Evidencia Clinica
Protocolos basados a través de la evidencia clínica médica.
Evidencia Clínica
En los Estados Unidos se firmo la ley 101-239, por el Presidente Bush el 19 de
diciembre 1989, elevó a obligación federal la responsabilidad de promover y desarrollar
guías de práctica clínica (Woolf 1990)
Guías de práctica clínica
Aunque desde hace muchos años han existido guías, "protocolos", "estándares",
"políticas" y "recomendaciones" para la práctica médica, recientemente se ha despertado
un interés creciente por las "guías de práctica clínica" (GPC) como mecanismo para
reducir la mala calidad de la atención, controlar diferencias geográficas en los patrones
de ejercicio profesional y racionalizar costos para un óptimo aprovechamiento de los
recursos. La Asociación Médica Americana prefiere la denominación "parámetros de
práctica clínica".
Una "guía" se define como la conducta o política oficial para el manejo de condiciones
clínicas específicas, con las indicaciones y contraindicaciones para la realización de
procedimientos o terapias. Su objetivo general es la estandarización de conductas con
base en evidencia científica, a fin de minimizar las variaciones en los patrones de
ejercicio y maximizar la calidad de la atención
Nuestro equipo científico ha logrado un adelanto revolucionario en inmunonutrición.
Debemos aclarar que comúnmente se denomina inmunonutrición a la nutrición enteral,
o en la mayoría de los casos parenteral (invasiva), con arginina, ácido ribonucleico y
ácidos grasos Omega 3 lo que difiere totalmente de nuestro método. Nuestro
Revitalizador Inmunológico es una potente combinación de enzimas, oligo-elementos y
vitaminas de alta calidad y pureza que trabaja produciendo la catálisis enzimática
intracelular e hidrólisis del sistema inmunológico.
En la mayoría de los casos, nuestras cápsulas pueden ser administradas oralmente con
agua en forma completamente no invasiva o en los casos en que el paciente no puede
tragar, puede administrarse por medio de una sonda nasogástrica o bypass estomacal
disolviendo el contenido de las cápsulas en suero fisiológico.
Debido a la dedicación de nuestros científicos a la investigación del sistema
inmunológico, hemos podido encontrar la combinación adecuada de los elementos que
son esenciales para que se produzcan las reacciones bioquímicas que permiten la
síntesis de hormonas, la digestión, y la absorción de alimentos, lo que produce un
aumento en la reproducción celular y un incremento en los mecanismos de defensa del
cuerpo.
Nuestro cuerpo no obtiene de nuestras comidas los nutrientes necesarios para que
nuestros mecanismos de defensa funcionen adecuadamente haciendo que muchas de las
enfermedades que se conocen como crónicas o incurables sean una simple consecuencia
de este déficit alimentario. Nuestro Revitalizador Inmunológico Plus provee muchas
co-enzimas de enzimas que actúan en las reacciones químicas de nuestro metabolismo,
algunas de las cuales son críticas para el funcionamiento adecuado de nuestras células,
las que además son atacadas por el stress, el cansancio, la depresión, y las
enfermedades.
Las enzimas (proteínas fabricadas por nuestro cuerpo que actúan como biocatalizadores), desarrollan tareas estructurales y metabólicas, estimulan o inhiben
funciones hormonales, regulan la respuesta fisiológica, controlan la velocidad y calidad
de la transmisión de las señales del sistema nervioso y controlan la secreción de
desperdicios. Las enzimas son bio-catalizadores que permiten la transformación de
grandes cantidades de substratos que se utilizan en la producción de los diferentes
componentes que son imprescindibles para todo proceso vital.
Para que estos procesos se lleven a cabo, cada sistema enzimático requiere la
participación de co-enzimas, es decir, oligo-elementos, vitaminas, y minerales que
posibilitan que encajen exactamente en los substratos. A diferencia de las enzimas, las
co-enzimas se degradan durante su actividad y por esa razón deben reemplazarse
constantemente. Un déficit de oligo-elementos, por ejemplo, podría producir la
inhibición de algunos sistemas enzimáticos, lo que puede causar diferentes
enfermedades.
