Resultados de los indicadores y metas de la Agenda Hábitat
para la Aglomeración Urbana de la Ciudad de Mérida, versión 2006.
Observatorio Urbano de la Ciudad de Mérida
CINVESTAV, Unidad Mérida
La Zona Metropolitana y la Aglomeración Urbana de la Ciudad de Mérida a
principios del siglo XXI
Introducción
Antecedentes
La Zona Metropolitana de la Ciudad de Mérida (ZMCM)
Cambios demográficos en la ZMCM
Cambios económicos en la ZMCM
Cambios urbanísticos en la ZMCM
La Aglomeración Urbana de la Ciudad de Mérida (AUCM)
Bibliografía
Resultados de los indicadores y metas de la Agenda Hábitat
para la Aglomeración Urbana de la Ciudad de Mérida, versión 2006.
Observatorio Urbano de la Ciudad de Mérida
CINVESTAV, Unidad Mérida
Introducción
El crecimiento y la cada vez mayor complejidad de la estructura y funcionamiento
de las zonas urbanas en el mundo y en México, representan un reto tanto para su
estudio por parte de la academia, como para la gestión eficaz por parte de las
autoridades. Un obstáculo para el manejo de este problema se debe, en parte, a la
inconclusa discusión acerca de su delimitación. Este no es un aspecto menor en el
estudio o administración de los fenómenos urbanos, sino que representa una de
las bases más importantes para su correcta aproximación.
Se han desarrollado diversos conceptos a partir de los cuales se pretende
abordar el fenómeno arriba planteado, también llamado metropolización. Uno de
ellos es el de Zona Metropolitana (ZM) que hace referencia a un conjunto de
unidades político-administrativas que contienen al área urbana de una ciudad y las
zonas inmediatas integradas social y económicamente con ella. Su límite es una
envolvente del área urbana, formada por los límites de las unidades políticoadministrativas que se encuentran total o parcialmente ocupadas por la ciudad,
como delegaciones y municipios (Ducci, 2001:45).
Entre otros autores, Pasalacqua (2005) habla de Área Metropolitana (AM)
en una concepción similar a la de ZM, pues la conceptualiza como la ciudad más
sus suburbios. Si bien, en algunos momentos describe este mismo concepto como
“la continuidad urbana”. También plantea que se puede delimitar una Región
Metropolitana (RM), la cual debe tener como aspecto fundamental su integración
geográfica y funcional, pudiendo considerar municipios y otros territorios donde se
dan interacciones socioeconómicas (Pasalacqua, 2005).
Esta variedad de conceptos utilizados no es la excepción en México, pues
un análisis de recientes estudios metropolitanos de diversa índole (académicos,
gestión urbana, etc.) en el país, revela que no hay un criterio único para definir la
ZM, porque el establecimiento de un criterio obedece a fines específicos (López,
2003). En este trabajo adoptaremos de aquí en adelante el concepto de ZM, a
partir del cual abordaremos a nivel municipal los procesos involucrados en la
metropolización que actualmente experimenta la ciudad de Mérida y su periferia,
pues es más operativo a la hora de recolectar y manejar información en la mayoría
de temas de interés académico.
Sin embargo, la ZM no siempre es una escala adecuada para estudiar los
procesos urbanos, pues, como menciona UN-HABITAT (2004), en algunos casos
ésta es más grande o más pequeña que la extensión real del fenómeno
urbanizador. Un ejemplo del primer caso es París-Región Ile de France, la cual
contiene zonas rurales y asentamientos con muy baja densidad de población. En
el segundo caso, están algunas ciudades australianas en donde la extensión real
del fenómeno urbano ha rebasado la delimitación administrativa de su ZM, la cual
fue hecha mucho tiempo atrás cuando las condiciones eran diferentes.
Resultados de los indicadores y metas de la Agenda Hábitat
para la Aglomeración Urbana de la Ciudad de Mérida, versión 2006.
Observatorio Urbano de la Ciudad de Mérida
CINVESTAV, Unidad Mérida
Ante situaciones muy concretas como las mencionadas en el párrafo
anterior, algunos autores como Lappo (1983) y UN-HABITAT (2004) prefieren
hablar de Aglomeraciones Urbanas (AU) –algunas veces llamadas
Aglomeraciones Metropolitanas– en vez de ZM, pues permiten el estudio más
detallado de las dinámicas urbanizadoras que se dan en una región. Una AU hace
referencia a un área construida o densamente poblada que contiene a la ciudad,
sus suburbios y zonas de residencia y trabajo (entre las que hay movimiento de
población); además, como ya se mencionó, ésta puede ser en extensión mayor o
menor a su ZM. También se puede incluir en la lógica de este concepto a
asentamientos que a pesar de no estar tan cercanos entre sí, cuentan con vías de
comunicación modernas y eficientes que permiten su integración funcional. En
algunos casos, una sola AU puede comprender varias ciudades o pueblos y sus
suburbios. (UN-HABITAT, 2004). También, en algunos casos estos asentamientos
pueden conformar sub-centros con cierta autonomía del centro metropolitano,
aunque no necesariamente.
De aquí en adelante usaremos el concepto AU para las localidades urbanas
más importantes. La utilización de los dos conceptos, ZM (con el propósito que
definimos párrafos arriba) y AU, permitirá prestar atención especial a la zona de
estudio, dependiendo de las dimensiones de la urbanización.
