Construyendo una Escuela de
Calidad
Proyecto:
“REFORESTANDO EN LA ESCUELA”
Caso: “María Guadalupe Ruiz de Haro”
Luis Antero Aguilar / Ma. de los Ángeles Aguilera Canales
E-Mail: [email protected]; [email protected] y/o [email protected]
Miguel Auza, Zacatecas; a 2 de octubre del 2003.
INDICE
Portada……………………………………………………………………………………01
Índice………………………………………………………………………………………02
Introducción………………………………………………………………………………03
Objetivos…………………………………………………………………………….……05
Justificación…………………………………………………………………………...….07
Acciones…………………………………………………………………………………..09
Conclusiones……………………………………………………………………………..18
Anexos…………………………………………………………………………………….20
INTRODUCCIÓN
Sin lugar a dudas, la reforestación no sólo se presenta como un motivo
eminentemente escolar, sino como una necesidad vital, toda vez la devastadora
tala de árboles que se presenta en todo el mundo, particularmente en nuestro
país, para el que las estadísticas marcan como el cuarto país a nivel mundial con
mayor índice de desertificación.
Reforestar, se vuelve pues, además de una práctica escolar y educativa, un
compromiso moral y social tanto de nuestros alumnos como de quienes estamos
en contacto directo con el proceso de enseñanza; ya que además de la
transmisión de conocimientos, debemos ser lo suficientemente capaces de
transmitir valores y normas de convivencia tanto con los propios seres humanos
como con la naturaleza de la que nos proveemos los satisfactores.
Así, reforestar no se limita a la simple plantación masiva y anárquica de
árboles, sino que implica una amplia gama de aspectos a considerar, entre los
cuales puedo citar de momento, la cultura del cuidado de la vegetación ya
existente, el cuidado de los árboles que habremos de plantar mediante el plan que
me propongo desarrollar en este trabajo, reflexionar acerca de la importancia de
transmitir un mejor mundo a las próximas generaciones, hacer que las actividades
ecológicas se conviertan en situaciones cotidianas de nuestro quehacer humano,
en fin, hacer de la reforestación un aspecto toral de la educación en particular, y
de nuestra vida en general.
Siendo consecuente con lo señalado anteriormente, el presente proyecto no
tiene como fin único el de responder a la acreditación de la asignatura de “Diseño
de Estrategias de la Comunicación”, sino, sobre todo, de llevarlo a la práctica de
forma organizada y con objetivos claramente definidos, obteniendo de este trabajo
los mejores frutos posibles tanto para los propios alumnos como para el conjunto
del entorno en el que se desarrollan.
Haré pues, de reforestación, un sinónimo de compromiso de la escuela con
la comunidad y de los alumnos hacia su entorno.
Igualmente, me propongo consolidar valores familiares de convivencia y
responsabilidad a través de esta actividad, toda vez que la acción escolar debe
trascender a la familia y a la totalidad del círculo social en el que se desenvuelven
nuestros alumnos, es decir, que me sea de utilidad para hacer sentir el valor de
pertenencia a un espacio geográfico determinado.
Reiterando, no es pues, de ninguna manera, una actividad cuyo campo de
acción es el estrictamente escolar, sino que va mucho más allá, tal como lo
planteo en el conjunto de acciones que describo en el apartado que para ello he
dedicado.
El proyecto de Reforestando en la Escuela no se circunscribe al hecho en sí
de colocar un árbol en un terreno preparado, sino que abarca el de realizar otro
tipo de “plantaciones” para la vida presente y futura de los estudiantes.
OBJETIVOS:
Toda acción planteada tanto en el ámbito educativo, como en el resto de nuestras
acciones cotidianas, debe tener claramente definida la meta a la que queremos
llegar, así, se hace imprescindible el registro puntual de los objetivos que
pretendemos lograr.
La acción metodológica implica visualizar objetivos que sean logrables, ya que
si los planteamos más allá de nuestras propias capacidades, lo más probable es
que su no cumplimiento nos provoque un desánimo.
Por otra parte, si los objetivos son demasiado simples y de cumplimiento
inmediato, no nos permitirán explotar al máximo nuestras capacidades físicas,
espirituales e intelectuales.
De ahí que los objetivos que me planteo conseguir tienen un sustento
sólido en las necesidades sentidas de la población escolar y del ambiente físico
que la rodean; de igual forma, los objetivos deben ser plenamente asumidos por la
totalidad de los actores que habrán de intervenir en la realización práctica de mi
proyecto.
