13 La intervención del estado en la economía:
La política fiscal
Aunque la intervención del estado en la economía no es algo reciente, es un hecho
que esta se ha intensificado de forma notable a lo largo del presente siglo. Los
objetivos finales que persigue suelen ser el progreso económico y social del país, si
bien es frecuente que se concrete en variables tales como el nivel de empleo y el
control de la inflación.
Los instrumentos más importantes que utiliza el sector público para intervenir en la
economía son: los gastos públicos, los impuestos y la reglamentación de la actividad
económica.
13.1 LA INTERVENCION DEL ESTADO Y SUS OBJETIVOS.
A lo largo de la historia, la intensidad de la intervención del Estado en la economía
ha ido variando, alternándose las épocas de liberalismo con otras de una mayor
intervención. Esta situación cambia a partir de la crisis de 1929. En este año se
inicio la Gran Depresión, y en la mayoría de los países occidentales se produjo una
gran recesión, caracterizada por un drástico aumento del desempleo y la quiebra
de un gran numero de empresas.
En muchos países, el miedo a que se produjesen nuevas recesiones llevo a
aumentar de forma apreciable la intervención del estado en la actividad
económica.
En este proceso influyo de manera importante la obra de J.M keynes, Teoría
general de la ocupación, el interés y el dinero. Keynes proponía una actitud activa
por partes de los gobiernos ante las crisis económicas, defendiendo el aumento del
gasto, y en particular del gasto publico, como una forma de combatir las
depresiones económicas. En cualquier caso, las ideas intervenciones han sido
criticadas por los monetarios (Esquema 13.1).
ECONOMIA. ELMENTOS DE MICRO Y MACROECONOMIA.
SI A LA INTERVENCION
NO A LA INTERVENCION
Los keynesianos

Los keynesianos son los
seguidores de las teorías
elaboradas por J.M keynes
(1883-1942).

Rechazan el supuesto de que la
economía tiende libremente al
pleno empleo de los recursos
productivos.

Recomiendan la intervención
del estado mediante las políticas
monetaria y fiscal,
especialmente esta ultima, con
objeto de estabilizar la
economía.
Los monetaristas (*)

Los monetaristas tienen su origen
en la tradición de la universidad de
Chicago (USA) y, en particular, en
la obra de Milton friedman. (1912).

Confían en el libre juego de las
fuerzas del mercado como
instrumento para situar la economía
próxima al pleno empleo.

La intervención del estado se debe
reducir a lo mínimo posible en
esencia, a controlar estrictamente la
cantidad de dinero.
(*) Los monetaristas son los continuadores de las ideas de los economistas clásicos (véase “Nota
sobre el pensamiento económico” del capitulo 12).
13.1.1 Las funciones y los objetivos del sector público.
En la actualidad, corresponden a las entidades vinculadas con el sector público tanto las
funciones básicas en la programación económica como el papel dominante en las
actividades de carácter social. Paralelamente, se ha producido un aumento paulatino de
los poderes atribuidos al sector público para establecer normas de carácter económico.
En muchos países el sector público ha actuado como promotor directo de grandes
empresas industriales y se ha responsabilizado igualmente de la creación de
organizaciones financieras de importancia.
A grandes rasgos, las funciones principales del sector público son las siguientes
(esquema 13.2):

