Dirección General de Educación Superior y Técnico Profesional -DIGESUTP
Dirección de Educación Superior Pedagógica - DESP
Equipo de Normas
ANEXO 3.2
PERFIL DE FORMADORES DE INSTITUTOS SUPERIORES PEDAGÓGICOS
DIMENSIÓN
CRITERIOS DE DESEMPEÑO
DESCRIPCIÓN DEL DESEMPEÑO
1. Pedagógica
1.1 El formador programa
sus cursos respondiendo
a la realidad sociocultural, a las
necesidades de sus
estudiantes y en
coherencia con el
currículo básico de FD
y las políticas
regionales.
El formador elabora los sílabos y las sesiones de aprendizaje diversificando los contenidos curriculares de Formación Docente considerando las
características y necesidades de sus alumnos y las demandas regionales expresadas en el Proyecto Educativo Regional y/o Local (PER y/o PEL).
A partir de la selección, priorización, desagregación y diversificación de los contenidos del área curricular, los sílabos expresan el enfoque
intercultural, el sentido del curso y la relación con el perfil del egresado; además evidencian claridad y coherencia entre los componentes, los cuales
son: fundamentación, competencias, contenidos, metodología, evaluación y bibliografía, tomando en cuenta las características disciplinares del área
y los criterios arriba mencionados. Respecto al contenido transversal expresará a qué situación problemática responde, su intencionalidad y la forma
como se tratará en aula.
En cuanto al diseño de las sesiones de aprendizaje, el formador debe considerar las necesidades, potencialidades y dificultades de los estudiantes
para el logro de las competencias. Los contenidos a trabaja, los métodos, técnicas y materiales a utilizar deben ser acordes a una didáctica de
educación superior. Se espera, asimismo, una clara continuidad entre las diferentes sesiones de aprendizaje que corresponden a un curso. Tanto
sílabos como sesiones de aprendizaje deben estar articulados con el cartel de alcances y secuencias de cada área.
1.2 El formador promueve
y enriquece los
aprendizajes de sus
estudiantes a partir de
las diversas
necesidades, saberes y
potencialidades que
tienen.
El formador crea las condiciones para que los estudiantes tengan un rol activo dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje que permitan lograr un
buen nivel de aprendizaje pasa por establecer un diálogo que genere interés y conexión con el contenido de aprendizaje Es importante que el
formador facilite la expresión de los diversos conocimientos que tienen los estudiantes sobre los contenidos utilizando preguntas que recojan sus
experiencias, exploren sus conocimientos previos sobre el tema y los incorporen a los nuevos aprendizajes, sin conformarse con la sola mención y/o
descripción de los mismos o con narraciones anecdóticas
Se entiende por saberes previos a todo conocimiento y aprendizaje que el estudiante maneja a partir de sus propias experiencias y que trae al aula.
El indagar en los saberes previos de los estudiantes no sólo está presente al inicio de sesión de aprendizaje sino también en la etapa de proceso de
construcción del aprendizaje. Para una indagación a profundidad de los saberes, se requiere que el formador haga repreguntas, solicite ejemplos y
plantee contraejemplos con el fin de buscar una construcción conjunta del aprendizaje, que facilite la identificación de planteamientos inconsistentes
o equivocados de los estudiantes (es fundamental no dejarlos pasar) creando así espacios para la formulación de problemas que sean trabajados a lo
largo de la clase induciendo a sus estudiantes a la afirmación o cuestionamiento de los saberes e ideas explicitadas, considerándolas en
independencia de su sexo, de su diversidad lingüística, étnica, cultural, social, y diferencias individuales.
Esta dimensión está
centrada en el rol del
formador respecto a
los procesos de
enseñanza aprendizaje que
promueve en el aula.
Da cuenta de la
intervención del
formador en el
proceso de
construcción de
aprendizajes de
formación personal y
profesional de los
estudiantes,
considerando un
enfoque de educación
superior pedagógica
y con énfasis en el
1
Dirección General de Educación Superior y Técnico Profesional -DIGESUTP
Dirección de Educación Superior Pedagógica - DESP
Equipo de Normas
DIMENSIÓN
tratamiento adecuado
de la
interculturalidad.
CRITERIOS DE DESEMPEÑO
1.3 El formador como
mediador maneja
adecuadamente
metodología (métodos,
técnicas y materiales)
apropiados para el
aprendizaje en
educación superior
pedagógica y para
enseñar a enseñar de
acuerdo a la
especialidad del
estudiante.
