LA ENSEÑANZA DE LA HISTORIA EN LAS ESCUELAS TÉCNICAS EN
MÉXICO.
El caso de Conalep.
Por Ofelia Piedad Cruz Pineda
Universidad Pedagógica Nacional
Puebla, México
Luis Juárez Perea
Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica
Plantel Puebla 1, México
Presentación.
En el marco del Vl Congreso Centroamericano de historia, que tiene entre sus
fines contribuir al fortalecimiento de los estudios históricos como un elemento que permita
consolidar las identidades nacionales en nuestros países. Presentamos a la comunidad
académica que asiste a este evento, un trabajo que es resultado parcial de una
investigación que tiene como objeto de estudio la enseñaza de la historia en las escuelas
técnicas de México, particularmente, en el Colegio Nacional de Educación Profesional
Técnica (Conalep), del estado de Puebla Plantel l, institución que se distingue por ofrecer
tanto estudios terminales en tres años a sus estudiantes, en el nivel de profesionales
técnicos, como un Programa Complementario de Estudios para el Ingreso al nivel
Superior (ProCEIES).
El objetivo de esta ponencia consiste en presentar un avance inicial de esta
investigación. El cual consiste en un análisis curricular, de carácter preliminar, de los
programas de estudio, y la forma de enseñarla; se divide en tres partes. Después de citar
brevemente
algunos
antecedentes
educativos
del
Conalep,
se
presentan
las
características del área histórico social de los planes de estudio. Enseguida, resultados
iniciales del análisis de los propósitos, la estructura temática de los programas y
materiales didácticos: los libros de texto. Finalmente, algunas reflexiones finales.
1
El fin institucional de la enseñanza de la historia en el Conalep.
El Conalep1 se creo a nivel nacional en el año de 1978, teniendo como objetivo
impulsar la educación profesional a nivel medio superior, mediante la preparación de
personal profesional calificado a nivel postsecundaria2. Su plan de estudios estaba
diseñado con base en el perfil de conocimientos que requería el ejercicio de las
actividades técnicas en la planta industrial, contemplando la necesidad de incorporar las
actividades del educando al trabajo en un corto plazo. El colegio inició formalmente sus
trabajos de formación al año siguiente de su creación con diez planteles y siete carreras,
orientadas hacia el sector industrial y las otras dos al área de la salud3. El Conalep
experimentó un rápido crecimiento, hasta constituirse en una de las alternativas más
importantes de educación técnica profesional del país. Para 1980, se ofrecían 26 carreras,
en 1985 se amplió a 95; en 1993 se crearon 51 más con lo que se llegó a 146 carreras. El
colegio llegó a contar con 260 planteles distribuidos en las entidades del país y una
matricula total de 200 mil alumnos.
Sin embargo, a partir de la reforma educativa de los años noventa en el país, se
iniciaron cambios significativos en el sistema educativo nacional. En 1996, el colegio,
inició un proceso de consulta con representantes de los sectores productivos,
especialistas y autoridades educativas, con el fin de orientar el trabajo educativo que
hasta el momento realizaba la institución. Entre los principales cambios se pueden
mencionar los siguientes: La oferta educativa de 146 carreras fue reducida a 29,
agrupadas en dos grandes sectores de la actividad económica: el industrial (70%) y el de
1
El Conalep surgió en 1978, en cada estado de la república mexicana se creó entre uno o dos
planteles, los planes y programas fueron diseñados a nivel nacional y los recursos financieros eran
emitidos por la federación. Sin embargo, después de la política de descentralización la parte
administrativa y económica paso a manos de los estados y la rectoría académica sigue siendo
determinada por las oficinas nacionales del colegio.
2 En México el grado de escolaridad, hasta antes de la reforma educativa de 1992 es el siguiente:
un año de preescolar, el cual no es reconocido oficialmente; seis años de educación primaria
obligatorios y tres de secundaria no obligatorios. Después de la reforma el preescolar sigue siendo
no oficial, aunque existe una reforma constitucional aprobada en el año 2001 que la hace
obligatoria. La primaria y la secundaria son obligatorias constituyendo estos niveles la educación
básica.
3 Las carreras del área industrial fueron: procesos de producción; metalmecánica; electricidad y
química industrial, las del área de la salud fueron auxiliar médico y enfermería.
