INTOXICACIÓN POR PLOMO
MVZ. MC. JOSÉ PEDRO CANO CELADA
PMVZ. LINDA A. CAMACHO GONZÁLEZ
Definición: Principal causa de intoxicación en animales domésticos, principalmente
ovinos, bovinos y equinos. Problema causado por demasiada absorción de plomo y sus
compuestos en el organismo. Afecta de forma más peligrosa a niños y animales jóvenes.
Una vez dentro del organismo el plomo es eliminado lentamente y se acumula poco a poco
en el organismo. Su toxicidad provoca inflamación en el tejido cerebral y vainas de las
fibras nerviosas periféricas. Produce anemia debido a que altera la formación de eritrocitos.
Todo esto puede llevar a la muerte del individuo ya sea humano o animal.
Sinonimia: Saturnismo
Etiología: Provocada por la ingestión accidental de preparados que contienen plomo o de
alimentos (principalmente forrajes), a los cuales ha llegado este elemento por
contaminación ambiental, también por el consumo de pinturas que contengan este
elemento, así como los residuos de grasa y gasolina utilizados por la maquinaria de la
granja.
Fuentes: Consumo de pinturas elaboradas a base de plomo, áreas cercanas a edificios
viejos o casas pintadas con este material están contaminadas al igual que el forraje que
crece en los perímetros de estas zonas.
Baterías automotrices o tubos elaborados con plomo son también una fuente potencial, así
como la grasa o aceites utilizados en las maquinarias de granja.
Animales en pastoreo con pastos de baja calidad que propician que los animales sacien su
apetito en lugares extraños como basureros.
La deficiencia de fósforo es otro factor predisponerte, ya que los bovinos tienden a masticar
objetos sólidos provocando conductas aberrantes como la osteofagia.
Terneros estabulados con hacinamiento suelen presentar estereotipias, la más común se
denomina pica, y puede depender de carencia de minerales o del propio tedio.
Los rumiantes son más comúnmente afectados que otras especies debido a que el metal
tiende a depositarse en el retículo y convertirse en acetato de plomo soluble por acción de
los ácidos gástricos.
Toxicidad: Debido a que el plomo se acumula lentamente en el organismo, la exposición
crónica a él aún en pequeñas cantidades pueden desarrollar la intoxicación. Las plantas que
crecen en suelos contienen alrededor de 260 a 900 ppm, lo que ocasionará la muerte del
becerro, mientras que las plantas normales solo contendrán de 3 a 7 ppm.
La exposición aguda letal es de 400 a 600 mg/kg para becerros y de 600 a 800 mg/kg en
para adultos. Todas las especies son susceptibles pero se observa más comúnmente en
bovinos, equinos, perros y patos debido a sus hábitos alimenticios.
Epidemiología: Veneno más común para los animales de granja, principalmente en el
ganado bovino joven. El plomo es relativamente insoluble para el tracto gastrointestinal.
Solo el 1 a 2% del acetato de plomo, carbonato de plomo o plomo metálico administrado
oralmente es absorbido por el tracto digestivo, el cuál será retenido inicialmente en los
tejidos blandos y posteriormente en huesos. El plomo afecta a todos los órganos, y puede
ser absorbido por piel en forma de compuestos orgánicos o por heridas en forma de
compuestos inorgánicos. También se absorbe de sitios subcutáneos, intramusculares y del
tracto respiratorio.
Cuando el plomo se encuentra en circulación se combina con los eritrocitos y solo se
encuentra en el plasma si está en grandes concentraciones. Se puede producir anemia
debida a la fragilidad de los eritrocitos, lo que producirá una lisis prematura y de forma
secundaria la depresión de la médula ósea conllevando a una producción reducida de
eritrocitos. También puede interferir con la acción de algunas enzimas relacionadas con la
síntesis de la fracción heme, bloqueando la incorporación de esta molécula al hierro.
El sistema nervioso se afecta por la disminución del aporte sanguíneo debido a un daño en
lo capilares, lo que provocará edema o colapso de las arteriolas. En los nervios periféricos
se produce una desmielinización segmental, lo que interferirá con la conducción nerviosa.
La evidencia de daño neurológico a nivel de nervios craneales o cerebro en ganado bovino
de manifiesta por la parálisis faríngea o bucal.
En el riñón se observa degeneración y necrosis de las células de los túbulos renales. Se
puede presentar necrosis de la mucosa intestinal si existe una exposición aguda. Tanto
degeneración como necrosis son el paso siguiente de la fase aguda a crónica.
El plomo cruza la barrera placentaria, y en el feto, el hígado almacenará concentraciones
tóxicas. Puede causar aborto, reabsorción fetal y esterilidad.
El mineral será lentamente removido del organismo, principalmente por los riñones,
también se excreta la leche que será ingerida por el becerro convirtiéndose en otra fuente
potencial.
Signos clínicos: En los bovinos se presentan dos síndromes, agudo que es el más común en
terneros y subagudo el más frecuente en adultos.
En el agudo los signos se presentan bruscamente y el curso es breve de tal forma que los
animales, principalmente los que se encuentran en pastoreo, se hallan muertos sin poder
apreciarlos signos clínicos. Los terneros intoxicados se tambalean y presentan temblor
muscular, especialmente de cabeza y cuello, movimientos masticatorios de mandíbula y
expulsión de espuma por la boca. Hay crepitación de párpados y rotación de ojos, y en
ocasiones bramidos.
