CURSO DE BOXEO
AGOSTO 2015
DEFINICION
Se entiende como tal “el enfrentamiento de dos hombres que, se miden en un escenario
llamado ring, tratando de prevalecer el uno sobre el otro a puñetazos”. Técnicamente
pueden intentarse otras definiciones: “el arte de la defensa propia”, “el arte de defenderse
por los medios con que la naturaleza ha dotado al hombre” o “una forma de defensa
natural que la práctica ha convertido en deporte”.
ORIGENES Y EVOLUCION
Por su propio instinto, el hombre ha practicado desde siempre la defensa personal,
valiéndose cuando no tenía otro objeto contundente a mano, de sus propios puños. Esta
es la razón por la que el origen del boxeo es difícil de precisar, tanto como su antigüedad,
aunque generalmente se reconoce que fue en Grecia donde comenzó a practicarse como
medio defensivo y sometido a ciertas normas, no obstante el rudimentario proceder de los
luchadores. Poetas como Homero y Píndaro, no fueron reacios a exaltar como héroes a los
púgiles, admirados por la emoción que despertaban los combates de boxeo. En tal sentido,
la primera crónica “periodística” que se conoce correspondió a Homero, quien en la Ilíada
hizo la siguiente narración: “Dispuestos ambos contendientes, se situaron en medio del
circo y, levantando sus robustas manos, se arremetieron entrelazando sus fornidos brazos.
Pronto las manoplas de cuero chocaron y retumbó el ruido de los golpes. Crujían las
mandíbulas y el sudor empezó a empaparles el torso. De pronto, Epeo, llamado El Divino,
se abalanzó sobre su adversario Eurídalo, alcanzándole con tan terrible golpe en la mejilla,
que ‚este cayó a tierra desfallecido y vomitando negruzca sangre”. Puede decirse que
Homero da fe en esta crónica de lo que se llama fuera de combate o nocaut.
El pugilismo se había popularizado en la Grecia de aquellos tiempos y los practicantes
envolvían sus manos con tiras de badanas destinadas tanto a aumentar la dureza de los
golpes, como a preservar a aquellas de posibles roturas. Con el tiempo, las flexibles tiras
de badanas fueron sustituidas por mitones de cuero duro a los que se adherían pequeños
discos de plomo o cobre, llamados cestos, que convirtieron al boxeo en una actividad cruel
en extremo. Frecuentemente, el boxeador salía completamente desfigurado de la arena,
cuando no muerto. Lo fundamental no era la astucia y la destreza, sino pegar mucho y
resistir más.
En Grecia el boxeo llegó a ser deporte noble y sus practicantes provenían a menudo de
familias aristocráticas. Fue incluido oficialmente en la XXIII Olimpíada (668 AC) y se
proclamó primer vencedor a Onomastoide Esmirna. A partir de entonces, el pugilato quedó
glorificado por la escultura griega en numerosos bajorrelieves de mármoles y bronces que
ofrecen una imagen fidedigna de cómo se desarrollaban los combates y del estilo y las
maneras de los púgiles. Gracias a tales testimonios ha sido posible conocer, por ejemplo,
el guante llamado estrofión que se componía de un anillo de lana sujeto con tiras de cuero
transversales, que llegaban hasta el antebrazo y con el cual los puños herían
profundamente a su adversario.
Hasta nuestro tiempo ha trascendido la fama de algunos nombres preferidos por el público
griego de aquel entonces, como Taegenes de Tasos, quien durante su dilatada vida de
peleador venció en 1.500 combates, o Eurídimas de Cirene, cuya entereza de ánimo se
puso de manifiesto cuando en un combate recibió un tremendo puñetazo en la boca que le
hizo saltar varios dientes y, para no infundir ánimos a su rival, no hizo la menor mueca de
dolor y se los tragó. Muchas veces los combates adquirían características verdaderamente
feroces, como cuando se enfrentaron Damóxenos de Siracusa y Creugente de Dirraquio.
1
Dada la gran habilidad y resistencia de ambos púgiles, y con la intención de acelerar el
final, convinieron en no detener ningún golpe, de manera que cuando uno pegase, el otro
permanecería inmóvil. Creugente pegó el primer golpe, Damóxenos lo resistió y cuando le
toco su turno, con sus largas y afiladas uñas, abrió el vientre de Creugente, que se
desangró hasta morir. Sin embargo, Damóxenos fue descalificado ya que estaba prohibido
herir con la intención de matar, y el laurel del vencedor se concedió póstumamente al
vencido. Cuando el Imperio Romano conquistó Grecia, entre muchas otras costumbres,
asimiló el boxeo, aunque sin la perfección con que lo cultivaban los griegos. Pronto,
entonces, el boxeo quedó convertido en un espectáculo morboso y salvaje que sólo
practicaban los esclavos y los prisioneros de guerra.
En uno de los fastuosos espectáculos que organizó el emperador Calígula, cerca de
350.000 espectadores presenciaron el combate de dos gladiadores que pelearon con
cestos provistos de puntas. Uno de ellos murió. No obstante, su difusión sufrió un rudo
golpe con el cristianismo, ya que al suprimirse las fiestas paganas, la actividad decayó
hasta desaparecer por completo.
INGLATERRA Y EL RESURGIMIENTO DEL BOXEO
El resurgimiento del boxeo data del siglo XVIII. A partir de esa época Inglaterra se atribuyó
su cuna y la actividad tomó el nombre de “box” porque así era llamado el recinto de
cuerdas dentro del cual los púgiles se tomaban a golpes de puños. Los combates no
tenían límites ni descanso, tampoco se usaban los guantes, se peleaba a puño desnudo y
no se aplicaban técnicas ni tácticas de combate. Y entre tanto peleador vulgar y sin
conocimiento del juego, surgió un boxeador inteligente, que demostró poseer excelentes
condiciones naturales y al que podría llamárselo “padre del pugilismo”: James Figg. Figg
fue campeón de Inglaterra durante 15 años (1719-1734) y se retiró luego de batir por fuera
de combate a un peleador italiano, Tito Alberto de Carni, famoso por su ferocidad. Sin
embargo, la auténtica evolución del boxeo llegó con Jack Broughton, un auténtico fuera de
serie que revolucionó la actividad a partir de 1740. En aquellos tiempos era común derribar
al rival de un empujón y, una vez aquél en el piso, patearlo casi hasta desvanecerlo.
También se les metían los dedos en los ojos. Pero Broughton desechó todas estas
artimañas y se esforzó en formular un nuevo estilo de combate, más técnico y dotado de
habilidad y estrategia. Su repertorio era tan extenso que siempre sorprendía a sus rivales
con golpes totalmente distintos; su ataque y su defensa eran sencillamente perfectos y sus
directivas -ordenadas en un código de reglas que rigió entre 1743 y 1838- poco difieren de
las que todavía imperan en la actualidad. El reglamento de Broughton fue bien recibido
tanto por los aficionados que concurrían a los gimnasios como por los profesionales que
comenzaban a proliferar. Podría decirse que a falta de una federación que rigiera la
actividad con seriedad, las normas establecidas por Broughton fueron de cumplimiento
casi sagrado. Cincuenta años más tarde apareció otro púgil revolucionario: Daniel
Mendoza, quien dominó el ring entre 1791 y 1795. Considerado por los especialistas de la
época como aún superior a Broughton, marcó el predominio de la fuerza sobre la técnica, y
aunque sus golpes no eran generalmente potentes, su insistencia desmoralizaba a los
rivales y terminaba por imponerse. Entre las cosas que el boxeo le debe a Mendoza hay
que tener en cuenta el entusiasmo que logró despertar por este deporte. Su sucesor como
figura destacada fue John “Gentleman” Jackson, quien en 1788 inició su carrera de
boxeador más por espíritu aventurero y afán de notoriedad, ya que gozaba de una buena
situación económica y se codeaba con los jóvenes aristócratas de la época. Se retiró muy
pronto y estuvo seis años fuera de los cuadriláteros. pero cuando la figura de Mendoza
empezó a agigantarse, Jackson se consagró nuevo campeón de Inglaterra, recurriendo a
métodos no muy limpios (ya que si bien no violó las reglas que impedían tomar al
adversario por cualquier parte debajo de la cintura, en un intercambio de golpes sujetó a
Mendoza del cabello con su mano izquierda, golpeándolo con la derecha dura e
incesantemente hasta vencerlo). No obstante las críticas que este resultado levantó en
toda Inglaterra, Jackson nunca le concedió la revancha a Mendoza, no aceptó desafío
2
alguno durante cinco años y, fiel a su vocación y henchido de satisfacción, se dedicó a
enseñar a boxear en su academia antes que a boxear.
LOS PRIMEROS BOXEADORES NEGROS
Aparecieron en el boxeo inglés a finales del siglo XVIII. Generalmente eran criados
iniciados por sus dueños en el deporte, y el primero que logró posiciones destacadas fue
Bill Richmond, un muchacho jovencísimo nacido en 1763 en Staten Island (Nueva York),
quien llamó la atención en una pelea realizada en una taberna en 1777, en plena guerra
por la independencia de los EEUU, cuando deshizo a puño limpio a tres soldados
británicos que lo habían atacado. Uno de ellos, Joe Burns, divulgó la hazaña y el general
Earl Perry ordenó la realización de la revancha en su mismo cuartel general. Antes de los
tres minutos de pelea, Richmond vapuleó a Burns e inició una carrera que lo llevó a
constituirse en la gran atracción pugilística de la última década del siglo XVIII y de la
primera del siglo XIX, y en el primer estadounidense en trascender dentro del boxeo. Otro
negro importante fue Tom Molineaux, un esclavo que se ganó la libertad al vencer a un
criado de un propietario vecino de su dueño, y quien, al verse libre, se embarcó hacia
Inglaterra donde decidió convertirse en profesional. Tras una triunfal campaña, desafió al
popular campeón inglés Tom Cribb, “El Diamante Negro”, y el combate, primero por un
título entre boxeadores de diferente nacionalidad, se realizó el 18 de diciembre de 1810.
Tras 33 rounds y tres horas de pelea bajo una lluvia torrencial, Cribb retuvo el título gracias
a que el público invadió el ring cuando estaba materialmente batido en su esquina.
EL BOXEO EN EE.UU
Fueron los marineros ingleses quienes introdujeron el boxeo en América. Sus
conocimientos y fortaleza les permitían superar fácilmente a los americanos. En 1833
desembarcó el campeón inglés James Burke, quien le propinó una gran paliza al
estadounidense de origen irlandés Sammy O‘Rourke. Durante la pelea, Burke debió huir ya
que fue amenazado de muerte por un grupo de apostadores que habían jugado su dinero a
favor de O‘Rourke, y a su regreso a Inglaterra perdió su título ante William Thompson. El
irlandés Paddy Ryan fue el último campeón a puño desnudo de la historia, al perder la
corona de los pesos pesados ante John L. Sullivan en 1882. Sullivan la mantuvo durante
diez años, hasta que el 7 de setiembre de 1892 perdió ante James J. Corbet en lo que fue
la primera pelea de la historia con puños enguantados.
EL BOXEO EN LA ARGENTINA
Aunque existen vagas referencias de que en 1850 algunos tripulantes de barcos surtos en
el puerto de Buenos Aires efectuaron demostraciones de algo parecido al boxeo y que en
1864, un inglés apellidado Cox abrió un gimnasio para enseñarlo; lo cierto es que el boxeo
como tal llegó a la Argentina con la llegada de Paddy Mc Carthy quien, primero en el patio
de la Escuela de Comercio y luego en el club de Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires,
comenzó a interesar allá por los principios del siglo, a los jóvenes deportistas de la época,
por lo general pertenecientes a las familias más adineradas de la ciudad.
La llegada de Dan Donnally en 1902 aumentó el entusiasmo y el interés por aprender el
nuevo deporte, y su academia contó con numerosos adeptos; en su quinta del barrio de
Belgrano, el doctor Carlos Delcasse practicó e hizo practicar el boxeo a numerosos
aficionados. El primer boxeador propiamente dicho de nuestro país fue Ernesto Newbery,
hermano de Jorge y Eduardo, y también el primer profesor argentino ya que de sus manos
salieron figuras destacadas como Benito Nazar Anchorena, Villar Saenz Peña y Mackinley
Zapiola, entre muchos otros.
El primer combate entre profesionales lo sostuvieron en 1903: Paddy Mc Carthy y el
italiano Abelardo Robasio. El escenario fue un ring instalado en la redacción de la revista
3
“El Gladiador”, ubicada en Avenida de Mayo y San José, el árbitro fue Jorge Newbery y el
ganador resultó Mc Carthy por nocaut en el quinto asalto. Se recaudaron quinientos pesos
de aquel entonces, pasando el sombrero entre el público que concurrió vestido de smoking
y en secreto, ya que la policía no autorizaba “espectáculos salvajes”. Ese mismo año hubo
otros encuentros por dinero. En Avellaneda, John Grace noqueó a Donally y luego Culpin
le ganó dos veces a Mc Carthy.
En 1906, con el retorno de Jorge Newbery desde los EEUU donde estaba estudiando, el
boxeo experimentó otro repunte. En la quinta de Delcasse, en Belgrano, en el Club del
Progreso y en el Jockey Club, sostuvo combates con aficionados y profesionales. Otro hito
en el progreso del boxeo argentino fue la llegada en 1908 de William Gould, un maravilloso
pugilista quien, a pesar de sus 60 kilos de peso, dio muestras de extraordinaria calidad
ante rivales de 80 y 90 kilos. También en 1908 se fundó el primer club dedicado
exclusivamente a la práctica del Box: el Buenos Aires Boxing Club, pedazo grande de la
historia de nuestro pugilismo, ya que allí se hicieron los primeros torneos y se efectuaron
combates inolvidables durante muchos años.
En 1912 arribó un mecánico francés, Gustavo Levené, quien muy pronto se convirtió en
gran figura. Con William Gould sostuvo dos peleas históricas: la primera debió
suspenderse por falta de luz al término del 13º round. La segunda la ganó Levené por
nocaut en 18 rounds, comenzando así un ciclo maravilloso como profesional y profesor, ya
que fue maestro entre otros de Raúl Landini y Victorio Campolo.
En 1916 y con motivo de celebrarse el centenario de la Independencia, visitaron el país
figuras mundialmente renombradas como Joe Jeanette, Sam Langford, Sam Mac Vea y el
famosísimo campeón mundial de los pesados Jack Johnson, quien realizó una recordada
exhibición con Enrique Wilkinson. Esos púgiles famosos fueron traídos por Marcelo
Peacan del Ser, brillante aficionado de las primeras horas y más tarde destacado
periodista especializado, editor en 1922, de la primera revista de boxeo, Boxing, que
apareció en medio del furor que provocó la campaña de Angel Firpo en los Estados
Unidos.
HISTORIA DE LOS CAMPEONATOS ARGENTINOS
La primera pelea por el campeonato argentino se realizó el 2 de agosto de 1909 en el
campo de la Sociedad Sportiva Argentina (actual Campo Argentino de Polo) entre Willie
Gould y Alfredo Culpin. Gould ganó por nocaut en el cuarto round y quedó consagrado
como campeón argentino de las categorías pluma a pesado, título que conservó hasta el
28 de marzo de 1915, cuando Gustavo Levené lo batió por nocaut técnico en el round 18.
Este combate se realizó en la Plaza de Toros Real de San Carlos en Colonia (República
Oriental del Uruguay). El 23 de marzo de 1920 se funda la Federación Argentina de Box,
que sanciona su primera pelea por título argentino el 15 de octubre de 1921. Esa noche en
el Salón L‘Aiglon de Florida entre Bartolomé Mitre y Cangallo (hoy Perón), Elio Plaisant
venció por puntos en 15 rounds a Luis Galtieri “El Chiquito de Pompeya”, y se adjudicó la
corona nacional de los medianos. El desquite de este combate se celebró el 28 de octubre
de 1922 y Galtieri venció a Plaisant por nocaut en el primer round. Pero fueron tantas y tan
vergonzosas las irregularidades sucedidas antes del mismo que la Municipalidad de la
Ciudad de Buenos Aires tomó la decisión de prohibir el boxeo en su ámbito. El formidable
impacto popular que significó la campaña de Luis Ángel Firpo en los Estados Unidos y,
fundamentalmente, su combate ante Jack Dempsey (14 de setiembre de 1923) motivó a
las autoridades a levantar la prohibición y rehabilitar la práctica del boxeo en toda la
Capital Federal. Por lo tanto en 1924, la FAB declaró vacantes todos los títulos nacionales
a excepción del de la categoría pesados y encomendó a la Comisión Municipal de Boxeo,
su regularización, tras la cual se hizo cargo nuevamente de la actividad hasta nuestros
días.