Con la profundización de la división geográfica del trabajo la gran ciudad
aumenta a tal grado su base económica, que surge la necesidad de otra
organización territorial en forma de AU; la cual puede ser el resultado no sólo del
crecimiento de las grandes ciudades por las satélites, sino también de la fusión de
varias ciudades cuyas zonas suburbanas confluyeron. Las ciudades que
componen la AU tienen una zona suburbana común. El paso de ciudad a AU se
realiza a causa de que la ciudad compacta, como forma de asentamiento y
organización territorial de las fuerzas productivas, agota sus posibilidades (Lappo,
1983).
Las causas económicas generales del rápido y universal desarrollo de las
AU remiten a la posibilidad de utilizar de forma más completa las condiciones
favorables, y a la conjugación de las funciones productivas y en ocasiones las
improductivas (por ejemplo, casas de descanso) de la población.
La transformación de la gran ciudad en AU es el resultado de la tendencia
objetiva de desarrollo de las fuerzas productivas al logro del mayor efecto
económico (Lappo, 1983).
Según Lappo (1983), se manifiestan tres causas fundamentales de
desarrollo de la gran ciudad hasta llegar a AU:
1. La necesidad económica de utilizar al máximo las altamente ventajosas
condiciones de la región: la existencia de una red de transporte
Resultados de los indicadores y metas de la Agenda Hábitat
para la Aglomeración Urbana de la Ciudad de Mérida, versión 2006.
Observatorio Urbano de la Ciudad de Mérida
CINVESTAV, Unidad Mérida
ramificada, potentes fuentes de abastecimiento de agua y energía,
grandes recursos laborales fáciles de incorporar a la producción,
agrupación de las empresas industriales.
2. La necesidad de ampliar el complejo industrial existente en la ciudadcentro con industrias que no se pueden ubicar en los límites de la zona
urbana por falta de las condiciones necesarias.
3. La desconcentración de la ciudad-centro, el traslado de algunas
empresas y fábricas fuera de sus límites, así como la instalación de
personal proveniente de la zona suburbana.
La gran ciudad asimila el territorio circundante como su zona suburbana y
simultáneamente aumenta las ventajas económicas de la ubicación en este
territorio de nuevas empresas. Estos procesos se superponen mutuamente y
engendran la AU. En la composición de los poblados urbanos (satelitales) que
rodean los grandes centros son típicos los centros científicos, productivos,
viviendas, balnearios, refinerías, estaciones de acueductos y estaciones de
aeración, centros de producción de energía eléctrica, de metal de calidad, de
materiales de construcción, nudos de transporte, en particular, aeropuertos, etc.,
(Lappo, 1983).
La AU, al poseer todas las ventajas de la gran ciudad, las multiplica por
tener un volumen mayor que la gran ciudad. Al mismo tiempo, la AU crea las
condiciones para que las pequeñas ciudades que la componen se liberen de las
deficiencias propias de las pequeñas ciudades, pero manteniendo sus
peculiaridades positivas (Lappo, 1983).
REGRESAR
Resultados de los indicadores y metas de la Agenda Hábitat
para la Aglomeración Urbana de la Ciudad de Mérida, versión 2006.
Observatorio Urbano de la Ciudad de Mérida
CINVESTAV, Unidad Mérida
Antecedentes
La ciudad de Mérida y la región en torno a ella han jugado un papel estratégico en
la Península de Yucatán desde su fundación en 1542. Sin embargo, el crecimiento
y desarrollo de ambas se consideró lento hasta principios de la década de 1980,
cuando se empezaron a experimentar cambios radicales en su proceso de
urbanización. Para esa fecha se empieza a delinear claramente la formación de
una ZM con una influencia que se sentía en mayor o menor grado hasta los límites
de la antigua Zona Henequenera.
A esta región, Baños (1993) la denomina “el complejo urbano Mérida-Zona
Henequenera”, por los fenómenos de concentración de población y actividades
económicas que experimenta. Uno de los factores que impulsó la metropolización
de esta región fue la rápida urbanización de Mérida, debido sobre todo a la
expansión de fraccionamientos de vivienda de interés social, asentamientos
irregulares en la periferia de la ciudad, y la llegada de más empresas al Parque
Industrial Felipe Carrillo Puerto, inaugurado en la década anterior.
Otro factor conductor de la metropolización de la región en la década de
1980 (tal vez el más importante), fue el colapso definitivo de la principal actividad
económica de la región: la producción de henequén; lo cual dejó en situación
precaria a los pobladores rurales de la zona, quienes tuvieron que buscar empleo
en la capital del estado o emigraron a Quintana Roo u otras partes, pues las
medidas correctoras estatales para brindarles alternativas de trabajo no sólo no
fueron efectivas, sino que se llegaron a generar fricciones entre los ejidatarios y el
gobierno por el tema de los subsidios.
El colapso de la actividad henequenera vino a significar la modificación de
las relaciones entre la población rural y urbana de la región, que tradicionalmente
habían llevado caminos separados en lo social y laboral, pero relacionados en lo
económico (Baños, 1993). Más recientemente, se han ido sumando otros factores
que han reforzado la metropolización de la región de diversas formas; entre ellos
destacan: la aparición de la industria maquiladora de exportación en otros
municipios cercanos a la capital, la modernización de las vías terrestres de
comunicación, el crecimiento hegemónico del sector terciario de la economía y la
globalización (Bolio, 2004). A esto agregamos las ampliaciones tanto en la década
de 1980 como 1990 del muelle fiscal en Progreso.
