EL JUEGO EN EDUCACIÓN INFANTIL
Mª Pilar Relaño Fernández [email protected]
El juego contribuye al desarrollo integral del niño. Las actividades lúdica
le permiten desarrollar su pensamiento, satisfacer sus necesidades, elaborar
experiencias traumáticas, descargar tensiones, explorar, descubrir, crear y
asimilar. A través del juego el niño se expresa y se conoce.(Garaigordobil)
Conlleva una función diagnóstica pues a través del juego y su observación
podemos constatar el desarrollo de distintos aspectos evolutivos, detectar
problemas y trastornos que se manifiestan con gran naturalidad en el juego.
El niño proyecta y representa de manera simbólica los conflictos que vive,
sus necesidades y sentimientos.
Otras funciones del juego son , desarrollar habilidades motríces, favorecer
la autoafirmación, introducir en las formas sociales y favorecer la
construcción de estructuras cognitivas.
Juego y desarrollo
La actividad psicomotríz es clave para el desarrollo adecuado de
todo ser humano. Contribuye al proceso de maduración, separación e
independencia motríz. Mediante el movimiento y la acción el niño va
adquiriendo coordinación motríz, equilibrio, fuerza, dominio en la
manipulación de objetos, va desarrollando sus capacidades sensoriales y
destrezas.
A través del cuerpo el niño conoce el mundo exterior y se relaciona
con él. Desde los primeros dias de vida el bebé con sus movimientos se
explora así mismo y a su entorno más inmediato. Al descubrir una pauta de
acción la repite y ejercita hasta dominarla y experimentar el placer al
comprobar sus consecuencis inmediatas. (reacciones circulares)
Con los juegos sensoriomotores el niño construye esquemas de
acción que va integrando y haciendo cada vez más complejos. Va
madurando. Esto fomenta el desenvolvimiento de las funciones
pasicomotoras, completando los efectos de la maduración nerviosa y
estimulando la coordinación de las distintas partes del cuerpo. Gracias a sus
desplazmientos y manipulaciones el niño construye sus primeras nociones de
tiempo, espacio, número, textura, color, causalidad, etc. El juego le permite
reconocer el mudo de las cosas y adaptarse a él.
En el primer año de vida va consolidando y dominando los logros
alcanzados. Poco a poco va integrando objetos y a otros niños lo que le va
proporcionando otras experiencia. En los tres primeros años adquiere cierta
capacidad visomotora y un mayor control muscular.
Poco a poco los juegos le van llevando a asegurar los logros
obtenidos y a adqirir nuevas destrezas: construcciones, apilar, encajar,
hacer rodar, golpear, equilibrio, correr, saltar, patear, voltear, arrastrar,
deslizar, etc.
De un juego más individual va iniciándose en el juego colectivo y
grupal y cuando ya ha adquirido la capacidad motora y el lenguaje se inician
en el llamado juego turbulento donde la coordinación motríz y la
socialización del niño son claves: carreras, saltos, perseguir, huir, golpear,
hacer cosquillas, etc. Las destrezas motrices se van consolidando y van
apareciendo juegos de encajar, puzles, construcción, clavar, unir, separar,
etc. Juegos que les van preparando para la escritura, juegos de precisión
visomotora.
Hacia los 5 años el niño gusta de juegos en los que él se impone la
norma, son juegos repetitivos: subir las escaleras de dos en dos, saltar un
cuadro sí y otro no,etc. Juega constantemente con el cuerpo, lo ejercita.
Entre los 6 y 8 años los juegos motores son colectivos y prima la carrera, el
equilibrio, el salto.
Todos los juegos deben llevar a la adquisición de un control y
conocimiento cada vez mayor de todas las partes del cuerpo, sus
posibilidades y limitaciones. Esto lleva al niño a explorar el mundo esterior,
construir nociones básicas, desarrollarse, liberar tensiones y relacionarse con
los demás.
El juego es un instrumento de comunicacón y socialización infantil.
El niño empieza su relación con el adulto para ir evolucionando poco a poco
