CAMPAÑA DEL DÍA DEL ENFERMO 1998
VOLUNTARIADO
Y
PASTORAL DE LA SALUD
Temas de formación
Basilio Pérez de Mendiguren
CONFERENCIA EPISCOPAL ESPAÑOLA
1
DEPARTAMENTO DE PASTORAL DE LA SALUD
Comisión Episcopal de Pastoral
DIA DEL ENFERMO 1998
VOLUNTARIADO Y PASTORAL DE LA SALUD
TEMAS DE FORMACIÓN
1.
Ser voluntario. Quién es. Quién no es.
2.
El voluntariado que nace del Evangelio (“El Evangelio del voluntario”). Raíces, motivaciones cristianas.
3.
Qué se necesita para ser voluntario. Características, actitudes, valores...
4.
Qué hacen los voluntarios. Funciones, misión...
5.
Voluntario y agente de pastoral de la salud. ¿Es lo mismo?
6.
Ser voluntario en la comunidad cristiana. Ámbitos de actuación, sentido eclesial,
integración, colaboración...
7.
Trabajar en equipo.
8.
Vivir en equipo-comunidad.
9.
Formarse para servir mejor.
10.
“Decálogo” del voluntario en Pastoral de la Salud.
2
Tema 1. Ser voluntario
2. Los Estados se sienten y son incapaces de
ofrecer soluciones a tantos problemas sociales y humanos de pobreza y marginación.
Ser voluntario es una forma de ser, de estar
en el mundo, de vivir, que se basa en estos
principios fundamentales. Primero: El voluntario no sólo se preocupa de sus necesidades, sino que también se interesa de las necesidades de los otros y se hace responsable de
las soluciones. Segundo: La humanidad sólo
podrá subsistir si convierte la solidaridad en
un principio esencial del desarrollo humano.
Es decir, la solidaridad no es algo optativo,
sino una obligación, un deber fundamental de
la persona humana. Juan Pablo II define a la
solidaridad como “la determinación firme y
permanente de empeñarse por el bien de todos y de cada uno, porque todos somos verdaderamente responsables de todos” (SRS
38).
3. La reducción del tiempo de trabajo en muchos casos, hace que bastantes personas se
pregunten ¿qué hago con el tiempo que me
sobra?, ¿lo entrego?, ¿lo comparto?.
QUIÉN ES VOLUNTARIO
El voluntariado es una realidad sumamente
heterogénea y plural. Presenta muchas formas y modalidades, pero todas ellas deben
incluir, a mi entender, estos elementos:
 Voluntariedad: porque quiere y ama a los
demás.
 Solidaridad: porque alguien me necesita.
 Gratuidad: da su tiempo y su trabajo, no
por obligación, sino como fruto de una
exigencia interior y de compromiso personal. No cobra, actúa desinteresadamente.
 Promueve la justicia y rechaza toda injusticia.
 Respeta la dignidad de todo hombre y sus
derechos.
 Trabaja por transformar la realidad injusta, luchando contra las causas que la
crean.
 Trabaja en una acción y en un movimiento organizado, en el seno de una asociación.
 Crea oportunidades para mejorar la sociedad.
 Redistribuye recursos. En una sociedad
con escasos recursos, facilita la atención
del mayor número de necesitados, al permitir destinar recursos a otros fines diferentes del pago de personal retribuido.
Hemos de convencernos de que cuando ofrecemos parte de lo que somos o tenemos en
favor de los otros seres humanos, los primeros beneficiarios somos nosotros mismos.
Nuestra vida sólo se convierte en vida plena
y cumplida, si somos capaces de compartirla.
El ser voluntario nace simultáneamente del
amor y del interés por sí mismo y por sus
semejantes, especialísimamente por aquellos
que están excluidos o que padecen cualquier
grado de precariedad o pobreza.
El voluntario ha existido siempre como respuesta al sufrimiento, la marginación y la
pobreza. Es propio del hombre ser solidario,
aunque muchas veces no lo sea.
Hoy el voluntariado está en alza, en auge.
¿Por qué? Entre otras razones podríamos señalar éstas.
1. El modelo de sociedad que hemos construido desde el egoísmo, teniendo como objetivos supremos el producir, el tener y el consumir, ha dado como fruto el que a muchos
semejantes nuestros se les haya marginado,
les hayamos obligado a vivir inhumanamente. Esto ha provocado una reacción solidaria.
QUÉ NO ES UN VOLUNTARIO
 Mano de obra barata.
 Suplencia de profesionales: la institución
debe estar dotada de suficientes profesionales, según la función que ha de desarrollar.
3
 Invasión de la actividad profesional, aunque el voluntario sí podría hacer suplencia cuando no hay recursos para pagar a
estos profesionales.
 Prácticas profesionales: ya que sería entrar, de alguna forma, en el terreno profesional.
 Acceso a un puesto de trabajo: la esencia
del voluntariado es ofrecer su tiempo libre, sin esperar otra satisfacción que la
del trabajo bien hecho.
 Una forma de explotación para no pagar
salarios justos y ahorrar gastos.
 Un hobby para ocupar el tiempo libre.
 Un medio para tranquilizar la conciencia.
 Un refugio cuando se tienen problemas,
se sufren incomprensiones o no se tiene
nada que hacer.
posibilidad de otro estilo de vida, con otros
valores.
TEXTO BÍBLICO
Mc 9, 38-40.
CUESTIONARIO
¿Qué es ser voluntario? ¿Qué es un voluntario? ¿Quién no es? ¿Qué tipos y concepciones de voluntarios pueden darse? ¿Somos
verdaderos voluntarios? ¿En qué fallamos?
¿Qué debemos hacer para mejorar? ¿Qué nos
dice la Palabra de Dios?.
COMPROMISO
ORACIÓN COMUNITARIA
Señor,
dame, danos, un corazón abierto,
acogedor, solidario, un corazón grande,
capaz de abrirse a los pobres, a tus preferidos,
y que esté siempre de su parte,
que no se cierre al que lo necesita,
que lo sienta como mi carne.
Y dame un corazón compasivo
que tenga las entrañas de una madre.
Agranda bien mi corazón
que nadie se quede al margen,
un corazón generoso, vacío y libre de sí
mismo,
capaz de compartir, de entregarse
y de luchar por un mundo justo, nuevo.
Un corazón que confíe en los otros,
en los que sufren, en los enfermos, en los pobres.
Dame, danos, Señor, un corazón nuevo,
un corazón que te agrade.
TIPOS DE VOLUNTARIADOS SEGÚN
LA ORIENTACIÓN DE SUS ACTIVIDADES
1. Colaborador: tiene la función específica
de completar una red de servicios. Facilita
calor humano sobre todo en las grandes instituciones (hospitales, residencias, etc.). Esta
modalidad de voluntariado no introduce
cambios sociales pero contribuye a dar una
mayor calidad de servicios.
2. Reivindicativo: se hace portavoz de los
colectivos privados de derechos.
3. Auto-ayuda y ayuda mutua: se trabaja en
bien de los asociados o de sus próximos. Por
ej. Asociaciones de minusválidos, de alcohólicos, etc.
4. Transformador: tiene la función de impulsar el autodesarrollo en los sectores marginados.
BIBLIOGRAFÍA
LAS CONCEPCIONES DE VOLUNTARIADO
 Cáritas, nº 346.
 Documentación Social nº 104.
 Voluntariado Social Católico. Instituto
Internacional Teología a distancia
 Voluntariado: Aspectos prácticos y metodológicos, Mª. Olga Fernández.
1. La que aspira a la construcción de islas de
humanidad en el seno de unas sociedades
frías y agresivas.
