LA VISION
Jehová me respondió y dijo "Escribe la visión y declárala en tablas para que
corra el que leyere en ella, aunque la visión tardará aún por un tiempo más se
apresura hacia el fin y no mentirá, aunque tardare espéralo, porque sin duda
vendrá y no tardará". Habacuc 2:2-3
La Visión es la idea de Dios revelada al hombre para que este la
ejecute, así fue con los grandes líderes de la Biblia y se cumple
igual ahora con todos nosotros. Si pudieras preguntarle al Señor
cuál es su Visión para este tiempo, El te respondería... "que toda
persona conozca del evangelio y que viva de acuerdo a mi
palabra". Este fue el mandato de Jesús a sus discípulos y se
conoce como la Gran Comisión:
¨ Por tanto id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándoles en el
nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles que guarden
todas las cosas que yo os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros, todos los
días hasta el fin del mundo ¨ Mateo 28:19,20
La Visión de Dios para el tiempo postrero no es nueva, siempre
ha estado escrita y al Señor le plació revelársela al Pastor César
Castellanos, quien creyó en El y ha dedicado su vida al desarrollo
de la Visión y darla a conocer a todo el mundo a fín de que se
cumpla lo dicho por Dios: ¨y en los postreros días derramaré de
mi Espíritu¨.
El objetivo de la Visión es Ganar Almas y Hacer Discípulos, pero
para ello el Señor a través de su palabra, nos dá la estrategia
para retener el fruto y formarlo hasta hacer de cada creyente un
líder dispuesto a multiplicarse en 12 personas como nos lo
enseñó el Señor: La Visión Celular y el Gobierno de los 12.
La preocupación de muchas iglesias ha sido históricamente que el
fruto no se retiene, como si la puerta de atrás de sus iglesias
estuviera abierta. Muchos se convierten, pero al poco tiempo no
vuelven. A través de esta página conocerás cómo retener el fruto
hasta que cada creyente sea formado, sea un líder de éxito en
todas las áreas de su vida y pueda reproducir en otros 12 el
carácter de Cristo.
COMO IMPLEMENTAR LA VISION
ESTABLECIENDO LAS PRIORIDADES
Pastor: César Castellanos
Cuando Dios me habló acerca del ministerio, ese mismo día me
dio el orden de prioridades que debía tener. Me dijo:
El número uno en tu vida debe ser Dios. Muchos creen en Dios pero no
viven enamorados de Él. Lo que el Señor me estaba enseñando
era que yo debía vivir enamorado de Él. Creer en Dios no es
suficiente, los demonios creen en Él y tiemblan. Dios quiere que
le amemos con toda nuestra mente, alma y fuerzas, que desde el
instante que nuestros ojos se abren cada mañana le digamos que
estamos enamorados de Él. Desea que en cada respiración
sintamos su presencia, anhela que podamos tener una intimidad
estrecha con Él, y no me estoy refiriendo a la religiosidad, sino a
una relación profunda con el Espíritu de Dios. Muchos por causa
de la religiosidad no han logrado obtener una relación fluída con
el Espíritu Santo.
En segundo lugar, tu vida es muy importante, porque es el canal a
través del cual fluye mi Espíritu. Uno debe cuidar mucho de su
cuerpo, su mente, sus emociones, sus sentimientos y de todo su
ser. Porque somos el instrumento, el arma en las manos de Dios
y Él necesita una herramienta santificada para poderla usarla.
En tercer lugar, tu familia debe ser modelo. Dios me enseñó que no
podía tener cualquier clase de familia, sino la mejor familia del
mundo. Esto implicaba que yo debía amar con todo mi corazón a
mi esposa, a mis hijas y ser un ejemplo para ellas. Sobre todo,
darles siempre el lugar más importante, aún aquel que le daba al
ministerio.
Cuando celebramos el día del padre, mi tercera hija me escribió
una nota que decía: “Papi, te doy gracias porque siempre hemos
tenido un lugar muy importante en tu corazón. Gracias por poner
a tu familia antes que a la iglesia; si tienes que dejar cualquier
actividad por nosotras, tú lo haces. Gracias por la manera en que
nos has enseñado pues tú y mi madre son un ejemplo para cada
una de nosotras”. Aunque nosotros como líderes cristianos
tenemos la gran responsabilidad de alcanzar las naciones de la
tierra con el evangelio de Jesucristo, a veces nos olvidamos que
tenemos una familia, y ¿de qué le sirve a usted que personas de
otras naciones se salven si su familia se ha perdido?”
Recuerdo cuando Dios enfatizó esta enseñanza en mi vida.