Fiscal

Reguladora

proveedora de bienes y servicios redistributiva

estabilizadora
13.1.2 Objetivos del sector publico
Los gobiernos, con su intervención en la economía, persiguen objetivos últimos
de carácter general, tales como el progreso económico y social del país.
LA INTERVENCION DEL ESTADO EN LA ECONOMIA: LA POLITICA FISCAL
Para conseguir estos objetivos últimos, los gobiernos tratan de conseguir
objetivos económicos que, como vimos en el capitulo 11 al estudiar la política
macroeconómica, se concentran en los puntos siguientes:
. El mayor nivel de empleo posible
. La estabilidad de los precios
. El crecimiento económico
A mas largo plazo, el estado también persigue otros objetivos, como el logro de
una equitativa distribución del ingreso (véase capitulo 12) y el equilibrio de los
intercambios comerciales con el resto del mundo (véase capitulo 16).
13.2. LOS INSTRUMENTOS DEL SECTOR PÚBLICO: LA POLITICA
FISCAL
El gobierno para alcanzar los objetivos que se propone se vale de la política
económica. Esa generalmente se lleva a cabo mediante los instrumentos que
proporcionan la política fiscal y la política monetaria. La política monetaria se
ocupa principalmente de controlar la cantidad de dinero y los tipos de interés.
. Fiscal
Estableciendo y cobrando impuestos.
.Reguladora
Mediante leyes y disposiciones administrativas que afectan la
actividad económica. Así, es frecuente suponer controles de precios
a algunas industrias, regular los monopolios y proteger a los
consumidores en materias relacionadas con la publicidad, la sanidad
o la contaminación.
.Proveedora de bienes
Mediante las empresas publicas, o sea, las empresas propiedad del
estado, este facilita bienes y servicios públicos (defensa, transporte
enseñanza), produce bienes de consumo o producción( automóviles,
agua, energía). Asimismo paga pensiones y otros seguros sociales y
promueve la inversión en zonas deprimidas, etc.
y servicios.
.Redistributiva
. Estabilizadora
Tratando de modificar la distribución de la renta o de la riqueza
entre personas, regiones o colectivos, procurando que resulte mas
igualitaria. Para ello utiliza normas (por ejemplo, leyes de salario
mínimo) y también los ingresos y gastos públicos.
Procurando controlar los grandes agregados económicos, evitando
execesivas fluctuaciones de los mismos y tratando de paliar los
efectos de las caídas de la actividad productiva.
En este capitulo vamos a abordar solo la política fiscal. La política monetaria la
estudiaremos en el capitulo 15.
13.2.1 La política fiscal.
Los programas del gobierno respecto de la compra de bienes y servicios y los gastos de
transferencia, así como también la cantidad y tipo de impuestos, integran la política
fiscal.
Las decisiones del gobierno referentes al gasto público y a los impuestos
constituyen la política fiscal.
. Los ingresos públicos
Los ingresos públicos son los ingresos del estado obtenidos fundamentalmente a través
de los impuestos.
Los impuestos son los ingresos públicos creados por ley y de cumplimiento
obligatorio por parte de los sujetos contemplados en la misma.
Al igual que ocurre con el gasto publico, el gobierno puede actuar sobre la economía
utilizando los impuestos. Si el nivel de actividad económica es relativamente bajo y
existe un volumen considerable de desempleo, el gobierno puede reducir los impuestos
con objeto de impulsar la demanda de consumo. Por el contrario, si la demanda
agregada es superior a la capacidad productiva del país, una estrategia puede consistir
en elevar los impuestos.
13.2.2 El presupuesto del sector público
Los ingresos y los gastos del sector público se integran constituyendo el presupuesto.
. El presupuesto del sector público es una descripción de sus planes de gasto y
financiación; dicho presupuesto suele ir acompañado de cambios en los impuestos.
Las actuaciones que el sector público lleve a cabo en relación con los gastos públicos y
los impuestos se recogen en el presupuesto. El presupuesto del sector público se puede
definir de forma esquemática como sigue:
Presupuesto del
sector público
=
Ingresos públicos - Gastos públicos
LA INTERVENCION DEL ESTADO EN LA ECONOMIA: LA POLITICA FISCAL.
Si los ingresos públicos superan a los gastos públicos habrá un superávit
presupuestario. Por el contrario, un déficit presupuestario tendrá lugar cuando los
ingresos públicos sean menores que los gastos públicos. El presupuesto estará
equilibrado cuando los ingresos públicos sean iguales a los gastos públicos.
Lógicamente, las medidas expansivas (aumento del gasto público o reducción de
impuestos) tenderán a crear déficit en el presupuesto, mientras que las políticas
restrictivas actuaran en sentido contrario (esquema 13.3).
13.3 EL CARÁCTER AUTOMATICO DE LA POLITICA FISCAL
