AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3911/2013.
QUEJOSA: *****
MINISTRO PONENTE: ARTURO ZALDÍVAR LELO DE LARREA
SECRETARIA: ANA MARÍA IBARRA OLGUÍN.
México, Distrito Federal. Acuerdo de la Primera Sala de la
Suprema Corte de Justicia de la Nación, correspondiente al día 5 de
marzo de 2014.
VISTO BUENO
MINISTRO:
V I S T O S los autos para resolver el amparo directo en revisión
número 3911/2013 interpuesto en contra de la sentencia dictada en el
expediente número ***** por el Primer Tribunal Colegiado del Décimo
Octavo Circuito.
R E S U L T A N D O:
COTEJÓ:
PRIMERO. Antecedentes. El 8 de junio de 2012, ***** en
representación de su menor hija demandó de *****, el pago y
aseguramiento de pensión alimenticia a favor de la menor.
La Jueza Segundo Civil en Materia Familiar y de Sucesiones de
Primera Instancia del Sexto Distrito Judicial del Estado de Morelos
admitió el asunto registrándolo con el número 308/2012. El 6 de
diciembre de 2012, se dictó sentencia definitiva en la que determinó
que resultaba procedente decretar una pensión alimenticia definitiva a
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3911/2013
favor de la menor del 25% de los ingresos del deudor alimentario. Lo
anterior en razón de que el mismo porcentaje fue decretado como
pensión alimenticia provisional y esta no fue combatida por las partes
ni se acreditó existir mayores o menores necesidades y posibilidades a
las atendidas y acreditadas con los medios de prueba.
Inconforme con la anterior resolución, ***** interpuso recurso de
apelación, el cual fue registrado por la Sala del Tercer Circuito del
Tribunal Superior de Justicia del Estado de Morelos, con el toca de
apelación *****. Mediante resolución dictada el 30 de abril de 2013, la
Sala resolvió modificar la sentencia impugnada, para reducir la
pensión alimenticia del 25% al 17% de los ingresos del deudor
alimentario. Dicha determinación la tomo a partir de los elementos de
prueba, la capacidad económica del demandado y las necesidades
alimentarias de la menor.
SEGUNDO. Juicio de amparo. En contra de la anterior
sentencia, ***** en representación de su menor hija solicitó el amparo
y protección de la justicia federal. La parte quejosa invocó como
derechos fundamentales violados los consagrados en los artículos 4,
14 y 16 constitucionales, expresó los conceptos de violación que
estimó pertinentes y señaló como tercero perjudicado a *****.
Por razón de turno, correspondió conocer del asunto al Primer
Tribunal Colegiado del Décimo Octavo Circuito registrándolo con el
número *****. Mediante auto de 5 de agosto de 2013 se admitió el
amparo adhesivo.
Seguidos los trámites correspondientes el órgano colegiado dictó
sentencia el 20 de septiembre de 2013 en la que determinó negar el
amparo solicitado, confirmar la sentencia recurrida y declarar sin
materia el amparo adhesivo.
2
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3911/2013
TERCERO. Interposición del recurso de revisión.
En
desacuerdo con el fallo anterior, la parte quejosa interpuso recurso de
revisión. Mediante proveído de 29 de octubre de 2013, el Presidente
del Primer Tribunal Colegiado del Décimo Octavo Circuito ordenó
remitir los autos a esta Suprema Corte de Justicia de la Nación.
CUARTO. Trámite del recurso de revisión ante la Suprema
Corte de Justicia de la Nación. Por acuerdo de 6 de noviembre de
2013, el Presidente de este Alto Tribunal ordenó formar y registrar el
expediente con el número 3911/2013 admitió el recurso de revisión
interpuesto con reserva del estudio de importancia y trascendencia;
se estableció la notificación al Procurador General de la República
para los efectos legales conducentes; así como también se turnó el
expediente para su estudio al Ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea.
Mediante proveído de 14 de noviembre de 2013, esta Primera Sala se
avocó al conocimiento de este asunto.
C O N S I D E R A N D O:
PRIMERO. Competencia. Esta Primera Sala de la Suprema
Corte de Justicia de la Nación es competente para conocer del
presente recurso de revisión, en términos de lo dispuesto por los
artículos 107, fracción IX, de la Constitución; 83 de la Ley de Amparo;
21, fracción III, inciso a) de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la