2. La que aspira a crear zonas liberadas, espacios en los que se ponga de manifiesto la
4
Tema 2. El voluntariado que nace del Evangelio
vantar a todos aquellos cuidadanos y hermanos
Los cristianos, discípulos de Jesucristo, somos ciudadanos de este mundo y del pueblo
de Dios que es la Iglesia. Doble es nuestra tarea: Construir el pueblo de Dios y colaborar
en la construcción de la sociedad en que vivimos, según los planes de Dios. Esta situación nos puede crear tensión e incluso rupturas, pues a veces no es fácil ser fiel a la identidad cristiana y a la de ciudadanos de este
mundo.
a los que la sociedad empobrece y maltrata”. (La Iglesia y los pobres,. 85).
RAÍCES O MOTIVACIONES PROFUNDAS PARA SER VOLUNTARIO SOCIAL
 El Dios que se nos revela en la Biblia, el
Dios revelado por Jesucristo el Hijo de
Dios, es un Dios que siempre se pone del
lado del pobre, del marginado, del esclavo, del que sufre. El Dios bíblico ve, oye,
y siente como propios los dolores, las miserias, la explotación y la injusticia que
sufren las personas, y nos llama, como
llamó a Moisés, para que en su nombre y
con su fuerza les libremos de todo sufrimiento e injusticia. (Cf. Éx 3, 6-10).
 Nuestro Dios es compasivo y misericordioso, no sólo justo y solidario, y quiere
que nosotros también lo seamos. (Cf. Ex
34,6).
 La comunidad cristiana encuentra la motivación para la caridad, para ser voluntario social y solidario, en el haber sido
amados por Jesucristo. Todas nuestras acciones altruistas, solidarias y compasivas
nacen de la gratuidad de un “amor primero”, inmerecido e impagable de Jesucristo. Somos don del Amor de Dios manifestado en Jesucristo en orden a ser don de
amor para los demás.
 El Espíritu Santo, la tercera persona de la
Santísima Trinidad, es quien empujó a Jesucristo a anunciar la Buena Noticia a los
pobres, liberándolos en su fuerza de la
pobreza, de la esclavitud, del dolor. (Cf.
Lc 4, 18-21). Ese mismo Espíritu nos urge
a nosotros a hacer lo mismo.
Pero debemos afirmar con gozo que el voluntariado social permite, como muy pocas actividades humanas, que la persona realice simultáneamente su identidad como ciudadano
y como cristiano. Si soy ciudadano responsable, si soy buen ciudadano, habré de ser voluntario social, y si soy buen cristiano, he de
ser un voluntario en el campo de lo social,
pues el cristiano es llamado por Dios a evangelizar, a construir el Reino de Dios.
Así pues, el voluntario social cristiano no es
un nuevo tipo de voluntario. El voluntario
cristiano se distingue del voluntario social,
no en lo que hace, sino en las motivaciones,
en los estímulos que le vienen de la fe, en el
estilo, en el talante, que es el de Jesucristo.
Resumiendo: El voluntariado social es un
modo, no el único, pero sí uno de los más
privilegiados, de vivir nuestra condición de
cristianos en el mundo.
Por eso, la Iglesia nos empuja a ser voluntarios y a vivir el voluntariado en organizaciones eclesiales o no, privadas o públicas.
“Animamos a los cristianos a engrosar este
nuevo ejército de voluntarios por la paz, por
la Justicia, por la fraternidad y por la caridad política y social” (La Iglesia y los pobres, 86). “Nuestra sociedad y nuestra Iglesia están necesitando de un verdadero ejército de voluntarios, no para la guerra, el
odio y la violencia, sino para la paz, la justicia y el amor; de un ejército de voluntarios
sociales que se ocupen y preocupen de acoger, atender, escuchar, orientar, ayudar y le-
EJEMPLO DE JESUCRISTO
El cristiano ha recibido el Espíritu de Jesucristo para actuar, pensar y sentir como Él.
5
 Jesucristo es el voluntario por excelencia
que no “vino para ser servido, sino para
servir y para dar su vida en redención de
muchos” ( Mt 20, 28).
 En el lavatorio de los pies (Jn 13, 1-17),
Jesucristo nos ofreció y explicó una señal
muy elocuente de servicio.
 En la parábola del Buen Samaritano nos
brinda un ejemplo estupendo para vivir el
Evangelio de la misericordia (Lc 19, 3036).
 La lectura de los Evangelios permite
constatar que Jesucristo dedicó buena parte de su vida pública a atender, acompañar, cuidar, curar y promocionar a los enfermos, marginados y excluidos.
 Jesucristo se identifica con los pobres,
con los que sufren. Lo que a ellos les hacemos, a Él se lo hacemos.(Mt 25, 31-46).
 Jesucristo nos dice que la salvación definitiva o la condenación depende del amor
efectivo y afectivo que demos o no a los
pobres.( Mt 25, 31-46).
 La Iglesia, a lo largo de su historia, se
inspiró en el ejemplo de su Fundador y
quiso siempre vivir el mandamiento del
amor.
TEXTO EVANGÉLICO
Jn 13, 1-17 (Lavatorio de los pies).
CUESTIONARIO
¿Qué diferencias existen entre un voluntario
social cristiano y un voluntario social? ¿Cuáles son las motivaciones o raíces de fe para
ser voluntario social? ¿Qué motivaciones nos
ofrece Jesucristo para ser voluntario social?
Nosotros, cada uno de nosotros, ¿actuamos
movidos por la fe? ¿Qué te sugiere el ejemplo de Jesús, especialmente el texto leído?.
COMPROMISO
ENSEÑANZAS DE LA IGLESIA
ORACIÓN COMUNITARIA
 El servicio del voluntariado no es para el
cristiano un privilegio, sino un deber que
brota de la fe, una respuesta coherente
con los compromisos bautismales, una invitación que espolea a testimoniar la fe, la
esperanza y la caridad “Por medio de los
laicos la Iglesia de Cristo está presente
en los más variados sectores del mundo,
como signo y fuente de esperanza y
amor”. (Christifideles laici 7).
Ven, Señor, a salvarnos.
Salva a los oprimidos que esperan justicia,
a los hambrientos que sueñan con el pan,
a los cautivos que no ven el día de su libertad.
Ven, Señor, a abrir los ojos de los ciegos,
a enderezar a los que se doblan,
a guardar a los emigrantes,
a sustentar a los que desfallecen, a los enfermos.
Dios ya ha venido y nos ha hecho salvadores.
Seamos cristianos.
Cada miseria sea para nosotros un compromiso.
Somos hijos de Dios, salvemos, por favor, al
mundo.
 “Así como Jesús fue radical y esencialmente pobre por su encarnación, y entregado principalmente a los pobres por su
misión, y sólo así cumplió la redención y
Él mismo alcanzó su glorificación, la
Iglesia de Jesús debe ser aquélla que en
su constitución social, sus costumbres y
su organización está marcada profundamente por el mundo de los pobres, su
preocupación, su dedicación y planificación esté orientada principalmente por su
misión de servicio hacia los pobres”.(La
Iglesia y los pobres, 25).
BIBLIOGRAFÍA
 Pedro Coduras, Voluntarios: discípulos
y ciudadanos, Cristianisme i Justícia.
 La Iglesia y los pobres, Conferencia
Episcopal Española.
6
Tema 3. Qué se necesita para ser voluntario
El voluntario hombre o mujer, joven, adulto
o viejo, ha de reunir unas aptitudes, características, actitudes, motivaciones y valores básicos que le permitan realizar su cometido,
las tareas que se le encomienden con la suficiencia necesaria que requieren las personas
con que va a trabajar y la importancia de los
problemas que deberá afrontar.
4. El sentimentalismo.
5. Las carencias afectivas.
6. La mala conciencia.
7. Una organización brillante y exclusiva.
8. La conciencia de seguridad que proporciona la pertenencia a determinados grupos.
9. Los líderes carismáticos o aduladores.
10. Una persona notable que lo sugiere.
El perfil de voluntario que a continuación
vamos a ofrecer, reúne de una manera más o
menos organizada, lo que el voluntario necesita.