. La visión de la política fiscal como instrumento estabilizador de la actividad
económica puede hacer pensar que esta solo ayuda a controlar la economía si se adoptan
políticas discrecionales.
.
Las políticas fiscales discrecionales son las que exigen tomar medidas
explicitas. Las mas significativas son: 1) los programas de obras publicas y otros
gastos, 2) los proyectos públicos de empleo, 3) los programas de transferencia, y 4)
la alteración de los tipos impositivos.
Aunque las políticas fiscales discrecionales son importantes, el sistema impositivo tiene
efectos automáticos sobre la evolución de la actividad económica, esto es sobre las
depresiones y sobre las expansiones, que conviene analizar.
1. La política fiscal expansiva
↓ Impuestos →↑ Consumo privado
↑ Gasto publico →↑ Demanda agregada
Producción
y empleo ↑
2. La política fiscal restrictiva
↑ Impuestos →↓ Consumo privado
↓Gasto publico→↓demanda agregada
Producción
y empleo↓
(*) En una economía con sector público los componentes de la demanda agregada son: consumo privado,
inversión y gasto público.
ECONOMIA. ELEMENTOS DE MACRO Y MICROECONOMIA.
.Una depresión es un periodo prolongado de baja actividad económica y
elevado desempleo.
13.3.1. Los impuestos como estabilizadores automáticos.
En el mundo real los impuestos suelen variar con el producto nacional. De hecho, es
bastante frecuente que los impuestos sean de naturaleza proporcional, es decir, que
produzcan ingresos que suponen un determinado porcentaje del producto nacional.
Cuando los impuestos son proporcionales, la recaudación se altera de forma
automática, incrementándose a medida que aumenta el producto nacional reducirá la
fuerza de la expansión, y ocurrirá lo contrario si tiene lugar una recesión. Por lo tanto,
los impuestos proporcionales cumplen la misión de estabilizador automático de la
actividad económica.
. Un estabilizador automático es cualquier hecho del sistema económico que
tiende a reducir mecánicamente la fuerza de las recesiones y/o de las
expansiones de la demanda sin que sean necesarias medidas discrecionales de
política económica.
13.3.2 Otros estabilizadores automáticos
Durante las fases de resecion aumenta el desempleo y con el los subsidios a los
desocupados, mientras que en los años de fuerte crecimiento, al reducirse el desempleo,
disminuyen esos pagos, incrementándose paralelamente los fondos que recauda el
estado en forma de cargas sociales, tanto de los trabajadores como de las empresas. De
esta forma, el seguro de desempleo ejerce una presión estabilizadora, contribuyendo a
reducir la demanda cuando esta es excesiva o colaborando en mantener el nivel de
consumo si la actividad económica esta descendiendo.
Otros programas asistenciales, tales como las jubilaciones, también pueden mostrar un
comportamiento anticiclico, actuando por tanto como estabilizadores automáticos.
.Los ciclos económicos son las fluctuaciones de la actividad económica global,
caracterizada por la expansión o la contracción simultanea de la
producción en la mayoría de los sectores (véase capitulo 22).
En cualquier caso, debe señalarse que no todos los estabilizadores automáticos se
originan por la actuación del sector público. Los ahorros de las sociedades anónimas y
de las familias también suelen cumplir una misión estabilizadora. Otro tanto puede
decirse de las sociedades que pagan dividendos estables, aunque sus beneficios varíen a
corto plazo, y también del comportamiento de las familias, al tratar estas de mantener un
nivel de vida dependiente no del ingreso de cada año, sino de un ingreso medio o
permanente.
TEXTO DE APOYO:
Limites de la política fiscal
En el curso de la semana se
Conoció el texto del decreto
que dispone la reducción de
los gastos presupuestados en
un 10 por ciento. Pero en realidad esto no es así literalmente, ya que lo que se lograra
en definitiva esta muy por
debajo de tal coeficiente, y es
factible afirmar que la medid tuvo como propósito
mas un efecto de demostración
que de recorte real del gasto
publico. A lo sumo, permitirá
a la gente de la secretaria de
hacienda conocer un poco mas
profundamente en que se gasta
y convertir algunos ajustes que
hacen poca mella al conjunto
de erogaciones presupuestarias.
Sucede que existen dos
cuestiones de hecho muy
difíciles de modificar en la
coyuntura. La primera de
ellas es el aspecto legal de
la cuestión. Si se modificara
la ley de presupuesto por
decreto para todos los gastos
-jubilaciones, provincias,
transferencias al sector
privado, intereses de la deuda,
etceterarderia Troya y seria
poco menos que de imposible
ejecución. La segunda, que el
gasto presupuestario ha sido ya
comprimido al máximo y solamente puede avanzarse en este
terreno efectuando transformaciones
estructurales de gran magnitud.
.Vuelta de tuerca
