Indicadores ambientales en la gestión de espacios verdes. El parque
Cerro La Movediza. Tandil, Argentina
Environmental indicators in green areas management. Cerro La Movediza park,
Tandil, Argentina.
Guerrero, E. Marcela y Culós, Gastón
Abstract
Green areas offers social and ecological services useful to assess urban environmental
sustainability. This paper proposes a indicators set to evaluate in a integral way, Cerro
La Movediza urban park’s sustainability in Tandil city, Argentina. Systematically
characterization of this area allows us central analysis variables identification for
indicators building. Indicators are management tools what allows to articulate
sustainability goals for a sole social, administrative and territorial level. We propose
and assess ten indicators. Those having management variables (as maintenance and
financial resources) resulted being in the worst situation. Integral assessment allows to
analyse tends in indicators evaluation process.
Resumen
Los espacios verdes de la ciudad ofrecen beneficios sociales y ecológicos. Proponemos
un conjunto de indicadores para evaluar la sustentabilidad ambiental del parque urbano
Cerro La Movediza (Tandil, Argentina). La caracterización sistémica del espacio
favoreció la identificación de las variables necesarias para la construcción de los
indicadores. Estos fueron diseñados para evaluar la sustentabilidad en un contexto
único e irrepetible a nivel social, administrativo y territorial. Se formularon y evaluaron
diez indicadores, resultando estar en peor situación aquellos que incluyen variables de
gestión del parque (presupuesto, tareas de mantenimiento). La evaluación integral de
los mismos permitió analizar las tendencias adoptadas.

Profesor y Licenciado en Geografía (UNICEN), Msc. en Gestión Ambiental del Desarrollo Urbano
(UNdMP, Argentina), Msc. en Economía Ecológica y Gestión Ambiental, Universidad Autónoma de
Barcelona, España. Doctorando en Ciencias Ambientales, Universidad Autónoma de Barcelona, España.
Profesor Adjunto de: Economía ambiental, Población y ambiente, Metodología y diseño de la
investigación y Taller de tesis. Licenciatura en Diagnóstico y Gestión Ambiental. FCH. UNICEN.
Director del Centro de Investigaciones y Estudios Ambientales (CINEA). FCH Universidad Nacional del
Centro, Argentina. [email protected]

