DISCURSO DEL GOBERNADOR DEL ESTADO DE MÉXICO, DR. ERUVIEL
ÁVILA VILLEGAS, DURANTE LA FIRMA DE CONVENIOS CON LA
ASOCIACIÓN PARA EVITAR LA CEGUERA EN MÉXICO, Y LA DIRECCIÓN
GENERAL DE LOS SERVICIOS DE SALUD DE ZACATECAS.
Toluca, México, 13 de enero de 2012.
Muy buenos días tengan todas, todos ustedes.
Muchas gracias por su presencia, por estar aquí. Y con su presencia demostrar su preocupación y su
compromiso en este tema tan sensible, la salud pública de los mexicanos.
Muchas gracias a todas, a todos ustedes.
Quiero saludar con mucho afecto, con mucho entusiasmo a los representantes de la Asociación para
Evitar la Ceguera en México, que hoy amablemente nos acompañan.
Extiendo también un gran saludo y todo mi reconocimiento al licenciado Marco Antonio Slim Domit, a
quien le agradezco su amable presencia, quien es socio fundador del Centro de Córneas Mexicanas,
quien representa también a la Fundación TELMEX, a la Fundación Carlos Slim, y que ha hecho una gran
labor. Ahorita hacía un resumen de todas las acciones que ha realizado.
Gracias, Marco Antonio, por esa labor tan importante. Hace un momento, en nombre de los
mexiquenses, le entregamos un reconocimiento, tal vez muy sencillo, pero este reconocimiento lleva
implícito el afecto del gobierno del Estado de México, pero sobre todo el agradecimiento de todas las
familias y de todas las personas que se han visto beneficiadas por las muy buenas obras, por las acciones
humanas, generosas que realizan las fundaciones que usted, su familia y sus empresas representan.
Quiero también saludar con mucho afecto y respeto a nuestra presidenta municipal, María Elena Barrera
Tapia, una mujer muy entusiasta, una mujer que ha entregado su vida a la salud desde hace ya muchos
años.
Quiero también saludar al presidente, porque he de decirles que muy amablemente por ahí de 1989, en
1990, el Club Rotario Xalostoc me dio un nombramiento de socio honorario de rotarios allá en
Ecatepec, por eso saludo a mi presidente…
Muchas gracias mi presidente. Y también presidente del Grupo Devlyn.
Hoy también agradezco la presencia del señor secretario de Salud del Estado de Zacatecas. Gracias por
su disposición de venir al Estado de México. Y que juntos podamos generar sinergia para apoyarnos
mutuamente: Zacatecas-Estado de México.
Siempre he dicho que cuando trabajamos en equipo, genera más cosas.
Un saludo afectuoso al señor gobernador de nuestra entidad hermana, Zacatecas.
2
Además, hoy es un día muy importante, estamos aquí reunidos, mujeres y hombres comprometidos para
hacer el bien a este estado, a este país, donde nos reúne un motivo muy importante, como lo es esta
reflexión de la donación de órganos y tejidos.
Quiero aprovechar esta ocasión no sólo para celebrar la firma de dos convenios muy relevantes, también
quiero compartir con ustedes la importancia de hacer consciencia en el tema de donación de órganos y
tejidos.
Testimonios tan sentidos, tan humanos, como el de Pepe Toño, que amablemente hizo uso de la palabra,
la verdad es que nos conmueven y nos mueven para seguir trabajando en la materia.
Quiero decirte, José Antonio, que nos sentimos muy orgullosos de que tengamos a mujeres, a hombres
como tú, que lucharon, que le echaron todas las ganas, que su familia, su mamá y toda su familia, estuvo
muy al pendiente de ti, y que finalmente es posible lograr las cosas para bien cuando uno se las propone.
Quiero reconocer a quienes participaron en todo este proceso, participaron desde quien donó estos
órganos y tejidos para bien, que en paz descansen, a sus familiares; quiero reconocer a todos los
médicos, a toda la infraestructura, a todos los que llevaron a cabo estas acciones para José Antonio, y
también cientos, miles de pacientes que se han visto beneficiados por estas acciones que el Gobierno
lleva a cabo.
Quiero participarles que tengo el honor de ser donador desde el 2003, desde entonces firmé mi
credencial correspondiente; y, desde luego, estoy haciendo una promoción desde entonces, para que
más servidores públicos, para que la gente pueda también convertirse en donador de órganos y tejidos.
Quiero agradecerles a todos los que amablemente hoy van a firmar formalmente su tarjeta o van a
ratificar simbólicamente esta voluntad de ser donadores, especialmente a mis compañeros integrantes
del Gabinete, mujeres y hombres sensibles.
Yo sé que es una decisión muy personal, no se trata de imponer nada a nadie. Gracias a todos, se los
agradezco mucho.
