Ecología de poblacionesDe Wikipedia, la enciclopedia libre
La Ecología de poblaciones también llamada demoecología o ecología demográfica,
es una rama de la demografia que estudia las poblaciones formadas por los organismos
de una misma especie desde el punto de vista de su tamaño (número de individuos),
estructura (sexo y edad) y dinámica (variación en el tiempo).Una población desde el
punto de vista ecológico se define como "el conjunto de individuos de la misma especie
que ocupan un lugar y tiempo determinado, que además tienen descendencia fértil".Los
atributos o características que se estudian en todas las poblaciones son:
Parámetros Demográficos Primarios
Natalidad es el cociente entre el número de individuos que nacen en una unidad de
tiempo dentro de la población y el tamaño de la población.
Mortalidad es el cociente entre el número de individuos que mueren en una unidad de
tiempo dentro de la población y el tamaño de la población.
Inmigración es la llegada de organismos de la misma especie a la población. Se mide
mediante la Tasa de Inmigración que es el cociente entre individuos llegados en una
unidad de tiempo y el tamaño de la población.
Emigración es la salida de organismos de la población a otro lugar. Se mide mediante
la Tasa de Emigración que es el cociente entre individuos emigrados en una unidad de
tiempo y el tamaño de la población.
Si en una población la suma de la Natalidad y la Tasa de Inmigración es superior a la
suma de la Mortalidad y la Tasa de Emigración su tamaño aumentará con el tiempo;
tendremos una población en expansión y su crecimiento se representará con sgno +.
Si por el contrario la suma de la Natalidad y la Tasa de Inmigración es inferior a la suma
de la Mortalidad y la Tasa de Emigración, la población disminuirá con el tiempo;
tendremos una población en regresión y su crecimiento se representará con signo -.
Parámetros Demográficos Secundarios
Densidad es el número de organismos por unidad espacial. La unidad espacial depende
del medio habitado por la población. Si es un medio acuático será una unidad de
volumen. Si se trata del medio aéreo o el fondo marino la unidad será una unidad de
superficie.
Distribución es la manera en que los organismos de una población se ubican en el
espacio, hay tres tipos de distribución en todas las poblaciones:
1.- AZAROSA.-al azar la cual no muestra nigun patrón en un área determinada.
2.-AGREGADA.- amontonada o apiñonada muestra una serie de conjuntos donde se
concentran los individuos de la misma población.
3.-UNIFORME.-lineal en la cual los organismos de la población están separados más o
menos uniformemente. Una gran parte de la Ecología de poblaciones es matemática, ya
que buena parte de su esfuerzo se dirige a construir modelos de la dinámica de
poblaciones, los cuales deben ser evaluados y refinados a través de la observación en el
terreno y el trabajo experimental. La Ecología de poblaciones trabaja a través de
muestreos y censos para comprobar la estructura de la población (su distribución en
clases de edad y sexo) y estimar parámetros como natalidad, mortalidad, tasa intrínseca
de crecimiento (r) o capacidad de carga del hábitat (K). Vemos estos últimos
relacionados, por ejemplo, en el modelo clásico de crecimiento de una población en
condiciones naturales, el del crecimiento logístico o curva logística que corresponde al
crecimiento exponencial denso-dependiente:
dN / dt = rN(1 − N / K)
Obtenido de "http://es.wikipedia.org/wiki/Ecolog%C3%ADa_de_poblaciones"
Población biológicaDe Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a navegación, búsqueda
En Biología, una población es un conjunto de organismos o individuos que coexisten
en un mismo espacio y tiempo, que comparten ciertas propiedades biológicas
(básicamente ser de la misma especie), las cuales producen una alta cohesión
reproductiva y ecológica del grupo. La cohesión reproductiva implica el intercambio de
material genético entre los individuos. La cohesión ecológica se refiere a la presencia de
interacciones entre ellos, resultantes de poseer requerimientos similares para la
supervivencia y la reproducción, ocupando un espacio generalmente heterogéneo en
cuanto a la disponibilidad de recursos.
En Biología, un sentido especial de la población, empleado en Genética y Evolución es
para llamar a un grupo reproductivo cuyos individuos se cruzan únicamente entre sí,
aunque biológicamente les fuera posible reproducirse también con todos los demás
miembros de la especie o subespecie. Las principales causas por las que resultan
delimitadas las poblaciones son el aislamiento físico y las diferencias del
comportamiento.
En Ecología, un conjunto de poblaciones locales parcialmente aisladas entre sí, se llama
metapoblación.
Contenido
[ocultar]




1 Tipos de población
o 1.1 Poblaciones familiares
o 1.2 Poblaciones gregarias
o 1.3 Poblaciones estatales
2 Propiedades de las poblaciones
o 2.1 Potencial biótico
o 2.2 Resistencia ambiental
o 2.3 Patrones de crecimiento
o 2.4 Tasas de natalidad y mortalidad
3 Véase también
4 Referencias
Tipos de población [editar]
Según las relaciones que se pueden dar entre los individuos que conforman las
poblaciones, éstas se pueden clasificar en varios tipos.
Poblaciones familiares [editar]
Son aquellas en que la unión entre los individuos que la componen se da por el
parentesco entre ellos. Se originan en una pareja de distinto sexo que se reproduce y
genera una descendencia más o menos numerosa.
Poblaciones gregarias [editar]
Son aquellas formadas por transporte pasivo o por la movilización de individuos
emparentados entre sí y que se movilizan juntos. Ejemplo de esto son los bancos de
peces (sardinas, atún), las bandadas de aves migratorias (gansos canadienses,
golondrinas), manadas de mamíferos (renos, ñúes) e insectos (langostas, mariposas
monarca).
Este vínculo no siempre es permanente y se produce con un solo fin, como puede ser la
migración, la defensa mutua o la búsqueda de alimento.
Poblaciones estatales [editar]
Son aquellas que se caracterizan por la división y especialización del trabajo entre sus
miembros y que les hace imposible la vida en forma aislada. Ejemplo de esto son los
insectos sociales como las abejas termitas y hormigas.
Propiedades de las poblaciones [editar]
Existen ciertos atributos propios de los organismos en su organización en poblaciones,
que no se presentan en cada uno de los individuos aislados. Estas características o
propiedades permiten definir a las distintas poblaciones.
Potencial biótico [editar]
Se refiere a la máxima capacidad que poseen los individuos de una población para
reproducirse en condiciones óptimas. Este factor es inherente a la especie y representa la
capacidad máxima reproductiva de las hembras contando con una óptima disponibilidad
de recursos.
Resistencia ambiental [editar]Se refiere al conjunto de factores que impiden a una
población alcanzar el potencial biótico. Estos factores pueden ser tanto bióticos como
abióticos y regulan la capacidad reproductiva de una población de manera limitante.
Estos factores pueden representar tanto recursos (como agua, refugio, alimento) como la
interacción con otras poblaciones (ver nicho ecológico).
Patrones de crecimiento [editar]Se refiere al tipo de gráfica que representa la tasa de
crecimiento de una población. Así podemos encontrar curvas con crecimiento
sigmoideo, exponencial o decreciente, determinadas tanto por el potencial biótico en su
interacción con la resistencia ambiental, como con la capacidad de carga que
representa la cantidad promedio de individuos que coexisten cuando la curva de
crecimiento se encuentra en la fase de equilibrio. También se define capacidad de carga
como el número máximo de individuos que un medio determinado puede soportar. El
desarrollo de esta curva posee diferentes etapas, siendo representada en número de
individuos por unidad de tiempo y, con respecto a los ciclos biológicos característicos
de cada especie, diferentes etapas, a saber:



Fase lenta o fase lag.
Fase logarítmica o log
Fase estable o de equilibrio
Tasas de natalidad y mortalidad. Estas tasas están determinadas tanto por la especie
(característica específica) como por las condiciones del medio (resistencia ambiental,
capacidad de carga) y representan la cantidad de individuos que nacen por unidad de
tiempo y la cantidad que muere por unidad de tiempo, respectivamente. Estos valores a
su vez distinguen un tercer concepto, el de densidad poblacional que representa la
cantidad de individuos que coexisten por unidad de superficie, factor indicador de la
disponibilidad geográfica de los recursos. El desarrollo de las distintas condiciones del
medio determinará una configuración espacial heterogénea en donde encontraremos
"parches" poblacionales más densos en lugares de alta disponibilidad de recursos y
menos densos en zonas más apartadas de los mismos. Esta configuración es dinámica.
Por otro lado, como la población también es dinámica, su composición quedará definida
también por la emigración e inmigración de individuos, factor que no es inherente a la
población en cuestión.
APROXIMACIÓN AL ANÁLISIS DE GASTO ENERGÉTICO Y PODER
REDUCTOR EN LAS VÍAS DE FIJACIÓN Y ASIMILACIÓN DE CO2
Las diferencias metabólicas y de gasto energético entre plantas c3, c4 y CAM son
debidas a una respuesta ambiental. Cada uno de estos tipos se desarrolla en climas
diferentes, y cada uno representa una adaptación a ese clima. Esto hace que el mayor
gasto energético para la fijación de CO2 que existe en plantas CAM y c4 tenga sentido.
Las plantas c3 para fijar una molécula de O2 gastan 3 moléculas de ATP y dos
moléculas de NADPH, mientras que las plantas c4 y CAM gastan para lo mismo 5 o 6,5
moléculas de ATP respectivamente y 2 de poder reductor. La conversión diurna de
málico para formar almidón requiere ATP y justifica la diferencia en consumo
energético
CAM y c4 son tipos de plantas adaptadas a vivir en ambientes cálidos y áridos las
primeras y cálidos pero más húmedos las segundas. En estos ambientes la apertura de
estomas para dejar circular el aire y así poder fijar el CO2 les supondría perdidas de
agua, de ahí que las c4 y CAM utilicen mecanismos de acumulación de CO2 que les
permitan evitar esas perdida de agua.
Pero no sólo presenta esa ventaja la acumulación de CO2 en la planta para después
ser utilizado en el ciclo de Calvin. La Rubisco a altas temperaturas (a partir de los 30º C
más o menos) pierde afinidad por el CO2 con lo que el mayor gasto energético que se
utiliza para acumularlo dentro de la planta queda compensado, ya que en el caso de una
planta c3 tuviese humedad suficiente para realizar la fijación sin desecarse pasaría
mucho tiempo en fase oxigenativa, lo cual representa un gasto energético extra (gasta
ATP y poder reductor) y además no estaría fijando CO2 con lo que el rendimiento sería
inferior.
Por tanto el mayor gasto energético de plantas c4 y CAM queda compensado en los
ambientes en los que viven, ya que en esos ambientes un metabolismo tipo c3 sería
menos rentable y en algunos casos inviable debido a la desecación.
Si por el contrario atendemos a la producción de biomasa entre estos 3 tipos de
plantas nos encontramos con una serie de diferencias.
Biomasa bruta producirían menos las plantas c3, ya que estas alternan fase
oxigenativa con fase carboxilativa. Por el contrario c4 y CAM prácticamente no
presentan fase oxigenativa debido a que acumulan CO2 con lo que estas planta
producen más biomasa ya que aprovechan todo el CO2 en formación de fotosintatos.
Pero si atendemos a biomasa neta aquí se invierte y son las plantas c3 las que más
producen y esto es debido a que gastan menos energía (pese a alternar fase oxigenativa
con fase carboxilativa) que las plantas CAM y c4, las cuales hacen un mayor gasto de
ATP y poder reductor para acumular CO2.
Capítulo 53. Interacciones en las comunidades
Las poblaciones viven como parte de una comunidad -un conjunto de organismos
distintos que habitan un ambiente común y que están en interacción recíproca-. Se
reconocen tres tipos principales de interacción específica en las comunidades: la
competencia, la predación y la simbiosis.
Cuanto más semejantes sean los organismos en sus requisitos y estilos de vida,
más probable es que la competencia entre ellos sea intensa. Como resultado de la
competencia, la aptitud total de los individuos que interactúan puede verse
reducida. La importancia relativa de la competencia sobre la composición y la
estructura de la comunidad es actualmente una cuestión de debate entre los
ecólogos, al igual que los métodos utilizados para estudiar la competencia y otros
aspectos de la ecología de la comunidad.
La predación es la alimentación con organismos vivos; tiene una fuerte influencia
sobre la evolución de las poblaciones, tanto de predadores como de presas. Las
interacciones predador-presa también influyen sobre la dinámica de la población y
pueden aumentar la diversidad de las especies reduciendo la competencia entre las
presas .
La simbiosis es una asociación íntima y a largo plazo entre organismos de especies
diferentes. Puede ser beneficiosa para una especie e indistinta para la otra
(comensalismo), beneficiosa para una y perjudicial para la otra (parasitismo), o
beneficiosa para ambas especies (mutualismo).
Quedan por responder dos preguntas importantes en lo que hace a la composición
de la comunidad y a su estructura: ¿Qué determina el número de especies en una
comunidad?, ¿qué factores sustentan los cambios en la composición de la
comunidad con el transcurso del tiempo? Dado su tamaño y su aislamiento relativo,
las islas pequeñas suelen ser excelentes laboratorios naturales para el estudio de
los procesos evolutivos y ecológicos. De acuerdo con la hipótesis de la biogeografía
de islas, el número de especies en las islas alcanza un equilibrio determinado por el
equilibrio entre la inmigración y la extinción.
De acuerdo con la hipótesis de la perturbación intermedia, la mayor diversidad de
especies es hallada en comunidades como las selvas lluviosas tropicales y los
arrecifes de coral, sometidas a perturbaciones ambientales a una frecuencia
intermedia. Las comunidades en las cuales las perturbaciones son infrecuentes o
muy frecuentes, generalmente tienen una diversidad de especies más baja.
Después de las perturbaciones ambientales, las comunidades se recolonizan por la
dispersión de formas inmaduras que provienen de comunidades vecinas. Si
transcurre suficiente tiempo antes de la siguiente perturbación importante, una
comunidad pasa generalmente a través de un proceso de sucesión ecológica en el
que los primeros colonizadores son reemplazados por otras especies, que a su vez
pueden ser reemplazadas por otras más.
La evidencia actual indica que las comunidades, al igual que las poblaciones de las
cuales están compuestas, son dinámicas, y cambian continuamente a medida que
cambian las condiciones.
Competencia
La competencia es la interacción entre individuos de la misma especie (competencia
intraespecífica) o de especies diferentes (competencia interespecífica) que utilizan
el mismo recurso; éste suele estar en cantidad limitada. Como resultado de la
competencia, el éxito biológico -o sea, el éxito en la reproducción- de los individuos
que interactúan puede verse reducido. Entre los muchos recursos por los cuales los
organismos pueden competir se encuentran el alimento, el agua, la luz, el espacio
vital, los sitios de nidificación o las madrigueras. La competencia puede ser por
interferencia o por explotación.
Durante muchos años, la competencia ha sido invocada como una fuerza primordial
en la determinación de la composición y estructura de las comunidades -o sea, el
número y tipo de especies presentes y su distribución espacial y temporal dentro de
la comunidad-. Sin embargo, recientemente diversos ecólogos han cuestionado la
importancia de la competencia sobre la composición y la estructura de la
comunidad. El debate -a veces cáustico- que se generó, concierne no sólo al papel
de la competencia sino a los métodos que deben usarse para someter a prueba las
hipótesis ecológicas.
Los investigadores que echaron las bases de la ecología moderna fueron atentos
observadores de la naturaleza. Muchos de estos ecólogos creían, como tantos de
sus continuadores, que la observación cuidadosa de los patrones naturales de
distribución y abundancia de los organismos puede -sin manipulación experimentalproducir los datos requeridos para someter a prueba las hipótesis sobre el papel
que desempeñan la competencia y otras fuerzas para conformar la estructura de la
comunidad. Para estos ecólogos, los patrones son los que hablan por sí mismos.
Otros ecólogos sostienen que los análisis experimentales en los cuales sólo se
manipula una variable por vez son los únicos medios confiables para identificar los
procesos que están ocurriendo realmente en la naturaleza.
En 1934, el biólogo ruso G. F. Gause formuló lo que se conoció como el principio de
la exclusión competitiva.
Experimentos de Gause con dos especies de Paramecium .
Los resultados de los experimentos de Gause con dos especies de Paramecium
demostraron el principio de que si dos especies se encuentran en competencia
directa por el mismo recurso limitado -en este caso alimento- una elimina a la otra.
Paramecium caudatum y Paramecium aurelia fueron cultivados primero
