AIDS InfoNet
www.aidsinfonet.org
Hoja informativa número 671
PRUEBAS DE LABORATORIO PARA LA HEPATITIS C
Se realizan varias pruebas de laboratorio
(sangre) para la hepatitis C (VHC). Estas
incluyen las pruebas de función hepática, la
carga viral del VHC, pruebas de genotipo,
prueba genética de IL18B y pruebas de
coagulación.
PRUEBAS DE LA FUNCIÓN
HEPÁTICA
Las pruebas llamadas “pruebas de función
hepática” no miden el funcionamiento del
hígado. En cambio, miden los niveles de
enzimas que se encuentran en el hígado,
corazón y músculos. Las enzimas son
proteínas
relacionadas
con
reacciones
químicas en los organismos vivientes.
Los niveles altos de enzimas pueden indicar
daño en el hígado causado por medicamentos,
alto consumo de alcohol, hepatitis viral, gases
tóxicos o uso de drogas recreativas. Los
resultados de la prueba de enzimas hepáticas
pueden resultar difíciles de interpretar. Las
personas con daño grave en el hígado a veces
tienen niveles normales de enzimas hepáticas.
Los diferentes patrones de estas enzimas,
cuando algunas se elevan y otras permanecen
normales, son parte de la información que su
proveedor de atención médica utiliza para
controlar la salud del hígado.
Pruebas de función hepática:

Albúmina. La albúmina en plasma es la
proteína más común en la sangre. Es esencial
para la distribución apropiada de fluidos
corporales. La albúmina ayuda a mover
moléculas pequeñas a través del cuerpo.
Debido a que la produce el hígado, la
disminución de la albúmina plasmática puede
ser una señal de enfermedad del hígado, de
los riñones o de malnutrición.

ALT (alanina aminotransferasa). Se usa
junto con la prueba de AST para vigilar la
salud del hígado. A veces la prueba de ALT se
usa para ver si el tratamiento está mejorando
el funcionamiento del hígado. Esta prueba
antes se llamaba transaminasa glutámico
pirúvica sérica o TGPS o SGPT, por sus siglas
en inglés.

AST
(aspartato
aminotransferasa).
Generalmente se usa con ALT para vigilar la
salud del hígado. Esta prueba se llamaba
transaminasa glutámica oxalacética o SGOT.

La bilirrubina es un fluido amarillo que
se produce al destruirse los glóbulos rojos. Los
niveles altos causan ictericia, una condición en
la que la parte blanca de los ojos y a veces la
piel se vuelven de color amarillentos. Los
niveles altos de bilirrubina pueden indicar
enfermedad del hígado pero quizás no sean
importantes si los causan los medicamentos
antirretrovirales
indinavir
(Crixivan)
y
atazanavir (Reyataz).

Fosfatasa alcalina. El hígado dañado
libera cantidades mayores de fosfatasa
alcalina en la sangre. Los niveles altos pueden
indicar enfermedad de los huesos.

La Ferritina es una proteína que se une
al hierro. Los niveles altos de ferritina o de
hierro en la sangre pueden indicar
acumulación de hierro (hemocromatosis) y
otras enfermedades de hígado.

Los resultados de la GGT (gamma
glutamil transpeptidasa) pueden mostrar si los
resultados anormales se deben a problemas
de hígado o de hueso. Si las AST y ALT no
están elevadas, se puede ordenar la prueba
GGT para ayudar a determinar si la fuente de
la alta fosfatasa alcalina es un problema de
hueso o de hígado. Los niveles de GGT
aumentan con un alto consumo de alcohol.

LDH (dehidrogenasa láctica) es una
enzima que se encuentra en muchos tejidos
del
cuerpo.
Los
niveles
elevados
generalmente indican algún tipo de daño en
los tejidos. Las ALT, AST y fosfatasa alcalina
ayudan a determinar qué órganos están
involucrados.
PRUEBAS DE CARGA VIRAL
La prueba de carga viral cuenta las partículas
de VHC que hay en la sangre. Esto es similar
a la carga viral del VIH (ver hoja informativa
125) pero hay algunas diferencias importantes:

La carga viral del VHC se mide en
Unidades Internacionales (UI). Una
unidad internacional es aproximadamente
3 copias de VHC.

Las cargas virales del VHC son mucho
más altas de las del VIH. La carga viral
del VHC puede ser de varios millones. Un
valor menor que 400.000 a 600,000 UI
por mililitro (UI/mL) se considera bajo.