Por lo anterior, mediante la realización teórica y práctica del proyecto
“Reforestando en la Escuela” me propongo conseguir, entre otros, los siguientes
objetivos:
1.- Que los alumnos sean capaces de reconocerse como parte de un entorno
biológico, donde asumen compromisos firmes y solidarios.
2.- Hacer de la Escuela “María Guadalupe Ruiz de Haro” un espacio de armoniosa
convivencia del ser humano con las plantas, es decir, donde la totalidad de los
seres vivos sean complementarios en sus funciones.
3.- Reforzar los valores de responsabilidad, solidaridad y compañerismo en los
alumnos.
4.- Plantar 200 árboles de variedades adaptadas o adaptables a la región en la
que vivimos.
5.- Lograr que cada alumno se responsabilice del cuidado y crecimiento de un
árbol, sin que ello implique competencia, sino colaboración y solidaridad.
6.- Hacer de la reforestación una práctica cotidiana dentro del quehacer escolar,
empleando los aspectos ecológicos como parte integrante de los contenidos
curriculares.
7.- Que los alumnos reproduzcan esta actividad en sus hogares no como una
tarea extraclase, sino como una forma de vida.
8.- Lograr involucrar a los padres de familia en acciones educativas de sus hijos,
tanto en los aspectos curriculares como en los que aparentemente no forman
parte de ello.
9.- Hacer sentir a los alumnos que son parte de un entorno físico y social en el
cual además de tener derechos, también tienen obligaciones que cumplir
puntualmente.
JUSTIFICACIÓN
Uno de los motivos centrales para proponer este proyecto de reforestación es ver
cómo nuestro centro escolar, a pesar de contar con un terreno de dimensiones
considerables, se encuentra prácticamente desértico por la falta de iniciativas de
los directivos y docentes.
Por lo general, como seres humanos, propensos a la adaptación, nos
acostumbramos a vivir de la forma en la que está establecida, sin embargo, como
docentes comprometidos con nuestra profesión tenemos la obligación de
transformar nuestro entorno laboral para hacerlo más confortable para todos los
actores del proceso educativo.
Debemos tener la suficiente visión para constatar que el centro escolar es el
lugar donde los maestros y alumnos pasamos la mayor parte de nuestro tiempo
activo del día, por lo que tenerlo en las mejores condiciones posibles debe ser una
premisa fundamental.
Es verdad que el proponer una transformación, por mínima que sea, se
encuentra casi siempre con la oposición que provocan las inercias propias del
seguir siempre haciendo lo mismo, con las tradicionales oposiciones al cambio; sin
embargo, es justamente ahí donde los docentes verdaderamente comprometidos
con la educación tenemos que incidir, siempre de la mejor manera posible.
Este proyecto no es sólo en cuanto a un hecho concreto de plantación de
árboles, sino que pretendemos que sea un pretexto para hacer cambios radicales
en la forma de trabajar y de ver nuestro espacio laboral y de servicio a la
comunidad.
No se pretende, con el presente proyecto transformar sólo la imagen física
del centro escolar, sino que pretendemos que trascienda para buscar provocar
una actitud reflexiva de nuestros alumnos y de la totalidad del colectivo escolar
hacia formas mejores de convivencia del hombre con la naturaleza, aprovechando,
a la vez, el pretexto de la reforestación para el establecimiento y la consolidación
de valores en nuestros alumnos, entendiendo que sólo con estudiantes concientes
de su realidad podrán cambiar sus perspectivas, toda vez que la mayoría de
nuestros alumnos son de nivel económico de mínima subsistencia.
No se pretende hacer sentir a nuestros estudiantes que de los árboles
pueden forjar su futuro económico, sino que reconozcan que son parte de una
problemática social y que desde sus aparentemente mínimas trincheras, sí pueden
hacer algo positivo y permanente por nuestro mundo.
En síntesis, queremos hacer que nuestros alumnos dejen de sentirse
espectadores de un mundo en transformación, o quizá en franca destrucción, para
convertirse en actores que pueden participar de manera activa en el acontecer
social.
ACCIONES
Todo proyecto viable tiene que sentarse sobre bases sólidas; es decir, con una
metodología y acciones realistas que nos ayuden a arribar positivamente a los
objetivos que nos planteamos.
Proyectos sin acciones concretas no son más que simples buenos deseos
que no conducen a nada.
Práctica sin metodología, es anarquía.
Teoría sin práctica es inútil reflexión intelectual.
Así, lo ideal es la praxis (teoría y práctica conjugadas) con la que habrá de
