ALCALDÍA MAYOR
DE BOGOTÁ D.C.
Secretaría Distrital
INTEGRACIÓN SOCIAL
Bogota D.C., Diciembre de 2008
OAJ – CONCEP________________
Radicados INT 91203 – INT 92203
Doctores
MERCEDES DEL CARMEN RÍOS HERNÁNDEZ
Secretaria Distrital
JEFREY ALFONSO PRADA DÍAZ
Director Territorial
Referencia: Respuesta solicitud concepto jurídico proceso liquidación
contratos Comedores Comunitarios con cláusula de manejo de aportes
voluntarios.
Apreciados Doctores,
De manera atenta remito a ustedes concepto jurídico sobre la “proceso
liquidación contratos Comedores Comunitarios con cláusula de manejo y
destinación de aportes voluntarios”, atendiendo a los requerimientos
elevados por ustedes a esta oficina mediante oficios INT – 91203 (proveniente
del despacho de la secretaria) y INT – 92203 (proveniente de la Dirección
Territorial). Con el ánimo de examinar atinadamente el asunto de la referencia,
esta oficina se ocupará en primer lugar de analizar la naturaleza y efectos de la
liquidación de los contratos estatales, enseguida se analizará la relación de
esta etapa contractual con el principio de equilibrio contractual, para luego
descender en los temas de la naturaleza jurídica de los contratos suscritos en
el marco del Decreto 777 de 1992 y de los denominados “aportes voluntarios”;
por último, se abordará el caso concreto y se dará respuesta a las inquietudes
presentadas por ustedes ante esta Oficina, sugiriendo algunas instrucciones
para la liquidación efectiva de los contratos de Comedores Comunitarios en los
cuales se ha pactado cláusula de manejo y destinación de aportes voluntarios.
1. Liquidación de Contratos Estatales
De acuerdo con la jurisprudencia del Consejo de Estado, la liquidación del
contrato es un verdadero “corte de cuentas” entre las partes contratantes, en la
Calle 11 No. 8 - 49 Oficina Asesora Jurídica.
PBX: 3 44 64 00 Ext. 1061-1062-1064-1066
ALCALDÍA MAYOR
DE BOGOTÁ D.C.
Secretaría Distrital
INTEGRACIÓN SOCIAL
cual se define qué se debe, quién debe y cuánto1. De esta manera, la
liquidación del contrato se puede entender como el acto jurídico por el cual se
valora la ejecución del contrato con el ánimo de definir si existen o no
obligaciones pendientes a cargo de alguna de las partes, “para declararse
mutuamente a paz y salvo ante la inexistencia de obligaciones o para ordenar
el pago o el cobro de las prestaciones pendientes en caso de que ellas
existan.”2
Ello quiere decir que cuando el acto de liquidación se suscribe sin reparos
cierra para las partes la posibilidad de ejercer todas las acciones que se
originan del contrato.3 En efecto, puede determinarse por mutuo acuerdo que
las partes se encuentran a paz y salvo y por tanto, no existen obligaciones
pendientes a cargo de alguna de las partes.
También puede establecerse que existen obligaciones a cargo o a favor del
contratista, caso en el cual el acta de liquidación, sea bilateral o unilateral, se
constituye en un título ejecutivo que servirá como fundamento para demandar
el pago por la vía ejecutiva.
El Consejo de Estado4 ha establecido lo siguiente: "Obviamente, la liquidación
es una operación administrativa que sobreviene a la finalización normal o
anormal del contrato (en todos los casos en que por ministerio de la ley o por la
naturaleza del contrato es indispensable hacerla), con el propósito de
establecer, de modo definitivo entre las partes contractuales cuál de ellas es
deudora, cuál acreedora y en qué suma exacta; si tal cosa no se logra,
obviamente el acto de liquidación lo es solamente de nombre sin que
materialmente se esté logrando liquidar la relación contractual por cuanto serán
necesarias liquidaciones posteriores.”