Federación; y en relación con lo establecido en los puntos primero,
tercero y sexto del Acuerdo General 5/2013, emitido por el Pleno de
este Alto Tribunal el 13 de mayo de 2013, en virtud de haberse
interpuesto en contra de una sentencia dictada por un Tribunal
Colegiado de Circuito.
3
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3911/2013
SEGUNDO. Oportunidad. El recurso de revisión fue interpuesto
en tiempo y forma, de conformidad con el artículo 86 de la Ley de
Amparo. De las constancias de autos se advierte que la sentencia
recurrida se notificó por lista a las partes el lunes 30 de septiembre de
2013, surtiendo efectos el martes 1 de octubre, por lo que el plazo de
diez días que señala el artículo referido corrió del miércoles 2 al
martes 15 ambos de octubre de 2013, descontándose los días 5, 6, 12
y 13 de octubre del mismo año por ser inhábiles, de conformidad con
los artículos 19 de la Ley de Amparo y 163 de la Ley Orgánica del
Poder Judicial de la Federación. En tales condiciones, dado que de
autos se desprende que el recurso de revisión fue presentado el 15 de
octubre de 2013, es evidente que se interpuso oportunamente.
TERCERO. Cuestiones necesarias para resolver el asunto.
En este considerando se resumen los conceptos de violación, las
consideraciones del Tribunal Colegiado y los agravios esgrimidos por
la parte quejosa.
I. Demanda de amparo En su escrito de demanda, ***** en
representación de su menor hija, señaló los siguientes argumentos en
contra de la sentencia dictada por la Sala responsable:
(1) La determinación de la Sala responsable relacionada a que la
cantidad que debe recibir la menor por concepto de alimentos
es solamente la necesaria para su subsistencia, vulnera las
garantías de la menor contenidas en el artículo 4° constitucional
y en la Convención sobre los Derechos del Niño.
(2) El criterio sostenido por la responsable se apoya en principios
obsoletos que fueron superados por las reformas contenidas en
la Constitución General, tratados internacionales y en la Ley
4
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3911/2013
para el Desarrollo y Protección del Menor en el Estado de
Morelos.
(3) Al decretar la disminución de la pensión con base a que el
porcentaje fijado en primera instancia le proporcionaba un alto
nivel de vida, en realidad se afectan las posibilidades de vida y
desarrollo de la menor porque la limita al nivel de subsistencia y
en donde el monto de la pensión sólo sirve para “cubrir lo más
elemental de los alimentos”.
(4) La sentencia recurrida vulnera el artículo 16 constitucional
porque omite fundar y motivar: (I) porque el monto de pensión
alimenticia fijado en primera instancia del 25% de los ingresos
del deudor alimentista constituían “un alto nivel de vida”; y (ii) a
que se refiere cuando señala que el monto de la pensión
alimenticia debe servir solamente para “cubrir las necesidades
más apremiantes”.
(5) La responsable no tomó en cuenta que el monto que se fije por
concepto
de
pensión
alimenticia
no
debe
servir
para
proporcionar un alto nivel de vida, pero si debe de ser suficiente
para solventarles una vida decorosa. Tal y como lo ha resuelto
la Suprema Corte en la tesis de rubro: “ALIMENTOS.
REQUISITOS QUE DEBEN OBSERVARSE PARA FIJAR EL
MONTO
DE
LA
PENSIÓN
POR
ESE
CONCEPTO
(LEGISLACIONES DEL DISTRITO FEDERAL Y DEL ESTADO
DE CHIAPAS).”
(6) La Sala responsable no tomó en cuenta que la madre aporta el
90% de sus ingresos para la manutención de la menor y aun
con ello resulta insuficiente para proporcionarle un adecuado
nivel de vida.
5
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3911/2013
(7) La responsable antepone el interés del demandado quien
argumento la existencia de otros acreedores alimentarios sobre
el interés de la menor.
(8) Los demás acreedores alimentarios no resultan afectados por el
porcentaje fijado por el Juez de primera instancia pues su nivel
de vida no sufrió detrimento alguno, además de que tienen
expedita la vía para hacer valer lo que corresponda para
defender sus derechos.
II. Sentencia de amparo directo. El Tribunal Colegiado expresó las
siguientes consideraciones en su sentencia:
(1) El artículo 4° constitucional establece el derecho de los
menores a la satisfacción de sus necesidades de alimentación,
salud, educación y sano esparcimiento para su desarrollo
