OEP 2013
Especialidad: Gestión administrativa del tráfico
Elaborado en 2011
TEMA 39
EL PERSONAL ENCARGADO DE LA CALIFICACIÓN DE LAS PRUEBAS DE
CONTROL DE APTITUDES Y COMPORTAMIENTOS: CONDICIONES Y
REQUISITOS.
El personal encargado de la calificación de las pruebas de control de
aptitudes y comportamientos en circuito cerrado, y muy especialmente en
circulación, constituye uno de los factores esenciales para determinar la aptitud de
los conductores para obtener el permiso de conducción y, consiguientemente,
para conducir un vehículo de motor sin que ello suponga un riesgo superior al que
todos los usuarios de la vía deben asumir.
Para realizar eficazmente su función, el examinador debe tener un nivel
académico suficiente, una capacitación técnica adecuada, un elevado nivel de
conducción, sentido de la responsabilidad, objetividad e integridad moral, además
de poseer unos conocimientos psicológicos básicos.
ANTECEDENTES.
Hasta que la Directiva 2006/126/CE del Parlamento y del Consejo, sobre el
permiso de conducción, incluyó, como Anexo IV, la formación de los
examinadores, la situación de éstos presentaba grandes diferencias en los
distintos Estados miembros de la Unión Europea. La CIECA (Comisión
Internacional de Exámenes de Conducir Automóviles) elaboró un informe sobre la
función de los examinadores en mayo de 1998. Las recomendaciones de este
informe han servido de base a la Comisión Europea para elaborar el mencionado
Anexo IV de la Directiva 2006/126/CE. Con posterioridad a la aprobación y
publicación de la Directiva, la CIECA ha elaborado un amplio informe sobre las
normas aplicables a los examinadores en el contexto de la Directiva, publicado en
febrero de 2009.
I. CONDICIONES DE LOS EXAMINADORES.
Como se ha dicho, hasta que se armonicen con la aplicación efectiva a
partir del 19 de enero de 2013 del Anexo IV de la Directiva 2006/126/CE, las
condiciones de los examinadores presentan importantes diferencias en el seno de
la Unión Europea.
La edad mínima para el acceso a la profesión oscila entre los 20 años en
España y Portugal hasta los 28 en Holanda, pasando por 21 en Francia, Gran
Bretaña y Suecia, 23 y medio en Finlandia y 24 en Alemania.
Autor:
Fernando Muñoz Pelaez
Tema 39. Página 1 de 13
OEP 2013
Especialidad: Gestión administrativa del tráfico
Elaborado en 2011
El nivel académico mínimo es también muy diferente. En algunos países
como Gran Bretaña e Irlanda del Norte no hay nada establecido al efecto. En la
mayoría de los países se exige un nivel de enseñanza secundaria o equivalente.
En Finlandia y en Eslovenia se requiere haber sido previamente profesor de
autoescuela y en Alemania se exige un diploma de ingeniero.
En cuanto al permiso de conducción exigido inicialmente, la mayoría de los
países exigen el de la clase B, aunque Francia exige las clases A y B, Alemania y
Finlandia las clases A, B y C y Luxemburgo las clases A, B, C y D.
Muy pocos países tienen en cuenta los antecedentes infractores de los
aspirantes a examinadores. El informe de la CIECA recomienda introducir medidas
destinadas a controlar las infracciones a las normas de circulación y los delitos
contra la seguridad del tráfico cometidos con anterioridad, por lo que podrían
afectar a la imagen del examinador y presagiar futuros comportamientos
infractores.
Por lo que respecta al proceso de selección, se utilizan distintas técnicas de
evaluación: prueba teórica sobre conducción segura, prueba práctica de
conducción, entrevista, examen escrito, certificado de salud, test psicológico, test
de personalidad y test de percepción de peligro.
Además de las condiciones exigidas reglamentariamente, hay que tener en
cuenta las motivaciones de los examinadores, ya que la profesión tiene ventajas e
inconvenientes. Mayoritariamente se consideran como ventajas las siguientes:
-
Puesto de trabajo seguro. La mayoría son funcionarios o empleados
públicos.
Buenas condiciones de trabajo. Vacaciones y fines de semana libres.
Oportunidad de influir positivamente sobre la seguridad vial.
Independencia, al no tener una supervisión directa.
Trabajo social, por la interacción con personas muy distintas.
Buena formación inicial y continua.