APTITUDES
 Condiciones físicas, morales y psicológicas sanas que le permitan dedicar sus mejores esfuerzos al servicio voluntario.
 Disponibilidad de tiempo par dedicarlo a
las labores del voluntariado.
 Formación humana básica que le permita
desenvolverse apropiadamente en su medio social y cultural.
 Disposición para formarse en el servicio
del voluntariado, en los diferentes niveles.
Es posible, seguramente, que ningún voluntario o ningún aspirante a serlo reúna bien
desarrolladas todas las cualidades, aptitudes,
etc, que vamos a señalar, pero debe contar, al
menos, con los elementos fundamentales
que, en el proceso de formación y en el trabajo concreto, irá desarrollando.
Mientras menos características del perfil que
presentamos estén presentes en un candidato,
menos posibilidades tiene de llegar a ser un
voluntario. Y es mejor para él, como para las
personas que van a trabajar con él y para las
personas a las que va a ayudar como voluntario, que se informe antes de comprometerse
en una asociación, grupo o programa de voluntariado.
ACTITUDES
Las actitudes tienen que ver con la disposición general de la persona para el servicio.
 Amor, respeto y aceptación del otro sin
discriminación.
 Discreción sobre los asuntos que tenga
conocimiento durante el servicio.
 Acogida abierta y diálogo sincero.
 Amabilidad sin ser paternalista ni crear
dependencia.
 No hacer del servicio un asunto personal,
ni aceptar regalos o privilegios.
 Sentido de la justicia y de la común
igualdad como seres humanos.
 Preferencia por los más débiles y necesitados.
Como punto de partida, conviene conocer
las motivaciones que tiene una persona para
querer ser voluntario. En el primer tema indicamos qué es un voluntario y qué no es. En
esos dos apartados se señalaban las motivaciones válidas y las no válidas. Antonio García Rubio enumera diez espejismos del voluntariado. En realidad son motivaciones no
válidas para ser voluntario. Son éstas:
Este conjunto básico de aptitudes y actitudes
puede ser enriquecido por otras que, de
acuerdo con la clase de servicio que preste la
organización del voluntariado, se hagan necesarias. Por ejemplo: paciencia y perseverancia para el trabajo con personas que tienen limitaciones físicas o mentales.
1. La buena voluntad de hacer algo por los
demás.
2. El tiempo libre a disposición de los necesitados.
3. La moda de ser voluntario.
7
Dependerán, estarán en relación con el medio en el cual ha de moverse y con el trabajo
concreto que ha de realizar.
 Cumplir los compromisos adquiridos.
 Trabajar en equipo.
 Considerar como confidencial toda información a que tenga acceso en el cumplimiento de sus tareas como voluntario.
HABILIDADES
TEXTO EVANGÉLICO
Las habilidades son la capacidad de aplicar
los conocimientos a la vida real: Es saber hacer. Conviene, por tanto, identificar cuáles
son esos conocimientos y habilidades y establecer una forma de conocer si el candidato
cuenta con los mínimos necesarios.
Lc 10, 30-37. (El Buen Samaritano).
CONOCIMIENTOS
CUESTIONARIO
¿Qué aptitudes son necesarias para ser voluntario? ¿Qué actitudes? ¿Cuáles son los principales derechos y deberes del voluntario?
¿Qué aptitudes, actitudes descubrís en el
Buen Samaritano? ¿Contaba con los conocimientos y habilidades para realizar la acción
que llevó a cabo? ¿En qué fallo o fallamos
nosotros?.
EL TRABAJO EN EQUIPO
Hablaremos de ello en el tema 7, pero indicamos que es una condición fundamental para el trabajo en el voluntariado social.
DEBERES Y DERECHOS DEL VOLUNTARIO
COMPROMISO
ORACIÓN COMUNITARIA
El voluntario tiene unos derechos y unos deberes que debe conocer y cumplir, para favorecer un ambiente armónico y evitar complicaciones.
Señor Jesús, Buen Samaritano,
amigo cercano que amas sin límites.
Infunde en nosotros tus sentimientos y actitudes.
Danos las aptitudes y actitudes necesarias
para cumplir con nuestras tareas de voluntario.
Empújanos para que adquiramos
las habilidades y conocimientos que nos sean
necesarios
para realizar los trabajos concretos que
se nos encomienden.
Señor Jesús, Buen Samaritano,
que cumplamos con esmero los derechos
y deberes de los voluntarios. Amén.
Algunos derechos
 Estar informado sobre los objetivos, políticas y programas de la institución, particularmente las concernientes al campo de
trabajo en el cual colabora.
 Recibir la formación y capacitación necesarias.
 Participar en la elaboración, ejecución y
evaluación de los programas.
 Contar con las medidas de protección necesarias.
BIBLIOGRAFÍA
Algunos deberes
 Qué es ser voluntario, Juan Ramón Calo.
 Voluntariado Social Católico, Instituto
Internacional Teología a Distancia.
 Preparar, realizar y evaluar, con especial
cuidado, las acciones que le correspondan.
8
Tema 4 ¿Qué hacen los voluntarios?
Ya dijimos en el tema primero que el voluntariado es una realidad sumamente heterogénea y plural. Presenta muchas formas y modalidades, por lo cual se han dado muchas
definiciones de lo que es ser voluntario.
OBJETIVOS DE LA ACCIÓN VOLUNTARIA
 El desarrollo integral del hombre.
 La transformación progresiva de la sociedad. Al mismo tiempo que intentamos
formar y cambiar a la persona, es absolutamente necesario transformar la sociedad.
 La toma de una conciencia crítica de forma que toda persona sea consciente de
sus derechos y de sus deberes para con
todos los hombres.
 La promoción de la vida asociativa.
 El enfrentamiento con las causas de la
pobreza:
- Las que están en el mismo sujeto: incultura, apatía, enfermedad...
- Las de carácter estructural: falta de
acceso a la educación, injusticias, falta
de trabajo, desigualdad económica...
 Denuncia y erradicación de las injusticias.
 Implicar a la comunidad en la resolución
de los problemas.
Lo que hacen los voluntarios depende, en
gran medida, del tipo de voluntariado al que
pertenezcan y de la concepción que se tenga
de voluntariado. Las tareas concretas, los objetivos de los voluntarios dependen igualmente, del campo de acción en el que se trabaje.
Ponemos algún ejemplo. Un voluntariado
asistencialista actúa para las personas, proporcionándoles una ayuda temporal para paliar algún problema o manifestación del subdesarrollo, pero sin crear nuevas energías
que alteren esa condición de subdesarrollo.
Un voluntariado para el desarrollo, en
cambio, actúa con las personas buscando generar en ellas energías nuevas que transciendan a la presencia física del voluntariado en
la comunidad y que quedan, por tanto, como
residuo de conciencia, organización y capacitación, ubicadas en el contexto de las luchas
contra las causas del subdesarrollo.
TAREAS PRIORITARIAS DEL VOLUNTARIADO HOY
 Desarrollo e implicación de la comunidad
frente a la destrucción del tejido social, de
la participación asociativa.
 Prevención, reinserción, frente a desintegración social, marginación.
 Acción social y autoayuda, frente a desintegración social.
 Anticipación a necesidades emergentes,
prevención o asistencia, atención o carencias. Prevención y asistencia no tienen
por qué ser aspectos contrapuestos y excluyentes.
 Promoción o cambio social.
 Animadores, estimuladores de valores sociales, o reparadores de personas con problemas.
 Planificación frente a improvisación.
Damos una definición de voluntariado que
expresa a mi entender bien lo que debe ser y
hacer un auténtico voluntario. “Es voluntario
todo aquel que además de sus propios deberes profesionales y de su status, dedica parte
de su tiempo, de manera continuada y desinteresada, a actividades, no en favor de sí
mismo ni de sus asociados (a diferencia del
asociacionismo), sino en favor de los demás
o de intereses sociales colectivos, según un
proyecto que no se agota en la intervención
misma (a diferencia de la beneficencia) sino
que tiende a erradicar o modificar las causas de necesidad y de marginación social”.