El paciente promedio de hoy muestra un desbalance alimenticio que puede ser causado
por:

La consumición de comidas refinadas, las cuales han perdido la mayoría
de sus micro nutrientes.
 Los malos hábitos alimentarios.
 El fumar cigarrillos.
 La consumición de alcohol y/o drogas.
 Los tóxicos excesivos en el medio ambiente.
 El stress.
Nuestro producto, el Revitalizador Inmunológico Aim Light ha producido mejoras sin
precedentes en pacientes con deficiencias inmunológicas y enfermedades auto-inmunes
incluyendo cáncer, tumores sólidos y líquidos, leucemia, linfomas, metástasis, hepatitis
C, mononucleosis, diabetes tipo I y tipo II, VIH-SIDA, neumonía, cirrosis hepática,
esclerosis múltiple y pacientes recibiendo diálisis para mencionar algunas.
Nuestros productos son fabricados en los Estados unidos de América bajo un estricto
control de calidad y están autorizados para su venta libre por el Departamento de
Agricultura y Servicios al Consumidor del Estado de la Florida (F.D.A.C.S.).
No presentan efectos secundarios ni interactúan con ninguna medicación.
Debido a que nuestro Revitalizador Inmunológico Plus está aprobado como un
suplemento dietario, la recomendación por parte de un profesional médico está dentro
de las prácticas comunes de la medicina de hoy, ya que es común que un médico
recomiende el uso de vitaminas o suplementos a sus pacientes.
Aunque nuestros tratamientos están autorizados para su venta libre y sin receta como
suplementos dietarios, los resultados obtenidos son los de un medicamento avanzado y
dichos resultados están sustentados por estudios clínicos.
La efectividad de nuestros tratamientos no requiere discontinuar los tratamientos
estándar y aunque muchas veces el hacerlo acelera el proceso de mejora del paciente, es
nuestra costumbre esperar a que el sentido común y la propia mejora en la condición de
la persona hagan innecesario el uso de medicinas convencionales.
Hay una excepción, sin embargo, con el uso de cortico-esteroides porque la cortisona
inhibe la producción de interferón, uno de los agentes inmunes más potentes
produciendo una disminución general de las funciones del sistema inmunológico.
Nuestros tratamientos reestablecen y mejoran el funcionamiento de nuestro sistema
inmunológico, exactamente lo opuesto de lo que hacen los cortico esteroides y sus
derivados.
Nosotros les explicamos esto a nuestros pacientes de la siguiente forma:
Supongan que su automóvil tiene una bomba de agua que hace ruido, quitar la correa
pararía sin dudas el ruido que está causando porque la bomba ya no trabajaría, pero, ¿se
resolvió el problema? Por supuesto que NO, su motor quedará inutilizado en poco
tiempo. Nosotros nunca desconectaríamos la bomba de agua para parar el ruido, sino
que la repararíamos para que trabaje correctamente.
Aún en los casos de enfermedades auto-inmunes cuando parecería lógico detener las
funciones inmunológicas para evitar que provoque dicha condición, nuestro objetivo es
hacer que funcione correctamente, y de ninguna manera inhibiríamos las funciones del
sistema inmunológico.
Qué se puede esperar con nuestros productos:
En general:
Nuestros pacientes reportan mejoras en su estado general después de solamente unas
pocas ingestas de nuestro producto. Usualmente hay cambios radicales dentro de la
primera semana.
Aumenta la absorción de alimentos y el paciente tiende a aumentar de peso.
Las terapias de dolor con morfina y/o codeína son frecuentemente innecesarias debido a
que los pacientes reportan muy poco o nada de dolor a los pocos días de ser tratados con
nuestros productos.
Pacientes de cáncer:
Hay una reducción significante en el tamaño del tumor y los marcadores oncológicos
tienden a moverse rápidamente hacia sus valores normales.
Pacientes de VIH/SIDA:
Hay un aumento considerable en el número de linfocitos T CD4/CD8 seguido por una
reducción contundente en la carga viral. Cesa la diarrea con un incremento significativo
en al absorción de alimentos con un consecuente aumento de peso.