Licenciado en Diagnóstico y Gestión ambiental. FCH. UNICEN, Argentina
1. Introducción
La presente investigación evalúa las condiciones de sustentabilidad ambiental del
“Parque Urbano Cº La Movediza”. Este parque se encuentra localizado al SO de la
ciudad de Tandil, Argentina, junto a otros tres parques y una cantidad importante de
plazas y plazoletas, se constituye en un espacio de recreación, esparcimiento, y
atracción turística importante a escala local. (Ver ubicación geográfica en Figuras 1 y
2).
Figura 1. Partido de Tandil -Pcia. de Buenos Aires- Argentina
Partido de Tandil
Localización P. U. Cerro la Movediza
El parque es famosamente reconocido porque en él se erigía “la piedra que se movía”
(Ver Foto 1), una roca granítica de aproximadamente 6 metros de altura que oscilaba
suavemente sobre la cima del cerro homónimo. El 29 de febrero de 1912 la Piedra
Movediza cayó. A pesar de ello, la Piedra no cede su importancia y reconocimiento
como símbolo y emblema de la ciudad de Tandil, y actualmente es aprovechada como
uno de los más importantes recursos turísticos de la ciudad. Recibe la visita de un
número importante de turistas al año, y entorno a él se han propuesto numerosos
proyectos tendientes a revalorizar el paseo.
Co-existen diversas leyendas que pretenden explicar su caída. No obstante, la misma
obedeció a un proceso estrictamente natural. Las rocas base del sistema denominado
Tandilia Dómica, fundamentalmente conformada por granitos, son erosianadas a través
de procesos químicos. El agua se infiltra por las diaclasas o grietas de las rocas y las va
moldeando y desgastando por capas, dando origen a formas redondeadas o “bochones”,
típicos en el sistema. Este proceso es conocido como disyunción esferoidal. A partir del
desgaste continuo, finalmente las rocas pierden su punto de equilibrio y caen. Desde el
punto de vista histórico, en la caída de la Piedra Movediza, coincidieron procesos de
larga duración –de orden geológico- con procesos de escala humana -históricos-, que
permitieron que los tandilenses fueran testigos de un evento de origen natural.
Foto 1: La Movediza, febrero de 1895
Fuente: www.lapiedramovediza.com.ar
Desde 1979 el cerro que alojaba piedra, forma parte del Parque Urbano Cº La
Movediza. Un espacio de uso turístico y recreativo que permite desde su cima apreciar
una de las mejores vistas panorámicas la ciudad. Sin embargo, en el presente preocupan
sus condiciones generales, con visibles signos de deterioro, tanto funcionales como
estructurales. Dan cuenta de ello, el estado de la infraestructura -escasa-, y el deterioro
del patrimonio natural y simbólico -grafitis en rocas y grabados en la vegetación. En
relación a la infraestructura, la ausencia de elementos de seguridad –alumbrado y
barandas en las escalinatas de ascenso-, falta lugares de descanso y de sombra,
ausencia de instalaciones sanitarias, cestos para los residuos o señalización, entre otras,
que denotan precariedad y malas condiciones comprometiendo sus condiciones como
recurso turístico y recreativo. Desde el punto de vista de la gestión municipal, en los
últimos años el parque no ha recibido inversiones importantes que garanticen la
conservación de su patrimonio natural, aspecto preocupante considerando su
importancia turística a nivel local y regional.
2. Consideraciones metodológicas
Los objetivos de la investigación fueron dos: 1. Describir el sistema ambiental del
Parque Urbano Cº La Movediza y 2. Evaluar las condiciones de sustentabilidad
ambiental a partir de la construcción y posterior evaluación de un conjunto indicadores.
Para la concreción del primer objetivo se utilizó la información secundaria disponible y
la observación directa como principales insumos. En el caso del segundo objetivo, se
utilizó una metodología específica que más adelante se expone. Algunas de las
principales limitaciones en el caso de la construcción y posterior evaluación de los
indicadores, fueron de orden metodológico, y estuvieron asociadas a la disponibilidad
de información secundaria para la ponderación de los valores de los indicadores. Tales
restricciones fueron salvadas a partir de la combinación de información cuantitativa y
cualitativa y de la observación directa en campo.
Para cada indicador propuesto se construyeron fichas metodológicas que expresan la
disponibilidad de información y el tipo de fuente empleada. En el caso de la
información cualitativa, los valores se obtuvieron a partir de información calificada
sobre la base de entrevistas semi-estructuradas y una grilla para la asignación de valores
