AMPARO EN REVISIÓN 251/2012.
QUEJOSO: **********.
PONENTE: MINISTRO SERGIO SALVADOR AGUIRRE ANGUIANO.
SECRETARIA: DIANA MINERVA PUENTE ZAMORA.
México, Distrito Federal. Acuerdo de la Segunda Sala de la
Suprema Corte de Justicia de la Nación, correspondiente al día
veintidós de agosto de dos mil doce.
Vo. Bo.
V I S T O S, y
R E S U L T A N D O:
Cotejó
PRIMERO. Por escrito presentado el veintiséis de abril de
dos mil diez, en la Oficina de Correspondencia Común de los
Juzgados de Distrito en Materia de Trabajo en el Distrito Federal,
el **********, por conducto de su representante legal, solicitó el
amparo y protección de la Justicia Federal contra las autoridades
y por los actos que a continuación se indican:
“AUTORIDADES
RESPONSABLES:-
-
-
ORDENADORAS:- - - A. Las H. Cámaras de
Diputados y de Senadores del Congreso de la
Unión.- - - B. El C. Presidente Constitucional de los
Estados Unidos Mexicanos. - - - C. El C. Secretario
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
del Trabajo y Previsión Social.- - - D. El C.
Subsecretario de Gobernación.- - - E. El C.
Secretario de Relaciones Exteriores.- - - F. El C.
Secretario de la Defensa Nacional.- - - G. El C.
Secretario de Marina.- - - H. Los C. Secretarios de
Hacienda y Crédito Público y de la Presidencia.- - I. El C. Secretario del Patrimonio Nacional, quien se
encontraba en uso de sus atribuciones, conforme a
la entonces Ley de Secretarías y Departamentos de
Estado, cuando refrendó la Ley Federal del
Trabajo.- - - J. El C. Secretario de Industria y
Comercio, quien se encontraba en uso de sus
atribuciones, conforme a la entonces Ley de
Secretarías y Departamentos de Estado, cuando
refrendó la Ley Federal del Trabajo.- - - K. El C.
Secretario de Comunicaciones y Transportes.- - - L.
El C. Secretario de Obras Públicas, quien se
encontraba en uso de sus atribuciones, conforme a
la entonces Ley de Secretarías y Departamentos de
Estado, cuando refrendó la Ley Federal del
Trabajo.- - - M. Los C. Secretarios de Agricultura y
Ganadería y de Recursos Hidráulicos, quienes se
encontraban en uso de sus atribuciones, conforme
a la entonces Ley de Secretarías y Departamentos
de Estado, cuando refrendaron la Ley Federal del
Trabajo.- - - N. El C. Secretario de Educación
Pública.- - - O. El C. Secretario de Salubridad y
Asistencia, quien se encontraba en uso de sus
atribuciones, conforme a la entonces Ley de
2
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
Secretarías y Departamentos de Estado, cuando
refrendó la Ley Federal de Trabajo.- - - P. El C. Jefe
del
Departamento
de
Asuntos
Agrarios
y
Colonización, quien se encontraba en uso de sus
atribuciones conforme a la entonces Ley de
Secretarías y Departamentos de Estado, cuando
refrendó la Ley Federal del Trabajo.- - - Q. El C. Jefe
del Departamento de Turismo, quien se encontraba
en uso de sus atribuciones conforme a la entonces
Ley de Secretarías y Departamentos de Estado,
cuando refrendó la Ley Federal del Trabajo.- - - R.
El C. Jefe del Departamento del Distrito Federal,
quien se encontraba en uso de sus atribuciones
conforme a la entonces Ley de Secretarías y
Departamentos de Estado, cuando refrendó la Ley
Federal del Trabajo.- - - S. El C. Director del Diario
Oficial de la Federación.- - - ● EJECUTORAS:- - - T.
El C. Administrador de lo Contencioso de Grandes
Contribuyentes
‘6’,
**********.-
-
-
U.
El
C.
Administrador Central de Fiscalización a Grandes
Contribuyentes Diversos, **********.- - - ACTOS
RECLAMADOS.- - - De las Cámaras de Diputados y
Senadores, la aprobación y expedición del Decreto
por el que se expide la Ley Federal del Trabajo del
02 de diciembre de 1969 y publicado en el Diario
Oficial de la Federación el 01 de abril de 1970,
específicamente
se
impugna
el
artículo
121,
fracción III, publicado en los siguientes términos:- - ‘Artículo 121.’ (Se transcribe).- - - B. Del C.
3
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
Presidente Constitucional de los Estados Unidos
Mexicanos, la promulgación y orden de publicación
del Decreto que señalado (sic) en el punto anterior.- - De los C. Secretarios del Trabajo y Previsión
Social; de Relaciones Exteriores; de la Defensa
Nacional; de Marina; de Hacienda y Crédito
Público;
de
Energía;
de
Economía;
de
Comunicaciones y Transportes; de Desarrollo
Social; de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural,
Pesca y Alimentación; de Educación Pública; de
Salud; de la Reforma Agraria; y, de Turismo; así
como del Subsecretario de Gobernación y del Jefe
de Gobierno del Distrito Federal, el refrendo del
Decreto
promulgatorio
del
Decreto
legislativo
debidamente señalado en el punto A. anterior.- - Respecto
de
la
sustitución
de
autoridades
responsables que en su oportunidad refrendaron el
Decreto
de
mérito,
hago
referencia
a
la
Jurisprudencia 98, publicada en el Apéndice de
1995, tomo VI, página 64 aprobada por la Primera
Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación,
Quinta Época, cuyo rubro y texto dicen:- - ‘AUTORIDAD RESPONSABLE, SUSTITUCIÓN DE LA.
…’ (Se transcribe).- - - D. Del C. Director del Diario
Oficial de la Federación, la publicación de la ley
citada, mencionada en el punto A. anterior.- - - E.
Del C. Administrador de lo Contencioso de Grandes
Contribuyentes ‘6’, reclamo la firma y expedición
del oficio 900 04 06-2010-3955 del veintinueve (29)
4
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
de marzo de dos mil diez (2010):- - - a. Fundando y
aplicando en mi perjuicio el artículo 121, fracción III
de la Ley Federal del Trabajo.- - - Específicamente,
reclamo lo expresado en las hojas cuatro, seis y
siete del Oficio, como sigue: (Se transcribe).- - - b.
Fundar y motivar su resolución expresando que el
recurso
de
revocación
intentado
es
IMPROCEDENTE, toda vez que, afirma, la respuesta
al escrito de objeciones presentado por este
Sindicato al reparto de utilidades de 2007 no se
ubica en ninguno de los supuestos previstos en el
artículo 117 del Código Fiscal de la Federación.- - Específicamente, reclamo diversos párrafos de la
resolución, hojas dos y tres, como sigue: (Se
transcribe).- - - F. Del C. Administrador Central de
Fiscalización a Grandes Contribuyentes Diversos,
reclamo la firma y expedición de la Resolución
contenida en el oficio 900-09-05-2009-51439 del
veinticinco (25) de noviembre de dos mil nueve
(2009)
mediante
la
cual
esa
autoridad
nos
comunicó que la renta gravable manifestada por la
empresa ********** en su declaración del impuesto
sobre la renta por el ejercicio fiscal del uno de
enero al treinta y uno de diciembre de dos mil siete
no sufre modificación y, en consecuencia, no ha
lugar a efectuar un reparto adicional de utilidades.- - Específicamente, reclamo lo expresado en dicho
oficio, como sigue: (Se transcribe).”
5
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
SEGUNDO. En el escrito de demanda, la parte quejosa
señaló como tercero perjudicado a **********; invocó como
derechos violados los previstos en los artículos 1°, 13, 14, 16 y
123, Apartado A, fracción IX de la Constitución Política de los
Estados Unidos Mexicanos; relató los antecedentes del caso y
expresó los conceptos de violación que estimó pertinentes.
TERCERO. Por acuerdo de veintisiete de abril de dos mil
diez, el Secretario del Juzgado Tercero de Distrito en Materia de
Trabajo en el Distrito Federal en funciones de Juez de Distrito,
ordenó formar y registrar el cuaderno de antecedentes bajo el
número **********; se declaró legalmente incompetente para
conocer de la demanda propuesta, pues en su opinión, el que
debía conocer de ella el Juzgado de Distrito en Materia
Administrativa en turno en el Distrito Federal, en virtud de que se
reclamaba un acto materialmente administrativo.
El Juez Octavo de Distrito en Materia Administrativa en el
Distrito Federal, a quien por razón de turno correspondió conocer
del asunto, por auto de treinta de abril de dos mil diez, ordenó
formar y registrar el expediente con el número **********;
determinó no aceptar la competencia declinada, al considerar que
los
actos
reclamados
son
competencia
de
un
Juzgado
especializado en Materia de Trabajo, por lo que ordenó devolver
el expediente de mérito al Juzgado declinante.
En virtud de que se suscitó un conflicto competencial entre
los Juzgados mencionados anteriormente, para no conocer de la
demanda de amparo, por cuestión de turno le correspondió
6
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
conocer de este conflicto al Decimoquinto Tribunal Colegiado en
Materia de Trabajo del Primer Circuito, quien por sesión celebrada
el diez de septiembre de dos mil diez, declaró que el Juzgado
Octavo de Distrito en Materia Administrativa en el Distrito Federal
era el competente para conocer del juicio promovido, y ordenó
remitir los autos a dicho juzgado para que se avocara al
conocimiento del asunto.
CUARTO. Por auto de treinta de septiembre de dos mil diez,
el Juez Octavo de Distrito en Materia Administrativa en el Distrito
Federal admitió a trámite la demanda de garantías; ordenó formar
y registrar el expediente con número **********.
La peticionaria de amparo mediante escrito presentado ante
el Juzgado Octavo de Distrito en Materia Administrativa en el
Distrito Federal, el tres de noviembre de dos mil diez, pretendió
ampliar la demanda de garantías respecto de diversos actos
atribuidos a las citadas autoridades, al que le recayó el auto de
cuatro de noviembre de dos mil diez, desechando dicha
ampliación por resultar extemporánea.
Luego, mediante escrito recibido ante el Juzgado de Distrito
del conocimiento el diecisiete de diciembre de dos mil diez, la
parte quejosa amplió la demanda de garantías respecto de la
autoridad y por el acto siguiente:
“A. AUTORIDAD RESPONSABLE – Ejecutora:- - - El
C.
Administrador
Central
de
Fiscalización
a
Grandes Contribuyentes Diversos, **********.- - - B.
7
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
NUEVO ACTO RECLAMADO:- - - La firma y
expedición del oficio 900-09-05-2008-33086 del 18
de diciembre de 2008.”
La parte quejosa, en relación con la ampliación de la
demanda referida, señaló como nuevo tercero perjudicado a
**********; narró los antecedentes del caso y formuló los conceptos
de violación que estimó pertinentes e invocó como derechos
violados los contenidos en los artículos 16 y 123, apartado A,
fracción IX, inciso e) de la Constitución Política de los Estados
Unidos Mexicanos.
Por auto de veinte de diciembre de dos mil diez se tuvo por
ampliada la demanda de garantías presentada por la quejosa,
respecto
del
acto
atribuido
a
la
autoridad
responsable
Administrador Central de Fiscalización a Grandes Contribuyentes
diversos.
QUINTO. Previos los trámites de ley el treinta de mayo de
dos mil once, el Juez de Distrito del conocimiento celebró
audiencia constitucional y dictó sentencia el treinta de agosto de
dos mil once, en la que resolvió.
“PRIMERO. Se SOBRESEE en el juicio de amparo
número
**********,
promovido
por
el
**********,
respecto de los actos de las autoridades, y por las
razones asentadas en los considerandos cuarto y
quinto de este fallo.- - - SEGUNDO. La Justicia de la
Unión AMPARA Y PROTEGE, en el juicio de amparo
8
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
número ********** a el (sic) **********, respecto del
artículo 121, fracción III de la Ley Federal del
Trabajo, concesión que se hace extensiva respecto
del oficio número 900 04 06-2010-3955 de fecha
veintinueve de marzo de dos mil diez, en los
términos y para los efectos precisados en el último
considerando del presente fallo.”
Las consideraciones en que se basó el Juez de Distrito para
resolver en ese sentido, son las siguientes:
“SÉPTIMO. Al haberse desvirtuado las causales de
improcedencia hechas valer por las autoridades y
sin que el suscrito advierta la actualización oficiosa
de alguna otra, se procede al análisis de la
constitucionalidad
de
consistentes
la
en
los
actos
reclamados
aprobación,
expedición,
promulgación, refrendo y publicación del Decreto
por el que se expidió la Ley Federal del Trabajo, de
dos de diciembre de mil novecientos sesenta y
nueve, publicado en el Diario Oficial de la
Federación el uno de abril de mil novecientos
setenta, particularmente el artículo 121, fracción III,
y en la aplicación del citado precepto legal, a través
del oficio número 900 04 06-2010-3955 de fecha
veintinueve de marzo de dos mil diez, suscrito por
el Administrador de lo Contencioso de Grandes
Contribuyentes ‘6’ del Servicio de Administración
Tributaria, a la luz de los conceptos de violación
9
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
formulados por la parte quejosa, los cuales se
tienen aquí por reproducidos como si se insertasen
a la letra, en términos de la jurisprudencia
contenida en la tesis número 2a./J. 58/2010,
sustentada por la Segunda Sala de la Suprema
Corte de Justicia de la Nación, visible en el
Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta,
tomo XXXI, mayo de 2010, página 830, cuyo rubro y
texto dicen así:- - - ‘CONCEPTOS DE VIOLACIÓN O
AGRAVIOS. PARA CUMPLIR CON LOS PRINCIPIOS
DE CONGRUENCIA Y EXHAUSTIVIDAD EN LAS
SENTENCIAS DE AMPARO ES INNECESARIA SU
TRANSCRIPCIÓN.’ (Se transcribe).- - - En ese
sentido, en los conceptos de violación, la parte
quejosa manifiesta en síntesis, lo siguiente:- - - A)
El artículo 121, fracción III de la Ley Federal del
Trabajo que señala que la resolución definitiva en
materia de reparto de utilidades a los trabajadores
no puede ser recurrida por éstos, viola las
garantías consagradas en los artículos 1°, 13, 14 y
123, apartado A, fracción IX de la Constitución
Política
de
los
Estados
Unidos
Mexicanos,
destacando que este último precepto constitucional
establece que la participación de los trabajadores
en las utilidades constituye un derecho, por lo que
el formular objeciones ante la autoridad tributaria,
en su carácter de autoridad laboral, es un derecho
constitucional otorgado a los trabajadores, con el
propósito de aumentar la renta gravable en
10
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
beneficio de ellos.- - - Pues bien, que la resolución
que se combate materializa en la especie la
oportunidad para interponer cualquier medio de
defensa en contra de la determinación para
incrementar la renta gravable base del reparto de
utilidades, violando garantías constitucionales, en
especial la de previa audiencia, ya que el precepto
legal
reclamado
establece
que
la
resolución
comunicada por la autoridad mediante el oficio de
mérito, no puede ser recurrida por el sindicato,
violando lo previsto en el artículo 14 constitucional,
negando la oportunidad de defensa previa.- - - B) El
artículo 121, fracción III de la Ley Federal del
Trabajo, cuya inconstitucionalidad se reclama,
resulta violatorio de garantías, dado que la fracción
IV de dicho precepto legal establece que el patrón
cuenta con la posibilidad de impugnar la resolución
emitida por la Secretaría de Hacienda y Crédito
Público, mientras que la fracción III señala que los
trabajadores no pueden recurrir la resolución
definitiva emitida por esa autoridad.- - - Si como
consecuencia de la impugnación se resolviera a
favor de los intereses patronales, conforme al
artículo 121, fracción IV, de la ley laboral, los pagos
realizados pueden descontarse de las utilidades
correspondientes a los trabajadores en el ejercicio
siguiente, pero de resultar desfavorable para los
trabajadores,
posibilidad
la
de
legislación
que
los
no
contempla
perjudicados
la
puedan
11
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
impugnar la resolución, por lo que el precepto legal
impugnado, sin seguir las formalidades esenciales
del procedimiento, limita a los trabajadores a
recurrir la resolución definitiva de la autoridad
fiscal,
violando
las
garantías
de
igualdad
y
equidad.- - - Al respecto, el quejoso manifestó que
el
antecedente
impugnado
más
se
remoto
encuentra
en
del
precepto
las
reformas
abrogadas de la Ley Federal del Trabajo publicada
en el Diario Oficial de la Federación el treinta y uno
de diciembre de mil novecientos sesenta y dos,
cuando se adicionó el artículo 100-K en los
términos siguiente:- - - ‘ARTÍCULO 100-K.’ (Se
transcribe).- - - Y que la exposición de motivos de
dicha iniciativa presidencial de veinte de diciembre
de mil novecientos sesenta y dos, es del texto
siguiente: (Se transcribe).- - - Es
intención
era
evitar
la
claro
que
multiplicidad
la
de
controversias, propuesta con la cual coincidió el
Poder Legislativo al aprobar el citado artículo 100K, fracción III.- - - Que en términos del artículo 16 de
la Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos, todos los actos públicos deben ser
emitidos por la autoridad competente y estar
debidamente fundados y motivados, incluyendo los
emitidos
por
las
autoridades
ejecutivas
y
legislativas, y tratándose de actos legislativos, la
debida fundamentación y motivación sólo se
satisface
cuando
el
órgano
que
expide
el
12
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
ordenamiento legal actúa dentro de los límites de
las atribuciones que la constitución le confiere, y
que en el caso, el Congreso de la Unión no está
facultado dentro de los límites constitucionales,
para prohibir que los trabajadores puedan recurrir
una resolución que les resulta desfavorable, sobre
la base de evitar conflictos, lo cual no es suficiente
para quebrantar las garantías individuales de los
trabajadores.- - - C) El acto reclamado consistente
en el oficio 900 04 06-2010-3955 de veintinueve de
marzo de dos mil diez viola el artículo 16
constitucional, ya que contrario a la determinación
contenida en dicho oficio en el sentido que resulta
improcedente el recurso de revocación intentado
contra
la
resolución
mediante
la
cual
el
Administrador Central de Fiscalización a Grandes
Contribuyentes Diversos dio respuesta al escrito de
objeciones presentado por el sindicato quejoso en
desacuerdo con el monto de utilidades de la
empresa hoy tercera perjudicada, del acta de
notificación levantada el tres de diciembre de dos
mil nueve, en el último párrafo se estableció: (Se
transcribe).- - - Y el artículo 134, fracción I del
Código Fiscal de la Federación establece que: ‘Las
notificaciones de los actos administrativos se harán: I.
Personalmente o por correo certificado o mensaje de
datos con acuse de recibo, cuando se trate de
citatorios, requerimientos, solicitudes de informes o
documentos y de actos administrativos que puedan ser
13
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
recurridos’.- - - Por lo que si la referida acta se
levantó fundamentándose en dicho precepto legal,
que establece que los actos administrativos que
puedan
recurrirse
deben
ser
notificados
personalmente, entonces la autoridad que la emitió
aceptó que el oficio por el que se respondieron las
objeciones hechas valer por el sindicato, es un acto
que puede ser recurrido, lo cual es contrario a la
determinación de la responsable en el sentido de
que el recurso es improcedente; de ahí que el acto
reclamado viola las garantías consagradas en los
artículos 1, 13, 14 y 16 de la Carta Magna.- - - Los
conceptos de violación precisados en el incisos A)
y
B),
patentados
a
fin
de
justificar
la
inconstitucionalidad de la fracción III, del artículo
121 de la Ley Federal del Trabajo, suplidos en su
deficiencia, en términos de lo dispuesto en la