Recién estábamos comenzando la obra en Miami, en aquel
momento la iglesia tendría unas doscientas personas. Un
domingo llegué a la reunión a las diez de la mañana y habían
llegado unas pocas personas, solo unas 30. Yo estaba por
comenzar a incomodarme un poco, pues estoy acostumbrado a
ver grandes multitudes. Estando allí a punto de desesperarme,
comencé a adorar al Señor. Al levantar mi mirada observé: Mi
hija Lorena estaba dirigiendo la alabanza, mi hija Manuela y Sara
dirigiendo las danzas, mi hija Johanna estaba ministrando a unos
jóvenes. En ese momento sentí la presencia del Señor y vi la
bendición que era que mi familia estuviese allí, y le dije: “Gracias
Señor, porque si no hubiese una persona más en este lugar, si
sólo fueran mis hijas estaría satisfecho. Te doy gracias porque
cada una de ellas vale más que cientos de miles de personas”.
Aquella mañana le agradecí al Señor porque mi familia le sirve.
Querido amigo, Dios les ha confiado la primera célula, su familia.
Si usted no puede salvar su familia, cómo le va a confiar las
naciones. Dios anhela traer restauración a las familias. ¿Por qué
los pastores se divorcian en Estados Unidos? Porque la familia no
está ocupando un lugar primordial dentro del ministerio.
Volvamos al original, a lo que nos enseñó el Señor y démosle a la
familia el lugar que merece.
En cuarto lugar el ministerio.Aunque la familia está antes que el
ministerio, es importante enter que la familia que formamos debe
ser motivada primeramente con nuestro ejemplo, para que ella
luego se desarrolle también ministerialmente. Sé que en estos
tiempos postreros Dios está trayendo un gran despertar
espiritual en familias enteras, donde a diferencia del pasado,
éstas no se conforman con sólo ser miembros pasivos de sus
comunidades, sino que hay una gran pasión y anhelo en todos
ellos por extender la obra de Dios.
Por último está el trabajo secular. Estas prioridades tienen un orden
muy diferente a como muchos las administran, pues ponen el
trabajo no sólo en primer lugar sino que también en segundo y
tercero. Algunos para poder cumplir con sus obligaciones tienen
tres empleos y esto les absorbe todo el tiempo, sólo pueden
dedicarle pocos minutos a su familia y a Dios lo ponen en último
lugar. Debemos entender que el trabajo es importante, pero
cuando éste ocupa el primer lugar produce una fuerte
descompensación espiritual, familiar, física y ministerial.
LA ESCALERA DEL EXITO
Ganar, Consolidar, Discipular y Enviar, son los cuatro escalones que le
permiten al siervo de Dios, alcanzar al perdido en tiempo de
gracia, hacerlo un creyente habitado por Jesús, prepararlo en la
Palabra de Vida y poder en liderazgo, y enviarlo a conquistar las
almas para el altísimo. Es una herramienta fundamental en el
proceso de multiplicación celular y gobierno de los doce. Un pilar
en la Visión de la Misión Carismática Internacional para cumplir
con el propósito de la gran comisión:
"Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el
nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo" Mateo 28:19
Se define y vive como un acto de obediencia ante la necesidad de
Dios (La salvación de almas, pues son su aliento eterno), como
una actitud de conciencia frente al perdido. Es un acto de
humildad y una demostración de amor genuina por Dios y el
prójimo.
" El fruto del justo es árbol de vida, y el que gana almas es sabio " Proverbios
11:30.
Ganar es conducir al extraviado hacia el camino de la vida
eterna, que es en Cristo Jesús, a quien aceptan como su Señor y
Salvador personal; vivencia en la que se conjuga el tiempo de Dios,
con la unción y la sensibilidad al Espíritu Santo. Por el
compromiso de los primeros discípulos, la salvación es una
verdad que se escribe en la historia del hombre, y hoy nos
motiva y compete a todos.
Etapa de evangelismo, que se dinamiza mediante las células o en
forma masiva en las reuniones congregacionales.
Corresponde al segundo escalón de la Escalera del Éxito, y
representa un paso coyuntural en la experiencia de crecimiento
sin límites, es una acción actual, también presente en la iglesia
primitiva. La consolidación se interpreta como un fundamento
para hacer discípulos.
Generar el contexto para que el recién convertido experimente el
nuevo nacimiento y viva por convicción en la fe, es un propósito
que se logra mediante el amor, dedicación, esfuerzo y trabajo.
"Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que
ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios" 1 Juan 4:7
Por lo tanto los principios de la consolidación se definen en:
verificar la entrega, adoctrinar a los nuevos creyentes; asumir la
actitud correcta (dispuestos a servir, compasivos y
compañeristas) y vivir en santidad y oración.
Acciones estas que se desarrollan en la célula o la iglesia
mediante un equipo de líderes previamente capacitados. El
contacto personal : que significa el primer acercamiento para dar
confianza y abrir espacios de interacción; la visita por teléfono
corta y precisa para reafirmar el interés por la vida del recién
convertido; la visita personal para establecer una amistad y
ayudar a dar los primeros pasos en la fe cristiana, y la ubicación
en una célula como semilla que se siembra en tierra fértil; son 4
herramientas básicas quehttp://www.mci12.com/escalera.htm upcontribuyen a solidificar la nueva vida.
El encuentro es el paso definitivo hacia el arrepentimiento
genuino y la experiencia del nuevo nacimiento. Es vivir el Peniel,
buscar el rostro de Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo en la cruz
para ser sanos y encontrar la misión para la vida.
Hacer de cada creyente un discípulo, de cada discípulo un líder y
de cada líder un siervo de Cristo con su carácter en él, es la meta
en la superación de este tercer escalón. Objetivo que para la MCI
significa el péndulo de su crecimiento y organización en el
gobierno de los 12.
Péndulo que halla su punto de equilibrio en la participación
efectiva del creyente en las escuelas de Líderes, haciendo de él
un DISCÍPULO.
Escuelas organizadas como espacios de aprendizaje en doctrina
básica, crecimiento, liderazgo y visión de la iglesia. El discípulo
en este entrenamiento aprende a ganar al perdido, dirigir una
célula y ejercer un liderazgo de éxito. ( Mateo 28 : 18 - 20 )
" Heme aquí, envíame a mi " son las palabras que se la MCI procura
escribir en el pensamiento y corazón de sus líderes; haciendo de
ellos siervos de Dios propicios a la multiplicación del plan
redentor en la conquista de sus propias células y la organización
de su liderazgo de 12.
La aplicación de los talentos y dones entregados por el Señor
como una preciosa herencia a difundir y compartir, es un
compromiso irrevocable que da el fruto de la mies, en un acto de
obediencia y agradecimiento por la multitud de favores recibidos
por el altísimo.
El siervo se hace obrero de la mies, y el señor de la mies esta
forjando hombres con corazón de siervos que recojan la cosecha
de almas en el tercer milenio.
"Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies"
(Mateohttp://www.mci12.com/escalera.htm - up19:38)
RED DE IGLESIAS CELULARES
La iglesia primitiva nació en el poder del Espíritu Santo,
distinguiéndose por la Unción, el carácter y el pastorear la Iglesia
extendiéndose por el mundo a través de las células (Hechos
2:41,46; 5:42).
La Iglesia del siglo XXI debe volver a sus comienzos, a vivir en el
poder del Espíritu y en la Unción; retomando el modelo celular,
que siempre ha sido la estrategia de Dios, para un pastoreo
personalizado; involucrando a cada persona y de esta manera
activa formar equipos de 12, para conquistar las ciudades y las
naciones para Jesús.
Uno de los propósitos de la Misión Carismática Internacional es
contribuir con la visión multiplicadora a los pastores locales,
nacionales e internacionales que deseen implementar estrategias
de multiplicación como el sistema celular y el modelo de los doce.
De esta manera experimentarán el avivamiento que están
viviendo las iglesias alrededor del mundo.
La Red de Iglesias es una fraternidad en la que sus miembros
aspiran a ser amigos transmitiendo lo que Dios les ha dado,
trabajando en unidad para engrandecer el Reino de Dios al
desarrollar con honestidad y respeto la Visión celular y el modelo
de los doce.
Dios está despertando el espíritu de los Pastores y líderes en
Bogotá, Colombia y las naciones, acoplando sus corazones en el
mismo propósito al establecer la unidad de visión mediante el
proceso de ganar, consolidar, discipular y enviar; implementando
principios bíblicos que son los que deben caracterizar la Iglesia
de hoy. La Red Celular tiene como meta influir para que estos
principios vuelvan a ser prioridad en la Iglesia de Dios.
1. Organizar un grupo de Pastores dispuestos a trabajar de
corazón con las células y la formación de líderes.
2. Enseñar la Visión a todas las iglesias que lo requieran y lo
necesiten, aplicando las estrategias que Dios ha dado a la MCI.
3. Orientar y asesorar a las iglesias en cada uno de los pasos de
la Visión, mediante un seguimiento de relación y compromiso.