ANEXO 3.2
DESCRIPCIÓN DEL DESEMPEÑO
El formador plantea demandas y desafíos que correspondan a estudiantes de educación superior a través de casos, exposiciones, comentarios y
preguntas. Para asegurarse que los estudiantes desarrollen las competencias, se requiere que el formador brinde orientaciones claras sobre las
actividades y trabajos a realizar durante la sesión y que maneje adecuada y oportunamente una variedad de métodos y técnicas acordes a la
naturaleza de cada área curricular, al objetivo de la sesión, a la enseñanza-aprendizaje en una segunda lengua (si fuera el caso), a los contenidos, al
momento de aprendizaje en que se encuentra, así como a las características y necesidades personales y socioculturales de sus estudiantes. Es
necesario que se tenga en cuenta las relaciones y dinámicas que se generan entre los estudiantes que intervienen, los estilos de enseñanza del
formador y los estilos de aprendizaje de los estudiantes para poder utilizar distintas técnicas.
Se espera que los métodos, técnicas y materiales utilizados promuevan diferentes aproximaciones a los contenidos (sirvan para introducirlos a un
tema, para describir y narrar, para hacer análisis de mayor profundidad, para comparar y establecer implicancias, para ver aplicaciones específicas,
etc); y promueven que los estudiantes hagan uso de distintas modalidades de trabajo (individual, grupal y plenario). Asimismo, es necesario que el
formador demuestre flexibilidad en el uso de técnicas y métodos pudiendo hacer modificaciones, reemplazos o cambios atendiendo a necesidades y
demandas que surjan en el desarrollo de las sesiones.
El formador debe hacer buen uso del tiempo así como de estrategias que evidencian la transferencia de los aprendizajes a situaciones de trabajo real
en sus instituciones educativas cuando los temas y contenidos deben ser enseñados en otros niveles (inicial, primaria y secundaria), es decir, el
enseñar a enseñar. El formador requiere hacer una buena selección y uso de los materiales (material escrito, visual, audiovisual, etc) pudiendo
utilizar recursos de la zona. Así mismo, tanto el material que el docente utiliza o entrega a los estudiantes deben estar libres de sesgos y estereotipos
de género, manteniendo niveles de calidad apropiados a la formación superior pedagógica.
1.4 El formador promueve
una cultura crítica y
reflexiva en su aula,
promoviendo niveles
superiores de
pensamiento.
El formador siempre dispuesto al dialogo y discusión, tanto en sus intervenciones, exposiciones, explicaciones, ejemplos, preguntas, comentarios,
entre otros, como en las actividades que propone, demanda una comprensión profunda de los contenidos, de las situaciones de la realidad, vida
institucional o realidades educativa y social. Hace uso de la discusión, conceptualización, categorización, búsqueda de relaciones e implicancias,
conectando los temas o contenidos que se trabajan en el aula con situaciones que el formador crea necesario y/o conveniente hacer mención con el
fin de propiciar una reflexión y análisis por parte de los estudiantes, en lugar de dar sólo un tratamiento esquemático y anecdótico de los hechos.
En este ejercicio es importante que el formador promueva la argumentación de ideas y posiciones por parte de los estudiantes, induzca al
planteamiento, fundamentación y verificación de éstas, así como a la toma de posición relacionada a valores, reflexionando sobre discursos,
opiniones, actitudes y situaciones estereotipadas que se presenten sin imponer su propio punto de vista. Así mismo, explicita las fuentes en las que se
basan determinados planteamientos discutiendo su valor social.
2
Dirección General de Educación Superior y Técnico Profesional -DIGESUTP
Dirección de Educación Superior Pedagógica - DESP
Equipo de Normas
DIMENSIÓN
ANEXO 3.2
CRITERIOS DE DESEMPEÑO
DESCRIPCIÓN DEL DESEMPEÑO
1.5 El formador demuestra
un buen manejo de
contenidos tomando en
cuenta los diferentes los
modos de conocer,
aprender y comunicar.
Un buen dominio de los contenidos se expresa en la forma en que se exponen, el grado de profundidad y complejidad con el que se trabajan, así
como en la manera cómo el formador complementa y/o retroalimenta la intervención de los estudiantes proporcionándoles información ordenada
que resulta relevante y oportuna, ya sea porque ésta estuvo ausente en la formulación de los estudiantes o porque sirve para remarcar, complementar
sus ideas o para clarificar aspectos confusos.
El formador a través de las exposiciones, preguntas, comentarios y ejemplos, entre otros recursos demuestra un dominio de contenidos cuando da
cuenta de aspectos relevantes y no se focalizan sólo en lo tangencial y anecdótico; cuando plantea o evidencia relaciones con contenidos
provenientes de otras disciplinas, con situaciones del entorno, o de la práctica pedagógica en general dando cuenta de una visión amplia para el
tratamiento equitativo de los contenidos, sin subestimar o menospreciar unos sobre otros.