fracción IV, del artículo 76 bis, de la Ley de Amparo,
son esencialmente fundados, por lo siguiente:- - Cobra aplicación, la jurisprudencia número 2a./J.
42/2003, sustentada por la Segunda Sala de la
Suprema Corte de Justicia de la Nación, visible en
el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta,
tomo XVII, junio de 2003, página 285, cuyo rubro y
texto
dicen
así:-
-
-
‘SINDICATOS
DE
TRABAJADORES. CASOS EN QUE SE LES DEBE
SUPLIR LA QUEJA DEFICIENTE EN LOS JUICIOS
DE AMPARO’. (Se transcribe).- - - En efecto, por un
lado, la parte quejosa refiere, que la fracción III del
14
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
artículo 121 de la Ley Federal del Trabajo vigente,
viola en su perjuicio las garantías consagradas en
los artículos 1°, 13, 14 y 123, apartado A, fracción IX
de la Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos, en especial la de previa audiencia,
consagrada en el artículo 14 constitucional, toda
vez que el precepto impugnado establece que la
resolución definitiva en materia de reparto de
utilidades
no
puede
ser
recurrida
por
los
trabajadores, lo cual le limita la oportunidad para
interponer cualquier medio de defensa en contra de
la determinación para incrementar la renta gravable
base del reparto de utilidades; y por otro lo lado,
alude esencialmente, que la fracción IV del citado
precepto legal establece que el patrón cuenta con
la posibilidad de impugnar la resolución emitida
por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público,
mientras que la fracción III señala que los
trabajadores no pueden recurrir la resolución
definitiva emitida por esa autoridad, no obstante,
que si como consecuencia de la impugnación se
resolviera a favor de los intereses patronales,
conforme a la fracción IV los pagos realizados
pueden
descontarse
de
las
utilidades
correspondientes a los trabajadores en el ejercicio
siguiente, pero de resultar desfavorable para los
trabajadores,
posibilidad
la
de
legislación
que
los
no
contempla
trabajadores
la
puedan
impugnar la resolución, por lo que el precepto legal
15
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
impugnado, sin seguir las formalidades esenciales
del procedimiento, limita a los trabajadores a
recurrir la resolución definitiva de la autoridad
fiscal,
violando
las
garantías
de
igualdad
y
equidad.- - - En ese sentido, es oportuno destacar
que
la
fracción
Constitución
IX,
del
Política
de
artículo
los
123
Estados
de
la
Unidos
Mexicanos, establece:- - - ‘ARTÍCULO 123.’ (Se
transcribe).- - - Dicho precepto constitucional
establece que los trabajadores tendrán derecho a
una participación en las utilidades de las empresas
y que para determinar el monto de dichas utilidades
deberá tomarse como base la renta gravable de
conformidad con las disposiciones de la Ley del
Impuesto sobre la Renta.- - - En efecto, de una
interpretación
literal
de
dicho
precepto
constitucional permite fácilmente advertir que la
participación
a
la
que
tienen
derecho
los
trabajadores es precisamente sobre las utilidades,
es decir, sobre el provecho o ganancia obtenido
por
las
empresas,
para
cuyo
cálculo
el
Constituyente estimó oportuno remitir a la renta
gravable prevista en la Ley del Impuesto sobre la
Renta.- - - La Constitución Federal prevé el derecho
de los trabajadores a participar en las utilidades de
la empresa que depende, primero, de que exista
rentabilidad,
y
luego,
ésta
se
ajusta
a
las
variaciones que tenga cada año, lo que amerita la
intervención de dos órganos con atribuciones
16
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
diferenciadas, a saber:- - - a) La Comisión Nacional:
Tiene a su cargo fijar el porcentaje de utilidades
que deba repartirse a los trabajadores, con base en
estudios
e
investigaciones
técnicas,
que
consideren el desarrollo industrial del país y un
equilibrio razonable con la reinversión de los
capitales. A la comisión se le encomendó fijar y
revisar el porcentaje de las utilidades que será
participable a los trabajadores, de modo que
cualquier aspecto vinculado a esta tarea técnica
corresponde realizarlo a dicho órgano, en forma
previa a la repartición material.- - - b) Secretaría de
Hacienda y Crédito Público: La función que tiene
asignada, misma que se desarrolla por conducto
del órgano desconcentrado de dicha Secretaría
denominado Servicio de Administración Tributaria,
no se reduce a resolver las objeciones expuestas
por los trabajadores sobre el reparto de las
utilidades, porque tiene el deber de tutelar, como
órgano revisor, que haya sido correcto el monto de
la participación atendiendo a la renta gravable
obtenida según la Ley del Impuesto sobre la Renta
y al porcentaje fijado por la Comisión Nacional. La
intervención de la Secretaría de Hacienda y Crédito
Público en la repartición de tales utilidades
obedece a que conoce cuál fue la renta gravable
que consideró el empleador al pagar el impuesto
sobre la renta anual y puede revisar su cálculo, por
lo que posee los datos suficientes para verificar si
17
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
ese aspecto que trasciende tanto al ámbito fiscal
como al derecho de los trabajadores estuvo
correctamente determinado e, incluso, en uso de
dicha atribución constitucional puede comprobar
que el porcentaje aplicado por la empresa haya
sido el fijado por la Comisión Nacional y, en
general, cualquier otro aspecto que haya afectado a
la debida participación. Se expone lo anterior,
porque si se limitara la Secretaría de Hacienda y
Crédito
Público
a
responder
las
objeciones
formuladas por los trabajadores o a revisar el
cálculo de la renta gravable que se consideró en la
declaración anual del impuesto relativo, dejaría de
tutelarse íntegramente ese derecho constitucional,
pues basta que el empleador, por descuido o
desconocimiento, aplique en la repartición un
porcentaje distinto al fijado por la Comisión
Nacional o en la mecánica para obtener la
proporción
que
le
corresponderá
a
los
trabajadores, introduzca elementos fiscales que
disminuyan el monto de las utilidades para que se
afecte ese beneficio, el cual no podrá corregirse si
se interpreta restrictivamente el artículo 123,
apartado A, fracción IX, inciso e), de la Constitución
Federal, ya que es innegable que esta tarea no
puede desarrollarla la mencionada Comisión.- - Bajo esa óptica, corresponde a la Secretaría de
Hacienda y Crédito Público revisar que haya sido
correcta la proporción en la participación de los
18
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
trabajadores en las utilidades, que significa que
puede averiguar irregularidades en el cálculo de la
renta gravable por inexactitudes en los ingresos
gravables o en las deducciones aplicadas, al
considerar un porcentaje menor al último fijado por
la Comisión Nacional, o bien, al introducirse un
factor que no puede tomarse en cuenta para
determinar el monto final de la utilidad que será
distribuida a los trabajadores, se insiste, con el
único fin de que no se vea disminuido ilegalmente
el incentivo de que se trata.- - - Ahora, la Ley
Federal del Trabajo describe el procedimiento que
se desarrollará en caso de que los trabajadores
manifiesten objeción sobre el reparto de utilidades
u oficiosamente la Secretaría de Hacienda y Crédito
Público, por conducto de la unidad administrativa
correspondiente del Servicio de Administración
Tributaria, advierta alguna irregularidad en ese
sentido, en los siguientes términos:- - - ‘Artículo
117.- - - Artículo 118.- - - Artículo 119.- - - Artículo
120.- - - Artículo 121.- - - Artículo 122.- - - Artículo 523.- - Artículo 526.- - - Artículo 586.- - - Artículo 985.- - Artículo 986.’ (Se transcriben).- - - Del análisis
integral de las disposiciones transcritas se advierte
que si la resolución de la Secretaría de Hacienda y
Crédito Público determina una variación positiva en
el reparto de las utilidades, el patrón está obligado
a dar cumplimiento a ella dentro del plazo de treinta
días si medió objeción de los trabajadores o de
19
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
sesenta días cuando no se haya manifestado nada
o esté pendiente de resolverse esa objeción, ya que
conforme a los artículos 523, fracción II y 526 de la
ley federal citada, la aplicación de las normas del
trabajo también es competencia de esa secretaría.
Además, si bien los artículos 122 y 985 de la Ley
Federal del Trabajo emplean las expresiones
‘aumente el monto de la utilidad gravable’ y ‘modifique
el ingreso global gravable declarado por el causante’,
la competencia de la Secretaría de Hacienda y
Crédito Público no se limita a tales supuestos, ya
que en concordancia con el artículo 123, apartado
A, fracción IX, inciso e), de la Constitución Federal,
se arriba a la convicción de que dicha facultad es
amplia
porque
puede
verificar
cualquier
irregularidad en el reparto de las utilidades a los
trabajadores y la resolución que dicte, ordenando
al patrón que pague esa remuneración o que
entregue un monto adicional, debe cumplirse
coactivamente.- - - Como puede apreciarse, la
Secretaría de Hacienda y Crédito Público tiene una
competencia constitucional de revisión sobre la
participación de los trabajadores en las utilidades,
disímbola a la que se previó para la Comisión
Nacional para la Participación de los Trabajadores
en las Utilidades de las Empresas o para la Junta
de Conciliación y Arbitraje tratándose de la
suspensión temporal en la entrega del reparto
adicional, que desarrolla por medio del ejercicio de
20
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
las facultades de comprobación, en términos de lo
dispuesto en el Reglamento de los Artículos 121 y
122 de la Ley Federal del Trabajo.- - - Además la
Secretaría de Hacienda y Crédito Público actúa al
mismo tiempo como autoridad laboral y fiscal
cuando constata que el reparto sea correcto, cuya
configuración deriva del artículo 123, apartado A,
fracción IX, inciso e), de la Constitución Federal y,
por último, la oficiosidad para intervenir en esa
tarea se describe en la última ley indicada, que
conduce a que el reglamento interior únicamente
precise el medio para cumplir la facultad de
verificar la participación de las utilidades, acorde
con la composición especial de este derecho
constitucional, en virtud de que el ejercicio de las
facultades de comprobación fiscal fue diseñado
para inspeccionar que los particulares hayan
cumplido con sus obligaciones fiscales y, por
consiguiente, no es posible, por regla general,
utilizarlas para comprobar otro tipo de deberes
jurídicos, pero atendiendo al marco constitucional
y legal que rige al beneficio en comento, no sólo es
congruente
con
él,
sino
que
es
idóneo
el
procedimiento de revisión fiscal para realizar esa
atribución con efectos fiscales y laborales.- - Sirven apoyo a lo anterior las tesis siguientes:- - ‘No. Registro: 165498. Tesis aislada. Materia(s):
Constitucional,
Administrativa.
Novena
Época.
Instancia: Segunda Sala. Fuente: Semanario Judicial
21
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
de la Federación y su Gaceta. Tomo: XXXI, enero de
2010.
Tesis:
2a.
III/2010.
Página:
326.-
-
-
PARTICIPACIÓN DE LOS TRABAJADORES EN LAS
UTILIDADES DE LAS EMPRESAS. EL ARTÍCULO 19,
APARTADO A, FRACCIÓN XLIII, DEL REGLAMENTO
INTERIOR DEL SERVICIO DE ADMINISTRACIÓN
TRIBUTARIA, ABROGADO MEDIANTE DECRETO
PUBLICADO
EN
EL
DIARIO
OFICIAL
DE
LA
FEDERACIÓN EL 22 DE OCTUBRE DE 2007, QUE
PREVÉ
LA
POSIBILIDAD
DE
VERIFICAR
EL
REPARTO DE ESE INCENTIVO LABORAL POR
MEDIO
FISCAL,
DE
LAS
NO
FACULTADES
CONCULCA
EL
DE
REVISIÓN
PRINCIPIO
DE
SUBORDINACIÓN JERÁRQUICA.’ (Se transcribe).- - ‘No. Registro: 165497. Tesis aislada. Materia(s):
Laboral. Novena Época. Instancia: Segunda Sala.
Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su
Gaceta. Tomo: XXXI, enero de 2010. Tesis: 2a. II/2010.
Página:
326.-
-
-
PARTICIPACIÓN
DE
LOS
TRABAJADORES EN LAS UTILIDADES DE LAS
EMPRESAS. LA SECRETARÍA DE HACIENDA Y
CRÉDITO PÚBLICO, EN SU CALIDAD DE ÓRGANO
REVISOR, PUEDE AVERIGUAR TODO TIPO DE
IRREGULARIDADES
EN
SU
CÁLCULO.’
(Se
transcribe).- - - Establecido lo anterior, es menester
tener en cuenta el contenido del artículo 121 de la
Ley Federal del Trabajo vigente, el cual establece:- - ‘Artículo 121.’ (Se transcribe).- - - Asimismo,
el
Reglamento de los artículos 121 y 122 de la Ley
22
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
Federal del Trabajo, establece, en lo que interesa,
lo siguiente:- - - ‘ARTÍCULO 1º.- - - ARTÍCULO 2º.- - ARTÍCULO 3º.- - - ARTÍCULO 4º.- - - ARTÍCULO 6º.- - ARTÍCULO 7º.- - - ARTÍCULO 8º.- - - ARTÍCULO 9º.- - ARTÍCULO 14.- - - ARTÍCULO 15.- - - - ARTÍCULO
16.- - - ARTÍCULO 17.- - - ARTÍCULO 18.- - ARTÍCULO 19.- - - ARTÍCULO 20.- - - ARTÍCULO 21.- - ARTÍCULO 22.- - - ARTÍCULO 23.- - - (Se
transcriben).-
-
-
Los
preceptos
anteriores
reglamentarios de los artículos 121 y 122 de la Ley
Federal del Trabajo, regulan el procedimiento a
seguir tratándose del derecho de los trabajadores a
participar en las utilidades de las empresas,
pudiendo formular ante la oficina correspondiente
de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público las
objeciones que juzguen convenientes, respecto a la
renta gravable que los patrones hayan declarado,
de conformidad con las disposiciones de la Ley del
Impuesto sobre la Renta. Asimismo, corresponde a
la citada Secretaría de Hacienda y Crédito Público,
con el carácter que le otorgan los artículos 523
fracción II y 526 de la Ley Federal del Trabajo,
recibir
y
examinar
las
observaciones
a
la
declaración presentada por el patrón, conforme a
las garantías que tienen los trabajadores que se
cumplirá con lo dispuesto en las leyes laborales,
siendo
necesario
para
asegurar
lo
anterior,
establecer los medios de defensa que en todo caso
puedan ejercitar para que sean corregidas las
23
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
deficiencias
o
violaciones
que
se
pudieran
presentar en el procedimiento. La participación de
los trabajadores en las utilidades de las empresas,
se determina a partir del ingreso gravable para
aplicar el porcentaje de participación respectivo y
motiva que por su naturaleza y consecuencias las
objeciones de los trabajadores en contra de la
declaración presentada por el patrón, al plantear
alguna posible irregularidad en la determinación de
la
renta
gravable,
autoridades
sean
hacendarias
resueltas
a
través
por
las
de
un
procedimiento de revisión fiscal, en el que existe
interés público y social. Para facilitar y agilizar
dichos trámites, es necesaria la coordinación en el
ejercicio de las atribuciones que les corresponden
tanto a las autoridades hacendarias como a las
laborales, en materia de participación de utilidades,
a través de mecanismos de carácter permanente
que armonicen sus actividades, para que resuelvan
los problemas que se susciten, dentro de sus
respectivas esferas de competencia.- - - Lo anterior
permite concluir que existen dos fases para que se
pueda reclamar el pago de las utilidades de las
empresas:- - - La primera, refiere al procedimiento
administrativo
que
debe
seguirse
ante
las
autoridades hacendarias para que, a partir de la
renta gravable determinada sobre la declaración
anual del patrón, se establezca la participación que
le corresponde a sus trabajadores, siendo, dentro
24
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
de dicho procedimiento administrativo, donde
éstos podrán presentar las objeciones que estimen
pertinentes ante la Secretaría de Hacienda y Crédito
Público,
la
que
resolverá
conforme
a
las
atribuciones que le confiere el Código Fiscal de la
Federación, la Ley del Impuesto sobre la Renta y
las
demás
disposiciones
legales
aplicables,
emitiendo la resolución definitiva que corresponda:
con dicha resolución concluye esta primera etapa
que está a cargo de las autoridades fiscales y
administrativas.- - - La segunda fase empieza
cuando ya existe la resolución definitiva donde se
determina el reparto de utilidades en beneficio de
los
trabajadores,
en
cuyo
caso,
inicia
la
intervención de las autoridades laborales para
hacer efectivo el derecho relativo.- - - De ello se
sigue que como requisito sine qua non, la ley exige
que se agote un procedimiento previo al reparto de
las utilidades, lo que constituye la primera fase ya
establecida,
donde
los
trabajadores
podrán
intervenir para formular objeciones.- - - En el caso
en
concreto,
el
sindicato
quejoso
tilda
de
inconstitucional el artículo 121, fracción III, de la
Ley Federal del Trabajo, en el sentido de que al
negarle la posibilidad de recurrir la resolución
definitiva que determina la base gravable para la
participación de utilidades adicionales, viola en
perjuicio las garantías de igualdad y equidad, de
previa audiencia y de legalidad, así como la
25
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
garantía social del derecho que tiene a las
utilidades de la empresa en la que presta sus
servicios, consagradas en los artículos 13, 14, 16 y
123, Apartado A, fracción IX, de la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos; ya que
el precepto legal impugnado no permite a los
trabajadores recurrir la resolución de determina la
base gravable de las utilidades a que tienen
derecho, y sin embargo la fracción IV del referido
artículo 121 de la Ley Federal del Trabajo, establece
que el patrón cuenta con la posibilidad de
impugnar la resolución que emita la Secretaría de
Hacienda y Crédito Público.- - - Ahora bien, la
inconstitucionalidad de mérito, la hacen valer a la
luz del primer acto de aplicación que lo constituye
el oficio 900-04-06-2010-3955 de veintinueve de
marzo
de
dos
mil
diez,
suscrito
por
el
Administrador de lo Contencioso de Grandes
Contribuyentes ‘6’ del Servicio de Administración
Tributaria de la Secretaría de Hacienda y Crédito
Público, mediante el cual, desechó el recurso de
revocación que promovió el hoy sindicato quejoso
en contra de la resolución contenida en el oficio
número 900-09-05-2009-51439 de veinticinco de
noviembre de dos mil nueve, por el que el
Administrador Central de Fiscalización de Grandes
Contribuyentes Diversos resolvió respecto del
escrito de objeciones presentado por el sindicato, y
se le informó que la renta gravable manifestada por
26
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
**********, actualmente **********, en su declaración
del impuesto sobre la renta por el ejercicio fiscal
del uno de enero al treinta y uno de diciembre de
dos mil siete, no sufre modificación; y, en
consecuencia, no ha lugar a efectuar un reparto
adicional de utilidades.- - - De lo anterior se sigue,
que el asunto se encuentra en la primera fase cuyo
procedimiento
resolverlo
a
aun
las
cuando
es
autoridades
facultad
de
administrativas
conforme a disposiciones de esa índole, a saber de
la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, lo
cierto es que la resolución emitida al respecto por
dichas autoridades, en la que se determina
variación de la renta gravable y por tanto una
variación en el reparto de utilidades, no sólo
produce consecuencias fiscales sino también de
carácter laboral, y por tanto al derecho de los
trabajadores
al
reparto
de
utilidades,
como
enseguida se explica:- - - En efecto, en el presente
juicio de garantías se impugna el procedimiento
previsto en el artículo 121, fracción III de la Ley
Federal
del
Trabajo,
que
