CONSEJOS PARA DESPERTAR LA AFICIÓN A
LECTURA EN FAMILIA










Que los padres valoren la lectura, prefiriéndola a otras actividades, haciéndole
sitio en la vida familiar de manera natural.
Que vuestros hijos os vean leer, el ejemplo es la mejor animación. Tener siempre
un libro empezado es buen síntoma de amor a la lectura.
Que los padres lean en voz alta a los hijos desde pequeños.
Que los libros estén presentes en la casa como un objeto más de uso común. Que
desde pequeños los hijos los vean cercanos, familiares.
Que exista en la casa un lugar donde ponerse a leer. Un sitio tranquilo,
agradable, con buena iluminación...
Que esté establecido un horario de lectura diario, para facilitar la costumbre de
leer y enseñar a respetar la lectura de los demás con un ambiente de silencio.
Que hablar de libros, sea tema frecuente de conversación con la familia.
Dialogar sobre lo leído, para contagiarse entusiasmos, contrastar opiniones,
cambiar impresiones, comentar lo descubierto...
Que los libros sean un regalo habitual. Regalarse libros en los cumpleaños,
fiestas, etc. y siempre que haya que premiar algo.
Enseñar a los hijos a cuidar los libros y animarles a ir haciendo su propia
biblioteca.
Acudir con los hijos a lugares donde hay libros: librerías, bibliotecas, ferias...
Es buena medida hacerse socios de una biblioteca e ir con ellos a buscar y
devolver libros.


ALGUNOS CONSEJOS A LA HORA DE
ELEGIR UN LIBRO






¿QUÉ ES LO QUE ALEJA A LOS HIJOS DE

LOS LIBROS?










Obligar a leer. Imponer la lectura.
Utilizar la lectura como castigo.
Recordar constantemente lo bueno que es leer: “Para tener una cultura
aceptable hay que leer”, “Cuando seas mayor te alegrarás de haber leído esto”, “Te
conviene leer más”, etc.
Echar en cara que no leen o que leen poco: “Esto te pasa porque no lees”, “Si
leyeras más sacarías mejores notas”.
Imponer unas tareas por haber leído un libro: Hacer una ficha, resumir el
argumento, manifestar tu opinión por escrito, ...
Mandarles leer un libro que no es de su agrado como si fueran los mayores
quienes tienen que elegir por él e imponerles lo que les tiene que gustar.
Relacionar siempre los libros con lo académico: leer para estudiar, leer para
hacer un trabajo, leer para informarse sobre algo.
Exigirles que terminen el libro comenzado.
Empeñarnos en que aprecien los libros antiguos, esos que tienen una
presentación poco atractiva; aunque su contenido sea adecuado es difícil que los
niños lo aprecien si el tipo de papel, la letra.
Proponer la lectura de libros como una actividad sustitutoria de la televisión o
de los cómics. En estos casos, el niño asociará la lectura con algo ingrato, con algo
que le aleja de lo que le gusta; no como algo gratificante y elegido por sí mismo.
Pensar en los gustos del niño que va a leerlo. Preguntarle y escucharle, saber lo
que le gusta.
Conocer su capacidad lectora o nivel lector. Este dato nos orientará sobre
extensión que debe tener el libro (número de páginas), tamaño de letra,
ilustraciones...
Consultar en el colegio –al profesor del niño- es buen medio para acertar en la
elección. Es igualmente bueno consultar en la librería especializada en literatura
infantil o a la bibliotecaria.
No suelen ser fiables las campañas comerciales que realizan las editoriales. No
olvidéis nunca que el objetivo que persigue la editorial es vender. Huid de los
libros que son réplica de un éxito comercial de cine o televisión.
No queráis imponer vuestros gustos o aquellos títulos que vosotros leísteis a su
edad.
Saber lo que hay en el mercado es una buena ayuda para situaros en la realidad
actual del libro.
Elegir cada título, no basta que sea de tal o cual colección. Y elegirlo después de
ojearlo y hojearlo.
No elegirlo solo para la edad que aparece en la contraportada. No siempre son
fiables las orientaciones de edad con las que las editoriales etiquetan los libros.
El precio en sí mismo no es un valor. No siempre el libro más caro o vistoso es el
más adecuado.
Encontrar libros buenos es como encontrar
buenos amigos: hay que buscarlos y
seleccionarlos.
OTRAS ACTIVIDADES CON UN LIBRO PARA
REALIZAR EN FAMILIA