So pena de que sean
determinados de oficio
y se involucre en la
tarea de la sindicatura
general de la nación.
El objetivo es predominante de disciplina
presupuestaria y de
control, más que de
reducción. Debe
gastarse mas eficientemente y con objetivos y
metas concretas.
Y es así porque los
técnicos de Hacienda
ya saben a priori que
disminuir el 10 por
ciento los créditos
presupuestarios no
es posible, pero si es
factible <<apretar>>
para que la ejecución
real tenga un recorte
de esa magnitud.
Si se examina un documentó elaborado por
dicha secretaria se observa claramente la rigidez
del gasto.
.De los 39.650 millones
a que asciende el monto
de gastos autorizados
para el presupuesto de la
administración nacional
en 1992, el 54,6 por ciento
de dicha suma proviene de
normas legales no modif.
cables por decreto y que en
todo caso constituyen gasto
<<rígido>>. Aquí se
incluyen fundamentalmente
los pagos de pasividades y
las provincias regladas por
Leyes especiales, FONAVI,
combustibles, etcétera.
En efecto, lo que hacienda
persigue fundamentalmente
es una nueva vuelta de tuerca
para controlar los gastos,
ya que el presupuesto por
programas instrumentado para
1993, ha sido mas que nada un
Otros 3472 millones
ejercicio teórico. Para ello se obliga
a las jurisdicciones a programar
son los intereses de una
todos los gastos hasta fines de año, deuda – 8,8 por ciento del
total- y, por supuesto,
<<intocables>>.
.
. A estas cantidades se le
adicionan 9141 millones
-22,7 por ciento del totalque son los pagos de
personal, transferencias a
universidades nacionales y la
inversión real que se
encuentra en ejecución.
Todos gastos no susceptibles
de ser disminuidos.
. Por ultimo restan 5511
millones – el 13,9 por ciento
del total- sobre los que si se
podría hacer algo, pero que
de ninguna manera
presuponen que se puedan
eliminar en su totalidad. Y
en esta suma se incluyen
todas las compras de bienes y
servicios de la administración
- desde papel hasta tarifas- ,
el personal no permanente desde asesores ministeriales a
personal de limpieza- el
remanente de la raquítica
inversión real, las
trasferencias al sector privado
– incluidas la educación
etcétera- . En síntesis, ahí si
se puede ahorrar el 10 por
ciento y no mucho mas pero
eso serian solo 550 millones,
el 1,3 por cinto del total de
los gastos.
Aunque el papel desempeñado por los estabilizadores automáticos es importante
por si solos no son suficientes para estabilizar, valga la redundancia, la actividad
económica. Los estabilizadores automáticos reducen parte de las fluctuaciones de la
economía, pero no las eliminan completamente.
13.4 LIMITACIONES AL EMPLEO DE POLITICAS FISCALES
DISCRECIONALES
Como se ha señalado, a pesar de la existencia de estabilizadores automáticos, continua
habiendo fluctuaciones en la actividad económica. Vamos a analizar las principales
políticas discrecionales empleadas en la práctica y las limitaciones que presentan. Las
políticas por analizar son:
. Los programas de obras públicas y otros gastos
. Los proyectos públicos de empleo
. Los programas de transferencia
. La alteración de los tipos impositivos
13.4.1 Los programas de obras públicas y otras gastos
Históricamente, los programas de obras públicas han constituido la forma mas frecuente
de enfrentarse con las depresiones. Los proyectos de inversión publica tenían como
objetivo fundamental dar trabajo a los desempleados, pero en muchas ocasiones el
estudio previo era insuficiente y, en otras, estas obras eran de escasa utilidad publica, ya
que se concebían principalmente para crear empleo y no como instrumento de lucha
anticiclica . La evidencia ha demostrado que se necesita mucho tiempo para, por
ejemplo, poner en marcha un hospital o para contribuir una carretera. Así, antes de
iniciar cualquier obra pública es necesario llegar a un consenso político sobre que
proyectos concretos resultan prioritarios. Una vez estudiados cuales son los que se van a
realizar, hay que elaborar anteproyectos que permitían analizar técnicamente la
viabilidad de la inversión. Con posterioridad habría que iniciar una serie de actuaciones
legales tendentes a expropiar y comprar los terrenos, y en la siguiente fase es cuando se
empezarían a construir las nuevas estructuras y carreteras.
La práctica demuestra que, como promedio, desde que se comienza a considerar la
posibilidad de llevar a cabo un proyecto hasta que de hecho se empiezan a gastar
cantidades apreciables en el, en mano de obra y materiales, suele transcurrir un mínimo
de tres años. De esta forma, puede suceder que si tiene lugar una recesión y esta tiene
una duración de año y medio o dos años, y posteriormente va seguida de otros dos años
de reactivación, los proyectos de obras publicas que se pensaron para combatir la