separadamente en condiciones controladas y con un constante suministro de
alimento. Como puede verse, P. aurelia creció mucho más rápidamente que P.
caudatum, indicando que P. aurelia utiliza los suministros de alimentos disponibles
de un modo más eficiente. Cuando los dos protistas fueron cultivados juntos, la
especie que crecía más rápidamente superó en números y eliminó a la especie que
crecía más lentamente.
Un experimento con dos especies de lentejas de agua, diminutas angiospermas que se encuentran en
estanques y lagos.
Una especie, Lemna polyrrhiza crece más rápidamente en un cultivo puro que la
otra especie, Lemna gibba. Cuando son cultivadas juntas, Lemna gibba, que tiene
diminutos sacos aéreos que la hacen flotar en la superficie, cubre a la otra especie
y triunfa en la competencia por la luz.
El principio de exclusión competitiva de Gause nos llevaría a pensar que sólo
podrían hallarse especies disímiles coexistiendo en las comunidades naturales.
Pero, en realidad, es frecuente encontrar especies ecológicamente similares que
viven juntas en la misma comunidad. Esta observación planteó la cuestión del
grado de similitud que debe existir entre dos o más especies para que puedan
continuar coexistiendo en el mismo lugar y al mismo tiempo. Esto llevó, a su vez, al
concepto de nicho ecológico. Los análisis de situaciones en las cuales coexisten
especies similares han demostrado que los recursos frecuentemente están
subdivididos, o son distribuidos, por las especies coexistentes.
Las zonas de alimentación de cinco especies de gorjeadores norteamericanos en un abeto.
Las áreas coloreadas en el árbol indican en qué lugar cada especie pasa, al menos,
la mitad de su tiempo de alimentación. Esta distribución de recursos permite que
las cinco especies se alimenten en los mismos árboles.
El solapamiento de nichos describe la situación en la cual los miembros de más de
una especie utilizan el mismo recurso escaso. En las comunidades en las cuales
ocurre solapamiento en nichos, la selección natural puede dar como resultado un
aumento de las diferencias entre las especies que compiten, un fenómeno conocido
como desplazamiento de caracteres.
Uno de los ejemplos de desplazamiento de caracteres citado con más frecuencia es
el del pico de los pinzones de Darwin
Tamaños de los picos en tres especies de pinzones terrestres de las Islas Galápagos.
Las medidas de los picos se muestran horizontalmente y el porcentaje de
especímenes de cada especie se muestra verticalmente. Dafne y Crossman, que
son islas muy pequeñas, tienen sólo una especie de pinzones terrestres cada una.
Estas especies tienen tamaños de picos intermedios entre los pinzones medianos y
los pinzones pequeños de las islas más grandes.
Los ecólogos han interpretado estos datos de dos maneras diferentes. Algunos
sostienen que las diferencias observadas en el tamaño del pico son resultado de las
presiones selectivas ejercidas por la competencia interespecífica. De acuerdo con
esta interpretación, la competencia entre los organismos cuyos nichos ecológicos se
solapan causa una selección contra los individuos cuyas características se
superponen, llevando a la divergencia observada entre las especies.
Dimensión de un nicho ecológico.
Las dos curvas con forma de campana representan la utilización de recursos por
dos especies en una comunidad. La dimensión del nicho podría representar espacio
vital como en el caso del musgo Sphagnum ; espacio de alimentación, como en el
caso de los gorjeadores; tamaño de las semillas comidas, como en el caso de los
pinzones de las Galápagos, etc. La competencia es potencialmente más intensa en
las áreas de solapamiento de nichos que lleva a la restricción de una o ambas
especies en el espacio vital, el espacio para alimentación o el tamaño de las
semillas ingeridas, etc. Se formula la hipótesis de que esta competencia da como
resultado una selección contra los individuos con características que se solapan
llevando a la divergencia en los nichos de las dos especies.
Otros ecólogos, en cambio, señalan que es imposible determinar si los distintos
tamaños de pico son el resultado de interacciones competitivas que ocurrieron en
épocas en que las diferentes especies coexistían en las mismas islas, o si son el
resultado de adaptaciones a las condiciones locales de épocas en que las especies
se encontraban aisladas unas de otras en islas diferentes. Algunos ecólogos creen
que la única evidencia indiscutible del desplazamiento de caracteres consistiría en
demostrar que las especies en cuestión están divergiendo actualmente en las áreas
donde se las encuentra juntas. Ambos grupos de ecólogos coinciden, sin embargo,
en que cualquiera sea la causa evolutiva, las diferencias en el tamaño y la
configuración del pico capacitan a las diferentes especies de pinzones para explotar
diferentes fuentes de alimento y por consiguiente, para coexistir.
Prácticamente, todos los ecólogos coinciden en que la competencia ocurre
realmente en la naturaleza con una intensidad que varía de acuerdo con la especie
implicada, el tamaño de las poblaciones que interactúan y la abundancia o escasez
de los recursos. Aunque el análisis de los patrones de distribución espacial y de
recursos pueden dar idea de la existencia y la importancia de la competencia en
una situación determinada, se necesitan experimentos que produzcan cambios en
la composición de la comunidad para demostrar que realmente hay competencia.
Competencia interespecífica entre Semibalanus y Chthamalus.
Las larvas de ambas especies se establecen en una amplia área pero los adultos
viven en áreas precisamente restringidas. Los límites superiores del área de
Semibalanus están determinados por factores físicos tales como la desecación. Los
percebes Chthamalus, sin embargo, no viven en el área de Semibalanus, no por
razones físicas (probablemente porque el área físicamente es menos limitante),
sino por causa de los percebes Semibalanus. El Semibalanus crece más rápido y
dondequiera que se encuentre con Chthamalus dentro de su propia área, o lo
despega de las rocas, o crece por encima de él. Este estudio y otros análogos han
generado los conceptos de nicho fundamental y nicho real. El nicho fundamental
describe los límites fisiológicos de tolerancia del organismo; es el nicho ocupado por
un organismo en ausencia de interacciones con otros organismos. El nicho real es
aquella porción del nicho fundamental realmente ocupada; está determinada no
sólo por los factores físicos sino también por las interacciones con otros
organismos.
La mayoría de los estudios de competencia han puesto de relieve las adaptaciones
y distribuciones de recursos que posibilitan la coexistencia de especies similares
dentro de una comunidad. Sin embargo, ésta es una opinión sesgada, dado que es
difícil estudiar las interacciones entre las especies después que uno de los
protagonistas ha emigrado. Así como la competencia dentro de las especies lleva a
la eliminación de la gran mayoría de los individuos, la competencia entre las
especies puede llevar a la eliminación de una especie de la comunidad.
Predación
La predación es la ingestión de organismos vivos, incluyendo plantas por animales,
animales por animales. También se considera como predación la digestión de
pequeños animales por plantas carnívoras o por hongos. Los predadores utilizan
una variedad de "tácticas" para obtener su alimento.
Estas tácticas están bajo intensa presión selectiva y es probable que aquellos
individuos que obtienen el alimento más eficientemente, dejen la mayor cantidad
de descendencia. Mirándolo del lado de la presa potencial, es probable que aquellos
individuos que tienen más éxito en evitar la predación dejen la mayor cantidad de
descendencia. Así, la predación afecta a la evolución tanto del predador como de la
presa. También afecta al número de organismos de una población y a la diversidad
de especies dentro de una comunidad.
El ejemplo del lince y del "conejo" de la nieve (en realidad, una liebre).
El lince alcanza un pico de población cada 9 ó 10 años y estos picos son seguidos
en cada caso por varios años de marcada disminución. Los "conejos" de la nieve,
siguen un ciclo similar, con un pico de abundancia que generalmente precede al del
lince en uno o más años.
El tamaño de una población de predadores frecuentemente está limitado por la
disponibilidad de presas. Sin embargo, la predación no es necesariamente el factor
principal en la regulación del tamaño de la población de organismos presa, que
puede verse más influenciada por su propio suministro de alimentos.
Simbiosis
La simbiosis es una asociación íntima y a largo plazo entre organismos de dos
especies diferentes. Las relaciones simbióticas prolongadas pueden dar como
resultado cambios evolutivos profundos en los organismos que intervienen, como
en el caso de los líquenes, una de las simbiosis más antiguas y ecológicamente más
exitosas.
Se considera generalmente que existen tres tipos de relaciones simbióticas: el
parasitismo, el mutualismo y el comensalismo.
Algunos ejemplos de mutualismo: Anémonas de mar en la parte posterior de una concha de caracol, ocupada
por un cangrejo ermitaño.
Las anémonas protegen al cangrejo y a su vez obtienen movilidad -y así una gama
de alimentación más amplia- por su asociación con el cangrejo. Los cangrejos
ermitaños, que periódicamente se mudan a conchas nuevas más grandes, logran
