LA ECONOMÍA DEL CONOCIMIENTO
EN LOS SISTEMAS DE ORGANIZACIÓN EMPRESARIAL
Jesus Flores
Nakua Technologies
Hoy la ventaja competitiva se logra mediante la inversión de conocimientos nuevos y su generación a partir
de activos intangibles como la investigación. Durante la pasada década hemos podido comprobar como se
acentuaba el concepto Sociedad de la Información, acuñado por las instituciones comunitarias de la Unión,
en el contexto de la propia sociedad europea occidental. Gobiernos, Administraciones y organizaciones
empresariales han sido, entre otros, los primeros en adoptar y adaptarse al nuevo entorno. Hoy, esa
Sociedad de la información está dando paso a la Economía del Conocimiento, conocida coloquialmente
como Nueva Economía. Se analizan conceptos y tendencias de este modelo funcional en las organizaciones
empresariales.
Pero, ¿en qué consiste esta economía del conocimiento?, ¿Se trata acaso de un simple
concepto de moda?, ¿En que medida afecta a las empresas?. Estas y otras preguntas
surgen durante el periodo de transición que empezamos a vivir en este nuevo milenio.
Según los expertos, la economía del conocimiento define un concepto que en la mayoría
de los casos reflejan una transformación en el modo de funcionar de la propia economía.
Es decir, no se trata más que un desplazamiento de la fabricación de objetos a la toma de
decisiones. Es la transición a un mundo en el cual el factor de producción primordial son
los conocimientos.
Dicho de otro modo, es un mundo en el cual la ventaja competitiva sólo se consigue
mediante la inversión de conocimientos nuevos y su generación a partir de activos
intangibles como la investigación, el desarrollo de habilidades, la formación continua y un
creciente dominio de las tecnologías de la información.
Aunque es obvio que el desarrollo de una actividad económica siempre ha necesitado
algún conocimiento del entorno, no cabe duda que este factor, el conocimiento, se ha
convertido hoy en día en una herramienta que hace más competitiva y proporciona un
valor añadido nunca antes visto al tejido empresarial.
Con las crecientes facilidades para reproducir el "saber como", es decir aptitudes y
destrezas adquiridas mediante tecnologías llamadas del conocimiento, los competidores
reducen cada vez con mayor rapidez las distancias y la innovación constante se convierte
en un imperativo ineludible.
http://medstat.med.utah.edu/netbasics/Es evidente pues, que toda empresa debe crear
continuamente nuevos productos o servicios para conservar su competitividad en el
mercado, razón por la cual, los conocimientos necesarios para mantener este ritmo de
innovación se están convirtiendo en la llave del éxito económico.
Un elemento importante y que se viene implantando cada vez más en las organizaciones
empresariales es la gestión del capital intelectual. De allí que empecemos a ver como la
Gestión del conocimiento se está convirtiendo en el paradigma dinamizador de la
estructura de la empresa.
De productos a servicios
Según el informe de la revista Empresa Europa (set-2000), los datos estadísticos
corroboran el convencimiento de que la economía del conocimiento tiene mucho futuro
por delante. En las economías modernas, los sectores que registran un crecimiento más
rápido son aquellos donde los conocimientos -el capital intelectual- tienen un mayor
peso, como los servicios, la educación, la informática y la biotecnología.
Históricamente, la política industrial ha prestado relativa o poca atención a los sectores
basados en los conocimientos, como por ejemplo los servicios, y se ha centrado más en
clientes tradicionales como la industria de transformación a gran escala. El producto final
va a seguir siendo el factor central de la competitividad, pero incluso los empresarios de
este sector están reconociendo progresivamente el peso de los conocimientos en su
actividad.
Algunos incluso empiezan a denominarse "proveedores de servicios" antes que
fabricantes. Cada vez es más difícil determinar si el núcleo de la actividad de una empresa
es la fabricación o los servicios. Empresas como IBM ( http://www.ibm.com/ ), HewlletPackard ( http://www.hp.com/ ), etc, en los últimos años han ampliado su actividad
principal de ser fabricantes de equipos informáticos a ofrecer una gama de servicios que
en la actualidad representan más del 50% de sus ingresos.
En paralelo, otras empresas del entorno informático, como Nakua Technologies (
http://www.nakua.com/ ) relacionadas con productos fabriles de software están
registrando así mismo un crecimiento más rápido de su volumen de negocios en el
ámbito de los servicios que en las operaciones relacionadas con los productos.
Estas empresas alimentadas por el síndrome de la diversificación, vienen ofreciendo
servicios de consultoría, formación, proyectos, integración de soluciones, desarrollos
llave en mano, etc, todo esto ligado a la fabricación o distribución de sus productos. En
otro línea, crean y desarrollan servicios como un buen soporte técnico -y que este sea
local-, outsourcing, help-desk, etc, con tal de fidelizar más a sus clientes.
Cabe pues indicar, que muchas empresas fabriles o de distribución están transformando
su vertiente de negocio en servicios. Un reciente estudio de la OCDE estima que más del
50% del PIB de sus principales países miembros se basa actualmente en el modelo
económico de los servicios.
La expansión de los servicios
Durante mucho tiempo, los servicios se consideraron un aspecto subsidiario o residual
de la economía, cuya existencia económica dependía de otros sectores como la industria
de la transformación. En la actualidad, el sector servicios es la actividad más importante
en la mayoría de las economías de la OCDE.
Según los expertos, los servicios están pasando a convertirse en un pilar de la economía
europea (un 70% de la actividad en 1999). Antiguamente, los empleos en el sector
servicios eran considerados puestos de trabajo poco cualificados y mal remunerados,
pero en la actualidad esto ha cambiado, ya que se exigen cualificaciones que se basan en
el conocimiento continuo, lo que supone en muchos casos una equivalencia superior a la
que se exigía en la industria de la transformación.
Otro factor importante en el crecimiento de los servicios es que las empresas están
descubriendo nuevas formas de comercializar los productos y servicios, con frecuencia a
través de los mercados electrónicos. No solo se crean nuevos mercados - Internet, banda
ancha, TV interactiva-, sino que los mercados tradicionales se están orientando más hacia
los servicios.
En consecuencia, la aparición de mercados virtuales de negocios para casi cualquier tipo
de productos y servicios está generando una expansión del empleo en los servicios, por
lo que se visualiza un panorama de transformación de la industria fabril.
Las instituciones comunitarias vienen adoptando medidas para fomentar el papel de los
servicios en la Unión Europea. Así, la Cumbre Europea de Lisboa (mar-2000) dedicó gran
parte de su agenda a tratar el contexto de los servicios dentro de la economía como parte
de una medida del crecimiento del empleo en Europa.
Las empresas de servicios empresariales representan en muchos aspectos el modelo de
empresa propia de la Nueva economía: comercian en gran parte con productos "basados
en los conocimientos", su actividad se apoya, en muchos casos, en activos intangibles,
en Capital intelectual y están particularmente bien situadas para aprovechar el potencial
de los nuevos mercados electrónicos.
© Jesús Flores, 2000.
Todos los derechos reservados. Puedes redistribuir, reenviar, copiar o citar este documento
siempre que no lo modifiques y no lo uses con fines comerciales.
Debes incluir esta nota, así como el nombre Jesús Flores, el correo
[email protected] y la dirección www.gestiondelconocimiento.com
Gracias.
Descargar

