ACTIVIDAD 1. Orientación Educativa I: Concepto y
modalidades. Características. Justificación de la
Orientación
1. Concepto:
A lo largo de la historia varios autores han realizado diversas definiciones
de orientación educativa. Aquí ponemos algunas de las definiciones que dan
los distintos autores.
Autor y año
Jones (1964)
Caballero,
Crespo,
Hernández y
García Hoz
1982
Hernández Pina
et all 1988
López García
1990
Bautista 1991
Álvarez (1995)
Definición
Fue uno de los primeros en centrar la orientación como una
ayuda y asesoría para la toma de decisiones. Afirma que en la
vida se dan muchas situaciones críticas en las cuales deben
adoptarse decisiones importantes y de largo alcance.
Lo definen como una tarea de trabajo en equipo, por lo que se
hace imprescindible la cooperación de diversos agentes,
incluyendo el asesoramiento y apoyo de los padres de los
alumnos y al profesorado en el ejercicio de su función tutorial.
Actividad dirigida al desarrollo integral del alumno individual, y
consistente en ayudarle en el conocimiento, aceptación y
dirección de sí mismo de acuerdo con sus circunstancias
personales, para facilitarle la toma de decisiones de un modo
consciente y responsable, el desarrollo equilibrado de su
personalidad, así como su incorporación a la vida comunitaria y
al mundo del estudio y del trabajo.
Conjunto de servicios que intentan facilitar los procesos de
enseñanza y aprendizaje como parte normalizada del proceso
educativo y del curriculum, la dimensión personal centrada en el
ajuste individual y la adaptación social, y la dimensión
vocacional-profesional centrada en el proceso de selección para
el ajuste y la toma de decisiones en base a su información sobre
el objeto y las aptitudes, actitudes e intereses del sujeto. Estas
dimensiones se proyectan a lo largo del avance del sistema
escolar y respecto al tránsito de la vida activa.
Ayuda facilitada durante todo el proceso educativo y se ha
clasificado en orientación escolar, personal y vocacional o
profesional de acuerdo con los problemas que aborda.
La orientación profesional es un proceso sistemático de ayuda,
dirigida a todas las personas en período formativo, de
desempeño profesional y de tiempo libre, con la finalidad de
desarrollar en ellas aquellas conductas vocacionales que les
preparen para la vida adulta, mediante una intervención
continuada y técnica, basada en los principios de prevención,
desarrollo e intervención social, con la implicación de los agentes
Rafael
Bisquerra 1998
Molina (2001)
Ministerio de
Educación
educativos y socio profesionales
Se trata de un proceso continuo, que debe ser considerado como
parte integrante del proceso educativo, que implica a todos los
educadores y que debe llegar a todas las personas, en todos sus
aspectos y durante toda su vida.
La orientación vocacional en la Educación Básica es un proceso
dirigido al conocimiento de diversos aspectos personales:
capacidades, gustos, intereses, motivaciones personales, en
función del contexto familiar y la situación general del medio
donde se está inserto para poder decidir acerca del propio futuro.
A través de los profesores, los alumnos reciben ayuda para
adquirir un mejor conocimiento de sí mismos e información sobre
las alternativas que les ofrecen durante sus estudios y las
opciones que tendrán al concluirlos tanto en el mundo académico
como en el laboral... En definitiva, se trata de que los alumnos
aprendan a tomar decisiones en relación con su futuro inmediato.
(1), (2) y (3).
Según la definición de Bisquerra (1998) se concibe la orientación como:
 Un proceso continuo, considerado como parte integrante del proceso
educativo.
 Una acción que debe implicar a todos los educadores.
 Una acción que debe llegar a todas las personas, en todos sus aspectos
y durante todo el ciclo vital.
 Un proceso que ha de atender a aspectos particulares de tipo personal,
social, educativo, vocacional…
Considerar a la orientación en un sentido amplio y globalizador nos lleva a
entenderla como un proceso de ayuda continuo y sistemático, dirigido a todas
las personas en todos sus aspectos poniendo un énfasis especial en la