que las anémonas se muden con ellos.
Pulgones succionando savia.
Los pulgones succionan savia del floema, removiendo ciertos aminoácidos, azúcares
y otros nutrientes, y excretando el resto como una melaza, o azúcar de "lerp". Esta
melaza, en Australia, es cosechada como alimento por los aborígenes. Algunas
especies de áfidos han sido "domesticadas" por algunas especies de hormigas.
Estos áfidos no excretan su melaza al azar, sino sólo en respuesta a movimientos
de las antenas y las patas delanteras de las hormigas. Los pulgones que intervienen
en esta asociación simbiótica han perdido sus defensas naturales, incluyendo sus
exoesqueletos duros, y dependen de sus hospedadores para su protección.
Pez limpiador quitándole parásitos a un mero atigrado.
El mero mantiene quieta la boca mientras recibe el "tratamiento". Los peces
limpiadores puede aproximarse a peces de tamaño más grande con impunidad
porque se alimentan de algas, hongos y otros microorganismos del cuerpo de los
peces. Los peces grandes reconocen a los limpiadores por sus marcas distintivas y
colores brillantes. Otras especies de peces, con el mismo aspecto de los
limpiadores, pueden aproximarse lo suficiente a los peces grandes como para
arrancarles de un mordiscón un gran trozo de carne. ¿Qué ocurriría probablemente
si el número de miméticos se aproximara al número de limpiadores genuinos?
Estorninos boyeros sobre su hospedador.
Los estorninos boyeros viven de las garrapatas que quitan de sus hospedadores. Un
estornino boyero forma una asociación con un animal determinado, como el que se
muestra en esta figura. La mayor parte de las actividades de estos pájaros,
incluyendo el cortejo y el apareamiento, se llevan a cabo en el lomo de su
hospedador.
Composición de la comunidad y el problema de la estabilidad
Visto desde una perspectiva global, las comunidades ecológicas frecuentemente
parecen estar en equilibrio. Muchas especies subsisten durante muchas
generaciones en grandes extensiones. Sin embargo, cuando las comunidades se
examinan a escala local, se evidencia que ellas, al igual que las poblaciones de las
cuales están compuestas, no están a menudo en un estado de equilibrio.
Hay dos cuestiones que conciernen a la composición de las comunidades, que
durante largo tiempo han sorprendido a los ecólogos. Primero, ¿qué determina la
cantidad de especies de una comunidad? y, segundo, ¿qué factores sustentan los
cambios en la composición de la comunidad con el paso del tiempo, como lo revela
una observación detallada?
Las islas pequeñas suelen ser excelentes laboratorios naturales para el estudio de
los procesos evolutivos y ecológicos debido a su tamaño y su aislamiento relativo.
Los investigadores norteamericanos R. Mac Arthur y E. O. Wilson formularon la
hipótesis de que la cantidad de especies en una isla dada permanece relativamente
constante a través del tiempo, pero que esas especies están cambiando
continuamente. De acuerdo con su propuesta conocida como la hipótesis del
equilibrio de la biogeografía de islas, hay un equilibrio entre la tasa a la cual
inmigran a una isla nuevas especies y la tasa a la cual una especie ya presente se
extingue localmente. Aunque la cantidad de especies esté en equilibrio, su
composición no está en equilibrio porque cuando una especie se extingue,
habitualmente es reemplazada por una especie diferente.
Modelo de equilibrio de la diversidad de especies en una isla.
La tasa de inmigración disminuye a medida que más especies llegan a la isla,
porque las especies existentes estarán mejor establecidas y, así, más capacitadas
para competir con especies recién llegadas. La tasa de extinción se incrementa más
rápido cuando hay un gran número de especies por el aumento de la competencia
interespecífica. El número de equilibro entre las especies (línea negra) está
determinado por la intersección de las curvas de inmigración y extinción.
De acuerdo con el modelo de biogeografía de islas, las dos variables más
importantes que influyen en la diversidad específica son el tamaño de la isla y su
distancia a una fuente, habitualmente el continente, que pueda proveerle de
colonizadores.
Diferentes tipos de comunidades varían ampliamente en la cantidad y la diversidad
de especies presentes. Hasta hace poco se pensaba que la composición específica
de estas comunidades era relativamente constante y se las citaba frecuentemente
como ejemplos primarios de un estado de equilibrio. Se pensaba que su alta
diversidad específica era una función de su estabilidad. Sin embargo, se ve ahora
que su diversidad puede ser función, no de la estabilidad sino de la frecuencia y
magnitud de las perturbaciones a las cuales están sujetas.
Al principio, la diversidad en un área recién colonizada es baja. Sólo aquellas
especies que están muy próximas al área perturbada y que están reproduciéndose
en ese momento, son capaces de explorar el área recientemente disponible. Si las
perturbaciones son frecuentes, la comunidad consistirá sólo en aquellas especies
que pueden invadir, madurar y reproducirse antes de que ocurra la próxima
perturbación.
De acuerdo con la hipótesis de la perturbación intermedia, a medida que el
intervalo entre las perturbaciones se incrementa, también lo hace la diversidad de
especies. Las especies que son excluidas por perturbaciones frecuentes (porque son
lentas para madurar o porque tienen capacidad de dispersión limitada) disponen
entonces de una oportunidad para colonizar. Pero si el intervalo entre las
perturbaciones se incrementa, la diversidad de especies puede comenzar a declinar.
Hipótesis de la perturbación intermedia.
De acuerdo con la hipótesis de la perturbación intermedia, la diversidad de especies
en una comunidad está determinada por la frecuencia de perturbaciones
ambientales. Cuando las perturbaciones son muy frecuentes o muy poco
frecuentes, la diversidad de especies es baja. Por el contrario, cuando la frecuencia
de las perturbaciones es intermedia, la diversidad de especies es alto. Se obtienen
curvas semejantes cuando la diversidad de especies es graficada en función del
tiempo transcurrido desde la última perturbación y en función de la magnitud de la
perturbación.
Se piensa que el factor primordial en esta declinación es la competencia
interespecífica, pero aunque todas las especies fueran competitivamente iguales,
las más resistentes a los efectos desfavorables de los extremos físicos, de la
predación o de la enfermedad, finalmente dominarían la comunidad.
La sucesión ecológica comprende aquellos cambios que ocurren en la composición
de la comunidad luego de la interrupción de una perturbación. Numerosas
observaciones han mostrado que la recolonización comienza por especies vegetales
de corta vida y crecimiento rápido que luego son reemplazadas por otras especies
de ciclo más largo. A medida que los componentes fotosintéticos del ecosistema
cambian, la vida animal que los acompaña también cambia.
Finalmente, la comunidad alcanzaría un estado estable "maduro", al que se
denomina climax. Este modelo de reemplazo entre especies se denomina
facilitación, dado que las primeras colonizadoras crean condiciones favorables para
el establecimiento de otras especies.
Se propusieron otros dos mecanismos alternativos que podrían determinar el
proceso sucesional: tolerancia e inhibición. De acuerdo con la hipótesis de la
inhibición, las primeras especies evitan -y no ayudan- a la colonización por parte de
otras especies. Pero finalmente los primeros colonizadores serán reemplazados por
los últimos en llegar, y estas especies, a su vez, pueden evitar la colonización por
otros, hasta que también son reemplazados, o hasta que una perturbación posterior
reduzca sus números. Otro modelo, la hipótesis de la tolerancia, sugiere que las
primeras especies ni facilitan ni inhiben la colonización por las últimas. Las especies
dominantes en cada etapa son aquellas que pueden tolerar mejor las condiciones
físicas existentes y la disponibilidad de recursos. Actualmente se sugiere que estos
tres modelos no son excluyentes, sino que pueden operar simultáneamente entre
distintos pares de especies dentro de la comunidad y adquieren más importancia
uno que otro en distintos estadios de la sucesión. En otros casos se han observado
esquemas de sucesión cíclicos.
Cada comunidad es un conjunto único de organismos, el producto de una historia
única y siempre cambiante que implica a factores físicos y biológicos. El mundo de
los organismos vivos es tan vasto y diverso -y los ecólogos son, relativamente
hablando, tan pocos- que puede llevar muchos años el obtener información que
permita una comprensión completa de la ecología de las comunidades.
El cuarto Blanco - Biblioteca Web
Biología de Poblaciones: Dimensiones
La Biología de Poblaciones representa un
campo general cuyo objeto es el análisis de las
poblaciones en cuanto a sus atributos
biológicos e interacciones entre sus miembros
y con el medio circundante. Según el concepto
de población anteriormente enunciado, las
poblaciones se definen en el espacio y en el
tiempo, y así estos dos elementos definen las
dimensiones sobre las cuales pueden estudiarse
las poblaciones.
La dimensión espacial es incorporada en los
estudios poblacionales a través del análisis de
la distribución de los organismos a lo largo
del espacio. Algunos atributos o parámetros
poblaciones que corresponden a esta
dimensión son:




Disposición espacial
Densidad poblacional
Tamaño poblacional
Área de acción
La dimensión temporal se manifiesta a través
del análisis de la dinámica de las poblaciones,
que puede corresponder al estudio de la
variación en el tiempo de los atributos
espaciales, a través de parámetros relacionados
a esta dinámica. Algunos de los elementos
involucrados en la dimensión temporal son:





Crecimiento poblacional
Esperanza de vida
Fecundidad y fertilidad
Estructura de edades
Supervivencia y mortalidad
Contaminacion
De acuerdo con los datos del Primer Simposio sobre Potabilización del agua de mar, en
Washington D. C. en 1965, se calcula que existe en la Tierra unos 1 300 millones de kilómetros
cúbicos (km3) de agua, de los cuales el 97.2 % se encuentra en los océanos y el 2.8 % es de agua
dulce, de la cual 28.3 millones de km3 está en los casquetes polares y en las altas cordilleras,
8.1 millones de km3 de agua disponible en ríos, lagos, arroyos, manantiales y depósitos
subterráneos y el resto se encuentra en la atmósfera.
De acuerdo con la definición de contaminante, se considera que se genera contaminación en el
agua por la adición de cualquier sustancia en cantidad suficiente para que cause efectos dañinos
mensurables en la flora, la fauna (incluido el humano) o en los materiales de utilidad u
ornamentales.
Por otra parte, se entiende por contaminación: la presencia en el medio ambiente de uno o más
contaminantes, o cualquiera combinación de ellos, que perjudiquen o molesten la vida, salud y
el bienestar humanos, flora y fauna, o degraden la calidad del aire, del agua, de la tierra, de los
bienes, de los recursos de la nación en general o de particulares.
El problema de la contaminación es múltiple y se presenta en formas muy diversas, con
asociaciones y sinergismos difíciles de prever. Pero las principales consecuencias biológicas de
las contaminaciones derivan de sus efectos ecológicos. En general, se habla de cuatro tipos
básicos de contaminación: contaminaciones físicas( ruidos, infrasonidos, térmica y
radioisótopos), químicas (hidrocarburos, detergentes, plásticos, pesticidas, metales pesados,
derivados del azufre y del nitrógeno), biológicas (bacterias, hongos, virus, parásitos mayores,
introducción de animales y vegetales de otras zonas) y por elementos que dañan la estética
(degradación del paisaje y la introducción de industrias). También se habla de contaminación
atmosférica, del agua y del suelo o de la biosfera.
Para comprender las razones por las cuales es muy fácil contaminar el agua en fase líquida y
vapor, pero no tan fácil contaminarla en fase sólida (hielo) , se necesita tener presentes tanto sus
propiedades físicas como sus propiedades químicas y biológicas. Como el agua es el medio
ambiente líquido universal para la materia viva, resulta que es propensa de manera excepcional
a la contaminación por organismos vivos, incluidos los que producen enfermedad en el hombre
y por materia orgánica e inorgánica soluble.
Con frecuencia el sabor, el olor y el aspecto del agua indican que está contaminada, pero la
presencia de contaminantes peligrosos sólo se puede detectar mediante pruebas químicas y
biológicas específicas y precisas.
Entre los factores que generan contaminación y caracterizan a la civilización industrial están: el
crecimiento de la producción y el consumo excesivo de energía, el crecimiento de la industria
metalúrgica; el crecimiento de la circulación vial, aérea y acuática, y el crecimiento de la
cantidad de basura y desechos que se tiran y/o se incineran.
El agua de los mares y de los ríos ha sido usada tradicionalmente como medio de evacuación de
los desperdicios humanos y los ciclos biológicos del agua aseguran la reabsorción de dichos
desperdicios orgánicos reciclables. Pero actualmente, ya no son solamente estos desperdicios
orgánicos los que son arrojados a los ríos y a los mares sino cantidades mayores y desperdicios
de productos químicos nocivos que destruyen la vida animal y vegetal acuática, y anulan o
exceden la acción de las bacterias y las algas en el proceso de biodegradación de los
contaminantes orgánicos y químicos de las aguas.
De acuerdo con los datos del Primer Simposio sobre Potabilización del agua de mar, en
Washington D. C. en 1965, se calcula que existe en la Tierra unos 1 300 millones de kilómetros
cúbicos (km3) de agua, de los cuales el 97.2 % se encuentra en los océanos y el 2.8 % es de agua
dulce, de la cual 28.3 millones de km3 está en los casquetes polares y en las altas cordilleras,
8.1 millones de km3 de agua disponible en ríos, lagos, arroyos, manantiales y depósitos
subterráneos y el resto se encuentra en la atmósfera.
De acuerdo con la definición de contaminante, se considera que se genera contaminación en el
agua por la adición de cualquier sustancia en cantidad suficiente para que cause efectos dañinos
mensurables en la flora, la fauna (incluido el humano) o en los materiales de utilidad u
ornamentales.
Por otra parte, se entiende por contaminación: la presencia en el medio ambiente de uno o más
contaminantes, o cualquiera combinación de ellos, que perjudiquen o molesten la vida, salud y
el bienestar humanos, flora y fauna, o degraden la calidad del aire, del agua, de la tierra, de los
bienes, de los recursos de la nación en general o de particulares.
El problema de la contaminación es múltiple y se presenta en formas muy diversas, con
asociaciones y sinergismos difíciles de prever. Pero las principales consecuencias biológicas de
las contaminaciones derivan de sus efectos ecológicos. En general, se habla de cuatro tipos
básicos de contaminación: contaminaciones físicas( ruidos, infrasonidos, térmica y
radioisótopos), químicas (hidrocarburos, detergentes, plásticos, pesticidas, metales pesados,
derivados del azufre y del nitrógeno), biológicas (bacterias, hongos, virus, parásitos mayores,
introducción de animales y vegetales de otras zonas) y por elementos que dañan la estética
(degradación del paisaje y la introducción de industrias). También se habla de contaminación
atmosférica, del agua y del suelo o de la biosfera.
Para comprender las razones por las cuales es muy fácil contaminar el agua en fase líquida y
vapor, pero no tan fácil contaminarla en fase sólida (hielo) , se necesita tener presentes tanto sus
propiedades físicas como sus propiedades químicas y biológicas. Como el agua es el medio
ambiente líquido universal para la materia viva, resulta que es propensa de manera excepcional
a la contaminación por organismos vivos, incluidos los que producen enfermedad en el hombre
y por materia orgánica e inorgánica soluble.
Con frecuencia el sabor, el olor y el aspecto del agua indican que está contaminada, pero la
presencia de contaminantes peligrosos sólo se puede detectar mediante pruebas químicas y
biológicas específicas y precisas.
Entre los factores que generan contaminación y caracterizan a la civilización industrial están: el
crecimiento de la producción y el consumo excesivo de energía, el crecimiento de la industria
metalúrgica; el crecimiento de la circulación vial, aérea y acuática, y el crecimiento de la
cantidad de basura y desechos que se tiran y/o se incineran.
El agua de los mares y de los ríos ha sido usada tradicionalmente como medio de evacuación de
los desperdicios humanos y los ciclos biológicos del agua aseguran la reabsorción de dichos
desperdicios orgánicos reciclables. Pero actualmente, ya no son solamente estos desperdicios
orgánicos los que son arrojados a los ríos y a los mares sino cantidades mayores y desperdicios
de productos químicos nocivos que destruyen la vida animal y vegetal acuática, y anulan o
exceden la acción de las bacterias y las algas en el proceso de biodegradación de los
contaminantes orgánicos y químicos de las aguas.
De acuerdo con los datos del Primer Simposio sobre Potabilización del agua de mar, en
Washington D. C. en 1965, se calcula que existe en la Tierra unos 1 300 millones de kilómetros
cúbicos (km3) de agua, de los cuales el 97.2 % se encuentra en los océanos y el 2.8 % es de agua
dulce, de la cual 28.3 millones de km3 está en los casquetes polares y en las altas cordilleras,
8.1 millones de km3 de agua disponible en ríos, lagos, arroyos, manantiales y depósitos
subterráneos y el resto se encuentra en la atmósfera.
De acuerdo con la definición de contaminante, se considera que se genera contaminación en el
agua por la adición de cualquier sustancia en cantidad suficiente para que cause efectos dañinos
mensurables en la flora, la fauna (incluido el humano) o en los materiales de utilidad u
ornamentales.
Por otra parte, se entiende por contaminación: la presencia en el medio ambiente de uno o más
contaminantes, o cualquiera combinación de ellos, que perjudiquen o molesten la vida, salud y
el bienestar humanos, flora y fauna, o degraden la calidad del aire, del agua, de la tierra, de los
bienes, de los recursos de la nación en general o de particulares.
El problema de la contaminación es múltiple y se presenta en formas muy diversas, con
asociaciones y sinergismos difíciles de prever. Pero las principales consecuencias biológicas de
las contaminaciones derivan de sus efectos ecológicos. En general, se habla de cuatro tipos
básicos de contaminación: contaminaciones físicas( ruidos, infrasonidos, térmica y
radioisótopos), químicas (hidrocarburos, detergentes, plásticos, pesticidas, metales pesados,
derivados del azufre y del nitrógeno), biológicas (bacterias, hongos, virus, parásitos mayores,
introducción de animales y vegetales de otras zonas) y por elementos que dañan la estética
(degradación del paisaje y la introducción de industrias). También se habla de contaminación
atmosférica, del agua y del suelo o de la biosfera.
Para comprender las razones por las cuales es muy fácil contaminar el agua en fase líquida y
vapor, pero no tan fácil contaminarla en fase sólida (hielo) , se necesita tener presentes tanto sus
propiedades físicas como sus propiedades químicas y biológicas. Como el agua es el medio
ambiente líquido universal para la materia viva, resulta que es propensa de manera excepcional
a la contaminación por organismos vivos, incluidos los que producen enfermedad en el hombre
y por materia orgánica e inorgánica soluble.
Con frecuencia el sabor, el olor y el aspecto del agua indican que está contaminada, pero la
presencia de contaminantes peligrosos sólo se puede detectar mediante pruebas químicas y
biológicas específicas y precisas.
Entre los factores que generan contaminación y caracterizan a la civilización industrial están: el
crecimiento de la producción y el consumo excesivo de energía, el crecimiento de la industria
metalúrgica; el crecimiento de la circulación vial, aérea y acuática, y el crecimiento de la
cantidad de basura y desechos que se tiran y/o se incineran.
El agua de los mares y de los ríos ha sido usada tradicionalmente como medio de evacuación de
los desperdicios humanos y los ciclos biológicos del agua aseguran la reabsorción de dichos
desperdicios orgánicos reciclables. Pero actualmente, ya no son solamente estos desperdicios
orgánicos los que son arrojados a los ríos y a los mares sino cantidades mayores y desperdicios
de productos químicos nocivos que destruyen la vida animal y vegetal acuática, y anulan o
exceden la acción de las bacterias y las algas en el proceso de biodegradación de los
contaminantes orgánicos y químicos de las aguas.
INGREDIENTES TÓXICOS EN PRODUCTOS DE USO COTIDIANO QUE
CONTAMINAN EL AGUA
PRODUCTO
Limpiadores
domésticos
INGREDIENTE
EFECTO
Polvos y limpiadores
Corrosivos, tóxicos
abrasivos Fosfato de sodio,
e irritantes
amoníaco, etanol
Limpiadores con
amonia
Amoníaco, etanol
Corrosivos, tóxicos
e irritantes
Blanqueadores
Hidróxido de sodio,
hidróxido de potasio,
peróxido de hidrógeno,
hipoclorito de sodio o calcio
Tóxicos y
corrosivos
Desinfectantes
Etilen y metilen glicol,
hipoclorito de sodio
Tóxicos y
corrosivos
Destapacaños
Hidróxido de sodio,
hidróxido de potasio,
hipoclorito de sodio, ácido
clorhídrico, destilados de
petróleo
Extremadamente
corrosivos y
tóxicos
Pulidores de pisos
y muebles
Amoníaco, dietilenglicol,
destilados de petróleo,
nitrobenceno, nafta y
fenoles
Inflamables y
tóxicos
Limpiadores y
pulidores de
metales
Tiourea y ácido sulfúrico
Corrosivos y
tóxicos
Limpiadores de
hornos
Hidróxido de potasio,
hidróxido de sodio,
amoníaco
Corrosivos y
tóxicos
Limpiadores de
inodoros
Ácido oxálico, ácido
muriático, para
diclorobenceno e
hipoclorito de sodio
Corrosivos, tóxicos
e irritantes
Limpiadores de
alfombras
Naftaleno, percloroetileno,
Corrosivos, tóxicos
ácido oxálico y
e irritantes
dietilenglicol
Productos en
aerosol
Hidrocarburos. Inflamables Tóxicos e irritantes
Pesticidas y
repelentes de
insectos
Organofosfatos, carbamatos
y piretinas
Tóxicos y
venenosos
Adhesivos
Hidrocarburos
Inflamables e
irritantes
Anticongelantes
Etilenglicol
Tóxico
Gasolina
Tetraetilo de plomo
Tóxico e
inflamable
Aceite para motor
Hidrocarburos, metales
pesados
Tóxico e
inflamable
Líquido de
transmisión
Hidrocarburos, metales
pesados
Tóxico e
inflamable
Líquido
limpiaparabrisas
Detergentes, metanol
Tóxico
Baterías
Ácido sulfúrico, plomo
Tóxico
Líquido para
frenos
Glicoles, éteres
Inflamables
Cera para
carrocerías
Naftas
Inflamable e
irritante
Educación Ambiental
Página inicial » Temas Educativos » Atmósfera II
Accesibilidad
La Atmósfera
2da. Parte
Autores: Carmen Orozco Barrenetxea y Antonio Pérez Serrano
El Deterioro de la Capa de Ozono
Causas y Efectos
La estratosfera tiene un contenido en ozono que oscila entre un mínimo de ~25 ppb y un máximo de
~190 ppb (partes por billón = cc/m3) a causa del equilibrio alcanzado entre los procesos de formación destrucción de esta especie por acción de la radiación UV que llega a la misma.
Es un hecho constatado la disminución paulatina de estas concentraciones de ozono estratosféricas,
hecho que es particularmente notable durante los meses de septiembre y octubre en las zonas polares,
aunque también sobre otras regiones del mundo se viene observando el mismo problema.
¿Cuáles son las causas de esta disminución de ozono en la estratosfera?
Las investigaciones realizadas han conducido a establecer que son principalmente los
clorofluorocarbonos [CFC´s], y, en menor medida, los óxidos de nitrógeno emitidos directamente en la
estratosfera los causantes de este grave problema.
Debido a su gran estabilidad, los CFC´s son capaces de difundirse hasta la estratosfera donde, al
verse sometidos a radiaciones más energéticas, liberan un átomo de cloro que es el que actúa como
catalizador de la reacción de destrucción de ozono. De hecho, se estima que un solo átomo de cloro es
capaz de destruir del orden de 100,000 moléculas de ozono. El porqué la tasa máxima de destrucción del
ozono se observa en la Antártida durante la primavera austral se explica por el mecanismo a través del
cual transcurre esta reacción. En la actualidad, aunque las emisiones de CFC´s han disminuído
notablemente y experimentarán una reducción aún mayor en los próximos años por los acuerdos
internacionales que acerca de ellos se han firmado, no podemos olvidar que existen ya en la atmósfera
cantidades importantes de estos compuestos y que permanecerán en ella durante muchos años, por lo que
el problema del deterioro de la capa de ozono continuará todavía en los próximos años.
¿Qué consecuencias podría tener la destrucción del ozono estratosférico?
Si la concentración de ozono en la estratosfera disminuye, llegarán hasta la superficie de nuestro
planeta más radiaciones de la zona del UV. Estas radiaciones tienen un alto contenido energético, y por
tanto una alta capacidad de destruir enlaces químicos, lo que en la práctica se traduce en una alteración de
los compuestos, tanto de los que forman parte de los seres vivos como de materiales (especialmente los
poliméricos). En resumen, se producirán alteraciones de todo tipo, biológicas, genéticas, de materiales.
Lluvia ácida: causas y efectos
Como consecuencia del arrastre de diversas sustancias, componentes naturales del aire, partículas
sólidas, y debido fundamentalmente a la disolución del dióxido de carbono en el agua de lluvia, ésta tiene
una ligera acidez que oscila entre valores de 5.5 - 5.7 unidades de pH.
Se ha medido el grado de acidez del agua de lluvia en zonas donde existía una elevada concentración
de ciertos contaminantes y se ha visto que su pH es mucho más bajo de lo normal, de hecho algunas
lluvias llegan a tener pH del orden de 4.2 - 4.3, lo que indica un grado de acidez muy alto, esto es lo que
conocemos con el nombre de "lluvia ácida", denominación con la que se designa cualquier agua de lluvia
de pH inferior al natural de 5.5.
¿Cuáles son las causas del incremento de acidez del agua de lluvia?
Son fáciles de resumir: el modo de vida que hemos desarrollado ha incrementado la emisión a la
atmósfera de determinados gases que son capaces de experimentar una serie de reacciones químicas que
los transforman en ácidos al disolverse en el agua de lluvia.
¿Cuáles son estos gases y qué actividades originan su emisión?
Principalmente son dos: el dióxido de azufre (SO 2, se estima que contribuye en un 60 - 70%) y los
óxidos de nitrógeno (NOx, contribuyen en torno al 30%); el porcentaje restante, en torno a un 6%, sería
responsabilidad de otras especies químicas.
¿Qué actividades humanas originan la emisión de estos gases?
Todos ellos son consecuencia de los procesos de combustión. Los óxidos de azufre se emiten al
quemar combustibles de baja calidad, que contienen azufre, en general son carbones o fracciones pesadas
del petróleo.
Los óxidos de nitrógeno se producen, en mayor o menor cantidad, en todas las reacciones de
combustión por reacción del oxígeno y nitrógeno del aire a temperaturas elevadas.
Tengamos en cuenta que los procesos de combustión son unos de los que más habitualmente
efectuamos, tanto a nivel doméstico (calefacciones), como a nivel industrial (obtención de energía
eléctrica por vía térmica, combustiones en calderas) y que los medios de transporte, individuales y
colectivos, incorporan motores en los que se queman combustibles de mejor o peor calidad.
¿Qué daños origina la lluvia ácida?
La lluvia ácida causa multitud de efectos nocivos tanto sobre los ecosistemas como sobre los
materiales. Intentemos sintetizarlos:



Aumenta la acidez de las aguas de ríos y lagos, lo que se traduce en importantes daños en la vida
acuática, tanto piscícola como vegetal.
Aumenta la acidez de los suelos, lo que se traduce en cambios en la composición de los mismos,
produciéndose la lixiviación de nutrientes importantes para las plantas, tales como el calcio, y
movilizándose metales tóxicos, tales como el cadmio, níquel, manganeso, plomo, mercurio, que
de esta forma se introducen también en las corrientes de agua.
La vegetación expuesta directamente a la lluvia ácida sufre no sólo las consecuencias del
deterioro del suelo, sino también un daño directo que puede llegar a ocasionar incluso la muerte
de muchas especies.


El patrimonio construído con piedra caliza experimenta también muchos daños, pues la piedra
sufre la siguiente reacción química, proceso conocido como mal de la piedra: CaCO3 (piedra
caliza) + H2SO4 (lluvia ácida) ----> CaSO4 (yeso) + CO2 + H2O es decir, se transforma en yeso,
y éste es disuelto por el agua con mucha mayor facilidad y además, al tener un volumen mayor,
actúa como una cuña provocando el desmoronamiento de la piedra.
Los materiales metálicos se corroen a mucha mayor velocidad.
Composición Química del aire
Gases
% en Vol.
Tiempo de
Permanencia
Permanentes
Nitrógeno (N2)
78.08
10,000,000 años
Oxígeno (O2)
20.95
5 x 10,000 años
Argón (Ar)
0.93
-/-
Helio (He)
0.00052
Neón (Ne)
0.00018
-/-
Krypton (Kr)
0.0001
-/-
Xenon (Xe)
0.000008
-/-
100,000,000 años
Variables
Dióxido de Carbono (CO2)
0.03
15 años
Metano (CH4)
0.00015
5 años
Hidrógeno (H2)
0.00005
7 años
Monóxido Dinitrógeno (N2O)
0.00002
8 años
Ozono (O3)
0.000002
2 años
Muy Variables
Agua (H2O)
entre 0.01 y 5
10 días
Monóxido de Carbono (CO)
0.00001
½ año
Amoníaco (NH3)
0.0000006
7 días
Dióxido de Nitrógeno (NO2)
0.0000001
6 días
Dióxido de Azufre (SO2)
0.00000002
3 días
Sulfuro de Hidrógeno (H2S)
0.00000002
2 días
Ir a Atmósfera I
Ir a Atmósfera III
[Introducción] [Fundamentos] [Biodiversidad] [La Atmósfera] [Agua Dulce] [Mares y Océanos] [La
Energía]
[Los Bosques] [Las Ciudades] [Espacios Protegidos] [La Población] [E.A. Formal] [E.A. No Formal]
Regresar a Temas educativos
Hogar | Biodiversidad | Biografías | Ecología y Ambiente | Educación Ambiental | Rec. Naturales |
Planeta Tierra | Varios | Notas
La competencia es un tipo de relación interespecífica que tiene lugar entre varios
individuos de distintas especies, pero del mismo nivel trófico o de obtención de
recursos, cuando existe una demanda activa de un recurso común que puede ser
limitante.
También puede establecerse la interacción de competencia entre dos poblaciones
cuando escasean factores de tipo abiótico. Así, dos plantas podrán competir por la
cantidad de agua que hay en el suelo, o bien, dos especies de aves pueden competir por
el lugar donde construir sus nidos, es decir, por el espacio de nidificación.
La competencia ha sido de gran importancia en la evolución de las especies porque ha
influido en la selección.
Existen dos tipos de competencia:


Competencia por explotación: es la competencia que ocurre cuando se realiza
una actividad que limita indirectamente el acceso del otro competidor al
recurso común.
Competencia por interferencia: es la competencia que ocurre cuando varias
especies tienen acceso al mismo tiempo a un mismo recurso. Por ejemplo, los
leones y las chitas o guepardos y sus presas en África
Se ha observado que cuando dos especies compiten, una de ellas excluye o elimina a la
otra, con lo cual se ve favorecida. Este hecho postulado por el investigador ruso G.F.
Gause, se conoce con el nombre de principio de exclusión competitiva. Sin embargo,
algunas poblaciones no entran en competencia, a pesar de que necesitan el mismo
recurso para vivir y que es escaso en el ambiente; en este caso ocurre que una de las
especies obtiene el recurso durante el día y la otra lo utiliza durante la noche (por
ejemplo), reduciendo la intensidad de la competencia y ninguna de las dos se ve tan
perjudicada. De esta forma las dos especies pueden sobrevivir. Un ejemplo seria: Todas
las especies de estrella de mar que se encuentran en un ecosistema compiten por
conseguir las presas, como ostras y moluscos más grandes ricos y nutritivos. La
competencia aumenta entre las especies que son similares y cuando los recursos son tan
escasos en el hábitat, una de las especies puede llegar a quedar sin alimento.
Entre especies no siempre se dan relaciones de competencia. El caso contrario, en donde
al menos una especie se beneficia de crecer junto a otra se denomina facilitación.
Obtenido de "http://es.wikipedia.org/wiki/Competencia_(biolog%C3%ADa)"
Descargar

