CREACIÓN DEL MINISTERIO
COORDINADOR DE CONOCIMIENTO Y
TALENTO HUMANO
POSESIÓN DE MINISTRO
Quito, 11 de abril de 2011
Queridas compañeras, queridos compañeros:
Uno de los aciertos del gobierno para tratar de
ordenar la destrozada institucionalidad pública
que encontramos, ha sido la creación de los
Ministerios Coordinadores. Son ministerios sin
cartera, con un personal mínimo, pero se
encargan de coordinar a los diferentes
ministerios e instituciones de su respectiva
área.
Esto ha dado buenos resultados, hemos
optimizado recursos, hemos evitado duplicidad
de funciones, hemos logrado algo que era
fundamental para un sector público tan
amorfo, tan difuso como era el ecuatoriano,
que es la coordinación, la articulación, la
visión del área. Todos caminando en la
misma dirección.
Por supuesto, esto no ha querido ser
entendido o no ha podido ser entendido por
1
cierta prensa, por cierta oposición, que lo que
ha dicho es que se infla la burocracia del
Estado ecuatoriano. En realidad esto nos ha
ahorrado burocracia, esto ha optimizado
recursos; de hecho, sería bueno que
SENPLADES o la Secretaría General de la
Administración algún día hagan un estudio de
cuánto dinero se ha ahorrado con esto en el
sector público por mayor eficiencia, mejor
asignación en el uso de recursos.
Hemos tenido hasta ahora siete (esto ha sido
una idea que ha ido evolucionando con el
tiempo y se ha ido consolidando, y cada vez
marchan de mejor manera esos Ministerios
Coordinadores) con el criterio, la visión -y eso
es lo que no entienden ciertos opositores- de
que la Revolución Ciudadana no está
administrando un sistema, lo está
cambiando. En consecuencia, el día a día
desborda a los ministros y el ministerio
coordinador también sirve de respaldo para
aquello, para la gestión de los ministros
sectoriales,
para
proyectos
especiales,
etcétera.
Y esto ha ido evolucionando. Empezamos –me
parece- con cinco Ministerios Coordinadores,
2
eran siete y hoy creamos un octavo, porque
vemos la necesidad de aquello. Por favor, el
que subestime la importancia de la ciencia y la
tecnología caería en un error craso. Tenemos
que apostarle al conocimiento, al talento
humano, a la ciencia y a la tecnología.
Algunos se escandalizan cuando manifiesto
esto, dicen que me he derechizado. Es decir,
pensar en este país, para una izquierda
garrotera es derechizarse. Pero analicen la
historia,
y
verán
que
los
cambios
tecnológicos han tenido mucho más
impacto en el desarrollo de la sociedad
humana que cualquier ideología. Un
descubrimiento técnico puede alterar más los
modos de producción, las relaciones sociales,
que cualquier filósofo de cualquier tendencia.
Vean nomás el desarrollo de la informática en
tiempos recientes, las telecomunicaciones, el
iPad, Steve Jobs… Cuánto más ha hecho Steve
Jobs que algunos filósofos que mantienen y
proclaman ciertas ideologías.
Pero si retrocedemos un poco en la historia de
la humanidad veremos otros ejemplos claros:
el descubrimiento de la agricultura, que
permitió a la sociedad humana ser sedentaria;
3
la Revolución Industrial, cuántos procesos
transformó… Es decir, la ciencia y la
tecnología
pueden
crear
impactos
fundamentales en las relaciones sociales, en
las relaciones productivas y en el nivel de
bienestar de la sociedad. Y sin duda la
sociedad del futuro es la sociedad del
conocimiento, la sociedad del talento humano.
La economía ortodoxa nos decía que el
crecimiento, la capacidad de producción de
una sociedad, en consecuencia del nivel de
bienestar de esa sociedad, dependían de la
cantidad (no calidad, cantidad) de trabajo
humano, cantidad de trabajo físico y cantidad
de recursos naturales o capital ambiental.
La historia del siglo XX se encargó de
pulverizar esos simplismos, demostró que sin
talento humano, sin conocimiento una
sociedad puede destruir el jardín más florido;
y, por el contrario, con talento humano, con
ciencia y tecnología, una sociedad puede
hacer florecer hasta el desierto más árido.
