PLATÓN
LA REPÚBLICA. LIBRO VII
ALMA-CUERPO. Platón defiende el dualismo antropológico, según el cual el ser humano es
un compuesto de un alma inmaterial e inmortal, y de un cuerpo material y mortal. El alma es
para Platón el principio que infunde vida al cuerpo, y también el principio del conocimiento,
pues su función propia es el conocimiento de la verdad. Influenciado por los pitagóricos,
defiende que el alma ha tenido una existencia anterior, y que tiene que liberarse del cuerpo, que
constituye su prisión, y purificarse a través del conocimiento. Distingue tres partes del alma: la
racional, la irascible y la apetitiva (o concupiscible).
ARISTOCRACIA. Hay que entender por aristocracia el gobierno de los mejores (en griego, los
aristoi). Platón propone como forma ideal de gobierno una aristocracia, pero hay que dejar
claro que no se trata del gobierno de los mejores en razón de su linaje, la sangre o el nacimiento,
sino que de los mejores en virtud y en saber, y estos son los filósofos (a quienes deberá
obligarse a encargarse de esta tarea). Sólo el que conoce la Idea de Bien actuará bien, tanto a
nivel privado como a nivel público, y, por tanto, sólo el sabio será un buen gobernante.
(Influencia del Intelectualismo ético de Sócrates)
AXIOMA. En matemáticas se denomina axioma a un principio tan claro y evidente que no
necesita demostración y que constituye el punto de partida o la premisa de una demostración.
Para Platón, sin embargo, los axiomas de los que parten los matemáticos en sus demostraciones
son en realidad simples hipótesis no demostradas; por este motivo las matemáticas no son el
conocimiento más elevado.
CIENCIA. Con esta expresión se traduce el término griego episteme, que se contrapone a la
simple opinión o doxa.
El conocimiento es siempre para Platón conocimiento de lo auténticamente real, de la esencia
eterna e inmutable de la realidad, esto es, de las Ideas; es, por tanto, universal y objetivo, y sólo
puede ser alcanzado por media de la razón (inteligencia), y no mediante los sentidos, a partir de
los cuales sólo podemos elaborar opiniones acerca de las cosas del mundo sensible.
Platón distingue dentro de la ciencia dos niveles de conocimiento: el pensamiento discursivo (o
matemáticas) y la dialéctica (o inteligencia), aunque estrictamente hablando sólo ésta última es
el auténtico conocimiento.
DEMIURGO. ( que en griego significa “artesano”) Inteligencia suprema, de carácter divino,
que ha creado el mundo material tomando como modelo las Ideas Eternas, dando forma a una
materia preexistente y amorfa.
DIALÉCTICA. Ciencia suprema acerca de la Ideas y sus relaciones, en especial de las
relaciones de todas las Ideas con la Idea suprema de Bien. Es la única capaz de ofrecernos
verdadero conocimiento, y la última y principal enseñanza de la educación del filósofo
gobernante.
El método dialéctico es el arte de preguntar y argumentar con vistas al conocimiento de las
Ideas, parte de hipótesis que deben ser puestas a prueba mediante críticas y refutaciones,
“echándolas abajo” hasta que finalmente se llega a una que resiste la crítica.
DUALISMO:
- DUALISMO ONTOLÓGICO. Teoría platónica que defiende la existencia de dos
mundos, el sensible y el inteligible (imperfecto el primero y perfecto el segundo)
- DUALISMO EPISTEMOLÓGICO (GNOSEOLÓGICO). Se corresponde con el
dualismo ontológico. Existen dos formas contrapuestas de conocimiento, el basado
en los sentidos (la opinión que sólo permite conocer las apariencias) y el basado en
la razón (la ciencia, que permite conocer la verdadera realidad)
- DUALISMO ANTROPOLÓGICO. Teoría que defiende que el ser humano es un
compuesto de un alma inmaterial e inmortal, y de un cuerpo material y mortal.
EDUCACIÓN. Tiene la finalidad de encaminar el alma del que se educa hacia el mundo de las
Ideas, de modo que acabe centrándose en el estudio de las esencias eternas e inmateriales, donde
hallará el conocimiento de la verdad y el Bien. Para ello hay que conseguir que el alma aparte su
mirada de lo sensible y material, donde tan sólo hallará opiniones. Sin embargo, sólo las
mejores naturalezas deberán ser educadas en este sentido, para que asuman posteriormente la
misión de gobernar. La educación está, por tanto, subordinada a los fines de la política.
ESENCIA. Aquello que hace que las cosas sean lo que son, es inmutable; en Platón las esencias
son las Ideas.
ESTADO. La “polis” griega constituía un Estado, ya que cada una era un todo organizado y
autónomo. La preocupación fundamental de Platón era constituir un Estado fuerte, muy
organizado y planificado, y basado en el concepto de Justicia, que consiste en la armonía entre
las tres clases sociales que lo componen, en “la realización por cada uno de aquello que le
corresponde, sin entrometerse en lo que a los demás les toca hacer”.
El Estado debe procurar el bienestar de todos, deba organizarse para atender a sus principales
necesidades: producción, defensa y gobierno (de ahí los tres estamentos sociales: productores,
soldados y gobernantes). Es fundamental el orden y la planificación en la polis, y por tanto, un
control de la educación para formar ciudadanos de acuerdo a lo que la sociedad necesite.
FELICIDAD. Para la ética griega, en general, la felicidad es el máximo bien al que aspiran los
