Guión de lectura
La escuela que queremos
Ficha bibliográfica:
FULLAN, M. y Hargreaves, A. La escuela que queremos. Amorrortu/SEP,
Biblioteca para la Actualización del Maestro. México. 1999.
Reseña:
En cuantas ocasiones los docentes no quisieran saber como contribuir a
transformar de fondo y de forma las escuelas y su entorno, a fin de obtener un
buen aprendizaje para los alumnos. Sabemos realmente, por qué, las escuelas
no muestran una mejora, a pesar de los esfuerzos y el trabajo que los
docentes desempeñan cotidianamente en sus respectivos centros de trabajo.
Verdaderamente, no sabemos identificar cuáles son los factores individuales y
colectivos que interviene de manera directa en la planeaciòn y el trabajo con
los colegas. En otras palabras conocemos los problemas que nos impiden
crecer.
De ahí, que tanto Fullan como Hargreaves traten de mostrarnos en esté libro
los problemas importantes que deben afrontar los integrantes del cuerpo
docente con sus características propias; descubrir las dificultades que implica
el trabajo en equipo y las formas superficiales bajo las cuales, los docentes
aparentan de manera artificial la integración. Sin olvidar que, actualmente la
docencia es vista como una actividad cambiante, con expectativas más amplias
y diversas que demandan el contacto real y efectivo del docente con sus
colegas. Es importante, destacar el valor que tiene el docente en el proceso
de cambio.
Para ello, consideran los diversos tipos de culturas escolares que subsisten en
las escuelas y nos orientan para sacar el mejor provecho de ellas, es decir,
construir relaciones de trabajo en equipo sólidas y duraderas. Y lo más
importante ser capaces de analizar críticamente las prácticas existentes,
reflexionando sobre ellas y que esa introversión no sea pasiva y favorezca la
formación de educadores y escuelas totales. Crear la cultura escolar y
profesional que se requieren en estos momentos está en manos de los
docentes y directivos.
Elementos paratextuales:
Profesor(a):
Sería oportuno considerar las siguientes actividades de prelectura, con la
finalidad de obtener mayor claridad con el tema que plantea este libro.
1
Revisar la portada y leer lo que dice la contraportada. Es conveniente analizar
detenidamente el prólogo y el prefacio, pues, encontraremos una breve
exposición de los principales puntos a revisar en el libro.
Examinar el índice nos ayudará para obtener una idea general acerca del
tema que se abordará.
Recuerde que esté libro es, un material práctico de reflexión, sobre las
principales preocupaciones del trabajo docente. Y como tal, le recomendamos
recordar o identificar que posición asume ante el tema que se aborda en el libro
y contraste estas ideas durante la lectura del mismo. Por ejemplo: ¿Qué sé
acerca del contenido del texto?
¿Cuáles, de las palabras o conceptos que vienen en el índice reconozco o
relacionó de inmediato con el entorno escolar?
¿Realmente cree posible un cambio, a partir de redefinir el rol de los docentes
y las condiciones en las que trabajan?
¿Usted, qué tan dispuesto estaría para formar de parte del cambio?
¿Cuál es el tipo de cultura escolar que predomina en su centro de trabajo, la
individualista o el trabajo en equipo?
¿Qué tipo de cultura le agradaría generar en su centro de trabajo: la
individualista o el trabajo en equipo, por qué?
Propósitos de la lectura:
Es importante que antes de iniciar la lectura del libro tenga presente cuál es la
intención de efectuarla. Sí no tiene claridad en esté punto, se sugiere
considerar la siguiente pregunta: ¿Por qué /para qué tengo que leerlo?




La lectura puede ser, para identificar cuáles son, algunos de los
elementos que obstaculizan el trabajo en equipo en los centros
escolares.
Reflexionar en relación a la práctica docente.
Reconocer la importancia del docente para que se introduzca el cambio.
Analizar críticamente las prácticas existentes y/o encontrar nuevas
formas de motivación para los docentes.
Estrategia para abordar el texto:
De acuerdo con los propósitos que tiene al leer este libro se recomienda:





Leer la reseña ubicada en la contraportada.
Explorar el índice general.
Revisar el prólogo.
Reflexionar lo que dice el prefacio.
Iniciar con la lectura del primer capitulo, ya que el orden establecido por
los autores nos facilita la comprensión total del contenido del libro.
La comprensión del contenido del libro será de mayor utilidad, si logramos
identificar y poner nombre a ciertas conductas y prácticas que se dan al interior
de las escuelas y son por todos conocidas, pero que, nos falta definir con
términos concretos. Por ejemplo una situación que ocurre frecuentemente, es
2
el “aislamiento” limita el acceso del docente a nuevas ideas, hace que el
cansancio se acumule interiormente y permite la existencia de la incompetencia
en detrimento de los alumnos.