integral.
(2) Del contenido de los artículos 24 de la Convención sobre los
Derechos del Niño 3, inciso f) y 4 inciso b) de la Ley para el
Desarrollo y Protección del Menor en el Estado de Morelos, 43,
44 y 46 del Código Familiar del Estado de Morelos se
desprende que a fin de lograr el desarrollo integral de la niñez,
los niños y las niñas tienen derecho a la satisfacción de sus
necesidades
esparcimiento,
de alimentación,
para
lograrlo
salud,
educación y sano
corresponde
a
los
padres
proporcionar los alimentos que comprenden la casa, la comida,
el vestido, la asistencia en caso de enfermedad y los gastos
necesarios para la educación básica del menor. Resulta
aplicable la tesis de jurisprudencia de rubro: “ALIMENTOS.
REQUISITOS QUE DEBEN OBSERVARSE PARA FIJAR EL
6
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3911/2013
MONTO
DE
LA
PENSIÓN
POR
ESE
CONCEPTO
(LEGISLACIONES DEL DISTRITO FEDERAL Y DEL ESTADO
DE CHIAPAS)”
(3) Para fijar el monto de la pensión alimenticia se deben atender
los principios de proporcionalidad y equidad. Lo anterior implica
que los alimentos deben de ser proporcionados de acuerdo al
estado de necesidad del acreedor y las posibilidades reales del
obligado. También deben considerarse las circunstancias o
características particulares de esa relación familiar, como sin
duda, lo constituyen: el medio social en que se desenvuelven
tanto el acreedor como el deudor alimentario, las costumbres, y
las circunstancias propias en que se desenvuelve cada familia.
(4) La Sala responsable no vulnera los artículos 14 y 16
constitucionales, pues su determinación se adhirió a los
principios de equidad y proporcionalidad. Lo anterior en razón
de que atendió a los siguientes elementos (i) posibilidades
económicas del deudor alimentario: ingreso neto del deudor
alimentario, descuento del 30% de su sueldo por concepto de
pensión alimenticia de dos acreedores alimentarios diferentes a
la parte actora; el nacimiento de otro menor, el cual también es
dependiente económico del deudor; (ii) necesidades de la
acreedora alimentista: gastos de educación, médicos, vestido,
alimentación y recreación; (iii) condiciones y estatus social de la
acreedora alimentaria, la madre de la menor manifestó que
gastaba por concepto de manutención un promedio de tres mil
pesos y por concepto de educación un monto entre mil
quinientos y dos mil pesos, que la menor acudía a una escuela
pública y estaba inscrita en una institución de salud pública, no
pagaba renta porque vivía en la casa de sus padres; y (iv)
posibilidades económicas de la madre de la menor, que no se
7
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3911/2013
encontraba incapacitada física o mentalmente, que tenía una
fuente de trabaja y obtenía ingresos económicos.
(5) Si bien la Sala responsable indicó que la pensión fijada era la
necesaria para la subsistencia de la menor, también lo es que sí
ponderó las necesidades económicas de la menor como su
estatus social, atendiendo a su desarrollo integral y sus
necesidades alimentarias, por lo que los principales motivos de
fijar nuevamente la pensión estriban en que el actor justificó que
sus posibilidades económicas se encontraban disminuidas ante
la existencia de otros menores acreedores y que la actora
contaba con una fuente de trabajo que le permitía cumplir con
su obligación alimentaria.
(6) De esta manera la responsable no se basó en criterios
obsoletos sino que su determinación es acorde con el marco
constitucional, convencional y legal. Así la pensión alimenticia
decretada no condena a la menor a un nivel de subsistencia en
razón de que la responsable si atendió al desarrollo integral de
la menor al exponer en que consistían sus necesidades
alimentarias
(7) La Sala responsable al ponderar la existencia de otros
acreedores alimentarios no vulneró el marco legal nacional ni
internacional, puesto que al fijar la pensión alimenticia no sólo
debe atenderse al interés superior de la menor, sino además a
las posibilidades económicas del deudor alimentista, entre las
cuales, se debe tomar en cuenta si sus ingresos deben de
repartirse entre uno o varios hijos.
(8) Aun cuando los diversos acreedores alimentarios no hayan
acudido al juicio a defender sus derechos y que estos tienen a
