Los Movimientos eclesiales y la fantasía de la caridad
El Regnum Christi
P. Pedro Barrajón, L.C.
Bogotá, 9-12 de marzo 2006
1. Breve presentación del Movimiento de apostolado Regnum Christi
2. Cómo vive el Regnum Christi la fantasía de la caridad
A. El Espíritu Santo y la fantasía de la caridad
B. La primera fantasía de la caridad es la caridad misma
C. La fantasía de la caridad manifestada en los apostolados del
Regnum Christi
Buenos días a todos, es para mí un honor representar al Movimiento
Regnum Christi en esta reunión de Movimientos eclesiales en preparación de la
próxima reunión del CELAM. En primer lugar quisiera hacer una brevísima
presentación del Movimiento Regnum Christi. En un segundo momento
consideraré cómo en el Movimiento Regnum Christi se trata de vivir lo que Juan
Pablo II llamó en la Novo Millennio Inneunte la imaginación de la caridad (n. 50).
I) El Movimiento Regnum Christi: identidad, historia, espiritualidad
1.1. Identidad
Este Movimiento apostólico está íntimamente vinculado a una
Congregación religiosa de derecho pontificio, la Legión de Cristo, fundada en 1941
por el P. Marcial Maciel en la ciudad de México. De hecho esta unión estrecha de
sacerdotes, religiosos y laicos es una de las peculiaridades y, hasta cierto punto,
una novedad que presenta este Movimiento apostólico. La misión del Regnum
Christi es la de extender el Reino de Cristo en la sociedad, según las exigencias
de la justicia y de la caridad cristianas, en estrecha colaboración con los Pastores,
según los programas pastorales de cada diócesis y siguiendo siempre las
directrices del Santo Padre.
Este Movimiento, aunque de vocación universal, tuvo sus orígenes en
América Latina, más concretamente en México. Se puede decir que es una de las
aportaciones de la Iglesia latinoamericana a la Iglesia universal. El Movimiento
Regnum Christi está compuesto por laicos, hombres y mujeres, diáconos y
sacerdotes que, a través de la acción apostólica personal y organizada, y en
comunión con el Santo Padre y los Obispos locales, difunden el mensaje de
Jesucristo en el mundo según la doctrina de la Iglesia católica. En fecha reciente
(25 de noviembre de 2005) Juan Pablo II aprobó oficialmente sus Estatutos.
Actualmente alrededor de 60.000 laicos adhieren al Regnum Christi en todo el
mundo.
El mismo nombre de Regnum Christi indica la naturaleza y finalidad del
mismo que es la búsqueda de la instauración del Reino de Jesucristo, reino de
justicia y de amor, entre los hombres y en la sociedad por medio de la santificación
de sus miembros en el estado y condición de vida que Dios los ha llamado y por la
acción apostólica personal y organizada, conforme a su propia metodología de
trabajo. El Regnum Christi busca que el Reino de Nuestro Señor Jesucristo sea
presente en este mundo, en el alma y conciencia de los hombres y en el tejido de
la vida social, familiar, profesional y cultural. Para hacer su finalidad una realidad
sabe que el mejor modo es vivir con todas sus consecuencias el mandato nuevo
de amor del Señor de amarse mutuamente como Él nos ha amado (Jn 13, 34).
“Extender el Reino de Cristo significa conocer con profundidad el amor de
Dios, explicación última de la redención operada por Cristo; vivir la caridad
auténtica predicada y exigida por Cristo y dar a conocer el amor misericordioso de
Dios a todos los hombres, a través de la predicación incansable del evangelio,
para lograr la conversión de los corazones, la práctica de la caridad cristiana y la
construcción de una civilización de justicia y amor cristianos”1.