hacia las relaciones con el grupo de iguales. Y de la calidad de esta relación
de apego dependerá la calidad de las relaciones con los demás. En la etapa
de los formatos el niño y la madre / adulto establecen una interacción lúdica
que le lleva al desarrollo. En esta relación el niño adquiere el conocimiento
social y aprende según las conductas, valores y normas vividas.
Según Winnicott la madre se adapta al bebé y poco a poco va
introduciendo la frustración, que estimula el proceso de separación entre
ellos y permite que el niño se desarrolle y construya /llene con juegos que
recuerdan situaciones de placer. La afectividad es la función más íntima y
personal : las palabras de ternura, la calidez del contacto y el diálogo tónico
condicionan al niño, poe ello el juego madre-bebé es prerequisito para el
desarrollo de la estructura cognitiva.
La capacidad de juego se ve apoyada por las sensaciones
agradables y la diversión de los primeros juegos con la madre.
En la base del juego está la confianza en los otros. Cuando esta no
existe se dificulta la creación del juego simbólico de ahí la importancia del
juego y las relaciones en los primeros meses de vida.
Según el niño va creciendo se va comunicando con los demás a
través del juego y se va socializando. Pasa del periodo egocéntrico a una
etapa de búsqueda y socialización.
Entre los 2/3 años los niños hacen un juego paralelo en el que las
actividades lúdicas son comunes pero sin comunicación ni establecimiento de
relaciones. Las acciones de unos inspiran a otros pero siguen siendo
egocéntricos. Se siguen centrando en la investigación y dominio de su
cuerpo, los objetos y el espacio, pasando de una actividad a otra sin un
proyecto previo.
Entre los 4/5 años el juego va evolucionando, se inicia la
descentración, va establecinedo vínculos afectivos y se inicia el sentimiento
de pertenencia a un grupo surgiendo las primeras amistades. El juego
simbólico se va haciendo cada vez más colectivo y asociativo para llegar a
los 6/7 años en que surgen juegos colectivos organizados y los juegos de
reglas sociales que irán evolucionando de la lógica a la abstracción y
preparan al niño para la socialización.
A través del juego el niño descubre la vida social del mundo adulto
y se identifica con su modelo. Se comunica con los iguales y coopera
superando el egocentrismo. Se desarrolla la conciencia moral, asimila reglas,
normasde conducta y asume responsabilidades. En definitiva se incorpora a
la sociedad.
A nivel afectivo y emocional el juego posibilita la satisfacción,
confianza y seguridad del niño Le permite revivir situaciones difíciles y dar
solución posibilitando el control de la tensión ante estas situaciones. En el
juego canaliza su energía, muestra su poder y autonomía favoreciendo la
autoafirmación
A través del juego controla su ansiedad y se tranquiliza. La
ansiedad le viene de experiencias vividas y de los deseos internos no
satisfechos. Al jugar elabora su propia experiencia y a través de la repetición
simbólica la asimila. El juego permite al niño satisfacer de manera indirecta
sus impulsos agresivos sin sentimiento de culpa. Los juegos permiten
expresar simbólicamente los miedos y preocupaciones.
El juego entre lo 3/5 años permite la expresión de la sexualidad
infantil. Papás y mamás, médicos y pacientes, etc. Son juegos que
satisfacen su necesidad de tocar, mostrarse, ver y ser vistos.
En el desarrollo social las emociones desempeñan un papel muy
importante. Motivan al niño para la acción, influyen en su percepción sobre
las personas y su entorno y determinan su forma de estar en el mundo.
El desarrollo de las capacidades intelectuales está unido al
desarrollo sensoriomotor. El niño construye el conocimiento a través de la
acción sobre si mismo y su entorno. Manipula, descubre, experimenta y va
conociendo la realidad. Para Piaget los juegos sensoriomotores son un medio