2
servicios (30%). Con la redistribución de la oferta educativa se cambiaron los planes y
programas de estudio en 19974, con el fin de ofrecer no sólo estudios terminales sino un
programa complementario para ingreso al nivel superior, éste último es opcional para los
estudiantes que quieran cursarlo5. En este sentido, se requirió un diseño curricular que se
caracterizó por un sistema educativo mixto, basado en asignaturas que proporciona, por
un lado, una formación científica sociohumanística y, por otro, módulos que proveen al
estudiante de competencias propias del desempeño práctico de la carrera técnica.
El nuevo plan de estudios se orientó a formar Profesionales Técnicos capaces de
demostrar las competencias laborales necesarias para la realización de las funciones
ocupacionales acordes a la formación técnica recibida; desarrollar habilidades de
pensamiento y procesos lógicos que le permitan explicar fenómenos naturales y sociales
de su entorno; manejar de manera eficiente los códigos culturales básicos, como las
lenguas materna y extranjera, los lenguajes simbólico y computacional para interpretar y
expresar todo tipo de mensajes; asumir una actitud propositiva ante los problemas
relacionados con la preservación de la identidad cultural y la soberanía económica, el
respeto a los derechos humanos, y el mejoramiento del medio ambiente.
La nueva estructura curricular se organizó en dos ejes: ciencia y tecnología, y
comportamiento individual y social. El primero, se refiere a la explicación sistemática de
los fenómenos naturales y sociales; y la utilización del conocimiento en el desarrollo y
mejoramiento de los procesos de producción de bienes y servicios. El segundo, se
entiende como la forma en que el individuo se asume como protagonista de su momento
histórico, responsable de sí mismo y de su actuación dentro del entorno social.
Asimismo, el modelo curricular comprende dos bloques de formación: el básico, y
el ocupacional6. Respecto al segundo, se dirige al logro de las competencias para el
4
Después de creado el colegio, en 1978, los planes y programas fueron modificados en 1990.
El Programa de Actividades Complementarias para el Ingreso a la Educación Superior
(ProCEIES), tiene la finalidad de fortalecer la formación Profesional Técnica con seis asignaturas:
Cálculo diferencial, Biología, Química 1 y 11, Introducción a las Ciencias Sociales y Filosofía, que
permitan solicitar ingreso a instituciones o universidades de educación superior. El programa es
optativo y se cursa una materia por semestre.
6 CONALEP. Estructura Curricular. México, 1998 b, p. 15.
3
5
trabajo productivo, el objetivo es habilitar al estudiante con los elementos básicos para
desarrollar un trabajo pasando por tres niveles de complejidad: personal semicalificado,
calificado, y técnicos y mandos medios.7
En cuanto al primero, el bloque de formación básica, proporciona al Profesional
Técnico una formación científica y sociohumanística,8 comprende las áreas: Lenguajes y
comunicación, Ciencias naturales e Histórico social9. Por lo que corresponde al área
histórico social, busca la comprensión del desarrollo histórico, económico, social y político,
intentando fomentar el compromiso de los individuos con la preservación de la identidad
cultural, la soberanía, la independencia económica, el respeto de los derechos humanos,
así como con los principios de la cultura de la calidad.
En suma, el nuevo plan de estudios modificó radicalmente la formación de los
profesionales técnicos que egresan del Colegio. Por un lado, la incorporación de un
programa complementario de cursos para ingresar al nivel superior, y por otro, la
eliminación del carácter terminal de los estudios.
Resultados preliminares.
Este apartado tiene el propósito de presentar resultados, de carácter preliminar,
sobre el análisis curricular realizado hasta el momento de los programas de estudio,
7
CONALEP. Memoria del Cambio 1995-1998. Balance, México, 1998 a, p.15-16 y CONALEP.
Estructura Curricular. México, 1998 b, p. 5
8 El mapa curricular presentado en el documento: CONALEP. Memoria del Cambio 1995-1998.
Balance. México, l998, aparece que la formación básica tiene el 35%, mientras que la formación
ocupacional el 65 %.