1.2. Historia
En los primeros años la historia del Movimiento Regnum Christi se confunde
con la de la Legión de Cristo, dado que el Movimiento apareció primero en su
rama sacerdotal y, una vez que ésta ya estuvo constituida, en su rama laical. La
inspiración inicial se remonta al mes de junio de 1936 cuando el fundador iniciaba
sus estudios en un seminario clandestino de la ciudad de México. Primero se
fundó en su rama sacerdotal (3 de enero de 1941) y posteriormente, una vez
consolidada, se inician la rama de laicos que comienzan a desplegar a partir de los
años setenta una serie de actividades apostólicas que se centran prioritariamente
en la difusión de la fe, la evangelización, la ayuda caritativa a los más
desfavorecidos, los medios de comunicación social, el ámbito familiar y
profesional, la educación cristiana de la juventud.
1.3 Espiritualidad
La espiritualidad del Regnum Christi es profundamente cristocéntrica,
arraigada en el deseo de cada miembro de conocer, amar e imitar a Jesucristo;
fundada en un amor apasionado a la Iglesia, en una sincera y cordial adhesión al
Santo Padre, como Vicario de Jesucristo en la tierra y a los Pastores en comunión
con él. El deseo de servir a la Iglesia se manifiesta en un ardiente celo apostólico
1
JESÚS COLINA, Mi vida es Cristo. Entrevista a Marcial Maciel, L.C., fundador de los Legionarios de
Cristo y del Movimiento Regnum Christi, Ed. Logos, México, D.F., 2003, pp. 77-78.
2
por la salvación de los hombres, en un sincero deseo de vivir la caridad evangélica
como Cristo la vivió y la primitiva comunidad cristiana y en un amor filial a la
Santísima Virgen María, Madre de la Iglesia.
II) Cómo se vive en el Regnum Christi la “fantasía de la caridad”
A. El Espíritu Santo y la fantasía de la caridad
B. La primera fantasía de la caridad es la caridad misma
C. La fantasía de la caridad manifestada en las obras de apostolado
del Regnum Christi
A. El Espíritu Santo y la fantasía de la caridad
El Espíritu Santo es quien suscita en la Iglesia las diversas formas de
actuación de la caridad, llegando incluso a crear una cierta impresión de desorden:
“Donde irrumpe el Espíritu Santo siempre desordena los proyectos de los
hombres”1. Es Él quien posee una fecundidad inagotable en las manifestaciones
de la caridad. Todo auténtico carisma en la Iglesia debe renovar, de un modo
peculiar, aquello que es esencial al cristianismo, el amor.
Es este mismo Espíritu el que renueva constantemente la Iglesia con su
acción incesante, suscitando en el corazón de los discípulos del Señor la alegría y
la exigencia de la caridad. El es quien invita a vivir la caridad en sus múltiples
formas, quien impulsa a llegar hasta las últimas consecuencias del testimonio,
incluyendo el martirio. Es el Espíritu Santo quien guía a la Iglesia a la verdad
completa (Jn 16, 13) y la renueva en la fidelidad creativa al Evangelio. Y
precisamente porque el Espíritu Santo es sorprendente y siempre nuevo por lo
que las diversas formas de vivir el Evangelio y de modo más específico la caridad
son siempre sorprendentes, llenas de esa fantasía propia del amor.
B. La primera fantasía de la caridad es la caridad misma
En los movimientos eclesiales se descubre la dimensión carismática de la
Iglesia, puesta de relieve en la constitución dogmática sobre la Iglesia Lumen
Gentium3. Parte esencial de toda renovación de la Iglesia, sea carismática o
institucional, es volver a la esencia de la vida cristiana, al mandamiento nuevo que
Jesucristo dejó a los suyos en la última cena y cuyo cumplimiento sería el signo
distintivo del auténtico discípulo: “amaos los unos a los otros como yo os he
1 JOSEPH
RATZINGER, Convocados en el camino de la fe, Cristiandad, Madrid, 2005, p. 182.
Citamos el texto según la traducción de la agencia ZENIT (www.zenit.org) 5 de junio del
2005, edición española.
3
N. 12.
3
amado” (Jn 13, 34). “Ser cristiano significa esencialmente pasar del ser para sí
mismo al ser para los demás”4.
