LOS LIBROS, instrumento y tesoro
La lectura es la llave prodigiosa de la información, de la cultura, del mundo de la ficción, de la fantasía... conseguirla
no es tan sencillo: está al alcance de todos los niños, pero con condiciones.
La lectura mecánica es un objetivo fundamental al que antes o después van a llegar
todos los niñ@s. Su dominio está asegurado por el colegio. La lectura comprensiva,
también. Pero es muy importante que entiendan lo que leer y que les guste la
lectura, y la colaboración de los padres es indispensable para impulsar este
proceso.
Hay una labor familiar de preparación extremadamente importante antes de que los
niños aprendan a leer, y de seguimiento después. Aunque resulta increíble, se
recomienda poner a los niños en contacto con la lectura a partir de un año
aproximadamente. Hablamos de cuentos con grandes imágenes y poco texto, que
se irán complicando y ampliando a medida del “lector”.
Merece la pena “perder” el tiempo con los niños leyéndoles y contándoles historias
porque los efectos pueden ser muy positivos, a corto plazo esta actividad permite:
1. Enriquecer la relación adulto-niñ@. El niñ@ necesita a su padre o madre
para que le lean el cuento pero además para que se lo descubran. En esta
relación mágica, es el adulto el encargado de maravillar a su [email protected] con el
libro y descubrirle el mundo que sorprendente que guarda. Además estos
momentos son muy gratificantes porque están llenos de afectividad.
2. Familiarizar al niñ@ con los textos.
 Acostumbrándole al objeto: al niñ@ le gusta imitar a sus padres y si
crece entre ellos o tiene acceso a ellos querrá manipularlos.
 Mostrándole que existe un registro escrito del lenguaje en el que los
pequeños signos negros significan algo.
 Haciéndole ver la permanencia del lenguaje escrito, aunque varíen
los lectores del cuento, el contenido es siempre el mismo. Cuando
llegue al colegio los libros le parecerán que encierran algo
interesante.
3. Ampliar y organizar el universo del niñ@.
 Conocer el mundo. El niño reconoce los objetos que le son familiares
y descubre otros desconocidos.
 Conocerse a sí mismo. Los cuentos y las historietas le relatan
situaciones que ya ha vivido. De esta forma las reconoce y las
comprende mejor.
 Dominar el entorno real. A través de las imágenes, el niño se hace
con la realidad cotidiana. Los textos le adelantarán, además, futuras
experiencias.
4. Desarrollar las capacidades mentales del niñ@:
 Memoria. Podrá contar el cuento siguiendo las imágenes.
 Lenguaje. A través de la lectura se amplía el vocabulario y se
aprenden frases con estructuras cada vez más complicadas.
 Capacidad de abstracción. Establece la relación entre el objeto real y
su representación.
 Imaginación. A partir de una imagen el niñ@ comienza a construir su
propia representación, a crear una realidad en su mente. Este
proceso de preparación en casa tiene mucho que ver con la
estimulación temprana, porque favorece la disposición del niñ@ en
las mejores circunstancias, facilitando su interés por aprender.
Leer demanda un esfuerzo y es preciso recibir una recompensa. Desde la familia
hay que enseñar a los niños que las recompensas no son siempre materiales, y en
la lectura encontramos muchas recompensas:
 Instruirse y aprender.








“Crecer”.
Pasar un buen rato.
Pensar y reflexionar.
Viajar.
Conocer otras formas de pensar.
Afirmar la personalidad.
Relajar tensiones.
Informarse...
Recordad que los problemas de lectura pueden ser causa de lagunas de
información, aprendizaje lento, pobreza de vocabulario y expresión verbal,
desmotivación y pequeños fracasos escolares en cadena.
Así pues unas cuantas ideas que ayudan en casa:
 Al principio conviene seguir leyéndole los textos, porque su lectura es
dificultosa y lenta y puede acabar cortando la comunicación del lector/a con
la historia.
 No se debe confundir la lectura escolar, que es un ejercicio de progresión
necesario y parte de la tarea a realizar con [email protected] en casa, con la lecturaplacer. En la lectura-placer se puede equivocar, volver atrás en un palabra e
incluso equivocarse en la interpretación. No importa el propio lector/a lo irá
corrigiendo.
 Es importante la cita diaria con la lectura-placer en casa.
 Hay que dejar al niñ@ elegir las lecturas, si deja un cuento puede que no
sea por pereza, sino que no cumple con sus gustos. Es necesario dejar que
encuentre temas interesantes.
 Para elegir las lecturas es necesario conocer sus gustos: animales, héroes,
brujas, dinosaurios..., pues si el lector/a está fascinado con un tema hará
todo el esfuerzo necesario por entender lo que en el libro está escrito.
Convertirse en un lector/a es una actividad que requiere años, que supone un
entrenamiento progresivo y superar etapas sucesivas. En todo el proceso se tienen
que ver acompañados y motivados por sus padres.
(Extraído de un artículo escrito por Isabel García Olasolo.)
Descargar

Lectura, instrumento y tesoro