"Por eso, en el acto de liquidación no pueden quedar pendientes
reconocimiento de obligaciones que se originen en el contrato, pues, todas
ellas debieron tener reconocimiento anterior, o se debe hacer tal
reconocimiento en el acto mismo de liquidación de modo que nada quede
pendiente hacia el futuro. Proceder de otra manera es desnaturalizar la propia
razón de ser de la liquidación; es despojarla de su sentido intrínseco; es
liquidar para volver a liquidar, vale decir, no liquidar.
(…)
1
Sobre este punto, ver entre otras, las sentencias del Consejo de Estado de abril 4 de 1992 Exp. 6661,
diciembre 2 de 1993 Exp. 8310 y julio 29 de 1996 Exp. 9477.
2
BLANCO RESTREPO, José Vicente. La liquidación del contrato. Documento en Línea,
www.geocities.com/jovibla/ liquidación.html
3
Consejo de Estado, sentencia de septiembre 13 de 1999 Exp. 10264.
4
Sentencia de julio 6 de 1.995, M.P. Juan de Dios Montes Hernandez.
Calle 11 No. 8 - 49 Oficina Asesora Jurídica.
PBX: 3 44 64 00 Ext. 1061-1062-1064-1066
ALCALDÍA MAYOR
DE BOGOTÁ D.C.
Secretaría Distrital
INTEGRACIÓN SOCIAL
"Precisamente estas espaciales características de la liquidación han
determinado que nuestro ordenamiento prevea que, sea posible el acuerdo de
las partes, la administración quede dotada de una prerrogativa de poder público
para hacerlo de modo unilateral; es la voluntad de la ley, en aras de la
seguridad jurídica, el asunto se resuelva de modo definitivo en cuanto al
ejercicio de la fundación administrativa concierne, dejando a salvo -claro estálos mecanismos de impugnación ante esta jurisdicción.”
En tal sentido, de acuerdo con la jurisprudencia antes transcrita, no es
concebible que en un acto de liquidación se deje pendiente el reconocimiento
de obligaciones a cargo de las partes, pues de lo contrario se desnaturalizaría
la finalidad misma de la liquidación.
2. El equilibrio contractual y la liquidación del contrato
De acuerdo con la Corte Constitucional y teniendo en cuenta que la liquidación
del contrato indica un “corte de cuentas” definitivo en el cual se establece qué
se debe, quién debe y cuándo se debe, la administración debe adoptar las
medidas necesarias para mantener durante el desarrollo y ejecución del
contrato las condiciones existentes al momento de contratar, así que si la
entidad pública no implementa durante la ejecución del contrato las medidas
que le corresponden para mantener el equilibrio contractual, entonces se hace
evidente que al momento de liquidar, debe reconocer las prestaciones
derivadas de esta omisión, toda vez que la liquidación tiene por objeto poner fin
a las divergencias presentadas entre los contratistas y poder declararse a paz y
salvo.5
Lo anterior se fundamenta en la premisa –reconocida por el Consejo de
Estado- según la cual “no es dable trasladar al contratista las consecuencias
negativas que se presenten con ocasión del contrato, que no están ligadas a su
propia conducta. Recuérdese que la doctrina y la jurisprudencia han entendido
que en todo contrato con el Estado, el contratista debe soportar a su propio
costo el álea normal de toda negociación pero no el álea anormal, y por lo tanto
en este último evento las consecuencias deben serle resarcidas o atenuadas.”6
3. Contratación directa en el marco del Decreto 777 de 1992
El artículo 355 de la Constitución Política autoriza la celebración de contratos
con entidades privadas sin ánimo de lucro y de reconocida idoneidad, con
Corte Constitucional. Sentencia T – 481 de 2005. M.P. Jaime Araújo Rentería.
Consejo de Estado. Sentencia del 13 de julio de 2000. Exp. 12513. Consejera ponente: Maria Elena
Giraldo Gomez.
5
6
Calle 11 No. 8 - 49 Oficina Asesora Jurídica.
PBX: 3 44 64 00 Ext. 1061-1062-1064-1066
ALCALDÍA MAYOR
DE BOGOTÁ D.C.