El Regnum Christi quiere tomar en serio el mandamiento nuevo del Señor
como expresión de la voluntad del Maestro y como camino seguro para llegar a la
vida eterna y construir la civilización de la justicia y del amor. Amar al hermano,
hablar bien de él, apoyarlo en todo lo posible, crearle un ambiente de acogida y
estima, encomendar a Dios sus necesidades, sacrificarse, si fuera necesario, por
él, darle gusto en todo aquello que es bueno, son detalles de una caridad práctica,
universal, delicada, ingeniosa y sacrificada que debe caracterizar al discípulo de
Jesucristo. Quien está animado por el espíritu de caridad cristiana saber perdonar
las ofensas recibidas, fomenta en su alma la bondad de corazón, trata siempre de
pensar y hablar bien de los demás, aprende a sobrellevar las cargas del prójimo,
silencia los defectos y errores ajenos, pondera por el contrario todo lo bueno que
ve en sus hermanos.
La Iglesia no puede dejar de escuchar este mandamiento de Jesucristo y
por ello organiza la actividad caritativa en el servicio de los demás como elemento
intrínseco y necesario a su misión6. A esta vivencia profunda de la caridad, a nivel
individual y a nivel colectivo, es conducida la Iglesia por el Espíritu Santo. Él es la
fuerza interior que penetra en el corazón de la Iglesia y lo pone en sintonía con el
corazón de Jesucristo. Él conduce a los cristianos a amar sus semejantes como
Jesucristo nos ha amado. Precisamente en esto consiste el mandamiento nuevo
del Señor: en amar como Él nos ha amado 7. Por ello el corazón mismo de la
fantasía de la caridad es la caridad misma como Jesús la ha predicado. Y el
Regnum Christi considera que la práctica de la caridad cristiana, del mandamiento
nuevo del amor, es la quintaesencia de su propio carisma.
C. La fantasía de la caridad manifestada en las obras de apostolado
del Regnum Christi
Esta caridad se manifiesta también de modo eminente en el esfuerzo por
dar al hermano lo mejor que se tiene: la fe y el amor a Jesucristo; y por ayudarlo
en sus necesidades materiales. De aquí todas las diversas iniciativas de acción
social, de voluntariado, de ayuda caritativa, de servicios a los más pobres que los
miembros del Regnum Christi están llamados a ofrecer y a crear. Podemos
4
JOSEPH RATZINGER, Introducción al cristianismo, Ed. Sígueme, Salamanca, 1969, p. 218.
Ibidem: “El servicio de la caridad es para la Iglesia no sólo una forma de actividad
benéfica, que se podría dejar hacer a otros, sino que pertenece a su esencia; es en ella
misma una espresión esencial irrenunciable”.
6
Cf. Deus Caritas est, n. 19: ”El Espíritu es también una fuerza que transforma el corazón
de la comunidad eclesial para que ella sea en el mundo testigo del amor del Padre que
quiere hacer de la humanidad en su Hijo una sola familia”.
7
4
distinguir siete grandes áreas de acción apostólica en los que el Regnum Christi
trata de manifestar la fantasía de la caridad: la difusión de la fe católica, la
evangelización, especialmente de los pueblos indígenas, la educación de la
juventud, la promoción social de los más desfavorecidos, el apoyo a la familia y la
promoción de la dignidad de la mujer, el apoyo a los sacerdotes diocesanos, la
cultura y los medios de comunicación social.
1. La difusión de la fe católica
Unas de las prioridades del apostolado del Regnum Christi es la difusión de
la fe católica para colaborar así en el vasto plan de la nueva evangelización
promovido por los Sumos Pontífices, de modo especial Juan Pablo II. Dentro de
esta área se han puesto en marcha numerosas obras de apostolado, entre las que
destacamos las siguientes:
La Escuela de la Fe, un Instituto Pontificio de Pastoral Catequética,
aprobado por la Congregación del Clero en el año 1979, cuyo fin es el de apoyar
el trabajo de los obispos y de los agentes de pastoral de las iglesias locales
formando catequistas y educadores en la fe católica en general. La Escuela,
extendida por varios países de América Latina, ofrece cursos de pastoral y
catequética, valores humanos y ciencias religiosas. El Institute for Evangelization
cubre en el área geográfica de los Estados Unidos fines semejantes a los de la
Escuela de la Fe.
