TALLER
DONACIÓN DE ÓRGANOS
Lea atentamente el texto y realice un folleto donde explique los por menores que
aquí se mencionan sobre la donación de órganos.
La donación y el trasplante de
órganos y tejidos
En Latinoamérica existen
aproximadamente
13.000 personas con daño crónico de
alguno de sus órganos o tejidos, que
hace que la función del mismo se
pierda y para las cuales el mejor
tratamiento disponible es un
trasplante. De ellas, 3000 están en
Colombia.
Los órganos y tejidos para
trasplantar se obtienen de donantes
que han expresado en vida su
intención de donar o cuya familia en
forma altruista y generosa ha
decidido autorizar la extracción de
los mismos al momento de fallecer
un ser querido.
A nivel mundial, la tasa de donación
varía de forma importante en los
diferentes continentes. Así, tenemos
por ejemplo en Norteamérica 20.7
donantes por millón de población,
América Latina y el Caribe con 4.5,
Africa con 2.6, Oceanía con 10.4,
Europa con 17.2 y Asia con 1.1
donantes por millón de población.
La lista de espera para trasplante de
órganos es la lista específica de
posibles recipientes para cada órgano
específico y en Colombia, la edad
promedio de los pacientes incluidos
en dicha lista es de 29 años, la
población joven y productiva del país.
¿Cómo se clasifican los donantes ?
Hay dos tipos de donantes: el
donante vivo, el cual es aquella
persona que efectúa la donación en
vida de órganos (un riñón o
segmentos de hígado o páncreas) y de
tejidos (células sanguíneas) para
ayudar a alguno de sus familiares
(donante vivo relacionado) o de
buena voluntad a alguien que lo
requiera (donante vivo no
relacionado). El otro tipo de donante
es aquel ser humano que ha
fallecido, bien sea por el cese de sus
funciones cardiorespiratorias o por
muerte
encefálica.
¿Qué puedo donar?
Se pueden donar órganos como
corazón, pulmones, hígado, riñones,
páncreas
e intestinos. Así mismo, se pueden
donar tejidos como córneas, piel,
huesos, cartílagos, tendones, nervios
y válvulas cardiacas. Por cada
donante
de órganos y tejidos se pueden
beneficiar hasta 55 pacientes.
Cuándo puedo donar órganos o
tejidos?
Usted puede decidir ser donante en
cualquier momento. Es muy
importante que esta decisión la
conozca su familia para que pueda
respetar su voluntad cuando usted
fallezca. Salvo algunos casos
especiales de trasplante de riñón o
segmentos de hígado o
páncreas, en los cuales se puede
donar en vida a un familiar cercano,
la donación de órganos y tejidos se
cumple sólo después de la muerte.
La lista de espera para trasplante de
órganos es la lista específica de
posibles recipientes para cada órgano
específico y en Colombia, la edad
promedio de los pacientes incluidos
en dicha lista es de 29 años, la
población joven y productiva del país.
¿Qué es la muerte encefálica
o cerebral?
Recordemos que el cerebro es el
órgano encargado de regular el
funcionamiento de todo nuestro
cuerpo. Hay situaciones que afectan
el cerebro de una forma fatal,
causando la detención total de sus
funciones y en las cuales ya no hay
posibilidad alguna de manejo médico
o quirúrgico. En este momento se
declara la muerte encefálica o
cerebral. Una persona que se
encuentra en
esta condición se declara ética,
médica y legalmente como un
cadáver y en éste se pueden
administrar medicamentos y utilizar
tecnología que permita que estos
órganos y tejidos se mantengan
viables para utilizarlos con fines de
trasplante.
Que dice la ley colombiana?
La Ley colombiana tiene claramente
reglamentada en el Decreto 2493 de
2004 y la Resolución 2640 de 2005 la
donación de órganos y tejidos con
fines de trasplante. Así mismo
prohíbe cualquier tipo de
remuneración por los órganos o
tejidos.
Existe el tráfico de órganos en
Colombia?
Los trasplantes de órganos y tejidos
son procedimientos de alta
complejidad que requieren de una
adecuada infraestructura y un
personal de salud entrenado
específicamente en esa área. Además,
los órganos, una vez extraídos,
tienen muy pocas horas de viabilidad
fuera del cuerpo de una persona,
pues requieren de unas condiciones
especiales para que puedan ser
transportadosy
Qué piensan las religiones
acerca de la donación de organos y
tejidos?
Casi ninguna religión se opone a la
donación de órganos y tejidos. La
religión católica lo menciona como
mayor acto de generosidad y
misericordia que puede realizar un
ser humano.
¿Queda desfigurado
el donante?
La obtención de órganos y tejidos es
un procedimiento quirúrgico como
cualquier otro, además algunos
tejidos retirados son reemplazados
por prótesis con lo cual se garantiza
que se conserva la apariencia
corporal del donante.
TRASPLANTES
¿Cómo saber si una persona
necesita un trasplante?