A la hora de citar la historia de los campeonatos argentinos de boxeo, dos nombres se
destacan por encima del resto: los de Jorge Juan “Violín” Salgado (único boxeador que
ganó en cuatro ocasiones el título de una categoría, la de los medio pesados), y Darío
4
Walter Matteoni, campeón nacional en cuatro divisiones diferentes: mediano, super
mediano, medio pesado y crucero.
HISTORIA DE LOS CAMPEONATOS SUDAMERICANOS
El 24 de abril de 1920 se fundó en Santiago de Chile, la Confederación
Sudamericana de Boxeo, por gestión de las federaciones de la Argentina, Chile y
Uruguay. Con el advenimiento de otras federaciones nacionales, la Confederación
Sudamericana derivó en Confederación Latinoamericana de Boxeo (CLAB), que formó la
Confederación Sudamericana de Boxeo Profesional para la administración de los títulos
sudamericanos. Hasta 1989, siempre se reconoció a un único campeón continental. Pero
en ese año, y por desafortunada decisión del entonces presidente de la Federación
Argentina, José González, se empezaron a reconocer títulos sudamericanos en la versión
de la Federación Sudamericana de Box, entidad formada en 1971 y que hasta entonces,
se había subordinado a la CLAB. Recién en 1995 se pudo acabar con la insólita distorsión
de tener dos versiones de títulos sudcontinentales.
EL REGLAMENTO DEL BOXEO
Antecedentes Históricos
Como ya se ha visto en el punto anterior, los primeros campeones británicos hicieron
mucho por codificar reglas que convirtieran al boxeo en una actividad menos cruenta.
James Figg, el primer campeón inglés, fundó una academia y escribió un libro titulado
“Tratado sobre la Ciencia de Defenderse”. Jack Broughton por su parte ideó y redactó un
reglamento cuyas normas fundamentales tuvieron casi 100 años de vigencia, ya que
fueron sustituidas en 1838 por las de London Prize Ring Rules, que constaban de 29
artículos, uno de los cuales, el tercero, establecía que cada boxeador llevaría un pañuelo
de colores, uno rojo y el otro azul, que sería colgado por sus segundos en su esquina, a
modo de orientación, para saber que rincón les correspondía cuando habían recibido
demasiado castigo.
Estas reglas fueron revisadas en 1853 y en 1867, John Sholto Douglas, octavo marqués
de Queensberry, emitió las nuevas reglas que tomaron su nombre y que entraron en vigor
recién en 1891, manteniéndose en esencia hasta nuestros días. Sintéticamente las reglas
del marqués de Queensberry establecían:
1º) El Ring debería medir siete metros cuadrados como máximo y estaría rodeado de
cuerdas.
2º) No estará permitido agarrarse del rival. Quien se agarre no estará
reglamentariamente para pegar.
habilitado
3º) Cada round tendrá una duración de tres minutos, con uno de descanso entre el
finalizado y el siguiente.
4º) Si uno de los boxeadores cayese, deberá levantarse por sí mismo antes de los diez
segundos, lapso durante el cual el adversario deberá permanecer a distancia del caído,
normalmente en un rincón neutral. En caso de que el caído no se levantara antes de los
diez segundos el árbitro declarará vencedor al otro por fuera de combate.
5º) Cuando uno de los contendientes, se agarrase de las sogas, aunque permanezca de
pié se lo considerará caído y le serán contados todos los segundos que fuesen
necesarios.
6º) Durante el round y mientras los púgiles estén combatiendo, no se permitirá la entrada
al ring de persona alguna, ni siquiera a los cuidadores.
5
7º) Si el combate tuviese que suspenderse por cualquier causa, el árbitro fijará fecha y
lugar para su terminación.
8º) Los guantes a emplearse deberán ser nuevos y de buena calidad. Si un guante se
rompiese o fuese defectuoso, el árbitro deberá exigir su cambio.
9º) El boxeador que apoye su rodilla en la lona será considerado como caído y si recibiese
algún golpe en esta posición, será declarado ganador por descalificación de su rival.
10º) Se prohíben los zapatos o botas en punta o con clavos.
REGLAMENTO DE LA FEDERACIÓN ARGENTINA DE BOX
Es el único que rige todos los combates de aficionados y profesionales que se disputen en
el país. Ninguna institución nacional, provincial o municipal a excepción de la Inspección
General de Justicia, puede arrogarse el derecho de modificarlo, aunque sí elevar a la FAB
sus inquietudes al respecto, a fin de que sean consideradas por las distintas comisiones
técnicas de la misma.
CONCEPTO DE BOXEO
A los fines de este reglamento, se entiende por boxeo la práctica deportiva de la lucha con
los puños cerrados y enguantados, entre dos adversarios, interpretándose como práctica
deportiva, un combate en local adecuado provisto de ring reglamentario, estando los
adversarios convenientemente uniformados y siendo la contienda controlada por
autoridades deportivas designadas oficialmente, las que harán cumplir y respetar las
disposiciones legales y reglamentarias aplicables a una práctica correcta, limpia y sobre
todo honesta.
CONTRALOR DE LA PRÁCTICA DEL BOXEO
Será efectuado únicamente por la FAB por ser la representante directa de los organismos
internacionales que dirigen el boxeo aficionado (Olímpico) y profesional en el mundo. El
control de los espectáculos será realizado por la FAB por sí o a través de las federaciones
provinciales y/o delegaciones regionales. En caso de no existir estas autoridades se
solicitará la colaboración de organismos nacionales, provinciales o municipales aptos para
esta tarea.
CALIFICACIÓN DE LOS BOXEADORES
Se califican en aficionados (Olímpicos) y profesionales, según la siguiente determinación:
Aficionados son los que nunca han competido por premios en dinero, apuestas o posturas,
con o contra un profesional por ningún premio y quien nunca ha enseñado, ejercido o
asistido a las prácticas de ejercicios atléticos como medio de vida o ganancia,
entendiéndose como ejercicios atléticos todos los deportes reconocidos o administrados
por federaciones o Asociaciones nacionales o internacionales.
LOCAL DE ESPECTÁCULOS
Deberán ser previamente inspeccionados y para ser aprobados, deberán presentar los
requisitos mínimos esenciales referentes a la comodidad y seguridad del público asistente
y de todos los que de cualquier manera intervengan en el espectáculo. En la inspección
6
deberán ser atentamente examinadas las exigencias relativas al cuadrilátero, de las
autoridades, ring y sus accesorios, camarines, baños, instalaciones sanitarias para los
boxeadores y el público, e instalaciones contra incendios.
Cada local deberá contar con una sala destinada a exámenes y asistencia médica,
provisto de una balanza para pesajes oficiales, medicamentos e instrumental para
primeros auxilios. Asimismo, dispondrá debajo del ring de una camilla portátil para
traslado de los boxeadores, cuando ello sea necesario.
CUADRILÁTERO DE AUTORIDADES
En torno del ring habrá un espacio destinado a las autoridades del espectáculo, aislado
del público por una cerca que tendrá solamente una entrada. Al mismo sólo accederán los
fiscales del combate, los médicos de guardia, los cronometristas, los inspectores
nacionales o municipales, los representantes de las Asociaciones y Federaciones
Nacionales e Internacionales, los periodistas, locutores de radio, camarógrafos y el
anunciador.
Junto al ring y en uno de los rincones neutrales, se instalará el asiento para el
cronometrista y un pequeño tablero para la colocación de los elementos de control de los
combates: dos cronómetros, un silbato, un gong provisto de percutor a resorte o para
accionar a martillo, pudiendo también utilizarse timbre eléctrico. A continuación del espacio
destinado para los cronometristas serán instalados lugares para el anunciador, el médico y
en los otros tres costados del ring, se ubicarán los asientos para los jueces.
EL RING
Es un cuadrado rodeado de cuerdas que tendrá una dimensión por cada lado de 4,90 mts
de mínima y 6,10 mts de máxima. El piso estará constituido por un tablado seguro y
compacto sostenido por un armazón sólido de metal o madera que estará elevado del nivel
del suelo entre 90 centímetros y 1,30 mts y sobresaldrá de las cuerdas no menos de 40
cm y no más de 1 metro. Toda la superficie del piso, incluso las partes sobresalientes,
estará cubierta con una lona o tela bien fuerte, tendida y debidamente sujeta por sus
costados, debajo de la cual se colocará una capa de fieltro, caucho u otra sustancia
aprobada, de 1 cm de espesor mínimo y 3 cm de máximo. El ring estará rodeado de
cuatro cuerdas fuertes de diámetro mínimo de 3 cm y máximo de 5 cm, forradas con telas
gruesas, suaves y colocadas de la siguiente forma: La primera estará a 41 cm de la altura
del piso del tablado, la segunda a 71 cm, la tercera a 1,02 mts y la cuarta a 1,32 mts. Las
cuerdas de cada sector estarán firmemente enlazadas perpendicularmente en dos sitios
simétricos a la extensión de aquellas. Se prohíbe el uso de cables metálicos en sustitución
de las cuerdas, que deben ser de cáñamo o algodón retorcido.
En cada rincón de boxeador habrá un asiento fijado sobre el extremo de una barra en
función de brazo, que pasará hacia afuera y hacia adentro del cuadrado por debajo de la
primera cuerda. Junto a este asiento sé sujetará un embudo de metal en la segunda
cuerda, con caño de goma para descarga que desembocará en un recipiente colocado
debajo del cuadrado. Se ascenderá a los rincones de los boxeadores por escaleras de
declive suave y amplios peldaños de un ancho aproximado de 80 cm y los postes de los
rincones serán pintados de color azul uno y rojo el otro. Los dos rincones neutrales
llevarán pintura de color blanco. Como accesorio de ring se tendrá siempre a disposición
para cada rincón de boxeador una bandeja de poca profundidad o palangana conteniendo
resina molida, un banquito para asiento, una toalla, una esponja, una botella con agua, un
balde con agua, un recipiente con aserrín y un trapo de piso.
7
LA LICENCIA DE LOS BOXEADORES
Toda persona que se proponga realizar actividades relacionadas con la práctica del boxeo,
deberá obtener la licencia respectiva, otorgada por la Federación de Box, con carácter
nacional e internacional y validez permanente. Los requisitos son los siguientes:
BOXEADOR/A AMATEUR:
1º) Inscribirse en el registro de la FAB y someterse a un examen médico a fin de
determinar su aptitud física o no para la práctica del boxeo.
2º) A partir de la fecha de inscripción, efectuar un curso de aprendizaje no menor a los seis
meses de duración.
3º) Transcurrido ese período, rendir prueba de suficiencia en la FAB, la que determinará
sobre su aptitud técnica para que le sea acordada la licencia de boxeador aficionado.
Una vez cumplidos estos requisitos deberá cumplimentar estas otras exigencias:
4º) Para poder combatir el hombre tiene que haber cumplido 14 años como mínimo y 28
como máximo. La mujer 14 como mínimo y 28 como máximo. En caso de ser menor de 18
años, presentar autorización por escrito del padre, madre, tutor o encargado legal.
5º) Asociarse a un club afiliado a la FAB.
6º) Acreditar que sabe leer y escribir. En caso contrario, comprometerse a iniciar
inmediatamente un curso de aprendizaje. Si al cabo de seis meses, no acreditase
progresos suficientes, se le retirará la licencia antes concedida.
Estos son los cambios reglamentarios aprobados por el Consejo Directivo de la FAB
para el boxeo amateur (masculino y femenino), a partir del 01/04/2013.
CLASIFICACION DE LOS BOXEADORES/AS
MENORES (Varones y Mujeres): 14 años cumplidos.
CADETES (Varones y Mujeres): 15 y 16 años.
JUVENILES (Varones y Mujeres): 17 y 18 años.
MAYORES (Varones y Mujeres): 19 años en adelante.
(En todos los casos se toma año calendario)
8
DE LOS INTERVALOS ENTRE COMBATES
Los pugilistas no podrán combatir antes de los seis (6) días de su último combate, excepto
cuando se trate de competencias oficiales en las cuales se regirá por las reglas de la
Asociación Internacional de Boxeo Amateur (AIBA).
DE LA DURACIÓN DE LOS COMBATES
MENORES (Varones): Hasta 3 rounds de 2 por 1.
CADETES (Varones y Mujeres): Hasta 3 rounds de 2 por 1.
MENORES Y JUVENILES (Mujeres): Hasta 4 rounds de 2 por 1.
JUVENILES (Varones): Hasta 3 rounds de 3 por 1.
MAYORES (Mujeres): Hasta 4 rounds de 2 por 1.
MAYORES (Varones): Hasta 5 rounds de 3 por 1.
En torneos internacionales la AIBA dispone que los hombres peleen a 3 rounds de 3
minutos por uno de descanso y las mujeres a 4 rounds de 2 minutos por uno de descanso.
DEL PESAJE
Cualquiera sea la categoría de los boxeadores a combatir, todos deberán someterse a
pesaje obligatorio y registrar su peso. El pesaje deberá realizarse a cuerpo desnudo, el
mismo día del combate, en balanza de peso muerto, a palanca o electrónica, donde y en
el horario que disponga la autoridad de contralor. El pesaje se realizara con una
anticipación no menor de dos (2) horas ni mayor de quince (15) horas, del inicio del
espectáculo. Dentro de este límite la autoridad fijara un horario con un máximo de dos (2)
horas para la operación. Dentro del término de dos (2) horas que fija el inciso anterior, si
el boxeador en su primer pesaje no diera el peso pactado, podrá tener una nueva
oportunidad, siendo esta su última posibilidad de acceder a la balanza. No se permitirá el
combate entre boxeadores cuya diferencia de peso sea superior a la que corre entre el
limite mínimo y máximo de la categoría en que reviste en ese pesaje el púgil de menor
peso.
9
BOXEADOR/A PROFESIONAL:
1º) El hombre deberá tener 19 años como mínimo y la mujer 20; y no ser mayor de 30
años cumplidos al solicitar la licencia.
2º) Saber leer y escribir.
3º) Poseer las condiciones técnicas necesarias, a cuyo efecto se determinará que el
solicitante debe acreditar la práctica activa, continua e ininterrumpida del boxeo por un
lapso de tres (3) años corridos al momento de requerir la licencia profesional.
4º) Someterse a un examen médico general y antes de cada combate a una prueba de
control de entrenamiento y estado físico.
5º) Someterse a una revisación médica inmediata en caso de ser derrotado por fuera de
combate (nocaut o nocaut técnico), no pudiendo reanudar las actividades hasta pasados
30 días de la fecha de la derrota, al término de los cuales deberá someterse a un nuevo
examen médico para determinar si puede o no actuar.
La licencia otorgada por la FAB será considerada documento personal y obligatorio para
poder pelear y en ella estarán registrados datos y referencias personales del boxeador,
antecedentes médicos y cada uno de los combates realizados por su poseedor con
indicación de la fecha, contrincante, resultado y peso. Todas estas constancias deberán
ser avaladas por sello y firma de autoridad competente y la licencia mantendrá su validez
siempre y cuando se cumpla el requisito del examen médico periódico.
La FAB cancelará temporaria o definitivamente las licencias otorgadas a los boxeadores/as
cuando:
a) La baja performance de los mismos (derrotas sucesivas o el 75% de peleas perdidas
en el record general) lo hagan necesario.
b) Cuando el boxeador haya perdido tres combates por nocaut o nocaut técnico en el
término de un año a contar desde la primera derrota o seis combates de la misma
manera en el término de dos años.
c) Cuando el boxeador protagonice o participe en hechos delictivos o manifestaciones de
inconducta social.
d) Cuando cometa infracciones al reglamento de la FAB.