Como inconvenientes se señalan los siguientes:
-
Salario no muy elevado.
Reparto del tiempo estricto y muy estructurado.
Responsabilidad elevada.
Trabajo repetitivo, estresante y fatigante.
Posibilidad de confrontación e incluso agresión para las que no siempre se
ha recibido formación suficiente.
Escasas posibilidades de desarrollo profesional.
Presión de las autoescuelas y de los responsables de los centros de
examen en cuanto al número de exámenes a realizar.
Entre las condiciones para ser examinador, en algunos países se exige ser
funcionario público. En otros son contratados por empresas privadas con un cierto
control estatal, o son empleados del sector público..
Autor:
Fernando Muñoz Pelaez
Tema 39. Página 2 de 13
OEP 2013
Especialidad: Gestión administrativa del tráfico
Elaborado en 2011
Los examinadores son funcionarios en Eslovaquia, Gran Bretaña, Irlanda
del Norte, Estonia, Francia, Italia, Suecia, España y Noruega. Son empleados del
sector privado en Bélgica, Finlandia, Alemania y Holanda. Son empleados del
sector público en Malta, mientras que coexisten funcionarios y empleados del
sector privado en Luxemburgo y en Portugal.
CONDICIONES QUE DEBE REUNIR EL PERSONAL EXAMINADOR EN
ESPAÑA.
Hasta que por la Ley 85/1967 las competencias en materia de exámenes
para la obtención del permiso de conducción fueron transferidas del Ministerio de
Industria al de Gobernación, y más concretamente al organismo autónomo
Jefatura Central de Tráfico, los examinadores eran ingenieros industriales
adscritos a aquel Ministerio. Con el traspaso de competencias, para ser
examinador se requería pertenecer a la antigua escala ejecutiva del nuevo
organismo autónomo. Actualmente se requiere ser funcionario perteneciente a los
subgrupos C1 o C2, pero no necesariamente del organismo autónomo Jefatura
Central de Tráfico. Más adelante se tratará de los requisitos para participar en los
cursos de formación de examinadores.
El apartado A) del Anexo VIII del Reglamento General de Conductores,
aprobado por Real Decreto 818/2009, de 8 de mayo, que entrará en vigor el 19 de
enero de 2013, determina las condiciones que debe reunir el personal examinador,
de conformidad con lo establecido en el Anexo IV de la Directiva 2006/1267CE,
sobre el permiso de conducción. Estas condiciones son las siguientes:
1. Preparación para evaluar la capacidad del aspirante que se somete a la
prueba de modo global, valorando la misma en su conjunto, con
independencia del número de faltas cometidas.
2. Conocimientos y capacidad de comprensión sobre la conducción y su
evaluación, lo que comprende:
- Teoría del comportamiento del conductor. Exige unos conocimientos como
la actitud de los jóvenes ante el riesgo vial estudiado en el Proyecto
Gadget, ultimado en 1992.
- Percepción del riesgo y forma de evitar los accidentes. Exige una
formación en este sentido, como existe desde hace años en el Reino
Unido y más recientemente en Francia, a través de la prueba de
percepción de peligro, complementaria de la de control de conocimientos.
- Bases para la calificación de las pruebas prácticas. Supone el
conocimiento de lo que hay que evaluar y cómo debe ser evaluado.
- Requisitos del examen, tanto de maniobras como de circulación
- Legislación sobre tráfico y seguridad vial y los criterios para su
interpretación.
- Teoría y técnica de evaluación. Comprende el conocimiento de los
criterios de evaluación y de la evaluación global o de conjunto.
- Conocimientos técnicos de los vehículos.
- Técnicas de conducción defensiva
Autor:
Fernando Muñoz Pelaez
Tema 39. Página 3 de 13
OEP 2013
Especialidad: Gestión administrativa del tráfico
Elaborado en 2011
- Conducción económica y eficiente, ligada con la conducción defensiva.
3. Capacidad de evaluación.
El examinador deberá ser capaz de observar con precisión y evaluar el
conjunto de las actuaciones del aspirante, especialmente si reconoce las
situaciones de peligro, relacionando sus causas y efectos, demuestra sus
aptitudes y reconoce sus errores, asimila la información que recibe y reacciona
ante los problemas potenciales.