recensión en realidad comienzan a ejercer sus efectos expansivos sobre la demanda
agregada cuando la economía ya ha superado la recensión y esta en la fase de
reactivación, contribuyendo así a acelerarla.
LA INTERVENCION DEL ESTADO EN LA ECONOMIA: LA POLITICA FISCAL
Serv.Econ.
6,60%
Deuda Pub
13,92%
Adm Gub.
8,80%
Def y Seg
6,95%
Serv.Soc.
63,73%
Figura 13.1
Composición del gasto por finalidad y por nivel institucional (para 1998, en %).
Lo anterior no debe entenderse como un ataque a los programas de obras publicas.
Estos son necesarios, ya que para que una economía se desarrolle ha de estar dotada de
infraestructuras suficientes, y estas deben realizarse con cargo a los presupuestos
públicos. Lo que resulta más dudoso es la conveniencia de que los programas de obras
públicas se realicen con objeto de intentar estabilizar la actividad económica de corto
plazo.
13.4.2 Proyectos públicos de empleo
Los proyectos públicos de empleo suelen estar patrocinados por las administraciones
públicas (nacional, provincial y municipal). Su objetivo es contratar trabajadores
desempleados durante periodos cortos. Estos proyectos evitan uno de los principales
inconvenientes de los programas de obras públicas, ya que se pueden comenzar y
abandonar rápidamente.
Las limitaciones a este tipo de acusaciones se pueden resumir diciendo que a menudo
tienen una importancia secundaria y que, además, el cambio de este tipo de puestos de
trabajo a otros de carácter regular es difícil, ya que ocupar uno de estos empleos no
parece que aumente mucho las posibilidades de conseguir después trabajo fijo.
13.4.3 Los programas de transferencias
tal como se ha señalado anteriormente, el seguro de desempleo y las jubilaciones actúan
como estabilizadores automáticos. Además de estos, en algunos países el sector público
establece diversos programas discrecionales de transferencias hacia ciertos sectores
marginados del mercado de trabajo, esto es grupos especialmente afectados por la
desocupación, como los jóvenes o los trabajadores pertenecientes a ciertas industrias en
proceso de reconversión. En estos casos, o bien se establecen subvenciones o
bonificaciones sobre los aportes jubilatorios a pagar por parte de la empresa (caso de los
jóvenes), o se amplia el periodo durante el cual los trabajadores despedidos tienen
derecho a percibir las prestaciones por desempleo, o se arbitran programas de
jubilaciones anticipadas (caso de los trabajadores pertenecientes a industrias en
reconversión). La utilización de estos programas sociales de transferencias con carácter
anticiclico se enfrenta a menudo con dificultades. Ello se debe a que suelen ser una vía
de una sola dirección, pues una vez establecidos resulta difícil reducirlos o eliminarlos,
incluso durante las fases de expansión del ciclo.
13.4.4 alteración de las tasas impositivas
Ante una recesion económica, especialmente si se cree que esta va a ser breve, otra
estrategia posible para tratar de evitar sus efectos consiste en reducir temporalmente las
tasas de algunos impuestos. Así, por ejemplo, si se reducen las tasas del impuesto sobre
el ingreso de las personas físicas, se impedirá que descienda el ingreso disponible y con
ello el consumo. Una de las ventajas de este instrumento de la política anticiclica es que,
cuando las tasas se han modificado, la reducción de los impuestos se difunde de forma
rápida a toda la población, estimulando el gasto.
Sin embargo, la experiencia demuestra que la modificación anticiclica de los impuestos
presenta serios inconvenientes. Con frecuencia, por ejemplo, transcurre un tiempo
excesivamente largo desde que el Ministerio de Economía propone alterar los tipos
impositivos hasta que el congreso lo aprueba. Otra limitación relacionada con el empleo
de los cambios en las tasas impositivas, como política anticiclica, se deriva del hecho de
que si han desaparecido las circunstancias que temporalmente aconsejaban reducir las
tasas, luego resulta difícil e impopular volver a subirlas.
13.5. REFLEXIONES FINALES SOBRE LA POLITICA FISCAL
En vista de lo señalado en relación a las posibilidades y limitaciones de la política
fiscal, no resulta difícil entender que, en la actualidad, esta juegue un papel
relativamente secundario en el contexto de las políticas estabilizadoras. En la mayoría
de los piases es, como veremos en el capitulo siguiente, la política monetaria la que
tiene una mayor protagonismo en este terreno. En el esquema 13.4 se recogen, respecto
de la política fiscal, las dos posturas más características: la clásica, estoes, la que tienen
su origen en los trabajos en la obra de J.M Keynes.
Enfoque clásico (*) o
monetarista
Enfoque keynesiano
Supuestos de partida
.Las economías tienen
.Tal como evidencio la crisis de
mecanismos auto correctores que