REGRESAR
Resultados de los indicadores y metas de la Agenda Hábitat
para la Aglomeración Urbana de la Ciudad de Mérida, versión 2006.
Observatorio Urbano de la Ciudad de Mérida
CINVESTAV, Unidad Mérida
La Zona Metropolitana de la Ciudad de Mérida (ZMCM)
La extensión de la ZMCM (aunque bajo el erróneo concepto de zona conurbada 1)
ha sido delimitada por el Ayuntamiento de Mérida (2001) como la región
comprendida por los municipios de Mérida, Kanasín, Conkal, Ucú, Umán,
Tixpéhual y Progreso, pues estos municipios en torno a la capital reportaron la
mayor concentración de población residente en el estado en el año 2000, con el
51.7% (857,557 hab.) del total estatal. Sin embargo, esta propuesta de
delimitación de la ZMCM no es la única, habiendo al menos otras dos. Una
desarrollada por Baños (1993), quien estima que ésta se extiende hasta un radio
de 50 km desde la ciudad Mérida, es decir, que cubre la antigua zona
henequenera, con el argumento de que esta región conforma funcionalmente el
amplio y disperso territorio residencial y de actividad comercial de la ciudad
capital, aunque no de manera homogénea. Y la otra, desarrollada en 2004 de
manera conjunta por la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL), el Consejo
Nacional de Población (CONAPO) y el Instituto Nacional de Estadística Geografía
e Informática (INEGI), que conceptualiza a la ZMCM como el territorio
comprendido por los municipios de Conkal, Kanasín, Mérida, Ucú y Umán. Esta
última delimitación tiene dos deficiencias: 1) la ausencia del municipio de
Progreso, que es fundamental para explicar el funcionamiento de Mérida, sobre
todo, en la actual etapa de globalización; y 2) la inclusión del municipio de Ucú, el
cual apenas contaba con una población total de 2,909 habitantes en el año 2000.
El hecho de que existan tres propuestas de delimitación no debe
sorprendernos, pues, como ya referimos citando a López (2003), “el análisis de
recientes delimitaciones metropolitanas utilizadas en México... revela, en general,
que cada una obedece a fines específicos”. Lo mismo sucede a nivel internacional,
pues no existe un único criterio para delimitar zonas metropolitanas.
En este trabajo, se define la ZMCM como el territorio comprendido por los
municipios de Conkal, Kanasín, Mérida, Progreso y Umán; lo cual no niega la
evidente relación funcional entre la ciudad de Mérida y otros municipios cercanos,
pero aquí consideramos la ZMCM como el territorio comprendido por los 5
municipios señalados, debido a que es en éstos donde se han registrado los
cambios demográficos, económicos y urbanísticos más significativos del estado de
Yucatán en los últimos 25 años. Para la delimitación de la ZMCM (ver figura 1) se
aplicaron los siguientes criterios:
1. El crecimiento y la densidad poblacional a nivel de las unidades político
administrativas.
2. La presencia de corredores urbanos y sub-centros urbanos, ya sean
especializados y/o dormitorio. A este respecto, Aguilar y Ward (2003)
1
Una zona conurbada se genera cuando una ciudad, al crecer, anexa localidades que eran físicamente
independientes, con lo cual forma un área urbana mayor que la original (Ducci, 2001:45).
Resultados de los indicadores y metas de la Agenda Hábitat
para la Aglomeración Urbana de la Ciudad de Mérida, versión 2006.
Observatorio Urbano de la Ciudad de Mérida
CINVESTAV, Unidad Mérida
utilizan el criterio de población mínima de 10,000 hab. para considerar a
una localidad como sub-centro, sin embargo, no hay que olvidar que su
objeto de estudio, la Zona Metropolitana de la Ciudad de México,
representa una escala totalmente distinta a la ZMCM (18 veces más
pequeña). Una alternativa es utilizar el criterio del INEGI, el cual
considera a una localidad como urbana si cuenta con una población = > a
2,500 hab.
3. La presencia de infraestructura vial moderna y eficiente, así como el
mejoramiento de los servicios urbanos, en particular, el agua entubada.
4. La existencia del fenómeno de cambios de usos del suelo al pasar de
usos rurales a urbanos.
5. Cambios en la composición sectorial de la población económicamente
activa a nivel municipal y de los sub-centros urbanos de la zona, en
particular, el incremento de las actividades terciarias y secundarias sobre
las primarias.
6. La distancia entre las cabeceras municipales y la ciudad de Mérida.
La ZMCM tiene una estructura (ver figura 1) que se explica a partir de sus
características demográficas, económicas y urbanísticas (las cuales se revisan
más adelante). Esta estructura es:
1.
2.
3.
4.
Municipio central: Mérida.
Municipios conurbados: Kanasín y Umán.
Municipio portuario: Progreso.
Municipio periférico: Conkal.
Resultados de los indicadores y metas de la Agenda Hábitat
para la Aglomeración Urbana de la Ciudad de Mérida, versión 2006.