prevención del desarrollo humano (Álvarez y Bisquerra, 1996; Bisquerra 1998,
2000) (4)
Después de haber leído la definición de varios autores y la definición del
Ministerio de Educación y de haber tratado en grupo las ideas que, de forma
personal, cada de uno de nosotros había interiorizado, llegamos a la siguiente
conclusión:
Entendemos la orientación educativa como proceso educativo continuo y
esquematizado-que sigue unas pautas marcadas-de ayuda para la toma de
decisiones del individuo. A través de este tipo de procesos se busca crear en
los alumnos y en las personas una independencia y una madurez que les haga
tomar sus propias decisiones, basándose siempre en el conocimiento de las
consecuencias que tiene estas decisiones. Serán los orientadores los
encargados de dar a los orientados la información suficiente para tomar
decisiones, informando tanto de las posibilidades como de las consecuencias
de todas ellas. Los orientadores tienen también la labor de crear en los
orientados una autoestima y una confianza en sí mismos que les haga decidir y
tomas sus propias decisiones pensando en lo que consideran más adecuado
para sí mismos sin miedo al error. Un orientador tiene que enseñar a decidir
pero no puede decidir por el orientado. El orientado debe perder todas sus
fuentes de apoyo (profesores, amigos, familia…) y basarse en sus propios
deseos expectativas para organizar su vida y su futuro. Decimos que el
proceso de enseñanza aprendizaje está siempre presente debido a esta
conexión entre ambas partes. Se establece un vínculo entre el orientador, que
haces como un guía, y el orientado, que escucha al guía y le sigue por un
camino, que al final, debe terminar el solo. El orientados transmite unos
conocimientos que el orientado hará suyos para moverse a lo largo de toda su
vida.
No obstante este tipo de orientaciones no son propias únicamente de las
etapas infantiles o escolares, sino que deben y en muchos casos están
presentes en las edades adultas y a lo largo de toda la vida y en todos los
ámbitos. La orientación no debe limitarse a edades tempranas ya que somos
humanos, seres imperfectos y que no poseemos todo el conocimiento de la
realidad, por lo que necesitamos que nos den información durante toda nuestra
vida. Este tipo de servicio, por tanto, no solamente va dirigido al alumno sino a
una colectividad de personas, por lo que todas las personas que hacen la
función de orientador deben tener tanto recursos suficientes para ejercer esta
función como una autoridad que les permita ejercerla.
El tema que nos interesa a nosotros es la orientación educativa, por lo que
nos hemos centrado ella, pero cabe destacar que la función de orientación no
es ejercida únicamente por educadores, psicólogos, pedagogos,
psicopedagogos, etc.; sino que también la realizan otro tipo de profesionales
como educadores sociales, ya que es un proceso que influirá y se dará también
en el ámbito social, personal, de relaciones laborales, etc.
Por todo lo citado anteriormente los educadores tienen que saber como
iniciar, impartir y desarrollar este proceso. Los educadores deben estar
preparados para analizar la situación en la que se encuentra el alumno al que
van tratar y saber como llegar a él, deben establecer un vínculo para crear una
relación fuerte con el alumno que haga que pueda confiar en ellos plenamente,
para llegar así a conocer al orientado, y para que este llegue a conocerse a sí
mismo haciendo así que pueda actuar de manera autónoma y tomar sus
propias decisiones.
Para que el educador pueda lograr conectar así con un alumno, lo primero
que tiene que hacer es conectar consigo mismo. Debe saber cuales son sus
puntos fuertes y débiles para aprovecharlos y/o reducirlos beneficiándose de
ellos llegando a ser mejor profesional.
Para que el orientador conecte al completo con el orientado y pueda serle
de ayuda debe, como diría Oscar Wilde, ser bueno a causa de su energía, y
nunca a causa de su debilidad.
2.- Características:
Las características de la orientación educativa están desarrolladas por las