a las variables seleccionadas en base a preguntas de respuesta cerrada. Los datos
cuantitativos fueron obtenidos a partir de la observación directa y el trabajo de campo;
y los valores de referencia o base, a partir de la revisión de la literatura de referencia
disponible.
Las encuestas realizadas a los informantes calificados consistieron en la valoración
cualitativa de aspectos y variables tendientes a dar valor a los siguientes indicadores:
Índice de patrimonio, depredación del Parque Urbano y Gestión Integral del Parque
Urbano.
3. Los espacios verdes urbanos
Las transformaciones asociadas al crecimiento urbano imponen dinámicas internas
particulares en las ciudades modernas. La expansión de algunos usos como los
residenciales, de servicios e industriales, se produce generalmente a partir del consumo
de los espacios disponibles remanentes, poniendo en riesgo a veces la relación espacios
verdes y construidos. En otros casos, los procesos de expansión caótica recientes
pueden tener mayor efecto en la preservación de áreas verdes, cuando la planificación es
inexistente o no se cuenta con información de base –indicadores, estadísticas, etc.- que
permitan prever y ordenar los ejes de crecimiento urbano. (García Huber, S. y Guerrero,
E. M., 2006)
Las áreas verdes urbanas pueden ser agrupadas en espacios abiertos o públicos, lugares
recreativos y de esparcimiento, como los parques; y sitios de acceso restringido o
privado que acompañan viviendas y dónde las áreas verdes son indicadoras de cierto
status social.
En esta investigación interesan en particular, tanto las funciones
ecológicas como sociales que cumplen los espacios verdes en el sistema urbano.
Se consideran como espacios verdes a toda superficie abierta donde el elemento
fundamental de su composición es el vegetal. Michel Saillard (1962), amplía esta
definición en el artículo "Infraestructure" en la revista Urbanisme, definiéndolos como
espacios públicos o privados que ofrecen seguridad a los usuarios, óptimas condiciones,
para la práctica de los deportes o juegos y paseos, momentos de esparcimiento y
reposo, en el que el elemento fundamental de composición es la vegetación.
Dentro de las numerosas funciones ecológicas que cumplen los espacios verdes pueden
incluirse las siguientes:
a) Disminuyen la concentración de CO2 y CO en el aire: los espacios verdes, por
fotosíntesis liberan de 10 a 20 Tn. de oxígeno por ha/año -según la especie de árboles y
estación- y absorben unas 9 Tn de CO2 por ha/ año. (Salvo, A. E. y García Verdugo,
J.C. s/f)
b) Fijan el material particulado suspendido en el aire: la vegetación actúa como filtro
de las partículas de polvo y somg presentes en el aire. Una superficie cubierta de césped
tiene la capacidad de retener entre tres y seis veces más cantidad de polvo atmosférico
que un pavimento, y diez veces más que la superficie de un vidrio. Mientras que un
árbol puede fijar 10 veces más que un césped que contenga la misma superficie foliar.
(Salvo, A. E. y García Verdugo, J.C. Op. cit.)
c) Amortiguan las temperaturas evitando la formación de islas de calor: las áreas
verdes con vegetación arbórea mejoran las condiciones climáticas de las ciudades
ejerciendo una influencia amortiguadora, reduciendo las máximas y evitando el
descenso brusco de las mínimas. Esta influencia se ve tanto en las temperaturas diarias
como en las estacionales. Federer (1970), considera que las ciudades tienden a ser más
calientes que el campo circundante en un promedio de 0.5º a 1.5º C. Esta diferencia se
debe principalmente a la ausencia de vegetación y su función en la absorción de
radiación solar y en el enfriamiento evaporativo. Mientras que Montenegro, R. (2001),
estipula que franjas parquizadas con 50 m. de ancho pueden abatir las temperaturas en
2-3º C.
d) Actúan como barrera para los vientos: ejercen una disminución en la velocidad del
viento dependiendo no sólo de la densidad arbórea, sino también de la altura y de la
configuración de la copa. (Salvo, A. E. y García Verdugo, J.C. Op. cit.)
e) Disminuyen los niveles de ruidos: disminuyen los decibeles de ruidos generados por
el funcionamiento de la ciudad debido a las cámaras de aire que se forman en el follaje
de los árboles. Se ha estimado que en promedio los bosques pueden atenuar el ruido a
una tasa de 7 dB por 30 m de distancia en frecuencias de 1000 CPS o menos
(Embleton, 1963). Combinaciones adecuadas de árboles y arbustos pueden lograr
atenuaciones de 8 a 12 dB (Cook & Van Haverbeke, 1971).
Además, y en particular los parques urbanos presentan una serie de valores que se
deberían considerar:

Valor simbólico: suelen convertirse en el símbolo del bienestar y “salud” de una
ciudad.

Valor físico y social: son asumidos como una prolongación del área de vivienda
de los pobladores y constituyen un espacio de encuentro y de recreación.

Valor
histórico:
generalmente
estos
espacios
han
sido
testigos
de
acontecimientos que hacen a la historia de la ciudad.

Valor económico: los predios localizados cerca de áreas verdes adquieren un
valor agregado.

Valor cultural: constituyen el reflejo de la cultura propia de un lugar y de sus
costumbres.

Valor psicológico: son espacios creados por el hombre para la satisfacción de su
bienestar.

Valor ambiental: sirven de amortiguadores de los impactos ambientales. Son
reguladores climáticos, reductores y controladores de ruidos, protectores de los
cuerpos de agua urbanos. Sirven de hábitat y como protectores de flora y fauna
urbana, además de contribuir a perseverar la calidad visual y paisajística de la
ciudad. (Parques Urbanos. CPU. Universidad de Los Andes. s/f)
4. Descripción sistémica del Parque Cerro La Movediza
El Cº La Movediza forma parte del sistema de Sierras Septentrionales de la Provincia de
Buenos Aires o Sistema de Tandilia. Es un sistema de serranías bajas dispuestas en el
sentido SE a NE que atraviesa el sur de la Provincia de Buenos Aires desde Cabo
Corrientes en Mar del Plata, hasta la Sierra se Quillalauquén, en Olavarría. El sistema
presenta dos formaciones: Tandilia Tabular y Tandilia Dómica. El cerro y el Parque se
incluyen en la denominada Tandilia Dómica, compuesta fundamentalmente por rocas
graníticas. En esta formación los procesos dominantes de meteorización de las rocas son
los químicos. Es frecuente observar el fenómeno de la disyunción o exfoliación
esferoide, proceso caracterizado por la erosión gradual y en capas de las rocas dando
origen a formas más o menos esféricas. Las rocas se van desgastando progresivamente
debido a la posición particular de sus feldespatos, que por la meteorización se caolinizan
y desaparecen por escurrimiento. El paisaje resultante es la presencia de rocas esféricas
de diverso tamaño que reposan sobre la roca madre. En algunos casos, las rocas pierden
su capacidad de sustentación y caen. El exponente más destacado de este proceso fue la
Piedra Movediza.
El factor desencadenante de esos procesos en la geomorfología y formación de suelos,
es el clima, del tipo templado-húmedo. Las precipitaciones regulares e importantes,
junto al relieve dan origen a la presencia de cuencas de pequeña superficie y elevada
pendiente que producen el rápido escurrimiento del agua precipitada, originando cursos
permanentes y temporarios. En el cerro, la red hidrográfica está compuesta por un
conjunto de cursos de agua temporales que son posibles de apreciar cuando las
precipitaciones son abundantes. Este tipo de cuencas genera un pico de crecidas rápido
y sostenido, con una duración igual al tiempo que duran las precipitaciones que le
dieron origen.
De acuerdo a Cabrera, A. y Willink, A. (1980), el Partido de Tandil pertenece a la
Provincia Pampeana que ocupa una amplia región de llanuras al este de la Argentina, el
Uruguay y la mitad austral del estado de Río Grande do Sur en Brasil. Dentro de esta
provincia biogeográfica, se ubica en el Distrito Pampeano Austral, que comprende el sur
de Buenos Aires, desde las sierras de Olavarría, Tandil y Balcarce hasta las cercanías de
Bahía Blanca. La comunidad vegetal clímax que le corresponde es el flechillar,
constituido por numerosas especies de Stipa y Piptochaetium que se combinan en
múltiples formas. La fauna está compuesta por pequeños mamíferos, algunos
carnívoros, reptiles y una abundante fauna acuática.
En relación a las componentes sociales y económicas, el subsistema natural interactúa
con tres actores fundamentalmente, la gestión municipal , específicamente la Dirección
de Parques y Paseos, los turistas y los habitantes de la zona. El uso turístico del parque
se limita a períodos cortos de tiempo y a actividades de recreación y esparcimiento. Los
residentes la zona realizan un uso más intensivo del espacio y practican algunas
actividades económicas como la venta de artesanías y el cuidado de autos en el acceso a
paseo. A diferencia de otros paseos y parques de la ciudad, no hay guarda parques o
personal de seguridad pública o privada que controle o resguarde las componentes
naturales o materiales del parque. Hay presencia de pintadas sobre las rocas, daño en la
vegetación, residuos y daño a componentes de infraestructura como cartelería por
ejemplo.
El avance del espacio construido sobre los espacios naturales va provocando
modificaciones y disturbios que se manifestaron en la estructura vegetal y la fauna
autóctona del ecosistema. La comunidad vegetal del flechillar, ha sido paulatinamente
sustituido por especies arbóreas exóticas, como el laurel, la tipa, el eucalipto y la
retama.
Por otra parte, el crecimiento de la ciudad también va afectando otros elementos
naturales como el paisaje, la geomorfología y el escurrimiento superficial del agua
debido a la apertura de calles y la construcción de viviendas, entre otros.
Desde el punto de vista político administrativo, el Parque Urbano reune las condiciones
potenciales para transformarse en un recurso turístico importante a nivel local.
Fundamentalmente favoreciendo el desarrollo del turismo, actividad recientemente
puesta en valor a nivel local. No obstante, requerirá el desarrollo de políticas proactivas