eliminan los desajustes y hacen
innecesaria la intervención
estabilizadora estatal.
1929, no existe un mecanismo
automático que haga que la
economía tienda siempre hacia el
pleno empleo de los recursos.
. Las economías tienden a largo .Los precios y los salarios no son
plazo hacia el pleno empleo de
los recursos productivos.
tan flexibles como defendían los
clásicos. Especialmente las
rigideces a la baja de los salarios
dificultan los ajustes.
El papel del sector publico
. Limitar el gasto público en lo
. Ante una recesion motivada por
posible.
una demanda agregada insuficiente,
el sector público debe intervenir
manipulando los gastos y los
impuestos.
. El presupuesto público se debe . El presupuesto se debe equilibrar
mantener equilibrado anualmente. cíclicamente. Durante las
recesiones se puede incurrir en
déficit temporales.
(*) El término <<clásico>>, aunque hace referencia a que su origen se encuentra
en los economistas clásicos, se emplea generalmente en un sentido mas amplio,
abarcando también a aquellos economistas posteriores a los clásicos, pero que en
esencia defienden sus ideas, tales como los monetaristas.
Esquema 13.4. Dos enfoques respecto de la política fiscal.
Desde que punto de vista clásico, la economía tiene mecanismos auto
correctores que eliminan los desajustes y hacen innecesaria la intervención
del sector publico. A corto plazo pueden aparecer fluctuaciones en la
actividad económica, pero a largo plazo la economía tiende hacia el pleno
empleo de los recursos productivos.
Para los economistas clásicos, el gasto público se debería limitar en lo
máximo posible y el presupuesto tendría que mantenerse equilibrado
anualmente.
Para keynes y sus seguidores, tal como puso de manifiesto la crisis de
1992, no existe un mecanismo automático que haga tender la economía
hacia el pleno empleo de los recursos. Además, los precios y los salarios
no son tan flexibles como defendían los clásicos. Especialmente los
salarios son rígidos a la baja, de forma que los ajustes no tienen lugar de
de la manera prevista por los economistas clásicos (véase capitulo 5).
Teniendo en cuenta estas circunstancias, el sector publico debe intervenir
manipulando los gastos y los impuestos. Para combatir las fluctuaciones
se defiende que el presupuesto debe equilibrarse cíclicamente, de tal modo
que durante las recesiones se pueda incurrir en déficit temporales.
13.5.1. El déficit y su financiación
Al margen de las distintas actitudes ante la política fiscal, el hecho es
que a lo largo del presente siglo en la mayoría de los países el sector
público ha incrementado su participación en la actividad económica,
lo que le ha hecho incurrir en cuantiosos déficit. Estos han implicado
unas necesidades crecientes de financiación. Para atender estas necesidades se cuenta con tres procedimientos:
. Impuestos
. Creación de dinero
. Emisión de deuda publica
Aunque los impuestos aparecen como una forma natural de financiar los
gastos públicos, presentan una seria limitación, ya que cuando hay déficit son
insuficientes para atender los gastos. Además, si se esta en una recesion, no se pueden
aumentar los impuestos, pues esta se agravaría.
Un posible procedimiento para tratar de hacer frente al déficit publico consiste en
acudir a al creación de dinero. Ya que el sector publico, a travez de la tesorería y del
banco central, es el responsable de la emisión del dinero. Cabria pensar que basca con
recurrir a este procedimiento para atender las necesidades de financiación del déficit.
Como veremos en el capitulo 15, esto implica poner en practica una política monetaria
expansiva que puede tener efectos contraproducentes sobre la economía. En concreto
supondría, entre otros aspectos, una elevación de las tensiones infraccionarias y la
perdida de valor del dinero (véase capitulo 21).
Una tercera posibilidad para financiar los gastos públicos consiste en emitir deuda
pública, es decir, poner a la venta títulos de renta fija (bonos y obligaciones) por parte
del estado. Esta iniciativa también tiene implicaciones monetarias, dado que los fondos
financieros no son ilimitados y la emisión de deuda pública puede reducir las
posibilidades de financiación de la inversión privada, así como contribuir a elevar las
tasas de interés. Este fenómeno es lo que se ha llamado el efecto desplazamiento de la
actividad económica privada por el sector público.
. El efecto desplazamiento o expulsión es la proposición según la cual el gasto
publico, los déficit presupuestarios o la deuda del estado reducen la cantidad de
inversión de las empresas.
Estas dificultades han motivado que en fechas recientes hayan proliferado los ataques a
las políticas que impliquen una mayor intervención del sector público en la actividad
económica.
Descargar

