República de Colombia
Corte Suprema de Justicia
CORTE SUPREMA DE JUSTICIA
SALA DE CASACIÓN LABORAL
JORGE MAURICIO BURGOS RUIZ
Magistrado Ponente
STL9935-2014
Radicación no 54837
Acta 26
Bogotá D.C., veintitrés (23) de julio de dos mil catorce
(2014).
Decide la Corte sobre la impugnación interpuesta por
el señor xxx, quien obra en representación de su menor hijo
xxx contra la providencia proferida por la SALA LABORAL
DEL TRIBUNAL SUPERIOR DEL DISTRITO JUDICIAL DE
VILLAVICENCIO el 30 de mayo de 2014, dentro de la
acción de tutela que promovió el recurrente contra la
DIRECCIÓN GENERAL DE SANIDAD DE LA FUERZA
AÉREA.
I. ANTECEDENTES
1
Radicación no 54837
El señor xxx, obrando en representación de su menor
hijo xxx, instauró la presente acción constitucional al
considerar que se le están vulnerando sus derechos
fundamentales a la salud en conexidad con la vida digna y
seguridad social.
Para el efecto manifiesta que es pensionado de la
Fuerza Aérea Colombiana desde el año 2000, por tal motivo
su seguridad social en salud es cubierta por la Dirección
General de Sanidad Militar.
Informa que su hijo, xxx, tiene antecedentes de
«RETARDO MENTAL NO ESPECIFICADO, MICROCEFALIA, EPILEPSIA
FOCAL SINTOMÁTICA E HIPERACTIVIDAD» y también presenta el
síndrome «BORJERSON FORSSMAN», así mismo que aun
cuando su edad biológica es de 15 años, pero debido a su
retraso, comporta una edad de 5 años.
Indica que desde temprana edad, el menor ha sido
atendido por especialistas, quienes, entre otros aspectos, le
han ordenado terapias de rehabilitación integral, las cuales
siempre han sido cubiertas por Sanidad Militar.
Relata que desde el año 2002 hasta el año 2012, su
hijo recibió las terapias en la Fundación Destrezas, la cual
tenía mayor calidad en cuanto a profesionales, instalaciones
y diversidad de terapias, lo que reflejó un mejor avance y
desarrollo del menor. En diciembre del año 2012, la
Dirección General de Sanidad Militar le informó que en
adelante recibiría las terapias en la Fundación Ayudando A
2
Radicación no 54837
Vivir, en la cual sólo estuvo dos meses, debido a que
comenzó a enfermarse y reaccionaba negativamente frente a
los tratamientos que le practicaban, negándose incluso a
entrar a las instalaciones de la Fundación.
Expone que si bien la accionada no niega las terapias
de lenguaje, ocupacional y física, no le ha autorizado el
tratamiento de las terapias integrales que recibía el niño en
la Fundación Destrezas, que son las que requiere de
acuerdo con su patología y edad.
Sostiene que la fundación Ayudando A Vivir, no cuenta
con instalaciones amplias y adecuadas para el tratamiento
de su hijo; que los niños que estaban en dicha Fundación
presentan un retraso mayor que el de su hijo, lo que
frenaría su progreso. Sumado a ello, en el contrato firmado
con esta Fundación, sólo se autorizaron entre 20 y 30
terapias por niño, con una duración de 20 minutos, que a
su juicio, son insuficientes para el avance significativo del
menor.
Considera por lo tanto que el proceso que su hijo
había adelantado en la FUNDACIÓN DESTREZAS durante
más de 10 años, fue truncado, lo que le causó un grave
perjuicio, pues allí, además de las terapias de lenguaje,
física y ocupacional, realizaban acuaterapia, musicoterapia,
terapia asistida con perros, equinoterapia, neurodesarrollo,
neuro arte, entre otras, lo que representaba un verdadero
tratamiento integral y un mejor nivel de vida.
3
Radicación no 54837
Por lo anterior, solicita al juez de tutela se conceda el
amparo constitucional de los derechos invocados y, como
consecuencia de ello: i) Se ordene a la Dirección General de
Sanidad Militar que autorice el tratamiento de las terapias
de rehabilitación integral diarias de su hijo xxx, en la
FUNDACIÓN DESTREZAS hasta cuando el menor las
requiera, ii) Se ordene a la Dirección General de Sanidad
Militar que asuma el pago total de los procedimientos