El formador debe sintetizar sus aportes tomando en cuenta los de los estudiantes evidenciando la construcción de un nuevo conocimiento. Esta
información brindada debe ser correcta y tomar en cuenta diversas concepciones sobre los contenidos trabajados que le permitan reflexionar sobre
los juicios de valor otorgados socialmente y asumir una mirada abierta y crítica con relación a la diversidad iincorporando en el análisis, enfoques o
puntos de vista provenientes de diferentes disciplinas, posiciones, experiencias y culturas; identificando y solucionando posturas contradictorias o en
conflicto y cuestionando la información, ideas o posiciones inconsistentes o sesgadas.
La información debe ser transmitida sin sesgos, jerarquizaciones o ideas estereotipadas sobretodo vinculadas al género que distorsionen y limiten el
proceso de construcción de aprendizajes de los estudiantes ya sea porque los contenidos aluden directamente estos sesgos o porque los ejemplos,
comentarios y/o ejercicios propuestos los contienen.
1.6 El formador propicia un
clima democrático para
el aprendizaje,
demostrando y
promoviendo una
cultura dialogante en su
interrelación con y entre
sus estudiantes.
El proceso de aprendizaje en la formación docente se ve favorecido cuando está acompañado de la promoción de un clima de confianza y respeto
donde sea posible la expresión libre de ideas. El formador propicia este clima cuando demuestra actitudes asertivas en su forma de comunicar e
interrelacionarse con los estudiantes y las promueve entre ellos; cuando muestra un trato horizontal, igualitario y amable con ellos; cuando
promueve una participación equitativa entre estudiantes con conocimientos culturalmente distintos valorando las intervenciones sin hacer diferencias
en el trato en relación al sexo, lengua, cultural, formas de pensar; cuando considera las opiniones de sus estudiantes para la toma de decisión; cuando
demuestra y promueve el interés por las características del mundo cultural de sus estudiantes; cuando disipa de manera amigable las tensiones en el
ambiente de clase y escucha de manera respetuosa posiciones divergentes o en conflicto entre sus estudiantes o inclusive contrarias a sus propias
ideas, promoviendo su tratamiento sin evitarlas ni minimizarlas.
3
Dirección General de Educación Superior y Técnico Profesional -DIGESUTP
Dirección de Educación Superior Pedagógica - DESP
Equipo de Normas
DIMENSIÓN
ANEXO 3.2
CRITERIOS DE DESEMPEÑO
DESCRIPCIÓN DEL DESEMPEÑO
1.7 El formador evalúa a
sus estudiantes de
manera integral y
permanente utilizando
distintas estrategias de
evaluación y
retroinformación
pertinentes a sus
características y a las
competencias a
desarrollar para tomar
decisiones sobre su
práctica pedagógica y el
proceso de enseñanza y
aprendizaje)
Una evaluación integral y permanente implica la exploración continua de los aprendizajes. Es necesario que el formador cree, seleccione y use
distintas estrategias de evaluación y retroinformación considerando las diferencias personales y socioculturales de sus estudiantes siendo éstas
explicitadas en los sílabos.
1.8 El formador fomenta y
orienta la realización de
investigaciones con sus
estudiantes que busquen
y validen soluciones
que respondan a
problemas que se
encuentran en la
práctica pedagógica.
El formador al ser un investigador de la realidad educativa, promueve y guía a sus estudiantes en la realización de investigaciones y/o proyectos
educativos relacionados a temas de interés en la región tomando en cuenta las características del contexto, de los participantes en la investigación, las
demandas y necesidades regionales o locales, guiado por un código de ética de investigación, y orientados hacia el logro de las políticas regionales.
El formador promueve investigaciones cortas cualitativas o cuantitativas respecto a diversos problemas que sus estudiantes encuentren en sus aulas
de práctica, tratado de resolverlos de manera eficiente.
Asimismo, el formador debe fomentar entre los estudiantes la capacidad de reflexión sobre los propios aprendizajes a partir de la retroinformación
dada y la visión crítica sobre el propio desempeño a través del uso de técnicas de autoevaluación y coevaluación en las que se priorice la discusión
en lugar del simple registro o llenado de formatos.
Tanto los resultados de las evaluaciones de sus estudiantes como el estar abierto a recibir retroinformación sobre su práctica pedagógica por parte
éstos mismos, le permiten al formador tomar decisiones para mejorarla.