concluir este proyecto, mismo que desarrollaré bajo las siguientes líneas
generales de acción:
A).- Reflexión con los alumnos acerca de la importancia de llevar a cabo un
programa de reforestación escolar.
B).- Consecución de 200 árboles en diversas instancias.
C).- Plantación de 200 árboles mediante un trabajo que integre al colectivo
educativo (maestros, directivo, personal de apoyo, alumnos, padres de familia y
autoridades educativas y municipales).
D).- Cuidado de los árboles plantados para que se constituya en una acción
permanente.
E).- Retroalimentación para su mejoramiento y consolidación en posteriores ciclos
escolares.
Con la idea de que el presente proyecto no se quede sólo en un hecho
aislado, sino que contribuya a la real formación de una conciencia en la totalidad
de los actores escolares, todo el proceso contará con herramientas que permitirán
que sea analizado durante los siguientes ciclos escolares, para ello, dividiré al
grupo en tres equipos de registro con medios plenamente establecidos, los cuales
serán los siguientes:
1.- El equipo número 1 se encargará de grabar el proceso mediante
videograbadora.
2.- El equipo número 2 se encargará de registrar el proceso mediante una cámara
digital que es propiedad de la Escuela.
3.- El equipo número 3 resguardará fotocopiado de toda la documentación que se
genere, desde la consecución de los árboles hasta las propias encuestas que nos
darán algunas reflexiones acerca de los resultados logrados con este programa de
Reforestación en la Escuela.
La división del grupo en los tres equipos mencionados no implica que sólo
se harán cargo de la acción que describo anteriormente, sino que a la vez, la
totalidad del grupo será responsable de coordinar el proyecto en los nueve grupos
de que se integra nuestra Escuela, así como de acciones específicas que se les
asignen de acuerdo a lo que se señala en la presente serie de acciones a
desarrollar, claro está, sin descuidar las imprevistas que se presenten durante el
transcurso de la ejecución del proyecto.
La primera acción es la de llevar a cabo una reunión con la totalidad de la
planta docente, directiva y de apoyo de la Escuela con el propósito de socializar el
proyecto; desde aquí entra en funciones el equipo número 1 para llevar el registro
de las actitudes y compromisos asumidos por el colectivo escolar, así como el
equipo número 3 para recabar fotocopiado del acta de la reunión, ya que todo el
proceso debe dejar evidencias que nos sean de utilidad al momento de realizar la
evaluación y la retroalimentación del mismo.
Una vez que nuestro proyecto haya recibido el visto bueno del colectivo
profesional escolar, se procederá a darlo a conocer a los nueve grupos que
integran nuestra escuela, para lo cual se buscará concienciar a un mínimo de 200
alumnos para que asuman un rol práctico en la reforestación y cuidado de los
árboles.
Con el propósito de que los compromisos que asuman los alumnos tengan
seguimiento, se procederá a encuestar a los mismos, mediante la herramienta que
describimos en la sección de anexos (Ver Anexo No. 1); esta acción tendrá
seguimiento por parte de los tres equipos para que queden evidencias tanto
videográficas como fotográficas e impresas.
Considero de vital importancia estas primeras evidencias con los alumnos,
ya que de ahí surgirán los compromisos formales que harán que nuestro proyecto
llegue a dar resultados satisfactorios.
Hacemos explícita la aseveración anterior en virtud de que nuestra
experiencia en la escuela nos indica que cuando los alumnos se sienten parte
integrante de un proceso, asumen las consecuencias de la mejor manera, de ahí
que si logramos que adopten una actitud receptiva hacia la reforestación,
seguramente los resultados serán positivos.
Una vez realizadas las anteriores acciones, todas ellas debidamente
registradas, se procederá a la donación de 200 árboles para ser plantados en la
Escuela, para lo cual, el equipo número 1 elaborará una solicitud dirigida a la
Presidencia Municipal, con atención al Responsable del Vivero del Municipio y se
le entregará grupalmente al Presidente Municipal, explicándole las características
del proyecto, haciendo especial énfasis en los objetivos que pretendemos lograr
con ello, a la vez que buscaremos comprometerlo para que esta actividad se
convierta en un plan piloto en el municipio; el equipo número 2 pasará a los nueve
grupos para que cada uno de los alumnos que firmaron el Anexo 1 sean