DE LA DURACIÓN DE LOS COMBATES
Los combates entre pugilistas profesionales, tendrán la siguiente duración:
Masculino:
a) Preliminares: de cuatro o seis vueltas de tres minutos por uno de descanso;
b) Semifondo: de seis u ocho vueltas de tres minutos por uno de descanso;
c) Fondo: de ocho o diez vueltas de tres minutos por uno de descanso;
d) Título: título o eliminatoria por título, nacional o provincial, de diez vueltas
de tres minutos por uno de descanso.
Femenino:
a) Preliminares: de cuatro vueltas de dos minutos por uno de descanso.
10
b) Semifondo: de seis vueltas de dos minutos por uno de descanso.
c) Fondo: de ocho vueltas de dos minutos por uno de descanso.
d) Título: título o eliminatoria por título, nacional o provincial, de diez vueltas de dos
minutos por uno de descanso.
DE LOS INTERVALOS ENTRE COMBATES
Los pugilistas no podrán combatir antes de los doce (12) días de su último combate,
pudiendo hacerlo por vía de excepción a partir del sexto (6) día siempre que haya ganado
su último combate antes de finalizado el tercer round y siempre que el supervisor, fiscal o
médico de guardia, de esta última pelea, no presente informe de haber recibido castigo
intenso a pesar de su triunfo.
En caso de ser derrotado un pugilista por KO o KOT, no podrá combatir antes de los
treinta (30) días, a contar desde su ultimo combate, previo dictamen médico, según lo
especificado en este reglamento en relación a las revisaciones medicas.
Los pugilistas que hubiesen sido derrotados tres (3) veces por KO o KOT o ambas
decisiones, continuas o discontinuas, en el termino de un (1) año, a contar desde el primer
contraste, de estos tres, quedarán inhabilitados por el termino de seis (6) meses a contar
del día de su ultima derrota, debiendo al finalizar dicho plazo cumplimentar lo dispuesto en
relación a las revisaciones médicas para reiniciar la actividad.
Los pugilistas que hubiesen sido derrotados seis (6) veces por KO o KOT o ambas
decisiones, continuas o discontinuas, en el termino de dos (2) años, a contar desde el
primer contraste de estos seis, quedarán inhabilitados en forma temporaria por seis (6)
meses o definitivamente, siendo esta determinación apelable solo ante el consejo directivo
de la FAB, quien podrá tener en cuenta como atenuante las derrotas provocadas por
lesiones, siempre que las mismas no hayan sido por intenso castigo.
DE LAS REVISACIONES MEDICAS DE LOS BOXEADORES
Para mantener y solicitar la vigencia de la licencia habilitante los púgiles habrán de
someterse a las siguientes revisaciones médicas: Cada cuatro meses hay que hacer una
revisación de rutina y una vez al año se renueva la licencia con estudios médicos.
Aficionados
a) Al inscribirse para comenzar la práctica del pugilismo.
b) Al solicitar la licencia habilitante.
c) Periódicamente para mantener la vigencia de la misma.
d) Cuando sea derrotado por nocaut.
e) En el momento de su pesaje.
f) Cuando las autoridades lo estimen conveniente.
Profesionales
a) Al solicitar la licencia que lo habilite para actuar.
b) Periódicamente para mantener la vigencia de la misma.
c) Cuando sea derrotado por nocaut, nocaut técnico o haya sufrido intenso castigo.
d) En el momento de su pesaje.
e) Cuando las autoridades lo estimen conveniente.
11
DEL PESAJE
El pesaje se realizará con una anticipación no menor a veinticuatro (24) horas ni mayor a
treinta (30), respecto de la hora del inicio del evento. Dentro de ese límite se establecerá
un horario, cuya duración no podrá superar las dos (2) horas.
Podrá optarse por efectuar el pesaje el mismo día del combate, en cuyo caso deberá
llevarse a cabo con una antelación no menor de ocho (8) horas, ni mayor de doce (12),
respecto de la iniciación del evento. Regirá también para este supuesto el término de dos
(2) horas que más arriba se indica, para llevar a cabo el procedimiento.
Se deja claramente establecido que, cualquiera sea la opción elegida, el pesaje será único,
y para todos los boxeadores participantes de la velada, sin excepción, es decir, no podrán
pesarse unos un día, y otros al siguiente. Es la autoridad de contralor, la única encargada
de fijar el horario y lugar donde se celebrará el pesaje.
LAS VENDAS
Serán de gasa o de crepé y sus medidas serán las siguientes:
a) Aficionados: 5 metros de largo por cada mano con un ancho de 5 centímetros.
b) Profesionales: 10 metros de largo por cada mano con un ancho de 5 centímetros.
A los aficionados les está prohibido el uso de cinta adhesiva en cualquier parte de la mano
que quede dentro del guante. En cambio, los profesionales podrán emplear cintas
adhesivas, las que deberán usarse sobre un vendaje para protegerlo y mantenerlo. Para
sostén del vendaje, los profesionales podrán utilizar entre los dedos, tiras de cinta
adhesiva de un ancho de hasta cinco milímetros y la colocación del vendaje se realizará
en el camarín del boxeador, bajo contralor directo del fiscal y en presencia de un segundo
del púgil oponente.
LOS GUANTES
Serán de cuero suave y liso, debiendo ese material no ocupar mayor peso que el
equivalente a la mitad del peso total. El resto del peso corresponderá al relleno que puede
ser de: a) crin rizada de caballo y pelo de cerdo, b) hebras largas de pelo de cabra lavado,
c) felpudo de cabello y d) espuma de goma. El relleno de los guantes no excederá de los
tres cuartos de onza en la muñeca de los mismos y el peso restante se distribuirá en el
cuerpo del guante. Se anudará sobre la parte exterior de la muñeca y a los efectos de
evitar roces, se cubrirá el nudo con dos vueltas de tela adhesiva.
De la utilización de guantes:
Para los aficionados (ambos sexos), se utilizarán guantes de 10 onzas (283,5 gramos) en
todas las categorías. En combates entre pugilistas profesionales se utilizarán guantes de 8
onzas (227 grs.) desde la categoría mínima hasta la categoría welter inclusive, y guantes
de 10 onzas (283,5 grs.) de la categoría súper welter a pesado. En el boxeo profesional
femenino se utilizan 10 onzas para todos los pesos.
12
LA VESTIMENTA
a) Pantalón corto enterizo sin botones ni bolsillos que cubrirá desde el medio muslo hasta
la cintura. Los pugilistas usarán pantalón de cualquier color (deberán tener dos y de
diferentes colores)
b) Medias cortas tipo soquete.
c) Calzado liviano de suela lisa, desprovisto de tacos y clavos y abrochable a cordón.
d) Protector bucal.
e) Protector inguinal (coquilla). Para las mujeres es opcional no así el protector de pechos.
f) Solo en aficionados, cabezal (hasta los 18 años los hombres y siempre las mujeres)
camiseta de combate.
EL MANAGER
Es la persona que, con licencia habilitante expedida por la FAB, representa al boxeador
profesional a los efectos de su vinculación comercial con los promotores de espectáculos
de boxeo profesional. Para tener derecho a retribución por sus servicios, deberán suscribir
contrato con todos los boxeadores que estén bajo su control (entregarlos en la FAB dentro
de los 90 días posteriores a su firma) y pueden dirigir técnicamente o preparar a sus
pupilos, siempre que cuenten con licencia habilitante para tales efectos. En cambio, no
pueden:
1º) Actuar como promotores de combates.
2º) Firmar contratos con boxeadores aficionados.
3º) Participar en negociaciones ilícitas vinculadas a un combate.
4º) Promover o incitar a su boxeador a efectuar arreglos o simulacros durante una pelea.
5º) Hacer por sí o por intermedio de terceros, apuestas en relación a combates donde
intervengan sus boxeadores.
6º) Promover, hacer por sí o incitar a sus boxeadores a formular declaraciones o promover
acciones en detrimento del espíritu de caballerosidad deportiva que debe privar en el
boxeo.
Al manager que se le cancele su licencia en forma definitiva, se le anularán también todos
los contratos que tenga firmados con sus púgiles.
EL DIRECTOR TÉCNICO
Es la persona que, con licencia habilitante expedida por la FAB, se encarga de la
preparación técnica y entrenamiento del boxeador. Además de las restricciones que
imperan para los managers y que ya hemos mencionado en el tema anterior, los directores
técnicos no pueden ser managers sin tener licencia habilitante, aplicar o permitir que se le
suministren a sus dirigidos sustancias estimulantes o doping y permitir que se programen a
sus boxeadores sin estar suficientemente entrenados.
EL SEGUNDO
Es quien, con licencia habilitante expedida por la FAB, atiende al boxeador durante los
combates. Cada boxeador puede tener dos y hasta tres segundos, uno de los cuales
deberá asumir el carácter de segundo principal, responsable de la conducta de los
segundos ayudantes. En caso de que alguno de estos no atendiese a sus indicaciones, el
13
segundo principal puede pedir al fiscal de servicio su inmediato retiro del rincón del
boxeador y si el segundo principal dejase el rincón por cualquier motivo, uno de los
restantes asumirá tal carácter con idénticas responsabilidades, previa comunicación al
árbitro de la pelea. Los segundos deberán vestir pantalón, camisa o camiseta o campera y
zapatillas o calzado de boxeo, de color blanco y subirán al ring provistos de los siguientes
elementos:
1º) Una toalla cuyas medidas máximas podrán ser de 1 metro de largo por 0,50 de ancho.
2º) Una esponja.
3º) Una botella conteniendo agua pura.
4º) Un frasco de sales amoniacales (sólo en caso de boxeadores profesionales).
5º) Un frasco de hemostático o cicatrizante e hisopo de algodón para usar el mismo (sólo a
boxeadores profesionales).
6º) Cinta hilera para reponer las ataduras de los guantes, pantalones y zapatos.
7º) Gasas esterilizadas.
8º) Tijeras.
9º) Un frasco de antiséptico.
10º) Vendas.
11º) Tela adhesiva.
12º) Bolsa de agua para hielo.
Todos estos elementos serán llevados en una caja que será revisada por el fiscal o médico
de guardia antes de la pelea y en caso de existir alguna duda sobre la identidad de las
sustancias, dichas autoridades estarán facultadas para retirarlas a los efectos de su
análisis, previo labrado de un acta donde conste esta circunstancia, la que deberá ser
firmada por el segundo principal y uno o dos testigos.
El mismo procedimiento regirá para el caso que el fiscal o el médico de guardia adviertan
el uso de sustancias no autorizadas durante la pelea.
En tanto dure la pelea, tanto los segundos principales de cada boxeador como sus
respectivos ayudantes deberán permanecer sentados en lugar establecido para ellos, sin
poder permanecer apoyados al borde del ring o parados en las proximidades del mismo.
También les está vedado durante el desarrollo de los rounds, dar instrucciones por sí o por
interpósitas personas a sus pupilos, ya sea mediante señas o palabras e ingresar en el ring
antes de finalizar la vuelta, salvo expresa disposición del árbitro a tales efectos. El
segundo principal está obligado de hacer abandonar a su pupilo cuando ‚este se encuentre
en manifiesta inferioridad de condiciones, sin posibilidad de continuar el combate o cuando
la prosecución del mismo lo exponga a graves consecuencias.
Cuando quiera producir el abandono, el segundo principal arrojará al ring la toalla o
esponja debiendo además subir hasta el borde del cuadrilátero para que el árbitro lo
identifique.
Además de las prohibiciones que rigen para los managers y directores técnicos (no pueden
actuar como tales sin tener licencia expedida a tal efecto por la FAB), a los segundos les
está vedado suministrar drogas, estimulantes, alterar o peinar los guantes, aplicar
excesivamente grasas en el cuerpo, la cara o los guantes que perjudiquen al rival o
disminuyan su eficacia así cómo arrojar agua al pugilista aficionado cuando se dirige al
rincón al finalizar la vuelta.
LA ORGANIZACION DE LOS ESPECTACULOS DE BOXEO
En el caso de reuniones boxísticas entre pugilistas aficionados, sólo podrán ser
organizadas por los clubes directamente afiliados a la FAB o por Federaciones o
Asociaciones del interior. En cambio, los espectáculos en los que intervienen boxeadores
profesionales podrán ser organizados por clubes y promotores particulares, ya sean
individuos o particulares. Los clubes deberán tener personería jurídica, acreditar
14
responsabilidad económica y estar afiliados a la FAB. Los particulares tendrán que
presentar documentos de identidad (contrato social si se tratara de una empresa), acreditar
solvencia económica, y constituir domicilio legal. Los programas de boxeo organizados, así
cómo los contratos firmados por los boxeadores deberán presentarse ante la FAB o
asociaciones del interior con anticipación no menor a los diez días.
AUTORIDADES DEL ESPECTÁCULO
FISCAL: Es el encargado de asegurar el normal desarrollo del espectáculo y el cabal
cumplimiento de las reglamentaciones. Debe constituirse en el local por lo menos una hora
antes del comienzo de la reunión y asegurarse de la presencia de los boxeadores y las
autoridades programadas, no pudiendo dar comienzo a los combates sin que se halle el
médico de guardia, pudiendo en el caso de que ‚este demore o faltara, proceder a
sustitución. Asimismo, constatará que los boxeadores participantes tengan su licencia
acorde a las prescripciones reglamentarias, alertarán a los árbitros de los combates sobre
cualquier incidente que ellos no hubieren percibido, revisarán las tarjetas de los jurados
haciendo rectificar cualquier error de suma u omisión que presenten antes de mandar a
proclamar el resultado de la pelea, determinará la finalización del combate cuando el
médico de guardia lo aconseje y retendrá las licencias de los púgiles derrotados por
nocaut, nocaut técnico o abandono y de aquellos que aconseje el médico de guardia.
MEDICO: Deberá hallarse en el local del espectáculo, no menos de 30 minutos antes de
su comienzo, acudirá al llamado del árbitro durante el combate cada vez que se lo solicite,
para revisar a un boxeador accidentado, examinará por iniciativa propia a un boxeador
durante el minuto de descanso para determinar si puede seguir o no combatiendo,
detendrá el combate por intermedio del fiscal de turno cuando lo estime conveniente y en
el caso de que un boxeador pierda por nocaut, nocaut técnico o abandono, deberá
cerciorarse de que pueda retirarse del local sin consecuencias.
*Las boxeadoras aficionadas y profesionales deberán presentar ante el médico y el fiscal,
en el momento del pesaje, un test de embarazo (de laboratorio) realizado 48 horas antes
del combate.
CRONOMETRISTA: Su misión es cuidar la duración exacta de cada una de las vueltas y
de sus descansos. La declaración del cronometrista respecto de la duración de cualquier
lapso, no podrá ser discutida y resultará inapelable. Son sus obligaciones concurrir al local
donde se realiza el espectáculo con una anticipación no menor a una hora, verificar el
buen estado de los timbres, las campanas, el tablero indicador donde lo hubiera y de los
cronómetros controladores del tiempo de los combates, anunciar la iniciación de la pelea
inmediatamente después que los jurados ocupen sus lugares y de cada round, para lo cual
diez segundos antes de su comienzo, tendrá que expresar a viva voz la frase “Segundos
Afuera”, e indicar a continuación el número de round que va a comenzar, hacer sonar la
campana a mano o por medios mecánicos o electrónicos al principio y al final de cada
vuelta, deducir el tiempo de suspensión del combate cuando lo ordene el árbitro, iniciar la
cuenta de los segundos cuando el boxeador haya sido derribado por golpe lícito del
adversario, tan pronto haya transcurrido un segundo desde que el boxeador está en la
lona y hasta tanto el árbitro esté en condiciones de retomar la cuenta, cuyo ritmo marcará
mediante golpes a un objeto sonoro situado al borde del ring. Al final de cada vuelta no
hará sonar el gong en caso de que el árbitro se encuentre realizando una cuenta a un púgil
caído debiendo hacerlo sonar solo si se da el pase y la orden de continuar la pelea. En
caso de una caída doble, el cronometrista empezará a contarle al boxeador caído en el
último término.
