1
NOTA: EN CASO DE REPRODUCCION TOTAL O PARCIAL DEL PRESENTE ARTÍCULO,
SE DEBE CITAR LA FUENTE BIBLIOGRÁFICA DE LA SIGUIENTE MANERA:
(http://www.bioeticaclinica.com.ar) Autor, año, lugar. Título del artículo. Nombre de la
publicación (las referencias de libro o revista que figuren).
SIDA, SALUD MENTAL Y CONFIDENCIALIDAD:
Reflexiones psicojurídicas
Dra. Marta M. LACHOWICZ
Dra. Alicia I. LOSOVIZ
Dr. Germán SCHNELLER
( *** )
( *)
( ** )
PUBLICADO: En Revista Lexis Nexis Jurisprudencia Argentina
Nº Especial de VIH SIDA EN LA JURISPRUDENCIA Y EN LOS MEDIOS DE
PRENSA. Coordinadora: Patricia Sorokin.
Buenos Aires, 23 de noviembre de 2005 (páginas 91 a 93)
I. INTRODUCCIÓN
A más de dos décadas de la aparición del Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida, esta
epidemia ha convulsionado a la sociedad en aspectos médico, cultural, económico y religioso
asemejándose a una plaga potencialmente desestabilizadora de sociedades 1. Infección que sin
reconocer ni edad, sexo, grupo étnico o marco de creencia, con cifras de mortalidad en aumento,
impacta por sus modalidades de transmisión: relaciones sexuales, transfusiones de sangre o
derivados hemáticos, transplantes de órganos y tejidos, así como sutiles formas de transmisión
materno fetal y perinatal, que incluyen vía transplacentaria o transmisión por leche materna.
II. OBJETIVO
Trascendiendo arduas cuestiones técnicas de diagnóstico o tratamiento del SIDA que se
plantean en el terreno de las soluciones terapéuticas, este trabajo propone realzar ciertas
conflictivas del enfermo y grupo familiar, en el campo de la salud mental y relaciones humanas.
III. PRESENTACION DEL TEMA
Enfatizando que una Enfermedad es una disrupción en la historia de vida de una persona,
y que Demanda del paciente y Respuesta médica transcurren en la trama del Acto médico 2, son
distintos los planos de análisis que pueden establecerse: clínico, psíquico, familiar y socio cultural.
( *** )
Abogada. Miembro de la Comisión de Bioética de la Asociación de Abogados de Buenos Aires
( *)
Médica psicoanalista. Miembro Titular de la Asociación Psicoanalítica Argentina. Vicepresidente 3° de la
Asociación Argentina de Bioética. Coordinadora del Capítulo de Bioética y Psicoanálisis (A.P.A.)
E-mail: [email protected]
( ** )
1
Médico psiquiatra. UBA. Miembro de la Asociación de Psiquiatras Argentinos.
PIOT , Peter, director programa ONU-SIDA, cita diario El país día 7 de octubre 2002.
LOSOVIZ, Alicia (comp): El Guardián de los Vientos. Reflexiones Interdisciplinarias sobre Ética en Medicina. Ed.
Catálogos. Bs. Aires, 1998
2
2
Su conjunto remite a una posición ética axiológica, la que incluye la conducta hacia sí mismo, en la
relación con su propia enfermedad e interacciones hacia el equipo de salud y terceros.
Un diagnóstico de SIDA, trae espanto y condena moral, en la familia y en el medio
sociocultural. Ser humano catapultado por el peso de prejuicios, mitos del imaginario social,
fantasmas singulares y presiones familiares: “Por algo tiene SIDA”. “Alguna culpa tiene”. Paciente
en amplia vulnerabilidad bio-psico-social quien además de los padecimientos de salud física y
psíquica, debe afrontar el temor a ser discriminado, rechazado o aislado socialmente por
determinaciones negativas en planos de trabajo, prepagas o estudios.
Por otra parte, los riesgos ante prácticas sexuales que contagian, imponen reflexiones en
el sentido de que la sexualidad humana no siempre está ligada a la vida y al Eros, en un sentido de
civilización y cultura3. Que hablar de SIDA es convocar a la articulación de dos situaciones que
quedan sin pudor entremezcladas: las bellas formas de la sexualidad humana, por un lado y
descarnadas citas con la muerte, por otro.
IV. ABORDAJES INTERDISCIPLINARIOS
A la luz de la integración de conocimientos, hoy se comprende a la enfermedad como un
trastorno que afecta la vida de una persona en forma global. La Psiconeuroinmunoendocrinología
(PNIE) 4 es una disciplina que en este sentido intenta dar cuenta de las integraciones multifacéticas
del estar enfermo. Además, los trastornos conductuales de un paciente enfermo de SIDA estarán
condicionados por la personalidad premórbida que el sujeto puede portar5: neurosis,
caracteropatía, sociopatía, psicosis, psicopatía, etc.Todos estos temas deben ser abordados