(definición de Cáritas y Tavazza).
9
FUNCIONES
Indica los cuatro objetivos que entiendes son
los más importantes en la acción voluntaria.
¿Qué tareas, a tu entender, debe potenciar tu
grupo? ¿Qué tal estáis cumpliendo las funciones que debe realizar todo grupo de voluntarios? ¿Qué te dice el pasaje evangélico?.
 Descubrir los problemas, tanto individuales como colectivos, presentándolos ante
los órganos o personas que puedan resolverlos.
 Sensibilizar a la opinión pública y a todos
aquellos que forman parte de su ambiente,
provocando la ruptura de aquellos esquemas mentales desfavorables para los grupos más necesitados.
 Resolver los problemas con una acción
concreta y personal, cubriendo aquellas
necesidades que por su carácter no siempre son atendidas por organismos oficiales.
 Iniciación de cambio social.
 Favorecer cauces y formas de participación social y de humanización de la sociedad.
 Promover la cultura de la solidaridad y de
aquellos valores que le son indispensables.
 Provisión de servicios y de los recursos
de la organización de voluntarios.
COMPROMISO
ORACIÓN COMUNITARIA
Señor, estamos aquí porque finalmente
ya no tenemos donde escondernos de nosotros mismos.
Señor, hemos aprendido
que hasta que un hombre no se confronte
ante los ojos y los corazones
de sus hermanos, él está huyendo.
Hasta que no sufra con ellos no tendrá salvación.
Señor, quien teme ser conocido,
ni puede conocerse ni conocerá
a los demás, estará solo.
Señor, siendo solidarios, compartiendo,
juntos buscando el desarrollo integral del
hombre,
crecemos y arraigaremos
y nos sentiremos vivos para nosotros y para
los demás.
CAMPOS DE ACCIÓN
Los campos de actuación del voluntariado
son tan variados como los centros de interés
de las organizaciones voluntarias y las necesidades de la persona en la sociedad. Los
concretamos en cuatro bloques:
BIBLIOGRAFÍA
 Juan Ramón Calo, Qué es ser voluntario,
Plataforma para la Promoción del Voluntariado.
 Voluntariado Social Católico, Instituto
Internacional Teología a Distancia.
 AA.VV. Campo de acción del voluntariado, Plataforma para la Promoción del
Voluntariado.
1. Identificación de necesidades
2. Animación comunitaria
3. Realización de proyectos sociales
4. Denuncia social, de forma explícita, o implícitamente, a través de su actuación desinteresada en favor de los más desprotegidos.
TEXTO EVANGÉLICO
Mt 25, 14-30. (Parábola de los talentos).
CUESTIONARIO
10
Tema 5. Voluntariado y agente de pastoral de la Salud
Se trata de ver cuáles son las diferencias y afinidades entre el voluntario (incluido el no creyente) y el agente de Pastoral de la Salud. Ya
hemos expuesto qué es un voluntario y cuáles
deben ser sus aptitudes, actitudes, habilidades,
etc. Igualmente hemos indicado los objetivos
de la acción voluntaria, las tareas prioritarias,
las funciones del voluntariado, etc.
La Pastoral de la Salud es el conjunto de ministerios encaminados a la evangelización del
mundo de la salud y de la sanidad,. del sufrimiento y de la enfermedad, de la vida y de la
muerte. Sus destinatarios son los enfermos,
sus familiares, las instituciones sanitarias, los
sanitarios y cuantos trabajan en este ambiente
o actividad humana, los movimientos y asociaciones y, en general, toda la comunidad, pues
también se dirige a los sanos, para que todos
vivan las realidades que hemos indicado según
el espíritu del Evangelio y los valores del
Reino de Dios .
Ahora, antes de señalar diferencias y afinidades entre el voluntariado y el agente de pastoral de la salud, vamos a desarrollar con brevedad, qué es un agente de pastoral y en concreto, qué es un agente de pastoral de la salud.
La misión de la Iglesia, ya hemos dicho, es
evangelizar. Esto quiere decir que la misión
de todo cristiano es evangelizar.
La misión de la Iglesia es evangelizar, anunciar la Buena Noticia a todas las gentes. La
evangelización se desarrolla en tres dimensiones.
Los agentes de pastoral de la salud son los
llamados por el Señor y enviados por la Iglesia
a evangelizar este mundo complejo de la salud,
de la enfermedad, de la vida, de la muerte, de
la sanidad, etc. Los caminos por los que el Señor nos puede llamar son muy variados.
 A través de la catequesis o conocimiento,
profundización y difusión del mensaje de
Jesús.
 A través de la liturgia o celebración de
nuestra fe en los sacramentos.
 A través de la caridad o testimonio de amor
de la acción caritativo-social, preferentemente con los más pobres.
El agente de pastoral de la salud debe ser fiel a
Jesucristo , a la Iglesia y al enfermo. Fiel a Jesucristo evangelizando este mundo de la salud
y de la enfermedad al estilo del Maestro. Fiel a
la Iglesia, pues por ella es enviado. Fiel al enfermo, pues él es “el camino que ha de recorrer
en el cumplimiento de su misión” (SD 3).
Estas tres dimensiones son imprescindibles,
necesarias y complementarias. Cada una exige
a las otras. No se da auténtica evangelización
si no se difunde el mensaje de Jesús, si no se
celebra, si no se vive. Por ejemplo: No tendría
sentido y credibilidad plena anunciar y celebrar que Jesús ama a los enfermos, y que quienes lo anuncian y celebran no amaran a los enfermos al estilo de Jesús.
El agente de pastoral de la salud debe ser creyente cristiano.
AFINIDADES ENTRE EL VOLUNTARIO
Y EL AGENTE DE PASTORAL DE LA
SALUD
La Pastoral es un servicio evangelizador de la
Iglesia a un grupo de personas determinado, a
un ambiente concreto, etc. Trata de que las
personas a quienes se dirige acepten y vivan el
Evangelio y los valores del Reino, celebren esa
fe en los sacramentos y se conviertan en evangelizadores mediante el anuncio y el testimonio de la propia vida.
Existen, especialmente cuando el voluntario es
cristiano, unas afinidades de fondo que se centran en las motivaciones, en las actitudes e incluso aptitudes, en los objetivos que se pretenden, en la calidad de las prestaciones, en la capacidad de trabajo en equipo.
11
Otras afinidades, en cambio, son más coyunturales. Así, la coincidencia en el campo o sector
de trabajo, tareas complementarias o compartidas, habilidades y estrategias etc.
 Rezar por los enfermos, por sus familiares
y los sanitarios.
 Alimentarse con la Palabra de Dios, la oración y los sacramentos.
DIFERENCIAS ENTRE EL VOLUNTARIO Y EL AGENTE DE PASTORAL DE
LA SALUD
TEXTO EVANGÉLICO
Indicamos cualidades, conocimientos, aptitudes, actitudes, tareas, etc., que se piden al
agente de pastoral de la salud y no al voluntario en cuanto tal:
 Fe cristiana.
 Formación cristiana suficiente para dar razón de su fe.
 Que la motivación fundamental que le empuja a su actividad voluntaria y pastoral sea
la fe cristiana.
 Dar, anunciar la Buena Noticia, evangelizar
el mundo de la salud y de la enfermedad,
con palabras, hechos, es decir: difundiendo
el mensaje cristiano, siendo testimonio con
sus obras del Amor de Dios y celebrando su
fe en los sacramentos.
 Hacer una opción preferencial, como la hizo el Maestro, por los más desasistidos y
marginados.
 Prestar asistencia religiosa a los creyentes
cristianos enfermos, familiares, sanitarios
que lo soliciten.
 Conocer bien y seguir fielmente las enseñanzas de la Iglesia y orientaciones en lo
que toca a la Pastoral de la Salud, pues la
Iglesia le envía y en su nombre se presenta
y actúa.
