ASPECTOS PSICOPATOLOGICOS DE LOS NIÑOS/AS
EN EL DIVORCIO DE LAS FIGURAS PARENTALES
J.L. PEDREIRA MASSA
B. LINDSTRÖM
I - INTRODUCCION
II - ASPECTOS FUNDAMENTALES A TENER EN CUENTA DESDE LA
PERSPECTIVA DEL RIESGO PSICOPATOLOGICO EN LA INFANCIA DE ESTAS
SITUACIONES
III - FACTORES QUE INFLUYEN EN EL AJUSTE CORRECTO DE LOS NIÑOS/AS
TRAS EL DIVORCIO PARENTAL
IV - FACTORES QUE INFLUYEN EN LA EVOLUCION DE LA RESPUESTA
EMOCIONAL DE LOS HIJOS/AS EN CASO DE DIVORCIO DE FIGURAS
PARENTALES
V - ORIENTACIONES PREVENTIVAS Y DE INTERVENCION
VI - BIBLIOGRAFIA
1
I - INTRODUCCION:
El divorcio de las figuras parentales es una situación especialmente comprometida
tanto para los niños/as como para las figuras parentales y, por lo tanto, sitúan en una gran
dificultad al conjunto de los sistemas que intervienen.
Sucesivos estudios de investigación han puesto en evidencia que el divorcio de las
figuras parentales constituye uno de los acontecimientos estresantes de mayor peso en casi todas
las etapas de la infancia ( ver en la parte general de este manual y en capítulo de psicopatología
infantil y situación familiar), de ésto a afirmar que el divorcio de las figuras parentales
representa una de las causas más importantes de trastornos psíquicos en la infancia existe una
gran distancia. Las investigaciones más serias ponen de manifiesto una serie de factores de
riesgo pero también evidencian otros factores favorecedores para superar el problema, hablar en
estos términos modifica muy sustancialmente tanto la actitud como la forma de encarar la
situación.
II - ASPECTOS FUNDAMENTALES A TENER EN CUENTA DESDE
LA PERSPECTIVA DEL RIESGO PSICOPATOLOGICO EN LA
INFANCIA DE ESTAS SITUACIONES:
1.- ¿Con quién permanece el niño/a? La pregunta es la más frecuente que se presenta
(ver de forma específica la demanda del sistema judicial en el capítulo correspondiente), pues
bien la respuesta no es lineal, al menos desde un lugar centrado en las necesidades de la
infancia. La cuestión se focaliza en que, sea cual fuere el miembro de la pareja parental con el
que conviva el niño/a, se asegure que tanto la función paterna como la función materna estén
aseguradas, porque de ambas funciones precisa el niño/a para un correcto desarrollo emocional.
Ambas situaciones corresponden ser dilucidadas entre las figuras parentales, lo que ocurre es
que las relaciones entre ellas se encuentran tan dañadas que han originado la ruptura. Desde ese
lugar de ruptura hay que abordar los desacuerdos entre dos personas adultas y evitar introducir
a terceros (los hijos/as) sería una forma adecuada de encarar el problema.
2.- El impacto emocional de la separación: Aunque en algunos casos la separación pueda
suponer un alivio, lo cierto es que todo proceso de ruptura afectiva tiene un impacto emocional
de especial relevancia, dicho impacto se identifica tanto en ambas figuras parentales (rabia,
impotencia, resquemor, desconfianza, agresividad, tristeza, etc) como en los hijos/as
(sentimientos contradictorios y ambivalencia frente a ambas figuras parentales, incomprensión,
impotencia y culpa, etc), estos sentimientos van a adquirir diferentes formas de expresión, en
ocasiones muy racionalmente presentadas pero que contienen una gran carga emocional que
tamiza el análisis objetivo de la situación. Existen algunos estudios de singular relevancia en
torno a los principales contenidos emocionales y relacionales que se encuentran afectados en los
niños/as según la etapa de desarrollo en que se encuentren (Tabla I) y que creemos necesario
conocer para poder delimitar el difícil límite entre las conductas reactivas, las conductas que se
corresponden con la etapa de desarrollo infantil y aquellas otras conductas que se desvían
claramente y que precisan una forma de afrontamiento más específica.
1