15
ANUNCIADOR: Es el responsable de las condiciones de los aparatos de sonido y de
anunciar desde lugar visible la iniciación del combate, proclamando los nombres de los
combatientes, su categoría, el peso con el que actúan y la cantidad de vueltas que habrán
de disputar. Cuando corresponda, indicar además el peso exacto acusado en la balanza,
el título que ostenta y si se halla en disputa el mismo, todo esto absteniéndose de
transmitir comentarios que no le hayan sido expresamente ordenados o propaganda
política o religiosa e impidiendo que durante su labor, el micrófono sea utilizado por
cualquier persona, salvo expresas instrucciones en contrario emanadas de las autoridades
competentes. En el caso de los combates profesionales, el anunciador tendrá que
anunciar el resultado del enfrentamiento con indicación del nombre de cada jurado y su
correspondiente veredicto.
DE LAS FALTAS DURANTE COMBATES
Los siguientes actos constituyen faltas pasibles de advertencia, amonestación o
descalificación:
a) Golpear con el guante abierto, con el revés del guante, con la muñeca, con cualquier
parte del guante que no sea la que cubre los nudillos.
b) Golpear o empujar con la rodilla, el pié, la cabeza, el hombro, el antebrazo o el codo,
simultáneamente con ambas manos en las orejas o girando sobre si mismo (pivot).
c) Golpear tomándose de las cuerdas o impulsándose en ellas.
d) Golpear debajo de la cintura, en la nuca, en la espalda, sobre los riñones, al adversario
caído, en el momento en que se está levantando, después de cada orden de
separación o después de finalizada la vuelta.
e) Restregar la cabeza del rival con el guante, el codo, el brazo o la cabeza o introducir los
dedos en los ojos o la boca de su rival.
f) Atraer al adversario sujetándole el guante, el brazo, la cabeza o cualquier otra parte del
cuerpo para inmovilizarlo o golpearlo.
g) Trabar los brazos del contendor o introducir el brazo empujando entre el brazo y el
cuerpo de este.
h) Empujar al contrincante para alejarlo o golpearlo, tratar de hacerlo girar sobre sí mismo,
hacerle palanca o torsión de los brazos, intentar derribarlo forcejeando o apretarle la
cabeza o la garganta con los brazos.
i) Prolongar deliberadamente los cuerpo a cuerpo, desobedecer la orden de separarse o
golpear antes de retroceder un paso.
j) Agarrarse de la cintura del rival, echarle encima el peso del cuerpo o agacharse mas
abajo de la cintura del contendor.
k) Simular haber recibido un golpe bajo, en la espalda o en la nuca.
l) Oponer una defensa pasiva, cubriéndose exageradamente con los guantes, negarse a
combatir.
m) Hablar al adversario, al público o al segundo durante la pelea, insultar o hacer
ademanes obscenos o de protesta.
n) Reclamar descomedidamente al árbitro, desobedecer sus indicaciones o retardar su
cumplimiento.
ñ) Abandonar el ring antes de que el árbitro haya hecho pública la decisión del
combate.
o) Arrojar deliberadamente el protector bucal.
GOLPES CORRECTOS
Se computarán como tales únicamente los que se apliquen con la parte del guante cerrado
que cubre los nudillos de la mano, sobre cualquier parte de la frente o de los lados de la
cabeza o del cuerpo encima de la cintura. No serán considerados como tales los aplicados
16
con el lado o la palma de la mano, con el guante abierto o con cualquier otra parte que no
sea la que cubre los nudillos.
DE LOS ÁRBITROS
Se considera árbitro de boxeo a toda persona mayor de edad que, habiendo aprobado los
cursos dictados por la Federación Argentina de Box o sus federaciones del interior del
país, dirija combates entre pugilistas aficionados o profesionales. Para ser autorizados a
actuar, los árbitros deberán cumplir los siguientes requisitos: a) saber leer y escribir, b) no
contar en el momento de su habilitación con una edad mayor a los 45 años, c) presentar
documentos de identidad y aval de una conducta moral, d) someterse a un examen
psicofísico conforme a las disposiciones de las autoridades médicas y e) los que actúen en
combates profesionales presentarán declaración jurada de que no tienen relación
patrimonial alguna con empresas promotoras al igual que con promotores, managers,
directores técnicos, segundos y boxeadores.
La FAB podrá cancelar la licencia acordada: a) por falta grave conforme lo establece el
reglamento, b) por inconducta moral o falta de ética, c) por ineptitud médica definitiva
certificada por las autoridades médicas, d) por tener relaciones patrimoniales con
empresas promotoras, promotores, managers, directores técnicos, segundos o
boxeadores, e) por tener más de 65 años y f) por deficiente actuación evaluada al cabo de
cada temporada.
A los efectos de dicha evaluación se considerarán: a) los informes de cada fiscal al término
de las reuniones boxísticas en las que haya participado el árbitro evaluado, b) los informes
que cada árbitro eleva sobre el desarrollo de los combates en los que actúa, c) las
inasistencias injustificadas a las designaciones de que hubiera sido objeto y d) las
sanciones que el árbitro hubiera merecido durante la temporada evaluada.
La vestimenta del árbitro será determinada en forma resolutiva por la FAB, no estando
permitida inscripción alguna en la misma, excepto aquella que determine y/o autorice la
FAB.
Funciones:
a) Controlar el rincón de cada pugilista antes del comienzo de cada combate, vigilando si
los guantes se hallan en buen estado, si sus cordones están seguros y ajustados, si la
vestimenta del boxeador es la adecuada, si se le ha aplicado vaselina, aceite o
cualquier sustancia en exceso que resulte perjudicial para el contrincante. En el caso de
boxeadores aficionados, cuidará que no tenga colocada ninguna sustancia.
b) Requerir el nombre de los segundos principales a fin de identificarlos y
responsabilizarlos por su conducta y por la de los segundos ayudantes y verificar que
los jurados se hallen en sus sitios.
c) En el caso de pugilistas profesionales, los llamará al centro del ring e impartirá, lo más
brevemente posible, las instrucciones pertinentes para el normal desarrollo del
combate. Luego de recibir estas indicaciones, los pugilistas se darán la mano y se
retirarán a los rincones a la espera de que el árbitro de la orden para que suene el
gong y comiencen las acciones, y no volverán a darse la mano hasta el comienzo de la
última vuelta.
d) Vigilará que las acciones se desarrollen dentro de la más absoluta corrección, evitando
en lo posible tocar a los boxeadores y permitirá o podrá disponer que los boxeadores
se den la mano con el objeto de atenuar cordialmente cualquier falta que hubieran
cometido. Deberá intervenir cuando las circunstancias lo exijan, en forma serena pero
enérgica, evitando ademanes exagerados o recomendaciones parciales y sin hablar o
dirigirse al público.
e) Durante los descansos deberá observar la tarea de los segundos, cuidando que
cumplan sus obligaciones. Cuando algún segundo principal requiera su presencia,
acudirá al respectivo rincón para escucharlo, atenderá al llamado de los jurados, del
médico o del fiscal para escuchar las consultas o sugestiones que quieran formularle y
cuidará que los segundos principales durante el desarrollo de los rounds, no le hagan
17
indicaciones a sus púgiles. En caso de que los segundos ayudantes incurran en esta
infracción, el árbitro llamará la atención del segundo principal y, si aquellos
reincidieran, podrá ordenar su retiro. Si en cambio, el infractor fuera el segundo
principal, el árbitro lo observará la primera vez y si reincide, podrá ordenar su retiro en
cuyo caso, el segundo ayudante reemplazar al principal con sus mismas obligaciones.
f) Producida la caída de un boxeador, el cronometrista iniciará la cuenta de los segundos
tan pronto haya transcurrido un segundo desde que el boxeador está en el suelo,
mientras que el árbitro (único autorizado a juzgar si la cuenta debe proseguir o
suspenderse) se ocupará exclusivamente de que el boxeador oponente se ubique en el
rincón neutral más alejado del boxeador caído y procederá de la siguiente manera: 1ºUbicado el oponente en ese rincón neutral, se volverá hacia el pugilista caído y tomará
la cuenta iniciada por el cronometrista desde el segundo inmediato posterior al que
aquel expresara de viva voz.
A partir de ese momento, el cronometrista, mediante
golpes dados sobre un objeto sonoro colocado al borde del ring, continuará marcando
los segundos al árbitro.
2º- Si durante el transcurso de la cuenta al boxeador caído, el boxeador de pié
abandonara el rincón neutral, el árbitro suspenderá la cuenta indicando simultánea y
claramente con gesto y de viva voz, con la palabra “suspenda” dicha situación al
cronometrista. Cuando el boxeador vuelva a ocupar el rincón neutral, el árbitro
proseguirá la cuenta suspendida desde el segundo inmediato posterior al que la
había interrumpido. 3º- La cuenta de los segundos será hecha por el árbitro en voz
alta con un intervalo de un segundo entre número y número e indicando cada
segundo transcurrido con un dedo de la mano para que el boxeador caído pueda
percatarse mejor de la cuenta. Una vez pronunciada la palabra “diez”, que puede
reemplazarse por “out”, el encuentro habrá finalizado y el boxeador caído habrá
perdido la pelea por nocaut (K.O).
La campana no detiene la cuenta del árbitro al cabo de ninguna vuelta, y sólo se la
hará sonar después de que el árbitro haya dado la orden de que el combate continúe.
En caso de que por error el cronometrista haga sonar la campana, el árbitro deberá
proseguir la cuenta.
g) Si estando el boxeador en el suelo, el segundo principal hiciera señal de abandono
arrojando la toalla o la esponja antes del comienzo de la cuenta, el árbitro la iniciará y
proseguirá con prescindencia de la señal aludida. Producida la caída de un boxeador, el
árbitro no permitirá la continuación de la pelea sino después de haber contado hasta
ocho segundos, aunque el boxeador de muestras de que está en condiciones de seguir
antes. En todos los casos, el árbitro, antes de dar el pase, debe cerciorarse de que el
pugilista está en condiciones de poder continuar la pelea, haya armado o no la guardia.
h) Si los boxeadores caen al mismo tiempo, el árbitro contará los segundos mientras uno
de ellos está en la lona. Si ninguno se levanta antes de los diez segundos, el combate
habrá terminado y se definirá por puntos, salvo que se trate de la primera vuelta, en
cuyo caso el combate se fallará empate. Cuando uno de los boxeadores cae después
del otro con diferencia de uno o más segundos, el árbitro contará al que cayó primero y
el cronometrista al que cayó último.
i) El árbitro dará por terminada una pelea:
1º) En el caso de boxeo profesional masculino, cuando en el transcurso de una vuelta uno
de ellos sufriera tres caídas, en cuyo caso será declarado perdedor por nocaut técnico
(KOT) sin completar la cuenta de la tercera caída (en el boxeo femenino son 2 caídas en
un round o 3 en toda la pelea). En el caso de un boxeador aficionado, tres caídas con
cuenta en un round o cuatro caídas con cuenta a lo largo del combate, equivaldrán a su
derrota por KOT, sin completar la cuenta de la última caída (en amateur femenino 2 caídas
en un round o 3 a lo largo de toda la pelea).
2º) Cuando un boxeador caído se reincorpora antes de los diez segundos, inconsciente y
sin defensa, se lo declarará perdedor por nocaut luego de completar la cuenta de diez.
3º) Cuando un boxeador durante transcurso del combate ha sufrido un accidente y no hace
abandono del mismo, será declarado perdedor por nocaut técnico (K.O.T).
18
4º) Cuando existe evidente superioridad de un boxeador sobre otro, decretando la derrota
del superado por nocaut técnico (KOT).
Si un boxeador cayera, se levantara antes de los ocho segundos y volviera a caer de
inmediato sin que haya mediado ningún golpe, el árbitro seguirá la cuenta hasta su
finalización, sin interrumpirla por la momentánea recuperación del caído. Cuando un
boxeador estuviera sentado en su rincón y no respondiera al llamado de la campana para
volver a combatir al inicio de la vuelta, el árbitro comenzará la cuenta de los segundos y lo
declarará perdedor por nocaut (KO). Si antes de finalizar la cuenta, saliera a combatir, el
árbitro la interrumpirá. Y si el segundo principal arrojara la toalla o la esponja durante la
cuenta en señal de abandono, el árbitro solo la considerará si el boxeador se encontrara
de pie sin recostarse contra las sogas, declarándolo perdedor por KOT. Si permaneciera
sentado, se lo declarará perdedor por nocaut (KO).
En caso de que un combate no pueda continuar porque uno o los dos boxeadores han
sufrido lesiones apreciadas por el árbitro, este es el único que decide la forma en que se
falla dicho encuentro, aunque el mismo se detenga por indicación del médico, conforme a
lo que se determina a continuación:
1º) Por nocaut técnico (KOT) en contra del damnificado en el caso que la lesión fuese
producida por un golpe lícito y correcto.
2º) Por descalificación del boxeador que la produjo si la lesión es consecuencia de un
golpe o acción ilícita, voluntaria o involuntaria. También puede resultar descalificado el
lesionado si es él quien produjo la acción ilícita.
3º) Por puntos, si es que el árbitro no puede determinar si ha mediado infracción o golpe
lícito, previa consulta con los jurados.
En consecuencia, si una lesión es producto de un golpe lícito y el combate no puede
proseguir, el árbitro debe decretar la victoria por nocaut técnico (KOT). Si en cambio
determina por si o por indicación del médico que la pelea puede continuar, debe comunicar
a los jurados y a los segundos principales que en caso de que la lesión se agrave, la
misma será detenida y el damnificado será declarado perdedor por nocaut técnico (KOT).
Y si la lesión fuera producto de una infracción involuntaria y el árbitro por su cuenta o por
indicación del médico, considera que el combate puede proseguir porque la lesión no
reviste gravedad, debe establecer que ha existido falta y ordenar que al infractor se le
deduzcan los puntos de reglamento y comunicar al jurado y a los segundos principales de
cada boxeador que, en caso de que el combate no pueda proseguir porque la lesión se
agrave, el combate se definirá por puntos. Se consideran lesiones todas las heridas,
tumefacciones e hinchazones producidas en la cara o el cuero cabelludo. No serán
consideradas como tales, las luxaciones, fracturas y esguinces.
Cuando un boxeador sufriera durante el combate un golpe ilícito o manifestara haberlo
sufrido sin que el árbitro lo hubiera observado, de modo que lo imposibilitara de continuar,
deberá suspender momentáneamente el encuentro y recabar la inmediata presencia del
médico de guardia, quien, si comprobara la inexactitud de lo denunciado, facultará al
árbitro para proceder a su descalificación sin perjuicio de las sanciones posteriores a las
que hubiere lugar. Si por el contrario, el médico de guardia certificara fehacientemente la
imposibilidad de continuar el combate por la existencia del golpe ilícito no advertido, el
árbitro descalificará al infractor. Y si comprobada la infracción, el combate puede proseguir,
el árbitro sancionará al infractor con el descuento de puntos correspondiente.
Si un boxeador, por una acción lícita, es arrojado fuera del cuadrado el árbitro deberá
iniciar la cuenta de 20 segundos y si en el transcurso de la misma no volviera por sus
propios medios al ring, al finalizar esta será declarado perdedor por K.O.
Cuando los boxeadores se hallaren trabados en el cuerpo a cuerpo, el árbitro impartirá
orden de separación, obligándolos a dar un paso atrás a cada uno y sin tocarlos, salvo que
no obedecieran la indicación. Entonces, los separará evitando empujones y absteniéndose
de pasar entre ellos. Cuando el árbitro deba observar a un pugilista o a los dos, detendrá
el combate con la voz de “alto” y, hecha la observación en forma breve, lo reanudará.
19
Cuando el boxeador cometiera alguna infracción, el árbitro lo observará haciéndole una
advertencia. Si reincidiese, hará descontar en su puntaje como sigue:
a) Aficionados: 1 punto la primera vez, 1 punto la segunda y descalificación la tercera.
b) Profesionales: 1 punto por vez (hasta que el árbitro determine descalificar al infractor).
El árbitro también podrá descalificar a uno o a los dos púgiles, previo llamado de
atención por única vez, si advirtiera que alguno de ellos o los dos, no se esfuerzan para
ganar (falta de combatividad). En caso de descalificación por esta causa de ambos
contendientes, el combate será declarado “sin decisión por descalificación”.