seres humanos. Para Platón la felicidad es inseparable de la virtud moral, no hay felicidad sin
virtud, ni virtud sin felicidad. Ésta no consiste en la posesión de honores y bienes materiales
(como piensan la mayoría de los hombres), sino en una vida recta ligada al conocimiento de la
verdad y el Bien. (Influencia socrática)
HIPÓTESIS. Supuesto no demostrado. Tanto el método dialéctico como las matemáticas
parten de hipótesis. Pero las matemáticas no las prueban, sino que las toman como principios a
partir de los cuales hace sus demostraciones. La dialéctica, en cambio, pone a prueba sus
hipótesis y trata de “echarlas abajo” mediante la crítica racional y los argumentos, elevándose
así, de hipótesis en hipótesis, hasta alcanzar una definición que recoja la esencia de lo
investigado (las Ideas).
IDEAS O FORMAS. (eidos en griego). Las Ideas son realidades inmateriales, conceptuales,
eternas, inmutables, sólo accesibles a la inteligencia (razón), que constituyen las esencias,
modelos perfectos e ideales que las cosas sensibles imitan o copian de forma imperfecta. Las
Ideas son, por tanto, la causa del ser de las cosas sensibles, las cuales participan de ellas. Las
Ideas existen con independencia de los hombres (subsisten). En lo más alto del mundo
inteligible está la Idea del Bien.
IDEA DEL BIEN. La Idea más importante y difícil de conocer. Su importancia la expresa
Platón en el mito de la caverna asemejándola a la que el Sol tiene en el mundo sensible.
Su conocimiento es imprescindible para ser un buen gobernante. Retomando el intelectualismo
ético de Sócrates, Platón defiende que sólo el que conoce el Bien actúa bien, tanto a nivel
individual como público.
IGNORANCIA. Ausencia de conocimiento en el que se encuentran los que sólo conocen el
ámbito de lo sensible. Esto les ocurre a los prisioneros de la caverna; su desconocimiento de la
auténtica realidad les lleva a sentirse cómodos en su mundo y a resistirse a abandonar su
ignorancia.
IMITACIÓN. (mímesis en griego). Expresa la relación que se da entre las cosas sensibles y las
Ideas. Las cosas sensibles son lo que son en la medida en que imitan o copian las Ideas, las
cuales constituyen su esencia. (Véase también “participación”)
INTELIGENCIA. Facultad innata del alma, que podemos identificar con la que Platón
denomina parte racional del alma, mediante la cual es posible conocer la verdad, siempre y
cuando se oriente en la dirección correcta (el mundo inteligible) mediante una educación
adecuada.
JUSTICIA. Platón utiliza esta expresión en varios sentidos:
1. Influenciado por los pitagóricos, identifica la justicia con la armonía y el equilibrio.
En este sentido hay que distinguir entre: a) La justicia como virtud individual, que
consiste en la armonía entre las tres partes del alma, y b) La justicia del Estado que
consiste en la armonía entre las tres clases sociales que lo componen.
2. La expresión “justicia en sí”, se refiere a la Idea de Justicia, eterna, permanente e
independiente de las opiniones humanas. Tanto la justicia del individuo, como la del
Estado participan de esta Idea o la copian.
3. Con la expresión “sombras de lo justo” Platón se refiere a la justicia de los hombres,
expresada a través de las leyes de las ciudades. La justicia de los hombres no es sino
una copia imperfecta de la Idea de Justicia.
MUNDO INTELIGIBLE. Es el mundo de las realidades inmateriales, eternas, inmutables y
abstractas; aunque a veces se utiliza como sinónimo del mundo de las Ideas, hay que tener en
cuenta que abarca también a los conceptos matemáticos, que siendo también inmateriales,
eternos e inmutables constituyen un nivel de realidad inferior a las Ideas.
MUNDO SENSIBLE. Es el mundo de las realidades materiales, cambiantes, sometidas al
devenir, al nacimiento y a la muerte. Es el mundo que percibimos a través de los sentidos,
creado por el Demiurgo tomando como modelo las Ideas. El mundo sensible es el mundo de los
seres materiales, pero también de los asuntos humanos (la política, la sociedad,...)
OPINIÓN. (doxa en griego). Se trata de un conocimiento superficial, poco fiable, que tiene
como fuente no la inteligencia (razón), sino los sentidos. El objeto de la opinión son las
apariencias, las cosas materiales y cambiantes del mundo sensible. Forman parte de la opinión la
conjetura y la creencia. Para Platón es algo intermedio entre la ignorancia absoluta y el
conocimiento verdadero. En el mito de la caverna la opinión está representada por la visión de
las cosas del interior de la caverna (sombras y estatuas que desfilan).
PARTICIPACIÓN. Término mediante el cual Platón expresa la relación entre las cosas
sensibles y las Ideas. Así podemos decir que las cosas sensibles son lo que son porque
“participan” de las Ideas. ( Ejemplo: Un hombre justo, es hombre en la medida en que participa
de la Idea de Humanidad, y es justo en la medida en que participa de la Idea de Justicia) .(Véase
también “imitación”)
REMINISCENCIA. (anamnesis en griego, significa recuerdo) Para Platón conocer es, en
realidad, recordar. El alma posee en sí misma el conocimiento de las Ideas, conocimiento que
olvida al encarnarse en el cuerpo. Educar consiste en ayudar a recordar lo olvidado. (Sócrates
ayudaba a parir ideas; el conocimiento no se transmite, sale de uno mismo)
Descargar