de ejercitación del pensamiento motor general y estas acciones son la base
del posterior manejo de las ideas. Las acciones preceden al pensamiento.
Actuar para pensar.
El proceso para adquirir el conocimiento es la Asimilación y la
Acomodación, apectos complementarios que ayudan al niño a adapatrse al
entorno. Es precisamente la acción que los niños ejercen sobre la realidad:
su cuerpo, objetos, personas y situaciones lo que le permite construir
estructuras mentales que le llevan al conocimiento.
El juego ayuda al descentramiento cognitivo. El deseo de jugar hace
que el niño tenga que compartir el simbolísmo, en su interacción con los
demás irá del egocentrismo en que cualquier objeto podía representar
cualquier cosa a la progresiva descentración.
A través del juego desarrollará las cualidades del pensamiento
creativo: flexibilidad de pensamiento, fluidez de ideas, aptitud para concebir
nuevas ideas y establecer nuevas relaciones entre las cosas.
Respecto al lenguaje, el juego aporta al niño experiencias que tiene
que verbalizar, le presenta objetos que tiene que denominar. El lenguaje se
aprende mejor en situaciones lúdicas. Según Bruner lo que permite al niño
desarrollar su lenguaje no es tanto el aprendizaje de la lengua sino las
oportunidades que tenga de juegar con el lenguaje y el pensamiento.
El juego estimula la atención, la memoria, la imaginación, el
pensamiento lógico-matemático, la comunicación, el lenguaje y el
pensamiento abstracto.
Etapas del Juego
No se puede fijar las edades de aparición de los distintas etapas de
juego, ya que depende de las características individuales y del entorno en
que se desarrollan las actividades lúdicas.
Las distintas formas de juego, que se corresponden con las etapas
evolutivas del desarrollo del niño, son correlativas, si bien la aparición de
una etapa no supone la extinción total de la anterior.
Para el estudio de la evolución del juego del niño seguiremos la
clasificación que J.Piaget realizó en base a los principios del desarrollo de las
estructuras mentales.
Juego Sensoriomotor
También denominado de ejercicio. En este periodo se consolidan los
esquemas motores y sus coordinaciones. El juego se inica en los primeros
meses de vida, como ejercicio de exploración, y se prolonga hasta los dos
años aproximadamente.
. Es un juego de ejercicio: agarra, tirar, saltar, rodar, reptar; que emplea el
propio cuerpo como juguete.
. Está vinculado a necesidades fisicas y biológicas.
.Consiste en la asimilación funcional que permite al niño consolidar sus
capacidades sesoriomotoras. Ejercita los órganos de los sentidos y domina el
espacio por el movimiento.
. Se centra en las acciones y sus consecuencias.
. El juego discurre en el presente, en el aquí y ahora.
. Es la base del desarrollo general.
. Es un juego personal.
. Las acciones sobre los objetos son fundamentales.
. Favorece el conocimiento intuitivo del entorno.
. Tienden a disminuir en intesidad e importancia con el paso del tiempo
dejando paso a otro tipo de juegos.
. Cada niño impone su propio ritmo.
. Los primeros juegos van apareciendo con el progresivo control que el niño
logra de su propio cuerpo. Según crece van aumentando en dificultad y
riesgo.
. Con el descubrimiento de la Madre / adulto aparecen los juegos de
interacción social: dar palmadas, identificar partes de su cuerpo, aparecer y
desaparecer, etc. En un primer momento es el adulto quien dirige y
manipula, más adelante el niño es quien toma la iniciativa, lo hace solo e
incluso se lo hace al adulto. Esto se produce cuando el niño reconoce que en
la interacción ambos desempeñan actividades complementarias.
. Poco a poco se va iniciando la estructura de diálogo, de intercambio
verbales
Juego Simbólico
Se inicia en torno a los 2 años y se prolonga hsta los 6/7
aproximadamente. Aparece cuando el niño ha adquirido la capacidad de