9 Lenguajes y comunicación, Se enfoca hacia el desarrollo de las habilidades que permitirán al
estudiante expresar y comprender mensajes de diverso tipo para lograr una comunicación tanto en
el ámbito académico como en el laboral. Las asignaturas que incluye son: Comunicación Cotidiana
y laboral, Comunicación Educativa y Comunicación científica y tecnológica, Inglés interpersonal,
Inglés para la interacción social, Matemáticas básicas, Estadística básica, Matemáticas técnicas,
Computación. Aplicaciones bajo ambiente gráfico, Metodología de la investigación y Seminario de
investigación.
Ciencias naturales. Se dirige a la adquisición de una cultura científica. Las asignaturas que
conforman esta área son: Mecánica y calor, y Electromagnetismo y óptica.
Sociohistórica: incluye dos módulos ocupacionales: Calidad total y Aseguramiento de la calidad y
mejora continua. Además, Historia de México, Historia Regional, Estructura socioeconómica de
México, Valores y actitudes, Valores y actitudes en la vida social y profesional.
4
particularmente, de las asignaturas del área histórico social. Antes de iniciar la descripción
de los hallazgos encontrados en este análisis, destacamos los aspectos metodológicos
que han servido para desarrollar este trabajo.
La metodología que se ha utilizado en esta investigación se basa en un análisis
curricular de las materias del área histórico social: Historia de México, Historia Regional y
Estructura Socioeconómica de México, las cuales se estudian en el tercero, en el cuarto y
en el quinto semestre de las carreras que ofrece el colegio. Los tres aspectos que se
analizaron fueron: los propósitos de cada uno de los programas de estudio, la estructura
temática y los materiales didácticos de cada una de las asignaturas. Los referentes
empíricos utilizados han sido los programas de estudio, los libros de texto y una entrevista
realizada a una docente que imparte dos de estas asignaturas10.
La estrategia analítica ha consistido en articular las intenciones formativas que
persigue la institución y la forma en que esta intención es desdoblada en la práctica. En
este sentido, a continuación se describen algunos de los puntos que hemos encontrado y
consideramos relevantes para presentarlos como resultados preliminares.
Los propósitos, la estructura temática y los materiales didácticos.
Los propósitos de las tres asignaturas, se destacan por tener la gran intención de
abordar varios temas cada una de ellas. Por ejemplo, en la primera asignatura, Historia de
México, se pretende analizar desde las culturas mesoamericanas hasta la última década
del siglo XX. Por otro lado, en el propósito de la segunda asignatura, Historia Regional, se
identifican las zonas económicas y regiones productivas del país, entendido éste como
una región. Finalmente, en la tercera asignatura, Estructura Socio-Económica de México,
se pretende que el alumno explique las características particulares del desarrollo
10
El área histórico sociales impartida en el Colegio por dos docentes, uno para el turno matutino y
otro vespertino. Esta ponencia, sólo presenta la entrevista a una docente.
5
mexicano en el presente siglo, desde el Porfiriato11 hasta la globalización económica.
(Véase: cuadro l)
Cuadro 1
Propósitos de cada una de las asignaturas
Historia de México
Total de
Horas
Historia Regional
Total de
Horas
Analizar los
procesos históricos
comprendidos desde
la aparición de la
cultura en
Mesoámerica hasta
la última década
del siglo XX,
estableciendo las
relaciones entre los
acontecimientos de
nuestro país
54
Identificar las
características físicas y
los recursos naturales
de México; Así como
las zonas económicas
y las regiones
productivas; Analizar
los aspectos, más
importantes de la
población nacional y
las peculiaridades que
la definen, y
comprender las causas
de las diferencias
socioeconómicas que
se separan las distintas
regiones del país.
54
Estructura
Total de
Socioeconómica de
Horas
México
Explicar
las
54
peculiaridades
del
desarrollo mexicano en
el presente siglo, desde
el Porfiriato hasta la
globalización
económica, mediante el
análisis
de
las
características
económicas, políticas y
sociales
que
han
prevalecido
en
los
diferentes períodos que
lo conforman, a fin de
relacionar esos tres
ámbitos
en
la
interpretación
del
México contemporáneo,
así como los retos que
la sociedad mexicana
debe encarar
en la
primera parte del siglo
XXl.