su alcance las vías legales conducentes para tal efecto, en
8
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3911/2013
cualquier caso la existencia de dichos acreedores disminuyen
las posibilidades económicas del demandado, sí que ello
implique suplir los agravios del deudor
(9) La Sala no contravino el criterio “ALIMENTOS. REQUISITOS
QUE DEBEN OBSERVARSE PARA FIJAR EL MONTO DE LA
PENSIÓN POR ESE CONCEPTO (LEGISLACIONES DEL
DISTRITO FEDERAL Y DEL ESTADO DE CHIAPAS)”, pues no
se limitó a dividir el ingreso del deudor entre el número de
acreedores alimentarios.
III. Recurso de revisión. La quejosa planteó los siguientes agravios
en contra de la sentencia de amparo dictada por el Tribunal Colegiado:
(1) El Tribunal Colegiado vulnera el artículo 133 constitucional al
sostener sin apoyarse en la jurisprudencia de la Suprema Corte
que la Sala responsable no vulneró el marco legal, nacional ni
internacional. De esta manera el órgano colegiado realizó una
interpretación directa de un precepto de la Constitución General.
(2) El Tribunal Colegiado vulnera los derechos de la quejosa y de la
menor al ignorar su obligación de velar en todo momento por el
interés superior del niño, ya que en lugar de resolver con base
en ese interés, sin base legal alguna resuelve favoreciendo al
deudor alimentista, el cual estableció que debe atenderse a la
existencia de otros acreedores para justificar la disminución del
monto de la pensión decretada en primera instancia
(3) El órgano colegiado omite tomar en consideración los siguientes
elementos: (i) que la existencia de otros acreedores alimentarios
es ocasionada por la conducta ligera del demandado, el cual se
dedica a engañar mujeres para que accedan a procrear hijos; (ii)
que el padre de la menor se abstiene de mantener una
9
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3911/2013
convivencia con sus menores hijos; (iii) que ni la ley ni la
jurisprudencia señalan la hipótesis en que sea un factor la
procreación de hijos del deudor con diferentes mujeres, para
disminuir su posibilidad económica; (iv) el contenido normativo
en el marco nacional e internacional será insuficiente si los
tribunales siguen aplicando principios obsoletos con los que se
fomentan conductas inmorales que atentan contra el bienestar
de los menores.
(4) El Tribunal Colegiado y la Sala Responsable suplieron la
deficiencia de la queja a favor del deudor alimentista al
establecer que el monto de la pensión alimenticia del 25% fijado
en primera instancia le causaba un perjuicio, además que sin
ninguna otra prueba más que la existencia de otros acreedores
alimentarios determinaron procedente la disminución de la
pensión alimenticia.
CUARTO. Estudio de la procedencia del recurso de revisión.
Antes de abordar el análisis de los argumentos hechos valer por la
parte recurrente debe examinarse si el presente asunto reúne los
requisitos de importancia y trascendencia para estar en aptitud de
decidir si el recurso es o no procedente.
Con esa intención conviene destacar, en principio, que de la
interpretación armónica de los artículos 107, fracción IX, de la
Constitución; 81, fracción II y 83 de la Ley de Amparo, y 10, fracción
III, y 21, fracción III, inciso a), de la Ley Orgánica del Poder Judicial de
la Federación, en relación son los Acuerdos Generales Plenarios
5/1999 y 5/2013, se obtiene que la procedencia del recurso de revisión
contra sentencias que en amparo directo pronuncien los Tribunales
Colegiados de Circuito, se encuentra condicionada a la concurrencia
de los siguientes requisitos:
10
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3911/2013
A. Que en la sentencia recurrida se formule un pronunciamiento
sobre la constitucionalidad de normas generales, o la interpretación
directa de un precepto constitucional; o de los derechos humanos
establecidos en los tratados internacionales de los que el Estado
Mexicano sea parte, u omitan decidir sobre tales cuestiones
cuando hubieren sido planteadas; y
B. Que el problema de constitucionalidad entrañe la fijación de
un criterio jurídico de importancia y trascendencia.
Los
requisitos
de
importancia
y
trascendencia
están
determinados por el Tribunal Pleno en el Acuerdo General 5/1999, en
el cual se establece que, por regla general, se entenderá que no se