Secretaría Distrital
INTEGRACIÓN SOCIAL
recursos de los municipios, con el fin de adelantar programas y proyectos de
interés público.7
En virtud de esta cláusula constitucional, fue expedido el Decreto 777 de
1992, cuyo artículo 2 establece que están excluidos de su ámbito de aplicación
los contratos en donde:
1) La entidad pública no obtenga una contraprestación directa a su favor,
siendo la comunidad la destinataria y beneficiaria directa;
2) No se acuerden transferencias de recursos por el Distrito a una persona de
derecho privado para el cumplimiento de un mandato legal.
3) No se acuerden transferencias a favor de personas naturales para el
cumplimiento de obligaciones de asistencia o subsidios expresamente
previstas en la Constitución.
4) No se acuerden apropiaciones presupuestales destinadas a personas
jurídicas públicas creadas por entidades de la misma índole.
Así mismo, se considera viable la suscripción de convenios de asociación para
el desarrollo del eventual objeto contractual, debido a que éste no encuentra
contradicción con lo establecido en el artículo 95 de la Ley 489 de 1998 en
consonancia con el artículo 355 superior.
De acuerdo con el criterio de la Sala de Consulta y Servicio Civil del Consejo
de Estado8, los contratos suscritos en virtud del Decreto 777, conforme al
propósito establecido por el constituyente, “se estructuran bajo la idea de que
lo que se busca realmente es una suerte alianza de fuerzas, públicas y
privadas, para logar un mismo propósito, donde en veces el sector público
podrá aportar todo el dinero mientras la parte privada sin ánimo de lucro
aportará la experiencia o el personal o las instalaciones o viceversa, según sea
el caso.” (Negrilla fuera de texto original)
En tal sentido, no puede hablarse de contratos conmutativos, en donde exista
un mero intercambio o venta de bienes o servicios. En este caso se trata de
una especie de convenio para colaborarse en el cumplimiento de las misiones
estatales, lo cual se cumple cuando coincide el objeto social del ente privado
sin ánimo de lucro con la actividad que el Estado quiere impulsar.
7
Artículo 355. Ninguna de las ramas u órganos del Poder Público podrá decretar auxilios o donaciones en
favor de personas naturales o jurídicas de derecho privado.
El Gobierno, en los niveles nacional, departamental, distrital y municipal podrá, con recursos de los
respectivos presupuestos, celebrara contratos con entidades privadas sin ánimo de lucro y de reconocida
idoneidad con el fin de impulsar programas y actividades de interés público acordes con el Plan Nacional
y con los planes seccionales de Desarrollo. El Gobierno Nacional reglamentará la materia
8
Concepto número 1911 del 25 de septiembre de 2008.
Calle 11 No. 8 - 49 Oficina Asesora Jurídica.
PBX: 3 44 64 00 Ext. 1061-1062-1064-1066
ALCALDÍA MAYOR
DE BOGOTÁ D.C.