Sin embargo no es suficiente. Ese es el
problema
del
desarrollo,
hay
muchas
condiciones necesarias y ninguna suficiente.
Ahí está el ejemplo trágico de Rusia en los
4
años 90: le sobraba talento humano, le
sobraba ciencia y tecnología, y su PIB
retrocedió treinta por ciento, porque no tenían
un proyecto nacional, y eso es otra cosa
fundamental para el desarrollo.
Con gran talento humano, con el gran
conocimiento, pero todos halando para su
propio interés, la sociedad se inmoviliza. Se
requiere un proyecto nacional, lo que se llama
el capital o acervo social; ese proyecto
nacional que hemos logrado construir en estos
cuatro años, pese al intento de ciertos
sectores que mientras más duro nos den,
mejor. Ahora resulta que por recibir
veinticinco millones de dólares de la ATPDEA
hay que claudicar hasta en la soberanía, hasta
en la dignidad nacional.
Un ex Presidente, de esos por accidente, decía
que soberanía no come el pueblo, sino pan.
Qué vergüenza. Con ese criterio seamos de
nuevo colonia pues, y tendremos bastante
pan, y no tendremos soberanía, dignidad ni
libertad, y vamos a ver si Latinoamérica
aceptará
volver
a
esos
tiempos
tan
oprobiosos.
En todo caso, se requiere de un proyecto
5
nacional, de ese capital social que estamos
construyendo. Pero también se requiere un
cambio cultural: hay culturas que propenden
hacia el desarrollo, pero también hay culturas
que propenden hacia el retraso por ciertos
atavismos. Uno de los atavismos de la cultura
ecuatoriana es siempre echarle la culpa a
terceros, nunca la culpa es nuestra, siempre
de terceros, “somos pobres porque Estados
Unidos es rico”, entonces, no tenemos
nosotros nada que corregir, tienen que
cambiar los terceros, ellos son los malos. Y si
lanzando piedras a la embajada de Estados
Unidos se lograra el desarrollo, avísenme, yo
también voy a lanzar. Lastimosamente no es
así como se logra el desarrollo, sino
reconociendo
nuestras
limitaciones,
un
proceso error-corrección, siendo los más
duros autocríticos de nosotros mismos. El
cambio cultural es fundamental, es lo que se
llama el capital cultural.
Pero ni siquiera eso es suficiente, sino que
también se requieren adecuadas instituciones
que premien el esfuerzo, premien la
excelencia; y eso fue uno de los errores en
que cayó la izquierda en el pasado: no buscar
la igualdad de oportunidades, sino el
6
igualitarismo a ultranza y eso mató cualquier
espíritu de superación, de excelencia, de
esfuerzo, y eso es mortal para una sociedad.
Pero en todo caso, ese talento humano, ese
acervo de ciencia y tecnología es necesario
aunque, como les decía, no es suficiente para
lograr el desarrollo. Y eso lo entendemos bien
en el gobierno nacional, aunque cierta prensa
nos
quiere
tildar
de
populistas,
de
demagogos; y no ha habido gobierno más
académico, más técnico en toda la historia del
país que el gobierno de la Revolución
Ciudadana. Lo decimos con humildad, pero
reconociendo la realidad.
Y a pesar de que hemos hecho un inmenso
esfuerzo para desarrollar ese talento humano,
el presupuesto en ciencia y tecnología se ha
multiplicado por siete en nuestro gobierno;
pero, aún así, estamos en la mitad del mínimo
que recomienda la UNESCO para las
diferentes naciones. Estamos en 0.44%
aproximadamente
del
PIB,
cuando
recomiendan al menos el 1%.
Es uno de los desafíos que tiene todo el
gobierno: al final de nuestro gobierno, 2013,
tener 1, 1.5% del PIB para ciencia y
7
tecnología.
A pesar de todos esos esfuerzos, es mucho lo
que falta. Es un área tan importante que
necesitamos los mejores talentos del país
pensando
permanentemente
en
cómo
desarrollar políticas públicas para ciencia,
tecnología, para talento humano en el sector
público y en el sector privado. Por eso la
creación de este octavo Ministerio Coordinador
de Conocimiento y Talento Humano.
