LA RESPIRACION TRANQUILA
El día que los maestros dejen de respirar, ese será el momento cumbre y final de su arte,
el arte de enseñar.
El mundo socializante en el que vivimos y que de forma globalizada crece y crece,
transformándose y cambiándose en constantes formas no está exento en la pedagogía,
situándola desde América Latina, como centro de análisis, se ha convertido en una lógica
aceptable y real, la inclusión de medios informáticos que cada día más se convierten en el
terror para muchos docentes que en su enseñar son desplazados por medios tecnológicos
avanzados que escogidos por estudiantes, paran de alguna forma el respirar tranquilo de
quienes viven de su arte de educar, enseñar, formar, guiar y orientar.
Vemos, “los que quieren o queremos ver”, (considerando ver, como la acción humana de
llevar por medio de la vista, una información presentada a través de estímulos a la mente,
escogidos voluntariamente por el individuo) procesos de enseñanza que constantemente
impartidos en las escuelas de formación académica, estructuradas en un nivel de educación
básica, y que estipulados en este escrito, se refieren a cotidianidades actuales, que desde
una doble óptica epistémica abarcan como protagonistas estudiantes y docentes, epistémico
debido a la trascendencia histórica que revela el rol de quienes aprenden y enseñan, las
cuales se presentan diariamente con una inmersión en su actividad escolar, a simple vista se
descubren en un sinnúmero de escenas que sin lugar a dudas desde una mirada pedagógica
aceleran el pensar, el creer, suponer, discernir y quien sabe cuántos sinónimos y no
sinónimos mas, se podrían escoger para describir ese efecto extraño que surge cuando en
alianza con el arte de enseñar se quiere responder a lo no preguntado pero intrínsecamente
inquietado, sobre el educar-formar frente a este presente informático de revoluciones
pedagógicas en la enseñanza, el cual, criterio de análisis de este ensayo académico, ha de
ser quien tapa una respiración tranquila para los formadores y formados y asfixia la lucidez
que se puede entender coma la calidad de entendimiento y enseñanza en aulas de clase.
Muchas veces hemos tenido la oportunidad de identificar ya sean errores o aciertos en vivo
y en directo de colegas docentes frente a estudiantes, o en forma contraria reacciones
adecuadas y no adecuadas de estudiantes con respecto a los procesos de enseñanza de los
docentes, y para quienes se inquietan por el actuar pedagógico, despiertan miles de
sensaciones, ideaciones y cuestionamientos con el ideal de encontrar la solución o mejores
formas de ser y hacer en esa cotidianidad. Pero en este presente cambiante surge otro
aspecto de apreciación, la informática, como agente pedagogizante que se ha convertido en
preocupación para muchos, pero teniendo en cuenta el centro de este escrito, para
educandos y educadores, que en su preocupación dan al respirar una intranquilidad debido
al cambio que constantemente se da, y pareciendo quitado del camino o restando
importancia, a maestros que su vida la dedican a entregar a la sociedad personas que
aporten a ella.
Podemos decir como lo afirma ¹Willian Fernando Torres, que hemos de pasar de los
deslumbramientos a los alumbramientos, se presentan unas ansiedades en los docentes de
escuela básica periférica, y estas inquietudes evidencian dificultades de los docentes para
apropiarse críticamente de las culturas escritas y audiovisuales/digitales electrónicas, y por
tanto, para construirse una comprensión global de los procesos culturales contemporáneos.
En los deslumbramientos se tiene en cuenta dos detalles, el primero que relata cómo
estamos en incomprensiones que se convierten en veneraciones, (docentes perplejos, la
fuerte imagen que tenemos de nosotros mismos, la que impulsa a juzgar antes que a
comprender y explicar, y las respuestas escudos con la que nos apresuramos a acallar
nuestras dudas, lo que revelan es una inseguridad, falta de riesgo para asumir la
incertidumbre. Finalmente, desde nuestras certezas y sospechas reinventamos los
fragmentos construyendo otros horizontes de sentido o también otras des-interpretaciones)
ante estudiantes actuales, respuestas actuales, existe una dificultad de aceptación en lo
correspondiente a errores y pobreza estratégica didáctica, la cual se traduce en medios
informáticos, audiovisuales avanzados que se vuelven el cactus intocable de docentes
inapropiados de su quehacer y ciegos miedosos solo opinan, hablan, se deslumbran y
abruman el arte de enseñar, y no se dedican a enseñar teniendo en cuenta su actualidad,
participando en los desarraigos de una cultura oral básica. El segundo detalle alude a la
comunicación en la escuela, en donde surge un elemento que introduce lenguajes técnicos,
intelectuales, dotados de estructuras léxicas admirables, pero que desconoce las nuevas
tecnologías.
Por otra parte, están los alumbramientos, y partiendo de la idea referente consistente en
que la verdad no es posible conocerlo todo del mundo ni captar sus múltiples
transformaciones, se pretende explicar que la formación, aunque con sus retos informáticos
y cambios debe por consiguiente; engendrar, pues un pensamiento del contexto y de lo
complejo que sirva para movilizarnos, tanto docentes y estudiantes, y, en continuación a
ello, acompañar a crecer las nuevas generaciones para construir convivencia y
participación, son tareas de nuestra escuela, y no solo los corrillos de análisis sin acción, se
requiere implementación de una participación comunicativa informante, que capte el saber
en forma colectiva haciendo, actuando, no solo diciendo.