integrales que re-valoricen los recursos turísticos, en particular los espacios verdes
urbanos. Fomentar las condiciones de sustentabilidad del mismo demandará la puesta en
marcha de procesos participativos de toma de decisiones que involucren la participación
de diversos actores como los anteriormente mencionados, artesanos, empresarios
hoteleros, gastronómicos, entre otros.
Los turistas que visitan la ciudad reconocen los valores ambientales de las sierras y
buscan tener una experiencia formativa de significado en el marco de su propio estilo de
vida. Los habitantes de los grandes centros urbanos demandan destinos turísticos que
brinden atención particularizada y una oferta de productos y servicios, diferenciada que
implica el contacto con la naturaleza, la práctica de deportes de riesgo, la contemplación
y el descanso en espacio no convencionales y las experiencias educativas entre otras.
5. Evaluando las condiciones de sustentabilidad del parque
El concepto indicador, proviene del verbo latino indicare, que significa revelar, señalar.
Y aplicado a la sustentabilidad, es el parámetro que proporciona información sobre el
estado de la relación sociedad-naturaleza (García Huber, S. y Guerrero, E., 2005).
Los indicadores ambientales son instrumentos que facilitan la evaluación del
cumplimiento de los objetivos de la sustentabilidad. Su importancia radica en que,
sectorialmente o integralmente, se formulan para un contexto único e irrepetible a nivel
social, administrativo y territorial. De acuerdo a su alcance, información seleccionada y
relaciones establecidas entre variables a evaluar, pueden identificarse variables claves
que permitan interpretar el ideal de sustentabilidad impulsada por los gestores a nivel
local. Los indicadores pueden ser definidos como variables dotadas de significados
añadidos derivados de su propia construcción, que reflejan en forma sintética un interés
social por el ambiente posible de ser incluido coherentemente en el proceso de toma de
decisiones. (Rueda, S. 1999).
Cuadro 1. Indicadores propuestos
CRITERIOS
NOMBRE DEL INDICADOR
Superficie cubierta por vegetación
Indicadores de referencia
Carga humana sostenible
Funciones ecológicas
Indicadores holísticos
Índice de patrimonio
Depredación del parque urbano
Indicadores de causa efecto
Tendencia de la demanda turística.
Indicadores proyectivos
Proyección de la inversión municipal
en la gestión de
parques y paseos
Vulnerabilidad natural
Indicadores de riesgo e
Vulnerabilidad patrimonial
incertidumbre
Gestión integral del parque
Indicadores de control de gestión
Fuente: Elaboración propia.
La caracterización sistémica del parque facilitó la identificación de las variables
centrales, interacciones, relaciones de causa efecto, condiciones de vulnerabilidad, de
gestión. Todos ellos, son aspectos relevantes en la construcción de los indicadores
propuestos. El Cuadro 1, reúne los diez indicadores formulados para el parque y fueron
agrupados en seis categorías o criterios siguiendo la propuesta de Allen; A. (1996) y Di
Pace, M. (2001).
Además, como se mencionara, para cada indicador se construyó una ficha metodológica
según los criterios propuestos por Quiroga Martínez, R. (2003) con los siguientes ítem:
nombre del indicador; descripción; fórmula del indicador; definición de las variables;
fuente y disponibilidad de los datos; periodicidad de los datos; alcance; direccionalidad
con la sustentabilidad; limitaciones y gráfico de representación. Por razones de síntesis
no son incluidas en esta presentación.
6. Indicadores de sustentabilidad ambiental del Parque Urbano Monte Calvario
El Cuadro 2 muestra los resultados obtenidos para los indicadores construidos. La
primer columna enumera los indicadores propuestos, la segunda columna fija el valor de
referencia para cada caso en particular, mientras que la tercer columna presenta los
resultados obtenidos para el indicador en el parque bajo estudio.
Cuadro 2. Valores de indicadores
Indicadores
Valores de base
Valores del parque
100%
79,30 %
>1
4,79
1. Superficie cubierta por
vegetación
2. Carga humana sostenible
F (Captación CO2 = 2.463,75 Ton/año;
3. Funciones ecológicas
F (>0; >0, >0)
Amortiguación de ruidos = 10 dB
Amortiguación de temperaturas = 2,5º C)
4. Índice de patrimonio
1mejor situación, 10 peor
6,5
1mejor situación, 10 peor
3,5
0-100%
0,6 %/ año
0-100 %
1,68%/ año
5. Depredación del parque
urbano
6. Tendencia de la demanda
turística
7. Proyección de la inversión
municipal en la gestión de
parques y paseos
F (Superficie impermeabilizada = 20,70%;
8. Vulnerabilidad natural
F (0%,>1,1-10,1-10)
Carga humana sostenible = 4,79; Riesgo de
incendios = 7; Depredación vegetación = 4 )
9. Vulnerabilidad
patrimonial
10. Gestión integral del
parque
1mejor situación, 10 peor
4,1
1mejor situación, 10 peor
3,75
Fuente: elaboración propia
A continuación se evalúan en forma sintética e integral de los indicadores en función de
los resultados obtenidos (Ver Cuadro 3). En particular se analizan cualitativamente las
tendencias que adoptan los indicadores evaluados. Para ello se sigue la metodología
propuesta por Corretger Ruhm, R. y Rieradevall Pons, J. (1997-8), que identifica tres
valores posibles:
:
Tendencia a la sustentabilidad
:
Tendencia indefinida
:
Tendencia a la in-sustentabilidad
Cuadro 3: Matriz de tendencia actual de indicadores
Indicador
Tendencia
Superficie cubierta por vegetación

