ADAPTACIONES CURRICULARES
Las adaptaciones curriculares deben dar respuesta al menos a tres tipos de
dificultades básicas de los alumnos y las alumnas: las de acceso al currículo,
las de aprendizajes concretos y las de capacidad general.
a) Las de acceso al currículo en realidad no son tales adaptaciones, ya que
su única pretensión es facilitar el acceso físico o comunicacional para la
integración en el sistema educativo, respetando el principio de igualdad de
oportunidades, porque muchas veces la dificultad no reside en lo que el
alumnado tiene que aprender, sino en los medios con los que cuenta el
sistema educativo para poder enseñárselo (otra lengua materna, barreras
arquitectónicas, lenguajes alternativos, etc.).
b) Las de aprendizajes concretos deben facilitar a los alumnos y a las
alumnas el acceso a determinados conocimientos y capacidades concretas,
para subsanar lagunas o problemas producidos durante el proceso de
aprendizaje, como consecuencia de necesidades educativas especiales
temporales o permanentes.
c) Las de capacidad general tienen la misión de poner en situación de
aprendizaje efectivo a aquellos alumnos y aquellas alumnas cuyas
necesidades educativas especiales lo requieren de forma global y
permanente.
Estos dos últimos tipos de adaptaciones requieren la modificación y adecuación
de los métodos de enseñanza, los objetivos, los contenidos, las actividades, la
temporalización, los recursos y la evaluación. Para llevarlas a cabo, el centro
tendrá que:
a) Introducir cambios en los bloques de contenidos, dando prioridad a unos
sobre otros, y reforzando y ampliando unos más que otros.
b) Adaptar el material didáctico y la metodología.
c) Promover actividades diferenciadas y organizar grupos de trabajo flexibles.
d) Variar el ritmo de introducción de los contenidos y la organización y la
secuenciación de estos, si fuera necesario.
Adaptaciones curriculares de centro
I. En la evaluación
1. Establecer criterios de evaluación, contextualizando los expresados en
el currículo junto a los de los alumnos y las alumnas con necesidades
educativas especiales (n.e.e.).
2. Fijar criterios específicos flexibles de promoción para los alumnos y
alumnas con necesidades educativas especiales (n.e.e.).
3. Incluir criterios y procedimientos de evaluación del contexto.
4. Explicitar responsabilidades en cuanto a la detección de las n.e.e. y su
evaluación.
5. Elaborar y adaptar los instrumentos de evaluación teniendo en cuenta
las n.e.e. de los alumnos y las alumnas del centro.
6. Diseñar documentos informativos de evaluación válidos para todo el
alumnado, que vayan más allá de la simple información de calificaciones
a la familia.
II. En la metodología y actividades
1. Establecer criterios comunes para la etapa que faciliten la respuesta
normalizada frente a las n.e.e.
2. Fijar opciones metodológicas de ciclo con el mismo fin.
3. Definir criterios para la elección de métodos, estrategias y actividades de
enseñanza-aprendizaje que faciliten la respuesta normalizada frente a
las n.e.e.
4. Diseñar actividades comunes para todo el centro y para cada una de las
etapas y ciclos.
5. Definir criterios específicos para la adaptación de actividades de
enseñanza-aprendizaje de los diferentes tipos de n.e.e.
III. En los objetivos y contenidos
1. Definir los objetivos generales de etapa y áreas teniendo en cuenta las
n.e.e. de todos los alumnos y todas las alumnas del centro.
2. Introducir objetivos y contenidos específicos para alumnado con n.e.e.
3. Secuenciar estos objetivos y contenidos.
4. Dar prioridad a los objetivos y contenidos, definiendo los mínimos.
Adaptaciones curriculares de aula
I. En los elementos personales
1. Relaciones profesorado-alumnado.
1.1. Conocer el sistema de comunicación de los alumnos y las alumnas
con n.e.e.
1.2. Mantener una actitud positiva hacia ellos.
1.3. Procurar relaciones espontáneas y fluidas, dentro de un buen clima
de clase.
2. Relaciones entre alumnos y alumnas:
2.1. Combinar agrupamientos homogéneos y heterogéneos, actuando
intencionalmente en su constitución.
2.2. Fomentar el trabajo cooperativo y participativo.
3. Relaciones entre el tutor y la tutora y apoyos:
3.1. Establecer responsabilidades.
3.2. Realizar coordinaciones.
3.3. Programar y evaluar conjuntamente.
II. En los elementos materiales
1. Organizar y distribuir espacios y tiempos respetando las n.e.e.
2. Seleccionar los recursos didácticos más adecuados en cada caso.
III. En los elementos funcionales
1. En la evaluación:
1.1. Partir de una evaluación inicial general de cada área y específica
de cada unidad didáctica para la detección de conocimientos
previos.
1.2. Emplear procedimientos e instrumentos variados adaptados a las
n.e.e. de los alumnos y las alumnas.
1.3. Diseñar actividades de enseñanza-aprendizaje que permitan la
evaluación continua.
1.4. Potenciar la autoevaluación y la heteroevaluación.
2. En la metodología y las actividades:
2.1. Emplear estrategias motivadoras cercanas a los intereses del
alumnado.
2.2. Dar prioridad a los métodos que favorezcan la experiencia directa,
la comunicación y la reflexión.
2.3. Dispensar refuerzos positivos variados.
2.4. Diseñar actividades grupales e individuales.
2.5. Desarrollar actividades de libre elección.
2.6. Llevar a cabo actividades diferentes para un mismo contenido, en
diferentes niveles de dificultad.
3. En los objetivos y contenidos.
3.1. Definir y complementar objetivos y contenidos generales y para los
alumnos y las alumnas con n.e.e.
3.2. Dar prioridad a los objetivos y contenidos.
3.3. Establecer los mínimos.
Descargar

ADAPTACIONES CURRICULARES