Secretaría Distrital
INTEGRACIÓN SOCIAL
Por lo tanto, para el Consejo de Estado, “cuando lo que el Estado busca es
la adquisición de bienes y servicios para programas o actividades de
interés general, se está en presencia de la excepción contemplada en el
numeral primero del artículo 2º del decreto 777 de 1992 y se debe
contratar en condiciones normales, esto es la ley 80 de 1993 y sus
reformas; pero si lo que quiere es fomentar un programa o una actividad
de interés general en alianza con un privado sin ánimo de lucro y de
reconocida idoneidad, con aportes mutuos de cualquier naturaleza, se
está en la posibilidad contemplada en el artículo 355 de la Carta y se
puede contratar bajo unas especiales condiciones.” (Negrilla fuera de
texto)
Es así como el Consejo de Estado reconoce la configuración de un régimen
especial de contratación representado en el Decreto 777 de 1992, lo cual
también es sustentado por la Contraloría General de la Nación al establecer
que “… A los contratos a que se refiere el inc. 2 del artículo 355 de la
Constitución Política de Colombia y reglamentados por el Decreto 777 no se
les aplica el estatuto de contratación administrativa. Existen algunas
excepciones al sometimiento de las entidades estatales al régimen de la Ley
80 de 1993 y entre éstas se encuentra el Decreto 777 de 1992 el cual se
constituye como un régimen especial que no le es aplicable dicha ley.” 9
Esta posición también es acogida por la Secretaría General, la cual concluye,
en relación con un proceso contractual con COMPENSAR, que el mismo no
involucra una contraprestación directa a favor de la entidad y por consiguiente
“…no esta excluido de los mandatos del decreto 777 de 1992 y que en
consecuencia no es un contrato regido por las disposiciones de la ley 80 de
1993….”.10
4. Naturaleza de los Aportes Voluntarios o Cuotas de Corresponsabilidad
El Decreto Distrital 457 de 2006, señala que los aportes voluntarios son
recursos privados, a través de los cuales la comunidad apoya los programas
sociales en el Distrito Capital. Es decir, que estos recursos se mantienen en la
órbita de los aportantes, pero su destinación y propósito es la sostenibilidad de
los programas y proyectos por los cuales se prestó el servicio público que
desean apoyar.
9
Concepto radicado 80112EE 48870 del 31 de Agosto de 2005 de la Dirección de la Oficina Jurídica de
la Contraloría General de la Nación.
10
Concepto con radicación 2-2005-199917 del 13 de mayo de 2005 suscrito por la Directora Jurídica
Distrital de la Secretaría general dirigida a la jefe de la Oficina Asesora Jurídica de la Secretaria de
Educaron Distrital
Calle 11 No. 8 - 49 Oficina Asesora Jurídica.
PBX: 3 44 64 00 Ext. 1061-1062-1064-1066
ALCALDÍA MAYOR
DE BOGOTÁ D.C.
Secretaría Distrital
INTEGRACIÓN SOCIAL
En esta línea, su recaudo está a cargo de las entidades del nivel central,
establecimientos públicos y fondos de desarrollo local, a través de los
contratistas durante el desarrollo de los proyectos de inversión social. En tanto
tengan como objeto la corresponsabilidad de la comunidad beneficiaria y la
sostenibilidad de dichos proyectos.
Su administración y destinación (Art. 4- Dec. 457), es realizada y definida por
las asociaciones de usuarios existentes o las que se formen en el proyecto
social específico, y en caso de no existir tales serán las que se definan en el
respectivo contrato celebrado entre la entidad distrital y el operador particular
sin ánimo de lucro. Para la destinación de tales aportes voluntarios se debe
propender por atender los siguientes objetivos:
a. Ampliación de cobertura.
b. Renovación de dotación.
c. Conformación y fortalecimiento de los grupos asociativos de usuarios que se
organicen legalmente a partir de los proyectos de las entidades distritales que
desarrollan actividades ocupacionales productivas.
d. Otras actividades de mejoramiento de servicio.
Teniendo en cuenta los anteriores directrices el DABS -hoy Secretaria Distrital
de Integración Social- expidió la Resolución 1180 de 2006, en donde estableció
los lineamientos para la recepción y el manejo de los aportes voluntarios en los
proyectos de la SDIS. En el Artículo 1 de esta Resolución se señala que en los
contratos de operación de servicios se podrá pactar la facultad de recaudar los
aportes voluntarios de la comunidad, a cargo del operador, como mecanismo
de corresponsabilidad de la comunidad o de participación señalando siempre
los destinos a los que pueden aplicarse los recursos y la forma de ejecutarlos,
acatando siempre lo dispuesto en el decreto 457 de 2006. De igual manera, el
interventor o supervisor del contrato deberá ejercer el control y vigilancia sobre
el recaudo y manejo de los recursos provenientes de los aportes voluntarios.
5. Caso concreto
Teniendo en cuenta el anterior marco conceptual, es procedente establecer la
viabilidad para la liquidación de los contratos suscritos con los operadores de
comedores comunitarios, aún cuando no se hayan definido en su totalidad las
sumas correspondientes al recaudado de los aportes voluntarios y por tanto no
se haya cumplido el tenor literal de las cláusulas contractuales que definen su
manejo por parte de los operadores.