3.- El niño/a colchón: Con esta expresión uno de nosotros ha señalado la colocación del
hijo/a en una posición intermedia entre los conflictos de la figura materna y de la figura
paterna, se pretende que sea el niño/a quien amortigüe, con su aparente imparcial opinión, la
violencia de la separación y la ruptura. Frente a esta situación aparece la explicitación, por parte
del niño/a, de amenazas (chantaje afectivo) de marchar con el otro/a ante cualquier límite y/o
frustración. Dicha situación se distorsiona por el importante contenido emocional y se presenta
de forma muy racionalizada como queja y reivindicación legal. Se podría formular de la
siguiente forma: ante la pobreza de la Ley simbólica en el proceso de mentalización (secuencia de
funciones paterna y materna de forma alternativa y respetuosa) se solicita la presencia de la Ley
real (de la Justicia con su sentencia), se emite una sentencia (favorable para una parte y
desfavorable para la otra) y se constata que alguien es el poseedor de la razón/verdad. Esta
posición de "niño/a colchón" constituye uno de los factores de mayor riesgo evolutivo, sobre
todo en determinadas fases del desarrollo emocional del niño/a, como son: los primeros cinco
años de vida (fase del establecimiento vincular y del desarrollo de las primeras relaciones
objetales), el inicio de la escolarización (paso de la relación familiar a la sociabilización, proceso
de aprendizaje y proceso de simbolización) y la entrada en la adolescencia (proceso de identidad
sexual, estructuración definitiva de la personalidad). En estas situaciones solicitar la opinión del
niño/a es adecuado, pero dar crédito a la respuesta infantil sin introducir correcciones a estos
sesgos es, cuanto menos, poco riguroso.
III - FACTORES QUE INFLUYEN EN EL AJUSTE CORRECTO DE
LOS NIÑOS/AS TRAS EL DIVORCIO PARENTAL:
Según KÖHLER, LINDSTRÖM & cols. se establecen unas proposiciones básicas para
clasificar las rupturas familiares, en base a sus posibles consecuencias, basados en los estudios
psicosociológicos de NISSEN: traumática (cuando se presentan signos y síntomas adversos
que no existían con anterioridad al proceso de ruptura y que no se han superado en un plazo
razonable de tiempo); positiva (cuando el resultado de la ruptura es más armonioso y posibilita
una vida más estable, p.e. evita el efecto de graves afecciones mentales en las figuras parentales o
la presencia continuada de malos tratos y/o abusos sexuales), e indiferente (cuando el nivel de
vida armónica o disarmónica continúa con posterioridad a la ruptura). Es obvio que lo que suele
suceder es una combinación de las tres situaciones, o que pueden sucederse según sea la fase en
que se encuentre el proceso de ruptura o que varía según las características de cada niño/a y
cada situación familiar. Existen factores tales como la edad y sexo de los niños/as, etapa de
desarrollo, número de hermanos, naturaleza y duración del proceso de ruptura familiar,
competencia y madurez emocional y social de las figuras parentales, estatus socio-económico,
nivel cultural, continuidad y/o discontinuidad de los contactos con ambas figuras parentales
tras el proceso de ruptura familiar, etc. son factores que influyen de forma decisiva, tal y como
se expondrá en otro apartado de esta capítulo.
Se han recogido los resultados de los escasos estudios de tipo longitudinal realizados
sobre esta materia y los resultados los esquematizamos de la siguiente forma:
1- Habilidad de las figuras parentales para responder a las necesidades emocionales de
los niños/as de forma saludable, manteniendo un entorno estimulante para ellos/as y gran
receptividad emocional hacia sus demandas.
1
2- Saber mantener ambas figuras parentales la función de parentalidad con sus hijos/as.
3- Habilidad parental para resolver los conflictos maritales pasados, para poder negociar