Si uno de los boxeadores incurriera en alguna infracción que produjera notorios efectos
perjudiciales en el adversario, el árbitro, sin perjuicio de producir el descuento de
puntos reglamentarios, suspenderá el combate por uno o dos minutos para permitir la
recuperación del disminuido, reanudándolo solamente si este queda en perfectas
condiciones. Caso contrario, procederá de la siguiente manera:
c) Si el boxeador no se recupera, pedirá la inmediata intervención del médico de guardia
quien, si aconsejara llevar al pugilista a su camarín a los efectos de un mejor examen,
obligará al árbitro a suspender definitivamente las acciones, debiendo retirarse del ring
todos los protagonistas. No obstante, no decidirá el resultado hasta no conocer el
dictamen del facultativo, quien deberá darlo a conocer a la brevedad posible.
d) En caso de que el árbitro no haya observado el golpe y el boxeador acusara el mismo
de cualquier forma, el árbitro continuará la cuenta hasta nueve y la suspenderá sin
decidir el resultado hasta conocer el dictamen del médico de guardia. En caso de que
se compruebe la existencia de un golpe ilícito, el árbitro decretará la derrota por
descalificación del infractor. Si en cambio, comprobara la simulación, el árbitro
decretará la derrota por nocaut del simulador, sin perjuicio de las sanciones
disciplinarias que le serán aplicadas por tal hecho. En todos los casos, el árbitro
deberá hacer anunciar el motivo de su decisión luego del informe del médico y si el
pugilista, antes de abandonar el ring o al hacerlo, expresara desagrado por el fallo o
tuviera actitudes descomedidas, el árbitro deberá llamarle la atención e informar de ello
a las autoridades.
Cuando el guante, el zapato o el pantalón de un boxeador se rompa el árbitro deberá
detener inmediatamente las acciones para subsanar el inconveniente. Mientras tanto, el
cronometrista detendrá el reloj y agregará el tiempo perdido a la duración de la vuelta,
de manera que los boxeadores combatan el tiempo estipulado. Durante la suspensión,
el adversario deberá retirarse a un rincón neutral sin caminar en torno del ring, ni
sentarse, ni conversar con nadie, ni ser atendido por sus segundos. Finalizado el
combate, el árbitro recogerá las tarjetas de los jueces y las entregará al fiscal para su
verificación y posterior proclamación del resultado. Los árbitros no deberán hacer
declaraciones periodísticas de ningún tipo respecto de los combates en los que les
toque intervenir y si por motivos de impedimento físico o por otras razones de fuerza
mayor, un
árbitro no pueda comenzar o seguir dirigiendo una pelea, será
inmediatamente reemplazado por otro, designado como suplente con la debida
antelación. Los árbitros y jueces que actúen en combates entre pugilistas aficionados
y/o profesionales percibirán viáticos según fije la FAB.
Deberá controlar que se falle todo round que haya comenzado, cualquiera sea el
tiempo transcurrido (si finaliza por decisión técnica).
Es optativo el uso de guantes de látex tipo quirúrgico.
DE LAS DECISIONES
Las decisiones de los combates son inapelables y serán públicamente anunciadas. Si al
término de una pelea, el resultado se diera a conocer en forma equivocada por causa
imputable a cualquier autoridad (árbitro, jurado o fiscal), el mismo podrá rectificarse en un
lapso no mayor de diez minutos desde el momento de su anuncio, siempre y cuando las
20
mencionadas autoridades no se hayan retirado del estadio donde se concreta la pelea. Los
fallos posibles son los siguientes:
a)
b)
c)
d)
e)
f)
g)
Por nocaut.
Por puntos.
Por nocaut técnico (KOT)
Por descalificación.
Empate.
Sin decisión.
Walk Over (W.O.) (Sólo en Aficionados)
POR NOCAUT : Se establecerá esta decisión en estos casos:
a)
Cuando un boxeador permanece caído en la lona por espacio de 10 segundos que le
son contados por el árbitro. Se entiende que un boxeador está caído a consecuencia
de una acción lícita de su adversario, toca la lona con cualquier parte del cuerpo que no
sean los pies, cuelga indefenso de las sogas, queda parcial o totalmente fuera de las
cuerdas, se encuentra en estado semiinconsciente e incapaz aún cuando esté de pié y
no cuelgue o se recueste sobre las sogas y cuando al término de un descanso, no
reanude inmediatamente las acciones o haga abandono expreso del mismo.
POR PUNTOS: Se establecerá esta decisión cuando la mayoría de los votos de los
jurados haya adjudicado una diferencia a favor de uno de los contendientes. Los combates
se definirán por puntos cuando:
a) Hayan durado el número de vueltas a que estaba estipulado.
b) Completada la tercera vuelta en combates pactados a diez o más rounds o completada
la segunda vuelta en combates pactados hasta ocho rounds, deba detenerse el mismo
por lesiones no imputables a causa lícita o ilícita.
c) Cuando se produzca un doble nocaut luego de la primera vuelta.
POR NOCAUT TECNICO: Se concederá en los casos en que el árbitro de por terminada
la pelea como consecuencia de:
a) Debido a una lesión de uno de los boxeadores no motivada por acción ilícita, que le
impida seguir combatiendo.
b) Cuando uno de los boxeadores sufre un castigo excesivo, cuando se evidencia una
gran superioridad o cuando lo aconseja el médico de turno.
c) Cuando un boxeador caído se reincorpora antes de los diez segundos
semiinconsciente y sin defensa, y el árbitro considera innecesario proseguir la
cuenta.
d) Cuando un boxeador sufre un accidente y no hace abandono de la pelea por sí o
por sus segundos.
e) Cuando el árbitro se halla contando y el público invade el ring para evitar que la
cuenta continúe.
f) Cuando un boxeador profesional haya sufrido tres caídas con cuenta en una vuelta,
sin necesidad de completar la cuenta de la última (en el boxeo femenino profesional
son dos caídas en un round o tres en toda la pelea). En el campo amateur:
masculino, tres caídas en un round o cuatro en toda la pelea. En el femenino, 2
caídas en un asalto o tres en toda la pelea.
POR DESCALIFICACION: Considerase faltas graves motivo de descalificación:
a) Aplicar voluntaria o involuntariamente golpes prohibidos que coloquen al adversario
en inferioridad para seguir combatiendo.
b) Simular haber recibido golpes prohibidos.
21
c) Dejarse caer en tierra sin haber recibido golpe alguno con el objeto de descansar o
evitar una situación difícil.
d) Observar conducta pasiva o falta de combatividad y energía.
e) Reincidir por tercera vez en una infracción ya penalizada por el árbitro.
f) Colocarse el protector inguinal sobre prendas no autorizadas por el reglamento.
g) Por invasión del ring por parte de los segundos, por dar reiteradas instrucciones
durante el combate, por protestar descomedidamente al árbitro o al boxeador
adversario, por aplicar durante el descanso sustancias en el cuerpo, cara o guantes
del boxeador que perjudiquen o disminuyan la eficacia del contendiente, por desatar
deliberadamente durante el descanso los cordones de los guantes o del calzado,
por aflojar o soltar las vendas, por ablandar los guantes en alguna de sus partes, por
administrar drogas excitantes o estimulantes o por ayudar a que el boxeador retorne
al ring luego de haber sido arrojado del mismo por acción lícita.
h) Por arrojar deliberadamente el protector bucal.
EMPATE: Corresponde fallar empate cuando:
a) Ambos boxeadores hayan totalizado la misma cantidad de puntos en la tarjeta de
cada jurado al término del combate.
b) Cuando las tarjetas de dos de los tres jurados otorguen empate.
c) Cuando las tarjetas de los tres jurados den fallos diferentes.
d) Cuando se produzca un doble nocaut en la primera vuelta.
SIN DECISION: Sé consagrará un combate sin decisión cuando:
a) Ambos boxeadores hayan sido descalificados haciendo constar esta decisión en las
tarjetas de los jurados.
b) Cuando el combate deba ser suspendido por causas inimputables a acción lícita o
ilícita sin haber completado el segundo round en combates hasta ocho asaltos y
antes de completar el tercero en combates hasta diez o más asaltos.
c) Cuando al ring haya quedado dañado de manera tal que la continuidad de las
acciones resulte imposible.
d) Cuando no existan condiciones de continuar ordenadamente la pelea por el anormal
comportamiento del público.
e) Cuando se rompa un guante, una bota, el protector inguinal, el protector de pechos o
el pantalón y su reemplazo inmediato resulte imposible.
f) Cuando al comenzar una vuelta, ambos boxeadores se queden sentados en sus
respectivos rincones y el árbitro les cuenta los diez segundos.
WALK OVER (W.O): Se establece esta decisión solo en campeonatos. Cuando en un
combate uno de los púgiles no se presenta el otro será declarado ganador por W.O.
DE LOS JUECES
Se considera juez de boxeo a toda persona mayor de edad, idónea y responsable que,
habiendo aprobado los cursos de la Federación Argentina de Box o sus federaciones del
interior del país, determine mediante puntaje el resultado de un combate de boxeo de
aficionados o profesionales. El cargo de miembro del jurado será honorario actúen tanto en
peleas de profesionales como de amateurs y serán designados previo cumplimiento de
estos requisitos:
a) Ser mayor de edad y al momento de la oficialización, no contar con más de 50 años de
edad.
b) Presentar documentos de identidad y aval de una elevada conducta moral.
c) Someterse a un examen psicofísico.
d) Los jueces que actúen en combates profesionales, presentar una declaración jurada en
el sentido de que no tienen relación patrimonial con empresas promotoras al igual que
con promotores, managers, directores técnicos, segundos y boxeadores.
La licencia de los jueces podrá ser cancelada por la FAB en las siguientes circunstancias:
22
a)
b)
c)
d)
Por falta grave sancionada conforme a lo establecido en el reglamento de la FAB.
Por inconducta moral o falta de ética.
Por ineptitud médica certificada por las autoridades.
Por tener relación patrimonial con empresas promotoras, promotores, directores
técnicos, segundos y managers.
e) Por deficiente actuación al cabo de cada temporada.
f) Por cumplir 70 años. (A los que actúan en el amateurismo le puede otorgar una
excepción por parte de la FAB, previa certificación médica, por tres años más,
luego prorrogables por dos, al termino de los cuales (75 años) no podrá continuar
con la función de juez.
La actuación de los jueces será evaluada técnicamente al término de cada temporada y si
de dicha consideración surgiera la comprobación de una deficiente actuación se procederá
a la cancelación de la licencia respectiva. A los efectos de dicha evaluación se tomará en
cuenta:
a) El estudio de las tarjetas de puntaje de cada uno de los combates en que hubiera
actuado.
b) Los informes de la autoridad competente en dichos combates.
c) Las inasistencias no justificadas a las designaciones de que hubiere sido objeto.
d) Las sanciones que el juez hubiera merecido a lo largo de la temporada analizada.
Los jueces deberán concurrir al local donde se realice la pelea para la que fue designado
antes de iniciado el festival y presentarse al fiscal quien le comunicará el o los combates
que habrá de fallar. Una vez que llegue su turno, cada juez ocupará su lugar al borde del
ring, separados del público y sin posibilidad de comunicarse entre ellos de palabra o por
signos. Una vez que sea proclamado el fallo de la pelea, cada juez estará en condiciones
de abandonar su puesto.
Es obligación de los jueces hacer notar al árbitro cualquier incidente que hubieran
observado en el transcurso de la pelea (comportamiento de los segundos, infracciones de
los boxeadores, estado del ring). En ningún momento deberán dirigirse de palabra a los
boxeadores o sus segundos. Solo podrán formular sus consultas u observaciones al
árbitro. Cuando se lo solicite el Fiscal deberán rectificar los errores que hubieren cometido
al sumar los puntos o en la designación del ganador.
A los efectos de la estimación de la labor técnica de los boxeadores durante la pelea, los
jueces ponderarán los siguientes conceptos:
a) ATAQUE: Es la iniciativa llevada mediante golpes limpios y correctos que no hayan sido
desviados ni bloqueados.
b) DEFENSA: Constituida por las paradas, bloqueos, esquives y desplazamientos del
cuerpo que anulen el ataque del adversario.
c) EFICACIA: Es la colocación de golpes que produzcan efecto por su correcta aplicación
y poder.
d) TECNICA: Es la habilidad empleada en la aplicación de los golpes, la corrección y la
destreza usadas para hacerlo y la defensa eficaz que guarde armonía con el ataque.
El valor de los golpes cambiados en los cuerpo a cuerpo será decidido por el juez al
separarse los contendores y adjudicado al que haya obtenido ventaja, según haya sido el
grado de superioridad. Al final de cada vuelta, los jueces otorgarán al ganador de cada
parcial un número de puntos como se consigna a continuación:
Aficionados: 10 puntos al ganador y una proporción menor al perdedor (10-9, 10-8, 10-7 y
10-6). Bajo ningún concepto se puede fallar una vuelta empatada.
Profesionales: 10 puntos al ganador y una proporción menor al perdedor pudiendo utilizar
medio punto (10-9,5. 10-9. 10-8,5. 10-8. 10-7,5. 10-7.) Bajo ningún concepto se puede
fallar una vuelta empatada.
Los jueces actuarán en número de tres para cada combate entre profesionales y también
de tres para las peleas entre aficionados pero existe la posibilidad de utilizar 5 cuando se
disputan torneos internacionales (AIBA). Cuando se lo solicite el Fiscal, deberán rectificar
23
errores que hubieran cometido al sumar los puntos o en la designación del ganador y
salvar la omisión de cualquier observación a la que correspondía dejar constancia.
Además, el juez deberá anotar los descuentos de puntos acumulados por el boxeador al
cabo de la pelea.
Es obligación de los jueces hacer las anotaciones pertinentes con tinta o lápiz indeleble a
la terminación de cada vuelta sin enmiendas, tachaduras o borrones que dificulten su
lectura, debiendo al término del combate y luego de haber efectuado la suma de los puntos
obtenidos por cada boxeador y asentado el fallo correspondiente, firmar dicha tarjeta antes
de entregarla al árbitro del combate sin formular comentarios verbales de ninguna especie
(amateur). En el campo profesional el juez deberá entregar su tarjeta al finalizar cada
asalto.
Si el combate se definiera por nocaut, nocaut técnico o descalificación, además del nombre
del ganador, el juez indicará el motivo de la victoria y el round en el que se produjo. Si la
descalificación alcanzara a los dos pugilistas asentar “sin decisión” y si el combate fuera
suspendido por otros motivos, consignar estos en su tarjeta y la vuelta en que se
suspendió.
TECNICA Y TÁCTICA
La base de todos los movimientos que se realizan sobre el ring consiste en mantener una
posición adecuada y equilibrada que se consigue con una correcta alineación del cuerpo,
para lo cual es necesario dominar el juego de piernas y escoger la mejor guardia, según
sus aptitudes naturales. Para conseguir esa alineación, el boxeador debe procurar que el
peso del cuerpo descanse por igual sobre ambas piernas o ligeramente sobre la que tiene
más adelantada (la izquierda en el caso de los boxeadores con guardia diestra o la
derecha en el caso de los que tienen guardia invertida o de zurdo). De tal manera, se
moverá con mayor velocidad y equilibrio.
Antiguamente, la posición de guardia era bastante deficiente: los boxeadores mantenían el
brazo izquierdo muy elevado y doblado para defenderse, mientras que el derecho estaba
siempre en constante balanceo, supuestamente para sorprender al contrario.
Hoy día, la guardia denominada clásica coloca el pie izquierdo o derecho (según el
boxeador sea diestro o zurdo) a 30 centímetros del otro, procurando un reparto equitativo
del peso del cuerpo. El pie que queda atrasado debe descansar llano en tierra, formando
detrás del talón del pie adelantado un ángulo de 60 grados. El brazo izquierdo debe estar
separado del cuerpo descubriendo un ángulo abierto y amenazando siempre la mandíbula
del adversario. El derecho, en tanto, cruza el pecho de modo tal que el codo proteja las
costillas y el antebrazo el estómago. El cuerpo debe estar siempre ligeramente curvado
hacia adelante y las rodillas permanecerán flexionadas para permitir una total libertad de
movimientos y el mentón recogido sobre el hombro izquierdo y pegado levemente contra el
torso. En los pasos atrás, la pierna izquierda se desplaza para anular la distancia que
inicialmente ha abierto el pie derecho. El boxeador debe desplazarse siempre de un lado a
otro sin mayores esfuerzos, procurando que los brazos estén en continuo movimiento para
que el contrincante no advierta el golpe que se intenta colocar. Estos movimientos no
deben ser rápidos ni desordenados. Es importante no perder la línea y la velocidad y
desplazarse apoyándose en la punta de los pies, oscilando el tronco y sin perder el
equilibrio. Si se logra esta coordinación, el púgil estará en mejores condiciones de
encontrar la distancia adecuada.