un compuesto de un alma inmaterial e inmortal, y de... para Platón el principio que ... PLATÓN

Filosofía

Filosofía

PlatónDeberDiálogosSócrates

Reporte de Lectura sobre el libro 7 de la República... Al iniciar la lectura, una vez teniendo los conocimientos importantes...

Reporte de Lectura sobre el libro 7 de la República... Al iniciar la lectura, una vez teniendo los conocimientos importantes...

PlatónFilosofía griega antiguaPensamiento platónicoMito de la cavernaMundo de las ideasFilósofos griegoLibertadMundo sensibleLibros de Filosofía

Teoría del alma

Teoría del alma

PlatónAristótelesFilosofía clásicaTeoría del conocimiento

tipos de justicia para Aristóteles. Relacionar con Estado. •

tipos de justicia para Aristóteles. Relacionar con Estado. •

LiberalismoPensamiento filosóficoFilosofíaFormas de EstadoCiencia política

Ensayo sobre EL MITO DE LA CAVERNA De PLATON

Ensayo sobre EL MITO DE LA CAVERNA De PLATON

Pensamiento platónicoCambio socialesMitología griegaSociedad

Platón: vida y pensamiento

Platón: vida y pensamiento

Pensamiento platónicoMundo de las ideasFilosofía griega

Alegoría de la caverna; Platón

Alegoría de la caverna; Platón

Filosofía griega antiguaPensamiento platónicoLa RepúblicaMito de la cavernaMundo de las ideasIgnoranciaSabiduría