Les decía, hay muchos logros, pero también
muchos desafíos. Logros: en los cuatro años
de gobierno quinientos mil nuevos estudiantes
se han incorporado al sistema de educación
pública, y cerca de setenta escuelas y colegios
privados han tenido que cerrar sus puertas
¿por qué?, porque ya no tienen demanda, la
gente está regresando al sistema de
educación pública, y eso es bueno. Una
sociedad donde la educación es una mercancía
más, donde sólo el que tiene dinero puede
acceder a una educación razonable, está
condenada al fracaso. Por supuesto, la
democratización
no
es
suficiente
(democratización con mediocridad es engaño
social), por eso el desafío ahora. Hemos
8
avanzado
muchísimo
en
términos
cuantitativos: incremento en la tasa de
matrículas, hay más escolaridad, mayor
número de estudiantes en el sistema de
educación pública; pero nos falta mucho por
recorrer. Hemos avanzado, no nos hemos
descuidado, pero tal vez nos falta mejorar la
calidad. Y esa calidad pasa necesariamente
por la calidad de los maestros.
Siempre doy este ejemplo: Sócrates enseñaba
hace tres mil años bajo un árbol; y lo básico:
tener Sócrates. Si además de Sócrates
podemos
tener
escuelas
del
milenio,
laboratorios, bibliotecas, campos deportivos,
etcétera, en buena hora. Pero necesitamos
esos Sócrates para transformar la educación
del país.
Se han dado pasos importantes como la
aprobación de la nueva Ley de Educación que
establece una nueva carrera docente e
incrementa en promedio 70% el sueldo a los
maestros. Pero de aquí a evaluar, evaluar,
evaluar; exigir, exigir, exigir; y generar una
meritocracia en todos los sectores, en todas
las dimensiones de la Patria, pero sobre todo
en el ámbito educativo y para aquellos que
9
tienen la responsabilidad de educar a nuestra
juventud.
Otro desafío pendiente (logro y desafío): se
aprobó en el mes de octubre una ley histórica,
pese a toda la oposición que recibimos de los
mediocres de siempre. Qué difícil que es
luchar contra la mediocridad en este país, por
la misma mediocridad o por la mala fe. En
todo caso, nos atacan con los mismos
argumentos de siempre “que el gobierno
quería apoderarse de la universidad, que se
atentaba contra la autonomía universitaria”,
tergiversando
conceptos:
autonomía
universitaria es que yo no puedo decirle a un
profesor cómo dictar su cátedra, que yo no
puedo llamar a un profesor a decirle “pase de
año a este estudiante” o “deje de año a este
otro”;
pero
pretender
que
autonomía
universitaria es que el país gaste cerca de mil
millones de dólares en universidad y no rindan
cuentas a nadie, que no haya ninguna
articulación con el Plan Nacional de Desarrollo,
que no se puedan exigir estándares de
calidad, es una barbaridad.
Y miren cuán en boga está esto, porque lo
mismo dicen con la consulta popular.
10
Sabemos que el sistema judicial del país es un
desastre,
pero
cuando
se
proponen
soluciones, dicen: “lo que pasa es que el
gobierno quiere apoderarse del sistema
judicial”. Y lo más triste es que ni siquiera
proponen alternativas.
La autonomía judicial es que un juez no pueda
recibir una llamada ni del Presidente ni del
Papa para decirle “culpabiliza a esta persona,
declara inocente a esta otra”, tendrá que
juzgar de acuerdo a las pruebas del caso;
pero no significa que tengamos más de cuatro
mil caducidades de prisión preventiva, más de
seis mil medidas sustitutivas a la prisión
preventiva, dejando libres a peligrosísimos
delincuentes, con la inseguridad creciendo, y
que el Presidente de la República se cruce de
brazos en nombre de una supuesta autonomía
o independencia de poderes, eso es un
absurdo. La marcha del sistema de justicia
como la marcha de cualquier poder del Estado
es responsabilidad de toda la sociedad.
Entonces, la misma mediocridad, la misma
mala fe, la misma tergiversación que hace que
cada paso que se da en este país sea tan
duro, pero lo tenemos que dar, sabíamos que
11
el camino no estaba lleno de rosas.