4. Defectos para una valoración correcta.
El examinador debe evaluar las pruebas de una manera justa, lo que exige
una absoluta objetividad, no siempre fácil de conseguir. Entre los principales
defectos que pueden influir en la calificación se encuentran los siguientes:
-
Efecto halo.
Puede suceder que el aspirante despierte simpatía en el examinador por el
grupo social al que pertenece, por su forma de vestir o de expresarse u otra
circunstancia. Habrá una propensión a juzgarle con cierta benevolencia. O
todo lo contrario, despierta animadversión y se le juzga con mayor rigor.
-
Estereotipos.
De una manera inevitable existe una propensión a encasillar a las personas
en ciertos esquemas o tipos. El examinador puede clasificar al aspirante
como el listo, el pedante, el hijo de papá, el abuelo, la maruja, etc. Estos
estereotipos deben ser evitados porque pueden predisponer el juicio del
examinador sobre la aptitud del aspirante.
-
Asimetrías.
Los examinadores pueden tener una tendencia a calificar por alto o por
bajo, e incluso hacer gala de no aprobar a casi nadie, porque hay que ser
muy estricto en evitación de que pueda obtener el permiso de conducción
cualquiera.
-
Extremismo.
El examinador actúa con un espíritu maniqueo. Los aspirantes son
absolutamente buenos o absolutamente malos, por lo que todo lo harán
muy bien o muy mal. En un caso se valora solamente lo positivo y en el otro
lo negativo.
-
Tendencia central.
Es quizá el defecto más peligroso, porque se puede incurrir en él de
manera inconsciente, y puede ser provocado por un control mal entendido
de los examinadores basado en la estadística sobre el resultado de las
pruebas evaluadas. Puede venir también provocado, especialmente en
poblaciones pequeñas, por el deseo de no destacar como demasiado duro
o demasiado blando. Llevando las situaciones al extremo, si un examinador
sabe que el porcentaje de aptos en la provincia en la prueba de circulación
Autor:
Fernando Muñoz Pelaez
Tema 39. Página 4 de 13
OEP 2013
Especialidad: Gestión administrativa del tráfico
Elaborado en 2011
es del 40% y de 10 aspirantes lleva aprobados 7, tiene que suspender a los
restantes, para no desviarse de la media. Por el contrario, si lleva
suspendidos a 8, tendrá que aprobar a los otros 2. Los porcentajes en días
aislados no tienen demasiada importancia, pero si se repiten pueden inducir
a este defecto de valoración.
II. REQUISITOS DE LOS EXAMINADORES.
El apartado B) del Anexo VIII del Reglamento General de Conductores
determina los requisitos que debe reunir el personal examinador, siguiendo
igualmente lo establecido en el Anexo IV de la Directiva 2006/126/CE. Estos
requisitos son los siguientes:
1. Para el permiso de conducción de la clase B.
-
Ser titular de permiso de la clase B, al menos, con 3 años de antigüedad. El
informe de la CIECA del año 1998, al que anteriormente se ha hecho
referencia, proponía una experiencia o antigüedad mínima de 5 años.
-
Tener como mínimo 23 años de edad. El informe de la CIECA proponía una
edad mínima de 5 años.
-
Haber terminado con éxito la cualificación inicial y seguir posteriormente los
programas de garantía de calidad y de formación periódica, de acuerdo con
lo establecido en el propio Anexo VIII del Reglamento General de
Conductores.
-
Poseer el título de bachiller o equivalente o de formación profesional de
segundo grado. La Directiva exige una cualificación inicial de formación
profesional de nivel 3, tal como se define en la Decisión 85/368/CEE del
Consejo, de 16 de julio de 1985, sobre la equivalencia de las cualificaciones
de formación profesional entre los Estados miembros de la Unión Europea.
-
No trabajar simultáneamente como profesor en una escuela particular de
conductores o prestar servicio alguno a título lucrativo en la misma. Se trata
de evitar las consecuencias negativas de una coincidencia de intereses.
2. Para el permiso de conducción de las clases restantes.
Además de los requisitos de cualificación inicial, seguir los programas de
garantía de calidad y formación periódica, titulación académica e
incompatibilidades, se requiere:
-
Autor:
Ser titular de permiso de conducción de la clase de que se trate o poseer
conocimientos equivalentes mediante la adecuada cualificación profesional.
Se trata de las cualificaciones incluidas en el catálogo general de estas
cualificaciones de conductor de camión pesado y conductor de autobús.