Los tres propósitos marcan dos intenciones nodales relacionadas entre si. La
primera, estudiar la historia que ha conformado la sociedad mexicana desde los tiempos
mesoamericanos hasta el siglo XX; distinguiendo las diferencias económicas, productivas
y sociales del país; la segunda, la perspectiva de desarrollo en el próximo siglo. El tiempo
destinado al logro de los propósitos de cada una de asignaturas es de 54 horas con 36
horas teóricas y 18 horas prácticas, por cada asignatura.
11
Se denomina Porfiriato al periodo que gobernó Porfirio Díaz de 1867-1910. El cual se caracterizo
por una política conservadora en el país, situación que, entre otros factores, motivo el movimiento
armado de la Revolución Mexicana de 1910.
6
Para lograr estos propósitos la estructura temática de las tres asignaturas presenta
varios temas. La primera y la segunda asignatura, Historia de México e Historia Regional
respectivamente, se dividen en seis subtemas, la tercera en cuatro (véase cuadro No 2).
La revisión de todas las temáticas buscan que los estudiantes describan él transito que ha
tenido la sociedad mexicana hasta nuestros días, desde las culturas mesoamericanas
hasta el siglo XXl.
Cabe señalar que los estudiantes que asisten al colegio proceden del nivel de
secundaria, y algunos, cuentan con estudios de bachillerato o preparatoria concluidos o
incompletos. En este sentido, tienen y poseen conocimientos y saberes previos sobre
estas temáticas. Sin embargo, los temas que se revisan en la primera asignatura, se
presentan como“nuevos” para los estudiantes, por ejemplo, Mesoámerica; la Colonia, el
Estado mexicano, el movimiento armado de los primeros diez años del siglo XX; la
incorporación de México a los procesos internacionales y los últimos años del siglo
pasado. Este recorrido histórico busca que los estudiantes identifiquen y analicen, los
procesos culturales, políticos, económicos y sociales de nuestro país.
En el caso de la segunda asignatura, denominada regional12, por un lado, no se
aclara conceptualmente el término, que bien podría generar una discusión y conocimiento
innovador para los estudiantes13, y por otro, los temas que se revisan en esta asignatura
sólo abordan las características físicas y recursos naturales; la composición de la
población mexicana y su distribución; cambios en el medio ambiente y las actividades de
la agricultura, la industria y los servicios de todas las entidades federativas del país, ni
siquiera se abordan las particularidades de la ciudad de Puebla y sus municipios.
Por lo que respecta, a los temas de la tercera asignatura se destacan los
relacionados con el proceso industrializador en México, temática que, por un lado, puede
generar un conocimiento interesante entre los estudiantes a partir de discutir, analizar y
12
El concepto de lo regional, podría ser discutido con los estudiantes a partir de los procesos de
globalización económica que dirigen actualmente los rumbos de nuestras sociedades y en los que
el avance científico y tecnológico esta repercutiendo en la formación de nuevos cuadros laborales.
13 El concepto de región ha sido discutido en los últimos años desde diferentes disciplinas, por
ejemplo la economía y la sociología.
7
comprender el desarrollo económico y social que ha tenido nuestro país a principios y
mediados del siglo XX, y por otro, describir los escenarios futuros de los próximos cinco y
diez años del siglo XXl; y, de esta manera, ubicar las tendencias económicas, las
condiciones de trabajo; las competencias laborales; que se establece en nuestros días.
Sin embargo, se profundiza más en las temáticas relacionadas con la primera mitad del
siglo XX y se deja sólo 14 horas dedicadas a las dos últimas décadas del siglo XX.
(Véase: cuadro 2)
Los tiempos marcados en el programa son limitados para cada asignatura, las
cuales, por lo general se imparten en 3 horas a la semana en un mismo día. Los temas
son demasiado amplios, en este sentido, es poco probable que los estudiantes logren los
propósitos enunciados en los diferentes programas, los cuales implican describir,
identificar, y analizar los diversos procesos que han conformado la historia de nuestro
país. Además, los alumnos cursan otras asignaturas tanto de la formación básica como de
la formación ocupacional. Cabe destacar que el Conalep se ha caracterizado, desde su
creación a finales de la década de los años setenta, por ofrecer una formación profesional
técnica, es decir, que los estudiantes tienen que aprender y adquirir habilidades para
desempeñarse en un corto tiempo en el ámbito laboral.
