Que adiciona los artículos 84 Bis, 84 Ter y 84 Quáter a la Ley Federal de Protección al
Consumidor, a cargo de la diputada María del Carmen Martínez Santillán, del Grupo Parlamentario
del PT
La suscrita, María del Carmen Martínez Santillán, diputada federal integrante del grupo
parlamentario del Partido del Trabajo en la LXII Legislatura del honorable Congreso de la Unión,
con fundamento en lo dispuesto por el artículo 71, fracción II, de la Constitución Política de los
Estados Unidos Mexicanos, así como por los artículos 6, numeral 1, fracción I, 77, numeral 1, y 78
del Reglamento de la Cámara de Diputados, somete a consideración de esta soberanía la
siguiente iniciativa con proyecto de decreto que adiciona los artículos 84 Bis, 84 Ter y 84 Quater de
la ley federal de protección al consumidor, bajo la siguiente
Exposición de Motivos
La protección del consumidor surge como un derecho ante las arbitrariedades y abusos de
productores y distribuidores de bienes y servicios, es por ello que, el espíritu de la Ley Federal de
Protección al Consumidor, es el de:
Promover y proteger los derechos y cultura del consumidor y procurar la equidad, certeza y
seguridad jurídica en las relaciones entre proveedores y consumidores.
Son principios básicos en las relaciones de consumo:
I. La protección de la vida, salud y seguridad del consumidor contra los riesgos provocados por
productos, prácticas en el abastecimiento de productos y servicios considerados peligrosos o
nocivos;
II. La educación y divulgación sobre el consumo adecuado de los productos y servicios, que
garanticen la libertad para escoger y la equidad en las contrataciones;
III. La información adecuada y clara sobre los diferentes productos y servicios, con
especificación correcta de cantidad, características, composición, calidad y precio, así como
sobre los riesgos que representen;
IV. La efectiva prevención y reparación de daños patrimoniales y morales, individuales o
colectivos;
V. El acceso a los órganos administrativos con vistas a la prevención de daños patrimoniales y
morales, individuales o colectivos, garantizando la protección jurídica, económica, administrativa
y técnica a los consumidores;
VI. El otorgamiento de información y de facilidades a los consumidores para la defensa de sus
derechos;
VII. La protección contra la publicidad engañosa y abusiva, métodos comerciales coercitivos y
desleales, así como contra prácticas y cláusulas abusivas o impuestas en el abastecimiento de
productos y servicios.
VIII. La real y efectiva protección al consumidor en las transacciones efectuadas a través del
uso de medios convencionales, electrónicos, ópticos o de cualquier otra tecnología y la
adecuada utilización de los datos aportados;
IX. El respeto a los derechos y obligaciones derivados de las relaciones de consumo y las
1
medidas que garanticen su efectividad y cumplimiento; y
X. La protección de los derechos de la infancia, adultos mayores, personas con discapacidad e
indígenas.
En ese sentido, no se pretende controlar ni afectar el sistema de comercialización, que al igual que
el de producción, es manejado por la iniciativa privada, por la oferta y la demanda, y con la
intervención que le corresponde al Estado, empero sí existe el propósito de modernizar el aparato
distributivo y defender a los consumidores, para que los comerciantes y proveedores de bienes y
servicios cumplan con sus obligaciones y compromisos.
En la era del capitalismo han tenido un nuevo auge las tecnologías de la televisión así como del
internet, las cuales han sido saturadas por la publicidad de bienes y servicios, en las que se
introducen sus beneficios y virtudes, los cuales, en varios casos, son exagerados; por lo que en
ese sentido, se logra que el consumidor tenga una apreciación incorrecta o bien, tenga una
expectativa diversa a la que en realidad tiene el producto o servicio.
En ese contexto, al recibir el producto o servicio, el consumidor verifica realmente su aplicación,
contrastándola con los beneficios que se publicitaron, por lo que, es en este acto en el que el
consumidor podrá valorar si el bien o servicio cumple efectivamente con su utilidad o su
expectativa.
