Resolución No. 388/97
POR LA CUAL SE REGLAMENTA LA UTILIZACIÓN, CRIA, COMERCIO,
EXPORTACIÓN, IMPORTACIÓN Y REEXPORTACION DE ESPECIES
INCLUIDAS EN LOS APENDICES DE CITES.
Asunción, 17 de noviembre de 1997
VISTA: La necesidad de reglamentar la utilización cría, comercio, exportación,
importación y reexportación de las especies incluidas en los Apéndices de CITES.
CONSIDERANDO: Que, nuestro país es signatario de la CONVENCION SOBRE EL
COMERCIO INTERNACIONAL DE ESPECIES AMENAZADAS DE FAUNA Y
FLORA SILVESTRES (CITES), según Ley NP 533/76
Que, el Decreto NP 10.655/91 crea la Oficina CITES-PY, le asignan
funciones, dictan medidas de conservación, regulan la caza o recolección,
exportación, importación y reexportación de las especies incluidas en los apéndices
de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de la
Fauna y la Flora Silvestres.
Que, la Ley Nº 716/96 que sanciona delitos contra el medio ambiente,
protege el medio ambiente y la calidad de vida humana contra quienes ordenen,
ejecuten o en razón de sus atribuciones permitan o autoricen actividades
atentatorias contra el equilibrio del ecosistema, la sustentabilidad de los recursos
naturales y la calidad de vida humana.
Que la Ley 96/92 en su Artículo 11 inciso designa a la oficina CITESParaguay, como unidad científica y técnica (le apoyo como parte del Sistema de
Protección y Conservación de la Vida Silvestre.
POR TANTO, atento a las consideraciones que anteceden y a las
disposiciones legales vigentes en la materia.,
EL MINISTRO DE AGRICULTURA Y GANADERIA
RESUELVE:
Art.1º- Reglamentase, la utilización, cría, comercio, exportación, importación y
reexportación de especies incluidas en los apéndices de CITES, en la siguiente
forma:
a) Los propietarios, directores, importadores, exportadores y/o
administradores de curtiembres, criaderos o casas comerciales y los
usuarios en general que se dedicaren al comercio de especies de la
fauna silvestre incluidas en los Apéndices de CITES, no deberán
registrar procesos o antecedentes judiciales, nacionales e
internacionales que guarden relación con el comercio de especies
silvestres, ni antecedentes judiciales del ámbito de acción
administrativa durante los últimos 5 años o penal pública durante los
últimos 8 años, independientemente de las suspensiones por más
tiempo o permanentes que hayan sido establecidos en las
conclusiones de sumarios o juicios.
b) Los criadores,
comerciantes,
exportadores, importadores y
usuarios en general de las especies de la fauna incluidas en los
Apéndices de CITES tendrán como primer requisito la inscripción en
el Registro Nacional de la Vida Silvestre.
CAPITULO I
CRIADEROS DE ESPECIES INCLUIDAS EN LOS APENDICES
DE CITES.
Art. 2º.- Se prohíbe la cría de especies de la fauna incluidas en los apéndices de
CITES fuera del área de distribución de la especie.
Art. 3º.- Para la formación del plantel original del criadero el interesado deberá estar
registrado en el Registro Nacional de la Vida Silvestre y contar con un permiso de la
caza de fomento de la Autoridad de Aplicación de la Ley 96/92, una vez que la
Autoridad Científica haya verificado que las extracciones de la naturaleza no
perjudicaran a la supervivencia de la especie. Los permisos deberán especificar el
lugar, número, tamaño, sexo, época y método de caza y colecta.