enumerados, hasta que su hijo los requiera, iii) Se ordene a
la accionada que preste atención integral, en forma
permanente y oportuna, respecto a la patología de su hijo,
incluidos los tratamientos que se le prescriban y que no
estén incluidos en el plan de salud y, iv) Se le reconozcan
los gastos de transporte en que debe incurrir, cuando su
hijo deba ser trasladado o requiera la práctica de exámenes
en la ciudad de Bogotá, o en cualquier otra ciudad dentro o
fuera del país.
II. TRÁMITE Y DECISIÓN DE INSTANCIA
Mediante proveído del 16 de mayo de 2014, el a quo
admitió la acción de tutela, ordenó notificar a la accionada,
con el fin de que ejerciera los derechos de defensa y
contradicción y vinculó a la Fundación Destrezas y a la
fundación Ayudando a Vivir EAT.
Surtido el trámite de rigor, la Sala cognoscente de este
asunto constitucional en primer grado, mediante sentencia
de 30 de mayo de 2014, concedió el amparo solicitado, por
lo que ordenó a la DIRECCIÓN DE SANIDAD DE LAS
4
Radicación no 54837
FUERZAS ARMADAS DE COLOMBIA, que en el término de
las 48 horas siguientes a la notificación de esta providencia,
designe
un
comité
fisioterapeutas,
interdisciplinario,
especialistas
en
conformado
terapia
por
ocupacional,
fonoaudiología y educación especial, para que, según las
prescripciones
establecidas
por
el
médico
tratante,
determine cuál de los centros asistenciales (Ayudando a
Vivir EAT o Fundación Destrezas) es el más idóneo para
tratar la patología que afecta al menor xxx, precisando que
el citado comité no podrá estar integrado por quienes
intervinieron en el proceso previo de contratación de los
servicios médico asistenciales.
Advirtió que en el término de 30 días siguientes a la
notificación del experticio, la Dirección de Sanidad de la
Fuerza Aérea Colombiana, deberá continuar prestando los
servicios médicos requeridos por el menor en la institución
que establezca el comité.
Finalmente, le ordenó que mientras se realiza el
dictamen, deberá autorizar los medicamentos, terapias,
tratamientos y demás procedimientos prescritos por el
médico tratante del menor.
Estimo que bajo el marco de protección constitucional
de los menores en condición de discapacidad, sus derechos,
entre
ellos
la
salud,
tienen
un
carácter
prevalente,
resultando admisible su protección inmediata y prioritaria
por parte de las autoridades públicas. Señaló que en un
caso similar, la Corte Constitucional mediante sentencia T5
Radicación no 54837
824 de 2010, estimó procedente someter la calificación de la
idoneidad de las instituciones prestadoras de los servicios
de salud a un comité interdisciplinario, precedente que era
aplicable al caso bajo estudio.
III. IMPUGNACIÓN
Inconforme con la anterior decisión, el señor xxx, la
impugnó, para el efecto señaló que el fallo no representa
una verdadera garantía de los derechos conculcados,
puesto que la orden impartida deja a expensas de la
Dirección de Sanidad el autorizar o no los tratamientos de
terapias requeridos por su hijo. Indicó que lo pretendido
con la tutela era que se ordenara la autorización de las
terapias integrales en la Fundación Destrezas, para así
acabar con los trámites de autorizaciones, órdenes y
evaluaciones, en pro del interés del menor.
Sostiene que la accionada al haber suscrito el contrato
con la institución Ayudando a Vivir, hará todo lo posible
para que se le dé cumplimiento, aún a expensas del
bienestar de los menores; y que aunque el comité esté
integrado por personas distintas a las que intervinieron en
el proceso de contratación, serán igualmente pertenecientes
a las Fuerzas Armadas, institución en la que es ostensible
la
solidaridad
y
subordinación
de
sus
miembros,
circunstancias, que le restarán imparcialidad y objetividad
al dictamen.
6
Radicación no 54837
Insiste en que el menor venía recibiendo el tratamiento
en la Fundación Destrezas y debe dársele continuidad al