En todo caso, se logró aprobar esa ley donde
encontramos
grandes
oportunidades
de
mejorar la calidad de la universidad, porque
se
establecen
estrictos
estándares
de
excelencia. Ahora el desafío es aplicarla.
Tenemos que ser autocríticos. Nos hemos
demorado en un punto neurálgico para la
Revolución Ciudadana y para el desarrollo de
este país.
Seis meses después todavía no tenemos el
reglamento de la ley, no podemos demorarnos
tanto. Todavía no están conformados los
Consejos: Consejo de Educación Superior,
Consejo de Acreditación de Universidades.
“Ah, es que el Consejo Nacional Electoral
todavía no hace los concursos”. No podemos
justificarnos en aquello, tenemos que ir
mucho mejor y mucho más rápido para una
verdadera revolución universitaria, que es lo
necesita este país.
Desafíos concretos: tenemos que crear la
Universidad Amazónica para aprovechar el
mayor laboratorio de biodiversidad del mundo,
y en esto nos hemos atrasado. La Universidad
Pedagógica, porque la raíz de la baja calidad
12
de la educación está en la baja calidad de
muchos docentes, que reproducen una mala
formación universitaria, con el respeto que se
merecen todas las universidades, pero con el
mayor respeto que se merece la verdad. Y eso
es lo que no ha entendido nuestra sociedad,
que no podemos ser tolerantes con la
mentira ni con el engaño social. Ustedes
saben el enfrentamiento que tengo con ciertos
medios, a los cuales en defensa de la verdad,
de mi honor, de mi dignidad les he puesto un
juicio. Miren la pobreza de discusión: no
discuten si lo que dijeron es verdad o mentira;
argumentan que ellos no pueden ser
enjuiciados porque el Presidente debe tolerar
todo. No señores, no en nombre de la libertad
de expresión, de la libertad de prensa se
puede mentir. En todo ámbito la tolerancia
con la mentira debe ser cero, al igual que
con la mediocridad, al igual que con la
indolencia, la lentitud, la falta de
patriotismo, etcétera.
Con todo el respeto a las universidades, pero
hay que decir la verdad: las facultades de
pedagogía tal vez son las que peor calidad
tienen, y son las que están llamadas a formar
a nuestros formadores, a nuestros jóvenes. Y
13
gran parte de esto se explica por el
apoderamiento que se efectuó de esa facultad
por parte de un partido que se llamó de
“izquierda revolucionaria” y que ha sido el
mejor aliado de la derecha, lo que ha hecho es
destruir uno de los factores esenciales para el
desarrollo que es la educación, y con eso
destruyeron también a nuestros jóvenes y a
nuestros adolescentes.
Por eso es urgente, como lo manda la nueva
Constitución
y
la
Ley
de
Educación
Plurinacional e Intercultural, la creación de la
Universidad Pedagógica.
También necesitamos llenar ciertos vacíos en
investigación que tenemos. Ecuador no tiene
investigado su mar territorial. Tenemos cinco
veces más mar que territorio continental y no
tenemos un instituto del mar. Tenemos que
empezar sistemáticamente a investigar las
riquezas y potencialidades de nuestro mar
territorial.
Hay desafíos indispensables para el desarrollo
del país que también tendrá que enfrentar
Guillermo
Solórzano,
nuevo
Ministro
Coordinador del área de talento humano.
14
Durante demasiadas décadas vivimos la
torpeza de que el peor elemento tenía que ir
al sector público, y mientras más bajo sea el
sueldo en el sector público mejor, ¿y qué es lo
que pasó? Lo lograron, nos llenamos de
servidores públicos (con las excepciones de
siempre) mediocres. Y esto, en lugar de
ahorrarle plata al Estado nos ha costado
décadas de desarrollo.
En todo caso, si se pagan malos salarios, por
ejemplo, el sector público va a tener los
peores abogados, y con los peores abogados
vamos a perder todos los juicios, y
efectivamente eso es lo que ha pasado, y al
Estado le va a costar mucho más de lo poco
que ahorró, y todavía hay gente que mantiene
esa torpeza, que sataniza pagar salarios
razonables en el sector público.