Calle 11 No. 8 - 49 Oficina Asesora Jurídica.
PBX: 3 44 64 00 Ext. 1061-1062-1064-1066
ALCALDÍA MAYOR
DE BOGOTÁ D.C.
Secretaría Distrital
INTEGRACIÓN SOCIAL
Esta afirmación se sustenta con base en los argumentos que se expondrán a
continuación.
En primer lugar, como hemos visto, la liquidación es una operación
administrativa mediante la cual se define el estado de las obligaciones en que
incurren cada una de las partes. Con ello se busca establecer cuáles
obligaciones se han cumplido, cuáles se han incumplido y cuáles se espera
que no se cumplan por hechos atribuibles a alguna de las partes.
La jurisprudencia citada valida la posibilidad de que las partes por mutuo
acuerdo definan si existen obligaciones pendientes a su cargo, ya sea para
declararse a paz y salvo ante la inexistencia de obligaciones o para obligar al
cobro de las mismas en caso de que ellas existan. Si el acto de liquidación se
adopta sin ningún reparo, se cierra la posibilidad de ejercer las acciones
pertinentes para alegar el reconocimiento de algún derecho u obligación.
La liquidación debe pronunciarse sobre todas y cada una de las obligaciones
contractuales, pues si se omite la definición del cumplimiento o incumplimiento
de alguna de ellas, el acto liquidatorio perdería su razón de ser.
Ahora bien, un mecanismo que la jurisprudencia ha consagrado para definir en
la liquidación si una obligación se ha incumplido o no, es la relativa a la
aplicación del principio del equilibrio contractual. En virtud de este principio
puede verificarse que aún cuando materialmente no se ha cumplido con la
obligación contractual, existen causas no atribuibles a las partes que
sustancialmente impidieron el cabal cumplimiento de la obligación. Es decir, si
la obligación no se cumplió, se debe establecer si este hecho se produjo por la
acción u omisión deliberada e intencionada del contratista. Si se determina que
el incumplimiento de la obligación por parte del contratista escapó de la orbita
de su conducta, no es concebible que tenga que soportar las consecuencias
negativas que para ese hecho se encuentran contempladas.
Abordando el caso concreto, es posible que en la liquidación del contrato tanto
la SDIS como el operador del comedor apliquen el principio de equilibrio
contractual para que de mutuo acuerdo, definan si el incumplimiento
contractual se generó por hechos no atribuibles a la conducta de este último. Si
ello es así, no se aplican las consecuencias negativas que se derivan del
incumplimiento, y por tanto el contratista puede declararse a paz y salvo.
Ahora bien, en el caso que nos ocupa ¿el supuesto incumplimiento en el
manejo de los aportes voluntarios se constituye un hecho no atribuible al
contratista?
Calle 11 No. 8 - 49 Oficina Asesora Jurídica.
PBX: 3 44 64 00 Ext. 1061-1062-1064-1066
ALCALDÍA MAYOR
DE BOGOTÁ D.C.
Secretaría Distrital
INTEGRACIÓN SOCIAL
Para responder a esta pregunta es necesario hacer referencia a la naturaleza
jurídica de los aportes voluntarios. Como hemos establecido éstos aportes son
de carácter privado, y se mantienen en la órbita de los aportantes, es decir de
la comunidad beneficiaria. En tal sentido, no representan dineros públicos ni
mucho menos hacen parte de la relación contractual, pues su destinación solo
se limita a la sostenibilidad del proyecto de Seguridad Alimentaria y Nutricional.
Esa naturaleza se hace aun mas patente cuando la misma normatividad que
los regula (Decreto 457 y Resolución 1180) deja en cabeza de la comunidad –
mas no de las partes-, por medio de las asociaciones de usuarios, la definición
de su destinación y administración.