Por otra parte, los programas de estudio de las asignaturas no mencionan la
necesidad de reconocer los conocimientos y los saberes previos que tienen los
estudiantes que ingresan al colegio. De esta manera, los propósitos reflejan un repaso en
un corto periodo de tiempo, más que consolidar la formación históricasocial en los
alumnos.
8
Cuadro 2
Estructura Temática de las asignaturas
Historia de México
Hr Unidad2
Unidade1
Hr Unidad3
Hr Unidad4
Hr Unidad5
Hr
Visión
Inicio,
Consolidació
La
Integración
panorámica 6 consolidación 6 n de un
9 revolución 9 de México 12
de
y decadencia
nuevo Estado
de 1910 y
al sistema
Mesoamérica
de régimen
la
internacion
colonial
reconstrucc
al
ión del país
Total de horas de impartición 54
Unidade1
El medio
físico y su
evolución
Hr Unidad 2
La evolución
8 de la
población
Unidad6
La encrucijada
histórica de los
últimos años
del siglo XX
Hr
Unidad 6
Las actividades
económicas
terciarias
Hr
Unidad 4
Apertura y
globalización de la
economía mexicana a
partir de 1982
Hr
Historia Regional
Hr Unidad 3
Hr Unidad 4
Hr Unidad 5
Hr
La capacidad
Las
Las
8 del hombre
10 actividades 10 actividades 10
para
económica
económica
transformar
s primarias
s
secundarias
12
8
Total de horas de impartición 54
Estructura socioeconómica de México
Unidad 2
Hr
Unidad 3
La industrialización
El populismo
6
Mexicana (1940—
14
económico
1969)
mexicano (19701982)
Total de horas de impartición 54
Unidade1
La transición del
Porfiriato a la
Revolución
Hr
Hr
13
Por lo que corresponde a los libros de texto, éstos se han diseñado uno para cada
una de las tres asignaturas. Cada uno de ellos sigue la misma estructura temática
propuesta por los programas de estudio. El primero, Historia de México destaca en su
introducción que el alumno realice un repaso general
14
de la historia de nuestro país. Los
temas que aparecen en el contenido temático son los siguientes: visión panorámica de
Mesoamérica; el inicio, consolidación y decadencia del régimen colonial; constitución de
un nuevo Estado; la revolución de 1910; la incorporación de México al sistema
internacional y su proceso internacional; finalmente, la encrucijada histórica de los últimos
años del siglo XX.15.
14
15
Herrera Sánchez, Graciela. Historia de México. México, Limusa/CONLAEP/SEP, 1998, p. 9.
Ibidem, p. 9-10.
9
14
El libro de Historia Regional, que corresponde a la segunda asignatura del área
histórico social ha tenido hasta el momento dos versiones. La primera apareció en 1999 y
el segundo al año siguiente. El objetivo del primer diseño consistió en mostrar a los
alumnos la heterogeneidad que caracteriza a México, tomando en cuenta la geografía y el
clima; los asentamientos humanos que combinan actividades rurales y urbanas; así como,
la diversidad social, desde grupos indígenas hasta élites de empresarios e industriales
que influyen en el desarrollo económico nacional16. Sin embargo, el libro de historia
regional primera versión no aborda de forma particular el aspecto local y regional en el
que se encuentra situado el estado de Puebla.
El diseño del segundo texto se realizó a partir de reconocer dos aspectos centrales
en la formación de los futuros profesionales técnicos. Por un lado, analizar el concepto de
lo regional daría cuenta de la enorme diversidad socioeconómica y político-cultural de
México, iniciando con la definición de la región como equivalente a entidad federativa 17;
por otro, que los estudiantes de educación técnica necesitan hacerse una idea general de
la entidad en la que viven y en la que van a trabajar, por lo cual, para mejorar su
desempeño profesional es necesario que conozcan, los principales rasgos de su estado
en términos económicos, sociales, políticos y culturales”18.
En este sentido, el objetivo de éste segundo libro, consistió en presentar una
síntesis del origen y la naturaleza del actual perfil socioeconómico el estado de Puebla.