En todo caso,
muchísimo en
también hemos
tremendamente
corrupta, por la
ya está siendo
tremendamente
refiero a la Ley
creo que hemos avanzado
la carrera administrativa,
aprobado una ley histórica,
manipulada por la prensa
oposición mediocre, pero que
comprendida como una ley
beneficiosa para el país. Me
Orgánica de Servicio Público,
15
donde se genera una verdadera carrera
docente, se dan estímulos por eficiencia,
etcétera; pero nos falta construir todo un
sistema meritocrático, y ese es uno de los
desafíos que va a tener Guillermo, junto con
el Ministerio de Relaciones Laborales: generar
una estricta meritocracia en el sector público
para que entren no los que tienen argolla, no
los que tienen palancas, no los que simpatizan
con tal o cual partido político, sino para que
entren
las
mejores
ecuatorianas
y
ecuatorianos al sector público, porque sin un
sector público de calidad tampoco habrá
desarrollo.
Tienen como desafío no solo generar ciencia y
tecnología, que eso es difícil algunas veces
para un país pobre, pero más importante es
integrar ciencia y tecnología. Singapur,
Taiwán, Corea del Sur es lo que hicieron en un
inicio,
¿verdad?
Expandir
los
avances
científicos y tecnológicos que se daban a nivel
mundial, integrarlos en la población. Por eso
tendrán también que trabajar muy de cerca
con el Ministerio de Telecomunicaciones y
Tecnologías de Información y Comunicación.
Esto también produce cambio cultural: el
16
momento en que un burócrata, que hacía las
cosas a mano, tiene que enfrentarse a un
computador,
eso
también
cambia
la
mentalidad,
además
que
ayuda
en
transparencia, etcétera. Ni qué decirlo, hay
que aplicar estas tecnologías de información y
comunicación a nuestros estudiantes de
educación básica, educación secundaria. Pero
es un cambio cultural no solo en ellos; en los
maestros, que no tienen que quedarse atrás y
tienen
que
aprender
también
esas
tecnologías; en sus familias, sus padres que
tampoco quieren quedarse atrás y se ven
obligados a aprender todos esos nuevos
conocimientos.
Hay un desafío internacional: empujar a nivel
de UNASUR la Secretaría Regional de
Educación Superior, Ciencia y Tecnología.
Ojalá pronto llegue el día, lo hemos propuesto
a nivel de UNASUR, para que sea un
organismo
regional
el
que
acredite
universidades con tolerancia cero a la
mediocridad, y de esa forma el diploma que se
da en Tierra del Fuego, por una universidad
acreditada, sea igualmente reconocido en
Quito, en Brasilia, en Lima, en La Paz, en
Caracas o en Montevideo y viceversa, diploma
17
que sea otorgado en Quito, Guayaquil,
Cuenca,
por
parte
de
universidades
regionalmente
acreditadas,
que
sea
reconocido en toda Sudamérica.
También tenemos el Programa Prometeo:
parte o gran parte de la sabiduría es
reconocer lo que no sabemos, reconocer
nuestras
limitaciones.
Necesitamos
que
vengan como levadura esos sabios que tal vez
ya pasaron su vida productiva en países
extranjeros,
muchos
ecuatorianos
que
pasaron su vida, como Guillermo, en países
extranjeros o que son extranjeros retirados,
pero que todavía tienen una gran capacidad
para generar conocimiento, para investigar.
Qué vengan a trabajar entre ecuatorianos y
nos transmitan esos conocimientos, nos
transmitan esas técnicas científicas, etcétera.
Ya empezó el proyecto Prometeo, y ha tenido
una gran acogida, pero les insisto, siempre se
puede ir mejor y más rápido, y ese es el gran
desafío.
Quiero decirles que para nosotros es tan
importante la ciencia y la tecnología, que la
inversión
extranjera,
la
cual
estamos
promoviendo muchísimo, no nos interesa por
18
la inversión per se. Inversión significa utilizar
ahorro –inversión extranjera- para promover
el desarrollo nacional; siempre con un
proyecto rentable se va a conseguir ese
ahorro, pero lo más importante es la
transferencia tecnológica, y esa es una de
las condiciones que estamos poniendo en
todos los contratos de inversión extranjera.
Los desafíos son muchos. Ya hemos dado el
primer paso, somos conscientes de aquello.