Por tanto, mal podría la administración, en este caso la SDIS, endilgarle una
responsabilidad al contratista sobre unos dineros que no hacen parte del
desarrollo del objeto principal del contrato, cual es poner en servicio y operar el
funcionamiento de los Comedores Comunitarios del Proyecto 515 Seguridad
Alimentaria y Nutricional. Siendo dineros privados y de la comunidad, la misma
obligación excede la capacidad del objeto contractual y el riesgo que en
condiciones normales debe soportar el operador.
De esta manera, la imposición de dicha obligación rompe el mismo principio del
equilibrio contractual, pues en palabras del Consejo de Estado, el operador
debe soportar a su propio costo el álea normal pero no el álea anormal, pues
se sale de la órbita de la normalidad de la ejecución del contrato el hecho que
el operador responda por dineros que no hacen parte de la relación contractual
ni mucho menos representan aportes públicos destinados para la ejecución del
contrato.
Por ello, en la liquidación del contrato, es posible que tanto la SDIS como el
operador –o la SDIS si la liquidación es unilateral- invoquen el principio de
equilibrio contractual con el fin de finiquitar las obligaciones pendientes
relativas al manejo de los recursos provenientes de los aportes voluntarios,
pues –reiteramos- el incumplimiento de las mismas es un hecho que se escapa
a la conducta del contratista dentro de la ejecución del objeto contractual.
Ahora bien, esta idea se refuerza aún más cuando verificamos que los
contratos suscritos en el marco del Decreto 777, entre los que se encuentra
precisamente los contratos suscritos por la SDIS y el operador para la
operación de los comedores comunitarios, se constituyen bajo la premisa
según la cual el objetivo principal consiste en la alianza de esfuerzos
públicos y privados para la consecución de objetivos de interés social.
En efecto, como hemos visto, no se trata pues de contratos con finalidades
onerosas en donde la regulación de la ley 80 de 1993 permite que exista una
relación de superioridad por parte de la entidad pública contratante.
Calle 11 No. 8 - 49 Oficina Asesora Jurídica.
PBX: 3 44 64 00 Ext. 1061-1062-1064-1066
ALCALDÍA MAYOR
DE BOGOTÁ D.C.
Secretaría Distrital
INTEGRACIÓN SOCIAL
Por el contrario, se tratan de contratos con un régimen especial no regulado
por dicha ley y cuya finalidad principal –la unificación de esfuerzos para la
consecución de un interés social- permite que las partes se encuentren en una
relación de horizontalidad, haciendo a estos contratos más flexibles al
momento de establecer los parámetros por medio de los cuales se ejecutan las
obligaciones, en tanto el particular actúa como un colaborador en la acción
estatal mas no como prestador de un servicio a cambio de una retribución
económica.
Por este motivo, las partes del contrato pueden buscar los mecanismos más
efectivos para la solución de las controversias y todas aquellas dificultades que
impidan la plena realización de las etapas contractuales, sin sujetarse
necesariamente a las estipulaciones contenidas en el Estatuto General de
Contratación o Ley 80 de 1993.
Así las cosas, teniendo en cuenta que las obligaciones sobre el manejo y
recaudo de los aportes voluntarios se encuentran pactadas expresamente en
cada uno de los contratos, la SDIS mediante un acuerdo de modificación
contractual –en la misma acta de liquidación o en un documento aparte- puede
pactar la inaplicación de las cláusulas relativas a dichas obligaciones, de
conformidad con el principio del equilibrio contractual ya citado, la naturaleza
de la liquidación y los principios contractuales del Decreto 777, con el fin de
finiquitar la relación contractual, otorgar los paz y salvos respectivos y permitir
que no se afecte en el futuro la consecución de los objetivos públicos y
sociales.
Por otro lado, esta oficina recomienda que en lo sucesivo, los contratos para la
operación de los comedores comunitarios no contengan las cláusulas de
manejo y recaudo de los aportes voluntarios -pues como hemos visto éstas
contrarían el principio del equilibrio contractual-, hasta tanto el alcalde mayor
mediante decreto proceda a la derogación del Decreto 457 de 2006 o se
pronuncie de manera definitiva al respecto.