Otro elemento constante que se vive en la escuela es la “cultura de la
balcanización”, que se da cuando los docentes unen sus lealtades e
identidades a grupos particulares de compañeros. Es posible entonces,
reconocer que todas estás conductas las podemos descubrir en las escuelas
y una vez que, ya tenemos los conceptos claros y definidos gracias a la
asociación que logramos realizar entre nuestra experiencia y el contenido del
libro, debemos dar el siguiente paso, que sería poner en práctica las
propuestas de cambio en el aula, pues quien mejor que el docente para
encargarse de interpretar y producir la mejora.
Es evidente que, estos dos pequeños ejemplos, deben hacerse extensivos a
todo el libro, rescatar conductas, revisar la cultura de las escuelas, revisar los
posibles motivos que generan esas conductas, pueden ser los elementos que
ayuden a entender lo descrito en el libro, por qué tenemos los conocimientos
previos que la experiencia y observación va heredando al docente.
Identificar los conceptos clave:
A partir de su propósito y la estrategia de lectura que ha decidido emplear
puede revisar el índice y el prólogo, se sugiere al lector revisar el índice y
detenerse un poco más en el prólogo y el prefacio, con el fin de identificar con
precisión los conceptos e ideas clave que no se pueden pasar por alto para
comprender el texto.
En el índice podemos ubicar los siguientes conceptos clave de los cuatro
capítulos que forman parte del libro
 El problema
 Educadores totales
 Escuelas totales
 Profesionalismo
Y la idea de lineamientos para la acción: del docente, director y sistema
escolar.
Podemos observar que los cuatro primeros conceptos se refieren a los
protagonistas escolares que tienen en sus manos la posibilidad de transformar
la escuela en beneficio del aprendizaje de los alumnos, consecuentemente es
importante no perder de vista a lo largo de la lectura, como comprometer al
docente, director y sistema escolar, con la mejora de la escuela, para lo cual,
conocer los lineamientos, será de gran utilidad.
Del prólogo se logro reconocer las siguientes ideas clave:
 El educador como ser transformador.
 Problemas presentes en los cuerpos docentes.
 Los docentes como líderes.
 Mejora escolar.
Además del concepto de cultura de la colaboración.
3
Es importante prestar atención a estás ideas que vienen a orientar, en
relación al, cómo hacer para lograr desarrollar mejores escuelas que permitan
ejercer de manera efectiva la cultura de la colaboración.
El prefacio termina de complementar nuestros conceptos considerando los
siguientes:
 Escuelas autogestionadas.
 Cambios básicos.
 Individualismo.
 Trabajo en equipo.
Estos conceptos nos ayudaran a comprender, qué hacer como docentes para
lograr nuestros objetivos y como bien lo indica el texto luchar por lo que vale la
pena.
Análisis y reflexión de la lectura:
Le recomendamos tomar en cuenta las siguientes reflexiones para reconocer y
apropiarse las ideas planteadas en el texto con la finalidad de que le ayuden a
mejorar en su práctica docente.
Se debe plantear brevemente la temática a revisar en el texto, para lo cual se
presenta un breve resumen que describe rápidamente el contenido del capítulo.
Capítulo 1. El problema
En esté capítulo se exponen las diversas problemáticas a las que se enfrenta el
docente en la escuela, de las cuales los autores reflexionaron seis: la
sobrecarga, el aislamiento, el mito colectivo, la competencia desaprovechada (y
la indiferencia ante la incompetencia), la falta de movilidad el rol del docente (y
el problema del liderazgo), las soluciones inadecuadas y la reforma frustrada.
Todas estás problemáticas requieren un mayor compromiso de parte del
docente, pero, ¿cómo comprometerse sí, la opinión y experiencia de los
docentes no se toma en cuenta para realizar las reformas?
Capítulo 2. Educadores totales
Esté apartado nos permite reconocer la importancia que tiene el docente para
producir el cambio en las escuelas, además de entender a los docentes en
términos distintos a lo que usualmente se les concibe, es decir, como
individuos en cierta etapa de su vida y razonar lo que son como personas;
capaces de cuestionar sus propias prácticas y mostrar su apertura a las
nuevas ideas, que le permitan superar y mejorar las cosas. Además de
reconocer que, como todo ser humano tienen momentos de angustia, temor a
ser puesto en evidencia mostrando incompetencia para la docencia; y
reconsiderar su postura ante los nuevos métodos de enseñanza. Lo que obliga
a buscar mayores satisfacciones en el trabajo con lo alumnos, pero sin olvidar
que el docente es un ser con historia, sentimientos, valores y una ética forjada
en gran medida por el contexto en el que se desenvuelve, por eso es
importante saber como influye el ambiente del maestro en su enseñanza. Por
esto es importante preguntarnos: ¿Por qué, cuesta tanto trabajo exponer ante
los compañeros nuestro método de enseñanza?