unidades o departamentos de orientación en los centros escolares. Destacan,
entre otras:
 Coordinar, apoyar y ofrecer soporte técnico a las actividades de
orientación y tutoría, así como participar en las actividades de
evaluación que los profesores realizan con sus correspondientes grupos
de alumnos.
 Colaborar en la elaboración del Proyecto de Centro en sus diferentes
aspectos y contenidos.
 Promover la cooperación entre familia y escuela para una mejor eficacia
en la educación.
 Contribuir a los elementos personalizadores de la educación.
 Ayudar a los alumnos a conseguir una buena integración en el centro
educativo y en el grupo de compañeros, siendo sumamente necesaria
en los momentos de transición.
 Informar, asesorar y orientar, de modo personalizado.
 Intervenir en toda clase de decisiones relativas a los alumnos.
 Prevenir los posibles problemas de aprendizaje de los alumnos
ayudándoles a superarlos mediante los oportunos medios de
intervención.
 Asegurar la conexión del centro con el equipo interdisciplinar de sector y
con los centros de la zona.
(5)
En las definiciones aportadas por los autores citados, destacan las
siguientes características descriptivas del concepto:
Se trata de una actuación llevada a cabo por profesionales del campo
educativo fundamentalmente, pero también de otras áreas disciplinares
relacionadas con aspectos del desarrollo personal, social y profesional.
Dichas actuaciones se llevan a cabo en contextos educativos que
exceden los límites materiales de la escuela, sobre todo cuando los
destinatarios son sujetos en situación de riesgo o con necesidades educativas
especiales; también cuando se trata de prevenir problemas cuyo origen está en
el ámbito familiar o en el entorno social; en este caso es cuando la intervención
orientadora adquiere el carácter más específico y socioeducativo.
El objetivo último es optimizar la calidad del proceso educativo actuando
sobre los factores internos y externos de las escuelas, que influyen en el
mismo.
Con implicación de todos los agentes que de alguna manera forma la
comunidad educativa o tiene responsabilidades directas o indirectas con la
escuela. (1)
Rasgos esenciales de la educación:
 La orientación se concibe como un proceso que debe ser paralelo al
desarrollo del individual, y no constituir un conjunto de actuaciones
meramente puntuales.
 Se trata de un proceso de asistencia y guía en el conocimiento de sí
mismo y en el desarrollo madurativo para afrontar cualquier decisión.
 El proceso de ayuda se ofrece a un individuo concreto, con sus propias
particularidades, capacidades y aspiraciones. Todo ellos en un clima de
libertad para aceptar tal ayuda, evitando cualquier tipo de imposición. Se
trata de aceptar la individualidad y singularidad del orientado.
 La ayuda se prestará de manera intencional, lo que implica una actitud
de compromiso con la situación por parte del orientador. Aunque
entendida como una actitud de apoyo, no se trataría de llegar a asumir la
responsabilidad del orientado en su toma de decisiones.
 El proceso de ayuda indudablemente está insertado en la actividad
educativa.
 La búsqueda de situaciones diversas que permitan garantizar un bagaje
de experiencias y conocimientos que puedan presentar ante la toma de
decisiones. (4)
3.- Modelos:
Cuando hablamos de modelos nos referimos a los modelos de
intervención como estrategias para conseguir unos resultados propuestos. Se
dan tres modelos básicos de intervención:
M. Clínico o (counseling): centrado en la atención individualizada, donde
la entrevista personal es la técnica característica.
M. Programas: se propone anticiparse a los problemas. Su finalidad es la
prevención de los mismos y el desarrollo integral de la persona.
M. Consulta: la consulta laborativa es el marco de referencia esencial. Se
propone asesorar a mediadores (profesorado, tutores, familia, institución…)
para que sean ellos los que lleven a término programas de orientación. (1)
Según Rodríguez Moreno (1995) los modelos de orientación se clasifican
de este modo:
a) Modelos Históricos: Frank Parsons (orientación profesional) y el modelo