Con el fin de dar mayor claridad a los requerimientos elevados por ustedes,
esta Oficina se permite dar respuesta a sus interrogantes de la siguiente
manera:
A) Inquietudes presentadas por la Dra. Mercedes Ríos.
1.
¿Los aportes voluntarios son requisito para la liquidación de los
convenios o contratos suscritos entre la Secretaría Distrital de Integración
Social y las entidades sin ánimo de lucro?
R/. Como hemos visto se pueden liquidar estos contratos o convenios, aún
cuando no se haya verificado el cumplimiento total de las obligaciones relativas
Calle 11 No. 8 - 49 Oficina Asesora Jurídica.
PBX: 3 44 64 00 Ext. 1061-1062-1064-1066
ALCALDÍA MAYOR
DE BOGOTÁ D.C.
Secretaría Distrital
INTEGRACIÓN SOCIAL
al recaudo y manejo de los aportes voluntarios, pues en virtud del principio del
equilibrio contractual y con base en la facultad de examinar el estado de las
obligaciones durante la liquidación en el marco de los principios contractuales
del Decreto 777 de 1992, las cláusulas que contiene dichas obligaciones
pueden ser objeto de modificación para proceder a su inaplicación y proferir los
respectivos paz y salvos en el acta de liquidación.
2. Para efectos de la liquidación de un contrato en particular, ¿se debe tener en
cuenta lo recaudado como aporte voluntario, durante todo el tiempo de
ejecución del respectivo comedor o se debe tener en cuenta lo efectivamente
recaudado durante la vigencia del contrato que se va a liquidar?
R/. En línea con el punto anterior, y teniendo en cuenta que se puede liquidar el
contrato sin la verificación del cumplimiento de las obligaciones relativas al
recaudo y manejo de los aportes voluntarios, esta pregunta carece de
relevancia, pues de todas formas la liquidación del contrato puede no tener en
cuenta ningún tipo de aporte voluntario.
3. ¿Los aportes voluntarios forman parte integral de la relación contractual
entre la SDIS y cada uno de los operadores y por lo tanto si no están claros no
se puede liquidar el respectivo contrato?
En consonancia con el punto 1, se puede liquidar el contrato aún cuando no se
haya definido en su totalidad el cumplimiento de las obligaciones relativas a los
aportes voluntarios, pues como lo establecimos mas arriba, estos recursos al
ser privados y administrados por la comunidad por medio de las asociaciones
de usuarios, no hacen parte de la relación contractual.
4. Teniendo los aportes voluntarios el carácter de recursos privados, ¿forman
parte de la liquidación de un contrato estatal?
R/. En línea con el punto anterior, estos recursos no forman parte de la relación
contractual y por tanto su indefinición puede no ser requisito para la liquidación
del contrato respectivo, toda vez que son recursos privados que para nada
tienen que ver con la ejecución del objeto principal del contrato.
B) Inquietudes presentadas por la Dirección Territorial – Dr. Jefrey Prada
1. ¿Se consideran estos hallazgos –las diferencias por menor o mayor
valor entre los extractos bancarios de la cuenta destinada para el
recaudo de los aportes voluntarios y los registros del SIRBE- como
incumplimiento contractual del operador del comedor?
R/. Como hemos venido reiterando, se pueden liquidar los contratos de
operación de comedores comunitarios, aún cuando no se haya verificado el
Calle 11 No. 8 - 49 Oficina Asesora Jurídica.
PBX: 3 44 64 00 Ext. 1061-1062-1064-1066
ALCALDÍA MAYOR
DE BOGOTÁ D.C.
Secretaría Distrital
INTEGRACIÓN SOCIAL
cumplimiento total de las obligaciones relativas al recaudo y manejo de los
aportes voluntarios, pues este hecho no constituye un incumplimiento
contractual atribuible a la conducta del contratista y en tal sentido no puede
atribuírsele las consecuencias negativas que de ello se deriva, máxime cuando
se tratan de recursos privados que se encuentran por fuera de la órbita de la
relación contractual.