En la forma aguda los bovinos presentan ceguera y fibrilaciones cervicales, faciales y
auriculares. El individuo entra en colapso y presenta convulsiones tónico clónicas
intermitentes que se pueden observar hasta la muerte del animal.
También se pueden observar dilatación pupilar, opistótonos y temblor muscular, los cuales
persistirán en cada episodio de convulsiones. Se presentan hiperestesia al contacto y al
sonido, taquicardia, polipnea, irritabilidad, embisten cuerpos fijos, presionan la cabeza
contra alguna pared. El animal se observa con un aspecto demencial y puede atacar al
hombre, su marcha es rígida y espasmódica, lo que limitará su desplazamiento. La muerte
generalmente se presenta durante alguna convulsión y es debida insuficiencia respiratoria.
Lesiones a la necropsia: En la mayoría de los casos no se observan lesiones
macroscópicas, pero si el caso es de larga duración puede observarse abomasitis, enteritis,
congestión difusa de los pulmones, degeneración en hígado y riñones, hemorragias
pericárdicas, congestión de vasos meníngeos y cerebrales y hemorragias en meninges. Se
pueden observar residuo de plomo en el tracto digestivo, los cuales dependerán de la
naturaleza de la exposición; así tenemos que si la fuente fue aceite de motor usado, el
contenido digestivo será oscuro y aceitoso.
En los casos crónicos se puede observar aumento de la presión del líquido cefalorraquídeo,
reblandecimiento córticocerebral, cavitación y color amarillento de los lóbulos occipitales,
etc.
Microscópicamente se observan lesiones intensas en las extremidades de las
circunvoluciones, hay presencia de cuerpos de inclusión acidorresistentes en las
profundidades de la corteza del riñón. Se debe examinar el contenido del retículo buscando
partículas de plomo lo que nos proporcionará un diagnóstico provisional.
En la intoxicación aguda y subaguda se puede observar desde una ligera gastritis hasta
hígado pálido con degeneración centrilobulillar, el músculo se observa pálido y con aspecto
de cocción.
En caso de muerte aguda, los riñones se aprecian hiperhémicos con algunas hemorragias, si
la muerte es por un caso crónico el riñón se observará degenerado y con necrosis.
Si el órgano afectado es el cerebro en la intoxicación aguda, se podrán observar las
siguientes lesiones: edema cerebral moderado, congestión severa del tejido cortical,
inflamación endotelial de capilares, necrosis laminar neuronal, hemorragias petequiales e
inflamación.
Diagnóstico: Historia clínica, análisis químicos, determinación del contenido de plomo en
sangre y contenido estomacal, análisis de los órganos obtenidos durante alguna necropsia,
como son hígado y riñón.
A continuación se presentan los parámetros normales de niveles de plomo en algunos
órganos de bovino:
TEJIDO
PLOMO ppm
MEDIA ± ds
Sangre
0.103 ± 0.044
Hígado
1.12 ± 1.36
Riñón
1.21 ± 1.69
Contenido ruminal
1.07 ± 1.44
ppm: Partes por millón
ds: Desviación estándar
Niveles de plomo en tejidos asociados a toxicosis clínica en bovino:
TEJIDO
PLOMO ppm
MEDIA
Sangre
1.0 – 83.0
26.40
Hígado
3.0 – 200
50.30
Riñón
0.19 – 3.80
0.81
Contenido ruminal
0.0 - 11875
400.80
El resultado del análisis se considerará significativo si los tejidos hepático o renal contienen
como mínimo 10 ppm de plomo en su base húmeda y el nivel de plomo en la sangre
completa es de por lo menos 0.35 ppm.
El diagnóstico será positivo si los niveles de plomo son compatibles con la signología del
animal.
Diagnóstico diferencial: Hipovitaminosis A, tetania hipomagnesémica, acetonemia
nerviosa, tétanos, intoxicación por arsénico o mercurio, abscesos cerebrales, hemorragia y
edema cerebral, encefalitis y encefalomalacia.
Tratamiento: Inyección intravenosa de dosis anestésica de pentobarbital sódico en terneras
y en adultos hidrato de cloral alivian transitoriamente las convulsiones.
Edetato cálcico disódico (CaEDTA): ha dado resultados favorables, disponible en solución
al 6.6% para administración intravenosa, a dosis de 1 ml/kg de peso vivo al día dividido en
2 o 3 tomas por 3 a 5 días.
Actuará extrayendo directamente el plomo de las zonas sensibles del hueso, no así de los
órganos parenquimatosos, la administración debe ser lenta para evitar taquicardia, Polimnia
y presencia de temblores en el individuo. La convalecencia generalmente dura de 5 a 15
días, en ocasiones requiere de alimentación asistida. La ceguera puede persistir varios días
más después de la recuperación o ser totalmente irreversible.
Rumenotomía: para extraer el plomo ingerido, aunque sus resultados no siempre son
satisfactorios. Generalmente se acompaña de pequeñas dosis de sulfato de magnesio para
favorecer que las sales de plomo precipitarán en forma de sulfato insoluble, el cual podrá
ser excretado por heces.
Prevención y Control: Monitorear rutinariamente con análisis toxicológicos el agua y las
pasturas para corroborar la ausencia de plomo, Si la explotación se localiza cerca de una
industria en donde se sospeche elimine residuos de plomo contaminando agua o potreros
debemos cuidar que las vacas no tengan acceso a estos alimentos contaminados.
Si la fuente de intoxicación por plomo son las pinturas en las instalaciones, se recomienda
retirarlas.
Si la fuente de intoxicación por plomo son las maquinarias en mal estado sustituirlas o
proporcionarles mantenimiento y si estas maquinarias tienen fuga de aceite o gasolina
corregirlas.
Un programa de bioseguridad es la base para prevenir el problema.
Descargar