representación. Esta nueva forma de juego va ligada a sus propios logros:
mayores habilidades motríces, avance en el lenguaje oral, mayor autonomía,
etc.
Es el juego del “hacer como si”, mediante el cual el niño ejerce su capacidad
simbólica y su concepto del mundo al fingir conductas, en las cuales asigna a
los objetos nuevas significaciones y/o asume roles que no le son propios,
realizando acciones de ficción como si fueran reales. Evoca objetos,
personajes y situaciones que gracias a su capacidad de imitación y de
representación toman cuerpo y adquieren vida en la acción lúdica. Mantiene
una distancia con la realidad, la recrea y la interpreta mediante simbolos,
que son el soporte de la ficción y el elemento sobre el que gira la acción del
juego, y separa los significados de los objetos y opera con el significado de
las acciones.
El juego simbólico aparece a partir del desarrollo de la función
simbólica, que es el elemento fundamental de la actividad cognitiva durante
el estadio preoperacional y que supone la clave para la transición desde la
inteligencia práctica del niño sensoriomotor a la inteligencia conceptual.
Los primeros juegos son individuales y/o en paralelo. Cada jugador
desarrolla su propia ficción con esporádicas alusiones al compañero. A esta
ausencia de cooperación se refiere Piaget cunado define el juego simbólico
como egocéntrico, centrado en los intereses y deseos de cada jugador
particular.
. Es una necesidad biológica, un mecanismo de adaptación al entorno y de
aprendizaje para la vida.
. Es un medio eficaz de liberación de la agresividad y canalización de los
conflictos.
. Mediante la recreación del juego reproducen e interpretan situaciones,
modelos y comportamientos tomados de un mundo que no les es fácil de
asimilar.
. En el juego simbólico el niño realiza actividades simuladas, actividades
imaginarias, tentativas y ensayos que le van a servir para la vida.
. Vive la experiencia de representar el papel del adulto en un mundo lúdico
que no admite comparación con lo real.
. El juego simbólico le permite probar sin riesgos y sin temor de cometer
errores porque sus fallos no tienen consecuencias frustrantes.
. Es una fuente de placer y medio de expresión, experimentación y
creatividad.
. Los jugadores tienen que comprender que todo aquello que se manifiesta
no es lo que aparenta ser. La distinción entre lo real y lo fingido es
indispensable para que el juego pueda iniciarse y mantenerse.
. El objetivo del juego simbólico es la acción, actuar y no imitar, recrear en
base a la experiencia con el entorno.
. El juego simbólico no es la repetición de un proceso usual ni tiene un
tiempo marcado. Dura mientras divierte y puede desarrollarse y finalizar de
muchas formas.
. La diferencia del juego simbólico y la actividad lúdica es el “como si”, la
creación de una situación imaginaria, la aparición del componente de ficción.
. No es una tarea productiva sino transformadora: es recrear un mundo,
reconstruir e interpretar la realidad, darle un significado personal.
. El juego simbólico deja un amplio margen a la iniciativa y a la invención en
su proceso y resultados. El niño investiga lo que desa y al ritmo que le
conviene.
. El juego tiene una función catártica. En él puede representar situaciones de
la vida real y dar el desenlace que quiera. Al jugar, el niño, domina la
realidad que permanentemente le domina.
. Los temas y roles suelen ser negociados.
. Existe un establecimiento de reglas básicas: a qué se juega, el reparto de
papeles, includo el final del juego. “jugamos a...”. “Yo era el Rey...”. “Ya no
juego...”.
.Estas incipientes normas son egocéntricas ya que las suele dictar y
modificar a su antojo.
Juego de reglas
El juego de reglas aparecen de una manera progresiva . Su inicio
depende en gran parte del medio en el que se mueve el niño y los modelos
que tenga a su disposición. La presencia de hermanos y/o niños mayores en