mismo, pues era allí donde le brindan una verdadera
rehabilitación integral.
Por lo anterior, solicitó que se ordene la continuación
del tratamiento en la Fundación Destrezas o, en subsidio,
se integre el comité interdisciplinario con auxiliares de la
justicia.
IV. CONSIDERACIONES
La Constitución de 1991 consagró la acción de tutela
como uno de los mecanismos para garantizar la eficacia de
los derechos fundamentales.
De acuerdo con el artículo 86 de la Constitución
Política y los decretos que reglamentaron su ejercicio, la
acción de tutela fue establecida para reclamar, mediante un
procedimiento preferente y sumario, la protección inmediata
de los derechos constitucionales fundamentales, cuando
quiera que éstos resulten lesionados o amenazados por la
acción o la omisión de cualquier autoridad pública o de los
particulares en los casos expresamente previstos por la ley,
siempre y cuando no exista otro medio de defensa judicial,
a no ser que se utilice como mecanismo transitorio para
evitar un perjuicio irremediable.
7
Radicación no 54837
En el caso sometido a estudio, considera la Sala que la
impugnación presentada por el actor en representación de
su menor hijo xxx, no está llamada a prosperar.
Pues bien, no se discute que los menores en condición
de
discapacidad,
son
sujetos
de
especial
protección
constitucional; su especial situación de vulnerabilidad,
obliga al Estado y la sociedad a suministrar las condiciones
y medidas necesarias para la vigencia real y efectiva de sus
derechos.
En atención a lo anterior, el juez de primera instancia
concedió el amparo invocado, ordenando para el efecto, la
integración de
un
comité
de especialistas para
que
determine cuál institución prestadora de los servicios de
salud, es más idónea para prestar el tratamiento requerido
por el menor. Esta decisión fue impugnada únicamente por
el accionante, por consiguiente, se entiende que la entidad
accionada se encuentra conforme con las órdenes que le
fueron impuestas.
Ahora bien, el actor cuestiona la decisión de primera
instancia, por cuanto considera que no resolvió de fondo el
asunto planteado, en la medida en que lo que se pretendía
con la acción, era que se ordenara sin mayores dilaciones la
continuación de las terapias integrales que requiere en la
Fundación Destrezas, por ser la institución en la que recibió
el tratamiento durante más de 10 años y, cuyos servicios
tienen una mayor calidad que los suministrados por la
8
Radicación no 54837
nueva institución Ayudando A Vivir, contratada por la
Dirección de Sanidad.
Para el accionante, la decisión adoptada en el fallo
impugnado no garantiza la protección de los derechos de su
menor hijo, pues a su juicio, el Comité Interdisciplinario
será conformado por miembros de la institución castrense,
quienes
guiados
por
el
principio
de
solidaridad
y
subordinación, no emitirán un dictamen imparcial.
No obstante, para la Sala tales afirmaciones carecen
de una base sólida, pues no puede afirmarse a priori que el
Comité Interdisciplinario de especialistas encargado de
definir cuál de las instituciones tiene mayor idoneidad para
tratar las afecciones del menor, va a actuar de forma
parcializada y contraviniendo los derechos del menor, no
puede la Sala adoptar una decisión partiendo de la mala fe
del comité de especialistas a quienes se les confía una
evaluación que deben emitir de forma ecuánime y objetiva.
No
debe
desconocerse
que
para
garantizar
la
imparcialidad del referido Comité Interdisciplinario, el
Tribunal
expresamente
ordenó
que
debería
estar
conformado por personas distintas a las que intervinieron
en el proceso de contratación de la fundación AYUDANDO A
VIVIR, medida que esta Corporación encuentra en ajustada,
razonable
y
suficiente
para
garantizar
los
intereses
superiores del menor.
9
Radicación no 54837
Sobre
el
particular,
debe
recordarse,
que
la
jurisprudencia constitucional al referirse a las entidades