Observatorio Urbano de la Ciudad de Mérida
CINVESTAV, Unidad Mérida
Figura 1
REGRESAR
Resultados de los indicadores y metas de la Agenda Hábitat
para la Aglomeración Urbana de la Ciudad de Mérida, versión 2006.
Observatorio Urbano de la Ciudad de Mérida
CINVESTAV, Unidad Mérida
Cambios demográficos recientes en la ZMCM
Considerando que la ciudad de Mérida ha sido tradicionalmente, y por mucho, el
asentamiento poblacional más grande del estado de Yucatán e incluso de la
península del mismo nombre, y tomando como referencia su crecimiento
demográfico de 1950 a 1960, cuando su población pasó de 142,858 a 170,834
hab., con una tasa de crecimiento anual de 1.8; así como de 1960 a 1970, cuando
su población alcanzó los 212,097 hab., con una tasa de crecimiento anual de 2.19
(Baños, 1993), se puede apreciar que su tendencia de crecimiento y por ende la
de la actual ZMCM se había mantenido estable. En los siguientes diez años, el
municipio de Mérida alcanzó el crecimiento más alto de su historia, llegando a los
424,529 hab., con una tasa de crecimiento anual de 5.78. A nivel ZMCM se
reportó un crecimiento similar, pasando de 263,316 hab. en 1970 a 479,101 hab.
en 1980, lo que representó una tasa de crecimiento anual de 5.36 (ver tabla 1).
Como se puede apreciar en las tablas 1 y 2, el crecimiento poblacional en la
región no fue homogéneo, aunque el Municipio de Mérida siguió siendo el mayor
en número de habitantes de la ZMCM. Muy por debajo de éste, le siguieron en
orden descendente: Progreso con el 6.30%, aunque perdió un 1.81% de su
representatividad respecto a 1970; Umán con el 3.61%; y Kanasín con el 1.48%.
Conkal no se consideró para este año por no tener una carga poblacional
significativa en relación a la dinámica de crecimiento urbano general. Esta
redistribución de la población con destino a la ciudad de Mérida es explicada, en
parte, por la crisis que se experimentaba en el campo, la cual expulsó población a
la capital y a otras regiones en la búsqueda de un trabajo urbano asalariado.
Tabla 1
Población total y tasas de crecimiento municipal por décadas de 1970 a 2000 en la Zona
Metropolitana de la Ciudad de Mérida (ZMCM).
Población
1970
241,964
21,352
263,316
Población
1980
7,111
424,529
30,183
17,278
479,101
Población
1990
6,430
24,503
556,819
37,806
39,324
664,882
Población
2000
7,620
39,191
705,055
48,797
49,145
849,808
Tasa de
Crecimiento
1970-1980
5.78
3.52
5.36
Tasa de
Crecimiento
1980-1990
13.17
2.75
2.28
8.57
3.21
Tasa de
Crecimiento
1990-2000
1.71
4.81
2.39
2.58
2.25
2.48
Municipio
Conkal
Kanasín
Mérida
Progreso
Umán
ZMCM
FUENTE:
Secretaría de Industria y Comercio, 1970, IX Censo General de Población y Vivienda 1970. Dirección
General de Estadística, México; INEGI, 1980, X Censo General de Población y Vivienda 1980. Instituto
Nacional de Estadística, Geografía e Informática. México; INEGI, 1990, XI Censo General de Población y
Vivienda 1990. Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática. México; INEGI, 2000, XII Censo
General de Población y Vivienda 2000. Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática. México.
NOTA:
La fórmula utilizada para calcular la tasa de crecimiento fue la de ritmo constante.
Resultados de los indicadores y metas de la Agenda Hábitat
para la Aglomeración Urbana de la Ciudad de Mérida, versión 2006.
Observatorio Urbano de la Ciudad de Mérida
CINVESTAV, Unidad Mérida
Tabla 2
Distribución de la población y factores de cambio demográfico en los municipios de la Zona
Metropolitana de la Ciudad de Mérida, 1970-2000.
% Pob.
% Pob.
% Pob.
% Pob.
FCT 1970FCT 1980FCT 1990Municipio
1970
1980
1990
2000
1980
1990
2000
Conkal
1.42
1.21
0.97
0.9
0.44
0.09
0.19
Kanasín
2.18
1.47
3.69
4.61
0.13
2.45
0.6
Mérida
84.07
87.54
83.75
82.97
0.75
0.31
0.27
Progreso
7.42
6.22
5.69
5.74
0.41
0.25
0.29
Umán
4.91
3.56
5.91
5.78
0.22
1.28
0.25
ZMCM
100.00
100.00
100.00
100.00
0.69
0.37
0.28
FUENTE:
Secretaría de Industria y Comercio, 1970, IX Censo General de Población y Vivienda 1970. Dirección
General de Estadística, México; INEGI, 1980, X Censo General de Población y Vivienda 1980. Instituto
Nacional de Estadística, Geografía e Informática. México; INEGI, 1990, XI Censo General de Población y
Vivienda 1990. Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática. México; INEGI, 2000, XII Censo
General de Población y Vivienda 2000. Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática. México.