LOS GOLPES
Son seis: tres largos (swing, jab y directo) y tres cortos (cross, hook o gancho y uppercut,
un golpe de cuerpo a cuerpo). En todos los casos deben lanzarse con los pies totalmente
afirmados al piso, para que lleguen acompañados de todo el peso del cuerpo y con el torso
24
sustentando por detrás la maniobra de lanzamiento. Además, deben enviarse luego de que
con los pies se gane la distancia, cuestión de no quedar desequilibrado.
JAB: Es un golpe seco que debe ir acompañado por un cuarto de vuelta del hombro
izquierdo seguida de una extensión completa del brazo, durante la cual la muñeca gira al
interior (hacia la derecha) de manera que en el momento de máxima extensión los nudillos
quedan hacia arriba. El brazo recorre una trayectoria recta, un poco por encima del hombro
y al volver adopta la posición de guardia fundamental. Es un golpe de apertura, poco
decisivo, que abre camino y prepara terreno para otras maniobras ofensivas y que sirve
para marcar distancias y sumar puntos. No aterriza sobre el rostro del rival sino que llega,
toca y se va.
DIRECTO: Se lanza aprovechando todo el largo del brazo e inclinando el cuello hacia el
brazo que parte para proteger la mandíbula. Lanzado con todo el peso del cuerpo detrás y
con una buena sustentación puede ser una mano de definición.
SWING: Es un golpe horizontal, largo, que se da con los dedos vueltos hacia arriba,
echando el brazo hacia o en semicírculo horizontal. Si se llega a dominar, puede ser un
golpe muy duro ya que además de su espectacularidad, el balanceo del brazo viene
acompañado por la propulsión que parte del hombro. Sin embargo, la amplitud de
movimiento es un aviso para el adversario y ofrece una desventaja adicional como que la
mano libre tiene que cubrir todo el cuerpo y la cara.
CROSS: Es un golpe de gran efecto y de gran poder de definición si se le da al adversario
cuando este ataca con un directo, ya que pasa por encima de la guardia del rival de
manera que toque violentamente su mandíbula. Pero, encierra un peligro importante: si se
lo yerra se queda totalmente expuesto al contragolpe rival. Por esta razón, hay que tener la
precaución de lanzar primero un directo para acomodar al rival para dar paso rápidamente,
siempre que la situación se presente propicia, al cross.
HOOK O GANCHO: Otro golpe de gran eficacia y poder de definición. Se puede pegar con
ambas manos, a la zona hepática. El puño se lanza con el brazo doblado en forma de
gancho y con una rotación semicircular del hombro, llevando por detrás toda la fuerza del
cuerpo. La mano debe estar bien cerrada y con la palma dada vuelta contra el pecho.
UPPERCUT: Aplicable con ambos puños, es un gancho que se da de abajo hacia arriba
imprimiendo una rotación a los hombros y curvando ligeramente el brazo. Termina debajo
del mentón o en el tórax y es aconsejable lanzarlo solo en el cuerpo a cuerpo, partiendo de
la cintura y no sin rozar el pecho, con el brazo extendido las dos terceras partes de su
longitud y plegando el codo para que el puño quede arriba con la palma colocada frente al
pecho propio.
MANIOBRAS DEFENSIVAS
Los golpes pueden evitarse recurriendo a pasos atrás (que dejan a los envíos colgados del
aire), bloqueos (el acto de parar con el guante abierto los envíos del rival al momento de su
llegada), quites (el boxeador quita de línea los golpes tocándolos con sus puños hacia los
costados), envolturas (el boxeador envuelve con sus antebrazos los golpes del rival para
luego sacarlos hacia los costados), rodamientos de cuello (el boxeador acompaña el golpe
25
girando el cuello para amortiguar su impacto), esquives (se quiebra la cintura hacia el lado
opuesto de donde viene el golpe del adversario), quiebre de rodillas o ducking (el boxeador
se agazapa para que los golpes le pasen por arriba o a los costados de su cabeza) y
cobertura (el boxeador se cubre con los codos bien pegados a las costillas, y los
antebrazos y los puños acorazando la cabeza para que los golpes queden en los brazos y
no sumen puntos).
Otro tipo de cobertura radica en perfilarse colocando el hombro por delante de la
mandíbula y girando el torso a 90 grados, de modo tal que los golpes peguen en los
brazos.
TÁCTICA
La táctica a emplear en cada combate depende sobre todo de las características del rival,
de la propia condición física y de las necesidades momentáneas que vayan surgiendo de
la contienda. Generalmente, la técnica a emplear depende de la corpulencia o altura del
púgil, de su temperamento y estilo, de sus virtudes o defectos. Por ejemplo, si un boxeador
es de talla respetable, quien lo enfrente deberá procurar anularle su mayor largo de brazos
(alcance o reach), tratando de hacer cintura para meterse en el cuerpo a cuerpo y pelearlo
en esa distancia. Si por el contrario, su fuerte es el cuerpo a cuerpo, una táctica adecuada
será enfrentarlo desde lo más lejos posible, peleando de la media distancia hacia afuera y
entrando en clinch (maniobra consistente en abrazar al rival con los antebrazos procurando
apretar los codos del mismo a su cuerpo con lo cual se inutiliza todo movimiento ofensivo)
cada vez que se logra ganar la corta distancia.
Si se mide a un boxeador de gran poder de definición en los primeros rounds, habrá que
moverse lateralmente en esos asaltos iniciales, cuestión de no fijarle nunca el blanco, de
no darle la distancia que necesita para sus descargas y de irlo desgastando con el correr
de las vueltas y el lógico avance de la fatiga. Si se enfrenta a un boxeador con una
derecha potente, deberá salirse siempre hacia la izquierda para no darle nunca ángulo a
esa mano. Si es la izquierda la que hace daño, será hacia la derecha el lugar de salida. Y
si fuéramos nosotros, puestos hipotéticos boxeadores, los que midiéramos a un boxeador
con gran capacidad de desplazamiento lateral, jamás habrá que perseguirlo en forma
perpendicular a su cuerpo sino que habrá que cerrarle el ángulo colocándole el pie mas
adelantado (el derecho si la guardia es de zurdo y el izquierdo si la guardia es de diestro)
hacia afuera del suyo para que no escapen y se planten a presentar combate.
Como se ve, la cuestión radica en obligar al adversario a hacer lo que menos sabe o lo que
más incómodo le cae. Pero eso solo no alcanza para ganar una pelea. Sin ataque no hay
boxeo posible. Y para atacar es preciso saber manejarse en tres distancias: la larga, la
media y el cuerpo a cuerpo. En la larga distancia, se requiere un gran juego de piernas que
permita entrar y salir con gran velocidad a y de la media distancia, que es desde donde se
aplica la mayoría de los golpes. Muchos boxeadores prefieren pelear desde allí en los
primeros asaltos para ir descubriendo el juego de su adversario. Optan por esta medida
larga, quienes tienen un gran alcance de brazos.
En la media distancia, los riesgos son mayores. Se está a 30 centímetros del rival, los
golpes, obviamente, tienen un recorrido mucho menor, pueden causar mayor daño en
consecuencia y se necesita entonces una rapidez de reflejos y una velocidad física y
mental muy grande para saber cuando se puede pelear desde allí y cuando no conviene y
por lo tanto o hay que achicar espacios y zambullirse en la corta, o retroceder y pasar a la
larga distancia. La mayoría de las acciones de las peleas que vemos habitualmente
suceden en la media distancia.
Se entiende que dos boxeadores comparten la corta distancia cuando uno apoya su
cabeza en la del otro, en el pecho de su rival o en la cavidad acromioclavicular y están tan
26
cerca que no pueden dirigirse golpes directos o de fácil observación para el espectador o
el periodista.
El cuerpo a cuerpo generalmente no produce efectos fulminantes pero, empleándose con
constancia, a largo plazo termina por minar la resistencia del contrincante, ya que se está
permanentemente dando y recibiendo golpes. Es la distancia menos vistosa, también la
mas sacrificada y la recomendable para boxeadores de corta estatura y escaso alcance
que no pueden llegar desde la larga distancia o que desde la media necesita saltar casi
para poder impactar a un rival mas alto.
CATEGORÍAS
Durante el siglo 19 y los comienzos del 20, la creciente popularidad del boxeo profesional
trajo aparejada la necesidad de crear nuevas categorías además de la de los pesos
pesados. Algunas de ellas nacieron en los Estados Unidos y otras en Inglaterra y así
fueron apareciendo las ocho divisiones históricas a saber: Mosca (reconoció su primer
campeonato mundial en 1916), Gallo (ídem en 1890), Pluma (1889), Liviano - hoy Ligero (1887), Welter (1888), Mediano (1884), Medio Pesado (1903) y Pesado (1882), las que
fueron universalmente reconocidas. Dos categorías adicionales, la Liviano Junior (hoy
Súper Pluma) y la Welter Junior (hoy Súper Ligero), fueron creadas en los Estados Unidos
a principios de la década del ‘20 y a partir de la década del ‘60, la proliferación de
divisiones fue tal que en la actualidad existen 17 categorías en el boxeo profesional,
correspondientes todas a fracciones de peso de las ocho originarias. El detalle de las
mismas es el siguiente:
Profesionales (Masculino y Femenino)
Mínima (hasta 47,627 kg. ó 105 libras)
Mini Mosca (hasta 48,988 kg. ó 108 libras)
Mosca (hasta 50,802 kg. ó 112 libras)
Súper Mosca (hasta 52,163 kg. ó 115 libras)
Gallo (hasta 53,524 kg. ó 118 libras)
Súper Gallo (hasta 55,338 kg. ó 122 libras)
Pluma (hasta 57,153 kg. ó 126 libras)
Súper Pluma (Liviano Jr. o Ligero Jr.) (hasta 58,967 kg. ó 130 libras)
Ligero (Liviano) (hasta 61,235 kg. ó 135 libras)
Súper Ligero (Welter Jr.) (hasta 63,503 kg. ó 140 libras)
Welter (hasta 66,678 kg. ó 147 libras)
Súper Welter (Mediano Jr.) (hasta 69,853 kg. ó 154 libras)
Mediano (hasta 72,575 kg. ó 160 libras)
Súper Mediano (hasta 76,204 kg. ó 168 libras)
Medio Pesado (hasta 79,379 kg. ó 175 libras)
Crucero (hasta 90,718 kg. ó 200 libras)
Pesado (más de 90,718 kg. ó más de 200 libras)
¿Resulta ventajosa o desventajosa esta proliferación de categorías? Desde un punto de
vista médico, se afirma que al reducirse las diferencias de peso entre una división y otra,
se tiende a combates más equilibrados y no se vulnera el físico de los boxeadores al
obligarlos a hacer enormes esfuerzos para ceñirse dentro de límites sumamente estrictos,
con lo cual la actividad se humaniza. Pero desde una racionalidad económica, no cabe
duda que la multiplicación de los pesos y de los títulos mundiales, posibilita también la
multiplicación del negocio que, inevitablemente, significa el boxeo profesional. A mayor
cantidad de peleas, mayor cantidad de dinero en juego también. Claro que lo que por un
lado se gana en plata, por el otro se pierde en jerarquía. Antes, cualquier aficionado
27
medianamente informado conocía de memoria los nombres de los ocho o diez campeones
mundiales y el cambio de mano de cualquiera de los títulos significaba todo un
acontecimiento deportivo de primera plana. Ahora, nadie lleva consigo los nombres de los
17 campeones de cada uno de los cuatro organismos internacionales que rigen el boxeo a
nivel mundial, con lo cual la condición de campeón mundial de boxeo se ha desvalorizado
por la sencilla razón de que por estos días resulta bastante accesible acercarse a un
cinturón o a una corona que antes quedaba bastante lejos y que, para conseguirla, había
que hacer no pocos esfuerzos.
La AIBA (Asociación Internacional de Boxeo Amateur), ya puso en funcionamiento los
nuevos límites de pesos y las nuevas categorías, para las distintas clasificaciones de
boxeadores, y sus respectivos géneros.
Así están actualmente las nuevas categorías:
Pesos:
MENORES y CADETES (M/F): 46, 48, 50, 52, 54, 57, 60, 63, 66, 70, 75, 80 y +80 kg.
FEMENINO (Juveniles y Mayores): 48, 51, 54, 57, 60, 64, 69, 75, 81 y +81 kg.
MASCULINO (Juveniles y Mayores): 49, 52, 56, 60, 64, 69, 75, 81, 91 y +91 kg.
MUJERES EN LOS JJOO:
a) de 48 a 51
b) de 56 a 60
c) de 69 a 75
ORGANISMOS INTERNACIONALES
A nivel aficionado, el boxeo es supervisado por la AIBA (Asociación Internacional de Boxeo
Amateur), fundada en 1946, encargada de regular, controlar y organizar toda la actividad
amateur, incluyendo los campeonatos mundiales y el torneo de los Juegos Olímpicos.
A nivel profesional en cambio, la situación aparece como mucho más compleja y casi sin
perspectiva de solución. Cuatro son los organismos que rigen la actividad: Asociación
28
Mundial de Boxeo, el Consejo Mundial de Boxeo, la Federación Internacional de Boxeo y la
Organización Mundial de Boxeo.
Pero en verdad, los disensos respecto de una sola entidad reconocida universalmente por
todos ya están casi incorporados a la historia del boxeo moderno. Los primeros
desacuerdos surgieron en la década del ‘20 en los Estados Unidos cuando dos
instituciones, la N.B.A. (National Boxing Association) y la N.Y.S.A.C. (Comisión Atlética del
Estado de Nueva York) rivalizaron por el manejo de la actividad. La N.B.A. tenía la fuente
de su poder en el reconocimiento de trece estados de EE.UU. En cambio, la N.Y.S.A.C.
era controlada por los empresarios del estadio más importante del país, el Madison Square
Garden de Nueva York, por lo cual era la entidad más interesante, comercialmente
hablando, si bien la legitimidad parecía estar en otro lado.
En su convención de Tacoma (Washington) en 1962, la NBA se constituyó bajo el nuevo
nombre de W.B.A. (World Boxing Association) o Asociación Mundial de Boxeo, con el
reconocimiento inmediato de 50 organismos estatales y locales de los Estados Unidos y
organismos similares de Canadá, América del Sur, Europa y Asia. Un año más tarde, once
estados disidentes formaron el W.B.C. (World Boxing Council) o Consejo Mundial de
Boxeo junto con distintas federaciones de Gran Bretaña, Europa, Centro y Sudamérica,
Asia y Africa. Ambos organismos pugnaron por el contralor mundial del boxeo durante
fines de la década del ‘60 y toda la década del ‘70, generando no poca confusión ya que
cada una de ellas tenía sus propios campeones del mundo y sus rankings, sin
posibilidades de fusión más allá de los ocasionales reconocimientos compartidos. La
situación se complicaba más desde que los boxeadores ranqueados en un organismo
podían combatir por los títulos del otro y viceversa.
Ya en los ‘80, el panorama tornó a convertirse en caótico. En 1982 los dirigentes de la
USBA (United States Boxing Association), disconformes con ciertos procedimientos de la
Asociación, se reunieron en Atlantic City y fundaron una nueva repartición de jurisdicción
mundial: la Federación Internacional de Boxeo (F.I.B.), entidad de neto corte
estadounidense y que en su momento contó con el apoyo de la importante cadena de
televisión por cable ESPN.