Entre los contenidos se destaca: la ubicación del estado en el tiempo y el espacio;
economía y sociedad en 1950-1995; la situación económica en la actualidad, y problemas
y desafíos actuales. 19
16
Herrera, Sánchez Graciela. Historia Regional, México, Limusa/Conalep/SEP, 1999, p. 12.
Pansters, Wil G. Historia Regional de Puebla, Perfil Socioeconómico. México,
Limusa/Conalep/SEP, 2000, p. 11.
18 Ibidem, p. 12 Sin embargo, en la primera versión de esta asignatura se ofrecieron a los
estudiantes contenidos “generales”, es decir de todo el país desde una perspectiva económicosocial.
19 Hasta el momento se desconoce si en otros estados de la República Mexicana sucedió algo
parecido.
10
17
En el tercer libro diseñado, para la asignatura de Estructura Socio Económica de
México, se pretende dar cuenta e los inconvenientes del orden social y económico que se
presentaron en el siglo XX en México. Se destacan momentos y personajes
representativos de cada época. Los contenidos contemplan: la visión global del desarrollo
anterior a la Segunda Guerra Mundial (l770-1939); la Segunda Guerra Mundial y sus
consecuencias (1940-1949); el auge económico de los años cincuenta (1950-1962); los
años sesenta y el agotamiento del modelo económico mexicano (1963-1970); el
populismo económico mexicano (1971-1981); la crisis de la deuda y estancamiento
económico (1981-1987); estabilización económica y cambio estructural (1988-1994) y
finalmente, la crisis de 1994 y sus consecuencias. El diseño del tercer libro no
corresponde en su totalidad a los temas enunciados en el programa de estudio
La utilización de estos textos como material de apoyo en la impartición de las
asignaturas del área histórico-social auxilia el trabajo del docente. Sin embargo, los temas
se presentan como un volver a revisar
20
algo que en ciclos previos al ingreso del Colegio,
por ejemplo, el caso de Historia de México, y de Estructura Socio-Económica de México.
Por lo que corresponde al de Historia Regional aporta contenidos que los estudiantes
hasta el momento no han revisado, quizá de forma sistemática. 21
Por otra parte, la idea de repaso, por lo menos en las asignaturas de Historia de
México y Estructura Socio-Económica de México tiene una duración de un semestre
respectivamente no son tomados en cuenta los saberes y conocimientos previos que
tienen los estudiantes sobre los contenidos que los ciclos anteriores les han ofrecido. Los
alumnos que asisten al Colegio no rebasan en promedio los veinte años de edad, su
antecedente escolar inmediato es la secundaria (ciclo que forma parte de la educación
básica) en otros casos, son estudiantes que tienen estudios de bachillerato y otros tantos
laboran en el sector productivo.
20
Herrera Sánchez, Graciela. Historia de México. México, Limusa/CONLAEP/SEP, 1998, p. 9.
Cabe señalar que el estudio de la historia regional se incorporó en la educación básica con la
reforma de 1993.
11
21
Se observan limitaciones y carencias en los propósitos y contenidos de las
asignaturas relacionadas con la enseñanza de la historia, por ejemplo, no reconocer los
saberes previos de los alumnos que estudian en el Colegio, las características
particulares de formación de los estudiantes en una escuela técnica; entre otros. Una
preocupación notable es el problema de quienes y como trabajan los docentes que la
enseñanza historia.
La planta docente del Colegio es profesional que tienen diferentes formaciones
disciplinarias, para impartir esta asignatura se requieren economistas o historiadores;
quienes son contratados por hora clase; y contratos limitados. La mayor parte de la planta
de los profesores ofrecen servicios profesionales de docencia, ya sea por que les interesa
el quehacer docente o bien por compensar su salario.
Las entrevistas realizadas tuvieron como ejes centrales la opinión de los docentes
en cuanto al propósito de la asignatura; la estructura temática y la utilización de los libros
de texto. De los dos profesores que imparten la materia22 sólo se entrevisto a una
docente, quien ha impartido las asignaturas de Historia Regional y Estructura
socioeconómica de México. La entrevista se realizó a partir de preguntar sobre los tres
aspectos eje de este estudio: propósitos, estructura temática y libros de texto.