Carga humana sostenible

Funciones ecológicas

Índice de patrimonio

Causa efecto
Depredación del PU

Proyectivos
Tendencia de la demanda turística

De referencia
Holísticos
Proyección de la inversión municipal en la
gestión de Parques y Paseos
Riesgo o

Vulnerabilidad natural

Vulnerabilidad del patrimonio

Gestión integral del PU

incertidumbre
Control de gestión
Fuente: Elaboración propia en base a Corretger Ruhm, R. y Rieradevall Pons
(1997-8) y Guerrero, M. (2001)
6.1. Análisis de los resultados
6.1.1. Superficie cubierta por vegetación 
El valor del indicador en el momento de su medición fue alto (79,3 %) lo que implicaría
una tendencia favorable hacia la sustentabilidad. Sin embargo, este valor no da cuenta
de otros aspectos fitosanitarios, la composición, o la estratificación de la vegetación. El
trabajo de campo permitió ver evidencia de daños en la vegetación de origen antrópico,
la existencia de individuos enfermos y la no reposición con nuevos individuos. Estos
aspectos limitarían las condiciones futuras de la vegetación de no mediar acciones
concretas de gestión sustentable del parque.
La tendencia futura del indicador estará fuertemente determinada por la variable
Gestión del Parque Urbano. En tal sentido, se presupone que en función de la actual
política de espacios verdes del Municipio y el proyecto de transformar el Cerro en un
Parque Lítico en particular, en el mediano y largo plazo podría preverse una tendencia
hacia la gestión sustentable del Parque.
6.1.2. Carga Humana Sostenible 
Si bien los valores del indicador se encuentran dentro del rango de la sustentabilidad por encima de la Capacidad de Carga Física que es igual a 1-, la carga humana -número
de visitantes- ha ido en aumento en el período analizado de acuerdo a la información
calificada. En los últimos cinco años la ciudad ya no es sólo destino turístico en fechas
claves como Semana Santa, sino que se han incorporado al calendario turístico
tradicional, las vacaciones de invierno, las de verano y los fines de semana largo, con
una alta tasa de ocupación hotelera que tiende a crecer.
La fisonomía del Parque no permite que los visitantes practiquen un recorrido fijo o se
mantengan en un recorrido preestablecido, sino que en la mayoría de los casos transitan
libremente por todo el Parque. Ello condiciona el mantenimiento de la infraestructura,
compromete las condiciones fitosanitarias de la vegetación, y reduce al mismo tiempo,
el control sobre los visitantes, así como los efectos de esa mayor carga sobre los
elementos naturales más vulnerables desde el punto de vista ecológico como la
vegetación. No obstante, el valor del indicador informa que aún no se alcanza la
capacidad de carga física, por lo que se evaluó con una tendencia hacia la
sustentabilidad, al menos en el corto plazo.
6.1.3. Funciones ecológicas 
Este indicador incluye la evaluación conjunta de tres funciones ecológicas amortiguación de ruidos y temperatura y captación de CO2. Los valores de las tres
funciones o servicios ecológicos son positivos, y en conjunto contribuyen
favorablemente, mitigando los efectos de las actividades antrópicas de la ciudad. Estos
servicios se vinculan en forma estrecha con la superficie cubierta por vegetación, que
como ya se expresara es alta, y a la carga humana sobre el parque, fundamentalmente
sobre la vegetación. Finalmente, las tendencias a largo plazo tanto de la superficie
cubierta por vegetación, como de la carga humana sostenible pueden comprometer el
mantenimiento de estos servicios a futuro.
6.1.4. Índice de patrimonio ↓
Los informantes calificados coincidieron en evaluar las condiciones actuales del
patrimonio del parque como de condiciones aceptables. No obstante, es interesante
analizar el indicador en forma desagregada –estado del patrimonio y mantenimiento. La
variable mantenimiento del patrimonio adoptó un valor medio, lo que estaría indicando
que los esfuerzos de la gestión aún resultan insuficientes. Se presupone, si embargo,
que en función de una nueva política hacia los espacios verdes por parte del Municipio
que comienza a vislumbrarse, y el proyecto de transformar el cerro en un Parque Lítico
en particular, se puede presumir que la tendencia en el mediano y largo plazo podría
alentar una gestión sustentable del Parque.
6.1.5. Depredación del Parque Urbano ↓
El indicador agrega las siguientes variables: daños sobre componentes naturales -rocas y
vegetación-, disposición residuos y equipamiento dañado. La información calificada y el
trabajo de campo proporcionaron valores medios para el indicador, en el caso de los
valores cualitativos, los valores cercanos a 1 indican menor sustentabilidad y los
cercanos a 10 mejor situación del sistema. Los valores del indicador dan cuenta del
daño en el momento del levantamiento de la información, e incluyen efectos
acumulativos en diferentes épocas y años, y en algunos de los casos de carácter
irreversible como los grabados sobre la rocas y árboles. En tal sentido, en el corto plazo
es probable que la tendencia sea hacia la in-sustentabilidad. Cabe notar que se estableció
una línea de base útil para futuras investigaciones pero que se hace necesario contar con
información detallada para delinear políticas públicas y regular el uso futuro del parque
para los turistas y habitantes de la ciudad.
No obstante, al igual que con otros indicadores, los cambios en las políticas destinadas a
revitalizar los espacios verdes en general, permitirían presuponer que el indicador en el
mediano y largo plazo, podría adoptar una tendencia favorable de mediar una gestión en
tal sentido.
6.1.6. Tendencia de la demanda turística 
El indicador evalúa el número de visitantes en el período 2000-2004. Los datos