La carga viral del VIH se usa para
predecir el progreso de la enfermedad.
Sin embargo, no es así en el caso de la
carga viral del VHC. Los niveles más altos
de carga viral de hepatitis no indican que
haya una progresión más rápida de la
enfermedad. Sin embargo, predicen la
respuesta al tratamiento: cuanto más baja
sea la carga viral, hay más posibilidades
de que funcione el tratamiento para el
VHC.

La carga viral se usa para saber si el
tratamiento del VHC está funcionando y
con qué rapidez la carga viral se vuelve
no-detectable. Cuando la carga viral se
hace no-detectable durante el tratamiento
del VHC y se mantiene no-detectable
durante 6 meses después de suspender
el tratamiento, se lo llama respuesta
virológica sostenida o SVR (siglas en
inglés). Esto generalmente dura 10 ó más
años, y se considera una cura.
PRUEBAS DE GENOTIPO PARA
VHC
Hay más de seis diferentes tipos de VHC, que
se identifican con números. También existen
subtipos, que se designan con letras. Por
ejemplo, existen los genotipos 1a y 1b. Se
identifican al analizar una muestra de sangre
para determinar el código genético del virus. El
tipo más común de VHC en América del Norte
es el genotipo 1. Los genotipos 2 y 3 son
mucho menos comunes en América del Norte.
Los genotipos de VHC y los subtipos
proporcionan a los proveedores de atención
médica información importante para elegir el
tratamiento. Por ejemplo, los genotipos 2 y 3
son los más fáciles de tratar con interferón.
PRUEBA GENÉTICA IL28B
Recientemente, investigadores descubrieron
una conexión entre el código genético de un
paciente y su respuesta al tratamiento
estándar. Se analizó el código genético de un
grupo grande de pacientes con VHC de
genotipo 1. Los pacientes con una variedad
particular del gene IL28B tuvieron más del
doble de las posibilidades de responder bien al
tratamiento estándar de VHC con interferón y
ribavirín. La prueba IL28B puede convertirse
en una herramienta importante para guiar el
tratamiento del VHC.
PRUEBAS DE COAGULACIÓN DE
LA SANGRE
Si le van a hacer una biopsia de hígado (ver
hoja informativa 672) se pueden realizar
algunas pruebas. Con una biopsia, existe el
riesgo de sangrado. Las pruebas de
coagulación de la sangre miden con qué
rapidez se forman coágulos, que detienen el
sangrado. Los valores anormales de estas
pruebas pueden indicar enfermedad hepática
avanzada.

TP/RIN o Tiempo de protrombina y
Radio Internacional Normalizado es la
prueba de coagulación más común. Se
analiza una pequeña muestra de sangre
para ver cuánto se demora en formar un
coágulo.

El recuento de plaquetas indica el
número de plaquetas en la sangre. Las
personas con enfermedad del hígado
avanzada pueden tener menos plaquetas
y más posibilidades de sangrar después
de una biopsia de hígado.
Revisado el 24 de febrero de 2014
Un Proyecto del International Association of Providers of AIDS Care y del New Mexico AIDS Education and Training Center. Parcialmente consolidado por el National
Library of Medicine. Se puede descargar hojas informativas del Internet al http://www.aidsinfonet.org
Descargar

AIDS PRUEBAS DE LABORATORIO PARA LA HEPATITIS C

ENFERMEDAD DONDE SE NOMBRE CARENCIA

ENFERMEDAD DONDE SE NOMBRE CARENCIA

SaludTablaAlimentaciónExcesoClasificación: hidrosolubles y liposolublesEnfermedaesDefecto

HIGADO Es una glándula mixta cuya secreción externa va hacer la... Va regular la cantidad de la glucosa en la sangre

HIGADO Es una glándula mixta cuya secreción externa va hacer la... Va regular la cantidad de la glucosa en la sangre

Aparato digestivoHígadoGlándulasMedicinaConfiguración exteriorGlucosaÓrganos humanosConstitución anatómicaMedios de fijación

HIGADO Es una glándula mixta cuya secreción externa va hacer la... Va regular la cantidad de la glucosa en la sangre

HIGADO Es una glándula mixta cuya secreción externa va hacer la... Va regular la cantidad de la glucosa en la sangre

Aparato digestivoHígadoGlándulasMedicinaConfiguración exteriorCirugíaGlucosaÓrganos humanosConstitución anatómicaMedios de fijaciónTejidos, vasos y nervios del hígado