responsables de conseguir una cubeta de la llamada “tierra de jardín” con el
propósito de que las plantas tengan de inicio las mejores condiciones posibles,
toda vez que el terreno del centro escolar presenta muchos materiales de las
minas por lo que es poco fértil, necesitando una “cama” de tierra de la mejor
calidad posible; por su parte, el equipo número 3 elaborará un croquis de las áreas
donde se cavarán las cepas para el plantado de los árboles, cuidando que los
ejemplares a plantar por alumnos de un mismo grupo queden lo más cerca posible
con el fin de que exista siempre una visión exacta de los grupos y alumnos que
están cumpliendo con sus responsabilidades. Este mismo equipo, una vez
elaborado el croquis, lo presentará al Consejo Técnico Consultivo de la Escuela
para su aprobación y, posteriormente lo dará a conocer a la totalidad de los
alumnos de la Escuela.
Con el propósito de que esta actividad trascienda más allá de una simple y
aislada acción ecológica y que se convierta en el inicio de una cultura de cuidado
de la naturaleza en todo el entorno en el que se encuentra enclavada la Institución
Educativa, el equipo número 1 videograbará la entrega formal de los árboles en un
acto público que prepararán los equipos 2 y 3, solicitando que quien haga la
entrega sea el propio Presidente Municipal, el Regidor de Ecología y otros
funcionarios municipales y educativos, contando necesariamente con la asistencia
de los padres de familia.
Esta primera filmación del proyecto será analizada por grupos en el Aula de
Medios, ello con el propósito de que al presentarse en cada uno de los grupos, los
alumnos se sientan con mayor confianza para expresar sus opiniones, y es ahí
donde los maestros aprovecharemos para reforzar en cada niño el sentido de
responsabilidad y la importancia del compromiso que han asumido con la firma del
Anexo número 1, haciéndolos sentir de que su decisión es tomada en cuenta por
la Institución Escolar, así como de la importancia de responder a los compromisos
que libremente asumimos.
Los comentarios surgidos de esta presentación del video de entrega de los
árboles será registrada por los tres equipos en que dividiremos el grupo,
entendiendo que quedarán registradas evidencias en video, en fotografía e
impresas.
Aunque puede parecer reiterativo y con exceso de evidencias en esta etapa
de preparación, consideramos que sólo logrando una real concientización de los
alumnos será posible llegar a buen fin en el presente proyecto.
A partir de este momento comienza la fase realmente práctica de nuestra
actividad, para ello, el equipo número 3 asignará el espacio físico a cada uno de
los alumnos (basándose siempre el croquis que aprobó el Consejo Técnico
Consultivo de la Escuela) en el cual plantarán su árbol, dedicando para ello una
tarde en la cual los alumnos se presenten con la herramienta adecuada, pero, de
igual o mayor importancia, que lo hagan junto con sus padres de familia, ello tiene
como propósito el que la actividad se convierta en un compromiso de la familia
hacia la Escuela. El equipo número 1 estará debidamente equipado con su
cámara de video y el equipo número 2 registrará evidencias fotográficas de esta
acción.
La tarde señalada para la plantación de los árboles se llevará a cabo una
formación en el patio de la Escuela con el propósito de verificar que cada uno de
los alumnos que asumió el compromiso formal de esta actividad lleve los
instrumentos necesarios para su plantación y que esté acompañado de por lo
menos uno de sus familiares; al verificar lo anterior, a cada niño o equipo familiar
se le entregará un árbol, recordándole el sitio exacto donde le ha correspondido
llevar a cabo su acción, además, se le entregará un anillo de papel debidamente
enjicado, en el que se encontrará el nombre y grado del alumno, ello con el
propósito de que se lo coloque a la planta en su tallo y de que sea posible verificar
sus cuidados, teniendo de esta manera un mecanismo de control de los cuidados
realizados o no.
Una vez llevada a cabo la acción anterior, nuevamente se procederá a
pasar este video, junto con el de la entrega de los árboles, en el Aula de Medios
con el fin de recabar comentarios de los alumnos.
En este punto deberá hacerse especial énfasis en que los alumnos
manifiesten cuánto tiempo tenían que no llevaban a cabo una acción educativa en
unión de sus padres, buscando hacer sentir a los alumnos que sus padres también
son parte de la Institución y que juntos pueden realizar diversas acciones para