Art. 4º.-Los criadores de especies de la fauna del Apéndice 1 de CITES, deberán
cumplir los
siguientes requisitos:
a) El interesado deberá presentar al MAG el plan a. ser desarrollado por
el criadero, el cual deberá ser aprobado por la autoridad
administrativa de CITES—PY una vez que la Autoridad Científica de
CITES—PY haya verificado que este plan no perjudicará la
supervivencia de la especie.
b) Los criaderos deberán cumplir con las normativas (le orden ambiental
y sanitarios vigentes. Esto incluye evaluaciones de impactos
ambientales establecidas en la Ley 294/93
c) El criadero deberá poseer infraestructura adecuada que impida la
fuga de animales.
d) El criadero deberá contar con los servicios básicos necesarios y
condiciones adecuadas para la cría, tales como incubadoras, agua,
luz, drenaje de aguas servidas y otras condiciones de la especie en
particular.
Art. 5º.- Las autoridades de CITES—PY elevarán el plan de criadero a la Secretaria
CITES para su aprobación, una vez que se encuentre funcionando. Hasta ese
momento se denominará “Criadero Experimental” y una vez aprobado por la
Secretaria será denominado “Criadero” y los especimenes nacidos en la segunda
generación pasarán a ser considerados especimenes del Apéndice II.
Art. 6º.- Los criaderos de especies de la fauna del Apéndice II de CITES deberán
cumplir los siguientes requisitos:
a) El interesado deberá presentar al MAG el plan a ser desarrollado por
el criadero, el cual deberá ser aprobado por la autoridad
administrativa de CITES/PY una vez que la autoridad científica de
CITES/PY haya verificado que este plan no perjudicará la
supervivencia de la especie.
b) Los criaderos deberán cumplir con las normativas de orden ambiental
y sanitario vigentes. Esto incluye evaluaciones de impactos
ambientales establecidas en la Ley 294/93
c) El criadero deberá poseer infraestructura adecuada que impida la
fuga de animales.
d) El criadero deberá contar con los servicios básicos necesarios y
condiciones adecuadas para la cría, tales como incubadoras, agua,
luz, drenaje de aguas servidas.
Art. 7º.- Se prohíbe la cría de toda especie exótica incluida en los Apéndices I, II o III
de CITES.
CAPITULO II
DE USO Y MANEJO DE ESPECIES CITES
Art. 8º.-Los planes de uso de las especies incluidas en los Apéndices II o III de
CITES deberán ser presentados a la Autoridad Científica de CITES— PY, la cual
evaluará los alcances de los planes y verificará que dichos planes no perjudiquen la
supervivencia de las especies.
Art. 9º.-Para ser considerada un plan de manejo y uso sustentable de especies
CITES se deberá contar con estudios científicos que fundamenten las directrices de
los programas.
Art. 10º.-El programa de uso será establecido a través del sistema de cupo por
temporada y cuyas pautas deberá ser establecidas por la Oficina de la Autoridad
Científica de CITES-PY y aprobados por la Secretaría CITES.
Art. 11º,. Queda prohibido el uso comercial de toda especie del Apéndice 1 de
CITES, con excepción de aquellas que hayan provenido de criaderos certificados
por la Secretaría CITES y que hayan cumplido con los requisitos del Art. 5º de esta
Resolución.
Art. 12º.-La Autoridad Científica de CITES-PY elevará informes periódicos sobre los
planes de uso de las especies CITES para su evaluación a la Secretaría CITES.
CAPITULO III
DE LAS EXPORTACIONES
Art. 13º.- Queda, prohibido la exportación de especies incluidas en el Apéndice 1 de
CITES para fines primordialmente comerciales, con excepción de aquellas
provenientes de criaderos debidamente habilitados como lo establece el Art. 5º de
esta Resolución.
Art. 14º.- La exportación de cualquier especie incluido en el Apéndice 1 requerirá la
previa concesión y presentación de un permiso de exportación el que se concederá
una vez cumplido los siguientes requisitos:
a)
Que la Autoridad Científica de CITES haya manifestado que esa
exportación no perjudicará la supervivencia (le dicha especie.
c) Que se haya verificado que todo espécimen vivo será acondicionado
y transportado de acuerdo con las normas internacionales
establecidas por la Asociación de Transporte Aéreo Internacional
(IATA), de manera que se reduzca al mínimo el riesgo de heridas,
deterioro en su salud y maltrato.
d) Que se haya verificado que se ha concedido un permiso de
importación CITES del país destino para el espécimen. Se exceptúa
la necesidad de permiso de importación, para especimenes partes de
animal o derivados, de los préstamos, donaciones o intercambios no
comercial entre científicos o instituciones científicas registradas ante
CITES. Estas instituciones deberán contar con un código
correspondiente por la Secretaría CITES y que debe ir estipulado en
los permisos CITES.