2. ¿Es procedente liquidar el contrato?
R/. Se contesta en el mismo sentido de la pregunta 1 planteada por la Dra.
Mercedes Ríos.
3. ¿Se debe o no declarar el incumplimiento al operador antes de liquidar el
contrato?
R/. Como hemos visto, los hallazgos encontrados no constituyen un
incumplimiento contractual atribuible a la conducta del contratista, pues se
tratan de recursos exclusivamente privados que se encuentran por fuera de la
órbita de la relación contractual y en tal sentido no puede atribuírsele al
contratista las consecuencias negativas que de ello se deriva, en virtud del
principio del equilibrio contractual.
4. ¿Qué medidas debe adoptar la entidad antes y con posterioridad a la
liquidación del contrato en consideración a los hallazgos encontrados?
R/. De acuerdo con lo establecido anteriormente, y teniendo en cuenta que las
obligaciones sobre el manejo y recaudo de los aportes voluntarios se
encuentran pactadas expresamente en cada uno de los contratos, la SDIS
mediante un acuerdo de modificación contractual –en la misma acta de
liquidación o en un documento aparte- puede pactar la inaplicación de las
cláusulas relativas a dichas obligaciones, con el fin de finiquitar la relación
contractual, otorgar los paz y salvos respectivos y permitir que no se afecte en
el futuro la consecución de los objetivos públicos y sociales.
Reiterando lo establecido anteriormente, esta oficina recomienda que en lo
sucesivo, los contratos para la operación de los comedores comunitarios no
contengan las cláusulas de manejo y recaudo de los aportes voluntarios -pues
como hemos visto éstas contrarían el principio del equilibrio contractual-, hasta
tanto el alcalde mayor mediante decreto proceda a la derogación del Decreto
457 de 2006 o se pronuncie de manera definitiva al respecto.
5. ¿Debe incluirse el hallazgo en el acta de liquidación?
R/. Los hallazgos pueden incluirse en el acta de liquidación, con la salvedad de
que éstos no constituyen impedimento para la liquidación del contrato y el
Calle 11 No. 8 - 49 Oficina Asesora Jurídica.
PBX: 3 44 64 00 Ext. 1061-1062-1064-1066
ALCALDÍA MAYOR
DE BOGOTÁ D.C.
Secretaría Distrital
INTEGRACIÓN SOCIAL
otorgamiento de los respectivos paz y salvos, de conformidad con el principio
del equilibrio contractual ya citado, la naturaleza de la liquidación y los
principios contractuales del Decreto 777.
Esperamos que con la emisión del presente concepto se disipen las dudas que
se susciten al respecto, reiterando nuestra disposición a atender cualquier
inquietud que se pueda configurar en el futuro.
Atentamente,
NORMA LETICIA GUZMÁN RIMOLLI
JEFE OFICINA ASESORA JURÍDICA
Proyectó: Luis Quintero
Calle 11 No. 8 - 49 Oficina Asesora Jurídica.
PBX: 3 44 64 00 Ext. 1061-1062-1064-1066
Descargar

Proceso liquidación contratos Comedores Comunitarios con

EXAMEN PARCIAL DE DERECHO CIVIL II Créditos mancomunados. Excepción de incumplimiento.

EXAMEN PARCIAL DE DERECHO CIVIL II Créditos mancomunados. Excepción de incumplimiento.

DeudorIncumplimientoResponsabilidadCompensaciónCondiciones generalesCesión de créditosContrataciónRégimen jurídico

Método del mantenimiento del capital (MMK). •

Método del mantenimiento del capital (MMK). •

Método de mantenimiento del capitalValor de mercado de la empresaPrecio de costeActivoTransacionesBeneficio operativoTipos de beneficioPasivo

SL (Sociedad Limitada) en México

SL (Sociedad Limitada) en México

ResponsabilidadCapacidad jurídicaEscritura constitutivaDerecho Mercantil mexicanoSociedades mercantiles