con éxito los problemas de los niños/as sobre todo cuando los trastornos que puedan presentarse
sean más áridos.
4- Habilidad de los niños/as para adaptarse en la etapa del pre-divorcio.
5- Habilidad de los niños/as para tener adecuada relación con la figura parental que no
convive habitualmente con ellos/as.
6- Posibilidades de mantener la estabilidad del entorno físico de la familia, minimizando
el número de cambios en el sistema de soporte familiar.
IV - FACTORES QUE INFLUYEN EN LA EVOLUCION DE LA
RESPUESTA EMOCIONAL DE LOS HIJOS/AS EN CASO DE
DIVORCIO DE FIGURAS PARENTALES:
De forma esquemática los factores que influencian el desarrollo de los niños/as se pueden
ver en las Tablas II y III elaboradas por el equipo de uno de nosotros (KÖHLER &
LIDSTRÖM) y que guardan toda su vigencia, sobre todo para su aplicación clínica y para la
comprensión del proceso. Se catalogan los factores en dos bloques: factores que influyen en un
desarrollo positivo y conducen hacia indicadores de bienestar (Tabla II) y los factores que
influencian un desarrollo negativo y, por lo tanto, son indicadores de malestar o de riesgo de
enfermar/alterar la salud (Tabla III).
1- FACTORES QUE INCREMENTAN LA VULNERABILIDAD:
1.1- Dificultades socio-económicas y socio-culturales del entorno familiar.
1.2- Presencia de psicopatología en alguna o las dos figuras parentales.
1.3- Dificultades de ajuste emocional en el periodo del pre-divorcio.
1.4- Múltiples cambios familiares.
1.5- Conflictos post-divorcio entre las figuras parentales.
1.6- Ausencia física y emocional de la figura parental que no convive habitualmente con
los hijos/as.
2- FACTORES QUE CONTRIBUYEN A UN BUEN PRONOSTICO:
2.1- Adecuada situación económica y cultural del entorno familiar.
2.2- Buen ajuste emocional de los niños/as en la etapa previa al divorcio de las figuras
parentales.
2.3- Minimizar los cambios familiares en la época del post-divorcio.
2.4- Mantenidas y continuadas relaciones con ambas figuras parentales, como factor de
estabilización emocional de primera magnitud.
2.5- Soportes extrafamiliares adecuados (amigos, escuela, etc).
3- Según se consiga el abordaje de estos factores y la etapa de desarrollo en que aconteció
el divorcio de las figuras parentales, se han establecido algunos efectos en los niños/as a medio y
largo plazo, existen escasos trabajos de investigación en este sentido, pero en conjunto sus
resultados se exponen a continuación como las posibles SECUELAS EMOCIONALES A
LARGO PLAZO EN LOS HIJOS/AS EN CASO DE DIVORCIO DE LAS FIGURAS
PARENTALES:
3.1- TRASCURRIDOS AL MENOS DOS AÑOS Y CUANDO EL DIVORCIO
1
SUCEDIO CON ANTERIORIDAD A LOS DOS AÑOS Y MEDIO DE EDAD:
3.1.1- Las dificultades presentes en el proceso de separación se incrementan durante la
etapa de latencia.
3.2.2- No agresión hacia las figuras parentales, lo que aparece en ambos sexos.
3.2.3- Cierta agresividad hacia los pares: se suele constatar en las primeras etapas de la
escolaridad.
3.2.4- En los adolescentes varones se evidencia disminución o ausencia de agresión a los
pares asociada con problemas académicos.
3.2- TRASCURRIDOS AL MENOS DOS AÑOS Y CUANDO EL DIVORCIO
SUCEDIO ENTRE LOS 3-5 AÑOS DE EDAD:
3.2.1- Incremento de los síntomas subjetivos en el inicio de la escolaridad en los niños
varones (p.e. quejas y somatizaciones diversas).
3.2.2- En ambos sexos se ha descrito un incremento de conductas agresivas hacia las
figuras parentales con la llegada de la adolescencia.
3.2.3- Incremento de problemas académicos en chicas adolescentes.
3.2.4- En ambos sexos se constata que cuando han existido problemas de adaptación en
la etapa pre-escolar, se han descrito un incremento de las conductas de externalización en las
primeras fases de escolaridad (p.e. trastornos de conducta, déficit de atención, etc).