contempla
la
irrecurribilidad de la resolución definitiva dictada
en el procedimiento laboral para obtener el reparto
de utilidades, sobre la base de que el primer acto
de aplicación lo constituye el oficio 900-04-06-20103955 de veintinueve de marzo de dos mil diez, a
través del cual, el Administrador de lo Contencioso
de Grandes Contribuyentes ‘6’ del Servicio de
27
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
Administración Tributaria desechó el recurso de
revocación que promovió el hoy sindicato quejoso
en contra de la resolución contenida en el oficio
número 900-09-05-2009-51439 de veinticinco de
noviembre de dos mil nueve, por el que el
Administrador Central de Fiscalización de Grandes
Contribuyentes Diversos resolvió respecto del
escrito de objeciones presentado por el sindicato,
que la renta gravable manifestada por **********,
actualmente
**********,
en
su
declaración
del
impuesto sobre la renta por el ejercicio fiscal del
uno de enero al treinta y uno de diciembre de dos
mil
siete,
no
sufre
modificación;
y,
en
consecuencia, no ha lugar a efectuar un reparto
adicional de utilidades.- - - Por tanto, es dable
concluir que si en la resolución referida se
determinó que la renta gravable manifestada por la
empresa
mencionada,
en
su
declaración
del
impuesto sobre la renta por el ejercicio fiscal del
uno de enero al treinta y uno de diciembre de dos
mil siete, no sufría modificación y que por lo mismo
no había lugar a efectuar un reparto adicional de
utilidades a los trabajadores, produce efectos
fiscales y laborales, ya por un lado se producen
efectos fiscales en relación con el contribuyentepatrón en cuanto que debe acatar la resolución
respectiva, y por otro lado, también se producen
efectos de carácter laboral en relación con el
derecho
de
los
trabajadores
al
reparto
de
28
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
utilidades, pues es a través de las facultades de
fiscalización que la autoridad tributaria verifica
tanto el cumplimiento de las obligaciones fiscales
del contribuyente y, en su caso, puede variar la
renta
gravable,
como
el
derecho
de
sus
trabajadores, lo cual tendrá repercusiones tanto en
el ámbito laboral como en la materia fiscal, porque
si la utilidad fiscal estuvo mal calculada se
determinará un crédito fiscal al contribuyente
patrón, y a la par se ordenará el reparto adicional
de ese beneficio constitucional; por lo que la
autoridad en cuestión actúa al mismo tiempo como
autoridad laboral y fiscal cuando constata que el
reparto sea correcto, en virtud de que el ejercicio
de las facultades de comprobación fiscal fue
diseñado para inspeccionar que los particulares
hayan cumplido con sus obligaciones fiscales y
atendiendo al marco constitucional y legal que rige
al beneficio en comento, no sólo es congruente con
él, sino que es idóneo el procedimiento de revisión
fiscal para realizar esa atribución con efectos
fiscales
y
laborales;
inclusive
en
mayor
repercusión a los trabajadores, cuando a través de
la resolución mencionada se determinó que la renta
gravable de la empresa (contribuyente-patrón) no
sufría modificación y como consecuencia, no había
lugar a efectuar un reparto adicional de utilidades a
los trabajadores; como en el caso acontece.- - - Es
aplicable al caso, la jurisprudencia 2a./J. 4/2011,
29
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
sustentada por la Segunda Sala de la Suprema
Corte de Justicia de la Nación, publicada en el
Semanario
Judicial
de
la
Federación,
correspondiente a la Novena Época, tomo XXXIII,
febrero de 2011, página 774, del rubro y texto
siguientes:-
-
-
‘PARTICIPACIÓN
DE
LOS
TRABAJADORES EN LAS UTILIDADES DE LAS
EMPRESAS. LA RESOLUCIÓN QUE DETERMINA
VARIACIÓN EN LA RENTA GRAVABLE Y POR
TANTO UNA VARIACIÓN EN EL REPARTO DE
UTILIDADES PRODUCE CONSECUENCIAS TANTO
FISCALES COMO LABORALES’.- - - (Se transcribe).- - Por tanto, si la participación de las utilidades de
las empresas es un derecho social que tienen los
trabajadores, es evidente que tienen también
derecho a impugnar la resolución que determina la
base gravable de esa prestación cuando ésta se
determina
en
el
sentido
de
que
no
sufre
modificación para reparto adicional de utilidades;
consecuentemente, bajo esa tesitura, la fracción III,
del artículo 121 de la Ley Federal del Trabajo
vigente, viola el artículo 123, apartado A, fracción
IX, de la Constitución Política de los Estados
Unidos Mexicanos.- - - En consecuencia, se
determina que la fracción III del artículo 121 de la
Ley Federal del Trabajo vigente, se aparta de los
principios fundamentales que garantizan el derecho
de los trabajadores a la participación de las
utilidades de las empresas, violentando el artículo
30
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
123, apartado A, fracción IX, de la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos.- - - Por
tal razón, es de concluirse que es fundado el
argumento de inconstitucionalidad analizado, ya
que la fracción III del artículo 121 de la Ley Federal
de Trabajo vigente viola el artículo 123, apartado A,
fracción IX, de la Constitución Política de los
Estados
Unidos
Mexicanos.-
-
-
En
estas
condiciones, lo procedente es conceder a la parte
quejosa **********, el amparo y protección de la
Justicia Federal solicitados, en contra de los actos
reclamados
a
las
autoridades
responsables
precisadas en el resultando primero de este fallo,
consistentes
en
la
aprobación,
expedición,
promulgación, refrendo y publicación del Decreto
por el que se expidió la Ley Federal del Trabajo, de
dos de diciembre de mil novecientos sesenta y
nueve, publicado en el Diario Oficial
de la
Federación el uno de abril de mil novecientos
setenta, particularmente el artículo 121, fracción III.- - En la inteligencia que la tutela protectora si bien
alcanza
a
las
autoridades
responsables
que
concurrieron en el proceso legislativo, no implica
por parte de éstas la realización de algún acto
concreto en cumplimiento al fallo protector.- - - Lo
anterior, de conformidad con lo señalado en el
criterio sustentado por el Pleno de la Suprema
Corte de Justicia de la Nación, al emitir la tesis P.
CXXXVII/96, publicada en el Semanario Judicial de
31
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
la Federación y su Gaceta, correspondiente a la
Novena Época, tomo IV, noviembre de 1996, visible
en la página 135, la cual establece:- - - ‘LEYES,
AMPARO CONTRA. EFECTOS DE LA SENTENCIA
PROTECTORA FRENTE A LOS ÓRGANOS QUE
CONCURRIERON
A
SU
FORMACIÓN’.
Se
transcribe).- - - Por tanto, a efecto de restituir a la
parte quejosa en el goce de sus derechos
afectados, de conformidad con el artículo 80 de la
Ley de Amparo, una vez que cause ejecutoria esta
resolución, ninguna autoridad deberá aplicar en
perjuicio del sindicato quejoso la fracción III del
artículo 121 de la Ley Federal del Trabajo vigente,
que se estimó inconstitucional.- - - Sirve de apoyo a
lo anterior, la jurisprudencia sostenida por el Pleno
de la Suprema Corte de Justicia de la Nación,
publicada bajo el número P.J. 31/89, en la página
doscientos veintiocho, tomo 111, Primera Parte,
Octava Época, del Semanario Judicial de la
Federación, del rubro: ‘LEYES, AMPARO CONTRA.
EFECTOS DE LAS SENTENCIAS DICTADAS EN’.- - La protección constitucional otorgada a la parte
quejosa se hace extensiva, para que la autoridad
responsable Administrador de lo Contencioso de
Grandes
Contribuyentes
‘6’
del
Servicio
de
Administración Tributaria de la Secretaría de
Hacienda y Crédito Público, deje sin efectos la
resolución contenida en el oficio número 900 04 062010-3955 de fecha veintinueve de marzo de dos
32
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
mil diez, por haberse fundado en un precepto que
se consideró inconstitucional; sin embargo, dado
que dicha resolución recayó al recurso intentado
por la parte quejosa, el cual no puede quedar sin
respuesta, una vez hecho lo anterior, la citada
autoridad, con libertad de jurisdicción, deberá
emitir una nueva resolución fundada y motivada en
la que no aplique a la parte quejosa el artículo 121,
fracción III de la Ley Federal del Trabajo, y la haga
de
su
conocimiento.-
-
-
Asimismo,
es
de
establecerse que al ser suficiente el motivo de
inconstitucionalidad
examinado
en
este
considerando para conceder el amparo en contra
del precepto legal reclamado, no es el caso analizar
los restantes conceptos de violación expresados
por la quejosa, entre ellos, los vicios de legalidad
atribuidos a la resolución contenida en el oficio
número 900 04 06-2010-3955 de fecha veintinueve
de marzo de dos mil diez, emitida con apoyo en el
precepto declarado inconstitucional, ya que a nada
práctico ni jurídico llevaría el estudio de los
mismos, aunado a ello que en nada alteraría el
sentido del fallo que se emite.- - - En este sentido
es aplicable la tesis jurisprudencial consultable a
página 86, Tomo VII-Abril, del Semanario Judicial
de la Federación, Octava Época, que es del tenor
literal siguiente:- - - ‘CONCEPTOS DE VIOLACIÓN.
CUANDO SU ESTUDIO ES INNECESARIO’.- - - (Se
transcribe).- - - No pasan inadvertidos los alegatos
33
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
formulados
por
la
parte
tercera
perjudicada
**********; sin embargo, no son de tomarse en
consideración en virtud de que los alegatos no
forman parte de la litis en el juicio de amparo.- - Lo anterior con apoyo en la jurisprudencia número
39 del Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la
Nación, publicada en la página 31, tomo VI, Materia
Común, del Apéndice al Semanario Judicial de la
Federación de 1917 a 2000, cuyo contenido es:- - ‘ALEGATOS. NO FORMAN PARTE DE LA LITIS EN
EL JUICIO DE AMPARO’.- - - (Se transcribe).”
SEXTO. Inconformes con la sentencia **********, por
conducto de su representante legal; el ADMINISTRADOR DE LO
CONTENCIOSO DE GRANDES CONTRIBUYENTES “6” DE LA
ADMINISTRACIÓN
CENTRAL
DE
GRANDES
CONTRIBUYENTES DEL SERVICIO DE ADMINISTRACIÓN
TRIBUTARIA; y la Delegada de la autoridad responsable,
SECRETARIO
DE
HACIENDA
Y
CRÉDITO
PÚBLICO,
respectivamente, interpusieron recursos de revisión. Por tanto,
por auto de diez de octubre de dos mil once la Presidenta del
Séptimo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer
Circuito admitió los recursos de revisión de referencia y los
registró con el número de expediente **********.
Por oficio presentado el diecinueve de octubre de dos mil
once ante la Oficina de Correspondencia Común de los
Tribunales Colegiados en Materia Administrativa del Primer
Circuito, el Jefe del Departamento de Procesos Jurídicos, en
34
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
ausencia de la Subdirectora de Procesos Administrativos, del
Director de Procesos Jurídicos Administrativos, de la Titular de la
Unidad de Asuntos Jurídicos, del Oficial Mayor, del Subsecretario
de Educación Básica, del Subsecretario de Educación Media
Superior, del Subsecretario de Educación Superior, y en ausencia
y suplencia del Secretario de Educación Pública, interpuso
recurso de revisión adhesiva, el cual fue admitido por auto de
veintiuno de octubre de dos mil once por la Presidenta del
Tribunal Colegiado del conocimiento. Seguido el juicio en sus
trámites legales, el veintiocho marzo de dos mil doce, dictó
sentencia, en la que determinó:
“PRIMERO. Se desecha el recurso de revisión
interpuesto
por
el
ADMINISTRADOR
DE
LO
CONTENCIOSO DE GRANDES CONTRIBUYENTES
‘6’ DE LA ADMINISTRACIÓN CENTRAL DE LO
CONTENCIOSO DE GRANDES CONTRIBUYENTES
DE LA ADMINISTRACIÓN GENERAL DE GRANDES
CONTRIBUYENTES
DEL
SERVICIO
DE
ADMINISTRACIÓN TRIBUTARIA Y LA DELEGADA
DE LA AUTORIDAD RESPONSABLE, SECRETARIO
DE HACIENDA Y CRÉDITO PÚBLICO, así como el
de la REVISIÓN ADHESIVA interpuesta por el JEFE
DEL DEPARTAMENTO DE PROCESOS JURÍDICOS,
EN
AUSENCIA
DE
LA
SUBDIRECTORA
DE
PROCESOS ADMINISTRATIVOS, DEL DIRECTOR
DE PROCESOS JURÍDICOS ADMINISTRATIVOS, DE
LA
TITULAR
JURÍDICOS,
DE
DEL
LA
UNIDAD
OFICIAL
DE
ASUNTOS
MAYOR,
DEL
35
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
SUBSECRETARIO
DE
EDUCACIÓN
MEDIA
SUPERIOR, DEL SUBSECRETARIO DE EDUCACIÓN
SUPERIOR Y EN SUPLENCIA POR AUSENCIA DEL
SECRETARIO
DE EDUCACIÓN PÚBLICA.-
-
-
SEGUNDO. REMÍTASE a la Suprema Corte de
Justicia de la Nación los autos del toca ********** y
los del sumario de garantías **********, para lo que a
su competencia original corresponda.”
Las consideraciones en que se basó para remitir a este Alto
Tribunal el asunto, son las siguientes:
“SEXTO. Por el sentido que ha de regir en la
presente
ejecutoria
y
en
cumplimiento
a
lo
dispuesto en la jurisprudencia número 2a./J.
86/2006 emitida por la Segunda Sala de la Suprema
Corte de Justicia de la Nación, que ordena a los
órganos colegiados como éste, analizar todos los
aspectos de procedencia antes de remitirle el
expediente para que se haga cargo del estudio de
los aspectos de constitucionalidad de leyes, se
destaca que no se advierte la existencia de alguna
por la cual deba sobreseerse en el juicio de
garantías; la jurisprudencia que se comenta es del
tenor siguiente:- - - ‘REVISIÓN EN AMPARO
INDIRECTO.
CIRCUITO
CUESTIONES
EL
DEBE
DE
TRIBUNAL
COLEGIADO
ANALIZAR
PROCEDENCIA
TODAS
ANTES
DE
LAS
DE
REMITIR EL EXPEDIENTE A LA SUPREMA CORTE
36
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
DE JUSTICIA DE LA NACIÓN, PARA QUE SE HAGA
CARGO DEL ESTUDIO DE LAS CUESTIONES DE
CONSTITUCIONALIDAD
(ACUERDO
GENERAL
PLENARIO 5/2001).’ (Se transcribe).- - - (Novena
Época. Registro: 174606. Instancia: Segunda Sala.
Jurisprudencia. Fuente: Semanario Judicial de la
Federación y su Gaceta. XXIV, julio de 2006.
Materia(s): Común. Tesis: 2a./J. 86/2006. Página:
397).- - - En ese tenor y, tomando en cuenta que en
los argumentos expuestos en vía de agravio por
**********, subsiste el tema de inconstitucionalidad
planteado respecto del artículo 121, fracción III, de
la Ley Federal del Trabajo, tópico que corresponde
a la competencia originaria de la Suprema Corte de
Justicia de la Nación, el cual no ha sido resuelto
por jurisprudencia conforme a lo dispuesto por el
artículo 192 de la Ley de Amparo, se produce la
incompetencia
legal
de
este
Tribunal
para
examinarlo en última instancia.- - - Es aplicable al
caso la tesis que es del tenor siguiente:- - ‘AMPARO EN REVISIÓN. CUANDO SUBSISTEN
TEMAS DE COMPETENCIA EXCLUSIVA DE LA
SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA NACIÓN Y
DELEGADA,
EL
TRIBUNAL
COLEGIADO
DE
CIRCUITO NO PUEDE RESOLVER ESTOS ÚLTIMOS
HASTA
PRIMEROS
ENCONTRARSE
Y
CONSIDERACIONES
SI
DEFINIDOS
LOS
HACE,
SUS
LO
DEBEN
DEJARSE
INSUBSISTENTES.’ (Se transcribe).- - - (Novena
37
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
Época. Registro: 164176. Instancia: Segunda Sala.
Tesis Aislada. Fuente: Semanario Judicial de la
Federación y su Gaceta. Tomo: XXXII, agosto de
2010. Materia(s): Común. Tesis: 2a. LXXXVI/2010.
Página: 447).- - - No obsta a lo anterior la existencia
del criterio jurídico invocado como fundamento en
la sentencia que constituye el objeto de estudio de
este
medio de
impugnación cuyo rubro
es:
‘PARTICIPACIÓN DE LOS TRABAJADORES EN LAS
UTILIDADES DE LAS EMPRESAS. LA RESOLUCIÓN
QUE
DETERMINA
VARIACIÓN
EN
LA
RENTA
GRAVABLE EN EL REPARTO DE UTILIDADES
PRODUCE CONSECUENCIAS TANTO FISCALES
COMO LABORALES’, toda vez que aun cuando se
trata de una jurisprudencia, se refiere a aspectos
distintos del debatido en el juicio de origen, como
es que si la utilidad fiscal se calculó mal se
determinará un crédito fiscal al contribuyente
patrón, y a la par se ordenará el reparto adicional
de ese beneficio constitucional y, no así, si es
inconstitucional el supuesto previsto en la fracción
III, del artículo 121, de la Ley Federal del Trabajo, al
negar
a
los
trabajadores
la
oportunidad
de
impugnar la resolución dictada por la Secretaría de
Hacienda y Crédito Público en materia de reparto
de
utilidades;
es
aplicable
al
caso,
en
lo
conducente la tesis que enseguida se transcribe:- - ‘REVISIÓN EN AMPARO INDIRECTO. ASPECTOS
QUE
DEBEN
ESTUDIAR
LOS
TRIBUNALES
38
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
COLEGIADOS DE CIRCUITO ANTES DE REMITIR
LOS AUTOS A LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA
DE
LA
NACIÓN,
CONFORME
AL
ACUERDO
GENERAL PLENARIO 5/2001’ (Se transcribe).”
SÉPTIMO. Recibidos los autos, el Presidente de la Suprema
Corte de Justicia de la Nación, por proveído de doce de abril de
dos mil doce, ordenó formar y registrar el toca de revisión con el
número 251/2012; determinó que este Alto Tribunal asume su
competencia originaria para conocer del recurso de revisión que
hace valer la tercero perjudicada; ordenó turnar el expediente,
para su estudio al Ministro Sergio Salvador Aguirre Anguiano, y
los autos a la Sala a la que se encuentra adscrito, a fin de que el
Presidente de ésta dictara el acuerdo de radicación respectivo;
que se notificara a las autoridades responsables y a la
Procuradora General de la República.
Mediante proveído de diecinueve de abril de dos mil doce el
Presidente de esta Segunda Sala determinó que ésta se avocara
al conocimiento del asunto y ordenó remitir los autos al Ministro
Ponente.
El Agente del Ministerio Público Federal no formuló
pedimento.
C O N S I D E R A N D O:
PRIMERO. Esta Segunda Sala de la Suprema Corte de
Justicia de la Nación es competente para conocer del presente
39
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
recurso de revisión, de acuerdo con lo dispuesto en los artículos
107, fracción VIII, inciso a), de la Constitución Federal; 84,
fracción I, inciso a), de la Ley de Amparo; 11, fracción V y 21,
fracción XI, de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la
Federación; en relación con lo previsto en el punto Cuarto del
Acuerdo General Plenario 5/2001, del veintiuno de junio de dos
mil uno, publicado el veintinueve de junio siguiente en el Diario
Oficial de la Federación; toda vez que se interpone en contra de
una resolución dictada por un Juez de Distrito en un juicio de
amparo indirecto en el que se reclamó el artículo 121, fracción III,
de la Ley Federal del Trabajo, y si bien subsiste en este recurso el
problema de constitucionalidad de leyes planteado, se estima
innecesaria la intervención del Tribunal Pleno, pues la resolución
que se emita no implicará la definición de un criterio de
importancia y trascendencia para el orden jurídico nacional.
SEGUNDO. No se verifica la oportunidad de la interposición
del recurso de revisión ni la legitimación del recurrente, porque el
Séptimo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer
Circuito ya se ocupó de esos aspectos, conforme a lo dispuesto
en el punto Décimo Primero, fracción I, del Acuerdo General
Plenario 5/2001. (Páginas 17 y 86 de la sentencia)
TERCERO. El Tribunal Colegiado resolvió que no era
materia de la revisión el sobreseimiento decretado por el Juez de
Distrito, toda vez que no fue objeto de impugnación, y por ende
quedaba firme dicho sobreseimiento.
40
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
Asimismo, el Tribunal desechó los recursos interpuestos
por
el
Administrador
Contribuyentes
Contencioso
de
“6”,
de
de
Grandes
la
lo
Contencioso
Administración
Contribuyentes
de
Central
del
Grandes
de
lo
Servicio
de
Administración Tributaria, y la Delegada de la Secretaría de
Hacienda y Crédito Público, así como la revisión adhesiva
interpuesta por el Jefe del Departamento de Procesos Jurídicos,