4
Dirección General de Educación Superior y Técnico Profesional -DIGESUTP
Dirección de Educación Superior Pedagógica - DESP
Equipo de Normas
DIMENSIÓN
ANEXO 3.2
CRITERIOS
DESCRIPCIÓN
2.1 El formador trabaja
coordinadamente con sus colegas
y personal no docente en distintos
espacios e instancias aportando
desde su quehacer docente al
desarrollo institucional.
El formador trabaja en coordinación con colegas y directivos y personal no docente en distintos espacios (comisiones, asambleas, GIAs,
reuniones de coordinación, consejo educativo institucional) argumentando y defendiendo su propia postura y valores en las decisiones que
propicien el bienestar de la institución.
2.2 El formador aporta a la existencia
de un clima institucional positivo
y motivador para el trabajo.
El formador establece relaciones interpersonales cordiales con colegas, alumnos, directivos, personal no docente y otros actores de la
comunidad tanto en espacios formales como informales fomentando confianza, trato horizontal y respeto sin hacer diferencias en relación
al sexo, lengua, cultura, formas de pensar, condición laboral, jerarquía en la institución.
2. Institucional
Esta dimensión alude
al compromiso del
formador con la
institución educativa
por ser miembro de
ésta para ejercer su
deber y derecho a
participar
activamente con
sentido propositivo,
crítico y asertivo
dando opinión y para
la toma de decisiones
dentro de la gestión
educativa
Tiene una actitud abierta a la escucha, valorando aceptando los distintos aportes, comentarios, opiniones, conocimientos y experiencias que
dan sus pares sin desautorizarlos ni desacreditarlos buscando conciliar y encontrar puntos de encuentro en las diferentes perspectivas. El
formador busca proponer soluciones y participar en la toma de decisión sobre diseño, implementación, seguimiento y evaluación de
acciones y elaboración de documentos teniendo como referente los valores institucionales, demostrando capacidad de negociación y
concertación para el logro de objetivos educativos y la identificación institucional.
Promueve una comunicación asertiva y diálogo horizontal y abierta a las diferencias y opiniones discordantes entre los distintos actores
que se interrelacionan en el trabajo y brinda soporte social necesario que le permita aproximarse a sus colegas para motivar el trabajo y
fortalecer un espíritu de compañerismo.
2.3 El formador demuestra actitud
autocrítica y responsable frente a
resultados educativos e
institucionales a través de
procesos de heteroevaluación y
autoevaluación
El formador muestra una actitud positiva y madura hacia los procesos de evaluación, observación y retroalimentación de su desempeño
docente que hagan los distintos actores (estudiantes, directivos, administrativos) que va más allá del aula y que trasciende a distintos
ámbitos de la institución.
Analiza, sistematiza y toma en cuenta los avances, logros, dificultades en la gestión educativa asumiendo una actitud responsable frente a
los resultados positivos y negativos e identificando factores personales e institucionales que los expliquen, en contraposición a una cultura
de explicar los hechos desde sólo factores o causas externas. En función a lo encontrado propone ajustes y alternativas de acciones a
realizar a nivel personal e institucional para superar las situaciones problema detectadas.
Además alude a ejercer un rol de vigilancia frente a situaciones que atentan contra la ética profesional que vulneren los derechos y
deberes de los actores dentro de la institución y también frente a las acciones que se implementen para mejorar los resultados a nivel
institucional.
5
Dirección General de Educación Superior y Técnico Profesional -DIGESUTP
Dirección de Educación Superior Pedagógica - DESP
Equipo de Normas
DIMENSIÓN
ANEXO 3.2
CRITERIOS
DESCRIPCIÓN
3. Responsabilidad en su
desarrollo
profesional
3.1 El formador demuestra compromiso
y autonomía con el desarrollo de su
vida profesional actualizándose y
capacitándose permanentemente
El formador requiere identificar aquellos déficits de su formación profesional (aspectos teóricos, metodológicos, aprendizaje de otras
lenguas, evaluativos, entro otros) así como las necesidades de crecimiento tanto de manera personal como las vinculadas a la institución
educativa a la cual pertenezca, con el fin de orientar la mejora de su ejercicio docente dentro de su institución y en base a una visión de
futuro personal. Para ello, requiere capacitarse y actualizarse constantemente en diversos temas a través de distintas fuentes y medios.
Esta dimensión da
cuenta de
disposiciones y
capacidades que tiene
un docente formador
como profesional de
la educación que
contribuyen a la
potencialización y
desarrollo personalprofesional.
3.2 El formador sistematiza su práctica
educativa para mejorar su propio
desempeño en un marco de
profesionalización docente.