3.3- ALGUNOS MATICES DE INTERES EN LOS TRABAJOS DE
INVESTIGACION SOBRE EL TEMA:
3.3.1- En ambos sexos: la adaptación emocional es más pobre con relación a los niños/as
que poseen los sistemas familiares intactos.
3.3.2- La capacidad de adaptación emocional es menor en los chicos que en las chicas,
presentando más problemas en casa y en la escuela los niños que las niñas de forma
estadísticamente significativa.
3.3.3- El ajuste social de las chicas que conviven con familias intactas y con madre
divorciada es igual de bueno, en términos estadísticamente significativos.
3.3.4- En caso de nuevas uniones las chicas presentan más problemas de ajuste social
que los chicos, éstos mostraban un ajuste social adecuado tras dos años de la nueva unión
familiar.
3.3.5- La ausencia del padre es más significativa para el desarrollo cognitivo de los
chicos que para el de las chicas.
4- El rapto intrafamiliar de los niños/as: Nos interesa resaltar el caso de los raptos
familiares de los niños/as, en los que la "ganancia" raramente se establece en lo material
(aunque en ocasiones no la excluye), sino que lo que se encuentra en transacción son los afectos
y la vida emocional en general. En estos raptos aparece un "Síndrome de Estocolmo" de
singulares características. Un rapto intrafamiliar bastante frecuente es el que surge como
consecuencia de la separación/divorcio de las figuras parentales, en estos casos la situación se
torna compleja: ambas figuras parentales pueden utilizar a los hijos/as para dirimir sus
diferencias. Los hijos/as van a responder con desorientación, ambivalencia, tristeza y ansiedad al
proceso y esta situación algo debe ser considerada como algo inherente al proceso y que va a
precisar un periodo más o menos largo de adaptación para todos los implicados/as en esta
dolorosa situación. Saber evaluar con justeza y ecuanimidad la situación en su conjunto es muy
difícil pues se mezclan informaciones de diverso nivel y peso: contenidos emocionales,
ideológicos, vivencias subjetivas de los profesionales de todo tipo que se ven involucrados en la
situación (incluidos los profesionales de la justicia), etc.
1
En el capítulo de este texto sobre la peritación y las relaciones entre Salud Mental y Ley
hemos expresado con amplitud y detenimiento la importancia de la confidencialidad de las
declaraciones de los niños/as, (véase de forma más amplia en el capítulo de salud Mental y Ley
de este Manual) la adecuación de locales para prestar esas declaraciones y el mayor tiempo
necesario para la evaluación son temas candentes a trabajar conjuntamente entre los sistemas
sanitario y judicial y presentan una gran actualidad en el debate científico y profesional. De
hecho existen, en la actualidad, suficientes fundamentaciones de tipo científico (psicopatología
del desarrollo, las aportaciones de la teoría del apego y del vínculo afectivo), y de tipo legal
(Declaración Internacional de los Derechos del Niño/a y una interpretación pertinente,
fundamentada y actualizada del artículo 92 del Código Civil Español y sentencias recientes del
Magistrado SEIJAS) que avalan este aserto.
La confidencialidad de las declaraciones en la infancia, sobre todo en situaciones
de compromiso para la unidad familiar (p.e. separaciones/divorcios de las figuras parentales,
presencia de malos tratos a la infancia y/o violencia familiar,etc) es una imperiosa necesidad
para conseguir un adecuado desarrollo psico-social del sujeto infantil, evitando incrementar
riesgos de forma innecesaria. Dicha confidencialidad puede desarrollarse siguiendo alguna de
las posibilidades que se han expuesto con amplitud en el capítulo referido con anterioridad y que
en estos casos representa la indicación más comunmente precisa.
V - ORIENTACIONES
INTERVENCION:
PREVENTIVAS
Y
DE
En primer lugar resulta de especial interés resaltar algunas orientaciones generales