En cuanto al propósito de la asignatura de Historia Regional de México, la
profesora señaló “...que el propósito le parece incierto...” Al preguntarle sobre el término
de incierto comenta que se refiere a la poca claridad en los temas, y a la amplitud de los
mismos. Las temáticas le parecen “pobres”. Nuevamente, se le solicito que especificará a
que se refiere el concepto de pobres y dice que se abordan aspectos de geografía,
población y relieve, pero sobre los cuales no se profundiza ni analiza. El libro de texto lo
utiliza para impartir sus clases, principalmente trabaja a partir de cuestionarios y datos
estadísticos que consigue por su propia cuenta.
22
La formación disciplinaria de los docentes que imparten estas asignaturas es la economía y la
historia. Uno trabaja el turno matutino y otro vespertino respectivamente.
12
Los comentarios de la profesora respecto a la asignatura de Historia Regional
fueron los siguientes: “...se logra un repaso de los temas”; “...los estudiantes se hacen una
idea básica de la entidad en la que viven en cuanto a geografía, relieve, clima etc.,..” En
cuanto a la asignatura de Estructura socio económica destaca que: “...los estudiantes no
logran dar cuenta de los inconvenientes del orden social y económico que se presentan
en el siglo XX, por qué son demasiado amplios los temas...” y limitados en cuanto al
tiempo de impartición.
Asimismo, se le preguntó si las asignaturas impartidas desarrollan habilidades del
pensamiento y proceso lógicos que permitan explicar fenómenos sociales a los
estudiantes y contesto que: ...” es una intención demasiado amplia, la cual no se cumple
porque los estudiantes no están dedicados exclusivamente a cursar estas asignaturas”.
Por otra parte, se le cuestionó si el área históricasocial logra la comprensión del
desarrollo histórico, económico, social y político de nuestro país, a lo que respondió que:
“...los temas son amplios, se necesitan mayor tiempo para su desarrollo y exposición”.
A partir de la entrevista realizada con esta profesora se pueden destacar que la
enseñanza sobre Historia Regional y Estructura socioeconómica de México se remite por
un parte, a lograr cumplir con el propósito de cada una de las asignaturas, pero que el
tiempo es insuficiente para trabajar con sus estudiantes; y por otra, la enseñanza se
remite a los propuesto tanto en el programa como en el libro de texto.
En este sentido, es difícil lograr una enseñanza de la historia más allá de la
descripción y narración de los hechos asilados, es difícil lograr en los alumnos una
memoria y conciencia histórica, a partir de entender la historia como proceso que exige la
acción permanente de la reconstrucción histórica, reconociendo la emergencia y el azar
de los movimientos sociales, es decir, reconociendo la transformación del significado de
los acontecimientos. No se percibe la singularidad de los sucesos encontrarlos allí donde
menos se espera y en aquello que pasa desapercibido por no tener nada de historia, por
ejemplo, los sentimientos, el amor, la conciencia, los instintos, que se documentan no
13
para trazar su evolución, sino para reencontrar las diferentes escenas que han contribuido
en la construcción de los acontecimientos y movimientos sociales.
En suma, los propósitos son amplios en cuanto a las pretensiones a lograr.
Pareciera, que los propósitos se diseñaron para grupos de estudiantes que no han
transitado por la escuela básica. En este sentido, la estructura temática de las asignaturas
esta organizada a partir de temas ya revisados en otros ciclos escolares. Por lo que
corresponde a los libros de texto, sólo el de Historia Regional segunda versión presenta
temas que los estudiantes no necesariamente han estudiado, por ejemplo: la descripción
del territorio poblano y un recuento de los principales procesos históricos de la región; la
estructura económica, especialmente la industria y las ramas económicas claves de la
entidad.
Reflexiones finales.
La enseñanza de la historia es un tema complejo en el sistema educativo
mexicano, hay mucho por hacer sobre la enseñanza de la historia en las escuelas,
particularmente, en las de carácter tecnológico, las cuales tiene como propósito formar
técnicos que se incorporen en un corto plazo al mercado laboral, y para quienes estudiar
asignaturas como la historia no resulta, muchas veces, “tan atrayente”.