La FIB sancionó su primer título mundial el 27 de mayo de 1983, cuando Marvin Hagler y
Wilforg Sypion pelearon por la corona de los medianos y tiene una presencia relativamente
importante en el mundo del boxeo a partir de la pretensión de ciertos dirigentes y
promotores estadounidenses (a los que no están ajenos Bob Arum y Don King) de que ese
país no pierda su predominio en el gobierno del pugilismo mundial.
En octubre del 88, apareció en escena la cuarta entidad, la Organización Mundial de
Boxeo, surgida de una incisión de la AMB luego de su convención en la Isla Margarita.
MEDALLAS OLÍMPICAS
ORO
1928 (Amsterdam): Víctor Avendaño (medio pesado) y Arturo Rodríguez Jurado (pesado).
1932 (Los Angeles): Carmelo Robledo (pluma) y Santiago Alberto Lovell (pesado).
1936 (Berlín): Oscar Casanovas (pluma).
1948 (Londres): Pascual Pérez (mosca) y Rafael Iglesias (pesado).
PLATA
1924 (París): Alfredo Copello (liviano) y Héctor Méndez (welter).
1928 (Amsterdam): Víctor Peralta (pluma) y Raúl Landini (welter).
1932 (Los Angeles): Amado Azar (mediano).
29
1936 (Berlín): Guillermo Lovell (pesado)
1952 (Helsinki): Antonio Pacenza (medio pesado).
BRONCE
1924 (París): Pedro Quartucci (pluma) y Alfredo Porzio (pesado)
1936 (Berlín): Francisco Risiglione (medio pesado) y Raúl Villarreal (mediano).
1948 (Londres): Mario Cía (medio pesado).
1952 (Helsinki): Eladio Herrera (mediano liviano).
1956 (Melbourne): Víctor Zalazar (mediano).
1960 (Roma): Abel Laudonio (liviano).
1968 (México): Mario Omar Guilloti (welter).
1996 (Atlanta): Pablo Chacón (pluma).
TITULOS MUNDIALES PROFESIONALES GANADOS POR
BOXEADORES ARGENTINOS
Pascual Pérez (Mosca World): Lo ganó por puntos en 15 rounds en 1954 a Yoshio Shirai
en Tokio y lo perdió en 1960 en Bangkok (Tailandia) ante Pone Kingpetch por puntos en 15
rounds.
Horacio Accavallo (Mosca AMB): Lo gana en 1966 en Tokio al vencer por puntos en 15
rounds a Katsuyoshi Takayama y lo abandona en 1967, retirándose de la actividad.
Niccolino Locche (Welter Junior (Súper Ligero) AMB): Lo ganó en 1968 al derrotar por
abandono en 10 rounds a Paul Fujii en Tokio y lo perdió en 1972 al caer por puntos en 15
asaltos ante Alfonso “Peppermint” Frazer en Panamá.
Carlos Monzón (Mediano AMB y CMB): Lo ganó en 1970 al noquear en 12 rounds a Nino
Benvenuti en Roma y lo abandonó en 1977, retirándose de la actividad. Hizo 14 defensas
exitosas.
Víctor Emilio Galíndez (Medio Pesado AMB): Ganó dos veces el título. la primera en 1974
al batir por nocaut técnico en 13 rounds a Len Hutchins en el Luna Park y la segunda en
1979 al derrotar por nocaut técnico en 10 rounds a Mike Rossman en Nueva Orleans. Los
perdió en 1978 (ante Rossman en Nueva Orleans) y 1979 (por KOT en 11 rounds ante
Marvin Johnson en Nueva Orleans).
Miguel Ángel Castellini (Mediano Junior (Súper Welter) AMB y CMB): Lo gana en 1976 al
vencer por puntos en 15 rounds a José Durán en Madrid. Lo perdió en su primera defensa
en 1977, por puntos, en 15 rounds, frente a Eddie Gazo en Managua.
Miguel Ángel Cuello (Medio Pesado CMB): Lo ganó en 1977 en Montecarlo al batir por
nocaut en 9 rounds a Jesse Burnett y lo perdió en 1978 por nocaut en 9 rounds ante Mate
Parlov en Milán.
Hugo Pastor Corro (Mediano AMB y CMB): Lo gana en 1978 al vencer por puntos en 15
rounds a Rodrigo Valdéz en San Remo, lo perdió en 1979 también por puntos en 15
rounds ante Vito Antuofermo en Montecarlo.
Santos Laciar (Mosca AMB, Súper Mosca CMB): Lo ganó en 1981 al derrotar por nocaut
en 7 vueltas a Peter Mathebula en Soweto y lo perdió en su 1º defensa por puntos, ante el
panameño Luis Ibarra en el Luna Park. Lo gana nuevamente el 1/5/82 por GKOT 13º, al
mexicano Juan Herrera, en Mérida. Hizo nueve defensas y lo dejó vacante. Luego obtuvo
30
el Súper Mosca del CMB (1987) GKOT 11º a Gilberto Román en Reims (Francia) y lo
perdió ese mismo año por puntos en 12 asaltos ante Jesús Sugar Baby Rojas en Miami.
Gustavo Ballas (Súper Mosca AMB): Lo ganó en 1981 al batir por nocaut técnico en 8
rounds a Suk Chul Bae en el Luna Park y lo perdió en 1981 al perder por puntos ante
Rafael Pedroza de Panamá , en Panamá City.
Sergio Víctor Palma (Súper Gallo AMB): Lo gana en 1980 al noquear en 5 rounds en
Spokane a Leo Randolph y lo perdió en su 6º defensa el 12/6/82 por puntos en 15 rounds
ante Leo Cruz en Miami.
Ubaldo Sacco (Welter Junior (Súper Ligero) AMB): Lo gana en 1985 al vencer por nocaut
técnico en 9 rounds a Gene Hatcher en Campione D‘Italia y lo perdió en 1986 por puntos
en 15 rounds ante Patrizio Oliva en Mónaco.
Juan Martín Coggi (Welter Junior (Súper Ligero) AMB): Lo ganó en 1987 noqueando en 3
rounds a Patrizio Oliva en Ribera y se mantuvo campeón hasta el 17/8/90, tras cinco
defensas, cuando perdió por puntos con Loreto Garza, en Francia. Lo recupera el 12/1/93
ante el filipino Morris East, en Mar del Plata, luego realiza 6 defensas exitosas, hasta
resignarlo en 12 rounds con Frankie Randall, en Las Vegas el 17/9/94, pero vuelve a
reconquistarlo el 13/1/96 en Miami, por decisión técnica en 5 rounds y a su vez pierde su
revancha obligatoria ante Randall, el 16/8/96, por puntos, en Villa Balllester.
Pedro Décima (Súper Gallo CMB): Conquistó el título el 5/11/90 en la versión del CMB al
derrotar por KOT en el 4º round a Paul Banke en California. Lo perdió en su primera
defensa el 3/2/91 ante Kiyoshi Hatanaka por KOT en el 8º round, en Nagoya.
Julio César Vásquez (Mediano Junior (Súper Welter) AMB): Lo ganó el 21/12/92 en Bs.As.
por KOT en el 1º round a Hitoshi Kamiyama de Japón, título vacante. Lo perdió, tras once
defensas, el 4/3/95 por puntos ante Pernell Whitaker, pero lo recuperó el 16/12/95 por KO
11º ante Carl Daniels de Estados Unidos, y lo resigna el 21/8/96 en Le Cannet, Francia,
ante el local Laurent Boudouani, por KOT 5.
Néstor Hipólito Giovannini (Crucero OMB): Ganó el título de la Organización Mundial de
Boxeo (OMB) el 26/6/93, ante el alemán Markus Bott en Hamburgo, Alemania y lo perdió
en su segunda defensa, en la misma sede, ante el germano Dariusz Michalczewski, por
nocaut en el 10º round.
Jorge F. Castro (Mediano AMB): Ganó el título el 12/8/94 en Tucumán, al derrotar por
puntos a Reggie Johnson (EEUU). Tras cinco defensas, perdió la corona el 19/12/95 en
Tokio, ante el japonés Shinji Takehara.
Marcelo Domínguez (Crucero CMB): Se consagró como campeón interino el 25/7/95 en
Francia, al derrotar por nocaut en el noveno round al francés Akim Tafer, y lo refrendó en
abril ‘96 al superar en el pesaje al campeón en receso, el ghanés Anaclet Wamba. Tras 5
defensas exitosas, perdió la corona el 21/2/98 en Mar del Plata, ante el cubano Juan
Carlos Gómez, por puntos en fallo unánime.
Carlos Gabriel Salazar (Súper Mosca FIB, Mosca OMB): Lo gana el 7/10/95 al superar por
puntos al colombiano Harold Grey, en Mar del Plata. Tras una defensa, lo perdió en la
revancha ante Grey, en Cartagena de Indias (Colombia), por puntos, el 27/4/96. Luego
ganó el mosca de la OMB: Se consagró el 13/12/96 al derrotar en Lanús al mexicano
Alberto “Ratón” Jiménez por KOT en el 10º round. Lo perdió en la sexta defensa el 14/8/98
en México, por puntos 8º (D.T.), ante el local Rubén Sánchez León
Juan Domingo Córdoba (Mini Mosca OMB): Tras dos derrotas mundialistas (ante el
mexicano Humberto “Chiquita” González y Chatchai Sasakul), conquistó el título el 17/1/98
31
en Santiago del Estero al derrotar por puntos al mexicano Melchor Cob Castro. Lo perdió
en su segunda defensa ante el mexicano Jorge Arce en 1998.
Hugo Rafael Soto (Mosca, AMB): Luego de tres intentos fallidos (el ruso Yuri Arbachakov,
el norteamericano Johnny Tapia y el tailandés Saengmuangnoi Lukchaopormasak),
conquistó el título el 29/5/98 en Las Vegas, por puntos en fallo dividido y polémico, ante el
venezolano José‚ Bonilla. Lo perdió en su primera defensa por KOT 3º ante el venezolano
Leo Gámez
Víctor Godoi (Súper Mosca OMB): Lo gano en Comodoro Rivadavia el 7/11/98 por puntos
al mexicano Pedro Morquecho, lo resigno en su primera defensa el 7/6/99 al caer por KOT
11º ante el mexicano Diego Morales.
Julio Pablo Chacón (Pluma OMB): El 16/6/2001, en Budapest, GKOT 6º al local Istvan
Kovacs.
Lo perdió en su tercera defensa ante el escocés Scott Harrison.
Raúl Horacio Balbi (Liviano AMB): El 8/10/01, En Paris, GPP 12º al local Julien Lorcy. Lo
perdió en su primera defensa. Fue en Texas, el 5/1/02, en fallo polémico ante el rumano
Leonard Dorin.
Omar Narváes (Mosca OMB): El 13/7/02, en la reapertura del Luna Park, venció por puntos
al nicaragüense Adonis Rivas.
El 15/5/2010, en el Luna Park, GPP 12º al nicaragüense Evert Briceño y obtuvo el cinturón
Súper Mosca de la OMB. Esta doble corona ya la habían ganado Santos Laciar y Carlos
Salazar.
Es el cuarto argentino en ser campeón en dos pesos distintos (A los nombrados Laciar y
Salazar se les suma Sergio Martínez).
Héctor Javier Velazco (Mediano OMB): El 10/5/03, en el Luna Park, GKOT 8º al húngaro
András Gálfi, lo perdió en su primera defensa..
Jorge Rodrigo Barrios (Súper Pluma (Liviano Junior) OMB): 8/04/05, en Miami, GKOT 4º al
estadounidense Mike Anchondo (un día antes había perdido el título en la balanza).
Carlos Baldomir (Welter CMB): 07/01/06, En el Madison Square Garden (Nueva York) GPP
12º al estadounidense Zab Judah y conquistó los cinturones de la AMB y el CMB, la FIB
luego de la pelea declaró vacante el título y no reconoció al argentino como campeón.
Luego la AMB hizo lo mismo.
Mariano Carrera (Mediano AMB): 02/12/06, en Berlín, GKOT 11º al español Javier
Castillejo.
La FAB –al igual que la AMB- considera a Mariano Carrera como campeón mundial
mediano, en el lapso en que le duró la corona, que fue desde el 02/12/06, hasta el
21/02/07. Lo que hizo fue no modificar el fallo original del combate, como sí lo hizo la AMB,
dejándolo SD.
Juan Carlos Reveco (Minimosca AMB): 22/06/07, En Las Heras, Mendoza. GKO 8º al
tailandés Nethra SasiPrapa. La corona estaba vacante.
El 15/08/09, en Cozumel, México, recuperó una porción de su corona al vencer por puntos
(fallo dividido) en 12 asaltos al local Francisco Rosas.
En ese momento la AMB tenía en ese peso a tres campeones del mundo.
EL 10/06/11, en Las Heras, Mendoza, GKO 2º al venezolano Jean Piero Pérez y obtuvo el
cinturón mosca interino de la AMB. Es el quinto argentino en ser campeón en dos pesos
distintos (Narváez, Laciar, Salazar y Sergio Martínez son los otros).
32
Hugo Garay (Medio Pesado AMB): El 03/07/08, en el Luna Park, GPP 12º al ucraniano
Yuri Barashian. El cetro estaba vacante ante la renuncia del campeón.
Sergio Martínez (Mediano Junior (Súper Welter) AMB) (Mediano CMB y OMB): El
04/10/08, en Temecula, EE.UU, GKOT 8º Alex Bunema (Congo) y ganó el cinturón interino
(luego fue nombrado como regular).
EL 17/04/10, en el Boardwalk Hall de Atlantic City, New Jersey, GPP 12º en fallo unánime
al local Kelly Pavlik y conquistó el campeonato mediano del CMB y la OMB.
Paso a ser el tercer argentino en la historia en ganar dos títulos mundiales en diferentes
categorías (Antes lo habían hecho Santos Laciar y Carlos Salazar)
Desde la conquista de Corro, en 1978, ninguno había logrado una corona con doble
reconocimiento.
El 12/03/11, en Connecticut, GKOT 8º al ucraniano Serhiy Dzinziruk y obtuvo el cinturón
de Diamantes del CMB en la categoría mediano. Un título sin reconocimiento deportivo
pero de una gran recompensa económica.
El 15/09/12, en el Thomas & Mack Center de Las Vegas, GPP 12° al mexicano Julio César
Chavez Junior y recuperó el campeonato mundial mediano del CMB.
Víctor Ramírez (Crucero OMB): El 17/01/09, en Düsseldorf, Alemania, GKOT 9º al uzbeko
Alexander Alexeev y obtuvo el centro interino. La decisión fue muy extraña ya que la OMB
en esa categoría no tenía campeón. El 10/04715, en Benavídez, Buenos Aires, GPP 12º al
inglés Ola Afolabi y obtuvo el cetro Crucero Interino de la FIB.
Marcos Maidana (Welter Junior (Súper Ligero) AMB): El 27/06/09, en Los Ángeles,
EE.UU., GKOT 6º al local Víctor Ortiz y logró el cinturón interino de la categoría.
El 09/04/11, en el Hotel MGM de Las Vegas, GPP 12° al mexicano Erik Morales y recuperó
el titulo mundial interino de la AMB. El fallo fue muy polémico y favoreció al argentino.
El 14/12/13, San Antonio, Texas, GPP 12° al estadounidense Adrien Broner y ganó el cetro
Welter de la AMB. Es el sexto argentino en ganar dos campeonatos en diferentes pesos.
Luis Lazarte (Minimosca FIB): El 29/05/10, en Mar del Plata, GPP 12º (fallo dividido) al
colombiano Carlos Támara y ganó el campeonato mundial. Es el segundo argentino en
lograr un cetro reconocido por la FIB (el primero fue Carlos Salazar), era su sexta chance
mundialista.
Jonathan Barros (Pluma AMB): El 04/12/10, en Las Heras, Mendoza, GKOT 7º al
panameño Irving Berry y conquistó el título mundial interino.
Diego Chaves (Welter AMB): El 21/07/12, en Villa Ballester, Buenos Aires, GKO 2° al
francés Ismael El Massoudi y se quedó con la corona interina.
Lucas Matthysse (Welter Junior CMB): El 08/09/12 en Las Vegas, GKOT 10° al nigeriano
Ajose Olusegun y obtuvo el campeonato interino.
Jesús Cuellar (Pluma AMB). El 23/08/13 en Nueva York, GPP12° al dominicano Claudio
Marrero y conquistó la corona interina.