tendentes a evitar yatrogenia emocional en los niños/as cuyas figuras parentales están en
situación de ruptura:
1- Recoger y actualizar la información de la situación en todo su conjunto y de forma
contextualizada.
2- Recavar la vivencia emocional, tanto en las figuras parentales como en los propios
niños/as.
3- CONTENER Y NO CULPABILIZAR.
4- NO MORALIZAR.
5- Valorar la etapa de desarrollo del niño/a, al objeto de comprender mejor las
alteraciones que presente.
6- Evaluar los apoyos necesarios de acuerdo con los recursos existentes.
En ocasiones se precisa realizar la correspondiente derivación a servicios de salud
mental infantil y juvenil, en estos casos es preciso tener en cuenta las siguientes orientaciones
generales:
1º- Evitar decir que es para un informe.
2º- Aclarar que es para abordar las dificultades relacionales y reactivas a la situación
creada por la ruptura familiar.
3º- No esperar demasiado para hacer la derivación, pero tampoco precipitarse de forma
alarmista.
4º- Es uno de los casos recomendables para hacer interconsulta previa de evaluación de
la situación.
5º- Si son varios niños/as: evitar derivarlos de uno en uno, comenzar por el que presenta
mayores dificultades y posteriormente evaluar la necesidad de intervenir con el conjunto de la
1
fratria y/o del núcleo familiar que permanezca unido.
6- Evitar prescripciones terapéuticas apresuradas.
7- No prescribir psicofármacos de entrada.
1
BIBLIOGRAFIA:
- BELTRAN, M & cols.: Estudio sobre la familia española. Madrid: Centro de Publicaciones del Ministerio de Trabajo y
Seguridad Social, 1987.
- BOWLBY, J.: La vinculación afectiva. Buenos Aires: Ed. Paidos, 1979.
- FOREHAND, R.: Parental divorce and adolescent maladjustment: Scientific inquiry vs. public information. Behav.
Res. Ther., 1992, 30, 4, 319-327.
- GARBARINO, J. & STOTT, F.M.: Lo que nos pueden decir los niños. Madrid: Servicio Publicaciones Ministerio
Asuntos Sociales, 1993.
- GARDNER, R.: Family Evaluation in Child Custody litigation. Caskill, New Jersey: Creative Therapeutics, 1982.
- GARFINKEL, B.D. & al.: Psychiatric Disorders in Children and Adolescents. Toronto: W.B. Saunders Company,
1990, págs.392-409.
- GRAHAM, Ph.:Child Psychiatry: A Developmental approach. London: Ed. Oxford University Press, 1990.
- GRYCH, J.H. & FINCHAM, F.D.: Interventions for children of divorce: Toward greater integration of research and
action. Psychological Bulletin, 1992, III, 3, 434-454.
- KÖHLER, L.; LIDSTRÖM, B.; BARNARD, K. & ITANI, H.: Health implication of family breakdown: families with
children in divorce. Stockholm: Gotab-Nordic School of Public Health, 1987.
- LEVI STRAUSS, Cl.: Polémica sobre el origen y la universalidad de la familia. Barcelona: Ed. Anagama, 1982.
- MELTON, G.: Psychological evaluations for the Courts: A Handbook for Mental Professionals and Lawyers. New York:
Guilford Press, 1987.
- MELTON, G.: Children's competency to testify. Law and Human Behavior, 1981, 5, 73-85.
- MELTON, G.: Training Child Clinicians as Child Advocates. En J.M. Tuma (Edt.): Procedings to the Conference on
Training Clinical Child Psychologist. Baton Rouge, Louisiana: Section on Clinical Child Psychology, 1985.
- NISSEN, M.: Borns upplevelse av skilsmisse. Kobenhavn, Tekniskt Förlag: Sociala forsknings-instituttet, publ. 126,
1980.
- ONU: La familia. Tres tomos. Nueva York: Departamento de Asuntos Sociales, Económicos y Sociales Internacionales,
1984.
- PEDREIRA, J.L.: Algunas consideraciones en torno a determinados componentes del mundo psíquico infantil en los
procesos judiciales. En VV.AA.: Los procesos matrimoniales. Temas Monográficos nº 1. Gijón: Ed. UNED-Seminario
Práctica Jurídica, 1987 (p. 33-44).
- PEDREIRA MASSA, J.L.: Infancia, Salud Mental y Ley: Encuentros y desencuentros.En Mª.E. Diez (Comp.):