prestadoras de salud, independientemente que estas se
rijan bajo el amparo de la ley 100 de 1993 o, como en el
caso objeto de estudio, sean cobijadas con las normas que
estructuraron el sistema de salud en materia de seguridad
social para las Fuerzas Militares y la Policía Nacional, ha
señalado que «están en libertad de escoger las IPS con las que
contratarán y el tipo de servicios a prestar, siempre que se garantice a
los usuarios un servicio integral y de buena calidad. Por tanto, los
afiliados de este régimen deben acogerse a las IPS a las que sean
remitidos por sus respectivas EPS, aunque sus preferencias se inclinen
por otras instituciones»1.
Es por ello que si bien existe la obligación, con total
independencia a la existencia de un convenio que así lo
permita, de remitir a los pacientes a las entidades donde
puedan recibir el servicio médico y asistencial requerido,
entendiéndose que este sea prestado en forma adecuada,
continuo, eficiente, oportuno, completo e integral, ello sólo
es posible cuando la entidad destinada no cumple con las
condiciones de calidad que garanticen la correcta atención,
pues, en caso contrario, si se satisfacen los estándares
necesarios ello no es viable.
En ese orden de ideas, considera esta Sala que la
orden impartida por el juez colegiado de primera instancia,
es la más adecuada para definir el asunto planteado, por
cuanto el juez constitucional no cuenta con todos los
1
Sentencia T-965 de 2007.
10
Radicación no 54837
elementos de juicio, ni con el conocimiento especializado
para determinar la institución adecuada para suministrarle
al
menor
la
atención
terapéutica
requerida,
por
consiguiente, lo más ajustado es someter dicha decisión a
un equipo de expertos en dicha área, consideraciones por
las cuales no es procedente revocar ni modificar la orden de
impartida, como lo pretende el accionante.
Con
base
en
las
consideraciones
expuestas,
se
confirmará el fallo impugnado.
V. DECISIÓN
En mérito de lo expuesto, la Corte Suprema de
Justicia, Sala de Casación Laboral, administrando justicia
en nombre de la República y por autoridad de la ley,
RESUELVE
PRIMERO: CONFIRMAR el fallo de tutela proferido
por la SALA LABORAL DEL TRIBUNAL SUPERIOR DEL
DISTRITO JUDICIAL DE VILLAVICENCIO el 30 de mayo
de 2014, dentro de la acción instaurada por el señor xxx,
quien obra en representación de su menor hijo xxx contra
la DIRECCIÓN GENERAL DE SANIDAD DE LA FUERZA
AÉREA.
SEGUNDO: COMUNICAR a los interesados en la forma
prevista por el artículo 30 del Decreto 2591 de 1991.
11
Radicación no 54837
TERCERO:
ENVÍESE
el
expediente
a
la
Corte
Constitucional para su eventual revisión.
Cópiese, notifíquese, publíquese y cúmplase.
RIGOBERTO ECHEVERRI BUENO
Presidente de Sala
JORGE MAURICIO BURGOS RUIZ
ELSY DEL PILAR CUELLO CALDERÓN
CLARA CECILIA DUEÑAS QUEVEDO
GUSTAVO HERNANDO LÓPEZ ALGARRA
LUIS GABRIEL MIRANDA BUELVAS
12
Radicación no 54837
CARLOS ERNESTO MOLINA MONSALVE
13
Descargar

Corte Suprema de Justicia

Efecto de la globalización en las empresas

Efecto de la globalización en las empresas

OrganizacionesRRHH (Recursos Humanos)Metas y ObjetivosMercados financierosProducción y comercio mundial

Clínica de Nuestra Señora de la Misericordia

Clínica de Nuestra Señora de la Misericordia

Política de atención sanitariaOrganización médicaOrganigramaGestión hospitalariaServicio público hospitalario

FORMACIÓN CÍVICA Y ÉTICA NOMBRE DEL ALUMNO:_______________________________________________________________

FORMACIÓN CÍVICA Y ÉTICA NOMBRE DEL ALUMNO:_______________________________________________________________

Historia moderna y contemporánea mexicanaFormación cívica y éticaPersonajes históricosAcontecimientosInstituciones

Administración Pública y derechos fundamentales

Administración Pública y derechos fundamentales

Tutela judicial del derechoAplicación directa de la Constitución por las Administraciones