Las consideraciones que se hacen
para plantear el trasplante de un
órgano como alternativa de
tratamiento, incluyen varios
aspectos, entre otros el grado de
severidad de la enfermedad, la
disponibilidad de otras opciones de
terapia, la existencia de programas
de trasplantes para el órgano
en el sitio donde se encuentra el
paciente, las características
específicas del mismo y muy
especialmente el beneficio que se
puede obtener con el procedimiento.
¿Cuál es el proceso para lograr un
trasplante?
Es el médico tratante quien luego de
analizar el resultado del tratamiento
que se ha indicado al paciente y la
probable evolución de la enfermedad,
plantea la necesidad de un
trasplante. Posterior a ello lo remite a
una institución que cuente con el
programa de trasplantes que se
requiere.
En la institución trasplantadora el
paciente debe ser evaluado en una
junta o comité de trasplantes, donde
se analizará su condición clínica, el
estilo de vida y la capacidad para
cumplir estrictamente las
recomendaciones médicas.
De igual manera la posibilidad de
que el paciente tenga algunos hábitos
que amenacen el buen resultado del
trasplante, como por ejemplo el
consumo de alcohol, tabaco, abuso
de sustancias. Muy probablemente se
realizarán
análisis de laboratorio y otros
procedimientos de diagnóstico para
descartar la existencia de situaciones
que indiquen que no es un buen
candidato para trasplante.
Si la evaluación muestra que hay
alguna condición que lo haga no apto
para el trasplante, es probable que
deban tomarse algunas medidas para
corregir estas situaciones que
impidan ubicarlo en lista de espera,
por ejemplo tratamientos para
suprimir hábitos como fumar,
consumo de alcohol, etc.
Una vez el comité define que el
paciente puede beneficiarse con el
trasplante, lo incluye en una lista de
espera, donde se encuentran otras
personas que requieren
el mismo procedimiento. Puede
permanecerse en la lista por un
tiempo variable, dependiendo de la
disponibilidad de un órgano
adecuado. Esta espera puede a veces
ser prolongada y angustiosa por
lo cual puede eventualmente
requerirse apoyo de tipo psicológico
para manejar la ansiedad que puede
generarse mientras se logra el
trasplante.
Cuando se trasplanta un órgano, el
sistema inmune del receptor crea
una reacción de rechazo que puede
controlarse. Es por esto
que posterior al trasplante el
paciente debe estar en control por
parte del médico especialista, debe
tomar algunos medicamentos para
evitar el rechazo
del órgano y realizarse
periódicamente exámenes de
laboratorio para verificar
la evolución de la cirugía.
El órgano que se trasplanta puede
obtenerse de un donante vivo
relacionado
con el paciente (riñón, segmento de
hígado) o en la mayoría de los casos
de un donante en muerte encefálica.
TALLER
DONACIÓN DE ÓRGANOS
Lea atentamente el texto y realice un folleto donde explique los por menores que
aquí se mencionan sobre la donación de órganos.
¿Cuáles órganos se pueden
trasplantar?
No todos los órganos o tejidos se
pueden trasplantar. Actualmente es
posible
trasplantar los siguientes órganos:
• Riñón.
• Hígado.
• Corazón.
• Pulmón.
• Páncreas.
• Intestino.
Los tejidos que pueden implantarse
son:
• Células hematopoyéticas.
• Piel.
• Córneas.
• Hueso.
• Válvulas cardíacas.
• Tendones.
• Cartílago.
¿Es necesario algún tratamiento
después del trasplante?
Nuestro cuerpo cuenta con un
sistema inmune que reconoce
claramente lo que es propio y lo que
es extraño, reaccionando
contra esto último. Este mecanismo
permite atacar virus,
bacterias, hongos y otros elementos
ajenos al organismo.
Como el órgano trasplantado es un
cuerpo extraño, nuestro
sistema inmune lo atacará. Esto es lo
que se denomina
rechazo y para que el trasplante
funcione es necesario
contrarrestarlo.
Para esto el paciente debe recibir
medicamentos llamados
inmunosupresores, que buscan
prevenir o detener el rechazo.
Considerando que nuestro cuerpo
nunca se acostumbrará a un
órgano trasplantado, estos
medicamentos deberán tomarse por
el resto de la vida del paciente o al
menos hasta que el médico
a cargo de su tratamiento indique
que deben suspenderse. Las dosis de
estos
medicamentos se van ajustando de
acuerdo con la respuesta observada;
es
decir que pueden aumentarse o
disminuirse, de acuerdo con lo que el
médico
considere necesario para mantener el
sistema inmune lo suficientemente
débil
para evitar el rechazo, pero con
capacidad para combatir las
infecciones.
Estos medicamentos pueden causar
mayor vulnerabilidad del paciente a
sufrir infecciones, por lo cual pueden
requerirse además medicamentos
contra
bacterias, virus u hongos. Así mismo,
los inmunosupresores pueden
incrementar
el riesgo de desarrollar o complicar
ciertas condiciones que ya estén
presentes, como:
• Presión arterial elevada.