mejorar las condiciones de la misma tanto en el aspecto físico, como la actividad
de que este proyecto trata, pero además, que pueden realizar intervenciones en
los mecanismos de organización escolar, inclusive hacer aportaciones en la
currícula.
Otro aspecto a resaltar de esta proyección es que los alumnos comiencen a
mostrar interés por llevar a cabo la misma acción, pero ahora en sus casas, ya sea
en el interior de las mismas o en la calle, entendiendo que el compromiso de
cuidado será el mismo.
Con estas acciones pretendemos reforzar el sentido de responsabilidad y
los valores de la colaboración y de pertenencia al entorno.
Al mismo tiempo de llevar a cabo esta proyección para cada uno de los
grupos, los equipos 2 y 3 se encargarán de estructurar un periódico mural y una
exposición fotográfica con las evidencias recabadas hasta este momento de
nuestro proyecto, buscando que en las mismas aparezcan el mayor número
posible de alumnos con el fin de que se convierta en un proceso de motivación
para seguir adelante.
Llegado este punto, estaremos arribando a la primera semana de plantación
de árboles, justo el momento en el que inicia la etapa de mayores cuidados, por lo
que será preciso llevar a cabo acciones de reforzamiento y de estimulación para
que los alumnos asuman plenamente y en la práctica, las responsabilidades a las
que se comprometieron, ello en virtud de que tradicionalmente se llega
únicamente a esta etapa de la reforestación, haciendo el plantado y luego,
lamentablemente se dejan al olvido, provocando que la acción no rinda los frutos
requeridos.
En este momento, se entregará a cada uno de los grupos un rol de riego
semanal con el fin de hacer acciones debidamente organizadas y que no se
conviertan en distractores de los procesos puramente académicos; es decir, que
estas actividades no pasen a ser sustitutas de otras ya establecidas, sino que se
presenten de manera complementaria a las acciones preestablecidas por cada
uno de los maestros.
A cada grupo le corresponderá un horario específico para que los alumnos
depositen una cubeta de agua en la cepa que contiene el árbol que tiene su
nombre. (Anexo No. 2)
La anterior acción será fotografiada y videograbada la primera semana de
cada mes y proyectada en el Aula de Medios con el fin de que los alumnos se
reconozcan en quienes están cumpliendo con sus responsabilidades y quienes no,
ello tiene como fin tanto de reforzar las acciones de cumplimiento como de
retroalimentar aquellas que requieran ser modificadas, procurando no hacer
señalamientos a quienes han faltado a su compromiso, sino más bien, intentando
conocer las causas de ello para atacar ese incumplimiento de la mejor manera
posible.
Para llevar un registro adecuado de los cuidados proporcionados a los
árboles, se llevará un control personalizado de cada uno de los alumnos (Ver
Anexo No. 3) bajo la responsabilidad de cada uno de los maestros de grupo y que
servirá, a su vez, de evidencia para mejorar calificaciones en las asignaturas de
Ciencias Naturales y de Educación Cívica como una variable más de las
actividades contempladas con anterioridad.
Con este seguimiento durante la totalidad del ciclo escolar será posible en
el mes de junio llevar a cabo un análisis del proyecto mediante la edición de un
video donde se muestren la totalidad de los pasos seguidos, éste tendrá como fin
el de proyectarlo a inicio del próximo ciclo y que se le de continuidad, claro está,
con los cambios y adecuaciones que la propia experiencia nos haya dado.
Más aún, como he señalado a lo largo de este trabajo, este video y su
análisis nos deberán servir para estructurar nuevos proyectos de trabajo colectivo
entre todos los actores del proceso educativo.
CONCLUSIONES
Con base en lo proyectado y, con la seguridad de encontrar respuesta favorable al
presente plan de acción por parte de la totalidad de los actores que en él habrán
de intervenir, concluyo que:
1.- Las acciones sólo podrán llegar a buen puerto en relación con los objetivos
planteados en la medida en la que cada una de las personas involucradas asuman
el rol que les corresponde.
2.- La reforestación en la Escuela nos será de utilidad para el establecimiento y/o
reforzamiento de valores de convivencia social.
3.- La naturaleza, su cuidado y transformación, es un complemento necesario de
la educación formal de nuestros alumnos.
4.- Toda acción llevada de manera organizada nos permite cumplir con los
objetivos planteados.
5.- El uso de los medios en la educación nos permite realizar tareas de