El formador sistematiza su práctica donde se evidencia un análisis reflexivo sobre procesos, avances, dificultades y logros de la misma,
considerando variables personales y del contexto que ayuden a explicar sus resultados a lo largo de su profesionalización. La
sistematización de la práctica es proceso permanente que permite el rediseño, reelaboración y re-evaluación de su labor educativa, a
través de la cual, el formador puede valorar y autoevaluar aciertos y errores, procesos y resultados del aprendizaje.
Las reflexiones que se hacen permiten a los formadores expandir de manera continua sus metas y mejorar su trabajo constituyendo una
forma de autocapacitación, así como permite dar a conocer su trabajo docente y evidenciar soluciones a conflictos que se presenten en
su quehacer cotidiano integrando las experiencias y logros dentro y fuera de la clase.
3.3 El formador realiza actividades
académicas que le permitan
enriquecer su desarrollo éticopersonal.
El formador buscar realizar diversas actividades académicas que enriquezcan su desempeño y su desarrollo profesional dentro como
fuera de la institución, dando a conocer el trabajo realizado. Estas actividades comprenden realizar tutorías, trabajos de investigación
desde distintos enfoques (no oponiendo ni sobrevalorando el rigor científico con lo cultural), publicaciones, presentaciones, elaborar o
participar en proyectos de innovación enmarcados en normas y valores éticos que guíen su actuar, así como afiliarse a instituciones
educativas y vincularse con la organización y participación en eventos profesionales
3.4 El formador es un agente generador
de conocimientos por el cual
contribuye a la mejora del saber
pedagógico y educativo.
El formador busca realizar proyectos e investigaciones que indaguen, validen y pauten posibles y distintas maneras de resolver
situaciones relacionadas al ámbito educativo y a su que hacer docente con el fin de elaborar y comunicar propuestas que contribuyan al
desarrollo del campo de la educación dando soluciones pertinentes que tomen en cuenta las características del contexto, las
características personales, sociales y culturales de los beneficiarios.
6
Dirección General de Educación Superior y Técnico Profesional -DIGESUTP
Dirección de Educación Superior Pedagógica - DESP
Equipo de Normas
4. SocialCiudadana
Esta dimensión alude
a la participación del
formador en la
comunidad y en la
gestión de políticas a
través de su
involucramiento
activo con diferentes
actores e
instituciones para
contribuir al
desarrollo local y
regional como actor
representante de su
institución educativa.
4.1 El formador demuestra
conocimiento actualizado y postura
crítica frente a las políticas
educativas nacionales y regionales.
ANEXO 3.2
El formador fundamenta y argumenta opiniones propias dando propuestas que contribuyan de manera positiva a la situación socioeducativa y a las políticas regionales y nacionales en el interior de su institución y/o como representante de la misma en instancias de
participación regional y local.
Asimismo participa o está al tanto de la labor de instancias de vigilancia en la decisión, implementación y resultados de las políticas y
proyectos acordados dentro de la institución con proyección a la comunidad y en la localidad.
4.2 El formador colabora regularmente
y en forma significativa con
diferentes actores e instancias
locales que intervienen en la
promoción del desarrollo local y
regional.
Como representante de la institución a la que pertenece o a título personal, el formador está activamente involucrado y promueve
proyectos en colaboración con diferentes actores e instancias locales (escuelas, ONGs, asociaciones profesionales, de jóvenes,
parroquiales, organizaciones de base)
4.3 El formador ejerce un rol de
vigilancia en la comunidad
educativa.
El formador mantiene una postura crítica y de denuncia ante situaciones de abuso de poder, situaciones de exclusión y discriminación
donde se vulnera condiciones de equidad en miras de promover un desarrollo de bienestar individual y social de los estudiantes y demás
miembros dentro de la comunidad educativa.
4.4 El formador tiene capacidad de
acción a nivel intersectorial e
intrasectorial para contribuir en el
desarrollo de su institución y
beneficio de sus miembros.
El formador conoce instituciones dentro y fuera del sector educativo (DRE, GR, ONGs, Demunas, INEI, Defensoría, etc) a las que
puede recurrir en caso sea necesario por distintos fines como hacer consultas, dar referencias, buscar información y materiales, y hasta
buscar alianzas y vínculos para realizar un trabajo conjunto llevando a cabo acciones que permitan el logro de objetivos compartidos con
su institución educativa, en miras de beneficiar a ésta y a sus miembros.
Es un agente que promueve y participa en acciones orientadas al desarrollo local y regional en temas relacionados a los objetivos y
políticas priorizados que promueve el PER en su región.
7
Descargar

perfil de formadores de institutos superiores pedagógicos