casa o en la Escuela facilitan la sensibilización hacia este tipo de juegos.
Es entre los 7 y 12 años cuando se desarrollan. Este juego suele
seguir realizándose durante la adolescencia y la etapa adulta, cada vez más
complejo y elaborado. Aparece tardíamente “porque es la actividad lúdica
propia del ser socializado” según Piaget.
A través de los juegos de regla el niño desarrolla estrategias de
acción social, aprende a controlarse, ejercita la responsabilidad, conoce
reglas y límites, le obligan a confiar en el grupo, cooperar y negociar, le
prepara para su funcionamiento en el mundo.
Para los más pequeños ganar sólo sirve para volver a empezar el
juego; para los más mayores significa ganar de verdad. Para los más
pequeños la regla es verdad absoluta y no como algo establecido entre
todos. Creen que sólo existe una forma de jugar, la que ellos conocen. Los
más pequeños se inician en las reglas más elementales y según van
creciendo y ejercitándose van incorporando otras más complejas.
. juegos ligados al desarrollo de las relacioes sociales.
. Aparece cuando el niño ha superado la inestabilidad y la tendencia al
egocentrísmo propios de las primeras edades.
. El juego le obliga a ponerse en el lugar del otro, tratando de anticipar sus
acciones.
. Las normas se convierten en reglas externas al niño que regulan el juego
del grupo; las va aceptando al tiempo que aprende a compartir y que
aparece el compañero de juego.
. Las propias reglas definen el juego.
. Las reglas son necesarias para evitar conflictos en el grupo, para satisfacer
a la mayoría, para que los niños asuman la igualdad de todos los jugadores
y que no siempre se puede ganar.
. Según Piaget la regla no es coercitiva, se acata aunque no se cumple
siempre. Es sagrada e intangible y se debe a un mutuo consentimiento
producto del acuerdo entre jugadores que puede modificarse si todos se
ponen de acuerdo.
La observación del juego
Los juegos también pueden utilizarse para observar a cada niño y al
grupo en general. Observar en palabras de de A. Lázaro “para comprender y
para trnasformar”.
La observación del juego libre, sin la intervención del adulto, nos
lleva a conocer al niño que se nos muestra tal cual es con sus capacidades y
limitaciones, sus deseos y frustraciones; y por tanto a comprenderle que no
justificarle. Esta observación abarcará todos los parámetros psicomotores:
espacio, tiempo, relación con los objetos, utilización del lenguaje, relación
con los iguales y el adulto, y el cuerpo del niño.
La observación del juego dirigido, con la intervención del adulto
además nos posibilitará la oportunidad de intervenir y trasnformar en
actuaciones posteriores.
La evaluación se basa en el análisis sistemático de la acción que
arroja datos de la adecuación del juego, la actuación del educador y de las
respuestas de los niños.
Para realizar las observaciones es deseable establecer instrumentos
de observación como listas y escalas, diarios de clase, grabaciones de vídeo,
etc.
El juego como metodología
El juego tiene una estrecha relación con el aprendizaje. Por ello
puede considerarse no solo como una herramienta sino como un contenido
más del currículo, entre otros, y/o una actitud que caracteriza la actividad de
aprendizaje de la infancia.
El aprendizaje puede tener un carácter lúdico, podría afirmarse que
es una forma de aprender y que como tal contribuye a los fines educativos.
Según Medina, en su libro “El aprendizaje constructivo”, si a ese
procedimiento placentero y natural, al que el niño responde
espontáneamente, le agregamos la intención lúdica y el objetivo claro del
docente obtenemos una metodología basada en lo que es propio de la
infancia: el juego.
Como tal proceso metodológico, requiere unos objetivos claros,
marcados por el educador; una intervención adecuada del educador que
nace de una actitud lúdica y de una buena preparación. El educador debe
disfrutar jugando.
niños.