13 La intervención del estado en la economía:

UNIDAD 12: LA INTERVENCIÓN DEL ESTADO Y LA POLÍTICA FISCAL A

UNIDAD 12: LA INTERVENCIÓN DEL ESTADO Y LA POLÍTICA FISCAL A

Sector públicoMacroeconomíaImpuestosEstadoPolítica económica

INDICE CAPITULO I: VISION Página 1.1 Introducción del producto 1

INDICE CAPITULO I: VISION Página 1.1 Introducción del producto 1

EstrategiaMercadoEmpresa: misión y metasPrecioCosteDistribuciónObjetivosProductoLeyesMercadeoMercadotecniaMarcaComunicaciónMisiónVisión

Ética y la Empresa

Ética y la Empresa

MotivaciónCalidadInterés de los empleados

Política para Amador, Capítulos:

Política para Amador, Capítulos:

ArgumentoFilosofía española contemporáneaAdolescenciaMoralidadLibertad y concienciaReflexiónIdeal moralCostumbresSentido de la vida

Construir Riqueza Curso : Administración General Profesor : Llaque ramos

Construir Riqueza Curso : Administración General Profesor : Llaque ramos

RiquezaPolíticaEconomíaPoder económico

Presupuestos públicos

Presupuestos públicos

GastosEjecuciónEstructura presupuestoControl presupuestarioGestión presupuestariaElaboraciónImpuestos (ingresos)

EL ESTADO DE BIENESTAR

EL ESTADO DE BIENESTAR

Modelos económicosKeynesNeoliberalismoPolítica económicaTendencias mundiales