Centro Infantil “La Rueda”. El Burgo de Osma – Ciudad de Osma
PERIODO DE ADAPTACIÓN A LA
ESCUELA INFANTIL
El niño, cuando llega al Centro Infantil por primera vez, se pregunta:
¿Quiénes son todos estos niños?, ¿Qué pasa aquí?, ¿Dónde están mi papá y
mi mamá?, ¿Me voy a quedar aquí para siempre?.
El período de adaptación es un proceso de evolución personal que el
niño hace por sí mismo, es él quien se debe adaptar y quien tiene que
asimilar los cambios. El educador y los padres podrán ayudarlo, pero esta
etapa de conflicto es inherente a la situación en la que se encuentra el niño.
1. - ¿Qué es el período de adaptación?
Los primeros dios que un niño vive en un Centro Infantil van a
propiciar una serie de cambios importantes se trata de una etapa de
variación que influye en el desarrollo de las actividades realizadas hasta el
momento por el niño y en las relaciones que este mantiene con sus padres A
partir de ahora ya no dispondrá de todo el dio para estar en casa y vera
mucho menos a papá y a mamá tendrá que adaptarse a un nuevo horario y, en
muchos casos, comer fuera de casa con otros niños de su misma edad (sus
compañeras y compañeros). En pocas palabras, el niño pasa de un
ambiente que controla, domina y en el que tiene seguridad y protección a
otro que desconoce, lo que produce en algunos casos cierta inseguridad y
aislamiento. Ahora debe aprender a convivir en un entorno diferente, con
otros códigos relacionales, pues ya no es el único y tiene que compartir
juegos, espacios y personas.
Todo niño pasa por un periodo de adaptación con diferentes
manifestaciones y ritmos que aprenderemos a aceptar y a respetar tanto los
padres como los educadores.
Centro Infantil “La Rueda”. El Burgo de Osma – Ciudad de Osma
2.-
¿Quiénes se adaptan? Niños, padres y educadores.
*
Niñas y niños:
En un primer grupo podemos encontrar a niños que lloran, patalean,
intentan escaparse, no quieren comer, se niegan a dormir, se muestran
agresivos, aparece de nuevo la enuresis (hacerse pis) es decir, rechazan la
situación impuesta llamando constantemente la atención.
Por otro lado está e! segundo grupo. Son las niñas y niños que se
sientan en un rinconcito del aula evitando relacionarse con otros compañeros
y educadores, y se refugian en objetos de apego que hayan traído de casa
(son sus talismanes y permitiremos que los tengan hasta que se cansen).
En un tercer grupo se encuentran las niñas y niños que se adaptan
desde el primer día, y que colaborar y participan en todas las actividades
expresando sus emociones (tarde o temprano pasan también su período de
adaptación).
*
Los padres:
Cuando la niña o el niño comienzan a acudir al Centro Infantil, algunos
padres se sienten culpables, llenos de ansiedad. Uno de los temores más
frecuentes es el supuesto abandono afectivo; se trata de un temor
infundado, pues la incorporación del niño a la escuela no supone en ningún
momento abandono o quiebra de la afectividad Los padres deben tener
presente que el educador de su hijo o hijo es un profesional en su trabajo y
van a poder dar respuesta a las necesidades de nuestros
hijos. Niñas y niños se enriquecerán mientras adquieren la seguridad
necesaria para conseguir una estabilidad en el desarrollo de su personalidad
y un respeto a su individualidad.
*
Los educadores:
Los educadores también necesitan adaptarse, acoger a niños y niñas
nuevos con paciencia, tras haberse despedido de los alumnos del curso
anterior, en los que ya dejaron su huella.
Implica una gran preparación, un nuevo desgaste de energía ante un
grupo que absorberá su estilo durante un curso escolar y sobre un telón de
fondo de futura despedida; aún así, los educadores ocupan un lugar próximo
a la familia y comprenden los sentimientos de cada niño.
Descargar

Escuek~ Infar~il La Rueda