Los objetivos están marcados por el educador, son extrínsecos a los
Cuando un niño juega está actuando y el aprendizaje que realiza, a
través del juego, podríamosdecir que es la consecuencia de esa acción. La
actividad está conectada con distintos aspectos del desarrollo, supone
conflictos cognitivos y se constituye en experiencias significativas.
“Pensar en una escuela lúdica es mucho más difícil, pues en ella
cada día debe resultar un reencuentro, donde docentes y alumnos vivencien
la alegría de trabajar juntos, de disfrutar de cada actividad placentera,
donde las frustarciones también se harán presentes y la competencia tendrá
lugar; pero donde los aprendizajes serán mutuos, donde se requerirá del
esfuerzo, y de la responsabilidad de los docentes, padres, alumnos y todos
aquellos comprometidos en el proceso de aprendizaje”. Medina.
El juego como metodología es un tipo de intervención basado en el
juego entendido como una actitud que caracteriza la actividad de
aprendizaje de la infancia. El niño aprende como consecuencia del juego, no
juega para aprender. El valor didáctico del juego dependerá de que permita
o no experiencias adecuadas para conseguir los objetivos educativos
perseguidos y del uso que se le de y la forma en que el educador intervenga.
Pero no dbemos olvidar que ser educativo en sí, no es una característica
inherente al juego.
A través del juego el niño construye el conocimiento por sí mismo,
por medio de la propia experiencia. El niño actúa para sentir, llegar a la
emoción y pasar al conocimiento. Actuar para pensar. En esta frase se
condensa la evolución del niño a través del juego. Del sensoriomotor al
juego de reglas / pensamiento. Y es por ello que el juego se convierte en
una herramieta excepcional para el aprendizaje. Así podremos decir que
cuando el niño juega pone todo su empeño, interés, conocimiento,
motivación y por lo tanto desarrolla mejor cualquier capacidad.
Los aprendizajes realizados a través del juego los integra de tal
manera que posteriormente los aplica a situaciones no lúdicas. El juego
desarrolla la atención y la memoria, pues mientras juega se concentra y
recuerda más que en otra situación no lúdica.
La escuela, por lo tanto, debe ofrecer espacios, tiempos y
compañeros para que el niño se desarrolle en y desde el juego. Debe ser un
lugar que proporcione al niño buenas experiencias y le permitan construir y
reflexionar sobre su propio pensamiento y dominio de su actuación.
Juegos Colectivos.
Los juegos colectivos son los juegos en los que los niños participan
conjuntamente de acuerdo con unas reglas convencionales que especifiquen
algún clímax (alguna victoria en el ámbito de la habilidad, la rapidez o la
fuerza) preestablecido, y lo que deben hacer los jugadores en roles de
carácter interdependiente, opuesto y cooperativo.
Interdependiente: No pueden existir el uno sin el otro.
Opuesto: Las intenciones del juego son impedir lo que la otra parte quiere
hacer. Esto es lo que posibilita la estrategia.
Cooperativo: El juego no puede desarrollarse a menos que los jugadores
acuerden mutuamente las reglas y colaboren siguiéndolas y aceptando sus
consecuencias.
Se excluyen de esta definición las actividades colectivas en las que no hay
un resultado final claro, específico y predeterminado que se tenga que
alcanzar y que pueda evaluarse en términos de éxito o fracaso. (bailes,
canciones, etc.).
Los objetivos de este tipo de juegos son:
1º.- Desarrollar la autonomía del niño a través de relaciones seguras en las
que el poder de los adultos sea mínimo.
2º.- Desarrollar la capacidad para la descentración y la cooperación o
coordinación de los distintos puntos de vista.
DESCENTRACION: Significa ver algo desde un punto de vista distinto del
punto de vista propio original. Observar la situación desde el punto de vista
del otro y hacer algo que el oponente no espera. Imaginar lo que esperan los