En el caso del Conalep, entre las tareas que se pueden señalar estaría el
reconocimiento de los saberes previos que los estudiantes tienen sobre la historia, para
darle continuidad y lograr formar sujetos sociales que no sólo dominen la técnica en el
campo laboral sino que tengan la posibilidad de conocer su realidad para construir y
reconstruir sus prácticas sociales.
El incorporar el área histórico social en la formación de los profesionales técnicos
del Conalep es un punto nodal que requiere una atención mayor, la cual no se cubre sólo
con la inclusión de tres asignaturas, sino se requiere un estudio y un diseño sistemático
del proceso industrializador que ha tenido México y en el cual el papel de los técnicos
cobra un significado importante. En este sentido, tendrán que evaluarse los propósitos y la
14
estructura temática de los programas de estudio vigentes, además cabe destacar un
aspecto innovador en el Conalep: el diseño de libros de texto.
Por otra parte, si reconocemos que la enseñanza de la historia no sólo implica una
forma lineal de decir las cosas o memorizar sino el dar cuenta de los tejidos sociales en
los que cobran sentido los acontecimientos, en este sentido, la enseñanza de la historia
se vuelven cada día más angustiante en escuelas técnicas, por ejemplo, en el Conalep.
Finalmente, se destacaría que la utilización de materiales y recursos didácticos
para enseñar historia es un elemento que coadyuva a mejorar la práctica docente de los
profesores. Sin embargo, es necesario discutir el significado que los profesores le otorgan
a la utilización de estas herramientas, sentido que surge de su propia concepción que de
historia tienen y de su propia formación.
BIBLIOGRAFÍA:
BUENFIL, BURGOS, Rosa Nidia. Cardenismo. Argumentación y antagonismo en
educación. Pr. de Adriana Puiggros. México, Departamento de Investigaciones Educativas
Centro de Investigaciones y de Estudios Avanzados del IPN/ Consejo Nacional de Ciencia
y Tecnología, 1994, 326 p.
CÁRDENAS, Enrique. Estructura socioeconómica de México. México, Secretaría de
Educación Pública /Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica/Limusa, 1999.
195 p.
CONALEP. Estructura Curricular. México, 1998 b, 22 p.
______. Memoria del Cambio 1995-1998. Balance. México, 1998 a, 79 p.
______. Informe relacionado con aspectos académicos. Mazo 2000.
FOUCAULT, Michel. Microfísica del poder. Tr. de Julia Varela y Fernando Alvarez Uria. 3
ed. Madrid, la Piqueta, 1992. 189 p.
HERRERA SÁNCHEZ, Graciela. Historia de México. México, SEP/ CONALEP/LIMUSA,
1998. 237 p.
__________. Historia Regional. Perfil socioeconómico de México. México,
SEP/CONALEP/Limusa, 1999. 280 p.
LERNER, Victoria. (Compiladora). Los niños, los adolescentes y el aprendizaje de la
historia. México, Fundación SNTE para la cultura del Maestro Mexicano, A.C., 1997. 208
p.
__________. (Compiladora). La enseñanza de Clio. Prácticas y Propuestas para una
didáctica de la historia. México, Universidad Nacional Autónoma de México/Centro de
Investigaciones y Servicios Educativos /Instituto Mora, 1990. 493 p.
MURÍA, José María., et al. “Enseñar la historia de América Latina.”, en Identidad en el
imaginario nacional reecritura y enseñanza de la historia. Javier Pérez Siller y Verena
15
Radkau García., (Coordinadores). México, Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades,
BUAP, Puebla/El Colegio de San Luis, AC./Instituto Georg Eckert, Braunschweig,
Alemania, 1998, pp. 139-145
PANSTERS, Will G. Historia Regional de Puebla. Perfil socioeconómico. México,
SEP/CONALEP/Limusa, 2000. 95 p.
PANSZA, Margarita. “La enseñanza de la historia y las corrientes educativas
contemporáneas” en La enseñanza de Clio Prácticas y propuestas para una didáctica de
la historia. Victoria Lerner Sigal. Compiladora. México, UNAM/CISE/Instituto Mora, 1990.
pp. 395-407.
YURÉN CAMARENA. María Teresa. Formación y puesta a distancia. Su dimensión ética.
México, Paidos, 2000. pp. 27-37
16
Descargar

la enseñanza de la historia en las escuelas técnicas y su