MONITOREO DE FAUNA SILVESTRE EN LA SIERRA DE SAN LUIS, SONORA
Ponce Jiménez, M.E; López González, C; Espinoza, M.E; Zamora, D.F; Valera, D.
Facultad de Ciencias Naturales, Laboratorio de zoología, Universidad Autónoma de
Querétaro
RESUMEN
Se realizo trabajo de campo y trabajo de investigación acerca de la ecología de la fauna silvestre
en la Sierra de San Luis, Sonora. Se capturo un oso negro, Ursus americanus y se cuantifico la
presencia de la fauna del lugar. De acuerdo con los resultados obtenidos se adquirió información
suficiente para integrarla a proyectos de investigación y conservación de la fauna silvestre.
Así también el monitoreo del oso negro capturado facilitara y brindara información constante
para determinar la distribución y el hábitat de esta especie clave. Se obtuvieron resultados
favorables, ya que la captura y la colocación de un radar telemétrico favorece el estudio para
determinar zonas de conservación.
INTRODUCCION
Los mamíferos terrestres constituyen un componente importante de la diversidad biológica, ya
que en ellos también se refleja la diversidad de los ecosistemas. El monitoreo biológico es
necesario para describir la dinámica de las comunidades naturales, las consecuencias de las
influencias humanas y para predecir y/o prevenir cambios no deseados (Galindo-Leal, 1999).
Monitorear la presencia temporal y espacial de especies de gran tamaño dentro un área de
conservación puede ser de gran ayuda a la hora de evaluar el estado de las áreas naturales. Por
ejemplo, la presencia de grandes carnívoros depredadores es un fuerte indicativo del buen estado
natural de las áreas protegidas dado que estos animales requieren de áreas extensas para
sobrevivir. Tomando en cuenta este parámetro, es de esperarse que otras especies de animales
más pequeños ocupen ámbitos de hogar dentro de estos rangos extensos (Jackson, 1992).
La sierra de San Luis como parte de la sierra Madre Occidental se encuentra en el noreste del
estado de Sonora, la ubicación del rancho “El Pinito” se localiza entre los 108° 56’ de longitud N
y 31° 11’ de latitud W, tiene una extensión aproximada de 6,500 ha, su vegetación dominante es
el bosque de encino abierto y el bosque de pino-encino (Rzedowski, 1978). El clima es árido
templado en donde las lluvias de verano acumulan del 5% al 10.2% de la precipitación anual. El
rancho el Pinito se considera una zona muy conservada ya que no tiene un uso ganadero, lo que
contribuye a tener una mayor riqueza de especies. El objetivo del trabajo es documentar el
monitoreo de mamíferos terrestres en la Sierra de San Luis, Sonora.
1
METODOS
Se realizo trabajo en campo durante dos semanas. Para el monitoreo del oso negro (U.
americanus), se habilitaron cuatro trampas, que están colocadas estratégicamente en el rancho, se
les coloco latas de sardina como cebo, y se revisaban dos veces al día (mañana y tarde) (Fig. 1).
Para el monitoreo de uso de hábitat de toda la fauna del lugar, se colocaron 28 cámaras wild view
ubicadas alrededor de la zona de estudio, las cámaras se situaron cerca de las veredas donde el
paso de los animales es más constante, como cebo se coloco una lata de sardina, granos de avena,
granos de maíz, vainilla y atrayentes de olor enfrente de la cámara. Se recogieron excretas de oso
encontradas en los caminos, se colocaron en bolsas de plástico diferenciándolas mediante fecha y
lugar de colecta para su posterior análisis. En el trabajo de investigación se realizo una base de
datos de los animales colectados, estudios de los ámbitos hogareños de los mamíferos
observados, e investigación de datos de INEGI en relación a las localidades aledañas a la zona de
estudio.
Fig. 1 Trampa para Ursus americanus
RESULTADOS
Se capturo un U. americanus en la trampa #1 el día 11 de julio del 2009, se estima que cayo entre
las 20:00 hrs. del día anterior y las 07:00 hrs. del día de la captura (Fig. 2). A las 07:55 hrs. Se
aseguro la trampa, se inyecto zoletil 100 400mg/2.5 ml, a las 08:09 hrs.; se especifico: tamaño,
animal mediano de aproximadamente 4-5 años de edad; macho, medidas cabeza 300 mm., oreja
145 mm largo, 80 mm ancho, largo total de hocico-cola 1440 mm, pata delantera 170 mm largo,
105 ancho, pata trasera 180 mm largo, 100 mm. ancho, colmillo 30 mm., circunferencia de cuello
550 mm. La temperatura se mantuvo estable durante el manejo a 99.3° F, la frecuencia
respiratoria: 24 respiraciones por minuto, frecuencia cardiaca 18 latidos cada 15 segundos.
Fig. 2 Manejo de Ursus Americanus
2
Se le coloco un collar con frecuencia de radio 150.180, el collar se distingue por dos líneas
amarillas al costado (Fig. 3). También se le corto un pedazo de la oreja izquierda como muestra
para laboratorio. A las 09:07 hrs., se le desatan las patas, a las 09:15 hrs. se comenzó a levantar, a
las 10:12 hrs. se fue; se le siguió por medio de telemetría durante dos kilómetros y se abandono la
búsqueda.
Fig. 3 Ursus Americanus
En el trabajo de investigación se observo la siguiente fauna: coyote (Canis latrans), zorra
(Urocyon cineroargenteus), cacomixtle (Bassariscus astutus), tejon (Nasua narica), zorrillo
listado (Mephitis macroura) (Mephitis mephitis), zorrillo manchado (Spilogale gracilis), zorrillo
de espalada blanca (Conepatus mesoleucus), lince (Lynx rufus), jabalí de collar (Pecari tajacu),
venado cola blanca (Odocoileus virginianus), conejo (Sylvilagus sp.), ardillas (Sciurus sp.), puma
(Puma concolor), víbora cascabel (Crotalus Colossus)(Crotalus atrox), guajolote silvestre
(Meleagris gallipavo) y otras especies.
Las bases de datos de INEGI y los ámbitos hogareños de los animales fueron utilizados en los
proyectos de investigación de alumnos de posgrado.
CONCLUSIONES
La gran diversidad biológica de la sierra de San Luis, Sonora ofrece un hábitat excelente para la
fauna silvestre mencionada, ya que cuenta con alimentos ricos en energía como tunas (Opuntia
sp.), sotol, yuca, bellotas, manzanita y otros frutos silvestres, que principalmente es la dieta del
oso negro y de muchos herbívoros. El mantenimiento del rancho “El Pinito” es indispensable
para la conservación de estas especies. Una vez que se tiene el trabajo de campo es necesario
recurrir al trabajo de investigación o de laboratorio para poder desglosar lo observado en campo,
y así obtener resultados favorables.
REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS
Galindo-Leal, C. “Monitoreo Biológico – Capítulo I – Monitoreo Biológico en la Selva
Maya”, 45pp, 1999.
Jackson, P.”Wild cats”, IUCN, 1996.
Rzedowski, J.”Vegetación de México”. Editorial Limusa. México, 1978.
3
4
Descargar

11.24_ponce jimenez monica