Eso es histórico, nunca en el país se han
discutido estas cosas, nunca un Presidente ha
hablado de estas cosas, nunca se ha
persistido en estas cosas, o se las ha
mencionado en alguna reunión para recibir los
aplausos respetables, pero nunca se ha hecho
nada en concreto. Aquí se está pensando, se
está diciendo y se está actuando.
Y
precisamente,
para
pensar
permanentemente,
parar
actuar
permanentemente
es
este
Ministerio
Coordinador y el respectivo Consejo. O sea,
¿cómo nos estamos organizando a nivel de
Poder Ejecutivo? El Ministro de la Producción
tiene una serie de ministerios e instituciones
bajo su cargo: Agricultura, Industria, Turismo,
19
etcétera; y entre ellos se reúnen y forman el
Consejo de la Producción, y son los que
permanentemente están pensando en las
políticas de incentivo a la producción, empleo
y competitividad en nuestro país. Entonces,
tenemos grupos en las áreas respectivas
pensando
permanentemente,
elaborando
propuestas, políticas públicas, para impulsar
el área pertinente, el área correspondiente.
En el caso del Ministerio Coordinador de
Conocimiento y Talento Humano, tiene bajo su
cargo la Secretaría Nacional de Educación
Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación, el
Ministerio de Educación (que sale de lo social
para ir a este ministerio coordinador), el
Viceministerio de Servicio Público (por lo que
les decía: necesitamos llenar al Estado, al
sector público de los mejores ecuatorianos y
ecuatorianas), el Instituto Ecuatoriano de
Propiedad Intelectual, el Instituto Ecuatoriano
de Crédito Educativo y Becas (y es otro de los
grandes desafíos: cuando iniciamos el
gobierno se daban 20 becas anuales, ya
estamos en 200, este año serán 1.000, y
esperamos entregar el gobierno en 2013 con
3.500 becas anuales; y ya no para cualquier
cosa, sino básicamente para ciencias duras;
20
yo soy un cientista social, pero creo que, con
todo respeto, la sociedad puede vivir sin
sociólogos, sin economistas, sin antropólogos,
pero va a ser más difícil que viva sin médicos,
sin ingenieros, sin físicos…); y todos los
Institutos de Investigación de la Función
Ejecutiva.
Miembros asociados: Ministerio de Industria y
Productividad, –ese es otro desafío: no ciencia
y tecnología para recibir los aplausos a nivel
planetario porque tuvo una buena publicación
en algún journal internacional, sino para el
bienestar
de
nuestra
gente,
para
repercusiones
inmediatas
en
la
competitividad, productividad, generación de
empleo, etcétera; por eso el Ministerio de
Industrias y Productividad como miembro
asociado-; el Ministerio de Telecomunicaciones
y Tecnologías de Información y Comunicación,
por lo que ya hemos visto; y como miembro
invitado permanente –porque es autónomo- el
Instituto de Altos Estudios Nacionales; y ojalá,
cuando estén conformados, el Consejo de
Educación
Superior
y
el
Consejo
de
Acreditación también tengan a sus respectivos
dirigentes como miembros permanentes
invitados.
21
Esto formará el Consejo de Conocimiento y
Talento Humano, que elaborará políticas
públicas, programas, etcétera, para impulsar
el talento humano del Ecuador y el desarrollo
del conocimiento, la ciencia y la tecnología.
Y creo que hemos encontrado uno de los
mejores ecuatorianos para el puesto. Yo a
Guillermo Solórzano ni lo conocía, vi su
currículum, en este gobierno todo es
meritocracia, y conversé con él y se tomó la
decisión. Cuando hablamos de excelencia no
hay mucho por dónde perderse.
Es más, aquí la izquierda nos hizo creer que
democratización de la universidad era que
todo mundo pueda entrar a la universidad y
graduarse en la universidad, vean si pueden
hacer eso en China, país comunista, o lo
podían hacer en la Unión Soviética. Lo que
más privilegiaron esos países fue la
excelencia, como lo hicieron del lado
capitalista también.
Entonces,
universidad
es
sinónimo
de
excelencia, por ahí no hay dónde perderse.
