Primer Nivel de Atención
Reflexiones del Dr. Daniel Strozzi Scala
Los médicos del primer nivel de atención han sido históricamente relegados.
Si bien en los últimos años han habido muchos cambios positivos, consiguiéndose una
tendencia a la equiparación salarial, queda aún muchísimo por hacer.
Creemos que el desempeño en el primer nivel debe ser una elección para los colegas que
tienen esta orientación, y no un lugar de paso a efectos de tener un sustento económico
mientras se consigue un titulo o cargo como especialista.
Hay colegas que están cursando residencias o postgrados de 2do y 3er nivel y que hoy
ocupan cargos en el primer nivel. Si bien la causa de esto es multifactorial, podemos
identificar claramente dos problemas, sobre los que creemos es necesario trabajar en el
corto plazo.
Primero, es imperioso reforzar los salarios a nivel de residencias médicas, no como
slogan sino como necesidad . Esto no es menor, ya que hay residentes y postgrados de
las más diversas especialidades (hematologia, cirugía, etc.) que deben tener una
dedicación especial a sus disciplinas, y que hoy debido al escaso aporte económico de la
residencia complementan sus ingresos a través de ‘policlínicas’ de medicina general.
Segundo, debemos tomar conciencia de la importancia y de los diferentes niveles de
competencia que debe tener un Medico de Primer Nivel. Esto es especialmente notorio
para Pediatría, Medicina General y Medicina Familiar. Existen singularidades en el
desempeño de estas especialidades en el primer nivel que son habitualmente ignoradas
por el Sistema.
Es obvio que el sistema no permite que un intensivista realice una cirugía, pero sí permite
que un cirujano realice una policlínica de atención primaria, mientras cursa su formación
como especialista.
Es por eso que es imprescindible mejorar el salario del residente, para que estos colegas
de otras especialidades puedan tener un salario digno sin tener que recurrir
obligatoriamente a ‘changas’ en el primer nivel, ya que esto va en detrimento no solo de
ellos, sino de todos los colegas que se desempeñan en éste. Y como corolario, al existir
mayor oferta de mano de obra los empresarios de la salud se valen de ello para llevar los
salarios a niveles paupérrimos.
Como ejemplo de esta desregulación laboral están los colegas que hasta hace pocos
años trabajaban en emergencias móviles nóveles, cobrando la hora de policlínica menos
que el salario de una empleada doméstica. Evidentemente estamos mejor, pero
ciertamente muy lejos de lo necesario.
Todo esto que mencionamos es parte del problema que sufre hoy el primer nivel, con una
importante rotación de médicos que están de paso, con carencia de buenos profesionales
(porque se dedican a otras especialidades económicamente más redituables) y que
terminan migrando a lugares donde son mejor remunerados.
Otro aspecto a destacar son las condiciones de trabajo.
Las carencias edilicias y el deterioro de muchas policlínicas es absolutamente inaceptable.
Los colegas se ven obligados a trabajar en condiciones insalubres con mala higiene,
escasa iluminación, o carencia absoluta o relativa de sistemas de calefacción o aire
acondicionado.
Esto tampoco es digno para los pacientes, impactando directamente en la calidad de
asistencia. Es nuestro deber trabajar para que esta situación cambie. No debemos
permitir estas inequidades.
Descargar

Primer Nivel de Atención