Ir a una biblioteca que tenga sección de Literatura Infantil y pasar allí algún
tiempo.
Hacer al niño socio de alguna biblioteca y acudir con él a buscar libros (en
préstamo) o a leer.
Visitar alguna editorial para ver cómo se hace un libro.
Participar en la actividades de la Feria del Libro y pasear por el recinto ferial.
Visitar una librería. Es recomendable tener una librería en la que nos conozcan y
a la que vayamos con frecuencia.
Salir a comprar libros dedicando tiempo a mirar los que nos interesan.
Celebrar el Día del Libro recorriendo algún stand y comprando algún libro.
Hacer la presentación de los libros que llegan a casa. Cuando un libro viene a
estar en nuestra casa, se le presenta al resto de la familia.
Escribir una carta de felicitación al autor de ese libro que tanto le gustó.
BIBLIOTECA PÚBLICA MUNICIPAL
FRANCISCO GÓMEZ-PORRO
DECÁLOGO DE UNA FAMILIA
COMPROMETIDA EN LA LECTURA
1.
Una familia comprometida en la lectura es aquella que anima a leer incluso
antes de que su hijo sepa leer.
2. Una familia comprometida en la lectura es aquella que cuenta cuentos a sus
hijos, les recita pequeñas rimas, les llena sus oídos de musicalidad.
3. Una familia comprometida en la lectura es aquella que nunca fuerza a leer.
4. Una familia comprometida en la lectura es aquella que selecciona muy bien
los libros de sus hijos (hasta determinada edad) valorando el hecho de que
las buenas ilustraciones ayudan a formar su gusto por el arte.
5. Una familia comprometida en la lectura es aquella que da ejemplo de lectura
a diario.
6. Una familia comprometida en la lectura es la que comparte las lecturas de sus
[email protected] y juntos las comentan.
7. Una familia comprometida en la lectura es aquella que procura conocer los
gustos de sus [email protected] y los respeta en lo posible.
8. Una familia comprometida en la lectura es aquella que acude con los hijos e
hijas a los lugares donde están los libros –librerías y bibliotecas- y les
anima a hacerse socios de alguna biblioteca.
9. Es aquella que fomenta el gusto y cuidado por la biblioteca personal de su
hijo o hija, y que dispone para tal efecto de un espacio apropiado.
10. Una familia comprometida en la lectura considera que la compra de un libro
no es algo excepcional con motivo de una celebración, aunque en estas
ocasiones el libro tiene que estar presente como regalo, sino que lo
considera parte de los gastos de su educación.
COMO HACER HIJOS
LECTORES
Recomendaciones para fomentar la lectura en casa
(Extraído del libro Cómo hacer hijos lectores de
Carmen Lomas Pastor, Madrid, Ed. Palabra, 2002)
Descargar

Consejos para despertar afición a

Diagrama de proceso de operaciones de una fundación

Diagrama de proceso de operaciones de una fundación

DocumentosProveedoresEquipoProductoServiciosComunicaciónRecursos humanosClientes

EXAMEN DE DIRECCIÓN COMERCIAL 3º CC. EMPRESARIALES, URJC Junio 2003

EXAMEN DE DIRECCIÓN COMERCIAL 3º CC. EMPRESARIALES, URJC Junio 2003

ConsumidorMarcasProductosMercado de teatroProceso de informaciónDemanda latenteDimensión del productoMix de comunicación

Vida buena y buena vida

Vida buena y buena vida

RespetoPazFelicidadGustosJerarquía de preferencias

Influencia Social

Influencia Social

PsicosociologíaConformidadColectividadRolesPrejuicioInnovaciónGrupoMétodosCiencias socialesDiscriminaciónActitudesComunidad

Ejercicios de Estadística. Matemáticas 3 BUP

Ejercicios de Estadística. Matemáticas 3 BUP

MedianaDesviación típicaEfectivosPorcentajeDistribuciónMediaHistogramaTablaModaDatosDiagramaFrecuenciasEncuesta

Tarjetas inteligentes

Tarjetas inteligentes

Circuitos integradosSeguridadRAM (Random Access Memory)Memoria EEPROM (Electrically Erasable Programmable Read Only Memory)Criptografía