en ausencia de la Subdirectora de Procesos Administrativos, del
Director de Procesos Jurídicos Administrativos, de la Titular de la
unidad de Asuntos Jurídicos, del Oficial Mayor, del Subsecretario
de Educación Media Superior, Superior, y en suplencia y por
ausencia del Secretario de Educación Pública, en términos del
considerando tercero de la sentencia. (Página 79 y siguientes)
Luego, hizo referencia a las consideraciones expuestas por
el Juez de Distrito en su sentencia y destacó que no advertía la
actualización de alguna causal de improcedencia por la que
debiera sobreseer en el juicio de garantías, y por subsistir el tema
de constitucionalidad planteado en la demanda de garantías y
carecer de competencia delegada para analizar el contenido de
los agravios hechos valer por la recurrente tercero perjudicada,
dejó a salvo la jurisdicción de la Suprema Corte de Justicia de la
Nación para que conociera del asunto.
En ese orden de ideas, con fundamento en el artículo 91,
fracción I, de la Ley de Amparo, procede el examen de los
agravios.
41
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
A ese respecto cabe precisar que la materia de la revisión
competencia
de
esta
Segunda
Sala
se
limita
a
la
constitucionalidad del artículo 121, fracción III, de la Ley Federal
del Trabajo, respecto del cual el Juez concedió el amparo y
protección de la Justicia Federal.
CUARTO. Los agravios expuestos por la recurrente, son:
“PRIMERO. La sentencia que se recurre resulta
violatoria de los artículos 77, fracciones I y II, 78 y
79, todos de la Ley de Amparo, así como los
artículos
351
y
352
del
Código
Federal
de
Procedimientos Civiles de aplicación supletoria a la
Ley de Amparo, toda vez que las conclusiones y
argumentos a los que arriba el Juez A quo, resultan
insuficientes
para
declarar
inoperantes
los
conceptos de violación vertidos por la parte
quejosa en su escrito inicial de demanda (sic).- - Lo anterior, al considerar que el artículo 121,
fracción
III,
de
la
Ley
Federal
del
Trabajo,
contraviene lo dispuesto en el artículo 123 de la
Constitución
Política
de
los
Estados
Unidos
Mexicanos, por lo que los argumentos relativos a
los vicios de legalidad y seguridad jurídica en
contra de las disposiciones que regulan el citado
régimen no pueden prosperar, pues lejos de
generar un beneficio, ocasionarían un perjuicio.- - Con la finalidad de demostrar que la sentencia
emitida por el A quo se encuentra indebidamente
42
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
fundada y motivada, respetuosamente solicito que
se analicen los argumentos que se plantean en los
siguientes incisos de manera conjunta, pues los
mismos, aun y cuando se presentan de manera
separada para efectos de dar mayor claridad al
presente recurso, constituyen un solo agravio.- - A. En primer lugar y, a fin de acreditar la violación
cometida, debemos citar el contenido del artículo
14 de la Constitución Política de los Estados
Unidos Mexicanos, mismo que es del siguiente
tenor literal:- - - ‘Artículo 14.’ (Se transcribe).- - Del citado precepto constitucional se desprenden 3
garantías de seguridad jurídica, a saber: a) La de
irretroactividad de la ley; b) la de audiencia; y, c) la
de
legalidad.-
-
-
La
garantía
de
legalidad,
consagrada en el artículo 14 constitucional, en el
ámbito civil (aplicable a la materia administrativa
por
analogía),
exige
que
en
los
juicios
correspondientes la sentencia que se dicte deberá
ser conforme a la letra o a la interpretación jurídica
de la ley, permitiendo que sólo a falta de ésta se
funde en los principios generales de derecho, esto
es, en los principios rectores de nuestro sistema
jurídico, que se encuentran explícitas o implícitos
en el mismo y son su base de sustentación.- - - Por
otra parte, el primer párrafo del artículo 16 de la
Constitución Federal, establece lo siguiente:- - ‘Artículo 16.’ (Se transcribe).- - - El primer párrafo del
artículo 16 constitucional establece la garantía de
43
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
legalidad de los actos de autoridad que afecten o
infrinjan alguna molestia a los particulares, sin
privarlos de sus derechos, e impone a las
autoridades que los emitan, la obligación de que
tales actos de molestia se expresen por escrito,
provengan de autoridad competente y que se funde
y motive la causa legal del procedimiento, esto es,
que se expresen las razones de derecho y los
motivos de hecho que se consideraron por la
autoridad para emitir el acto, los cuales deberán ser
reales y ciertos, e investidos con la fuerza legal
suficiente para provocar el acto de autoridad.- - - De
la interpretación armónica de ambos preceptos
constitucionales, podemos afirmar que, tratándose
de resoluciones jurisdiccionales, el requisito de
fundamentación responde, en términos generales,
al análisis exhaustivo de los puntos que integran la
litis, es decir, el estudio de las acciones y
excepciones del debate, toda vez que dentro del
citado
análisis
se
dan
razonamientos
que
involucran las disposiciones en que se funda la
resolución, aun sin citarlas de forma expresa; en
tanto que el requisito de motivación exige que
analice y valore razonadamente cada uno de los
medios de prueba que ante su jurisdicción hayan
sido ofrecidos y resulten pertinentes para el caso
concreto, a fin de determinar si quedaron probadas
o no las hipótesis de hecho que fueron planteadas
por las partes.- - - Las consideraciones anteriores
44
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
encuentran sustento en la tesis de jurisprudencia
número 139/2005, emitida por la Primera Sala de la
Suprema Corte de Justicia de la Nación, cuyo
contenido es del siguiente tenor literal:- - ‘FUNDAMENTACIÓN
RESOLUCIONES
Y
MOTIVACIÓN
DE
JURISDICCIONALES,
LAS
DEBEN
ANALIZARSE A LA LUZ DE LOS ARTÍCULOS 14 Y 16
DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS
UNIDOS MEXICANOS, RESPECTIVAMENTE.’ (Se
transcribe).- - - En ese orden de ideas, debe
concluirse que la fundamentación y motivación de
una resolución jurisdiccional, se encuentra en el
análisis exhaustivo de los puntos que integran la
litis, es decir, en el estudio de las acciones y
excepciones del debate, teniendo como apoyo el o
los preceptos jurídicos que le permiten expedirla y
que establezcan la hipótesis que genere su
emisión, así como en la exposición concreta de las
circunstancias especiales, razones particulares o
causas
inmediatas
que
se
hayan
tenido
en
consideración para la emisión del acto, siendo
necesario, además, que exista adecuación entre los
motivos aducidos y las normas aplicables al caso
de que se trate.- - - Llevadas las garantías en
comento a un proceso judicial, específicamente el
juicio de garantías, debemos entender que toda
resolución
o
jurisdiccional,
acto
que
deberá
dicte
estar
la
autoridad
debidamente
sustentada en las disposiciones legales aplicables,
45
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
y que las razones particulares que tomó en
consideración se ajusten a lo previsto por las
normas procesales.- - - A este respecto, el Ministro
de la Suprema Corte de Justicia de la Nación,
Genaro David Góngora Pimentel, en la página 532
de su libro titulado Introducción al Estudio del
Juicio de Amparo, Sexta Edición, Editorial Porrúa,
señala a la letra lo siguiente: (Se transcribe).- - Ahora bien, las fracciones I y II, del artículo 77 de la
Ley de Amparo, contemplan los requisitos de
fundamentación y motivación, que rigen a las
sentencias de amparo, al establecer estrictamente
lo siguiente: ‘Artículo 77.’ (Se transcriben).- - - Como
se puede apreciar, el artículo 77 de la Ley de
Amparo recoge los principios medulares de las
garantías antes analizadas, con el fin de que las
sentencias se ajusten a lo previsto en la norma
constitucional.- - - Por su parte, el artículo 78 de la
ley en comento establece que en las sentencias
que se dicten en los juicios de amparo, el acto
reclamado se apreciará tal como aparezca probado
ante la autoridad responsable.- - - ‘Artículo 78.’ (Se
transcribe).- - - De lo anterior, se tiene que los
artículos 77 y 78 de la Ley de Amparo recogen los
principios medulares de las garantías aludidas en
el presente apartado, con el fin de que las
sentencias se ajusten a lo previsto en los artículos
14 y 16 de la Constitución Política de los Estados
Unidos Mexicanos.- - - En este sentido, el Ministro
46
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
Genaro David Góngora Pimentel, en las páginas
532 y 533 del citado libro establece textualmente
que: (se transcribe).- - - En estos términos, de los
preceptos antes transcritos, se desprende que el
Poder Judicial de la Federación, tiene la obligación
de fijar en sus sentencias de forma clara y precisa
el acto o actos reclamados y de examinar en su
conjunto los conceptos de violación a efecto de
resolver la cuestión efectivamente planteada, y en
caso de no cumplir con los referidos requisitos, la
sentencia
que
al
efecto
emita
el
órgano
jurisdiccional será ilegal.- - - Lo anterior inclusive
ha sido reconocido por la Segunda Sala de ese H.
Máximo
Tribunal,
a
través
de
la
tesis
de
jurisprudencia que se enuncia a continuación: - - ‘SENTENCIAS DE AMPARO. PRINCIPIOS BÁSICOS
QUE
DEBEN
OBSERVAR
MAGISTRADOS
LOS
PARA
COHERENTEMENTE
TODAS
JUECES
Y
RESOLVER
LAS
CUESTIONES
PLANTEADAS EN JUICIO, SALVO LOS CASOS EN
QUE
ELLO
RESULTE
INNECESARIO.’
(Se
transcribe).- - - Así las cosas y atendiendo al
contenido del criterio transcrito, la hoy recurrente
estima que la sentencia dictada por el Juez A quo
es ilegal y deberá revocarse, toda vez que se
encuentra indebidamente fundada y motivada.- - B. Una vez expuesto lo anterior, es importante
señalar que la sentencia que se recurre es ilegal,
toda vez que las conclusiones y argumentos a los
47
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
que arriba el Juez A quo, resultan insuficientes
para conceder el amparo y protección de la Justicia
Federal,
por
violaciones
a
las
garantías
de
legalidad, proporcionalidad y seguridad jurídica
(sic) previstas en los artículos 14 y 16 de la
Constitución
Política
de
los
Estados
Unidos
Mexicanos.- - - Esto es, en franca violación al
principio de debida fundamentación y motivación
de las sentencias, el Juez A quo resuelve conceder
el amparo y protección de la Justicia Federal al
**********; al considerar que el artículo 121, fracción
III, de la Ley Federal del Trabajo es violatorio del
artículo 123 constitucional.- - - A partir de lo cual,
resuelve otorgar el amparo y protección de la
Justicia Federal, respecto del artículo 121, fracción
III, de la Ley Federal del Trabajo.- - - A efecto de
evidenciar lo anterior, es menester transcribir la
parte de la sentencia en la que el C. Juez de Distrito
arribó a dichas conclusiones, las cuales son del
tenor literal siguiente: (se transcribe).- - - De las
consideraciones anteriormente transcritas, se tiene
que el Juez A quo, para otorgar al amparo y
protección de la Justicia Federal, declaró que el
artículo 121, fracción III, de la Ley Federal del
Trabajo, viola lo dispuesto por el artículo 123,
Apartado A, fracción IX, de la Constitución Política
de los Estados Unidos Mexicanos, medularmente
por lo siguiente:- - - 1. La fracción III, del artículo
121, de la Ley Federal del Trabajo, viola las
48
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
garantías consagradas en los artículos 1°, 13, 14 y
123, Apartado A, fracción IX, de la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos.- - - 2. El
artículo 121, fracción III, de la Ley Federal del
Trabajo,
cuya
constitucionalidad
se
reclamó,
resulta violatorio de garantías, dado que la fracción
IV de dicho precepto legal establece que el patrón
cuenta con la posibilidad de impugnar la resolución
emitida por la Secretaría de Hacienda y Crédito
Público.- - - 3. El artículo 123, fracción IX, de la
Constitución
Política
de
los
Estados
Unidos
Mexicanos señala el derecho por virtud del cual los
trabajadores deben obtener una parte de las
utilidades de las empresas, por lo tanto resulta
inconstitucional que el artículo 121, fracción III, de
la Ley Federal del Trabajo señale que la resolución
de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público no
podrá ser recurrida por los trabajadores.- - - 4. La
resolución de la Secretaría de Hacienda y Crédito
Público, no sólo produce consecuencias fiscales
sino también de carácter laboral, y por tanto al
derecho
de
los
trabajadores
al
reparto
de
utilidades.- - - Sin embargo, contrario a lo resuelto
por el Juez A quo, en el presente agravio se
demostrará
lo
siguiente:-
-
-
1.
Que
los
trabajadores, cuentan con una mecánica para
solicitar a la Secretaría de Hacienda y Crédito
Público y manifestar sus objeciones respecto de la
declaración anual de impuestos presentada por sus
49
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
patrones y buscar un incremento en el reparto de
utilidades.- - - 2. Que en caso de que la resolución
de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público
pudiera recurrirse, generaría una multiplicación de
controversias, originadas por los recursos que
presentarían los trabajadores.- - - 3. Que el artículo
121, fracción III, de la Ley Federal del Trabajo, es a
todas luces constitucional y no genera ningún
conflicto con el artículo 123, fracción IX, de la
Constitución
Política
de
los
Estados
Unidos
Mexicanos.- - - Para comprender mejor lo anterior,
resulta necesario transcribir los preceptos en los
que el Juez A quo se fundamentó para declarar la
inconstitucionalidad del artículo 121, fracción III, de
la Ley Federal del Trabajo:- - - Constitución Política
de los Estados Unidos Mexicanos.- - - ‘Artículo 123.’
(Se transcribe).- - - Ley Federal del Trabajo.- - ‘Artículo 121.’ (Se transcribe).- - - De los preceptos
legales transcritos se desprende que es un derecho
de los trabajadores, el participar de las utilidades
que obtengan, para lo cual se tomará como base de
dichas utilidades la renta gravable de conformidad
con las disposiciones de la Ley del Impuesto sobre
la Renta.- - - Asimismo, se desprende que es un
derecho de los trabajadores el realizar objeciones
ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público,
ajustándose al procedimiento que determiné la ley
(artículo 121 de la Ley Federal del Trabajo) y, por
último,
se
establece
que
las
resoluciones
50
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
definitivas dictadas por la Secretaría de Hacienda y
Crédito Público, no podrán ser recurridas por los
trabajadores.- - - Conforme a lo anterior, se
determina
primordialmente
que
sí
existe
un
procedimiento para que los trabajadores puedan
impugnar u objetar la determinación del reparto de
utilidades, encaminado a señalar que existió mayor
utilidad que la determinada, con la finalidad de
incrementar el reparto de utilidades.- - - Así las
cosas, de conformidad con lo establecido en el
artículo 123, Apartado A, fracción IX, de la
Constitución
Política
de
los
Estados
Unidos
Mexicanos, los trabajadores podrán formular ante
la oficina correspondiente de la Secretaría de
Hacienda y Crédito Público las objeciones que
juzguen
convenientes,
ajustándose
al
procedimiento que determine la ley, es decir,
nuestra Carta Magna, señala que los trabajadores
podrán objetar el reparto de utilidades, ajustándose
al procedimiento establecido, en la Ley Federal del
Trabajo.- - - Para comprender el mencionado
procedimiento,
resulta
obligatorio
señalar
los
preceptos legales que lo regulan, localizados en la
Ley Federal del Trabajo, los cuales se transcribirán
a continuación:- - - ‘Artículos 117, 118, 119, 120, 121
y 587.’ (Se transcriben).- - - Conforme a los
preceptos
legales
transcritos,
se
establece
medularmente lo siguiente:- - - 1. Los trabajadores
participarán de un porcentaje de las utilidades de
51
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
las
empresas,
que
determinará
la
Comisión
Nacional para la Participación de los Trabajadores
en las Utilidades de las Empresas.- - - 2. La
Comisión Nacional para la Participación de los
Trabajadores en las Utilidades de las Empresas,
podrá revisar el mencionado porcentaje, a solicitud
de los sindicatos, federaciones o confederaciones
de trabajadores o de los patrones.- - - 3. Los
trabajadores, podrán objetar ante la Secretaría de
Hacienda y Crédito Público, las declaraciones de
impuestos presentadas por los patrones, con la
finalidad
de
incrementar
su
participación
de
utilidades.- - - Asimismo, el Ejecutivo Federal emitió
el Reglamento de los artículos 121 y 122 de la Ley
Federal del Trabajo, con la finalidad de facilitar y
agilizar
los
trámites
respecto
al
reparto
de
utilidades, el cual establece medularmente lo
siguiente en relación con las objeciones (sic)
trabajadores:- - - ‘Artículos 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20,
21, 22 y 23.’ (Se trascriben).- - - Conforme a lo
anterior, podemos señalar que el procedimiento
para la determinación y pago de la participación de
utilidades se establece de la siguiente manera:- - Plazos legales para efectos de participación de
52
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
utilidades
Etapas
Plazos
Fechas límites
Fundamento Legal
1. Ejercicio fiscal
correspondiente.
Del 1 de enero al 31 de
diciembre
31 de diciembre del año que
corresponda.
Artículo 11, primer párrafo del
Cófigo Fiscal de la
Federación.
2. Presentación de la
declaración del ejercicio del
impuesto siobre la renta por la
empresa.
Dentro de los tres primeros
meses siguientes al término
del ejercicio fiscal
31 de marzo del año que
corresponda.
Artículo 86, fracción VI de la
Ley del Impuesto sobre la
Renta.
3. Entrega de la copia de la
declaración a los trabajadores.
Dentro de los 10 días a partir
de la fecha límite en que la
empresa debe presentar la
declaración.
10 de abril del año que
corresponda.
Artículos 121, fracción I de la
Ley Federal del Trabajo y 10°
del Reglamento de los
Artículos 121 y 122 de la Ley
Federal del Trabajo.
4. Integración de la Comisión
Mixta que formulará el proyecto
que determine la participación
de cada trabajador.
Se recomienda que se integre
dentro de los 10 días
siguientes contados a la
fecha de entrega de la
declaración.
20 de abril del año que
corresponda.
Artículo 125, fracción I de la
Ley Fedeal del Trabajo.
5. Revisión de la declaración
del ejercicio de la empresa por
los trabajadores.
Durante los 30 días Hábiles,
contados a partir de la
entrega de la copia de la
declaración a los trabajadores
26 de mayo del año que
corresponda.
Artículo 12, fracción I de la
Ley Federal del Trabajo y el
artículo 11 del Reglamento de
los Artículos 121 y 122 de la
referida ley.
6. Pago de las utilidades.
Dentro de los 60 días
siguientes a la fecha en que
presentó o debió presentar la
declaración.
30 de mayo del año que
corresponda
Artículos 122, primer párrafo
de la Ley Federal del Trabajo
y 7 del Reglamento de los
Artículos 121 y 122 de la Ley
Federal del Trabajo.
7. Presentación del escrito de
objeciones ante la autoridad
fiscal.
Dentro de los 60 días hábiles
siguientes contados a partir
de la fecha en que sea
recibida la copia de la
declaración por los
tranajadores.
7 de julio del año que
corresponda.
Artículo 121, fracción II de la
Ley Federal del Trabajo y 14
del Reglamento de los
Artículos 121 y 122 de la Ley
Federal del Trabajo.
