlos con los oxidantes apropiados. Según si los productos formados no son
peligrosos, diluir y verter al sumidero con mucha agua.
h) Cianuros: cuando se trate de pequeñas cantidades, tratarlos con Agua Lavandina concentrada
comercial dentro de un recipiente plástico cerrado y bajo campana con buena extracción. Dejar
reaccionar unas 24 horas mínimo con lo que se oxida el cianuro a cianato. Luego verter al
desagüe en forma muy diluida con abundante agua.
i) Hidruros: mezclar con arena seca, pulverizar con alcohol butílico, dejar reaccionar y añadir
luego agua hasta destrucción del hidruro. Neutralizar con ácido clorhídrico 3 N y decantar.
Verter el líquido al desagüe a pH=7. A la arena, lavarla y eliminarla como desecho común.
j) Peróxidos inorgánicos: diluirlos y reducirlos para evitar explosiones. Luego verterlos al
desagüe con abundante agua.
Lic. Marcelo H. Figueroa
Actualización: Septiembre de 2013.-
4
Descargar

GESTION DE RESIDUOS QUIMICOS

Gestión de transportes

Gestión de transportes

Vías de comunicación terrestreTransporteSistema ferroviarioSistema marítimoSistema de transporte de carreterasGestión para la transportación de materiales y residuos peligrososSistema aéreo

Tipos de plásticos

Tipos de plásticos

PoliestirenoPolipropilenoMaterialesFabricaciónPetróleoResinasTereflalato de polietilenoPVC (Cloruro De Polivinilo)Propiedades