surten los requisitos de importancia y trascendencia cuando:
a) Exista jurisprudencia sobre el tema de constitucionalidad
planteado.
b) No se hayan expresado agravios o cuando, habiéndose
expresado, sean ineficaces, inoperantes, inatendibles o insuficientes,
siempre que no se advierta queja deficiente que suplir.
c) En los demás casos análogos a juicio de la Sala
correspondiente.
Lo anterior se confirma con el criterio jurisprudencial 64/2001, de
la Segunda Sala de esta Suprema Corte de Justicia de la Nación, que
11
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3911/2013
esta Primera Sala comparte, con el rubro: “REVISIÓN EN AMPARO
DIRECTO. REQUISITOS PARA SU PROCEDENCIA.”1
Esta Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación
considera que el presente recurso debe desecharse porque no se
cumplen los requisitos de procedencia, de acuerdo con las siguientes
consideraciones.
En el caso no se actualiza ninguno de los supuestos previstos en
el requisito A. En otras palabras, la sentencia no se pronunció sobre la
constitucionalidad de normas generales; tampoco en ésta existe
alguna interpretación directa de un precepto constitucional; o de los
derechos humanos establecidos en los tratados internacionales de los
que el Estado Mexicano sea parte; y mucho menos se omitió el
estudio de cualquiera de las opciones anteriores, ya que estas no
fueron planteadas en la demanda de amparo, pues basta imponerse
de los conceptos de violación que la parte quejosa planteó en contra
de la sentencia dictada por la Sala responsable, para concluir que son
planteamientos de mera legalidad, pues están encaminados a
combatir la determinación del monto modificado de la pensión
alimenticia.
Cabe precisar, que si bien en la demanda se cita el artículo 4°
constitucional y la Convención sobre los Derechos del Niño, lo cierto
es
que
no
constituyen
propiamente
un
planteamiento
de
constitucionalidad o convencionalidad, pues realmente no se solicita
una interpretación directa que desentrañe el sentido de los mismos, ni
tampoco se aprecia que éstos se contrasten con una disposición
secundaria. Más bien algunos los relaciona con vulneraciones de
legalidad relacionada a que la reducción del monto de la pensión
1
Tesis: 2a./J. 64/2001. Localizable en el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena
Época, Tomo XIV, Diciembre de 2001, página 315.
12
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3911/2013
alimenticia vulnera las garantías de la menor contenidas en dichos
preceptos.
Por otro lado, tampoco se advierte que en la sentencia de
amparo directo exista un pronunciamiento sobre la constitucionalidad
de una norma general; ni alguna interpretación directa de un precepto
constitucional o convencional, pues se observa que respecto a los
artículos 4° constitucional y 24 de la Convención sobre los Derechos
del Niño, la sentencia de amparo realiza una paráfrasis de su
contenido sin hacer ningún pronunciamiento sobre el sentido o alcance
que debe asignárseles. Al respecto, el Tribunal Colegiado sostuvo,
entre otras cosas, lo siguiente:
“El artículo 4, párrafo octavo de la Constitución establece
en lo trascendente que los niños y las niñas tienen derecho a la
satisfacción de sus necesidades de alimentación, salud,
educación y sano esparcimiento para su desarrollo integral.
Por su parte, el artículo 24 de la Convención sobre los
Derechos del Niño, en la parte conducente dispone
(transcripción)
A su vez los artículos 3, inciso f) y 4 inciso b) de la Ley
para el Desarrollo y Protección del Menor en el Estado,
preceptúan: (transcripción)
Conviene destacar que los artículos 43, 44 y 46 del Código
Familiar de esta entidad federativa, regulan que: (transcripción)
La intelección conforme y armónica de los anteriores
preceptos permiten advertir que a fin de lograr el desarrollo
integral de la niñez, los niños y las niñas tienen derecho a la
satisfacción de sus necesidades de alimentación, salud,
educación y sano esparcimiento. Para lograr ello, corresponde a
los padres proporcionar los alimentos que comprenden la casa,
la comida, el vestido, la asistencia en caso de enfermedad, los
gastos necesarios para la educación básica del alimentista, y
para proporcionarle algún oficio, arte o profesión honestos y