FCT = Factor de cambio total; ZMCM = Zona Metropolitana de la Ciudad de Mérida
Entre los años 1980 y 1990, la ZMCM siguió aumentando su población de
manera más lenta hasta llegar a 664,882 hab., lo que representó una tasa de
crecimiento de 3.21 (ver tabla 1). Sin embargo, la tabla 2 muestra que la
redistribución de la población en la región cambia de tendencia respecto a la
década pasada, pues los municipios de Umán y Kanasín incrementaron su
participación demográfica, mientras Conkal y Progreso la disminuyeron. A pesar
de que el Municipio de Mérida pierde participación, esta situación es poco
significativa, pues sigue siendo el más grande de la ZMCM con el 83.75% de la
población, además de que ya experimentaba el fenómeno de la conurbación con
los municipios de Umán y Kanasín; fenómeno que se incrementó entre otros
aspectos por el surgimiento de asentamientos irregulares (sobre todo en la zona
de Kanasín) de personas que provenían en su mayoría del interior del estado.
Esta migración continúa siendo impulsada en parte por la búsqueda de nuevas
estrategias de supervivencia de la población rural, la cual perdió definitivamente
los subsidios gubernamentales que funcionaban como paliativos ante la agonía de
la actividad henequenera.
En el paso de la década de 1990 a 2000, el ritmo de crecimiento de la
ZMCM siguió desacelerándose al pasar a una tasa de crecimiento medio anual de
2.48, que representa menos de la mitad que experimentó entre 1970 y 1980 (ver
tabla 1). A pesar de esta desaceleración, la ZMCM alcanza 849,808 hab. en el
censo del año 2000. Al analizar para el año 2000 los factores de cambio total por
separado de los cinco municipios integrantes de la ZMCM (ver tabla 2), se puede
apreciar que, a pesar de su crecimiento, los municipios de Mérida, Progreso y
Conkal mantienen un comportamiento similar con ligeras variaciones al de la
década anterior. Por su parte, aunque siguen ganando población, los municipios
de Umán y Kanasín desaceleran considerablemente su crecimiento.
REGRESAR
Resultados de los indicadores y metas de la Agenda Hábitat
para la Aglomeración Urbana de la Ciudad de Mérida, versión 2006.
Observatorio Urbano de la Ciudad de Mérida
CINVESTAV, Unidad Mérida
Cambios económicos recientes en la ZMCM
La ZMCM ha sido la más importante en términos de fuerza laboral desde hace
muchas décadas. En 1970 la población total ocupada de esta región representó el
38% del total del estado, y en la actualidad llega al 55%. No obstante, esta
concentración de población ha experimentado fuertes presiones y cambios, pues,
como ya vimos, el final del colapso de la industria henequenera generó profundos
cambios en la región, siendo los más significativos los ocurridos en la esfera de la
economía, como queda de manifiesto en la tabla 3. En 1970 el esquema
económico de la región seguía el mismo comportamiento de las décadas
anteriores, siendo tres de los cinco municipios totalmente rurales, mientras
Progreso tenía un significativo porcentaje de población empleada en labores
pesqueras. En otras palabras, en 1970 sólo se pudo considerar como urbano el
Municipio de Mérida, y en particular su ciudad capital. Treinta años después, los
cinco municipios de la ZMCM son eminentemente urbanos, con apenas el 3% de
su población ocupada en actividades del sector primario.
Tabla 3
Población ocupada y Porcentaje de la misma que se empleó en el sector
primario en los municipios de la Zona Metropolitana de la Ciudad de Mérida
en 1970 y 2000.
Población
Ocupada
1970
1,053
1,326
58,043
5,757
3,457
69,636
Población
Ocupada
2000
3,048
14,399
281,230
18,255
19,005
335,937
% de la Población
Ocupada que se
emplea en el Sector
Primario 1970
73
80
14
21
78
21
% de la Población
Ocupada que se
emplea en el Sector
Primario 2000
12
5
2
17
7
3
Municipio
Conkal
Kanasín
Mérida
Progreso
Umán
ZMCM
FUENTE:
Secretaría de Industria y Comercio, 1970, IX Censo General de Población y Vivienda
1970. Dirección General de Estadística, México; INEGI, 2000, XII Censo General de
Población y Vivienda 2000. Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática.
México.
ZMCM = Zona Metropolitana de la Ciudad de Mérida.
Resultados de los indicadores y metas de la Agenda Hábitat
para la Aglomeración Urbana de la Ciudad de Mérida, versión 2006.
Observatorio Urbano de la Ciudad de Mérida
CINVESTAV, Unidad Mérida
Los cambios en la economía de la ZMCM se han acentuado en un punto
específico del territorio, aunque es innegable que también se ha generado una
dispersión de las actividades productivas y de la fuerza laboral. La figura 2 nos
muestra que en 30 años, las cinco localidades más importantes de cada uno de
los municipios que forman la actual ZMCM han experimentado importantes
cambios: Mérida centrada en las actividades terciarias (57% y 71% en 1970 y
2000 respectivamente); y Progreso con un importante sector de su población
dedicada a actividades pesqueras (28% y 17% en 1970 y 2000 respectivamente).
Las dos localidades que han experimentado los cambios más radicales en
el comportamiento de su población ocupada son Kanasín y Umán, debido a su
conurbación con la ciudad de Mérida. Kanasín pasó de tener el 80% de su
población ocupada en el sector primario en 1970 a sólo el 5% en el 2000; mientras
que Umán pasó de un 78% a apenas un 7% respectivamente. En estas dos
localidades el cambio fue redireccionado a las actividades secundarias y terciarias.