Fernando Muñoz Pelaez
Tema 39. Página 5 de 13
OEP 2013
Especialidad: Gestión administrativa del tráfico
Elaborado en 2011
-
Haber ejercido como examinador para la obtención del permiso de la clase
B durante un mínimo de 3 años, o haber conducido un mínimo de 5 años
vehículos de la categoría de que se trate, o poseer un permiso de superior
clase, que será el C en relación con el C1 y el D en relación con el D1.
El informe de la CIECA del año 1998 proponía:
-
Para el permiso de la clase A, experiencia de un año como examinador
para el permiso B o 5 años de antigüedad en el de la clase A.
-
Para el permiso de las clases C, D y E, edad mínima de 28 años, 3 años de
experiencia como examinador para la clase B o 5 años de antigüedad en el
permiso de las clases C o D.
3. Equivalencias de la cualificación inicial para las distintas clases de permisos
El personal examinador estará autorizado para realizar exámenes de
conducción para la obtención del permiso de las distintas clases, con arreglo a
las siguientes equivalencias:
-
Para las clases AM, A1 y A2, siempre que haya superado la cualificación
inicial para las clases A y B.
-
Para las clases C1, C, D1 y D, siempre que haya superado la cualificación
inicial para las clases C y D.
-
Para las clases B+E, C1+E, C+E, D1+E y D+E, siempre que haya superado
la cualificación inicial para la clase E.
III. CUALIFICACIÓN INICIAL
La situación actual, previa a la entrada en vigor del Anexo IV de la Directiva
2006/126/CE, presenta importantes diferencias entre los programas de formación
inicial en los Estados miembros de la Unión Europea, como muestra el informe de
la CIECA sobre las normas aplicables a los examinadores en el contexto de la
Directiva, publicado en febrero de 2009.
En cuanto a la duración de la formación, hay programas muy breves en
Portugal y en Finlandia, algunos como Eslovaquia ni siquiera tienen programas y
en Noruega éste se dirige más a los profesores de autoescuela que a los
examinadores. A veces se trata de cursos intensivos de algunas semanas, 4 en
Gran Bretaña, 8 en Bélgica y en Holanda y 12 en Suecia, a las que se añade la
observación de exámenes reales.
La organización de la formación inicial también difiere de unos países a
otros. Está centralizada en Gran Bretaña en el centro de formación de Cardington
y dividida en ramas regionales del organismo en Holanda. En Suecia algunas
partes teóricas están contratadas con institutos de formación. Otros países como
Francia imparten esta formación en un centro formativo para todos los
Autor:
Fernando Muñoz Pelaez
Tema 39. Página 6 de 13
OEP 2013
Especialidad: Gestión administrativa del tráfico
Elaborado en 2011
funcionarios. Por último, otros como Portugal autorizan institutos de formación
privados debidamente acreditados.
Otra diferencia importante es la del contenido de la formación inicial. En la
mayoría de los países los cursos son fundamentalmente teóricos y apenas
incluyen algunas prácticas de evaluación en carretera o de observación de
exámenes reales. Por el contrario, otros se centran en la práctica, con apenas
sesiones teóricas. Es el caso de Gran Bretaña y Holanda.
Hay dos formas de desarrollar en la práctica las aptitudes básicas de los
examinadores: los llamados juegos de rol, a bordo del vehículo y en la vía pública,
y la observación de exámenes reales, con una transferencia progresiva de
responsabilidad del que ya es examinador al alumno que pretende serlo.
SITUACIÓN ACTUAL EN ESPAÑA
En España la formación de examinadores, institucionalizada y programada,
comenzó en el año 1976, con la creación de la llamada Escuela Central de
Formación de Examinadores en Segovia. Esta Escuela estuvo funcionando hasta
el año 1985 y en ella se impartieron 103 cursos. En ese año se cerró y pasó a
integrarse en el Centro de Formación Vial de Móstoles, donde continúan
impartiéndose cursos de formación, tanto inicial como periódica. De haberse
mantenido la Escuela en Segovia como centro de formación independiente, hoy
podría compararse con el centro de formación de examinadores de Cardington, en
Gran Bretaña, que es una referencia en este campo.
Actualmente para ser admitido a los cursos de formación de examinadores
se requiere ser funcionario de carrera en activo de la Administración General del
Estado, de los subgrupos C1 o C2, y ser titular de permiso de conducción ordinario
de la clase B, al menos, con una antigüedad mínima de 2 años.