analizados muestran que la tendencia de la demanda turística va en aumento. Si bien los
datos disponibles son escasos para marcar la tendencia efectiva del indicador, la
información calificada, y otros elementos empíricos, como el nivel de ocupación de las
plazas hoteleras locales y el aumento en la estacionalidad y diversificación de servicios
-cabañas, parques temáticos, eventos culturales, congresos, exposiciones, etc.recientes, dan cuenta de un aumento en el total de turistas y de una ampliación de la
estacionalidad del turismo a nivel local.
Si bien como se mencionara para el corto plazo, la demanda sobre el espacio no afecta
la capacidad de carga física del parque, la tendencia a una carga humana mayor podría
comprometer la capacidad de amortiguación de impactos del sistema natural. No
obstante, si se considera el mediano y largo plazo, no es sencillo aventurar una
tendencia cierta del indicador, esto se debe a la incertidumbre asociada a las futuras
políticas de gestión en cuanto al manejo y organización del espacio.
6.1.7. Proyección de la inversión municipal en la gestión de Parques y Paseos 
El indicador evalúa la evolución del gasto público en términos del presupuesto
municipal. La evolución del presupuesto destinado a la Dirección de Parques y Paseos
muestra un aumento en términos absolutos. No obstante, el aumento no compensaría la
devaluación y los procesos inflacionarios que se sucedieron desde el 2001. Se debe
agregar además, que la superficie de espacios verdes en la ciudad de Tandil se ha
incrementado, y probablemente no ha sido considerado en el aumento del presupuesto
total destinado al mantenimiento de los espacios en conjunto.
Los informantes calificados coincidieron en identificar como principal aspecto
vinculado a las condiciones generales de sustentabilidad del parque, la falta de
presupuesto y las condiciones de mantenimiento al momento de la entrevista (2003).
Se prevé que de no mediar incrementos sustantivos, la sustentabilidad del parque podría
verse comprometida, por ello se ha decidido evaluar como incierta la tendencia del
indicador.
6.1.8. Vulnerabilidad natural 
El indicador incluye la evaluación conjunta de las siguientes variables: superficie
impermeabilizada, carga humana, riesgo incendios, depredación de la vegetación. La
decisión de evaluarlas por separado se debe a las dificultades en la agregación de los
valores de las variables y por que las mismas actúan de manera interdependiente sobre
el sistema. Los valores de todas las variables se encuentran en rangos aceptables. Esto
permite presumir que en el corto plazo el indicador tiende hacia la sustentabilidad.
6.1.9. Vulnerabilidad del patrimonio ↓
Los informantes calificados fueron coincidentes al evaluar la vulnerabilidad del
patrimonio como aceptable. No obstante, vale la pena analizar el indicador de manera
desagregada –depredación, mantenimiento y gestión integral- considerando aquellos
valores en peor situación relativa. En particular, el valor de la variable gestión integral
adoptó valores cercanos a 1. Ello permite inferir que las políticas adoptadas por la
gestión en materia de conservación / mantenimiento del patrimonio no serían del todo
aceptables. También, es importante recordar que los informantes también coincidieron
en señalar que el déficit presupuestario para la gestión de espacios verdes dificulta las
tareas de mantenimiento, aspectos que indican en el corto plazo, una tendencia hacia la
in-sustentabilidad.
6.1.10. Gestión integral del Parque Urbano ↓
El indicador agrega las siguientes variables: seguridad, señalización, mantenimiento,
accesibilidad. Los valores de las variables del indicador se establecieron a partir de la
información calificada. Los informantes coincidieron en afirmar que las políticas de
gestión del parque al momento de la entrevista, no eran adecuadas y se podría
presuponer que el sistema bajo tales condiciones de gestión tendería a la insustentabilidad, al menos en el corto plazo. No obstante, una proyección en el mediano
y largo plazo de variables tales como el aumento del presupuesto, la revalorización de
los espacios turísticos de la ciudad y los cambios en las políticas de gestión de los
espacios verdes en general, dejarían ver signos alentadores.
7. Conclusiones
El análisis sistémico constituyó el marco apropiado para describir integralmente las
condiciones ambientales del parque, permitiendo también identificar las variables y
procesos intervinientes en su dinámica y funcionamiento. Desde esta perspectiva, el
parque Cerro La Movediza fue analizado como un sistema complejo de interacciones
entre el medio natural, la dinámica social, la económica y la dinámica políticoinstitucional, dónde el subsistema natural cumple la función de soporte físico en el cuál
se desarrollan procesos sociales, económicos y de gestión. El rol que desempeña el
subsistema socio-económico sobre el medio natural, es el de usuario o consumidor del
espacio, y esa relación se articula con el subsistema político-institucional, encargado de
gestionar ese espacio
La evaluación integral de la tendencia de los indicadores propuestos permitió concluir
que en los indicadores propuestos no se evidencia una tendencia general única. Algunos
indicadores presentaron tendencia hacia la sustentabilidad, como la superficie cubierta
por vegetación, la carga humana sostenible, las funciones ecológicas y la tendencia de la
demanda turística, que poseen como característica común, la no inclusión en su
“fórmula” de variables gestión o presupuesto.
El uso de información calificada y trabajo de campo en la ponderación de los
indicadores índice de patrimonio; depredación del parque urbano; proyección de la