Para la difusión en profundidad de la fe católica, sobre todo en zonas en
donde los sacerdotes son más escasos y a fin de que colaboren con ellos, se ha
creado los Evangelizadores de Tiempo Completo, que ayudan a los obispos,
párrocos y agentes de pastoral en la tarea de la evangelización. Los
evangelizadores reciben un salario mensual que les permite vivir con decoro, a
ellos y a sus familias, de modo que se puedan dedicar por completo a las obras de
la evangelización y a la promoción humana integral de las personas con quienes
trabajan..
La difusión de la fe también se lleva a cabo a través de los Centros de
Oración, Reflexión y Estudio, en donde se ofrece a los seglares, niños, jóvenes y
adultos un espacio para su formación personal en la fe católica.
La colección de libros de religión para niños El Tesoro de mi fe católica
utiliza los mejores medios pedagógicos para hacer accesible a los niños una
formación religiosa adecuada a su edad. Esta colección, accesible también por
Internet, es acompañada de numerosos subsidios como vídeos, canciones, guías
para los maestros, folletos litúrgicos, etc.
2. La evangelización, especialmente de los pueblos indígenas
El Regnum Christi se preocupa de evangelizar y ofrecer a los pueblos
indígenas una particular atención pastoral. En colaboración con los Legionarios de
5
Cristo y sacerdotes de la Prelatura de Chetumal-Cancún lleva a cabo una amplia
labor misionera con las poblaciones mayas en un extenso territorio (cerca de
52.000 kilómetros cuadrados). Además de numerosas escuelas, centro familiares
y dispensarios, los misioneros, ayudados por los miembros del Regnum Christi,
han construido unas 230 nuevas iglesias para atender a las necesidades
espirituales de esta población.
Con el fin de colaborar con los obispos y sacerdotes católicos en la tarea
evangelizadora, los miembros del Regnum Christi han puesto en marcha las
asociaciones Juventud y Familia Misionera en la que se invita a los jóvenes y a las
familias enteras a participar en la evangelización de indígenas, para compartir con
ellas su fe católica y sus bienes materiales. Cientos de miles de jóvenes y familias
han participado en este proyecto que extiende a diversos países de América del
Norte, Central y del Sur, así como de Europa, Asia y África.
Para ayudar a los indígenas de la zonas más pobres se ha creado un
programa de asistencia a las poblaciones emarginadas mediante la concesión de
pequeños préstamos a mujeres a intereses muy bajos. El programa pretende
favorecer la promoción integral de estas poblaciones, reduciendo la pobreza,
estimulando el ahorro y las actividades productivas.
La asociación Educadores Integrales, compuesta por laicos católicos que
quieren dar parte de su tiempo al servicio de los demás, ofrece programas de
alfabetización y de cultura a numerosas comunidades rurales en América Central.
3. Educación de la juventud
Con el lema de “Enseñar, educar y formar”, que quiere expresar la
formación integral de la persona según la visión cristiana del hombre y del mundo,
el Regnum Christi, manifestó desde los primeros pasos de su existencia una
vocación eminentemente educadora que con el paso del tiempo se concretizó con
la apertura de escuelas de nivel primario, secundario y superior, así como centros
universitarios.
Una particularidad de estos centros es el programa de participación social
por el que se pretende inculcar en cada alumno un profundo sentido de
responsabilidad social, según los principios de la doctrina social de la Iglesia,
sensibilizándolos desde pequeños para comprender los ingentes problemas
sociales. El programa contempla un amplio radio de acción concreta en
parroquias, asilos, hospitales, centros de asistencia a niños, orfanatorios,
comunidades pobres, etc. en las que se ofrecen actividades varias como
catequesis, construcción o reconstrucción de inmuebles, actividades recreativas,
de formación intelectual y humana, protección del ambiente, campañas de ayuda
económica, etc.