LA ECONOMÍA DEL CONOCIMIENTO

Análisis interno de una empresa

Análisis interno de una empresa

Dirección estratégicaDAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas, Oportunidades)Entorno empresarialEmpresa

Universidad Técnica Federico Santa María Valparaíso

Universidad Técnica Federico Santa María Valparaíso

Evaluación económicaAsignación recursosNegocioEstudio de mercado y técnico

Patrones de conducta no competitiva

Patrones de conducta no competitiva

ConsumidorLiberalismoMarcasProductosPlanificación de VentasPublicidadProductoresRiquezaCompetenciaDesarrollo económicoProteccionismoMarketing

PREGUNTAS CORTAS TEMA 1

PREGUNTAS CORTAS TEMA 1

Concepto actual empresaElementos intangibles y tangiblesExplotaciónFuncionesElementos pasivosSociedadEvolución histórica

Fuentes de ventaja competitiva

Fuentes de ventaja competitiva

Cadena de valorComercio exterior

Situación ambiental en Chile

Situación ambiental en Chile

Análisis organizacionalProblemática medioambientalProtecciónValoraciónEvaluación social de proyectosConsevaciónContaminaciónImpacto ambientalDesarrollo sostenible, sustentableRecursos naturalesMedio ambienteMétodos

Cadena de valor y la Ventaja competitiva

Cadena de valor y la Ventaja competitiva

Sistema de valorCosto relativo de las empresas