teniendo en cuenta consideraciones dependientes de fantasías, mitos u otras cuestiones de orden
religioso -político-social-educacional, etc.
Los profesionales reunidos en equipos de trabajo, deben abocarse a un tratamiento que
dé respuesta integrada en mancomunión a una flexible comunicación con el paciente, lo cual
involucra por demás, una posición existencial frente a la vida.
La justificación de una medida terapéutica, presupone un funcionamiento en base de
principios 6 de beneficencia y de no maleficencia en interacción, donde la fundamentación moral 7
queda implícita.
La obligación de beneficencia del profesional conlleva una enorme responsabilidad ética y
jurídica, al tener que considerar principios, valores y las repercusiones del caso, junto a la
determinación no siempre sencilla de la competencia del enfermo. Dice Diego Gracia 8que “sólo
quien es capaz de controlar los sentimientos de miedo y de angustia puede tener la entereza que
exige la deliberación”.
Un profesional del equipo de salud que trabaja con pacientes seropositivos, además de
tener que actuar en distintos frentes para combatir el poder letal del virus, puede quedar él mismo
expuesto al riesgo de la enfermedad. Debe diagnosticar los complejos aspectos médicos, además
de tener que enfrentar a su propia conciencia moral en ciertas situaciones.
El padecimiento físico del paciente repercute en su estabilidad mental y emocional
lesionando su identidad, y con un posterior replanteo de ideales de vida. Las alteraciones psíquicas
que derivan de su estado de indefensión lo dejan expuesto a malestares que afectan ciertamente
su salud mental. Cada paciente deberá elaborar la particular etapa de enfermedad en relación con
su cuerpo, con sus fantasías, con su self (sí mismo), con los vínculos que lo rodean y con la
realidad en que se inserta.
3
FREUD, Sigmund: El malestar en la cultura- Amorrortu Editores. Buenos Aires, 1988
Leonard BE, Song C.: Stress and the immune system in the etiology of anxiety and depression. Pharmacol Biochem Behav
1996 May; 54 (1):299-303
5
FENICHEL, O. (1984). Teoría psicoanalítica de las neurosis. Barcelona, Paidós
6
BEAUCHAMP Tom y CHILDRESS James: Principios de Ética Biomédica. Ed. Masson. Barcelona, 1998
7
MAINETTI, José A.: Compendio bioético. Editorial Quirón. La Plata, 2000
8
GRACIA, Diego y JÚDEZ, Javier: Ética en la práctica clínica. Cap.3 - Editorial Triacastela. Madrid, 2004.
4
3
V. PERFILES DE PERSONALIDAD
Un paciente que disponga de rasgos maduros de personalidad, será alguien que podrá
colaborar con su propio tratamiento, además de cuidar a terceros. Pero si en el perfil de
personalidad del enfermo predominan entre otros, rasgos inmaduros, perversos o psicóticos su
capacidad de cumplimiento al tratamiento será insuficiente (Compliance mala o regular) lo cual le
haría actuar sin poder cuidarse a sí, ni a otros.
VI. REACCIONES EMOCIONALES 9
10
Las repercusiones emocionales que acompañan al paciente portador o infectado de HIV
serán diferentes según la etapa que curse (incidiendo la calidad de comunicación que reciba del
diagnóstico, pronóstico, tratamiento) y la estructura de personalidad previa.
1. Es grande la conmoción y la repercusión psíquica de un paciente cuando se entera de su
diagnóstico (“el día después”): ansiedad, fobias, ira, impotencia, temores, hipocondría,
negación, etc.
2. Durante la temprana etapa de enfermedad: apatía, indiferencia, irritabilidad, desinhibición,
desesperanza, aislamiento social, enojo, hostilidad, desconcierto, confusión, etc.
3. En el proceso crónico de enfermedad: exacerbación de conflictos de base: depresión,
regresión, confusión, sentimientos de angustia y de desvalimiento albergados en lo más
recóndito de sí. Otros síntomas psiquiátricos como pánico, conducta compulsiva, depresión.
Los componentes sociales discriminatorios unidos a su autoestima decreciente, empeoran el
estatus del padecimiento psíquico.
4. Ante la muerte cercana: depresión intensa, preparativos finales.
VII. DILEMAS EN CONFIDENCIALIDAD Y ORDENAMIENTO LEGAL
Desde la óptica del derecho, el mantenimiento del Secreto médico es un tema que reviste
aristas muy especiales en la problemática del SIDA.
Confidencialidad como valor trascendente en la relación médico paciente. La regla de