 Defender la vida desde la concepción hasta
la muerte.
 Iluminar desde la fe los conflictos éticos,
los interrogantes que se plantean en este
mundo, bien sea en los sanitarios, enfermos
o familiares.
 Trabajar para que el Reino de Dios se vaya
haciendo presente en este mundo de la Sanidad y de la salud y de la enfermedad.
 El punto de referencia para su acción ha de
ser Jesucristo.
CUESTIONARIO
Mt 8, 5-13 (Curación del criado del centurión).
¿Qué es la Pastoral de la Salud? ¿Quién es
agente de Pastoral de la Salud? ¿Qué afinidades se dan entre el agente de Pastoral de la Salud y el voluntario? ¿Qué se le pide al agente
de Pastoral de la Salud que no se le pide al voluntario? ¿Qué te sugiere el pasaje evangélico?
¿En qué fallamos como agentes de Pastoral de
la Salud?.
COMPROMISO
ORACIÓN COMUNITARIA
Señor, me has escogido para atender a los enfermos.
Señor, me has escogido, para ser testigo de tu
amor y de tu Reino en el mundo de la salud y
de la enfermedad.
Quiero ser como tú: acogedor con todos, en
especial con lo más marginados.
Quiero ser sensible ante sus sufrimientos, paciente en sus limitaciones y liberador de sus
miedos.
Cura, Señor, mis limitaciones, defectos y dolencias.
Alivia mis cansancios y fortalece mi debilidad.
Ayúdame a cumplir mi tarea pastoral, que sea
humano y servicial.
Bendice, Señor, a cuantos trabajan con los enfermos, con sus familiares y a los sanitarios.
Amén.
BIBLIOGRAFÍA
 Orientaciones para el voluntariado en
Pastoral de la Salud, Consejo Nac. de PS
de la CEI.
.
12
Tema 6. Ser voluntario en la comunidad cristiana
La Iglesia es la comunidad de los que creen en
Cristo y lo aceptan como Salvador. La Iglesia
es fundamentalmente comunión, comunidad,
fraternidad. Su misión, su vocación propia es
evangelizar. Esto lo decimos de la Iglesia universal, pero lo afirmamos también de la Diócesis, de la Iglesia diocesana y de la parroquia.
Como dice la LG. 9: “Cristo instituyó a la
Iglesia para ser comunión de verdad, de vida y
de caridad”.
EL SERVICIO A LA SALUD, UN MINISTERIO ECLESIAL
La Iglesia Universal, la Iglesia Diocesana, la
parroquia son una comunidad de fe, de vida,
de amor. En esta comunidad, todos los que la
forman tienen una misma fe, una vida: la vida
de Cristo recibida en el bautismo, y un único
mandato: el de amar y amarnos como Cristo
nos amó a nosotros.
Muchos voluntarios cristianos se sienten llamados y motivados para participar en ese ministerio. Unos realizan una labor de carácter
social; otros, más marcadamente pastoral. Habitualmente pertenecen a grupos constituidos,
están insertos en la comunidad cristiana o en
los equipos de pastoral de la salud.
La comunidad cristiana es una comunidad de
servidores a ejemplo de Cristo que vino no para ser servido sino para servir (Mt. 20,28).
Somos comunidad de servidores: amando al
prójimo, sirviendo a los demás, defendiendo
sus derechos, especialmente de los más pobres
y necesitados, siendo solidarios con todos los
pueblos, con todas las personas.
En todo caso, el voluntario que, en virtud de su
fe, trabaja en el mundo de la salud y de la enfermedad es también un enviado. Actúa en
nombre de la comunidad cristiana, hace suya
su misión, y, por tanto, ha de poseer un sincero
espíritu eclesial.
Junto con el mandato de anunciar el Reino
Cristo encomendó a su Iglesia el servicio a la
salud y a los enfermos (Lc 10,9). Es, pues, un
ministerio confiado a toda la comunidad, en el
que cada bautizado participa según el don recibido y de acuerdo con su capacidad de respuesta a las exigencias de su bautismo.
“La eclesialidad debe conjugar la pluralidad
de las acciones caritativas-sociales con la comunión de todos los sujetos, individuales y colectivos, que las realizan. La dimensión evangelizadora de la Pastoral de la Caridad ha de
tener necesariamente una referencia a la Iglesia, ya que es ella el sujeto al que el Señor
confió la misión de evangelizar. No basta con
afirmar que es la Iglesia donde se realiza. Hay
que descubrir que es la misma Iglesia la que
la realiza, en la pluralidad de sus sujetos individuales, colectivos e institucionales”.(La caridad en la vida de la Iglesia, CEE).
En la comunidad cristiana todos sus componentes deben ser, pues, servidores, todos deben
ser voluntarios. Como dice D. Ramón Echarren, Obispo de Canarias, “todo cristiano, por
el hecho de ser discípulo de Jesús”, ha de ser
un voluntario en el campo de lo social”.
Este voluntariado, exigencia de nuestra condición de creyentes en Jesús, lo podemos vivir
dentro de la comunidad cristiana, en tareas sociales desarrolladas en la propia comunidad,
pero no sólo en servicio de los miembros de la
comunidad, sino de todo necesitado, o en
cualquier ámbito de la sociedad desde la propia Iglesia como comunidad de referencia.
CAUCES PARA LA COMUNIÓN
El sentido eclesial del voluntariado cristiano y
la condición misma de la Iglesia (que es siempre comunión) se expresan en variadas formas
13
 Instituciones sanitarias, sociosanitarias y
geriátricas dentro del territorio de la parroquia.
 Equipos de pastoral de la salud (capellanías) de las instituciones.
cuyo denominador común es siempre la referencia a una comunidad.
De ahí que el voluntariado cristiano que actúa
en el mundo de la salud y de la enfermedad
tenga también sus cauces comunitarios. Señalamos algunos:
TEXTO BÍBLICO
 En primer lugar, la parroquia, como medio
habitual en el que se vive, se celebra y se
traduce en testimonio la fe de los creyentes.
El voluntario se inserta dentro de ella, dentro del equipo de pastoral de la salud, o
bien dentro del equipo de visitadores o de
asociaciones/movimientos vinculados a
ella.
 Las instituciones sanitarias, sociosanitarias
y geriátricas, en las que actúan enviados
por sus comunidades, o bien desde la comunidad de la institución (capellanía, comunidad religiosa).
 Asociaciones, grupos de voluntariado cristiano.
Hechos 2, 42-47.
Para favorecer la comunión eclesial y, al mismo tiempo, para evitar la pérdida de eficacia
caritativa y apostólica, es preciso que el voluntariado cristiano que actúa en el mundo de la
salud y de la enfermedad posea una adecuada
coordinación y un claro sentido de colaboración. Esto no es posible si no existe una conveniente jerarquización de referencias. El cristiano no debe actuar por libre.
COMPROMISO
CUESTIONARIO
¿Qué es la Iglesia? ¿Por qué la comunión es
una de las dimensiones de la Iglesia? ¿Por qué
el servicio a la salud y a los enfermos es siempre eclesial? ¿Como voluntario/a has encontrado cauces adecuados de comunión eclesial?
¿El voluntariado cristiano tiene suficientes espacios de actuación dentro del mundo de la salud y de la enfermedad? ¿Crees que el voluntariado cristiano está suficiente insertado dentro
de la comunidad cristiana y adecuadamente
coordinado? ¿Qué te sugiere el texto bíblico?
ORACIÓN COMUNITARIA
Perdona, Señor, a tu Iglesia, a cada uno de
nosotros:
por nuestra soberbia e incomprensión con los
pobres;
por nuestros pecados personales y colectivos
contra la caridad;
por nuestros pecados de acción y omisión contra la justicia;
por nuestra falta de esfuerzo para atacar las
raíces de la injusticia;
por buscar casi siempre nuestro interés personal y de grupo;
por ser incoherentes con nuestra fe.