César Cuenca (Welter Junior (Súper Ligero. FIB). El 18/07/15 en Macao, China, GPP12° al
local Ik Yang y obtuvo el título vacante. Es el campeón mundial masculino número
cuarenta de la historia Argentina.
TITULOS MUNDIALES PROFESIONALES GANADOS POR
BOXEADORAS ARGENTINAS
33
MARCELA ACUÑA:
06/12/03. En el Luna Park, GKOT 6º a la panameña Damaris Pinock Ortega , y obtuvo la
corona Súper Gallo WIBA. Primera mujer campeona del mundo para Argentina.
22/01/05. En Formosa, GKOT 3º a la colombiana María Andrea Miranda y obtuvo la corona
Pluma, también de la WIBA. De esta manera logró el bicampeonato mundial.
El 14/10/06, en el Luna Park GKOT 1º a la colombiana Paola Herrera y conquistó el cetro
Súper Gallo de la AMB.
04/12/08. En el Luna Park. GPP 10º a la argentina Alejandra Oliveras y ganó el cinturón
Súper Gallo del CMB.
El 19/05/12. En General Villegas. GPP 10° a la mexicana María Elena Villalobos y logró el
título mundial plata Súper Gallo vacante del CMB.
El 25/10/13, en Salto, República Oriental del Uruguay, GPP 10° a la brasileña Halanna
Dos Santos y ganó el cetro Súper Gallo de la OMB.
CAROLINA GUTIERREZ:
21/04/06. En Córdoba, GKOT 5º a la colombiana Mónica Acosta, y obtuvo el campeonato
mundial Gallo WIBA. Es la segunda mujer argentina en ganar una corona.
17/10/08. En Córdoba, GPP 10º a Rosilette Dos Santos (Brasil) y ganó el título Súper
Mosca de la AMB.
ALEJANDRA OLIVERAS: El 20/05/06. En Tijuana, México, GKO 8º a la pugilista local
Jackie Nava y obtuvo el título Súper Gallo del CMB. Es la primera mujer argentina en
ganar una corona bajo las reglas de un organismo, donde también pelean hombres.
El 12/08/11, en Rio Cuarto (Córdoba), GKOT 5º a la colombiana Liliana Palmera y
obtuvo el cetro Ligero de la AMB (vacante). Es la primera argentina en ganar dos
títulos en categorías distintas de los organismos mundiales de primer nivel.
El 05/01/12. En San Antonio de Areco, Provincia de Buenos Aires, GKO 5º a la
mexicana Jessica Villafranca y conquistó el cetro Pluma de la OMB que se
encontraba vacante. Es la primera boxeadora argentina entre hombres y mujeres en
conquistar tres coronas mundiales en diferentes pesos (y en tres organismos
distintos). El 11/10/13, en Santo Tomé (Santa Fe), Alejandra Oliveras GKOT 7° a la
colombiana Lely Luz Florez y logró el cetro Súper Ligero interino del CMB. Es el 4º
en distintos pesos, sigue siendo record para nuestro boxeo.
PATRICIA QUIRICO: El 09/06/06. En Jujuy, GPP 10º a la brasileña Renata Ferreira Do
Santos y obtuvo el campeonato mundial Súper Gallo (WIBA). El fallo fue localista y no
reflejó lo que pasó en el cuadrilátero.
YESICA BOPP: El 04/12/08. En el Luna Park. GPP 10º a la venezolana Ana Fernández y
obtuvo el título Mimi Mosca interino de la AMB.
El 6/11/09, en Salta, GPP 10º a la mexicana Ana Arrázola y retuvo el título de la AMB y
agregó el vacante de la OMB.
El 26/4/14, en Tierra del Fuego le gano por puntos a la argentina Daniela Bermudez y
obtuvo el título Mosca de la OMB vacante
CLAUDIA LÓPEZ: El 06/06/09. En Trelew. GKOT 6º a su compatriota Betina Garino y
conquisto el título Pluma interino de la AMB.
El 05/10/12, en Buenos Aires, GPP 10° a la argentina María Elena Maderna y ganó el
campeonato mundial Súper Pluma vacante de la FIB.
El 16/8/13, en Comodoro Rivadavia, GKOT 4° a la colombiana Diana Ayala y obtuvo el
título mundial Súper Pluma de la FIB.
34
MÓNICA ACOSTA: El 19/06/09. En General Villegas, Buenos Aires. GPP 10º a la
colombiana Darys Pardo y obtuvo el título Súper Ligero del CMB.
El 18/2/11. En Santa Rosa, La Pampa, GPP 10° a su compatriota Alejandra Oliveras y
obtuvo el título Súper Ligero de la AMB además de defender el del CMB.
YESICA MARCOS: El 9/04/10. En San Martín, Mendoza. GPP 10º a la brasileña Simone
Da Silva Duarte y obtuvo el título Súper Gallo AMB (interino).
El 08/10/11. En Mendoza, GKOT 5° a la brasileña Simone Da Silva Duarte y conquistó el
campeonato mundial del mismo peso (Interino) OMB.
El 06/10/12, en Mendoza, GKOT 6° a la colombiana Dayana Cordero y se quedó con la
totalidad del campeonato mundial Súper Gallo de la AMB ya que la mexicana Jackie Nava
dejó vacante su porción de ese cinturón por estar embarazada.
ERICA ANABELLA FARÍAS: El 8/05/10. En Tigre, GKO 8º a la colombiana Darys Pardo
Cotero y ganó el campeonato mundial Ligero del CMB (Interino).
El 06/08/11, en Comodoro Rivadavia, GPP 8º (DT) a la estadounidense Ann Saccurato y
unificó su título mundial. El 15/11/14, en Cancún, México, Farias GPP 10° a Alejandra
Oliveras y obtuvo el Campeonato Superligero del Consejo Mundial de Boxeo en el
esperado duelo de argentinas.
El 02/05/15, en Copenhague, Dinamarca, GPP 10° a la sueca Klara Svensson y unificó su
titulo mundial.
FERNANDA ALEGRE: El 3/12/10. En Lomas de Zamora, GPP 10º a la Brasileña Michelle
Bonassoli y obtuvo el cetro Súper Ligero de la OMB.
El 25/04/15, en Tandil, GPP 12° a la colombiana Enis Pacheco y recuperó el cetro Súper
Ligero de la OMB.
CAROLINA DUER: El 17/12/10. En Entre Ríos, GPP 10º a la italiana Loredana Piazza y
obtuvo el cetro Súper Mosca de la OMB que estaba vacante.
El 26/7/13, en Buenos Aires, GPP 10° a su compatriota Mayra Alejandra Gómez, y obtuvo
el cetro Gallo de la OMB.
SABRINA PEREZ: El 12/08/11. En Buenos Aires, GKOT 4º a la brasileña Vanessa
Guimaraes, y conquistó el campeonato mundial Gallo (interino) de la AMB.
DANIELA BERMUDEZ: El 31/03/12. En Gobernador Gálvez, Santa Fe, GPP 10º a la
venezolana Mayerlín Rivas y obtuvo el cetro Gallo (AMB) es campeona interina (dividido
en tres partes).
El 12/5/12. En General Pirán, Buenos Aires, GPP 10° a la mexicana Judith Rodriguez y
obtuvo el cinturón Súper Mosca (AMB) interino.
El 31/5/13, en Bariloche GKOT 1° a la colombiana Neisi Torres y obtuvo el cinturón Gallo
de la OMB.
El 4/01/14, en, Mar del Plata, GKOT 8° a la peruana Linda Lecca y obtuvo el cinturón
Súper Mosca de la OMB vacante.
DÉBORA ANAHÍ DIONICIUS: El 24/11/12, en Villaguay (Entre Ríos). GPP 10° a Michelle
Preston de Nueva Zelanda y ganó el título mundial Supermosca de la FIB (vacante).
MARIA ELENA MADERNA: El 14/6/13, en Las Flores (Buenos Aires), GPP 10° a la
colombiana Enis Pacheco y obtuvo el cetro Ligero de la OMB.
35
VICTORIA NOELIA BUSTOS: El 21/9/13, en Rosario, Santa Fe, GPP 10° a su compatriota
Ana Laura Esteche y obtuvo el cetro ligero de la FIB. La FAB no quería reconocer a la
ganadora como campeona ya que no llega a sumar 15 peleas como profesional pero La
Federación Internacional de Boxeo lo oficializó.
SOLEDAD MATTHYSSE: El 13/12/13, en Mendoza, GPP 10° a la venezolana Ogleidis
Suárez, conquistando el campeonato mundial Pluma de la AMB.
El 01/08/15, en Caseros, GPP 10° a la canadiense Jelena Mrdjenovich para quedarse
también con la corona Pluma del CMB.
ANA LAURA ESTECHE. El 17/1/14, en San Clemente del Tuyú, GPP 10° a su compatriota
Mónica Acosta y obtuvo el cinturón Súper Ligero de la AMB.
MAYRA GOMEZ: El 28/3/14, en Tapiales, GPP 10° a su compatriota Carolina Gutiérrez
y ganó el cetro interino Gallo (OMB) que está en poder de Carolina Duer (lesionada).
PAOLA CASALINUOVO: El12/4/14, en Bolivar, GKOT 7° a la dominicana Yajaira
Hernández y ganó el título mundial Super Welter de la FIB.
MARISA NUÑEZ: El12/9/14, General Alvear, Mendoza, GPP 10° a la pampeana Mónica
Acosta y obtuvo el cinturón Súper Ligero de la FIB: vacante
BETIANA VIÑAS: El 19/12/14, en Mendoza, GPP 10° a la cordobesa Natalia Aguirre y
ganó el título Super Pluma de la FIB que estaba vacante.
LEONELA YUDICA: El 19/12/14, en Remedios de Escalada, GPP 10° a la uruguaya
Gabriela Bouvier y obtuvo el cetro Mosca de la FIB.
YOHANA BELEN ALFONZO
El 24/07/15, en Florencio Varela, Buenos Aires, GPP 10° a la bonaerense María Elena
Maderna y ganó el campeonato mundial Ligero de la OMB.
GRANDES BOXEADORES DE ARGENTINA
Luis Angel Firpo:
Nació el 11 de Octubre de 1894, la partida de nacimiento dice: 21/10/1895 en
Junín, Provincia de Buenos Aires.
Nunca realizó peleas oficiales como amateur. Fue campeón argentino aficionado
sin pelear ya que sus rivales no se presentaron.
En diciembre de 1923, se le otorgó la licencia número 1 y se lo proclama campeón
nacional.
Títulos internacionales: 30/4/20. Santiago de Chile. GKO 1º (72 segundos) a Dave
Mills y ganó el campeonato sudamericano pesado.
36
Campeonatos del Mundo: 14/9/23. Polo Grounds, Nueva York. EEUU. Luis Angel
Firpo (Edad,28. Peso 87,315) PKO 2º (57") ante Jack Dempsey (Edad,27. Peso
98,201.-EEUU-). Arbitro:Johnny Gallagher.
Firpo cayó 7 veces en el 1º y dos en el 2º. Dempsey cayó fuera del ring por 17”en
el 1º round.
El argentino subió a pelear con el brazo izquierdo fracturado. Se infiltró y Peleó
igual.
El periodista norteamericano Damon Runyon lo bautizó:
"EL TORO SALVAJE DE LAS PAMPAS".
ÚLTIMA PELEA: 11/7/36. Luego de 9 años de inactividad, enfrentó a Arturo Godoy
(Chileno) y
PAB 3º. Luna Park. Record: 31-4-7s/d (26 KO)
CURIOSIDADES: Jamás peleó con un argentino en forma profesional.
Falleció el domingo 7 de agosto de 1960.
Justo Suárez:
Nació el 9 de Enero de 1909 en Mataderos.
Debut Profesional: 19/04/28. GKO 2º a Ramón Moya. Tenía 19 años.
Título Nacional: 27/03/30. GPP 12º a Julio Mocoroa (River Plate). (Liviano).
12/03/32. Víctor Peralta GKO 10º a Justo Suárez, y lo perdió.
Record: 24 - 2 - 1, 2 s/d. (13 ko)
Falleció el 10 de Agosto de 1938. Tenía 29 años, padecía Tuberculosis.
José María Gatica:
Nació el 25 de mayo de 1925 en Villa Mercedes, San Luis.
Debut Profesional: 7/12/45. GKO 1º a Leopoldo Mayorano (Bs As)
Títulos: No ganó
Otros Datos: El 5/1/1951, en Nueva York, PKOT 1º ante el local Ike Williams
(Campeón mundial liviano). No estaba en juego su corona.
Entre 1942 y 1953 se enfrentó seis veces con Alfredo Prada. Cuando eran
aficionados ganaron una vez cada uno. Como profesionales también repartieron
triunfos, dos cada uno.
Última pelea: 6/7/56. GAB 4º a Jesús Andreoli. (Lomas de Zamora).
RECORD: 85-7-2-1s/d (72 ko)
Falleció el 12/11/63 en la cancha de Independiente, intentando subir a un colectivo
para vender muñequitos. Tenía 38 años.
Eduardo Jorge Lausse:
Nació el 8 de noviembre de 1927en la Capital Federal).
Debut Profesional: 3/3/47. GAB 2º a Jorge Mc Caddon.
Título Nacional: 11/7/53. Lausse (71,600kg) GKO 4º a Mario Díaz (71,600kg).
(mediano vacante).
37
Títulos internacionales: 8/6/56. GKO 3º al chileno Mario Loaiza
(Sudamericano Mediano Vacante).
Triunfos más recordados: Ralph "Tiger" Jones, Bobo Olson, Gene Fullmer y Kid
Gavilán.
Hizo 15 peleas en Estados Unidos, perdió solamente dos.
Profesional de 1947 y 1960.
Última Pelea: 19/11/60. GKO 8º a Víctor Zalazar.
RECORD: 75-10-2 (62 ko)
Falleció el 8 de mayo de 1995, a los 67 años, en la Clínica Bazterrica, tras un paro
cardiorrespiratorio producido por complicaciones vasculares.
Oscar Natalio Bonavena:
Nació el 25 de Septiembre de 1942 en Parque Patricios.
Realizó como amateur 48 peleas, perdiendo solo 2.
Debut Profesional: 3/1/64. GKO 1º a Lou Hicks (Madison Square Garden).
Título Nacional: 4/9/65. Oscar Bonavena (92,500kg) GPP 12º a Gregorio Peralta
(84,400kg) y obtuvo el título pesado. Concurrieron al Luna Park 25.236
espectadores, record actual.
Campeonato del Mundo: 10/12/68. Joe Frazier GPP 15º a Oscar Bonavena.
Retuvo Campeonato Mundial Pesado (Filadelfia).
Última Pelea: 26/2/76. GPP 10º a Billy Joiner. (Reno, Nevada).
El 7/12/70, PKO 15º ante Muhammad Ali en su combate más recordado. Fue en
el Madison de Nueva York, ante 19.417 personas.
El 22 de mayo de 1976 en la calle Tillery, frente al número 629, en la puerta del
prostíbulo "Mustang Ranch", en Reno, Nevada, fue asesinado.
William Ross Brymer, ex convicto de 31 años, guardaespaldas de Joe Conforte, le
disparó con una escopeta de caza calibre 38 y de una distancia cercana a los 30
metros.
El proyectil hizo impacto en el pecho de Bonavena con orificio de salida en la
espalda, lo que le ocasiono una muerte inmediata. Tenía 33 años.
Como Profesional realizó 68 peleas, ganó 58 (44 KO), perdió 9 y empató 1.
38
Descargar

apunte boxeo agosto 2015

EL BOXEO

EL BOXEO

ReglamentoPosiciones defensivasHistoriaIndumentariaTácticasEstiloCuadriláteroTipología

Administración Estrategica

Administración Estrategica

EstrategiaValoresPlaneaciónPensamiento estratégicoImplicacionesEstilo visionarioBeneficiosVelocidadAprendizaje

Young Sánchez; Ignacio Aldecoa

Young Sánchez; Ignacio Aldecoa

PersonajesLenguajeArgumentoLiteratura española contemporánea del siglo XXTemaObraEstructuraCuentoVida