Los beneficios de la Red de Iglesias Celulares van más allá de
conocer los principios de la visión y las estrategias de
multiplicación de la iglesia. Se busca llegar también a las
necesidades personales, familiares, espirituales y ministeriales de
los Pastores y líderes que la conforman mediante:
1. Consejería y asesoría enfocada al desarrollo del potencial
personal y familiar de cada Pastor de la Red.
2. Asesoría personalizada por parte de los Pastores y líderes de la
MCI para cada Iglesia y Pastor que forma parte de la Red; con el
fin de suplir necesidades y solucionar dudas e inquietudes con
respecto a la Visión.
3. Capacitación mediante talleres y seminarios sobre las
estrategias para desarrollar la Visión.
4. Respaldo en eventos que estén asociados con el sistema
celular y el modelo de los doce.
5. Asesoría permanente en la realización de encuentros,
reencuentros, establecimiento de Escuelas de líderes y otros.
6. Privilegios en Visión 2000, descuentos especiales.
7. Acceso a información sobre enseñanzas en video y casetes,
libros y demás materiales sobre la visión y el liderazgo.
Gracias a la Red de Iglesias Celulares y respetando el contexto
denominacional de cada Iglesia, todos podemos trabajar en pos
del mismo objetivo, "Solícitos en guardar la unidad del Espíritu
en el vínculo de la paz; un cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis
también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación;
un solo Señor, una fe, un bautismo, un Dios y Padre de todos, y
por todos, y en todos" (Efesios 4:3-6). Con este sentido de
unidad trabajamos convencidos del respaldo de Dios en la
conquista de las naciones y para ello es necesario tener en
cuenta:
1- Los pastores e iglesias que sean asesorados deben venir
primero a Colombia, para captar el espíritu de la Visión.
2- Los integrantes de la Red deben aplicar la Visión 100% y
adoptarla en su totalidad.
3- Para formar parte de la Red, las Iglesias interesadas no
requieren asumir un cambio de denominación o adquirir la
membresía de la MCI.
4- El material adquirido no puede ser usado con fines diferentes a
los establecidos o ser reproducido, pues esto
implicahttp://www.mci12.com/redigle.htm - up violación a los derechos de
autor.
5- Para formar parte de la Red, la Iglesia debe cancelar su
inscripción anual, la cual debe ser tramitada por el Pastor
Principal o uno de los Pastores de la Iglesia.
Para las Iglesias Nacionales tiene un costo de cien mil pesos
($100.000) que se deben consignar a la siguiente cuenta:
Asociación Misión Joven Internacional
Cuenta No. 055094353 BANCAFE
Para las Iglesias Internacionales tiene un costo de cien dólares
americanos (U$100). Realizar la consignación a:
Banco: BANCAFE
Nombre de la Cuenta: ASOCIACIÓN MISION JOVEN INTERNACIONAL
Número de Cuenta: 055094353
Banco Intermediario:WACHOVIA BANK N.A. , Philadelphia
Código Swift: PNBPUS33
Banco Beneficiario:BANCAFE - COLOMBIA
Número de la Cuenta : 2000090668311
Una vez realizada la consignación por favor enviar el soporte por
cualquiera de estos medios:
- Fax (571) 244-4543
-Scaneada por e-mail a [email protected] o [email protected]
intl.org
Por cualquiera de los dos medios que nos envíen el soporte de la
consignación favor enviar e-mail con la siguiente información:
-Forma de pago
-Valor
-Fecha del giro o pago
-Número de transacción
Es importante la fecha de pago, ya que esta será la que
tendremos en cuenta como fecha de inscripción.
Una vez realizado el pago de la inscripción por favor envíenos los
datos que aparecen (Formato de Inscripción).
Información en español: [email protected]
Information in english: [email protected]
Línea abierta: (571) 244-4543
Telefax: (571) 244-4243
Dirección: Av. De las Americas No.43-33, Bogotá, Colombia.
Si necesita que nosotros le brindemos capacitación, talleres o
seminarios directamente en su iglesia, debe solicitarlo por escrito
en carta dirigida al Pastor César Fajardo, especificando la fecha,
el tema, y nosotros les enviaremos los requisitos para que las
personas que los estarán asesorando puedan ir.
Contamos con un excelente equipo humano que con
profesionalismo, voluntad de servicio y trabajo, atienden las
necesidades de las Iglesias afiliadas a la Red.
Cordialmente,
Pastor Cesar Fajardo
Director Generalhttp://www.mci12.com/redigle.htm - up2
Descargar

PROFECIA DE LA VISION