¹TORRES, Willian Fernando. De los deslumbramientos a los alumbramientos.
Desde esta comunicación, que se presenta de bastantes maneras y cambiantes formas, el
pensar en el futuro, de la forma en que se gane de él desde la educación ha de surgir un
espacio de respirar tranquilo, propósito metafórico de este escrito, donde las enseñanzas,
ejercicios pedagógicos y aprendizajes han de estructurar un nuevo proceso globalizado de
educación.
Dos destiempos desgarran particularmente el mundo de la educación en América Latina.
Uno las “deudas del pasado” aquellos ejercicios no cumplidos de universalización de la
escolaridad básica, y el otro es el que día a día ahonda la brecha de América Latina en la
producción de ciencia y tecnología, ²(Jesus Martin Barbero) a su vez inquietante y en
generación de muchos dilemas, aporta contenidos y temas de estudio para las escuelas, para
diálogos pedagógicos, donde los maestros, en observación de sus educandos, y los medios
que se dan a la sociedad, para que brinden opiniones certeras y activas, no de charla
pasajera, de un involucramiento efectivo en el aula, con docentes, aunque no virtuales del
todo, sean eficientes a la hora de educar.
Nos encontramos pues, en una massmediación que abraza los centro educativos, teniendo
en cuenta massmediación como el proceso de omnipresencia de los masmedia en las esferas
de la vida social, donde los medios están presentes tanto en asuntos de la vida pública como
la privada, en la política, la educación y en la cultura.³(Arlovich C.M) Es una realidad, y
todavía susto social por así decirlo, debido a que no es solo de la escuela, se escuchan y se
dicen frases como; la tecnología avanza mucho, hoy en día los muchachos todo lo aprenden
de la televisión, que peligro los medios entre otras, pero de ahí no es solo el acto verbal, es
una puesta en marcha para la evolución y mejor adaptación de las nuevas tecnologías para
las escuelas.
Este miedo debe acabar, surgiendo una cuna nueva para la educación actual, un nuevo
nacimiento de carácter pedagógico. Respirar es un acto fisiológico que se acelera ante el
miedo y las preocupaciones de maestros, y de alguna forma también de estudiantes que
quieren crecer y aprender tranquilamente. Adaptar las nuevas tecnoogías sin pereza, sin
miedo, con actitud, con la disposición necesaria de investigar, interactuar, enseñar, pensar y
reflexionar.
Ante las nuevas tecnologías, el crecimiento exponencial del conocimiento, la educación en
la escuela no se ha transformado, cabe señalar que ante las nuevas reformas que se hacen
conforme a la exigencia social se ha dejado de educar al sujeto. Como docentes
actualizamos nuestra praxis acorde a los lineamientos que nos exige nuestra institución sin
²BABERO MARTIN, Jesús Marín. Heredando el futuro. Pensar la educación desde la comunicación.
³MANCHOLA CORREA, Arlovich. Massmediación, educación y cultura.
preguntarnos ¿Qué vamos a enseñar? ¿ para qué? y sobre todo ¿para quíenes? es preciso
actualizarnos con sentido y así apoyar a nuestros educandos respecto a las necesidades
educativas de este tiempo. (Jesús Martin Barbero) nos maneja una visión de cómo se
necesita formar a los docentes para este siglo XXI, expresa que han de ser abiertos a su
entorno, fomentarles el compromiso con el otro, enseñar a aprender a resolver problemas ya
sea de la vida cotidiana o laboral, ser una guía en proceso de enseñanza aprendizaje de
nuestros educandos. Es un gran compromiso educar y educarnos
Educar hoy es diferente. Es cierto que hay factores que juegan en contra, pero también es
cierto que existen más medios, nuevos conocimientos, nuevas metodologías, instituciones,
colegios que apoyan el esfuerzo de los padres, pues vale la pena enunciarlo, de ahí que el
pesimismo que domina a la mayoría de las familias, ante el reto educativo, deba ser
despejado y, con entusiasmo esforzarse por conocer todo aquello que pueda ayudarle a
conseguir los mejores resultados, nueva era, nuevas etapas, nuevos docentes y lo que ya se
tiene, nuevos estudiantes que reciben de todos partes enseñanzas y formaciones.
Por tanto y en conclusión, se logra un respirar tranquilo pedagógicamente hablando, con la
incorporación adecuada de los cambios actuales a la enseñanza de las escuelas, centros de
formación, dando así a los corrillos de conversación un nuevo enfoque de tranquilidad y
plena activación a la dinámica educadora, donde sumergidos en una massmediación se
pueda actuar con eficacia.
Elaborado por:
Eliana Marcela Pérez Montes
Lic. Lengua Castellana
Descargar

ENSAYO_ELIANA_MARCELA_PEREZ_MONTES