adecuados a sus circunstancias personales”.. [ fojas 8, 9, 10 y 11]
Así, en la sentencia recurrida el órgano colegiado sólo citó el
derecho a recibir alimentos contenidos en la Constitución y en tratados
internacionales para contextualizar porque al modificarse la pensión
13
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3911/2013
alimenticia se respetaron los principios de proporcionalidad y equidad
sin vulnerarse el interés superior de la menor, ello sin desarrollar el
alcance e impacto de dichos preceptos. Tal consideración se sustenta
en el alcance de la expresión interpretación directa de un precepto
constitucional: “REVISIÓN EN AMPARO DIRECTO. ALCANCE DE
LA EXPRESIÓN ‘INTERPRETACIÓN DIRECTA DE UN PRECEPTO
CONSTITUCIONAL COMO SUPUESTO DE PROCEDENCIA DE ESE
RECURSO”.2 De igual manera esta Primera Sala de la Suprema Corte
de Justicia de la Nación ya ha considerado que una paráfrasis de un
precepto
constitucional
no
es
un
pronunciamiento
de
constitucionalidad.3
Respecto al requisito B, y aun cuando se estimara que el órgano
colegiado realizó una interpretación constitucional o convencional, lo
cierto es que los agravios expresados por la parte recurrente resultan
inoperantes, en virtud de que están encaminados a combatir
aspectos de mera legalidad.
En efecto, del contenido de los agravios se desprenden
alegaciones de mera legalidad atribuidas al acto reclamado (la
argumentación está dirigida únicamente a combatir la reducción de la
pensión alimenticia), no así a cuestiones de constitucionalidad, es
decir, con dichos argumentos la parte quejosa no propone la
interpretación directa de un artículo constitucional ni convencional, ni
hizo valer que un artículo que fundamentó el acto reclamado es
violatorio de algún derecho constitucional, por lo que sus argumentos
devienen inoperantes.
2
Tesis 1a./J. 34/2005. Localizable en el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Tomo:
XXI, Abril de 2005, Página: 631.
3 Tal y como se resolvió en el Amparo Directo en Revisión 1843/2012 por unanimidad de cinco
votos en la sesión de 17 de octubre de 2012 y en el Amparo Directo en Revisión 3618/2012 por
unanimidad de cinco votos en la sesión de 22 de mayo de 2013.
14
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3911/2013
Resulta
aplicable
a
las
consideraciones
anteriores
la
jurisprudencia 1a./J. 67/2011, de rubro: “REVISIÓN EN AMPARO
DIRECTO. DEBE DESECHARSE POR INOPERANCIA DE LOS
AGRAVIOS CUANDO, POR UN LADO, SE COMBATEN ASPECTOS
DE MERA LEGALIDAD Y, POR OTRO, NO SE CONTROVIERTE EL
PRONUNCIAMIENTO DE CONSTITUCIONALIDAD DEL TRIBUNAL
COLEGIADO DE CIRCUITO”.4
De ahí que, es dable establecer que esta Primera Sala de la
Suprema Corte de Justicia de la Nación, estima que en el presente
asunto no se surten los requisitos de importancia y trascendencia
necesarios
para
su
procedencia
y
en
consecuencia,
debe
desecharse.
Por lo expuesto y fundado, se resuelve:
PRIMERO. Se desecha el recurso de revisión a que este toca se
refiere.
SEGUNDO. Queda firme la sentencia recurrida.
Notifíquese;
con
testimonio
de
la
presente
resolución,
devuélvanse los autos a su lugar de origen y, en su oportunidad,
archívese el presente toca como asunto concluido.
Así lo resolvió la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia
de la Nación, por unanimidad de cinco votos de los señores
Ministros: Arturo Zaldívar Lelo de Larrea (Ponente), José Ramón
Cossío Díaz, Alfredo Gutierrez Ortiz Mena, Olga Sánchez Cordero de
García Villegas, y Presidente Jorge Mario Pardo Rebolledo.
4
Tesis 1a./J. 67/2011. Localizable en el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Tomo
XXXIV, Julio de 2011, página 278.
15
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3911/2013
Firman el Presidente de la Sala y el Ministro Ponente con el
Secretario de Acuerdos, que autoriza y da fe.
PRESIDENTE DE LA PRIMERA SALA:
MINISTRO JORGE MARIO PARDO REBOLLEDO
P O N E N T E:
MINISTRO ARTURO ZALDÍVAR LELO DE LARREA
SECRETARIO DE ACUERDOS DE LA PRIMERA SALA:
LIC. HERIBERTO PÉREZ REYES
En términos de lo previsto en los artículos 3, fracción II, 13, 14 y 18 de la Ley
Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, en
esta versión pública se suprime la información considerada legalmente como
reservada o confidencial que encuadra en esos supuestos normativos. CONSTE.
16
Descargar

AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3911/2013 AMPARO DIRECTO

INTRODUCCIÓN DESDE QUE EL HOMBRE COMENZO A REUNIRSE EN SOCIEDAD FUERON... DIVERSOS TIPOS DE RELACIONES, DE ACUERDO A LAS NECESIDADES DE...

INTRODUCCIÓN DESDE QUE EL HOMBRE COMENZO A REUNIRSE EN SOCIEDAD FUERON... DIVERSOS TIPOS DE RELACIONES, DE ACUERDO A LAS NECESIDADES DE...

Garantía derechos ciudadanosAntecedentesEvolución históricaDerecho constitucional mexicano

Derecho de Amparo mexicano

Derecho de Amparo mexicano

Legislación mexicanaJuicio de amparoLey de AmparoDerecho constitucional mexicano

Amparo contra órganos o sujetos de derecho público

Amparo contra órganos o sujetos de derecho público

PlazoLegitimación pasivaTerceros interesadosForma

Caso Belice

Caso Belice

Derecho constitucionalSiglo XVIIIBeliceGuatemalaGran BretañaExplotación de maderaRíos Hondo y SibúnEstado independienteAmparoProcedimientosEspaña

Amparo agrario ejidal o comunal

Amparo agrario ejidal o comunal

Legislación agraria de MéxicoGarantía constitucionalProcesoSobreseimientoDerecho Administrativo mexicano

ESCRITOS DE AMPARO

ESCRITOS DE AMPARO

Protección jurisdiccionalGarantías derechos individualesDerecho Procesal mexicanoAutoridad competente

Pensión Alimenticia

Pensión Alimenticia

IncumplimientoTribunal competenteCarga AlimentariaDerecho dominicanoDemandasEfectos

Jurisprudencia sobre el recurso de amparo

Jurisprudencia sobre el recurso de amparo

Derecho de amparoDerecho fundamentalConvención Americana de Derechos Humanos