De todos modos, por estar categorizado como "Dietary Supplement", no podemos
atribuirle una acción terapéutica y es por eso que no es posible promocionar curación
alguna. Sin embargo, no es eso lo que estamos viendo en los resultados obtenidos, ya
que los mismos superan los de un medicamento avanzado y además están sustentados
por estudios clínicos.
Esto es precisamente lo que nos plantea una serie de desafíos que incluyen muchas
preguntas:
¿Estamos frente a la cura que todo el mundo está buscando?
Los estudios médicos y la enorme cantidad de pacientes tratados así lo están avalando.
¿Cómo nos diferenciamos de todos esos productos que ofrecen los vendedores de
falsas esperanzas, los que lucran con la desesperación ajena?
Esto tal vez sea lo más difícil, pero quizás sirva como aval el hecho de que por muchos
años hemos venido atendiendo en forma gratuita a la mayoría de los enfermos que se
nos acercan, con el objetivo de formar una base de datos con sus antecedentes clínicos,
su evolución y su cura luego de tomar nuestro Revitalizador Inmunológico.
Tenemos a su disposición estudios de sangre, imagenes y reportes médicos de pacientes
con resultados muy contundentes. Contamos con personas que están dispuestas a ser
entrevistadas para dar su testimonio ya que, aunque respetamos la confidencialidad de
todos, son ellos mismos los que nos piden participar en lo que sea necesario para
divulgar lo que hacemos con el solo motivo de que el producto pueda llegar al alcance
de la mayor cantidad de gente posible.
¿Qué opina la lucrativa industria de la medicina acerca de un producto de estas
características?
Nosotros somos conscientes de que la popularización de un producto como el
Revitalizador Inmunológico echaría por tierra un negocio de medicamentos y costosos
tratamientos que le deja millones a los laboratorios y a las clínicas.
Es por eso que vamos paso a paso, sorteando los obstáculos del descreimiento con datos
concretos y trabajando con casos voluntarios que se están multiplicando día a día, sin
más publicidad que el “boca a boca” de pacientes tratados anteriormente.
Por requerimientos legales, debemos incluir en nuestras etiquetas para U.S.A. que nada
de lo expuesto ha sido evaluado por el F.D.A. y también debemos incluir que nuestros
productos no han sido creados para diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna
enfermedad, lo que en inglés sería:
“These statements have not been evaluated by the Food and Drug Administration. This
product is not intended to diagnose, treat, cure or prevent any disease”.
Y no podríamos estar más de acuerdo en que no fueron creados para diagnosticar
ninguna enfermedad; sin embargo, los casos que se presentarán a continuación nos dan
una indicación muy clara de que han sido utilizados exitosamente para tratar y curar
algunas enfermedades.
Lo más interesante de nuestros tratamientos es que los resultados pueden ser verificados
mediante estudios clínicos y que dichos resultados comienzan a hacerse evidentes luego
de unas pocas ingestas. Generalmente, hay cambios significativos en la condición del
paciente dentro de las primeras semanas.
A continuación estamos incluyendo algunos testimonios de diferentes casos que hemos
tratado. Hemos elegido casos recientes o aquellos en los que contamos con los contactos
telefónicos o direcciones de e-mail para que puedan verificar que se trata de casos
reales.
La confidencialidad para con los pacientes es algo muy respetado en U.S.A. y estos
testimonios han sido incluidos a pedido de quienes los envían con el único propósito de
poder ayudar a otros en su situación. Esta información se incluye con el objetivo de
ilustrar algunos casos cuya evolución hemos podido seguir gracias a la colaboración de
los propios enfermos o de sus familiares que nos envían los estudios clínicos.
Hay miles de casos y los resultados no son una casualidad ni específicos de estos pocos
ejemplos, sino que se repiten y es por eso que son tan valiosos.
Nuestros protocolos de cada uno de los pacientes, se basan en la evidencia clínica
médica sin excepción.
Cualquier duda acerca de los mismos o cualquier aclaración, por favor dirigirse a
nuestro equipo científico [email protected]
Aim Light, Inc.
168 S.E. 1 Street – Suite 401
Miami, FL 33131
305-358-3326
305-358-8889 Fax
Descargar

Evidencia Clinica