Así las cosas, de conformidad con el artículo 123,
Apartado A, fracción IX, de la Constitución Política
de los Estados Unidos Mexicanos, así como lo
establecido en la Ley Federal del Trabajo, y el
Reglamento de los artículos 121 y 122 de la Ley
Federal
del
Trabajo,
se
desprende
que
los
trabajadores tienen la posibilidad de inconformarse
y objetar la participación de utilidades que les
corresponda, respetando la garantía de audiencia
establecida en el artículo 14 de nuestra Carta
Magna.- - - Por otro lado, procederemos a analizar
53
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
la limitante establecida en la fracción III, del artículo
121 de la Ley Federal del Trabajo, en relación con el
hecho de que la resolución definitiva de la
Secretaría de Hacienda y Crédito Público no podrá
ser combatida por los trabajadores.- - - Al respecto,
tal como lo señaló el Juez A quo, la exposición de
motivos de la iniciativa presidencial de 20 de
diciembre de 1962 del artículo 100-K ―antecedente
más
remoto
del
precepto
impugnado―,
la
Secretaría de Hacienda y Crédito Público es el
órgano
más
capacitado
para
determinar
las
utilidades de cada empresa, el cual vela por los
intereses de los trabajadores en cuanto a la
participación
de
los
trabajadores
en
las
utilidades de las empresas.- - - Asimismo, de
conformidad con el Considerando del Reglamento
de los artículos 121 y 122 de la Ley Federal del
Trabajo, la Secretaría de Hacienda y Crédito
Público resolverá las irregularidades que sean
planteadas por los trabajadores, a través de un
procedimiento de revisión fiscal con interés público
y social, es decir, a favor de los trabajadores, lo
cual
se
transcribe
a
continuación:-
-
-
(Se
transcribe).- - - Aunado a lo anterior, tanto la Ley
Federal del Trabajo, como el Reglamento de los
artículos 121 y 122 de la Ley Federal del Trabajo,
confieren a la Secretaría de Hacienda y Crédito
Público,
la
facultad
de
vigilar
el
debido
cumplimiento de la participación de utilidades de
54
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
los trabajadores, tal como se desprende de los
siguientes artículos de dicho reglamento:- - ‘Artículos 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8 y 9.’ (Se transcriben).- - De conformidad con lo transcrito anteriormente,
resulta que el órgano mejor facultado para proteger
los derechos de los trabajadores en la participación
de utilidades es la Secretaría de Hacienda y Crédito
Público, el cual velará por los intereses de los
trabajadores.- - - Así las cosas, resulta que la
resolución que recaiga a las objeciones realizadas
por los trabajadores, siempre irá encaminada al
beneficio de éstos, por lo tanto, es dable el concluir
que no podrá existir una resolución más favorable
que la resuelta por la Secretaría de Hacienda y
Crédito Público.- - - Incluso, en el supuesto de que
se pudiera impugnar dicha resolución, sería el
Servicio
de
Administración
Tributaria
(órgano
desconcentrado de la Secretaría de Hacienda y
Crédito Público), quien resolvería la impugnación,
por lo tanto, evidentemente llegaría al mismo
resultado, es decir, no variaría su resolución.- - Asimismo, en caso de que pudiese impugnarse la
referida resolución de la Secretaría de Hacienda y
Crédito Público, generaría que los trabajadores por
el simple hecho de considerar que merecen un
incremento en la participación de utilidades, estén
facultados para solicitarlo mediante recurso de
revocación, lo cual generaría una multiplicidad de
impugnaciones sin ninguna base.- - - Ahora bien,
55
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
en el supuesto de que los trabajadores pudieran
impugnar la resolución definitiva de las autoridades
fiscales, y obtuvieran una resolución mejor, dicha
resolución sería objetable por los patrones, ya sea
por medio de recurso de revocación o bien
mediante juicio de nulidad y, una vez que se
obtenga una resolución definitiva, esa nueva
resolución, podría impugnarse por los trabajadores
nuevamente, generando un círculo vicioso.- - - Así
las cosas, con la finalidad de evitar un sinnúmero
de medios de defensa por parte de los trabajadores
la Constitución Federal y las leyes laborales
confirieron a la Secretaría de Hacienda y Crédito
Público, la facultad de velar por los intereses de los
trabajadores, resultando innecesario el dar la
oportunidad a los trabajadores, de combatir dicha
resolución, debido a que no se generaría un mayor
beneficio.- - - Por último, de conformidad con lo
antes expuesto, resulta que el artículo 121, fracción
III,
de
la
Ley
Federal
del
Trabajo,
no
es
inconstitucional, ya que no transgrede el artículo
123 de la Constitución Política de los Estados
Unidos Mexicanos, como ilegalmente lo resolvió el
Juzgado A quo.- - - Al respecto, la quejosa señaló
lo siguiente:- - - a) La fracción III, del artículo 121,
de la Ley Federal del Trabajo, no permite a los
trabajadores recurrir la resolución definitiva de
participación de los trabajadores en las utilidades
de la empresa, violando la garantía de audiencia
56
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
prevista en el artículo 14 de la Constitución Política
de los Estados Unidos Mexicanos; sin embargo,
cabe señalar que el Juez A quo señala que el objeto
de dicha limitante es para impedir la multiplicación
de las controversias, tal como se expone en la
exposición de motivos de la iniciativa presidencial
de 20 de diciembre de 1962 del artículo 100-K
―antecedente
más
remoto
del
precepto
impugnado―, lo siguiente:- - - (Se transcribe).- - Conforme a lo anterior, se desprende que no se
permite
que
los
trabajadores
impugnen
las
resoluciones de las autoridades fiscales debido a
que generaría un sinnúmero de controversias,
asimismo, se desprende que el ejecutivo federal
consideró que el órgano más capacitado para
determinar las utilidades de cada empresa es la
Secretaría de Hacienda y Crédito Público, quien
está facultada para determinar la utilidad de las
empresas. - - - b) La fracción IV, del artículo 121, de
la Ley Federal del Trabajo establece que el patrón
si pueda impugnar la resolución de la Secretaría de
Hacienda y Crédito Público, lo cual genera que esté
en posibilidad de que los pagos realizados puedan
descontarse de las utilidades correspondientes a
los
trabajadores
en
el
ejercicio
siguiente,
resultando inequitativo y desigual.- - - Sin embargo,
mediante
las
facultades
de
comprobación
establecidas en el artículo 42 del Código Fiscal de
la Federación, las autoridades fiscales están en
57
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
posibilidad de verificar el cumplimiento de las
disposiciones fiscales ―incluida la determinación y
pago de la participación de los trabajadores en las
utilidades de las empresas―, por lo que velarán
por los intereses de los trabajadores en todo
momento.- - - Además, la Secretaría del Trabajo y
Previsión Social, está facultada en todo momento,
para realizar visitas de inspección y corroborar el
cumplimiento de las disposiciones laborales, en
donde queda incluido el pago de la participación de
los trabajadores en las utilidades de la empresa.- - En consecuencia, el amparo y protección que se
otorgó al **********, respecto del artículo 121,
fracción III, de la Ley Federal del Trabajo, no tiene
la debida fundamentación y motivación, toda vez
que
la
parte
novedosos
quejosa
no
tendentes
a
aportó
elementos
demostrar
su
inconstitucionalidad.- - - Con base en lo anterior, el
Juez A quo, debió emitir su sentencia de manera
congruente, analizando todas las disposiciones
legales aplicables, considerando que el artículo
121, fracción III, de la Ley Federal del Trabajo, no
contraviene lo dispuesto por el artículo 123,
Apartado A, fracción IX, de la Constitución Política
de los Estados Unidos Mexicanos, resultando ilegal
la sentencia mediante la cual otorgó el amparo y
protección de la Justicia Federal al **********.- - - c)
En efecto, las manifestaciones vertidas por el Juez
A quo en la sentencia de fecha 30 de agosto de
58
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
2011, mediante la cual otorgó el amparo y
protección de la Justicia Federal al ********** son
inoperantes y resultan del todo infundadas, pues
las conclusiones a las que arriba son resultado del
indebido análisis a los conceptos de violación
hechos valer por la quejosa y por mi representada.- - Esto es, si bien el artículo 121, fracción III, de la
Ley
Federal
del
Trabajo,
señala
que
las
resoluciones de la Secretaría de Hacienda y Crédito
Público referentes a la participación de utilidades,
no podrán ser recurridas por los trabajadores, no
por eso los deja en estado de indefensión, pues
tanto la fracción IX, del artículo 123 de la
Constitución Política de los Estados Mexicanos,
como la Ley Federal del Trabajo y el Reglamento de
los artículos 121 y 122 de la Ley Federal de Trabajo,
señalan la forma y el procedimiento mediante el
cual los trabajadores podrán objetar el reparto de
utilidades.- - - Por lo tanto, aun cuando en la
especie, la quejosa (sic) alegue que se viola la
garantía de audiencia al **********, mi representada
probó durante la substanciación del juicio de
amparo, que los intereses de los trabajadores se
encuentran protegidos por medio de diferentes
preceptos legales e incluso las autoridades fiscales
y laborales se encuentran encargadas de proteger
los intereses de los trabajadores.- - - Por tanto,
contrario a lo manifestado por el Juez A quo, los
argumentos vertidos en contra del artículo 121,
59
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
fracción III, de la Ley Federal del Trabajo, de
ninguna manera pueden considerarse operantes.- - Asimismo, en el presente caso, el **********, ni
siquiera acredita la instancia de parte, puesto que
tal como lo señala la fracción IX, del Apartado A del
artículo 123 de la Constitución Política de los
Estados Unidos Mexicanos, quien es el encargado
de velar por los intereses de los trabajadores es la
Comisión Nacional para la Participación de los
Trabajadores en las Utilidades de las Empresas y la
Secretaría de Hacienda y Crédito Público, quienes
en
dado
caso,
podían
haber
impugnado
de
inconstitucional el artículo 121, fracción III de la Ley
Federal del Trabajo.- - - En virtud de todo lo
anteriormente expuesto, la sentencia que por esta
vía se recurre resulta del todo ilegal y deberá
revocarse, pues viola en perjuicio de las quejosas
lo dispuesto por los artículos 77, fracciones I y II,
78 y 79 de la Ley de Amparo, en relación con las
garantías
de
fundamentación
y
motivación
consagradas en los artículos 14 y 16 de nuestra
Constitución Política, pues los argumentos con
base en los cuales el Juez A quo declaró que la
inconstitucionalidad del artículo 121, fracción III, de
la Ley Federal del Trabajo, resultan inoperantes e
infundados.- - - SEGUNDO. La sentencia que por
esta vía se recurre se encuentra indebidamente
fundada y motivada, contraviniendo con ello los
principios de exhaustividad y congruencia que toda
60
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
sentencia de amparo debe respetar, al omitir el
Juez A quo estudiar la totalidad de los argumentos
vertidos en el escrito inicial de demanda y resolver
íntegramente
sobre
la
cuestión
efectivamente
planteada.- - - Para efectos de que esa H. Suprema
Corte de Justicia de la Nación se forme convicción
en cuanto a las violaciones que por esta vía se
reclaman, respetuosamente solicito que se analicen
los argumentos que se plantean en los siguientes
incisos de manera conjunta, pues los mismos, aun
y cuando se presentan de manera separada para
efectos de dar mayor claridad al presente recurso,
constituyen un solo agravio.- - - A. A efecto de
evitar transcripciones innecesarias, atentamente
solicito a ese H. Suprema Corte de Justicia de la
Nación, tenga por reproducidas como si a la letra
se insertasen, las manifestaciones realizadas en el
inciso A. del agravio primero del presente recurso
de
revisión,
enderezadas
a
demostrar
la
fundamentación y motivación que deben contener
las sentencias.- - - B. La sentencia reclamada
contraviene notoriamente lo dispuesto en los
artículos 77, fracciones I y II, 76 y 79 de la Ley de
Amparo, y 351 y 352 del Código Federal de
Procedimientos Civiles, de aplicación supletoria a
la Ley de Amparo, contraviniendo los principios de
exhaustividad y congruencia de las sentencias.- - Lo anterior es así, toda vez que en la especie el
Juez A quo no analizó las disposiciones aplicables
61
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
al
caso
concreto,
en
específico
aquéllas
encaminadas a determinar que la legislación
laboral otorga al **********, los medios por virtud de
los cuales puede objetar el reparto de utilidades,
para en su caso, obtener un mayor reparto.- - Ciertamente, del análisis integral que se haga de
los escritos presentados por mi representada el 17
de diciembre de 2010 y el 2 de mayo de 2011,
referentes a alegatos formulados en el juicio de
amparo, se podrá advertir claramente que mi
representada
hizo
valer
diversos
argumentos
dirigidos a demostrar que el artículo 121, fracción
III, de la Ley Federal del Trabajo, es a todas luces
constitucional.- - - Conforme a los preceptos
legales
aplicables
en materia de
reparto de
utilidades, en específico aquellos transcritos en el
agravio primero, básicamente se establece que los
trabajadores podrán objetar el reparto adicional de
utilidades, y que la Secretaría de Hacienda y
Crédito Público buscará que se respeten dichos
derechos.- - - C. No obstante lo anterior, en la
sentencia que ahora se impugna, el Juez A quo
omitió pronunciarse al respecto, y al no haberlo
hecho, contraviene en perjuicio de mi representada
los principios de exhaustividad y congruencia que
toda sentencia de amparo debe satisfacer.- - Ciertamente, de la simple lectura que se le dé a la
sentencia de referencia, esa H. Suprema Corte de
Justicia de la Nación se podrá advertir que el Juez
62
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
A
quo,
omitió
consecuencia
pronunciarse
de
que
respecto
se
de
declare
la
la
inconstitucionalidad del artículo 121, fracción III, de
la Ley Federal del Trabajo, en específico, de la
multiplicidad de impugnaciones que se generarían
en caso de que se declare su inconstitucionalidad,
contraviniendo de esa manera con los principios de
congruencia y exhaustividad de las sentencias.- - De ahí que en la especie, el Juez A quo al omitir
resolver sobre la cuestión efectivamente planteada
por mi representada, que la sentencia que ahora se
impugne resulte ilegal.- - - Sirva para robustecer lo
anterior, la siguiente tesis jurisprudencial 1.6o.C.
J/35, ubicada en el Semanario Judicial de la
Federación y su Gaceta, tomo XV, abril de 2002,
página 1042, cuyo texto es del tenor literal
siguiente:- - - ‘DEMANDA EN EL JUICIO DE ORIGEN,
DEBE SER INTERPRETADA EN SU INTEGRIDAD.’
(Se transcribe).- - - Asimismo, resulta al caso
particular, la siguiente jurisprudencia P./J. 40/2000,
ubicada en el Semanario Judicial de la Federación y
su Gaceta, tomo XI, abril de 2000, página 32, cuyo
texto es del tenor literal siguiente:- - - ‘DEMANDA
DE AMPARO. DEBE SER INTERPRETADA EN SU
INTEGRIDAD.’ (Se transcribe).- - - De ahí que en la
especie se insista, el Juez A quo al omitir resolver
sobre la cuestión efectivamente planteada por mi
representada
contravenga
los
principios
de
congruencia y exhaustividad de las sentencias.- - -
63
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
Lo anterior es así, debido a que la juzgadora A quo
no consideró que contrario a lo sostenido por la
quejosa en su escrito de demanda de amparo, no
es procedente que le concediera el amparo y
protección de la Justicia Federal solicitado toda vez
que:- - - a) Las manifestaciones vertidas por la
quejosa en sus agravios, no se encontraban
relacionados con la litis del juicio de garantías, ya
que eran tendentes a demostrar las supuestas
omisiones
en
el
estudio
de
documentos
e
información por parte de la autoridad fiscal al
momento de resolver la oposición intentada por
ésta,
y
en
ningún
momento
contravino
la
inconstitucionalidad del artículo 121, fracción III, de
la Ley Federal del Trabajo.- - - b) Por otra parte,
mediante acuerdo de 14 de febrero de 2011,
publicado el 15 del mismo mes y año, la autoridad
fiscal
aportó
al
presente
juicio,
diversa
documentación que demuestra que la quejosa
apreció equivocadamente el procedimiento de
objeción, ya que exhibe citatorio dirigido al
contador público para la revisión del dictamen de
estados financieros, así como la comparecencia de
éste ante las autoridades fiscales, lo cual acredita
plenamente que efectivamente se llevó a cabo el
procedimiento
intentado
por
la
quejosa
de
conformidad con la Ley Federal del Trabajo y su
Reglamento, aun y cuando no haya sido resuelto
conforme a sus intereses.- - - Por lo tanto, la
64
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
sentencia que nos ocupa resulta ilegal en tanto que
declaró la inconstitucionalidad del artículo 121,
fracción III, con base en el hecho de que no se
respetaba la garantía de audiencia; sin embargo, lo
cierto es que la legislación laboral y la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos, sí prevé
un
mecanismo
para
objetar
el
reparto
de
utilidades.- - - En virtud de todo lo anteriormente
expuesto, la sentencia que por esta vía se recurre
resulta del todo ilegal y deberá revocarse, pues
viola en perjuicio de mi representada lo dispuesto
por los artículos 77, fracciones I y II, 78 y 79 de la
Ley de Amparo, en relación con las garantías de
fundamentación y motivación consagradas en los
artículos 14 y 16 de nuestra Constitución Política.- - TERCERO. La sentencia que por esta vía se
recurre se encuentra indebidamente fundada y
motivada, contraviniendo con ello los principios de
exhaustividad y congruencia que toda sentencia de
amparo debe respetar, al pretender hacer valer la
jurisprudencia 2a./J. 4/2011, la cual no tiene
relación alguna con la litis planteada en el juicio de
garantías.- - - Para efectos de que esa H. Suprema
Corte de Justicia de la Nación se forme convicción
en cuanto a las violaciones que por esta vía se
reclaman, respetuosamente solicito que se analicen
los argumentos que se plantean en los siguientes
incisos de manera conjunta, pues los mismos, aun
y cuando se presentan de manera separada para
65
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
efectos de dar mayor claridad al presente recurso,
constituyen un solo agravio.- - - Con la finalidad de
dar mayor claridad a los argumentos que se harán
valer en el presente agravio, resulta necesario
transcribir la parte medular de la sentencia, en la
que se pretende hacer valer la jurisprudencia
señalada: (Se transcribe).- - - Conforme a lo
anterior, la juzgadora A quo pretende otorgar el
amparo y protección de la Justicia Federal, con
base en las siguientes consideraciones:- - - 1. La
resolución que la quejosa combatió, fue aquélla en
la
que
se
determinó que
la
renta
gravable
manifestada en la declaración del impuesto sobre
la renta por el ejercicio fiscal del uno de enero al
treinta y uno de diciembre de dos mil siete.- - - 2.
Resulta aplicable la jurisprudencia cuyo rubro
señala: ‘PARTICIPACIÓN DE LOS TRABAJADORES
EN LAS UTILIDADES DE LAS EMPRESAS. LA
RESOLUCIÓN QUE DETERMINA VARIACIÓN EN LA
RENTA GRAVABLE Y POR TANTO UNA VARIACIÓN
EN EL