Los cursos de formación tienen una duración de 9 semanas y en ellos se
imparten las siguientes materias.
-
Normas y señales de circulación.
Seguridad Vial.
Técnica de Conducción.
Técnica de Examen.
Criterios de Calificación.
Mecánica.
Reglamento General de Conductores.
Psicología.
El Reglamento General de Conductores dedica el apartado C) del Anexo
VIII a establecer las bases de la cualificación inicial de los examinadores, que
comenzará a aplicarse a partir del 19 de enero de 2013.
Para ser autorizado a calificar las pruebas de control de aptitudes y
comportamientos, se deberá seguir el programa establecido por la Dirección
Autor:
Fernando Muñoz Pelaez
Tema 39. Página 7 de 13
OEP 2013
Especialidad: Gestión administrativa del tráfico
Elaborado en 2011
General de Tráfico y superar las correspondientes evaluaciones, teóricas y
prácticas. El programa versará, entre otras, sobre las siguientes materias:
Para el permiso de las clases A y B:
-
Seguridad Vial.
Reglamentos Generales de Circulación y de Conductores
Teoría del comportamiento de los conductores.
Técnica y física de los vehículos.
Criterios de calificación.
Técnica de conducción.
Técnica de examen.
Prácticas de examen en situaciones reales.
Para el permiso de las clases BTP, C, D y E:
-
Reglamentación de vehículos pesados.
Criterios de calificación.
Técnica de conducción.
Técnica de examen.
El informe de la CIECA hace una serie de recomendaciones para la
formación inicial en aplicación de las normas básicas contenidas en la Directiva
2006/126/CE.
En primer lugar, para garantizar la uniformidad en la evaluación de los
aspirantes en las pruebas prácticas, la formación inicial de los examinadores debe
ser organizada e impartida por un único organismo a nivel nacional.
Además, la formación inicial debe ser fundamentalmente práctica y consistir
en una combinación de observación de exámenes reales y de juegos de rol. Estos
permiten una mayor implicación del aspirante a examinador en el proceso de
aprendizaje, en comparación con la simple observación de exámenes reales,
cubren una amplia gama de posibles escenarios de examen en un lapso de tiempo
más breve que aquéllos y permiten percibir la sensación que se siente al ser
evaluado, porque estos juegos de rol obligan a los alumnos a ponerse en la piel de
los aspirantes al permiso de conducción.
La observación de exámenes reales permite una apreciación realista del
trabajo cotidiano de los examinadores.
Se recomienda una evaluación continua a lo largo de todo el programa de
formación, comprendiendo autoevaluaciones periódicas y evaluaciones entre los
propios alumnos.
Debe estudiarse la posible utilización de la formación “on line”, como
mecanismo de apoyo en el momento de la formación, especialmente la inicial. Las
experiencias de Holanda en este campo son altamente interesantes.
Los nuevos examinadores deben descubrir progresivamente todas las
exigencias de su función y ser supervisados con ocasión de los primeros
exámenes de los que, como prácticas, asumen la responsabilidad.
Autor:
Fernando Muñoz Pelaez
Tema 39. Página 8 de 13
OEP 2013
Especialidad: Gestión administrativa del tráfico
Elaborado en 2011
IV. FORMACIÓN PERIÓDICA
En la situación actual, la mayoría de los Estados miembros de la Unión
Europea cuentan con una u otra clase de formación continua sistemática para los
examinadores. Las excepciones las constituyen Francia y España, donde, aunque
existen cursos de formación periódica, no están programados de una manera
sistemática.
El informe de la CIECA del año 2009 distingue 4 tipos de formación
periódica. La formación de recuperación se aplica a los examinadores cuyas
prestaciones no son satisfactorias, por una u otra razón. La formación general es
la que todos los examinadores deben seguir cuando se produce una modificación
normativa de la reglamentación de circulación o de las pruebas de aptitud. La
formación a demanda es la solicitada por los propios examinadores que eligen los
módulos que desean se integren en el programa de formación. Por último, la
reacreditación está destinada a los examinadores que necesitan una formación
complementaria o una reevaluación para una clase de permiso sobre cuya
calificación no han ejercido durante 2 o más años.
En España, el punto 2 del apartado D) del Anexo VIII del Reglamento
General de Conductores se dedica a la formación periódica de los examinadores,
por transposición del Anexo IV de la Directiva 2006/126/CE.