Perdónanos, Señor, porque no somos testigos
de tu Amor
y porque no manifestamos claramente que es
la Iglesia
quien realiza la Caridad por nuestro medio”.
ESPACIOS PARA EL SERVICIO
Tanto el voluntariado “social” como el “pastoral” dentro del mundo de la salud y de la enfermedad tiene amplios espacios de servicio
dentro de la comunidad. Indicamos algunos de
los ministerios y ámbitos en los que puede colaborar:
 Catequesis de los sanos (niños, jóvenes y
adultos).
 Atención (asistencial, pastoral) a los enfermos de la comunidad.
 Campañas de promoción de la salud, de
educación sanitaria, de donación de órganos etc.
 Instituciones o iniciativas comunitarias de
atención a sectores marginados.
BIBLIOGRAFÍA
La pastoral de la salud en la parroquia,
Depto. de PS de la CEE.
14
Tema 7. Trabajo en equipo
 Con viva inquietud evangélica y con sentido de Iglesia
 Con dotes de creatividad y ansias de formación
 Con talante democrático y participativo.
Ésta es una condición esencial para el trabajo
en el voluntariado, cualquiera que sea su campo de acción.. Se trata de una aptitud, de una
actitud, de un conocimiento y de una habilidad. Todo el esfuerzo de organización de un
servicio de voluntariado puede fracasar, si lo
que prima es el individualismo entre los voluntarios.
2. Que se comprometen a:
 Compartir con otros la tarea pastoral y socio-caritativa en nombre de Jesús y de la
comunidad cristiana, sensibilizándose y
sensibilizando a los demás en los diversos
aspectos de la misión encomendada.
 Formarse para ello con hondura y continuidad.
 Aceptar cada uno las responsabilidades y
tareas que le correspondan y ayudar a los
demás miembros del equipo en el mismo
empeño.
 Estudiar y promover cuantas actividades
vengan exigidas por la realidad.
La complejidad de los problemas y la escasez
de los recursos, hacen imperativa la coordinación de esfuerzos y el aprovechamiento al máximo de los recursos disponibles. Se impone la
selección de prioridades y la concentración de
energías. Esto se puede conseguir en la medida
en que se ha constituido un equipo en el cual,
cada uno contribuye con lo mejor de sí mismo
y acepta con gusto las decisiones del equipo,
aunque signifiquen cierta limitación a los anhelos personales.
La experiencia de un grupo constituye un momento privilegiado de comunión, de información y de formación personal. Puede presentar
también conflictos que, si son superados creativamente, favorecen el desarrollo de los participantes.
3. En contacto y colaboración con:
 Los equipos, grupos, asociaciones dedicados a la misma actividad en otras parroquias, arciprestazgos, diócesis. Mi equipo
parroquial de Pastoral de la Salud debe estar en contacto, trabajar en colaboración,
con los grupos de otras parroquias, con
PROSAC, con la Frater, con la Delegación
Diocesana de Pastoral de la Salud etc. Más,
la Pastoral de la Salud ha de trabajar en
coordinación con toda la pastoral de conjunto de la diócesis, especialmente con la
socio-caritativa.
Pero, si además estamos hablando de trabajo
en equipo de agentes voluntarios que trabajan
en la acción caritativo y apostólica de la Iglesia como es la Pastoral de la Salud, tenemos
una razón teológica, eclesiológica muy importante: La naturaleza comunitaria de la Iglesia
universal y de las Iglesias locales, de la Diócesis, pide que toda pastoral sea “empresa” comunitaria.
ELEMENTOS DE UN EQUIPO
RASGOS Y CARACTERÍSTICAS DE ESTOS EQUIPOS
El equipo no se constituye por el simple hecho
de reunir diferentes personas. Pueden ser un
grupo, pero no un equipo. Para que esto se dé,
es indispensable tener en cuenta los siguientes
elementos:
 Tener objetivos comunes.
 Coordinar los esfuerzos.
1. Formado por personas
 Con una buena predisposición y “carisma”
hacia el campo de acción en el que se disponen a trabajar: salud, enfermedad, sufrimiento, muerte, marginación, soledad...
15
 Contar con un plan de trabajo donde cada
uno participa y asume el conjunto de acciones como propias.
 Mantener una información clara y abierta.
 Vivir un espíritu de equipo, que hace más
importante el nosotros que el yo.
pide que se les atienda desde diversos carismas
o modalidades de servicios y esos diversos carismas es fácil que se den en los componentes
del grupo.
El equipo no se decreta ni se inaugura, sino
que se construye día a día, con la contribución
de todos sus miembros. Hemos de evitar en la
vida del equipo: la falta de realismo y de conocimiento de la realidad en la que trabajamos
pastoralmente.
Mc 3, 13-19 (Elección de los Doce).
TEXTO EVANGÉLICO
CUESTIONARIO
¿Por qué debemos trabajar en equipo? Da razones. ¿Cuáles deben ser las características de
los equipos de pastoral y socio-caritativa?
¿Cuáles son los elementos de un equipo? ¿Por
qué es importante el líder en un equipo? ¿Qué
te dice el texto evangélico? ¿Cumple nuestro
equipo las características y los elementos que
hemos indicado? ¿Cuáles?
EL LÍDER EN EL EQUIPO
En todo grupo social, el líder es la pieza maestra o el catalizador de las energías individuales. Por consiguiente, cuando se quiere crear,
modificar o perfeccionar una colectividad, sea
ésta una nación, una asociación o una comunidad, se debe aplicar un cuidado muy especial a
la elección de los jefes (Pierre Weil).
COMPROMISO
ORACIÓN COMUNITARIA
Oración de Jesús en la Última Cena:
El liderazgo juega un papel importante, especialmente cuando es un liderazgo que promueve la participación, la aportación al logro del
objetivo, al cumplimiento de la misión. Pueden
surgir problemas derivados de la tendencia del
líder a monopolizar las decisiones.
“Padre santo, guarda en tu nombre a estos
que me has dado, par que sean uno como nosotros. Mientras yo estaba con ellos, yo conservaba en tu nombre a estos que me has dado, y los guardé, y ninguno de ellos pereció, si
no es el hijo de la perdición, para que se cumpliere las Escrituras... Pero no ruego sólo por
estos, sino por cuantos crean en mí por su palabra, para que todos sean uno, como tú, Padre, estás en mí y yo en ti, para que también
ellos sean en nosotros y el mundo crea que tú
me has enviado”. (Jn 17, 11-12, 20-21).
ALGUNAS VENTAJAS DE TRABAJAR
EN EQUIPO
El equipo como estructura pastoral, da estabilidad y continuidad a la acción pastoral que se
está realizando y tiende a evitar las improvisaciones y la dispersión individualista. Brinda
también a sus miembros la oportunidad de una
constante comunicación, enriquecimiento, sana crítica y puesta a punto.
BIBLIOGRAFÍA
 La Pastoral de la Salud en la Parroquia,
Depto. de PS, págs. 125-26.
 Voluntariado social católico, Instituto Internacional de Teología a Distancia, pág.
21.
Puede ser un medio eficaz para integrar en la
acción pastoral y socio-caritativa a los propios
destinatarios, por ejemplo, a los enfermos en el
equipo de Pastoral de la Salud de una parroquia.
La pluralidad de necesidades de los destinatarios de la actividad pastoral y socio-caritativa,
16
Tema 8. Vivir en equipo - comunidad
En un equipo de Pastoral de la Salud, como en
todo equipo de voluntarios de agentes de la
acción caritativo-social de la Iglesia, se deben
hacer presentes y visibles los rasgos dominantes de una comunidad cristiana. Los equipos
de Pastoral de la Salud no sólo han de ser
equipos-comunidad humana, se han de convertir en “pequeñas comunidades cristianas”.