Art. 15º.- La exportación de cualquier espécimen de una especie incluida en el
apéndice II requerirá la previa concesión y presentación de un permiso de
exportación el que se concederá una vez cumplido los siguientes requisito:
a) Que la autoridad científica de CITES haya manifestado que esa exportación
no perjudicará la supervivencia de dicha especie,. contando con los estudios
científicos y programas de utilización sostenible aprobados por la Autoridades
de CITES-PY.
b) Que se ha verificado que todo espécimen vivo será acondicionado y
transportado de manera que se reduzca al mínimo el riesgo de heridas,
deterioro en su salud o maltrato, de acuerdo a los requisitos establecidos por
IATA.
Art. 16º.- Las exportaciónes de mascotas serán permitidas solamente una vez
verificada su calidad de mascotas, registradas en el registro de mascotas de la
Dirección de Parques Nacionales y Vida Silvestres y que no hayan sido adquiridos
en una transacción comercial.
Art. 17º.-El Ministerio de Agricultura y Ganadería establecerá tasas a ser percibidas
por la Oficina de CITES—PY y la Dirección de Parques Nacionales y Vida Silvestre
por el aprovechamiento de las especies incluidas en los Apéndices de CITES para
cada programa de uso y manejo. Los fondos generados de estas tasas serán
utilizados para estudios científicos, monitoreo de cosecha y fiscalización del recurso
utilizado y manejado.
CAPITULO IV
DE LAS IMPORTACIONES
Art. 18º.- Se prohíbe la importación de especies del apéndice 1 de CITES, con
excepción de especimenes mascotas de familia, previa. concesión de permiso de
importación de Paraguay y de exportación del país de procedencia.
Art. 19º.-Se prohíbe la importación de cualquier espécimen de una especie incluida
en el Apéndice II, con excepción de especimenes de mascotas de familia previa
presentación de permiso de exportación del país de procedencia.
Art. 20º.- Se prohíbe la introducción de cualquier espécimen exótica para el
Paraguay de Apéndices 1, II o III de CITES con fines comerciales.
CAPITULO V
DE LAS REEXPORTAC IONES
Art.21º.-La reexportación de cualquier espécimen de una especie incluida en el
Apéndice 1 o II, solo podrá realizarse para aquellos especimenes mascotas que han
ingresado al país como tal y que cuenta con la documentación que le avale su
presencia en el país y que se hayan inscriptos en el registro de mascotas de la
DPNYVS.
Art. 22º.- Solo podrán realizarse reexportaciones comerciales de especies de
Apéndice II de CITES para aquellos especimenes que cuenten con los documentos
de introducción correspondientes, incluyendo permisos de exportación CITES del
país de procedencia y de introducción temporaria emitida por la autoridad
competente de Paraguay.
CAPITULO VI
DE LAS EXCEPCIONES
Art. .23º.- Fijase que las sanciones a ser impuestas al incumplimiento de esta
resolución serán las mismas correspondientes a la Ley 96/92 de Vida Silvestre, a la
Ley 716/96 de Delito Ecológico, a la Ley 294/93 de Impacto Ambiental y al decreto
10655/91 de Reglamentación e implementación de los Términos de la Convención
CITES aprobado por Ley de la Nación 583/76.
Art.24º.— Comuníquese a quienes corresponda y cumplida
CAYO A. FRANCO S.
MINISTRO
Descargar

resolucion 388_97 por la cual se reglamenta la utilización, cria