Los examinadores, para conservar su condición deben realizar una
formación periódica mínima, a intervalos regulares de 4 días en total en cada
período de 2 años, a fin de:
-
Mantener y actualizar los conocimientos y capacidades necesarios para la
realización de las pruebas.
Desarrollar nuevas capacidades que resultan esenciales para el ejercicio de
su actividad.
Garantizar una calificación de las pruebas conforme a criterios justos y
uniformes.
Mantener las capacidades prácticas de conducción necesarias.
Esta formación periódica se podrá impartir mediante sesiones informativas,
aulas de formación, enseñanza convencional o mediante soporte informático.
Podrá dirigirse a individuos o a grupos y ser sustituida por la que periódicamente
ha de realizarse con carácter previo a una nueva acreditación de nivel para otras
clases de permisos.
Cuando los examinadores no hayan calificado pruebas para una
determinada clase de permiso durante 2 años se someterán a una reevaluación
adecuada para realizar nuevamente la actividad. Esta reevaluación se producirá,
asimismo, con ocasión de la formación periódica general cada 2 años.
Autor:
Fernando Muñoz Pelaez
Tema 39. Página 9 de 13
OEP 2013
Especialidad: Gestión administrativa del tráfico
Elaborado en 2011
Cuando un examinador esté autorizado para calificar las pruebas para
varias clases de permiso de conducción, la formación periódica para una de ellas
se hará extensiva a las demás, si no ha dejado de calificar las pruebas de alguna
de ellas durante 2 años. En este caso, esa clase quedaría excluida.
Cuando, con ocasión de la supervisión anual de su actividad, se apreciaran
graves deficiencias, los examinadores afectados por las mismas deberán recibir
una formación específica previa a la correspondiente reevaluación.
FORMACIÓN COMPLEMENTARIA
Estrechamente relacionada con la formación periódica, existe una formación
complementaria para poder calificar las pruebas correspondientes a clases de
permisos de conducción que el examinador no posee. Para ser autorizado a
calificar esas pruebas, el examinador deberá recibir la formación y superar las
correspondientes evaluaciones teóricas y prácticas necesarias para obtener el
permiso de que se trate. Tanto la formación como la evaluación y calificación de
las pruebas serán realizadas por la Dirección General de Tráfico.
También en materia de formación periódica el informe de la CIECA hace
una serie de recomendaciones. Parte de la base de que la formación continua es
importante para poner al día las competencias existentes, desarrollar nuevas
competencias en un contexto de la carrera del examinador y estar al corriente de
las modificaciones relativas a las pruebas de aptitud, a la formación y al régimen
general de la seguridad vial. Se debe preguntar regularmente a los examinadores
la clase de formación que creen que necesitan.
La formación periódica deberá consistir a la vez en módulos de formación
predefinidos, para todos los examinadores, y módulos de formación a elección de
los examinadores. Los módulos a elección, en interés de la motivación personal,
deben permitir a los examinadores elegir entre un catálogo de módulos propuestos
por la organización de los exámenes de conducción.
Contrariamente a la evaluación de los aspirantes a examinadores, que debe
ser organizada de forma centralizada, la formación continua o periódica puede ser
confiada a organismos de formación externos.
GARANTÍA DE CALIDAD DE LOS EXAMINADORES
El punto 1 del apartado D) del Anexo VIII del Reglamento General de
Conductores determina que, con el fin de garantizar que los examinadores
mantengan el nivel exigido, además de la formación periódica, se establecerán los
mecanismos de garantía de calidad. Esta garantía comprende:
-
Autor:
La supervisión de su actividad por la Dirección General de Tráfico, con el fin
de que la evaluación de los aspirantes al permiso de conducción se realice
de manera uniforme.
La necesidad de someterse periódicamente a la actualización de sus
conocimientos. Esta exigencia está conectada con la formación periódica.
Un desarrollo profesional permanente.
Fernando Muñoz Pelaez
Tema 39. Página 10 de 13
OEP 2013
Especialidad: Gestión administrativa del tráfico
Elaborado en 2011
-
La revisión periódica de los resultados de las pruebas que hayan evaluado.
La actividad del personal examinador será objeto de supervisión anual,
aplicando esos mecanismos de calidad. Además, una vez cada 5 años, se
realizará una nueva supervisión durante la realización de las pruebas por un
período mínimo acumulativo de, al menos, media jornada. De observarse
incidencias, deberá llevarse a cabo una clarificación de éstas y una posible acción
correctora.