REPARTO DE UTILIDADES
CONSECUENCIAS
TANTO
PRODUCE
FISCALES
COMO
LABORALES’.- - - 3. Se determinó que la fracción III,
del artículo 121 de la Ley Federal del Trabajo
vigente, se aparta de los principios fundamentales
que garantizan el derecho de los trabajadores a la
participación de las utilidades de las empresas,
violentando el artículo 123, Apartado A, fracción IX,
de la Constitución Política de los Estados Unidos
66
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
Mexicanos.- - - Al respecto, en caso de que se
hubiera incrementado la renta gravable, resultaría
impugnable tanto por el patrón, como por los
trabajadores, aunque no debería ser impugnado
por éstos, debido a que generaría un beneficio el
incrementar las utilidades a repartir.- - -
Sin
embargo, contrario a lo resuelto por la juzgadora A
quo, la litis del juicio de amparo del cual derivó la
sentencia recurrida, en nada tiene que ver con el
tema señalado ―determinación de un crédito
fiscal―, es decir, no derivó de un incremento la
renta gravable, por lo tanto, no resulta obligatoria,
debido a que no encuadraría a la hipótesis
normativa que se pretende aplicar.- - - Incluso,
suponiendo sin conceder que se tratara del tema
referido
por
la
jurisprudencia
2a./J.
4/2011,
considero que el ********** no impugnaría dicha
resolución, debido a que lo que pretendía con la
objeción efectuada, era justamente el incrementar
el reparto de utilidades.- - - En virtud de todo lo
anteriormente expuesto, la sentencia que por esta
vía se recurre resulta del todo ilegal y deberá
revocarse,
pues
viola
en
perjuicio
de
mi
representada lo dispuesto por los artículos 77,
fracciones I y II, 78 y 79 de la Ley de Amparo, en
relación con las garantías de fundamentación y
motivación consagradas en los artículos 14 y 16 de
nuestra Constitución Política.”
67
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
QUINTO. Es fundado y suficiente el agravio en el que la
tercero perjudicada en esencia aduce que el artículo 121, fracción
III, de la Ley Federal del Trabajo, no es violatorio de garantías,
porque la autoridad tributaria es la más capacitada para
determinar sobre la situación fiscal de la contribuyente quejosa y
las bases sobre las que deben calcularse las utilidades de la
empresa y que por tanto, resulta innecesario que se dé a los
trabajadores la oportunidad de impugnar la resolución emitida por
la autoridad tributaria. En su agravio, además sostiene que de
concederse esa oportunidad de impugnar a los trabajadores,
únicamente se retrasaría el procedimiento, pues de cualquier
modo los trabajadores tendrían que impugnar ante la propia
autoridad fiscal, o bien, ante el Tribunal de Justicia Fiscal y
Administrativa y en su caso, ante las demás instancias, lo que
causaría un retraso en la determinación de la situación fiscal de la
contribuyente, y de las utilidades de los trabajadores.
En efecto, esta Segunda Sala estima que es incorrecto que
el Juez haya concedido el amparo y protección de la Justicia
Federal, porque el precepto reclamado no es violatorio de
garantías, como lo consideró el Juez de Distrito.
El Juez al analizar en forma conjunta los conceptos de
violación primero y segundo, concedió el amparo y protección de
la Justicia Federal por considerar que el artículo 121, fracción III,
de la Ley Federal del Trabajo era violatorio de las garantías de
igualdad, equidad, legalidad, previa audiencia, y de la garantía
social del derecho que tiene a las utilidades de la empresa,
consagradas respectivamente, en los artículos 13, 14, 16 y 123,
68
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
Apartado A, fracción IX, de la Constitución Federal, porque no se
daba a los trabajadores la posibilidad de impugnar la resolución
dictada por la autoridad fiscal, mediante la cual determina sobre la
situación fiscal de la contribuyente y el monto de la base sobre la
cual debe de calcularse la participación de los trabajadores en las
utilidades de las empresas.
Sin embargo, como ya se dijo, esa determinación no es
correcta, por las siguientes consideraciones.
La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos,
establece
que
los
trabajadores
tendrán
derecho
a
una
participación en las utilidades de las empresas y que para
determinar el monto de dichas utilidades deberá tomarse como
base la renta gravable de conformidad con la Ley del Impuesto
Sobre la Renta, así como la existencia de un procedimiento
previsto en la Ley, para el caso de que los trabajadores quieran
formular objeciones al monto de las utilidades. Así lo prevé el
artículo 123, fracción IX, constitucional, que es del tenor siguiente:
“Artículo 123. Toda persona tiene derecho al
trabajo digno y socialmente útil; al efecto, se
promoverán
la
creación
de
empleos
y
la
organización social de trabajo, conforme a la ley.
(REFORMADO, D.O.F. 18 DE JUNIO DE 2008)
El Congreso de la Unión, sin contravenir a las
bases siguientes deberá expedir leyes sobre el
trabajo, las cuales regirán:
(ADICIONADO, D.O.F. 5 DE DICIEMBRE DE 1960)
69
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
A.
Entre
los
obreros,
jornaleros,
empleados
domésticos, artesanos y de una manera general,
todo contrato de trabajo:
(…)
(REFORMADA, D.O.F. 21 DE NOVIEMBRE DE 1962)
IX. Los trabajadores tendrán derecho a una
participación en las utilidades de las empresas,
regulada
de
conformidad
con
las
siguientes
normas:
a).
Una
Comisión
Nacional,
integrada
con
representantes de los trabajadores, de los patronos
y del Gobierno, fijará el porcentaje de utilidades
que deba repartirse entre los trabajadores;
b).
La
Comisión
Nacional
practicará
las
investigaciones y realizará los estudios necesarios
y
apropiados
para
conocer
generales
de
la
economía
asimismo
en
consideración
las
condiciones
nacional.
la
Tomará
necesidad
de
fomentar el desarrollo industrial del País, el interés
razonable que debe percibir el capital y la necesaria
reinversión de capitales;
c). La misma Comisión podrá revisar el porcentaje
fijado
cuando
existan
nuevos
estudios
e
investigaciones que los justifiquen;
d). La Ley podrá exceptuar de la obligación de
repartir utilidades a las empresas de nueva
creación durante un número determinado y limitado
de años, a los trabajos de exploración y a otras
70
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
actividades cuando lo justifique su naturaleza y
condiciones particulares;
e). Para determinar el monto de las utilidades de
cada empresa se tomará como base la renta
gravable de conformidad con las disposiciones de
la
Ley
del
trabajadores
Impuesto
sobre
podrán formular
la
Renta.
ante
la
Los
Oficina
correspondiente de la Secretaría de Hacienda y
Crédito
Público
las
objeciones
que
juzguen
convenientes, ajustándose al procedimiento que
determine la ley;
f). El derecho de los trabajadores a participar en las
utilidades no implica la facultad de intervenir en la
dirección o administración de las empresas.
(…)”
El citado precepto claramente establece un procedimiento
para obtener el monto de la participación en las utilidades de las
empresas. Dicho procedimiento regula la forma en que se obtiene
el porcentaje de utilidades que se deba repartir entre los
trabajadores de cada empresa.
Al efecto, existe una Comisión Nacional integrada con
representantes de los trabajadores, de los patrones y del
Gobierno, quien fijará el porcentaje de utilidades que se deba
repartir. La Comisión realizará las investigaciones y estudios
necesarios para conocer las condiciones generales de la
economía nacional, y en su caso, revisará el porcentaje fijado
cuando existan estudios e investigaciones que lo justifiquen.
71
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
También establece el numeral citado que los trabajadores
podrán formular ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público
las
objeciones
que
estimen
convenientes,
siguiendo
un
procedimiento previsto en la Ley.
Es decir, los trabajadores están representados desde un
principio en la Comisión Nacional para fijar el porcentaje de
utilidades, y luego, en su caso, tienen la oportunidad de objetar
ese porcentaje ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.
En esta parte del procedimiento es claro que está debidamente
tutelado en la propia Constitución Federal, el derecho de los
trabajadores a la participación de las utilidades de la empresa.
Ahora bien, en la Ley Federal del Trabajo está previsto el
derecho
de
los
trabajadores
a
conocer
los
documentos
presentados por la empresa para la determinación de su situación
fiscal, y de formular observaciones o, de inconformarse con los
resultados expuestos por la contribuyente, con el fin de que la
autoridad tributaria determine sobre la situación fiscal de la
empresa, y resuelva lo conducente sobre la determinación de la
base para el reparto de utilidades, tal y como se desprende del
propio artículo impugnado de inconstitucional.
“Artículo 121. El derecho de los trabajadores para
formular objeciones a la declaración que presente
el patrón a la Secretaría de Hacienda y Crédito
Público, se ajustará a las normas siguientes:
72
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
I. El patrón, dentro de un término de diez días
contado a partir de la fecha de la presentación de
su declaración anual, entregará a los trabajadores
copia de la misma. Los anexos que de conformidad
con las disposiciones fiscales debe presentar a la
Secretaría de Hacienda y Crédito Público quedarán
a disposición de los trabajadores durante un
término de treinta días en las oficinas de la
empresa y en la propia Secretaría.
Los trabajadores no podrán poner en conocimiento
de terceras personas los datos contenidos en la
declaración
y
en
sus
anexos;
II. Dentro de los treinta días siguientes, el sindicato
titular del contrato colectivo o la mayoría de los
trabajadores de la empresa, podrá formular ante la
Secretaría de Hacienda y Crédito Público las
observaciones que juzgue conveniente; y
III. La resolución definitiva dictada por la misma
Secretaría
no
podrá
ser
recurrida
por
los
trabajadores.
(ADICIONADA, D.O.F. 2 DE JULIO DE 1976)
IV. Dentro de los treinta días siguientes a la
resolución dictada por la Secretaría de Hacienda y
Crédito Público, el patrón dará cumplimiento a la
misma independientemente de que la impugne. Si
como resultado de la impugnación variara a su
favor el sentido de la resolución, los pagos hechos
podrán
deducirse
de
las
utilidades
73
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
correspondientes a los trabajadores en el siguiente
ejercicio.”
En ese sentido, es claro que el artículo transcrito también
consagra el derecho de los trabajadores para formular objeciones
a la declaración que presente el patrón a la Secretaría de
Hacienda
y
Crédito
Público,
siguiendo
desde
luego,
el
procedimiento señalado en el propio precepto y en el Reglamento
de los Artículos 121 y 122 de la Ley Federal del Trabajo, tal y
como se desprende de los artículos del Reglamento, los cuales se
transcriben a continuación.
REGLAMENTO DE LOS ARTÍCULOS 121 Y 122 DE
LA LEY FEDERAL DEL TRABAJO
“Artículo 1°. Las objeciones de los trabajadores a la
declaración anual que para determinar la renta
gravable presente el patrón a la Secretaría de
Hacienda y Crédito Público, tienen el carácter de
denuncia de irregularidades en materia fiscal y
laboral, y por lo tanto la aplicación de este
Reglamento y las resoluciones que del mismo
deriven son de interés público y social.”
“Artículo
2.
Para
resolver
las
objeciones
presentadas por los trabajadores en contra de las
declaraciones
anuales
de
los
patrones,
la
Secretaría de Hacienda y Crédito Público realizará
los estudios e investigaciones correspondientes,
74
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
en ejercicio de las atribuciones que como autoridad
fiscal
le
confieren
el
Código
Fiscal
de
la
Federación, la Ley del Impuesto sobre la Renta y
demás disposiciones legales aplicables, y de
conformidad con el procedimiento previsto en los
ordenamientos citados.”
“Artículo 3. El procedimiento de revisión en la
Secretaría de Hacienda y Crédito Público, una vez
iniciado, deberá concluirse para efectos fiscales y
de participación de utilidades, sin que proceda el
desistimiento por parte de los trabajadores.”
“Artículo 4. El derecho a recibir copia de la
declaración anual presentada por los patrones a la
Secretaria de Hacienda y Crédito Público, el de
revisar los anexos correspondientes, así como el
de formular objeciones, compete ejercitarlo al
sindicato titular del contrato colectivo de trabajo, al
del contrato ley en la empresa, o en su caso, a la
mayoría de los trabajadores de la misma.”
“Artículo 5. Los trabajadores deberán acreditar la
personalidad
con
que
se
ostenten
como
representantes del sindicato o de la mayoría de los
trabajadores.”
“Artículo 6. Las autoridades fiscales competentes
cuidarán que no quede paralizado el procedimiento
75
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
de revisión para resolver las objeciones de los
trabajadores, proveyendo lo que corresponda hasta
la emisión de la resolución y procurando prescindir
de formalidades innecesarias.”
“Artículo 7. El reparto de utilidades en beneficio de
los trabajadores deberá efectuarse dentro de los
sesenta
días
siguientes
a
la
fecha
en
que
corresponda pagar el impuesto anual, sin que sea
obstáculo para ello el que los trabajadores hayan
impugnado por escrito la declaración que presente
el patrón.”
“Artículo
8.
posterioridad
Si
la
una
empresa
presenta
declaración
con
anual
complementaria en la que aumente el ingreso
gravable
declarado
inicialmente
para
efectos
fiscales procederá hacer un reparto adicional
dentro de un plazo igual al que establece el artículo
anterior.”
“Artículo 9. El importe de las utilidades que no se
hayan reclamado en el año en que sean exigibles,
se agregará a la utilidad del año siguiente, para ser
repartido entre todos los trabajadores.”
CAPÍTULO SEGUNDO
De la Información a los Trabajadores
76
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
“Artículo 10. Los patrones, dentro de un término de
diez días contados a partir de la fecha en que se
presente la declaración anual del impuesto sobre la
renta, o en su caso a partir de la fecha de la
presentación
de
la
declaración
anual
complementaria, entregarán copia de la misma al
representante del sindicato titular del contrato
colectivo de trabajo, al del contrato ley en la
empresa o al de la mayoría de los trabajadores.”
“Artículo 11. Los anexos que de conformidad con
las disposiciones fiscales se deben presentar a la
Secretaría de Hacienda y Crédito Público, quedarán
a disposición de los trabajadores durante un
término de treinta días contados a partir de la fecha
en que el patrón les haya entregado copia de la
declaración:
I. En las oficinas de la empresa; y
II. En la Oficina Federal de Hacienda Principal,
Subalterna o Agencia respectiva, en la cual se haya
presentado o se encuentre la declaración.”
“Artículo 12. Los trabajadores podrán solicitar de la
Dirección General del Impuesto sobre la Renta o de
las Delegaciones de esta misma dependencia en
las
Administraciones
Fiscales
Regionales,
explicaciones sobre la información contenida en
las declaraciones de impuestos presentadas.”
77
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
“Artículo
13.
Los
datos
contenidos
en
la
declaración y en sus anexos, son de carácter fiscal
y por consiguiente los trabajadores no deberán
darlos a conocer a terceras personas, sin incurrir
en la responsabilidad legal correspondiente.”
CAPÍTULO TERCERO
De las Objeciones de los Trabajadores
“Artículo 14. Dentro de los treinta días siguientes al
período señalado en el artículo 11, el sindicato
titular del contrato colectivo de trabajo, el del
contrato ley en la empresa, o en su caso, a la
mayoría de los trabajadores de la misma, podrán
formular ante la Dirección General del impuesto
sobre la Renta de la Secretaría de Hacienda y
Crédito
Público,
las
objeciones
que
juzguen
convenientes a la declaración anual de impuestos.”
“Artículo 15. En tanto no se haya proporcionado
copia de la declaración a los trabajadores en los
términos del artículo 10o. o no queden a su
disposición
los
anexos
correspondientes,
de
acuerdo con el artículo 11o., no podrá iniciarse el
cómputo del plazo a que alude el artículo anterior.”
“Artículo 16. Si el sindicato o la mayoría de los
trabajadores de una empresa tuvieren su domicilio
en población distinta del lugar en que reside la
78
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
Dirección General del Impuesto sobre la Renta de la
Secretaría de Hacienda y Crédito Público, y no
pudiesen
presentar
directamente
ante
dicha
autoridad sus objeciones, podrán enviar su escrito
dentro del término de ley, por correo certificado
con acuse de recibo. En estos casos, se tendrá
como fecha de presentación del escrito respectivo,
la del día en que se haga la entrega en la oficina de
correos.”
“Artículo
17.
En
el
escrito
de
objeciones
interpuesto por los representantes del sindicato
titular del contrato colectivo de trabajo, el del
contrato ley en la empresa o de la mayoría de los
trabajadores, deberán precisarse las partidas o
renglones que objeten de la declaración y las
razones en que se apoyen. Además de acreditar la
personalidad con que se ostenten, señalarán el
domicilio en donde podrán ser notificados durante
el trámite de la inconformidad.”
“Artículo 18. En caso de que el escrito de
objeciones de los trabajadores no cumpla con lo
dispuesto en el artículo anterior, se harán desde
luego del conocimiento de los promoventes las
deficiencias que presente, para su corrección en un
término no mayor de treinta días.”
79
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
“Artículo 19. Una vez recibida la inconformidad por
la Subdirección de Participación de Utilidades de la
Dirección General del Impuesto sobre la Renta de la
Secretaría de Hacienda y Crédito Público, informará
a los trabajadores sobre la admisión de su escrito
de objeciones, dentro de un término no mayor de
treinta días.”
“Artículo 20. Los estudios o investigaciones que
conforme al procedimiento de revisión fiscal realice
la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, una
vez admitido el escrito de objeciones de los
trabajadores, en ningún caso podrán exceder de
seis meses.”
“Artículo 21. Obtenidos los resultados de la
investigación
que
se
hubiere
efectuado,
se
procederá a dictar la resolución correspondiente
dentro de un término no mayor de dos meses.”
“Artículo 22. En la resolución que emita la
Secretaría de Hacienda y Crédito Público con
motivo de las inconformidades de los trabajadores,
deberá señalarse, cuando resulten procedentes las
objeciones presentadas, los términos en que se
deberá modificar el ingreso gravable declarado por
la empresa, así como los fundamentos y motivos
que se tengan para tal efecto. De dicha resolución
se marcará copia a las autoridades laborables
80
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
competentes, a fin de que la conozcan y puedan
actuar conforme a sus atribuciones vigilando que
se efectúe el pago y sancionando, en su caso el
incumplimiento.”
“Artículo 23. Después de notificada la resolución en
que se haya aumentado la utilidad de la que
participan los trabajadores, la empresa deberá
hacer el reparto respectivo dentro de los sesenta
días siguientes.”