Ecología de poblaciones

Contaminción del agua

Contaminción del agua

Efectos de la contaminaciónTécnicas de limpiezaContaminación del aguaEcologíaAgentes contaminantesMedio ambienteConservación del Medio AmbienteMétodos de prevenciónTipos de contaminantes

Administración de producción

Administración de producción

Economía desarrollada y subdesarrolladaAutomatizaciónProblemas productivosConversión de desperdiciosToma de decisiones

INTRODUCCIÓN

INTRODUCCIÓN

Ingredientes tóxicosDisenteríaEnfermedadesCóleraPetróleoQuímicaSedimentosPropiedadesFuentes contaminantesRíos y lagosOcéanoEfectosMétodos de prevención

INTRODUCCION:

INTRODUCCION:

ObjetivosGestion de NegociosControl de calidad productos y serviciosSistemas de producciónSignificadoCostesOrígenes

Psicología del desarrollo o evolutiva

Psicología del desarrollo o evolutiva

PedagogíaEvolución psicológica del niñoPiaget

MEDIO AMBIENTE SANO CONSTITUCION 1998 CONSTITUCION 2008 Las modificaciones de los

MEDIO AMBIENTE SANO CONSTITUCION 1998 CONSTITUCION 2008 Las modificaciones de los

Principios Generales del Régimen de desarrolloTipos de propiedadSector público y privadoMedio Ambiente SanoDerechos de la naturaleza

Psicoterapia Guestálica

Psicoterapia Guestálica

ContactoNeurosisSer humano holíticoHomeostasis

Industria farmacéutica y búsqueda de salud

Industria farmacéutica y búsqueda de salud

Productos farmacéuticos innovadoresToxicidadCalidad de vida