Cuando el examinador esté autorizado para calificar pruebas para la
obtención de varias clases de permiso de conducción, el cumplimiento del
requisito de supervisión para las pruebas de una clase de permiso se hará
extensivo a las demás.
Como en todo lo relacionado con la formación de los examinadores, el
informe de la CIECA formula una serie de recomendaciones sobre el control de
calidad.
Según este informe, las medidas proactivas de control de la calidad
(elección de la persona apropiada para el puesto, formación completa, posibilidad
de hacer carrera profesional, remuneración adecuada, horario de trabajo
aceptable, etc) deben poner el acento sobre el control de la calidad, por ejemplo
por el control estadístico y la observación a bordo del vehículo. No es razonable
que una organización de exámenes imponga estrictas medidas de control a sus
examinadores si su formación inicial, su formación continua y las condiciones
generales de trabajo ni siquiera pueden garantizar un nivel mínimo de calidad.
La supervisión estadística debe comparar los porcentajes de aptos y no
aptos de los examinadores de un mismo centro de examen. Los examinadores
que se aparten de una manera significativa de la media deben ser identificados
para, en su caso, aplicar una formación correctora. Para identificar debidamente
las desviaciones hay que tener en cuenta datos como el sexo de los aspirantes, el
tipo de formación, la escuela en la que se han formado, la hora del examen y las
causas de los suspensos.
La supervisión estadística debe realizarse de forma continua, con informes
periódicos al director del centro de examen, a fin de identificar los porcentajes
anormales de aptos y no aptos y adoptar las medidas necesarias. Esta supervisión
debe efectuarse por un organismo central a nivel regional o nacional. Este
organismo central no debe estar ligado a centros de examen concretos y deberá
estar fuera de la gestión y organización cotidiana de los exámenes.
Las observaciones a bordo de los vehículos deben ser efectuadas por
observadores independientes que hayan seguido una formación específica. Deben
estar organizadas de manera que cada examinador pueda comportarse
normalmente y que el “feed-back” sea considerado como un apoyo más que como
una crítica. Partiendo de que a nadie le gusta ser observado, el observador deberá
esforzarse para facilitar al examinador unas explicaciones completas sobre los
motivos y el procedimiento de la observación a bordo del vehículo, antes de
Autor:
Fernando Muñoz Pelaez
Tema 39. Página 11 de 13
OEP 2013
Especialidad: Gestión administrativa del tráfico
Elaborado en 2011
comenzar la observación, y justificar con detalle la evaluación realizada, oralmente
o por escrito, después de la observación. El “feed-back” establecido deberá ser a
la vez positivo y crítico y el examinador deberá tener la posibilidad de reaccionar
ante las conclusiones extraídas.
Autor:
Fernando Muñoz Pelaez
Tema 39. Página 12 de 13
OEP 2013
Especialidad: Gestión administrativa del tráfico
Elaborado en 2011
ANEXO
Bibliografía:
Reglamento General de Conductores. Real Decreto 818/2009, de 8 de mayo
Training of the Examiner. CIECA. 1998.
The Driving Examiner Standards Project. CIECA. 2009.
Páginas web:
www.dgt.es
www.cieca.be
Autor:
Fernando Muñoz Pelaez
Tema 39. Página 13 de 13
Descargar

TEMA 39 - Dirección General de Tráfico

Medición de destreza y habilidades

Medición de destreza y habilidades

VoleibolEntrenamientosDestrezas físicasDeportes de equipoDeporteHabilidades

PROCEDIMIENTO SEGURO DE TRABAJO I. OBJETIVO :

PROCEDIMIENTO SEGURO DE TRABAJO I. OBJETIVO :

FlujogramaMétodo seguro de trabajoAnálisis previo de riesgosPolíticas de seguridadPRL (Prevención De Riesgos Laborales)Legislación argentina en materia de seguridad e higiene

Serie 0.− Formulación y nomenclatura inorgánica. 0.1.− La tabla periódica. elementos símbolo

Serie 0.− Formulación y nomenclatura inorgánica. 0.1.− La tabla periódica. elementos símbolo

Elementos y compuestos químicosValenciasTabla periódicaHidróxidosIonesCombinaciones binarias oxígeno e hidrógeno