Parece de toda lógica que si una publicidad en televisión, vía pública o radio nos informa sobre los
beneficios y virtudes de tal o cual producto, el consumidor deba confiar en que el bien cumple
efectivamente con dichas características, no obstante en muchos casos el cumplimiento o no del
objetivo del producto dependerá de las condiciones de uso y de quien los usa, por ende no para
todos el producto funcionará de la misma manera.
Por lo que en ese sentido, y conforme a los principios que rigen en la Ley Federal de Protección al
Consumidor, específicamente en su artículo primero, se establece la protección contra la publicidad
engañosa y abusiva, métodos comerciales coercitivos y desleales, así como contra prácticas y
cláusulas abusivas o impuestas en el abastecimiento de productos y servicios.
Por razón de lo anterior, el objetivo de la presente iniciativa radica en incluir la garantía de
satisfacción dentro de la Ley Federal de Protección al Consumidor, con la finalidad de que el
consumidor pueda realizar la devolución del producto o servicio, una vez usado o probado, ello por
no cumplir con las expectativas o especificaciones o cualidades publicitadas por el proveedor.
Asimismo, con la inclusión de la garantía de satisfacción se obligaría a los productores o
proveedores que anuncien sus productos o servicios en radio, televisión o cualquier otro medio
impreso o electrónico, a verificar que el producto o servicio cumpla con las calidades y
especificaciones anunciadas, así como con la expectativa del consumidor.
En ese sentido, la devolución del producto o servicio deberá realizarse dentro de los quince días
siguientes a su compra, para lo cual también deberán regresarse, en buen estado, los elementos
originales del empaque, etiquetas, certificados de garantía y manuales de uso.
Lo anterior se realiza, con la finalidad de que el consumidor tenga la plena garantía de que el
producto o servicio que adquiere, cumple con todos y cada de los requisitos mencionados en la
publicidad así como en la expectativa que tiene del mismo, la suposición centrada que se tenía del
producto o servicio, el cual al ser utilizado es cuando se puede constatar que efectivamente
satisface las necesidades y expectativas del consumidor.
Con ello de igual manera se atiende a que el consumidor no es un simple agente pasivo que
2
espera a que le ofrezcan los productos y servicios, es un sujeto activo con el poder suficiente para
lograr cambios en las ofertas y hasta en las mismas empresas, para que se ajusten a sus
requerimientos y necesidades.
Cada vez se es más consciente que lo importante no es la venta sino la repetición de la misma, lo
importante no es el primer consumo sino su repetición sucesiva. Por eso ello, surgen programas de
fidelización dirigidos a los clientes actuales en búsqueda de mantener su preferencia y lograr las
compras, lo que asegura una continuidad que se pueda lograr con la satisfacción total del
consumidor.
Por las consideraciones antes expuestas, sometemos a su consideración la siguiente iniciativa de
ley con proyecto de decreto, para quedar como sigue:
Artículos
Artículo Único. Se adiciona un artículo 84 Bis, un 84 Ter y un 84 Quater de la Ley Federal de
Protección al Consumidor, para quedar como sigue:
Artículo 84 Bis. La garantía de satisfacción consiste en la devolución del producto o servicio, una
vez usado o probado, ello por no cumplir con las expectativas del consumidor.
Artículo 84 Ter. Los productores o proveedores que anuncien sus productos o servicios en radio,
televisión o cualquier otro medio impreso o electrónico, deberán otorgar al consumidor una
garantía de satisfacción, a efecto de que, pueda comprobar si el producto o servicio cumple con las
calidades y especificaciones anunciadas, así como con la expectativa del consumidor.
Artículo 84 Quater. La devolución del producto o servicio deberá realizarse dentro de los quince
días siguientes a su compra, para lo cual también deberán regresarse, en buen estado, los
elementos originales del empaque, etiquetas, certificados de garantía y manuales de uso.
Transitorios
Primero. El presente decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial
de la Federación.
Segundo. Se derogan todas aquellas disposiciones que se opongan al presente Decreto.
Dado en el Palacio Legislativo de San Lázaro, a los 12 días del mes de marzo de 2013.
Diputada María del Carmen Martínez Santillán (rúbrica)
3
Descargar

Que adiciona los artículos 84 Bis, 84 Ter y 84 Quáter a la Ley