q asimila la orientación y la educación (Brewer, Meyer, Hawkes…)
b) Modelos más modernos (orientación como proceso clínico, de toma de
decisiones o ecléctico).
c) Modelos contemporáneos ( centrados en la institución escolar y en las
organizaciones educativas: orientación como constelación de servicios,
reconstrucción social, acción intencional o facilitadora del desarrollo
personal)
Por su parte Bisquerra
orientación:
(1990) establece los siguientes modelos de
a) Modelo clínico de atención individualizada (counseling): atención
individualizada basada en la entrevista.
b) Modelo de Programas: se centra en la prevención de los problemas y el
desarrollo integrar de la persona. Sigue las siguientes pautas: análisis
del contexto para detectar una necesidad, formular objetivos, planificar
actividades, realizarlas, y evaluación del programa)
c) Modelo de consulta: la estrategia es asesora a los mediadores (figura
fundamental) que serán los que lleven a cabo los programas de
orientación. La consulta establece una relación entre dos profesionales:
un consultor (orientador) y un consultante (profesor, tutor…), para que la
acción de este último recaiga sobre el cliente. FASES: información y
clarificación del problema, diseño de un plan de acción, ejecución y
evaluación del plan de acción, y se dan sugerencias al consultante para
que pueda afrontar la función de la consulta.
Rodríguez Espirar (1993) nos ofrece probablemente la clasificación más
completa de modelos de intervención en orientación educativa:
a) Modelos de intervención directa o individualizada (modelo clínico o de
counseling).
b) Modelos de intervención directa o grupal (modelos de servicios, modelo
de servicios actuando por programas, modelo de programas)
c) Modelos de intervención indirecta individual y/o grupal (modelo de
consulta).
d) Modelo tecnológico o de intervención por medios tecnológicos. (4)
4.-Justificación:
El estudio de las posibilidades de la orientación como apoyo al
mejoramiento de los servicios educativos ha sido abordado de manera extensa
en diferentes foros, internacionales y nacionales, en donde se han planteado
una gran cantidad de ideas acerca de las posibilidades de la orientación para
coayudar en la solución de los diferentes problemas educativos, psicológicos y
sociales que se manifiestan al interior de las instituciones educativas.
De esta manera la orientación educativa ha dejado de ser una actividad
extraña y desconocida en el medio educativo, sobre todo a partir de las
instituciones de nivel medio. Hoy en día las transformaciones en la estructura
de los sistemas educativos de diversos países le han asignado a esta actividad
un espacio importante dentro de los planes de estudio. Al mismo tiempo este
creciente interés ha puesto de manifiesto la necesidad de contar con marcos
conceptuales precisos que definan lo que constituye el proceso de la
orientación, actividad frecuentemente desvirtuada e incluso desconocida para
gran parte de los estudiantes, profesores e incluso para los mismos
profesionistas que trabajan en este campo.
Como se ha señalado previamente, uno de los profesionales que cada vez
más se ha ocupado de la orientación educativa, ha sido el psicólogo, siendo
esta actividad uno de lo principales campos de intervención del psicólogo en el
ámbito educativo. No obstante, como ya se indicó, entre los profesionistas que
desarrollan actividades de orientación en instituciones públicas y privadas, se
encuentran también algunos otros como pedagogos, profesores de secundaria
de alguna otra especialidad y en algunos casos poco frecuentes, médicos,
trabajadoras sociales, o enfermeras.
5.- Opinión grupal:
Después de haber buscado información sobre el concepto, las
características, los modelos y la justificación de la Orientación Educativa
podemos decir que se trata de un proceso importante tanto a nivel educativo
como personal, social,... para la ayuda en la toma de decisiones del individuo,
siendo esta ayuda proporcionada por profesionales, pero no solo del ámbito
educativo, sino también pedagogos, psicólogos,...