confidencialidad es una categoría que está relacionada con el manejo de la información,
estableciendo que la misma no debe ser revelada sin el consentimiento del paciente, existiendo
situaciones clínicas que pueden plantear diversos interrogantes.
Si el paciente presta su consentimiento a hacer conocer su diagnóstico a las personas de
su relación, es obvio que no se vislumbra problema alguno, el que se plantea cuando la persona
infectada, niega ese consentimiento.
En nuestro ordenamiento legal el tema abordado se encuentra tratado en el art. 2º de la
Ley 23.798 y del decreto-reglamentario 1244/91 que se refieren a las circunstancias en que puede
revelarse la información de un paciente infectado o enfermo de SIDA, sin que ello signifique ruptura
del secreto profesional.
Así, el art. 2 de la ley 23.798 dice que “ ...en ningún caso se puede: a) afectar la dignidad
de la persona; b) producir cualquier efecto de marginación, estigmatización, degradación o
humillación; c) exceder el marco de las excepciones legales taxativas al secreto médico que
siempre se interpretarán en forma restrictiva; d) incursionar en el ámbito de la privacidad de
CACERES, L.; CORREA LUNA, M.; CORTES, María A. et all: Monografía “Significado y consecuencias para el paciente del
hallazgo de una prueba HIV positiva” - 1° Cátedra de Medicina (UBA), Prof. Tit. Dr. A. Mazzei, Bs.Aires, 2002
10
FREUD, Sigmund: Inhibición, Síntoma y Angustia. Amorrortu Editores. Buenos Aires, 1988
9
4
cualquier habitante de la Nación Argentina; e) individualizar a las personas a través de fichas,
registro o almacenamiento de datos, los cuales, a tales efectos, deberán llevarse en forma
codificada”.
Por su parte, el decreto 1244/91, reglamentario de la Ley 23.798, en su art. 2º establece
como principio la prohibición de revelar la información y enumerando taxativamente las
excepciones:
1.- A la persona infectada o enferma, o a su representante, si se trata de un incapaz.
2.- A otro profesional médico, cuando sea necesario para el cuidado o tratamiento de una persona
infectada o enferma.
3.- A los entes del Sistema Nacional de Sangre ... y al INCUCAI...
4.- Al director de la Institución Hospitalaria, o en su caso, al Director de su Servicio de
Hemoterapia, con relación a personas infectadas o enfermas que sean asistidas en ellos, cuando
resulte necesario para dicha asistencia.
5. A los jueces en virtud de auto judicial dictado por el juez en causas criminales o en las que se
ventilan asuntos de familia.
6.- A los establecimientos (de guarda o protección mencionados) en .... la Ley de Adopción , ...
información que podrá ser transmitida a los padres sustitutos, guardadores o futuros adoptantes.
7.- Bajo la responsabilidad del médico a quien o quienes deban tener esa información para evitar
un mal mayor”.
El último inciso es, sin dudas, el de mayor complejidad en su aplicación. No sólo por la
interpretación que se dé al giro “evitar un mal mayor”sino, además, porque esa interpretación recae
en el médico. Sin embargo, es la misma terminología empleada en la Ley 17.132 de Ejercicio de la
Medicina, Odontología y Actividades de Colaboración”, (sancionada en 1967, cuando aún la
problemática del Sida nos era desconocida). El art. 11 establece: “Todo aquello que llegare a
conocimiento de las personas cuya actividad se reglamenta en la presente ley, con motivo o en
razón de su ejercicio, no podrá darse a conocer – salvo los casos que otras leyes así lo determinen
o cuando se trate de evitar un mal mayor...”
En caso de conflicto de intereses debe analizarse en cada situación concreta, los pro y los
contra de los derechos de las partes, para resolver cual debe prevalecer11.
VIII. CONCLUSIONES
Constituye todo un desafío integrar a la asistencia sanitaria del paciente afectado por
SIDA, políticas de prevención y políticas de Salud mental, en aras de una concepción integral del
hombre como sujeto de la cultura.
Concluimos considerando que una mirada bioética, dada la naturaleza interdisciplinaria de
ésta, ofrece un idóneo recurso para el abordaje de esta compleja trama de padecimiento.
11
Alfonso Llano: “Aportes de la Ética y el Derecho al estudio del SIDA”. Ed. Organización Panamericana de la Salud.
Descargar