• Diabetes.
• Colesterol elevado.
• Cáncer.
Es importante cumplir con las
recomendaciones dadas por el
médico y con
los controles propuestos, así como
con los exámenes ordenados, para
que se
pueda lograr el éxito del trasplante.
Con seguridad además de los
medicamentos
se precisan cambios en la dieta y en
el estilo de vida, aunque estos no
serán tan restrictivos como cuando el
paciente se encontraba en diálisis.
¿Hay algún problema con estos
medicamentos?
Los medicamentos
inmunosupresores pueden reducir la
capacidad de defensa frente a
infecciones, por lo cual de
acuerdo al criterio del médico se
deben tomar algunos medicamentos
que permitan controlar algunas de
las más comúnmente
observadas en estos casos.
El consumo de estos medicamentos
puede causar
algunos efectos indeseables, los
cuales por lo general
son bien tolerados. Los más
frecuentes son: elevación
del colesterol, hipertensión arterial,
diabetes, osteoporosis
(disminución del contenido de calcio
en los huesos),
dolor de cabeza, diarrea, trastornos
del sueño, anemia, fiebre y mayor
riesgo de desarrollar cáncer. Es por
esto que el paciente debe seguir unos
controles
muy estrictos con su médico e
informarle de todas aquellas
molestias
que vaya presentando. De igual
manera no es recomendable que
consuma
medicamentos o cualquier producto
sin haberlo consultado con el
especialista
responsable del tratamiento.
¿Cuánto tiempo debe permanecer
una
persona en control luego del
trasplante?
Los primeros seis meses después del
trasplante son muy importantes y es
imprescindible que el paciente asista
a sus citas de evaluación y control,
así
como a los exámenes de laboratorio
que se le ordenen. Luego los
controles no serán tan frecuentes,
pero siempre se programarán
algunos para tener un seguimiento
adecuado del resultado de la cirugía
y del tratamiento, así como de la
aparición de complicaciones.
Vale la pena tener en cuenta estos
aspectos, por cuanto muchas
personas viven en lugares distantes
del sitio donde se encuentra el
hospital donde van a efectuarles el
trasplante. Por lo tanto, antes de la
cirugía es importante hacer arreglos
para poder permanecer en otra
ciudad durante el tiempo necesario.
En especial es fundamental
garantizar el alojamiento en un sitio
cercano, por si se requiere acudir en
cualquier momento al hospital. De
igual manera es bueno planear todo
lo concerniente con los gastos de
viaje y alimentación.
Algunas asociaciones de pacientes
trasplantados brindan asesoría y
ayuda
para solucionar estos inconvenientes,
por lo cual es bueno ponerse en
contacto con ellas.
TRASPLANTE DE RIÑÓN
Transplante de riñones
Los riñones son órganos pares
encargados
de filtrar los desechos de la sangre,
además
de eliminar el exceso de agua y
algunas
sustancias químicas. Estas
sustancias constituyen la orina, que
se expulsa a la vejiga. El riñón
también produce hormonas que
controlan la presión arterial,
promueven la formación de huesos
fuertes y estimulan la
formación de glóbulos rojos de la
sangre.
El riñón fue el primer órgano en
trasplantarse según los datos
históricos y ocupa el primer lugar en
número de trasplantes al año que se
realizan en el mundo. Gracias a este
procedimiento miles de personas han
mejorado su calidad de vida y
recuperado su independencia y
productividad laboral, con
evidentes cambios en su estado de
ánimo.
RASPLANTE DE RIÑÓN
Los riñones son órganos pares
encargados de filtrar los desechos de
la sangre, además de eliminar el
exceso de agua y algunas
sustancias químicas. Estas
sustancias constituyen la orina, que
se expulsa a la vejiga. El riñón
también produce hormonas que
controlan la presión arterial,
promueven la formación de huesos
fuertes y estimulan la
formación de glóbulos rojos de la
sangre.
El riñón fue el primer órgano en
trasplantarse según los datos
históricos y ocupa el primer lugar en
número de trasplantes al año que se
realizan en el mundo. Gracias a este
procedimiento miles de personas han
mejorado su calidad de vida y
recuperado su independencia y
productividad laboral, con
evidentes cambios en su estado de
ánimo.
¿Cuándo se necesita un trasplante
de riñón?
La indicación para este trasplante es
la insuficiencia renal crónica que
consiste
en la incapacidad para eliminar del
cuerpo sustancias tóxicas. Puede
originarse
en diversas enfermedades, algunas
presentes desde el nacimiento y
otras adquiridas. El riñón a
trasplantar puede obtenerse de un
donante vivo
relacionado con el paciente o de un
donante en muerte encefálica.
Descargar

La donación y el trasplante de órganos y tejidos