seguimiento y evaluación de los proyectos escolares.
6.- El video es un mecanismo apropiado para conservar evidencias de los avances
en prácticamente todas las áreas de la educación, y que sin ellas generalmente
nos pasan desapercibidas.
7.- Los medios, antes que ser enemigos de la educación, los podemos emplear
como aliados en el proceso de aprendizaje.
8.- Las actividades físicas deben formar parte del crecimiento intelectual y
espiritual de nuestros alumnos, ya que todas las acciones del ser humano son
complementarias.
9.- Debemos usar las herramientas a nuestro alcance para lograr una mejor
adaptación del ser humano con su entorno físico y social, ya que como lo
expresaba Umberto Eco: “El universo de los medios, reconozcámoslo o no, es
nuestro universo.”
ANEXOS
ANEXO No. 1
ENCUESTA
Nombre del alumno __________________________________________________
Grado __________________________ Grupo ________________________
I.- INSTRUCCIONES
Contesta lo que se te solicita subrayando la respuesta que se adapte a tu opinión,
leyendo detenidamente cada una de las cuestiones, pues implican asumir
compromisos que tendrán seguimiento durante el Ciclo Escolar, además de que
su aceptación implica que la calidad de las acciones llevadas a cabo implicarán
calificaciones en las asignaturas de Ciencias Naturales y Educación Cívica.
1.- ¿Qué importancia tiene para ti el cuidado de la naturaleza?
A).- Mucha
B).- Regular
C).- Poca
D).- Nada
2.- De acuerdo a tu opinión, ¿La Escuela tiene suficientes áreas verdes?
A).- Si
B).- No
3.- ¿Te gustaría que la Escuela tuviera muchos árboles?
A).- Si
B).- No
4.- ¿Te gustaría plantar un árbol dentro de la Escuela?
A).- Si
B).- No
5.- ¿Podrías comprometerte a llevarle una cubeta de agua cada semana al árbol
que plantarías?
A).- Si
B).- No
Si respondiste sí a las preguntas 3, 4 y 5, firma el siguiente compromiso personal,
hazlo solamente si estás dispuesto a cumplirlo.
Por el presente me comprometo a plantar un árbol, así como a brindarle todos los
cuidados necesarios durante el presente ciclo escolar
A C E P T O
________________________________
Nombre del alumno
Anexo No. 2
CIRCULAR
Por la presente se les informa que el rol de riego que asumirá cada uno de los
grupos será el siguiente, siempre considerando que esta actividad deberá llevarse
a cabo en la hora del receso de clase y bajo la supervisión de su maestro de
grupo:
Primer Grado “A”
Lunes
Primer Grado “B”
Lunes
Segundo Grado “A”
Martes
Tercer Grado “A”
Martes
Tercer Grado “B”
Miércoles
Cuarto Grado “A”
Miércoles
Cuarto Grado “B”
Jueves
Quinto Grado “A”
Jueves
Sexto Grado “A”
Viernes
ATENTAMENTE
________________________________
_____________________________
Maestra Responsable
Vo. Bo. Del Director
Anexo No. 3
Seguimiento de cuidados de los árboles
Nombre del alumno _____________________________________________
Grupo _____________________________
Grado ____________________
Mes de _____________________________ del año ___________________
Cumplimiento de riego en la primera semana ________________________
Cumplimiento de riego en la segunda semana _______________________
Cumplimiento de riego en la tercera semana ________________________
Cumplimiento de riego en la cuarta semana _________________________
Cuidado de la cepa de plantación __________________________________
Observaciones
__________________________________________________________________
__________________________________________________________________
__________________________________________________________________
__________________________________________________________________
_____________________________
Firma del maestro de grupo
Descargar

REFORESTANDO EN LA ESCUELA

Problemas de Árboles

Problemas de Árboles

NodosRecursividadListas enlazadasProgramación recurrentePascalPadre-Hijo

Se plantean como por Mediante con respecto a marcan Para

Se plantean como por Mediante con respecto a marcan Para

SolucionesCalentamiento terrestreEfecto invernaderoMedidasClimatologia

PRINCIPALES ESPECIES (sps) MADERABLES CONIFERAS: Pinus Pinaster Pinus Radiata

PRINCIPALES ESPECIES (sps) MADERABLES CONIFERAS: Pinus Pinaster Pinus Radiata

EspeciesMaderaTrabajos forestalesFases y factores

Los seres vivos y el medio ambiente

Los seres vivos y el medio ambiente

BiomasComponentes de un ecosistemaEcosistemasZonas cálidas, templadas y fríasProblemas ambientales y soluciones

Clima: mapa conceptual

Clima: mapa conceptual

EcosistemaCambio climáticoSoluciones ambientalesSalud pública