Legislación, Derechos y Salud Mental. Oviedo: Ed. Principado de Asturias-CGPJ, 1994, págs.163-192.
- PEDREIRA, J.L.: El peritaje de los niños/as en casos de divorcios y separaciones parentales. En S. Delgado ( Dir.):
Psiquiatría Legal y Forense. Madrid: Colex ( en edición ).
- RICHARDS, M.P.M.: Post-divorce arrangements for children. a Psychological perspective. J. of Social Welfare Law,
1982, 133-151.
- RUTTER, M.: Psiquiatría del desarrollo. Barcelona: Salvat, 1985.
-SANDLER, I.; WOLCHILK, S.; BRAVER, S. & FOGAS, B.: Stability and Quality of Life Events and Psychological
Symptomatology in children of divorce. American Journal of Community Psychology, 1991, 19, 4, 501-520.
- SEIJAS, J.A.: Matrimonio, separación: Una difícil relación procesal. En opp. cit. (p. 89-94).
- WEINER, B.; SIMONS, V. & CAVANAUGH, J.: The Child Custody dispute. En D. Schetky & E. Benedeck (edts.):
Emerging issues in Child Psychiatry and the Law. New York: Brunner/Mazel, 1985
- WHO: Children and family breakdown. Copenhagen: WHO Euroreports and studies, 101, 1986.
- WHO: Axis V: Psychosocial factor in children. Copenhagen: WHO-Europe, 1989.
1
Tabla I
CARACTERISTICAS DE LAS RESPUESTAS EMOCIONALES DE LOS NIÑOS/AS Y
ADOLESCENTES ANTE EL DIVORCIO DE LAS FIGURAS PARENTALES
ETAPA DE DESARROLLO
SITUACION COGNITIVA
RESPUESTA EMOCIONAL
(0-2a.tras divorcio)
GUARDERIA Y PREESCOLAR
(4-5 a. edad)
* Entienden divorcio como
separación física
* Perciben divorcio como temporal
* Confusión en intercambios
afectivos, confunden positivo y
negativo de cada figura parental
* Entienden divorcio en términos
diádicos, pensando que su
conducta puede ser la causa del
divorcio
(3-5 a. edad)
* Miedos
* Regresión
* Fantasías amenazantes
* Aturdimiento, perplejidad
* Suplencia afectiva
* Fantasías negativas
* Juego alterado/ inhibido
* Incremento conductas agresivas
* Inhibición agresividad
* Culpabilidad
* Mayores necesidades emocionales
ETAPA ESCOLAR:
6 - 8 AÑOS DE EDAD
* Comprende finalidad del divorcio
* Aprecia efectos físicos y psíquicos
de los conflictos parentales
* Percibe dificultad para captar
intercambios afectivos
ambivalentes hacia los otros
* Puede interpretar el divorcio,
pero puede pensar que su conducta
tiene impacto en decisiones
parentales
* Apenado/a
* Temor de desorganización
* Añoranza por la figura parental
ausente
* Intercambios afectivos por
deprivación
* Inhibición o agresión hacia la
figura paterna
* Angustia en hogar materno
(custodia)
* Fantasías de responsabilidad y
reconciliación
* Conflicto de lealtades
ETAPA ESCOLAR:
9 - 12 AÑOS DE EDAD
* Comprenden psicológicamente
los motivos para el divorcio
* Aprecian la perspectiva de cada
figura parental hacia el divorcio
* No se autoculpabilizan
* Piensan que con el divorcio
pueden beneficiarse por el fin de los
conflictos
* Inicialmente bien defendidos
* Intenta dominarse por juego y
actividad
* Ansiedad
* Alteraciones de identidad
* Somatizaciones
* Tienden a alinearse con una de las
figuras parentales
ADOLESCENCIA
PRECOZ:
12 - 14 AÑOS DE EDAD
* Aprecian la complejidad de la
comunicación y pueden reconocer
las contradicciones entre lenguaje
verbal y gestual
* Entienden estabilidad de las
características de personalidad
* Expresan lo que creen sobre
"intención parental" y aceptan que
las respuestas negativas no se
(13 - 18 años)
* Cambio en las relaciones padreshijos/as
* Preocupación sobre el sexo y el
matrimonio
* Triste y decaido
* Angustia y ansiedad
* Percepciones cambiantes
* Conflicto de lealtades
1
ETAPA DE DESARROLLO
ADOLESCENCIA TARDIA:
15 - 18 AÑOS DE EDAD
SITUACION COGNITIVA
RESPUESTA EMOCIONAL
(0-2a.tras divorcio)
deben a malas intenciones
* Retirada estratégica
* Hipermadurez moral de tipo
adultomórfico
* Cambios en participación familiar
* Explican el divorcio como
incompatibilidad parental y