Y también que todos los servidores públicos, legisladores, a nuestros diputados locales, federales aquí
presentes, también les pido que podamos llevar a cabo esta campaña, a quienes saludo con mucho afecto
y respeto.
En su momento yo me comprometí en la etapa de escuchar, de comprometerme con la gente, que
vivimos en meses pasados, el año pasado, me comprometí a impulsar seriamente en el Estado de México
campañas y fomentar la cultura de la donación de órganos y tejidos.
Hoy con hechos comenzamos a cumplir este compromiso, logrando estos convenios.
Quiero que sepan que para un servidor estos no son sólo compromisos, sino ante todo son
compromisos con la vida, que eso es para mí más importante.
3
Cuando hablamos de donar nuestros órganos, hablamos de donar vida, llevar vida. Un solo donante de
órganos puede salvar hasta siete vidas y beneficiar a un total de 120 pacientes con la donación de sus
tejidos.
Hablaba hace un momento, Marco Antonio, que son realmente héroes quienes donan sus órganos y
tejidos. A veces nos imaginamos “son héroes los bomberos” Claro que es una gran labor, los rescatistas,
pero todos podemos ser héroes y trascender y dar vida, cuando finalmente Dios nos llama a cuentas.
Esperemos que sea eso, desde luego, muchos años después.
Pero como bien lo decía el doctor Gabriel O´Shea, tarde que temprano va a suceder. Pues mejor en vida
hagámoslo, y generemos consciencia con nuestra familia. Sin embargo, al donar órganos y tejidos, es un
tema en el que debemos avanzar, debemos todavía caminar y ayudarnos todos.
Vale la pena referir que, por ejemplo, hay países muy avanzados en este tema, en esta cultura. España,
por ejemplo, por cada millón de habitantes, hay 34 donadores de órganos y tejidos. En México por cada
millón de habitantes, 2 lo son; y en el Estado de México afortunadamente somos 2.5, es decir, estamos
arriba de la media nacional, aunque todavía, desde luego, falta por hacer.
Todos tenemos esta posibilidad, todos tenemos familia y seres queridos que un día podrían necesitar un
donador. Lo importante no es si nos toca dar o si nos toca recibir, lo importante es saber que nos
apoyamos los unos a los otros, que cuando una vida se va, otra vida puede volver; y debemos estar muy
conscientes de esta necesidad.
En nuestro país 110 familias han vivido la experiencia de una donación de órganos, sea porque alguno de
nuestros familiares lo recibió o porque lo donó, como José Antonio.
Desde aquí expreso mi reconocimiento a todas aquellas personas que han donado órganos, y también a
sus familias; en particular, a los mexiquenses que así han demostrado su solidaridad y su gran corazón.
Desde 2003 a 2010 el Estado de México ha enviado un total de 772 órganos y tejidos a otras entidades
de la República, y desde luego con este convenio vamos a fortalecer la comunicación, el apoyo con
Zacatecas, Distrito Federal, por ejemplo, entre otros.
Gracias a los mexiquenses que han dado vida a otros hermanos que viven en otras entidades de nuestro
País. Vamos a seguir impulsando este espíritu de solidaridad.
Sin embargo, aún se estima que en México existen 18 mil pacientes que requieren un trasplante, y sólo
se logran realizar como máximo 5 mil anualmente.
Esto significa que el 80 por ciento de estos pacientes, en una realidad, podrían morir, ya que sólo
cuentan con un promedio de vida de tres años, a partir del diagnóstico de insuficiencia.
Por ello, cuando decidimos donar nuestros órganos, damos esperanza a miles de personas, llámenle una
opción más altruista, yo creo que la donación de órganos es algo por excelencia, es el acto por
excelencia más generoso y más altruista que pueda existir.
4
Les invito a que nos ayuden a correr la voz, a fomentar esta cultura, platicar con nuestros familiares,
conocer su decisión y hacerla valer cuando llegue lamentablemente, ya referíamos, este momento.
Quiero participarles y quiero reiterar mi agradecimiento a todos los médicos, enfermeras, a todos los
trabajadores de la salud, a la coordinadora de este Centro, a la doctora Inés Díaz Muñoz, que ha sido
una seria impulsora de ello, que da pasión en el tema.
Y también reconocer especialmente al doctor Gabriel O´Shea Cuevas, secretario de Salud, quien desde
un principio, desde el inicio de la administración, me planteó estos temas, y ha sido un serio impulsor de
este tipo de acciones, para beneficio del Estado de México.
Quiero informarles, y a la vez quiero invitarles, estamos iniciando formalmente los estudios
correspondientes para poder preparar una iniciativa de Ley, en este caso el titular del ejecutivo, y si me
acompañaran algunas otras organizaciones, que amablemente están aquí presentes, para poder signar una
iniciativa vía Congreso Local, en este caso, y que a su vez el Congreso local, si lo autorizaran los señores
diputados locales, fueran los que iniciaran una Ley ante el Congreso de la Unión, a efecto de que las
tarjetas correspondientes, que iban a ser firmadas, que expresan la voluntad para poder donar órganos,
tenga validez jurídica --claro, no se desea--, y si alguien lamentablemente llega a tener algún accidente o
algo, y tiene su tarjeta autorizada y está firmada, y está actualizada, puedan, en los hospitales
correspondientes, proceder a la procuración de los órganos correspondientes.
