En Hospital Clínico Universidad de Chile:
MÉDICOS ÍTALO-CHILENOS REALIZAN CIRUGÍA PARA RECUPERAR
VISIÓN GRACÍAS AL INJERTO DE PIEZA DENTAL EN OJO.
Usando el canino del paciente la innovadora cirugía es la primera en América y es la solución para
todos aquellos que tienen ceguera corneal simple.
Santiago, Septiembre 2008.- Un diente extraído del maxilar superior del paciente Raúl Rojas fue
la pieza clave de la técnica de Osteo Odonto Queratoprótesis Modificada (OOKPM) desarrollada en
Italia por el profesor Dr. Giancarlo Falcinelli y que fue realizada por primera vez en América en los
pabellones del Hospital Clínico Universidad de Chile.
La técnica desarrollada por el profesor Falcinelli utiliza una pieza dental del paciente como soporte
que permite instalar la prótesis en el globo ocular con el dispositivo, que le devuelve la visión al ojo
dañado.
Los oftalmólogos del Hospital Clínico Universidad de Chile, Dres. Neil Saldías y Claudio Zúñiga,
viajaron a Italia a principio de este año para capacitarse en este procedimiento. A su regreso
realizaron junto con el equipo oftalmológico italiano, liderado por el Dr. Falcinelli y su hijo Giovanni,
la primera cirugía de este tipo en América al Sr. Raul Rojas (34 años) quien había perdido su visón
en el 2004 producto de un accidente laboral en donde se quemó con el vapor de una gran olla a
presión que explotó.
Este intercambio de técnica médica responde a un proyecto que busca la disminución de la
ceguera por causa corneal en el país a través de la difusión de este procedimiento y la creación en
el futuro de un centro de alta especialización para la reducción de la ceguera en América Latina.
El oftalmólogo del Hospital Clínico de Universidad de Chile, Neil Saldías, explica que “para la
cirugía preparamos una lámina especial en base al diente de Raúl que se utilizó como soporte para
el lente que se colocó. Esta base proveniente del canino del paciente es biocompatible con el ojo y
finalmente se integra al globo ocular”.
De esta manera, se implanta en el ojo una lámina hecha con el diente, que tiene un cilindro óptico
de acrílico en el centro que sustituye la córnea opaca.
El coordinador científico del proyecto OOKPM Valerio Branchi, explicó que el equipo médico
italiano decidió trabajar con los profesionales chilenos del Hospital Clínico Universidad de Chile por
que nuestro país "está maduro para llevarse esta gran responsabilidad. Hemos tenido una
excelente experiencia al trabajar con chilenos. Los resultados han sido excelentes y estamos muy
satisfecho con lo logrado”.
EXITOSOS RESULTADOS
Raúl Rojas muy emocionado explicó “lo más emocionante fue volver a ver el rostro de mi hija que
no veía hace 4 años. Estoy feliz ahora puedo mirar y ver quién habla”.
Su señora, Lorena Barahona, agregó “ahora Raúl puede leer, incluso las letras chicas. Lo mira
todo. Se sorprendió con las hojas de los árboles, las plantas, la calle, los cerros".
Para el Director General del Hospital Clínico Universidad de Chile, Dr. José Amat, “esta cirugía es
el reflejo de lo que es el Hospital de la Universidad de Chile, un establecimiento de salud clínico
dedicado a la docencia, a la atención del enfermo y la transferencia conocimientos”.
¿QUIÉNES PUEDEN ACCEDER A ESTA CIRUGÍA?
Pacientes con daño corneal simple que no pueden recuperar su visión con tratamientos de gotas,
ni trasplante.
“Los pacientes que sufren graves alteraciones en la córnea producto de accidentes con agua
caliente, fuego o ácido, entre otros elementos, no pueden ser tratados con los procedimientos ya
existentes. La única alternativa sería implantar córneas artificiales, las que -como no pueden ser
HOSPITAL CLÍNICO UNIVERSIDAD DE CHILE
DEPARTAMENTO DE COMUNICACIONES CORPORATIVAS
SANTOS DUMONT 999 INDEPENDENCIA, SANTIAGO DE CHILE
FONOS: 978 8753 737 8767 – 09 949 2769 08.8186837 FAX: 777
[email protected]
[email protected]
8759
fijadas o atornilladas- requieren imprescindiblemente de otro tipo de soporte para poder
sustentarla. Es ahí donde aparecen las piezas dentales, estas son muy firmes y duraderas, siendo
además elemento biocompatibles debido a que provienen del mismo paciente por lo que se
asegura un futuro mucho más provisorio”, explica el Dr. Claudio Zuñiga.
Además pueden ser pacientes que tuvieron visión en la etapa temprana de su vida y que deben
tener una retina y un nervio óptico funcional.
HOSPITAL CLÍNICO UNIVERSIDAD DE CHILE
DEPARTAMENTO DE COMUNICACIONES CORPORATIVAS
SANTOS DUMONT 999 INDEPENDENCIA, SANTIAGO DE CHILE
FONOS: 978 8753 737 8767 – 09 949 2769 08.8186837 FAX: 777
[email protected]
[email protected]
8759
Descargar

Comunicado Hospital Clínico Universidad de Chile