QUÉ HACER PARA CONSEGUIR LO
EXPUESTO
 No sólo con reuniones de los miembros del
equipo se consigue una verdadera comunidad. Nacerá de una vida fraterna de intercambio y participación: apoyándose moral
y espiritualmente; acogiéndose mutuamente.
 Es necesario que cada miembro del equipo
tome conciencia de que tenemos necesidad
de los demás para ser nosotros mismos.
 Se exige en cada uno de los miembros del
equipo: disponibilidad, desprendimiento de
sí, sencillez real, alma pobre. Esta vidacomunión-comunidad cristiana del equipo,
no puede mantenerse si sus miembros no se
forman en su fe y en las materias necesarias
para cumplir bien su trabajo pastoral caritativo.
 Cada miembro del equipo ha de querer sinceramente plasmar en su vida los rasgos de
Cristo, su manera de ser, de pensar, de sentir, de actuar. Así, las personas que no conocen a Cristo le descubrirán en ellos como
equipo y como individuos, y la Iglesia crecerá.
 El equipo sentirá necesidad de orar con frecuencia, bien sea individualmente, bien
comunitariamente.
 Un equipo que vive de verdad este conjunto
de relaciones consigo mismo, con los otros
y con Dios, y cuyos miembros tienen experiencia de la armonía y de la común unión,
sentirán deseos de expresar su unión celebrando la Eucaristía.
 Pero, para saber si verdaderamente el equipo se ha convertido en comunidad cristiana,
es necesario que experimente que cada día
se abren más a los demás, aman más, son
más solidarios. En el caso de un equipo de
Pastoral de la Salud, que cada día atienden
mejor a los enfermos, los familiares; se esfuerzan por conocer mejor el mundo de la
salud y la enfermedad: sus problemas, sus
necesidades, sus injusticias... Luchando por
conseguir que los valores del Reino se ha-
Los rasgos más importantes de una comunidad
cristiana, teniendo como ejemplo las primeras
comunidades cristianas descritas por el libro
sagrado Hecho de los Apóstoles 2, 42-47 y 4,
32-37, son éstas:
 Una comunidad fraterna, sostenida y alimentada con reuniones y contactos frecuentes. De esta manera la Iglesia se edifica y
crece.
 Una comunidad asidua en escuchar las enseñanzas de los apóstoles.
 Una comunidad que ora para dar gracias a
Dios, para alabarle, para pedirle ayuda.
 Una comunidad que celebra la Eucaristía.
 Una comunidad que se fortalece en la reconciliación recíproca y en la comunión de
bienes.
 Una comunidad que sabe muy bien que el
culto, la oración, la formación de la fe no
son auténticas, completas, si prescinden de
la atención, de la ayuda, de la solidaridad
con los hermanos.
Si un equipo de Pastoral de la Salud vive con
este estilo se habrá convertido en equipo que
vive como comunidad, no sólo humana sino
cristiana. Se convertirá en signo excelente para
que se crea en la Iglesia, pues dirán de él lo
que decían de los primeros cristianos: Mirad
cómo se aman y cómo aman. Más, los miembros de un equipo así, tomarán conciencia de
que la proclamación de la fe y la edificación
de la comunidad cristiana exigen que el equipo
se conecte y se integre en la comunidad diocesana, parroquial y, por medio de ellas, en la
Iglesia Universal.
17
gan presentes; que se preocupan por los enfermos más desasistidos, abandonados; que
se preparan formándose en el conocimiento
de la fe y en cuantas materias necesarias
para cumplir responsablemente su quehacer
pastoral y caritativo-social.
 Conviene que el equipo se tome el pulso
para saber la intensidad de vida y de vida
comunitaria. Podríamos hacernos con sencillez algunas preguntas: ¿Estoy contento
en el equipo? ¿Se viene de buena gana a las
reuniones? ¿Se sabe compartir en él, se escucha? ¿Me atrevo a ser yo mismo, a comunicar el fondo de mi pensamiento a los
otros o prefiero quedarme en generalidades? ¿Me siento acogido? ¿Sé acoger a los
otros? ¿El grupo me va abriendo el apetito
y la necesidad de orar, de escuchar la Palabra de Dios, de formarme en mi fe o en las
materias necesarias para cumplir mi misión
pastoral, de entregarme más a los que sufren, a los enfermos, a transformar el mundo de la salud y de la enfermedad?
 Escribía el Padre Loew: “El equipo se convierte en instrumento de la evangelización
del mundo. La fe, que ha de ser comunicada a los demás, pasa por el amor vivido en
el seno del equipo... El equipo es el amor
de Dios que pasa por nosotros uniéndonos
y haciéndonos amar a nuestros hermanos”.
Juan Jaures ha dicho: “No se enseña lo que
uno quiere. No se enseña lo que uno sabe.
Se enseña lo que uno es”.
CUESTIONARIO
TEXTO BÍBLICO
 La Pastoral de la Salud en la Parroquia,
Depto. de PS., págs. 139-146.
¿Cuáles son los rasgos más sobresalientes de
una auténtica comunidad cristiana? ¿Crees que
un equipo de Pastoral de la Salud debe convertirse en equipo-comunidad cristiana? ¿Por
qué? ¿Qué hacer para conseguirlo? ¿Qué fallos
encontramos en nuestro equipo de Pastoral de
la Salud? ¿Qué te sugiere el texto bíblico?.
COMPROMISO
ORACIÓN COMUNITARIA
Señor, te damos gracias
por habernos llamado a ser miembros
de un equipo de Pastoral de la Salud.
Haz, Señor, que seamos un equipo
que vive como una pequeña comunidad cristiana.
Que conozcamos a los enfermos
como Tú les conoces y les amemos como Tú
les amas.
Que les digamos lo que tú les dirías
y que nuestra presencia les haga experimentar
la tuya.
Haz, Señor, que luchemos por transformar
el mundo de la salud y de la enfermedad,
de tal manera que el Reino de Dios
cada día se goce más palpablemente.
Amén.
BIBLIOGRAFÍA
Hechos 4, 32-37.
18
Tema 9. Formarse para servir mejor.
Los voluntarios tienen la necesidad, el derecho
y el deber de formarse. Es decir, precisan adquirir los conocimientos indispensables, fortalecer las características del voluntariado y
desarrollar las habilidades fundamentales para
el servicio que van a prestar a las personas,
grupos y comunidades.
gracia de Dios, pero siempre con la libre y responsable colaboración de cada uno de nosotros. (Christifideles Laici, 58).
CARACTERÍSTICAS DEL PROCESO DE
FORMACIÓN
 Partir de la realidad, de lo que existe, de
cómo son las cosas para acercarse cada vez
más a lo que debe ser. Conocer las necesidades.
 Ser crítico, interpelador, buscador de las
causas y razones por las cuales se dan esas
situaciones de inhumanidad e injusticia.
Capaz de elegir posibles soluciones aprovechando lo ya existente.
 Participativo, dinámico, que permita cada
vez más el que cada uno sea protagonista y
no simple espectador.
 Inductivo, para que, partiendo de lo concreto, se vaya hacia lo general, de lo próximo hacia lo lejano.
 Reflexivo-activo, para que, combinando la
reflexión y la acción, ayude a los voluntarios a formarse en la acción.
 Comunitario, en equipo, para desarrollar
el dar y recibir, el aportar y el escuchar; para permitir el conocimiento, aceptación y
valoración mutuos.
 Permanente, que adopta una forma espiral,
en la medida en que vuelve sobre los mismos elementos, pero enriquecida por la experiencia, por la vivencia de los principios.
La formación la entendemos como un proceso
que supone unas etapas: un momento de inicio
y diversos momentos que a lo largo de la experiencia del voluntariado, le permitirán aprender nuevos conocimientos, renovar las razones
para servir y adquirir o desarrollar habilidades
para cumplir mejor con la misión encomendada.