También pensamos que esto no solo se tiene que quedar dentro del
ámbito educativo, sino que la familia también es un punto importante para que
este proceso se de de la mejor manera posible, intentando que se produzca
una gran relación entre la familia y la escuela. El vínculo que se ha establecido
en el orientado debe trasladarse también al ámbito familiar para que el proceso
de ayuda se refuerce y sea más rápido.
Antes no se daba tanto este tipo de asignatura, pero con el paso del
tiempo se ha ido viendo que es bastante útil para individuos concretos. Siendo
muy bueno para la autonomía propia del individuo.
El educador debe formarse en la forma de actuar en los niños. Fuera del
hogar, el profesor para a ser una de las figuras de referencia de autoridad, el
niño siempre va a buscar ser como el profesor o agradarle. El docente debe
ejercer su función de orientador actuando sobre este haciendo que vea que no
debe seguir la forma de ser de una persona, sino que debe formar la suya
propia a través del autoconocimiento. El orientador-docente es el que tiene que
mostrar al niño las diferentes opciones de actuaciones, concienciarle de que su
valoración también importa y enseña que toda actuación conllevará una
consecuencia que debe asumir y aceptar.
Este educador-orientador llevará a cabo las actuaciones anteriormente
citadas a través de los diferentes modelos de intervención citados
anteriormente. Dependiendo de quién los defina podemos encontrar diferentes
modelos pero, los básicos son tres que siempre aparecen. El docente no solo
debe conocer estos modelos, sino saber aplicarlos y tener los instrumentos
suficientes para llevarlos a cabo de una forma adecuada y que favorezcan al
desarrollo del alumno.
No obstante, debemos tener en cuenta la diversidad. Es decir, que no
podemos aplicar a todos los alumnos los mismo métodos o las mismas
herramientas ya que cada niño, cada familia y cada persona es un mundo, con
su forma de ser y sus características propias por lo que la forma de actuar
variará.
La orientación educativa no debe estar encaminada ha buscar que el
alumno saque las mejores notas, a que se realice el mejor trabajo, el que más
remuneración tenga, etc., sino ha formar personas sanas, que tomen sus
propias decisiones y que elijan el camino que consideren mejor para sí mismos.
6.- Bibliografía:
1. Modelos de orientación e intervención psicopedagógica. Coord. Rafael
Bisquerra Alzina, Editorial Praxis, Barcelona, 1998
2. http://www.rieoei.org/deloslectores/736Molina108.PDF
las 13:12
30-03-2011 a
3. http://ntic.educacion.es/w3//recursos2/orientacion/02orient/index.html
30-03-2011 a las 13:15
4. Orientación y tutoría en el marco de la acción activa. Antonio Lara Ramo,
Grupo editorial universitario 2008.
5. Los equipos de orientación educativa y psicopedagógica, el
asesoramiento a centros escolares desde un análisis institucional. Jose
Miguel Nieto y Francisco Botías. Arien Educación 2000.
6. http://www.especialidadpsic.buap.mx/justificacion.html 30-03-2011 a las
13:17
Descargar

Orientacin Educativa I

COMPARACIÓN DE LA ADMINISTRACION POR OBJETIVOS Y EL CONTROL DE GESTIÓN

COMPARACIÓN DE LA ADMINISTRACION POR OBJETIVOS Y EL CONTROL DE GESTIÓN

Proceso directivoDirección por sistemasCalidad de procesosContabilidadContaduríaAdministración por objetivosEconomíaGestión de control

Orientación escolar

Orientación escolar

Proceso formativoOrientador educacionalFuncionesRequisitos

Áreas y Organización Funcional de los Servicios de Orientación

Áreas y Organización Funcional de los Servicios de Orientación

AtribucionesPersonalLOGSE (Ley de Ordenación General del Sistema Educativo)FamiliaÁreas intervenciónEscolarVocacionalIstitucionalProfesionalLOE

Modelos de intervención en orientación

Modelos de intervención en orientación

Tipología: escala, analógico, matemático y teóricoTecnologías informáticasEclécticoProceso educativoIntervenciónTeorías sociológicas

Orientación escolar y profesional

Orientación escolar y profesional

ObjetivosAlumnosProfesoresAyudasProceso educativoEnseñanza y aprendizajePadresPrincipiosOrientadorColegioAgentes de actividad