4
Capítulo 3. Escuelas totales
En el siguiente título se analizan las condiciones sociales y laborales de
docentes y directivos, tratando de revisar los dos tipos básicos de cultura
escolar, la individualista y de trabajo en equipo, así como las ventajas y
desventajas que estás reportan.
Es conveniente revisar de nuevo, el concepto de aislamiento, pero ahora
impuesto, donde lo que domina es la ausencia de una realimentación en
relación al trabajo de aula, pues está se encuentra condicionada por las
experiencias, la interpretación y la motivación del docente para buscar mejores
expectativas y lo mejor es aislarse en su lugar de trabajo evitando hasta donde
es posible el trato profesional con sus colegas. Consecuentemente los
docentes casi no comparten su trabajo entre ellos, no observan a sus colegas,
evitan el análisis y la reflexión colectiva para no ser cuestionados por el valor o
la intención de su tarea. ¿Por qué a los docentes les causa temor ser
observados sus clases? , ¿Por qué los docentes se sienten tan vulnerables
ante la crítica?
Rosenholtz
Y sus culturas escolares con características
particulares
Escuelas en movimiento o de “aprendizaje
enriquecido”
Escuelas atascadas o de “aprendizaje
empobrecido”
Los docentes realizan más trabajo en
equipo, reconocían la importancia de dar y
recibir ayuda, sin sentir por ello
incompetencia.
Son las que cuentan con alumnos de bajo
rendimiento, los docentes por lo regular
trabajan solos y no es frecuente solicitar
ayuda
Capítulo 4. Profesionalismo interactivo y lineamientos para la acción
En está parte se concentran las sugerencias referentes a lo que se aconseja
hacer para mejorar las cosas, tomando en cuenta los diferentes niveles se
establecen algunos lineamientos para la acción: en relación a los docentes,
los directivos y para otros educadores que trabajan fuera de la escuela. Sin
dejar de mencionar el llamado profesionalismo interactivo que es aquél que
busca la mejora sostenida de la escuela a través de la motivación y retención
de los buenos docentes a lo largo de su carrera. Finalmente se permite un
espacio para la reflexión en torno a la práctica docente que se viene ejerciendo
en las escuelas, pero una reflexión práctica que motive al docente hacia en
5
cambio, tratando de crear la cultura escolar y profesional que se demanda en la
actualidad. ¿Cómo empezar a modificar prácticas tan arraigadas y poco el
trabajo en equipo artificial?
Conclusión:
La lectura de esté libro se hace indispensable para todos los docentes, pues
refleja mucho de las actitudes que se viven en las escuelas y que no permiten
el desarrollo del trabajo escolar en beneficio de los alumnos; a pesar de contar
con el tiempo dedicado a la planeación y a la supuesta integración. La premisa
principal planteada en el texto es que en definitiva los cambios serán obra de
los docentes y directores. Y de nadie más depende lograrlos. Por lo tanto, es
el momento de redefinir el rol de los docentes y las condiciones en las que
trabajan, ya que la acción debe empezar por los propios docentes.
Dirigir la enseñanza hacia la comprensión y revisar las culturas del trabajo en
equipo que prevalecen en las escuelas y, que son sumamente cuidadas por la
seguridad que proporcionan al docente como sería: la balcanización, el trabajo
en equipo fácil y el trabajo en equipo artificial.
De ahí que es, importante considerar los objetivos por los que vale la pena
luchar, tal como lo mencionan en el texto Fullan y Hargreaves.
Para tener la escuela que queremos
debemos luchar por:
Fomentar la cultura del trabajo en
equipo
Incrementar la cooperación, eficacia
y crear culturas escolares positivas.
Con la finalidad de formar
educadores totales que participen en
escuelas totales
Donde se pueda mejorar la práctica
docente, ampliando los repertorios
didácticos.
Socialización de la lectura:
Lo ideal sería compartir el libro o algún capitulo en las juntas de Consejo
Técnico, quizá, algunos profesores encontrarían coincidencias entre lo que
6
describen los autores, basados en encuestas de opinión de las experiencias
docentes en otros países, y lo que cotidianamente vivimos y sentimos en
nuestros centros escolares. Sería sano, exponer los puntos de vista de los
directivos y de los profesores para ayudar ha encontrar algún punto de
acuerdo, con el objetivo de mejorar el trabajo en equipo, ver que tan real y
efectivo puede ser, ese trabajo y el grado de integración que se alcanzaría
con los compañeros de academia.
Y comprobar que tan sano es abrir los espacios para que nos observen
nuestros compañeros y viceversa.
7
Descargar

La escuela que queremos