CAPÍTULO CUARTO
De los Repartos Adicionales
“Artículo 24. La Secretaría de Hacienda y Crédito
Público, sin que medie escrito de objeciones por
parte
de
los
trabajadores,
podrá
ejercer
en
cualquier tiempo sus facultades de vigilancia y
comprobación a que se refieren la Ley del Impuesto
sobre la Renta y el Código Fiscal de la Federación,
y si se llegare a comprobar que el ingreso gravable
de las empresas es mayor, procederá a ordenar las
liquidaciones del impuesto omitido y notificar al
sujeto obligado a participar así como al sindicato o
a
la
representación
de
la
mayoría
de
los
trabajadores, que es procedente hacer un reparto
adicional.”
81
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
“Artículo 25. En cualquier caso en que los patrones
ejercitaren algún medio de defensa legal o recurso
en contra de las resoluciones o liquidaciones que
aumenten el ingreso gravable aun cuando la
Secretaría de Hacienda y Crédito Público suspenda
el cobro del crédito fiscal, o éste se pague bajo
protesta, para que se pueda suspender el pago del
reparto
adicional,
se
deberá
garantizar
debidamente el interés de los trabajadores por
cualquiera de las formas que establecen las leyes.”
CAPÍTULO QUINTO
De las Autoridades Laborales
“Artículo 26. El sindicato titular del contrato
colectivo de trabajo, el del contrato ley en la
empresa o, en su caso, la mayoría de los
trabajadores
de
la
misma,
podrá
hacerse
representar y asesorar por las Autoridades de la
Procuraduría de la Defensa del Trabajo, federales o
locales, según corresponda, ya sea:
I. En la revisión de la declaración de Impuesto
sobre la Renta que presente la empresa;
II. Para subsanar las deficiencias que señale la
Secretaría de Hacienda y Crédito Público respecto
del escrito de objeciones, a que se refiere el
artículo 18.
82
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
Lo anterior no es obstáculo para que los sindicatos
o la mayoría de los trabajadores se hagan
representar por sus propios asesores.”
“Artículo 27. La Secretaría del Trabajo y Previsión
Social acreditará ante la Dirección General del
Impuesto sobre la Renta de la Secretaría de
Hacienda y Crédito Público, a los funcionarios y
empleados
que
integrarán
una
oficina
de
coordinación sobre participación de utilidades,
misma que dará curso a las promociones que
presenten
los
trabajadores
y
resolverá
las
consultas que se le formulen en la materia.”
CAPÍTULO SEXTO
De la Comisión Intersecretarial
“Artículo 28. Se crea con carácter permanente la
Comisión Intersecretarial para la Participación de
Utilidades a los Trabajadores, integrada por un
número igual de funcionarios designados por los
titulares de las Secretarías de Hacienda y Crédito
Público y del Trabajo y Previsión Social, teniendo
ambas dependencias la responsabilidad de su
funcionamiento. Será presidida en forma rotativa, y
tendrá a su cargo despachar los siguientes
asuntos:
83
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
I.
Atender
las
quejas
que
presenten
los
trabajadores por el incumplimiento del presente
Reglamento, por parte de la autoridad;
II. Señalar las medidas de coordinación que deben
existir entre las autoridades fiscales y laborales
para
vigilar
el
debido
cumplimiento
de
la
participación de utilidades;
III. Aprobar los programas de difusión de la
participación de utilidades y de capacitación obrera
en la materia;
IV. Precisar los criterios que deberán seguir las
autoridades en la aplicación de la participación de
utilidades;
V. Realizar estudios e investigaciones técnicas
necesarias para determinar los efectos de la
participación de utilidades y el cumplimiento de
sus objetivos;
VI. Proporcionar periódicamente a los titulares de
las Dependencias que la forman y a quienes éstos
les indiquen, la información sobre las actividades
de las autoridades fiscales y laborales en la
materia;
VII. Las demás que le encomienden los titulares de
las Secretarías que la integran.”
“Artículo 29. La Comisión podrá invitar a las
autoridades
federativas,
competentes
para
la
de
debida
las
entidades
coordinación
de
84
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
actividades
en
materia
de
participación
de
utilidades a los trabajadores.
Los sindicatos de trabajadores y las agrupaciones
patronales podrán hacer las recomendaciones o
sugerencias que consideren pertinentes para dar
mayor eficiencia al sistema de la participación de
utilidades.”
CAPÍTULO SÉPTIMO
De los Medios de Defensa de los Trabajadores
“Artículo 30. El sindicato titular del contrato
colectivo, el del contrato ley en la empresa, o en su
caso, la mayoría de los trabajadores de la misma,
podrán
formular
queja
ante
la
Comisión
Intersecretarial para la Participación de Utilidades,
si las autoridades de la Secretaría de Hacienda y
Crédito Público o las de la Secretaría del Trabajo y
Previsión
Social,
no
hubieren
resuelto
sus
objeciones en los plazos establecidos en este
Reglamento, o no han vigilado el cumplimiento de
la participación de utilidades de conformidad con la
ley.”
“Artículo 31. Recibida la queja, el Presidente de la
Comisión Intersecretarial para la Participación de
Utilidades, solicitará que le informe la autoridad
que corresponda, y si la encuentra fundada
otorgará un plazo de quince días a la misma para
85
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
que resuelva lo que en derecho proceda. En caso
de que no se cumpla con lo ordenado dentro de ese
término, se hará del conocimiento del titular de la
Secretaría de que se trate, para que dicte las
instrucciones pertinentes.”
En obvio de repeticiones y tal y como lo dijo el propio Juez
de Distrito, en la Ley y en el Reglamento está previsto el
procedimiento a seguir para salvaguardar el derecho de los
trabajadores a la participación de las utilidades de las empresas,
pudiendo formular ante la Secretaría de Hacienda y Crédito
Público las objeciones que estimen convenientes, respecto de la
declaración formulada por el patrón.
Una vez explicado lo anterior, esta Segunda Sala considera
que el respeto de las garantías constitucionales que la quejosa
estima infringidas, no implica en este caso, que necesariamente
se deba otorgar a los trabajadores la posibilidad de impugnar la
determinación de la autoridad tributaria, como lo consigna la
fracción III, del artículo 121 de la Ley, porque en dicho
procedimiento los trabajadores tienen en una primera etapa la
posibilidad
de
formular
las
observaciones
que
estimen
pertinentes, y tiene como finalidad fijar la situación fiscal de la
empresa o del patrón. Por esta circunstancia, quien se encuentra
legitimado para impugnar la determinación de la autoridad fiscal
es el propio contribuyente, pues no se trata de un procedimiento
en el que sean parte los trabajadores y por esa razón, quien tiene
la posibilidad de impugnar es el propio contribuyente.
86
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
En efecto, la intención del legislador fue que no se
entorpeciera ni se alargara este procedimiento, porque está
estrechamente relacionado con la posibilidad de garantizar la
recaudación fiscal a través de la definición de la situación del
contribuyente, la cual impacta también en el porcentaje del
reparto de utilidades para los trabajadores.
Por esa razón, no es imprescindible que en dicho
procedimiento deban tener la oportunidad de impugnar la
determinación de la autoridad fiscal, pues como se dijo, la
finalidad de ese procedimiento es, primero, la situación fiscal del
contribuyente y, de una manera accesoria, la determinación de la
base para el reparto de utilidades, esto es de un procedimiento
ante la autoridad tributaria y no de dirimir una contienda entre
trabajadores y patrones.
En apoyo de lo anterior, cabe señalar que en la propia
sentencia recurrida el Juez refirió que la quejosa señaló que el
antecedente más remoto del precepto impugnado se encuentra
en las reformas hechas a la entonces vigente Ley Federal del
Trabajo, y publicadas en el Diario Oficial de la Federación de
treinta y uno de diciembre de mil novecientos sesenta y dos,
concretamente por cuanto al artículo 100 K, y que en la
exposición de motivos de la iniciativa presidencial se dijo que esa
disposición (similar a la que hoy contiene el artículo 121, fracción
III, impugnado, en el sentido de que los trabajadores no podrían
recurrir la resolución de la Secretaría de Hacienda y Crédito
Público), se adicionó como una prevención para impedir la
multiplicación de controversias, y partiendo de la base de que el
87
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
organismo más capacitado para determinar las utilidades de la
empresa es la autoridad hacendaria.
Ese señalamiento apoya la conclusión expresada porque
como se dijo, hay una coincidencia de intereses entre el
organismo hacendario y los intereses de los trabajadores y,
ciertamente, es la autoridad hacendaria la que tiene en sus
manos todos los elementos y facultades para determinar la
situación fiscal de la contribuyente. Por lo que las razones
expresadas en la iniciativa de Ley del antecedente de la norma
ahora impugnada, son predicables también respecto de la norma
ahora reclamada.
Además de todo lo anterior, es muy importante destacar que
la autoridad tributaria que resuelve sobre la situación fiscal del
contribuyente no tiene un interés distinto al de los trabajadores,
pues es claro que lo que se pretende por parte de ésta es
aumentar la recaudación a través de una determinación de una
mayor base gravable, y los trabajadores, desde luego, lo que
pretenden es que esa base sea mayor para obtener una mayor
participación en las utilidades de la empresa, que es en el punto
en el que coincide el interés de los trabajadores y el del fisco
federal, en oposición al interés del contribuyente que lo que
pretende es evidentemente, que se reduzca el monto de su
obligación tributaria.
En ese orden de ideas, no es correcto concluir que el
precepto transgrede las garantías de igualdad, equidad, legalidad,
previa audiencia y del derecho que los trabajadores tienen al
88
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
reparto de utilidades de la empresa, en perjuicio de la quejosa;
porque en todo caso, de lo expuesto anteriormente, es fácil
advertir que los trabajadores tienen a su favor el interés del fisco,
en oposición al interés del contribuyente.
En ese sentido, cabe la posibilidad de que el fisco determine
una mayor obligación a cargo del contribuyente y que como
resultado de esto, se dé lugar, incluso, a un reparto adicional de
utilidades y, además, cuando el patrón impugne una resolución
que ordena un reparto adicional de utilidades, se debe citar a
juicio como tercero interesado al sindicato o al representante de
los trabajadores de la empresa que demandó la nulidad.
Por todo ello, como se dijo, es claro que intereses de los
trabajadores quedan debidamente tutelados, y esto hace que no
sea necesario que se consigne en la Ley la posibilidad de
impugnar la determinación de la autoridad tributaria.
En efecto, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, ha
establecido la obligación de llamar a juicio como tercero
interesado al sindicato cuando el patrón impugne la resolución
que ordena un reparto adicional de utilidades. Al efecto, se invoca
en lo conducente, la siguiente jurisprudencia de rubro y texto:
“REPARTO
ADICIONAL
DE
UTILIDADES.
LOS
TRABAJADORES, COMO TERCEROS, DEBEN SER
LLAMADOS A JUICIO POR CONDUCTO DE QUIEN
LOS REPRESENTE, CUANDO SE DEMANDA LA
NULIDAD DE LA RESOLUCIÓN QUE LO ORDENA.
89
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
De los artículos 121 y 122 de la Ley Federal del
Trabajo, 10, 86, 130 y 133 de la Ley del Impuesto
sobre la Renta, y 7o. y 8o. del Reglamento de los
Artículos 121 y 122 de la Ley Federal del Trabajo, se
advierte una obligación anual de los contribuyentes
en la que, concomitante con la de presentar la
declaración anual del impuesto sobre la renta en la
que se determina el ingreso gravable, debe fijarse,
por
el
propio
contribuyente,
el
monto
que
corresponda a la participación de los trabajadores
en las utilidades de la empresa, lo cual significa
que también se trata de una obligación anual que
considera para su cumplimiento un específico
ejercicio fiscal. Igualmente, deriva que dicho
reparto debe efectuarse dentro de los 60 días
siguientes a la fecha en que deba pagarse el
impuesto anual y, en caso de que deba aumentarse
el ingreso gravable declarado inicialmente para
efectos fiscales, procede hacer un reparto adicional
dentro de un plazo igual o dentro de los 30 días
siguientes a la resolución dictada por la Secretaría
de Hacienda y Crédito Público, cuando haya
mediado impugnación de los trabajadores. Por
tanto, las resoluciones que ordenan el reparto
adicional de utilidades como resultado de la
modificación del ingreso global gravable, tienen
una relación de carácter complementario con la
declaración
original,
pues
forman
parte
del
resultado del ejercicio fiscal de que se trate y
90
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
pueden
repercutir
en
los
derechos
de
los
trabajadores, por lo que debe citarse a juicio como
tercero interesado al sindicato o al representante
de los trabajadores de la empresa que demandó la
nulidad de una resolución que ordena un reparto
adicional de utilidades, pues de resolverse en favor
del actor podría privarse a aquellos trabajadores de
la participación activa en las utilidades que
legalmente
pudiera
emplazamiento
que
corresponderles;
se
hará
a
través
del
representante del sindicato o de la mayoría de los
trabajadores en caso de no existir aquél, es decir,
de
quien
represente
los
intereses
de
los
trabajadores en el momento de requerir al actor; lo
que
no
significa
que
una
vez
establecida
legalmente la obligación de realizar el reparto
adicional de utilidades, deba considerarse para
esos efectos a los trabajadores que prestan sus
servicios
al
actualizarse
el
mencionado
requerimiento, sino a los que laboraron durante el
ejercicio fiscal que se corrige.”
(Novena
Época,
Registro:
161007,
Instancia:
Segunda
Sala,
Jurisprudencia, Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su
Gaceta, XXXIV, Septiembre de 2011, Materia(s): Administrativa, Tesis:
2a./J. 146/2011, Página: 1466)
En ese sentido, por las razones expuestas, es claro que
resulta inexacto que el artículo 121, fracción III, de la Ley Federal
del Trabajo sea violatorio de garantías, como lo resolvió el Juez
de Distrito, porque no quedan los trabajadores en estado de
91
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
indefensión y de darse entrada al recurso se alargaría
innecesariamente el proceso de reparto de utilidades, con
inseguridad jurídica tanto para los trabajadores como para el
patrón.
Con base en todas las anteriores consideraciones, lo
procedente es revocar la sentencia recurrida en la materia de la
revisión competencia de esta Suprema Corte de Justicia de la
Nación y negar el amparo y protección de la Justicia Federal
solicitado por la quejosa, respecto del artículo 121, fracción III, de
la Ley Federal del Trabajo, pues no se hizo valer la quejosa otro
concepto de violación referido a constitucionalidad de leyes
SEXTO. En virtud de que en el tercer concepto de violación
de la demanda de garantías se plantearon cuestiones de
legalidad hechas valer en contra del acto de aplicación
consistente en el oficio número 900 04 06-2010-3955, de
veintinueve de marzo de dos mil diez, y que no han sido materia
de estudio, dada la conclusión a la que llegó el juzgador y que ha
sido revocada, lo procedente es reservar jurisdicción al Séptimo
Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito
para que se ocupe de ellas y dicte la resolución que conforme a
derecho corresponda.
Por lo anterior, dada la conclusión alcanzada, con
fundamento en el artículo 92 de la Ley de Amparo, se reserva
jurisdicción
al
Séptimo
Tribunal
Colegiado
en
Materia
Administrativa del Primer Circuito para que se haga cargo del
concepto de violación señalado. En dicho concepto de violación la
92
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
quejosa combate aspectos de legalidad, relativos a la notificación
del acto de aplicación, estudio que no corresponde a esta
Segunda Sala sino al Tribunal Colegiado que previno en el
conocimiento del asunto, en términos de lo dispuesto en los
artículos 107, fracción VIII, inciso a), de la Constitución Política de
los Estados Unidos Mexicanos; 84, fracción I, inciso a), de la Ley
de Amparo; y, 21, fracción II, inciso a), de la Ley Orgánica del
Poder Judicial de la Federación; así como lo dispuesto en los
puntos Segundo, Tercero, fracción III, en relación con el Cuarto,
del Acuerdo General Plenario 5/2001.
Por lo expuesto y fundado, se resuelve:
PRIMERO. En la materia de la revisión, competencia de esta
Segunda Sala, se revoca la sentencia recurrida.
SEGUNDO. La Justicia de la Unión no ampara ni protege al
**********, en contra del artículo 121, fracción III, de la Ley Federal
del Trabajo.
TERCERO. Se reserva jurisdicción al Séptimo Tribunal
Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito, en
términos del último considerando de esta resolución.
Notifíquese; con testimonio de esta ejecutoria, devuélvanse
los autos relativos al lugar de su origen y, en su oportunidad,
archívese el toca como asunto concluido.
93
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
Así lo resolvió la Segunda Sala de la Suprema Corte de
Justicia de la Nación, por unanimidad de cuatro votos de los
Ministros Sergio Salvador Aguirre Anguiano, Margarita Beatriz
Luna Ramos, Luis María Aguilar Morales y Sergio A. Valls
Hernández, Presidente de esta Segunda Sala. El Ministro José
Fernando Franco González Salas estuvo ausente. Fue Ponente
el Ministro Sergio Salvador Aguirre Anguiano.
Firman el Ministro Presidente y Ministro Ponente, con el
Secretario de Acuerdos de la Segunda Sala, que autoriza y da
fe.
PRESIDENTE
MINISTRO SERGIO A. VALLS HERNÁNDEZ
PONENTE:
MINISTRO SERGIO SALVADOR AGUIRRE ANGUIANO
EL SECRETARIO DE ACUERDOS
DE LA SEGUNDA SALA
94
AMPARO EN REVISIÓN 251/2012
LIC. MARIO EDUARDO PLATA ÁLVAREZ
Esta hoja forma parte del AMPARO EN REVISIÓN 251/2012. QUEJOSO: **********. Fallado el
veintidós de agosto de dos mil doce, en el sentido siguiente: “PRIMERO. En la materia de la
revisión, competencia de esta Segunda Sala, se revoca la sentencia recurrida. SEGUNDO. La
Justicia de la Unión no ampara ni protege al **********, en contra del artículo 121, fracción III, de la
Ley Federal del Trabajo. TERCERO. Se reserva jurisdicción al Séptimo Tribunal Colegiado en
Materia Administrativa del Primer Circuito, en términos del último considerando de esta resolución.”
Conste----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
En términos de los dispuesto por el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en su
sesión del veinticuatro de abril de dos mil siete, y conforme a lo previsto en los artículos 3, fracción
II, 13, 14 y 18 de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública
Gubernamental, así como en el segundo párrafo del artículo 9° del Reglamento de la Suprema
Corte de Justicia de la Nación y del Consejo de la Judicatura Federal, en esta versión pública se
suprime la información considerada legalmente como reservada o confidencial que encuadra en
esos supuestos normativos.
95
Descargar