SIDA,, SALUD MENTAL Y CONFIDENCIALIDAD: Reflexiones psico

Xenofobia y SIDA (Síndrome De Inmunodeficiencia Adquirida)

Xenofobia y SIDA (Síndrome De Inmunodeficiencia Adquirida)

Sistema inmunológicoNoruegaInformación ciudadanaSeropositivo

Transmisión del VIH (Virus De La Inmunodeficiencia Humana)

Transmisión del VIH (Virus De La Inmunodeficiencia Humana)

ETS (Enfermedades de Transmisión Sexual)SíntomasSistema inmunológicoMétodos de infecciónSIDA (Síndrome De Inmunodeficiencia Adquirida)

VIH (Virus De La Inmunodeficiencia Humana)Medios de prevenciónPuebla (México)EvoluciónAntecedentesExpansiónSociedadPreservativosVías de contagio

Transmisión del SIDA (Síndrome De Inmunodeficiencia Adquirida)

Transmisión del SIDA (Síndrome De Inmunodeficiencia Adquirida)

VIH (Virus De La Inmunodeficiencia Humana)Infección y contagioSistema inmunológicoPrevención

SIDA (Síndrome De Inmunodeficiencia Adquirida); situación mundial y en México

SIDA (Síndrome De Inmunodeficiencia Adquirida); situación mundial y en México

Sistema inmunológicoLinfocitosVirus VIH (Virus De La Inmunodeficiencia Humana)

VIH (Virus De La Inmunodeficiencia Humana)

VIH (Virus De La Inmunodeficiencia Humana)

ETS (Enfermedades de Transmisión Sexual)HistoriaEnfermedades infecciosasSistema inmunológicoTratamientoSIDA (Síndrome De Inmunodeficiencia Adquirida)Signos y síntomasModos de contagio

Trabajo social y salud pública

Trabajo social y salud pública

SIDA (Síndrome De Inmunodeficiencia Adquirida)Salud socialPrevención