La ciudad de Conkal también experimentó cambios similares a los de Kanasín y
Umán, pero sigue manteniendo un 12% de población ocupada en actividades
agrícolas.
Resultados de los indicadores y metas de la Agenda Hábitat
para la Aglomeración Urbana de la Ciudad de Mérida, versión 2006.
Observatorio Urbano de la Ciudad de Mérida
CINVESTAV, Unidad Mérida
Figura 2
Cambios en la población ocupada por sector de la economía en los centros urbanos más
importantes de la Zona Metropolitana de la Ciudad de Mérida (ZMCM), 1970-2000.
FUENTE:
Elaboración propia a partir de: INEGI, 1970, IX Censo General de Población y Vivienda 1970.
Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática. México; INEGI, 2000, XII Censo
General de Población y Vivienda 2000. Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática.
México.
REGRESAR
Resultados de los indicadores y metas de la Agenda Hábitat
para la Aglomeración Urbana de la Ciudad de Mérida, versión 2006.
Observatorio Urbano de la Ciudad de Mérida
CINVESTAV, Unidad Mérida
Cambios urbanísticos recientes en la ZMCM
Los cambios demográficos y económicos mencionados en los apartados
anteriores se han plasmado físicamente en las transformaciones del paisaje que
se vuelve eminentemente urbano en la región, con contrastes de concentración y
dispersión de población y servicios urbanos, entre otros. La aparición del
fenómeno de conurbación entre diversas localidades, de manera más significativa
entre Kanasín, Mérida y Umán, ha generado problemas jurisdiccionales y de falta
de infraestructura. También se ha consolidado un esquema poli-céntrico de
ocupación del territorio, en el cual se han afirmado las localidades de Kanasín,
Umán, Progreso y Conkal como sub-centros urbanos, que en conjunto conforman
una red de ciudades. Hoy son evidentes los corredores urbanos que se proyectan
de manera radio-céntrica desde la ciudad de Mérida en todas las direcciones; los
más importantes son Mérida-Progreso, Mérida-Umán y Mérida-Xmatkuil.
A lo largo de los últimos 25 años han aparecido nuevas modalidades de
ocupación habitacional en la zona como son: 1) Centros de población construidos
como enclaves habitacionales cerrados para la población de estratos económicos
altos; un ejemplo es el fraccionamiento La Ceiba; y 2) Nuevos fraccionamientos
habitacionales que son prácticamente pequeños poblados, totalmente separados
de las manchas urbanas; un ejemplo es el fraccionamiento Campestre
Flamboyanes en el corredor urbano Mérida-Progreso. En sólo 30 años, la mancha
urbana de la ciudad de Mérida duplicó el tamaño que tenía hasta 1970. Según
cálculos del INEGI, en el año 2000 la ZMCM cubría una superficie de 159.6 km2.
En lo que respecta a la oferta de vivienda en la ZMCM, la población de menores
ingresos tiene problemas de acceso a ella, lo que ha hecho que en algunas zonas
permanezca el problema de la autoconstrucción con materiales precarios o de
desecho. Al igual que muchas ciudades alrededor del mundo, la ciudad emergente
de Mérida constituye la expresión de una sociedad organizada según un modelo
estructurado sobre la base de nodos y redes.
El uso residencial se ha desplazado del centro a la periferia y se ha
deteriorado la infraestructura del centro, al tiempo que cada vez es más costoso
dotar de servicios a las nuevas zonas habitacionales, las cuales normalmente son
de baja densidad de población, además de que no siempre están anexadas de
manera continua a la mancha urbana de la ciudad. Esta expansión urbana de la
ZMCM ha sido posible en buena medida por la presencia de infraestructura de
comunicaciones, el uso masivo del transporte urbano (tanto público como privado),
así como la inmigración de población del interior del estado y otras zonas del país
producto de la crisis económica, entre otros motivos. Otros fenómenos que se
dieron en la década de 1980 fueron la intensificación de la actividad inmobiliaria
(construcción de vivienda y venta de terrenos) y la aparición de asentamientos
irregulares.
REGRESAR
Resultados de los indicadores y metas de la Agenda Hábitat
para la Aglomeración Urbana de la Ciudad de Mérida, versión 2006.
Observatorio Urbano de la Ciudad de Mérida
CINVESTAV, Unidad Mérida
La Aglomeración Urbana de la Ciudad de Mérida (AUCM)
Pese a que el proceso de urbanización está presente en toda la ZMCM, éste no se
ha desarrollado de manera homogénea y, por ende, no se puede considerar a
todas las localidades de estos municipios (386 en total, en el año 2000) como
parte de la Aglomeración Urbana de la Ciudad de Mérida (AUCM). Sin negar la
relación funcional e influencia que la ciudad de Mérida ejerce sobre todas las
localidades de la ZMCM, así como de otras más distantes, sólo el 4% de las
localidades de la ZMCM (mencionadas en la tabla 4) se pueden considerar parte
de la AUCM.
Tabla 4
Datos demográficos por localidad de la Aglomeración Urbana de
Ciudad de Mérida, año 2000.