inversión municipal en la gestión de parques y paseos; vulnerabilidad natural;
vulnerabilidad del patrimonio y gestión integral del parque urbano, permitió identificar
aquellas variables en peor condiciones o ranking, al menos bajo los supuestos
establecidos en esta investigación. Especialmente, la falta de presupuesto y las
condiciones de mantenimiento al momento de la entrevista.
No obstante, un nuevo escenario político, y aún una incipiente política favorable a los
espacios verdes desde el Municipio, así como también, una fuerte intención de
transformar el Cerro en un Parque Lítico en particular, podrían alentar tendencias
positivas en el mediano y largo plazo. No obstante, ello dependerá de muchos aspectos
políticos, presupuestarios y de racionalidad en el uso de este espacio verde de la ciudad.
8. Referencias
AA.VV. (1996). Indicadores ambientales. Una propuesta para España. Madrid,
Ministerio de Medio Ambiente.
Allen, A. (1996). “Introducción teórica al Desarrollo Urbano Sustentable”. Módulo de
la Maestría en Gestión Ambiental del Desarrollo Urbano (GADU). Centro de
Investigaciones Ambientales / UNMdP. Mar del Plata.
Cabrera, A. L. y Willink, A. (1980). Biogeografía de América Latina. Secretaría
General de la OEA. 2° edición. Washington, D. C.
Castronovo, R.; Fernández, G.; Marcos, R.; Ricci, S.; Valenzuela, S. (2004). “Los
escenarios del turismo en Tandil. Caracterización de los recursos turísticos”. Actas de
las jornadas de investigación. Facultad de Ciencias Humanas. Universidad del Centro de
la Provincia de Buenos Aires.
Cifuentes, M. (1992). “Determinación de la Capacidad de carga turística en Áreas
Protegidas”. Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE).
Turrialba, Costa Rica.
Cook and Van Haverbeke (1971). Trees and shrubs for ónice abatemente. Res. Bull.
246 Nebr. Agri. Esp. Stat. Lincoln. 77 p. USA.
Corretger Ruhm, R. Y Rieradevall Pons, J. (1997-8). “Indicadores de sostenibilidad en
un entrono de una ciudad de servicios. El campus de la Universidad Autónoma de
Barcelona”. Centro de Estudios Ambientales. Universidad Autónoma de Barcelona,
España.
Costanza, R, et al (1997). “La economía ecológica de la Sostenibilidad. Invertir en
capital natural en Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible”. Más allá del Informe
Brundtland. Editorial Trotta, Madrid.
Di Pace, M. (2001). “Sustentabilidad Urbana y Desarrollo Local”, Módulo 4 Curso de
Postgrado en Desarrollo Local en Áreas Metropolitanas, San Miguel, Instituto del
Conurbano, Universidad Nacional de Gral. Sarmiento.
Erbiti, C. y Guerrero, M. (2002). “Sustentabilidad ambiental urbana: indicadores del
área de RSU. Municipalidad de Tandil, Buenos Aires, Argentina”, en IV Coloquio
sobre transformaciones territoriales. Grupo Montevideo, Ministerio de vivienda
ordenación territorial y medio ambiente de Uruguay y Unión Europea. Montevideo,
Uruguay.
Ferraro, R. (2003) “Aportes metodológicos para la construcción de un sistema de
indicadores de desarrollo sustentable de turismo urbano” en el IV Seminario
Internacional de Estudios Urbanos. Tandil, Argentina.
García, R. (1986). “Interdisciplinariedad y sistemas complejos”. En Enrique Leff
(Comp.) 1994, Ciencias sociales y formación ambiental. Edit. Gedisa, Barcelona.
Pág.85-125
García Huber, S. y Guerrero, E. ( 2006). “Indicadores de sustentabilidad ambiental en la
gestión de espacios verdes. Parque urbano Monte Calvario, Tandil. Argentina”. Revista
Norte Grande Nº 35. Pontificia Universidad Católica de Chile. Pág. 45-58.
Guerrero, M. (2001). “Indicadores de (in) sostenibilidad del campus de la UNICEN.
Una ciudad de servicios”. CINEA, Facultad Cs. Humanas, UNICEN. Tandil, Argentina.
Ministerio de Medio Ambiente (s/f). “Lineamientos técnicos conceptuales de gestión
ambiental urbana”. Universidad de los Andes. Centro de Planificación y Urbanismo
Parques Urbanos. Mérida, Venezuela.
Montenegro, R. (2002). “Ecología de sistemas urbanos”. Centro de Investigaciones
Ambientales. Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño. Universidad Nacional de
Mar del Plata.
Municipalidad de Tandil. Ordenanza Nº 2530/79. “Delimitación preliminar de áreas.
Primera etapa del Plan Regulador”. Decreto Reglamentario 2150/79.
Rayén Quiroga Martínez (2003). “Indicadores de Desarrollo Sostenible para América
Latina y el Caribe”. CEPAL. Santiago de Chile. Chile.
Rodríguez Avial Llardent, L. (1982). Zonas verdes y Espacios libres en la ciudad.
Instituto de Estudios de Administración Local. Madrid.
Saillard, M. (1962), "Infraestructure" En Urbanisme.
Salvo, A. E. y García Verdugo, J. C. (Ed.) (s/f). “Naturaleza urbanizada. Estudios sobre
el verde urbano en la ciudad”. Universidad de Málaga. España.
Tyler Miller, G. (1994) Ecología y Medio Ambiente. Grupo Editorial Iberoamericana.
México.
Velásquez, G.; Lan, D.; Nogar, G. (Comp.) (1998). Tandil a fin del milenio. Una
perspectiva geográfica. Tandil, CIG (Centro de Investigaciones Geográficas),
UNCPBA.
Descargar

(García Huber, S. y Guerrero, E., 2005).

Estado de Aragua

Estado de Aragua

HimnoUbicación geográficaVegetaciónGeografía venezolanaMaracay

Política medioambiental y sociedad contemporánea

Política medioambiental y sociedad contemporánea

Políticas medioambientalesCambio climáticoMedio ambienteDesarrollo sostenibleConservación de la Naturaleza

Modelo de reseña de vértices

Modelo de reseña de vértices

RedSeñalTopografíaPunto

Sustentabilidad urbana

Sustentabilidad urbana

ArquitecturaTransporteCapital naturalRecursos disponiblesSostenibleProyectosAlternativasMejora urbanísticaCalidad de vida

Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

Patrimonio Natural de EspañaVegetaciónParques NacionalesPirineos españoles