AMPARO EN REVISIÓN 251/2012 AMPARO EN REVISIÓN 251/201

1. Escribe los números correctos para convertir las fracciones a... a)  1 =

1. Escribe los números correctos para convertir las fracciones a... a) 1 =

AmplificaciónConversiónSimplificaciónNúmeros mixtosOrdenación

ESCUELA SECUNDARIA TÉCNICA No. 12 . NOMBRE: . No L. .

ESCUELA SECUNDARIA TÉCNICA No. 12 . NOMBRE: . No L. .

Números decimalesOperaciones matemáticasProblemasFracciones

El sentido de los negocios; Dan Thomas

El sentido de los negocios; Dan Thomas

EvaluaciónDirección empresarialTecnologíasEmpresasEstrategiasInformaciónNegociosIncentivosAdministración

INTRODUCCIÓN DESDE QUE EL HOMBRE COMENZO A REUNIRSE EN SOCIEDAD FUERON... DIVERSOS TIPOS DE RELACIONES, DE ACUERDO A LAS NECESIDADES DE...

INTRODUCCIÓN DESDE QUE EL HOMBRE COMENZO A REUNIRSE EN SOCIEDAD FUERON... DIVERSOS TIPOS DE RELACIONES, DE ACUERDO A LAS NECESIDADES DE...

Garantía derechos ciudadanosAntecedentesEvolución históricaDerecho constitucional mexicano

Toma de decisiones racional

Toma de decisiones racional

RacionalidadRacioncinioProcesoPlaneaciónPlanificación estratégica empresarialSelección de alternativas

Derecho de Amparo mexicano

Derecho de Amparo mexicano

Legislación mexicanaJuicio de amparoLey de AmparoDerecho constitucional mexicano

Amparo agrario ejidal o comunal

Amparo agrario ejidal o comunal

Legislación agraria de MéxicoGarantía constitucionalProcesoSobreseimientoDerecho Administrativo mexicano