% de población de la
localidad respecto del total
de la AUCM
0.74
4.63
81.50
0.74
0.34
0.55
0.43
0.35
5.46
0.41
3.28
0.58
0.98
Densidad de
población
(Hab/km2)
1,119
2,317
3,876
1,524
1,530
847
1,108
2,036
1,973
4,757
2,345
3,744
2,164
Población
Localidad
total (hab)
6,019
Conkal
37,674
Kanasín
662,530
Mérida
6,020
Caucel
2,784
Chablekal
4,439
Cholul
3,533
Komchén
2,850
SJT
44,354
Progreso
3,330
CF
26,657
Umán
4,718
Itzincab
7,965
ZTMU
FUENTE:
Elaboración propia a partir de: INEGI, 2000, XII Censo General de
Población y Vivienda 2000. Instituto Nacional de Estadística, Geografía
e Informática. México.
AUCM = Aglomeración Urbana de la Ciudad de Mérida; CF =
Campestre Flamboyanes; SJT = San José Tzal; ZTMU = Zona de
Traslape Mérida-Umán.
Resultados de los indicadores y metas de la Agenda Hábitat
para la Aglomeración Urbana de la Ciudad de Mérida, versión 2006.
Observatorio Urbano de la Ciudad de Mérida
CINVESTAV, Unidad Mérida
Las localidades identificadas como la AUCM conforman una constelación
de asentamientos urbanos con características urbanísticas, económicas y
demográficas determinadas. Dentro de los aspectos demográficos, una de las
razones que le confieren a estas localidades su calidad de AU es el hecho de que
en ellas habitaba el 96% de la población de la ZMCM en el año 2000, y el 49% de
todo el estado. Otros aspectos considerados para definir las localidades de la
AUCM, en su mayoría recomendados por UN-HABITAT (2004), fueron:
1.
2.
3.
4.
Estar dentro de la ZMCM.
Densidad mínima de población => a 847 hab/km2.
Tamaño mínimo de población => a 2,500 hab.
Tamaño mínimo de la zona urbana => a 20 ha. (20 cuadras de 100 x 100
m o 200,000 m2 o 0.20 km2).
5. Estar a una distancia de no más de 2 km entre una localidad y otra o
contar con buena accesibilidad e infraestructura vial mejorada.
6. Tener una relación funcional en cuanto a empleo y servicios entre la
localidad y las partes que conforman la AU, y buenos medios y sistemas
de comunicación y transporte.
7. El comportamiento de su PEA.
La conformación de la actual AUCM ha sido un proceso paralelo y
consecuente a la consolidación de la ZMCM como la conocemos hoy. Sin
embargo, es importante mencionar que este no ha sido un proceso homogéneo ni
continuo, pues a lo largo de este tiempo se han ido modificando constantemente
las condiciones que favorecen su desarrollo.
La ciudad de Mérida, entre las décadas de 1970 y 1980, agotó sus
posibilidades de desarrollo urbano con el tamaño y estructura urbana que poseía
en ese momento. En esa época se construye el Parque Industrial Felipe Carrillo
Puerto, que a la postre se convertiría en el corredor industrial Mérida-Umán, mejor
conocido como la Ciudad Industrial. Aunado a este factor, la crisis económica, la
falta de trabajo bien remunerado y la ausencia de mecanismos adecuados de
adquisición de vivienda para familias de escasos recursos, generaron la ocupación
ilegal de terrenos cercanos a la ciudad, pero sin urbanización, y cuya jurisdicción,
junto con partes de la Ciudad Industrial, ha estado en disputa por parte de los
municipios de Mérida y Umán desde entonces. Algunas de estas colonias
conocidas como la Zona de Traslape Mérida-Umán, son en la actualidad las zonas
más deprimidas de la ciudad y en algunos sentidos de la AUCM. Con el paso del
tiempo, aparecieron fraccionamientos de interés social en la zona, como es el
caso de Itzincab que se construyó junto al asentamiento humano de la antigua
hacienda henequenera del mismo nombre.
Resultados de los indicadores y metas de la Agenda Hábitat
para la Aglomeración Urbana de la Ciudad de Mérida, versión 2006.
Observatorio Urbano de la Ciudad de Mérida
CINVESTAV, Unidad Mérida
Con todo, la problemática del crecimiento urbano a través de la ocupación
de terrenos irregulares y la construcción de fraccionamientos, no es exclusiva de
la zona de conurbación con Umán. En la zona de Kanasín, donde también se
asientan sectores de bajos ingresos de la ciudad, se dio un fenómeno similar al de
Umán entre las décadas de 1980 y 1990, el cual dio paso a la posterior
conurbación de las dos localidades. Desde entonces, en esta zona existen
muchas deficiencias en la prestación de servicios públicos urbanos, pues las dos
municipalidades no han arreglado sus discrepancias de jurisdicción.
Las demás localidades de la AUCM que se encuentran despegadas de la
ciudad de Mérida tienen una fuerte relación con ésta, pues en ella se generan la
mayoría de los ingresos económicos de gran parte de sus pobladores. En la
actualidad, éstos se dedican principalmente a las actividades terciarias y
secundarias (como obreros en las industrias de la zona o como trabajadores de la
construcción). Es decir, la población ocupada de las restantes localidades de la
AUCM tiene un comportamiento similar al de la población de las cinco localidades
mencionadas en la figura 2.
El papel que juega la localidad de Progreso en la AUCM es particular, pues
además de ser actualmente el lugar de trabajo de muchas personas, y la puerta de
entrada y salida de muchas de las mercancías y productos que se consumen o
manufacturan en la región, ha sido tradicionalmente el sitio de veraneo de las
familias de la ciudad de Mérida y en general de la región.