perciben la posible madurez de la
decisión
* Separa conflictos parentales de
características personales
Tabla II
FACTORES POSITIVOS Y NEGATIVOS QUE INFLUYEN EN EL
PROCESO DE RUPTURA FAMILIAR: DESARROLLO POSITIVO Y
FACTORES HACIA EL BIENESTAR
FASE DE
PRERUPTURA
FASE DE RUPTURA
FASE DE
POSTRUPTURA
Cognitivo
Metacognitivo
Separación física
Reorganización
Reorientación
subyacentes
Factores amplificados
Factores de resolución
PROCESO
Conflicto temporal
Resolución del problema
Agresión mútua
idem
SOCIEDD
Aceptablemente estable
Infraestructura aceptable
para las funciones
familiares integradas
Soportes familiares
Desarrollo de soportes (legales,
económicos, sociales,
sanitarios)
Apoyo formal
Sistema de apoyo para
las funciones familiares
FAMILIA
Buen apoyo informal
Larga convivencia
adaptada/flexible
Existencia de roles
sensibles
Utilización de soportes,
personas y apoyos
Recuperación de la
situación socioeconómica o nuevo
estatus social
PADRES
Valores comunes:
sanitarios, afectivos, de
cuidados, competencia,
balance de "poder" con
relación a los niños/as
Agresión mútua en el proceso
Los vínculos continúan
Continúa el contacto,
que debiera ser
respetuoso
NIÑOS/AS
Orden en la fratria
Elevada autoestima
Reacción al ser informados
Contacto con ambos
padres
Competencia efectiva
Eficacia y eficiencia práctica,
tanto en el tratamiento como en
actividades de prevención y
idem
CUIDADO
RES/PROF
ESIONALE
S
promoción
Tabla III
FACTORES POSITIVOS Y NEGATIVOS QUE INFLUYEN EN EL
PROCESO DE RUPTURA FAMILIAR: DESARROLLO NEGATIVO Y
FACTORES HACIA EL RIESGO DE APARICION DE TRASTORNOS
FASE DE
PRERUPTURA
FASE DE RUPTURA
FASE DE
POSTRUPTURA
Cognitivo
Metacognitivo
Separación física
Reorganización
Reorientación
subyacentes
Factores amplificados
Factores de resolución
PROCESO
Conflicto permanente
Abandono de funciones de
parentalidad
El niño/a se encuentra en el
medio del conflicto marital
Proceso legal "estricto"
Conflicto permanente
SOCIEDD
Rígida
Inestable
Ausencia/escasas
infraestructuras
Roles familiares flojos
Actitudes de prestar poco
apoyo
Actitudes prohibitivas
Idem
FAMILIA
Aislamiento
Problemas múltiples
Múltiples cambios
Inmadurez
Convivencia rígida
Aislamiento
Ausencia/escasossoportes y
apoyos
Deprivación socioeconómica
Emigración
PADRES
Balance desfavorable en
la estructura de poder
Patrones de
destructividad
Incremento del disbalance
Conductas destructivas
Hostilidad sin capacidad de
distinguir contra qué ni contra
Ruptura de la
continuidad de las
funciones de
parentalidad (custodia)
NIÑOS/AS
CUIDADO
RES/
PROFESIO
NALES
Psicopatología
Diferencias de edad
falta de respeto a los
niños/as
quién
Ruptura del contacto
con el niño/a
Conductas sexuales de
riesgo (incluida la
violencia sexual)
Hijo/a único
Mujer
Existencia de
handicap(?)
Edad
Trastornos de la
personalidad
Desinformación
Apatía
Víctimas de violencia
Culpabilizado
Ruptura del contacto
con la figura parental
ausente
Contínuos problemas
psicosociales: problemas
escolares, trastornos de
conducta, violencia
familiar
Incompetencia en el
acercamiento
profesional/clínico
idem
Descargar

aspectos psicopatologicos de los niños/as en el divorcio de las

Maltrato: Influencia en el niño

Maltrato: Influencia en el niño

PsicosociologíaInestabilidadSubdominación y sobredominaciónCóleraMiedoTrastornos psíquicosRetraso lingüísticoFamiliaIRA

Familia actual en España

Familia actual en España

Estructuras familiares y socialesSistema familiarCrisis de la familiaNúcleo

Divorcio en Chile

Divorcio en Chile

Derecho Civil chilenoDisolución matrimonialMatrimonio

Ley de divorcio vincular y patria potestad

Ley de divorcio vincular y patria potestad

AdulterioHijosDivisión de bienesDerecho civil en ArgentinaMatrimonio

Traducción e Interpretación

Traducción e Interpretación

Traducciones inglés-español y español-inglésTextos