Guillermo es de aquellos ecuatorianos
desconocidos en nuestro país, pero sin
22
embargo uno de los científicos de mayor
renombre a nivel mundial en su área de
experticia. Basta un breve recuento de su
trayectoria académica para tener una idea:
Ingeniero Mecánico de la Universidad Católica
de Lovaina; Ingeniero Metalúrgico y Master en
Ingeniería
Metalúrgica
de
la
Pontificia
Universidad Católica de Rio de Janeiro, Brasil;
PhD (es decir el máximo grado académico… y
probablemente gobiernos anteriores tenían un
PhD en el gabinete, nosotros hemos
mantenido estos cuatro años un promedio de
cuatro-cinco PhD´s en el gabinete), PhD en
Metalurgia de la Universidad McMaster de
Canadá; Postdoctorado en Ciencias de los
Materiales del Instituto Max-Planck de
Stuttgart,
Alemania;
Postdoctorado
en
Ciencias de los Materiales del Massachusetts
Institute of Technology (MIT), Boston, EE.UU.
También es profesor de la Pontificia
Universidad Católica de Rio de Janeiro, de la
Universidad de Stanford y del MIT en EE.UU.,
del Instituto Max-Planck en Alemania, y del
Instituto Nacional Superior de Grenoble en
Francia; con más de 100 artículos publicados
en revistas científicas indexadas, eso significa
calificadas a nivel mundial. Cuidado, no es la
23
revista Vistazo, no es Vanguardia, no es
Gestión; estamos hablando de revistas
reconocidas a nivel mundial, donde se tiene
que ser serio para poder publicar, y son
artículos científicos; y tener más de 100
artículos es realmente muchísima producción
científica académica.
Toda la suerte del mundo Guillermo, tenemos
un enorme desafío por adelante.
Yo he dicho que este año me voy a dedicar
sobre todo a la seguridad ciudadana, a la
transformación de la justicia y a la
transformación del Estado. Generar esa
meritocracia es sacar a los malos elementos,
que los hay. Tenemos un boicot, por ejemplo,
en el Ministerio de Salud. Sepan ustedes cómo
puede haber tanta falta de ética, cómo omitir
esta información tan relevante, cuando
sacaron en primera página la foto de un bebé
en cartón, se olvidaron de decir que el mismo
que puso el bebé en el cartón fue el que tomó
la foto. O sea, más tarde un mal queriente nos
pone un paciente de terapia intensiva en el
Parque del Arbolito, le toma la foto y nos
sacan en primera página “No hay espacio en
los hospitales y lo pusieron en el Parque del
24
Arbolito”, obviando que fue el mismo que lo
puso y que tomó la foto, lo cual significa mala
fe, ¿verdad?
En todo caso, nos vamos a dedicar a esas tres
cosas, pero este es un eje permanente, un
proceso continuo, esto no tiene límite,
siempre se podrá acumular más conocimiento,
generar más ciencia, más tecnología y
aplicarla, sobretodo. Siempre se podrá crecer
en talento humano. El desafío que tenemos es
enorme e ineludible. Sin esto no habrá
desarrollo.
Por eso este octavo Ministerio Coordinador,
Ministerio de Talento Humano y Conocimiento,
por eso un ecuatoriano y un científico de la
calidad de Guillermo Solórzano, se incorpora
hoy al gobierno de la Revolución Ciudadana.
Mucha suerte y todo el apoyo del gobierno
nacional, querido Guillermo.
Muchas gracias, y…
¡Hasta la Victoria Siempre!
25
Rafael Correa Delgado
PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE LA
REPÚBLICA DEL ECUADOR
26
Descargar

2011-04-11-CREACION-MINISTERIO-TALENTO-HUMANO

Influencia del entorno en el ámbito laboral

Influencia del entorno en el ámbito laboral

IntegraciónEvaluaciónMotivación del personalPuesto y relaciones de trabajoAutonomíaFormaciónCalidad de vidaGarantías

INDICE. Pags Introducción. Objetivos.

INDICE. Pags Introducción. Objetivos.

EmpresasPuestos de trabajoMotivación laboralIncentivosDirección y Gestión de PersonalEstrategia empresarialSelección

El criterio; Jaime Balmes

El criterio; Jaime Balmes

ApologéticaElección de carreraJuicioFilósofos españolesFilosofía española contemporánea del siglo XXAtenciónVerdad