demás. Engañar a los oponentes. Tratar de hacer que la otra persona actúe
como ellos quieren, precisamente en el momento adecuado.
COOPERACION: Significa obrar conjuntamente para negociar reglas que
sean aceptables para todos los interesados. Las interacciones sociales con
los compañeros que se dan en la cooperación son indispensables para el
desarrollo social, moral e intelectual del niño.
La cooperación no puede darse sin la descentración.
Para los niños es más fácil descentrarse y coordinar sus puntos de vista con
los de otros niños.
3º.- Posibilitar que los niños sean curiosos, despiertos y críticos, que tengan
confianza en su capacidad para pensar y decir francamente lo que piensan.
Que tengan iniciativa; que aporten ideas y planteen problemas y preguntas
interesantes; que establezcan relaciones entre las cosas.
Expresando sus ideas y escuchando a los demás, los niños desarrollan su
lenguaje e inteligencia.
Una corrección por parte de otro niño conduce más al desarrollo de la
autonomía que una corrección por parte del maestro.
El niño tiene que pasar por un nivel tras otro de "incorrección" antes de ser
capaz de construir el conocimiento "correcto".
Según Piaget, los nuevos conocimientos se desarrollan mediante la
modificación activa, por parte del niño, de sus propios conocimientos, y no
mediante un proceso aditivo semejante a colocar ladrillos.
La enseñanza ayuda al niño a construir más conocimientos si ya ha
construido los elementos necesarios para aprovechar la enseñanza.
Una de las cualidades más importantes para la construcción
conocimiento es la confianza en la propia capacidad para pensar.
del
Los niños que tienen confianza pueden ganar juegos sin envanecerse y
perderlos sin traumatizarse. También son capaces de acometer tareas
difíciles sin desanimarse con facilidad.
Los niños pequeños son investigadores espontáneos de insaciable curiosidad
y orgullosos de sus logros.
Etapas del juego colectivo:
2-3 años. No pueden aprender a coordinar puntos de vista participando en
juegos colectivos. Son cognoscitivamente incapaces de sentir la necesidad
de seguir las reglas. Son buenos los juegos de rituales que implican la
escenificación de ideas: El corro de la patata, el bugui-bugui, la historia del
granjero, etc. Para los jugadores principiantes son buenos los juegos de
ocultación.
3-4 años. Sólo les interesa lo que ellos hacen, y no se les ocurre comparar
su ejecución con la de otros. Imitan a los niños mayores pero jugando solos,
sin preocuparse de encontrar un compañero o jugando con otros pero sin
tratar de ganar.
4-5 años. Pueden aprender a coordinar puntos de vista jugando a su propio
nivel. Les resulta difícil establecer turnos en el juego. Son capaces de
coordinar intenciones opuestas (juegos de persecución). . La capacidad de
participar en juegos colectivos es un importante logro cognoscitivo y social
de los niños de 5 años que debe estimularse antes de los 5 años y reforzarse
aún más después de esta edad.
5-6 años. Pueden establecer turnos y disfrutan observando a los demás.
Empiezan a descentrarse y a contemplarse en relación a otros niños. No
entienden la competición entre dos equipos.
Descargar

doc/publico/Dinnova/Infantil/JornadaII/EL JUEGO EN EDUCACIÓN

El hombre y los símbolos

El hombre y los símbolos

Filosofía empiristaJuan von UexkullFenomenismoNaturaleza humanaIdealismo

Desarrollo psicomotor infantil

Desarrollo psicomotor infantil

Desarrollo del lenguajePsicomotricidad en niñosInteligencia sensorio-motrizPedagogíaDesarrollo psicológicoEducación infantil

LAS PREGUNTAS DE LA VIDA.− El animal simbólico

LAS PREGUNTAS DE LA VIDA.− El animal simbólico

HumanismoComportamiento humanoFilosofía española contemporáneaInteligencia animalPensamiento

Juegos y aprendizaje

Juegos y aprendizaje

JuegoNaturaleza cognitivaNiños y niñasPsicologíaDesarrolloDiferenciación de juguetesEducación infantilTeorías psicológicas