Ayudar a aprovechar el potencial que cada uno
tiene y brindar nuevos elementos para hacer de
cada voluntario un mejor seguidor de Jesús y,
en consecuencia, un mejor servidor de los
hermanos, es el objetivo central del proceso de
formación del voluntario cristiano.
Ser voluntario cristiano, agente de pastoral, es
una forma de vida que exige una cuidadosa
formación, que más que un momento, es un
proceso continuo de mejoramiento personal,
de crecimiento como ser humano, de mayor
compromiso cristiano. Se trata de lograr una
mayor unidad entre la fe y la vida, entre lo que
se cree y lo que se realiza cada día. En pocas
palabras: se trata de un proceso de conversión
y maduración.
¿QUÉ FORMACIÓN BÁSICA DEBE RECIBIR EL VOLUNTARIO SOCIAL CATÓLICO?
Se ha de ofrecer y desarrollar, pues, una formación que parta de la vida y vuelva a ella con
un mensaje de esperanza; brinde razones para
confiar en las personas y para ayudarlas a crecer como personas; se oriente hacia la acción
transformadora y animada por el ejemplo de
Jesús.
1.Formación humano-social:
 Los derechos y deberes de la persona.
 La comprensión crítica de la realidad humana y social, especialmente del mundo de
la salud y de la enfermedad.
 La acción social con las personas, los grupos, la comunidad.
 La pobreza y la marginación frente al desarrollo social y humano sostenible.
En definitiva, no se trata sólo de saber lo que
Dios quiere de nosotros. Es necesario hacer lo
que Dios quiere. Y para actuar con fidelidad a
la voluntad de Dios hay que ser capaz y hacerse cada vez más capaz. Desde luego, con la
19
2. Formación teológica-pastoral:
TEXTO BÍBLICO
 La encarnación de Cristo y sus exigencias
para los cristianos.
 La formación metodológica: que para los
cristianos es el discernimiento evangélico,
con estos pasos: Ver la realidad; analizar
las causas y consecuencias; iluminar o juzgar esa realidad desde el Evangelio; optar
por las acciones más apropiadas.
 La organización comunitaria.
Mc 9, 30-31.
CUESTIONARIO
¿Por qué el voluntario necesita formación?
¿Qué entendemos por formación? ¿Qué características debe tener el proceso de formación?
¿Qué formación básica debe recibir un voluntario social católico? ¿Qué otra formación básica ha de recibir un agente de Pastoral de la
Salud? ¿Qué te dice el texto evangélico leído?
¿QUÉ OTRA FORMACIÓN BÁSICA DEBE RECIBIR UN VOLUNTARIO EN
PASTORAL DE LA SALUD?
COMPROMISO
ORACIÓN COMUNITARIA
1. La salud humana, individual y comunitaria:
contenidos y ambigüedades.
2. El proceso de enfermar: el enfermo y su
mundo, psicología, vivencias y necesidades
del enfermo, etc.
3. Respuesta social a la realidad de la enfermedad: la estructura sanitaria, los profesionales de la salud ...
4. Mensaje de la Revelación sobre la salud y la
enfermedad.
5. Respuesta de la Iglesia: misión de la Iglesia
en el mundo de la salud y de la enfermedad.
6. Relación pastoral de ayuda al enfermo y familia.
7. Identidad y misión del voluntario cristiano
en el mundo de la salud y de la enfermedad.
8. Problemas éticos en el mundo de la salud.
Toda la naturaleza es un anhelo de servir.
Sirve la nube, sirve el viento, sirve el surco;
donde hay un árbol que plantar,
plántalo tú.
Donde haya un esfuerzo
que todos esquiven,
acéptalo tú.
Sé el que aparta la piedra del camino,
el odio de los corazones y
las dificultades del pobre.
Halla la alegría del ser sano y
la de ser justo,
pero sobre todo, la hermosura,
la inmensa alegría de servir.
Servir no es tarea de seres inferiores.
Dios, que da el fruto y la luz, sirve.
Gabriela Mistral.
Cfr. Pastoral de la Salud en la Parroquia,
Programa de formación básica,
págs. 157-159.
BIBLIOGRAFÍA
Nota: Si el voluntario cristiano desarrolla su
labor como agente de pastoral, además de esta formación específica para el campo de la salud y de la enfermedad , ha de poseer una formación bíblica, teológica y pastoral de base,
tal como se señala en La Guía-Marco de la
formación de laicos de la Conferencia Episcopal Española.
 Voluntariado Social Católico, Instituto Internacional de Teología a Distancia.
 La Pastoral de la Salud en la Parroquia,
Depto. de PS.
20
Tema 10. Decálogo del voluntario en Pastoral de la Salud
El presente decálogo, con sus límites, tiene la
finalidad de resumir algunas de las “piezas
clave” del voluntariado cristiano en el mundo
de la salud, que sirvan de memoria y de confrontación.
10. Colabora con los grupos privados o públicos que intentan humanizar la Sanidad y
luchan por un mundo más sano, pero sin
perder su identidad eclesial de Pastoral de
la Salud.
DECÁLOGO
TEXTO EVANGÉLICO
1. Jesucristo es el ejemplo a imitar y la motivación fundamental de su determinación
responsable de dedicar parte de su vida,
gratuitamente, a trabajar como voluntario
en el mundo de la salud y de la enfermedad.
2. Se forma permanentemente en las dimensiones humana, social y teológica-pastoral
y específicamente en Pastoral de la Salud,
para realizar la tarea que se le encomiende
con “profesionalidad”.
3. Trabaja en equipo y se esfuerza para que el
equipo se convierta en una pequeña comunidad cristiana.
4. Estudia la realidad del mundo de la salud y
de la enfermedad, la juzga a la luz de la Palabra de Dios y actúa en consecuencia.
5. Asume como tareas importantes: la prevención de la enfermedad, la promoción de la
salud, la lucha contra las estructuras injustas que producen enfermedad y marginación, el acompañamiento del enfermo y de
la familia, el anuncio del Evangelio de la
misericordia..
6. Tiene conciencia de que es enviado por la
Iglesia y es fiel a las orientaciones de la
misma, en lo que toca a la Pastoral de la
Salud. Sabe que su misión es la evangelización del mundo de la salud y de la enfermedad.
7. Atiende integralmente al enfermo y a sus
familiares: en sus necesidades físicas, sociales y espiritual-religiosas.
8. Hace opción preferencial por los enfermos
y colectivos de enfermos más desasistidos y
marginados.
9. Se coordina con los otros equipos, asociaciones de Pastoral de la Salud que funcionan en su Diócesis o en la Iglesia Universal. Más, trabaja por la coordinación afectiva y efectiva de toda la acción caritativosocial de su Iglesia Diocesana.
Lc 10, 25-28.
CUESTIONARIO
De este decálogo, ¿qué “mandamientos” ves
más importantes? ¿Por qué? De este decálogo,
¿qué “mandamientos” suprimirías? ¿Por qué?
¿Qué otros “mandamientos” añadirías? ¿Qué
te dice el texto evangélico?
COMPROMISO
ORACIÓN COMUNITARIA
Dichoso el que, con vida intachable,
camina en la voluntad del Señor;
dichoso el que guardando sus preceptos,
lo busca de todo corazón;
el que, sin cometer iniquidad,
anda por sus senderos.
Tú promulgas tus decretos
para que se observen exactamente.
Ojalá este firme mi camino,
para cumplir tus consignas;
entonces no sentiré vergüenza
al mirar tus mandatos.
Te alabaré con sincero corazón
cuando aprenda tus justos mandamientos.
Quiero guardar tus leyes exactamente,
tú, no me abandones.
Muéstrame, Señor, el camino de tus leyes,
y lo seguiré puntualmente;
enséñame a cumplir tu voluntad
y a guardarla de todo corazón;
guíame por la senda de tus mandatos,
porque ella es mi gozo.
Salmo 118.
21
Descargar

Tema 1. Ser voluntario