Existe una gran cantidad de asentamientos suburbanos, que a pesar de no
ser contabilizados por los censos como parte de las localidades de la AUCM,
están sujetos tanto a la dinámica de relación funcional de su economía con la
ciudad de Mérida, como también a cambios de uso del suelo o conurbación con la
mancha urbana por las ventajas que les confiere su ubicación. En este sentido, la
misma dinámica de formación de la AUCM, ayuda a su propia consolidación.
A partir de sus características demográficas, económicas y urbanísticas, la
AUCM está estructurada de la siguiente manera (ver figura 3):
1. Ciudad central: Mérida.
2. Zona conurbada: Caucel, Cholul, Itzincab, Kanasín, Umán, Zona de
Traslape Mérida-Umán.
3. Ciudad portuaria: Progreso.
4. Zona no conurbada: Conkal, Chablekal, Komchén, San José Tzal.
De manera adicional se identificó como “zona rural” al resto de los
asentamientos de la ZMCM, los cuales, a pesar de no cumplir con todas las
características de la definición de la AUCM, mantienen una relación funcional con
la ciudad de Mérida.
Resultados de los indicadores y metas de la Agenda Hábitat
para la Aglomeración Urbana de la Ciudad de Mérida, versión 2006.
Observatorio Urbano de la Ciudad de Mérida
CINVESTAV, Unidad Mérida
Figura 3
REGRESAR
Resultados de los indicadores y metas de la Agenda Hábitat
para la Aglomeración Urbana de la Ciudad de Mérida, versión 2006.
Observatorio Urbano de la Ciudad de Mérida
CINVESTAV, Unidad Mérida
Bibliografía
Aguilar Adrian y Ward Peter (2003). Globalization, regional development,
and mega-city expansion in Latin America: Analyzing Mexico City’s periurban hinterland, Cities, Vol. 20, No. 1, 3-21.
Ayuntamiento de Mérida, 2001. Programa de Desarrollo Urbano de la
Ciudad de Mérida. Ayuntamiento de Mérida.
Baños Othón, 1993. La Invasión Urbana: Mérida y la Zona Henequenera.
En Mérida, El Azar y la Memoria, Colección de Investigación Gaceta
Universitaria. Universidad Autónoma de Yucatán.
Bolio Jorge, 2004. Tesis Globalización y transformaciones urbanas en
Mérida (1990-2004). Facultad de Arquitectura, Universidad Autónoma de
Yucatán.
Ducci, Maria, 2001. Introducción al Urbanismo. Conceptos Básicos. Cuarta
Edición, Editorial Trillas. México.
Lappo G, 1983. Geografía de las ciudades y fundamentos de urbanismo.
Traducción, Impreso por V/O Vneshtogizdat por pedido especial de
Ediciones Cubanas para la editorial Pueblo y Educación, URSS, 203
páginas.
López Roberto, 2003. Bases conceptuales y técnicas para la delimitación de
zonas metropolitanas en México. En Notas. Revista de información y
análisis. Núm. 22. pp. 55-62.
Pasalacqua E, 2005. “El Área Metropolitana de Rosario y la política de
vivienda. Problemas y desafíos”. Revista Mundo Urbano, No. 26, Buenos
Aires.
SEDESOL, CONAPO e INEGI, 2004. Delimitación de las zonas
metropolitanas de México. Primera edición, Secretaría de Desarrollo Social,
Consejo Nacional de Población e Instituto Nacional de Estadística,
Geografía e Informática. México.
Secretaría de Industria y Comercio, 1970. IX Censo General de Población y
Vivienda 1970. Dirección General de Estadística, México.
INEGI, 1980. X Censo General de Población y Vivienda 1980. Instituto
Nacional de Estadística, Geografía e Informática.. México.
Resultados de los indicadores y metas de la Agenda Hábitat
para la Aglomeración Urbana de la Ciudad de Mérida, versión 2006.
Observatorio Urbano de la Ciudad de Mérida
CINVESTAV, Unidad Mérida
INEGI, 1990. XI Censo General de Población y Vivienda 1990. Instituto
Nacional de Estadística, Geografía e Informática.. México.
INEGI, 2000. XII Censo General de Población y Vivienda 2000. Instituto
Nacional de Estadística, Geografía e Informática. México.
UN-HABITAT, 2004. Urban Indicators Guidelines, Monitoring the Habitat
Agenda and the Millennium Development Goals. United Nations Human
Settlements Programme.
http://www.unhabitat.org/programmes/guo/documents/urban_indicators_gui
delines.pdf
REGRESAR
Descargar

La Aglomeración Urbana de la Ciudad de Mérida a principios del

Parque Nacional de Sierra Nevada

Parque Nacional de Sierra Nevada

FaunaFloraEcosistemaRecursos hídricosCordillera andina

Arte Romano en España

Arte Romano en España

Arte Romano en EspañaCultura RomanaArquitecturaUrbanismoEscultura y PinturaMonumentosInformación y comercialización turísticasAsistencia y guía de grupos

Regiones venezolanas

Regiones venezolanas

ClimaLlanura deltaicaCosta MontañaVenezuelaGuayanaRelieve