¿Qué pasa hoy día? Si una persona lamentablemente tiene un accidente, se le remite a la instancia
correspondiente, en lo que el familiar va, que a veces el familiar está en una circunstancia
emocionalmente difícil de poder decidir, y ahí se queden muchos órganos.
Hay países en donde tienen otra política; por ejemplo, hay países en donde la donación de órganos, por
así decirlo, es automática; es decir, todos los ciudadanos son donadores por excelencia, salvo expresión
en contrario. Sería muy respetuoso, y esa postura la tomaría con cautela.
Yo me pronuncio, y desde luego estaré muy atento, para escuchar a los expertos, el que respete la
sociedad civil, los medios de comunicación, pero voy a trabajar fuerte, y espero, y sé que no estoy sólo,
sé que contaré con el respaldo de ustedes, mujeres y hombres de bien, que están al pendiente de estos
temas.
Y si lográramos esto --porque, como ustedes saben, esta es una competencia de tipo federal, la Ley
Federal de Salud es la que contempla estos temas--, estoy cierto que podríamos incrementar desde luego
el número de donadores y también de beneficiados en este tema.
Contamos con cuatro instituciones equipadas para la realización de trasplantes y con 16 centros para la
procuración de órganos y tejidos. Me enorgullece decir que el Estado de México, gracias al esfuerzo de
todos, el mérito es de todos, somos una potencia en esta materia a nivel nacional. Nuestro compromiso
en su momento, y los medios de comunicación fueron testigos de ello por ahí del mes de mayo o junio,
fue duplicar estas instituciones; es decir, pasar de cuatro a ocho hospitales que realicen trasplantes, y
pasar de 16 a 32 centros de procuración de órganos y tejidos.
5
Hoy me complace anunciarles, señoras, señores, representantes de los medios de comunicación, que
este año vamos a inaugurar el hospital de alta especialidad en Zumpango y el hospital de alta especialidad
en Ixtapaluca, con lo que llegaremos seis instituciones para hacer trasplantes, cumpliendo esta parte del
compromiso de tener 50 por ciento. Es decir, estos hospitales tendrán la capacidad para poder llevar a
cabo estos trasplantes.
También habremos de impulsar los centros de procuración de órganos y tejidos en estos 1 mil 500
hospitales. Este año vamos a empezar la construcción de hospitales generales Tlalnepantla, que se habrá
de concluir después, pero la acción la empezamos en 2012, con lo que alcanzaremos 19 centros para
poder trasplantar órganos y tejidos.
Quiero agradecer muy especialmente al Centro de Córneas Mexicano, A. C., por la donación de equipo
en el Banco de Córneas, con un costo de, aproximadamente, 5 millones de pesos, con microscopio
popular, lámparas especiales, equipo de procuración. Es una obra que apreciamos, que agradecemos, que
reconocemos y que luego vamos a aprovechar para bien de este tema.
Yo aspiro a que juntos, trabajando en equipo, podamos convertir al Estado de México en el primer lugar
en la nación de órganos y tejidos. Claro que sí se puede. Y vamos, desde luego, a impulsar que sea el
Estado de México también, a trabajar seriamente en la materia, para que podamos alcanzar cuando
menos el segundo lugar en habilitación de trasplantes. Sí se puede lograr y lo vamos a hacer con el
compromiso de los médicos, enfermeras y desde luego de la sociedad civil, de asociaciones tan
generosas como las que hoy están aquí presentes y nos han apoyado muchísimo.
Aprovecho esta oportunidad para hacer un llamado a todos los funcionarios miembros del Gabinete de
nuestro Estado, a los señores presidentes municipales, a todos los servidores públicos desde cualquier
orden de gobierno, para que organicemos e impulsemos esta cruzada de poder ser donadores de
órganos y tejidos. Vamos a predicar con el ejemplo vamos a donar vivos.
Así es que yo les quiero agradecer a todas y a todos los que han participado en estas acciones. Reiterar
mi reconocimiento al Gobierno de Zacatecas por su interés en esta materia; agradecerle al presidente
municipal su apoyo para ejecutar estas acciones.
Y sobre todo a ustedes, señoras, señores, miembros de la sociedad civil, les quiero agradecer su
participación y su apoyo para que generemos conciencia en todo el Estado de México en esta materia.
Muchas gracias por su atención.
Descargar

1 DISCURSO DEL GOBERNADOR DEL ESTADO DE MÉXICO, DR