INTOXICACIÓN CON PLOMO - FMVZ-UNAM

Medio ambiente: Contaminación

Medio ambiente: Contaminación

ErosiónDeforestaciónOzonoProblemas medioambientalesEfecto invernaderoConsecuenciasSoluciones ambientales

3º TELEMÁTICA PROBLEMAS 1º) chocar con el suelo

3º TELEMÁTICA PROBLEMAS 1º) chocar con el suelo

PolipastoPoleasConductores

TemperaturaCalorTermodinámicaResolución de ejerciciosFísicaEnergíaPlanteamiento de ejerciciosIngeniería IndustrialVelocidad

1.− ¿Qué es el aire? R.− alrededor.

1.− ¿Qué es el aire? R.− alrededor.

Medidas preventivasAtmósferaAerosolesEfectos en la saludProblemas medioambientalesGases tóxicosContaminación atmosférica

Intoxicación por plaguicidas e insecticidas

Intoxicación por plaguicidas e insecticidas

EcologíaAgentes contaminantesMedio ambienteTratamientoAfecciones tóxicas: respiratoria, cutánea, digestivaDaños ambientalesPrevención

El Plomo y sus consecuencias en la salud

El Plomo y sus consecuencias en la salud

Contaminación ambientalRespiraciónVenenoAlimentaciónSustancias químicasIntoxicaciónPrecauciones con el plomoFuentes exposiciónExposiciónVertederoFábricaFuente

INTRODUCCIÓN

INTRODUCCIÓN

PlomoCarburanteOctanoContaminantes gaseososMedio ambienteMotor de combustiónBiologíaConvertidor catalíticoGasolinaCombustión interna