Merece una especial mención la cadena de colegios Mano Amiga, que
ofrece gratuitamente educación a niños pobres en zonas marginales, y cuya
6
financiación económica corre al cargo de los otros colegios del Regnum Christi.
Actualmente existen colegios Mano Amiga en diversas ciudades de América
Latina y de Europa.
Los Centros de Asistencia Pedagógica prestan servicios pedagógicos a las
instituciones académicas de un determinado país, asegurando de este modo la
calidad educativa, la formación permanente del profesorado y el rendimiento
efectivo de los centros educativos. Por su parte el Centro de Investigación de
Informática Educativa pone al servicio de la educación integral los elementos
positivos que se pueden encontrar en los nuevos medios informáticos.
Además de la formación impartida en los colegios, los miembros del
Regnum Christi realizan su labor educativa y evangelizadora con los jóvenes a
través de numerosas actividades extracurriculares (convivencias, ejercicios
espirituales, campings, cursillos de verano, convenciones internacionales, etc.) y a
través de la asociación Juventud en favor de los valores que fomenta los
verdaderos valores humanos y cristianos entre los jóvenes. Esta asociación lleva a
cabo sus actividades en clubs para niños y adolescentes, centros de asistencia
social, centros juveniles de formación, organizaciones de voluntariado, etc.
Para favorecer la formación de los jóvenes a la virtud de la castidad,
entendida como un estilo de vida, que implica la asunción de aquellos valores
humanos y cristianos que preparan a vivir un matrimonio fiel, harmonioso y
estable, se ha creado en Estados Unidos la asociación Challenge Task Force on
Chastity, que ofrece también cursos a los padres y educadores para que puedan
enseñar y motivar a los jóvenes a vivir con alegría esta virtud. Esta asociación está
comenzando a desarrollarse también en otros países.
4. Promoción social
El Regnum Christi está convencido de que el mensaje evangélico lleva en sí
mismo una semilla transformadora de la sociedad que conduce a la promoción
integral de cada ser humano. Por ello, movida por el auténtico espíritu de caridad
evangélica, ha constituido numerosas obras al servicio de los más necesitados.
Entre otras, cabe mencionar los diversos Centros Integral de Desarrollo
Comunitario (SIDECO), urbanizaciones que surgieron en diversos países como
respuestas a catástrofes naturales, puestas a disposición de personas que
quedaron sin vivienda.
La organización Helping Hand Medical Mission, promueve la creación de
hospitales y la asistencias médica voluntaria del personal sanitario de los países
desarrollados a otros países más necesitados.
Para la ayuda concreta e inmediata a los más pobres de la sociedad, la
organización Progreso ofrece alimentos, libros, medicinas y material de
construcción. A través de este programa millares de familias en diversos países
7
del mundo pueden recibir constantemente una ayuda sustancial para su
supervivencia.
La asociación Volunteers in Action busca jóvenes sensibles que quieren
ofrecer voluntariamente parte de su tiempo y de sus habilidades al servicio de los
demás, especialmente de los más pobres, de los indígenas y de los emarginados.
Otras asociaciones como La caridad de Cristo nos urge promueven la ayuda a
niños y a ancianos abandonados, mediante la compra de bonos que pueden ser
intercambiados por alimentos. Para los niños abandonados en la calle se ha
creado la obra Nuestros Niños, que, además de ayuda material, ofrece a los niños
formación básica, cursos de catequesis y acogida humana.
Para los refugiados e inmigrados, la organización Amigos Refugiados ha
podido ofrecer ayuda a refugiados en diversos países. Su fin es proveer a los
refugiados e inmigrados de protección humanitaria y de centros de acogida.
5. Familia y Mujer
Dada la importancia del núcleo familiar para la sociedad y para la Iglesia
misma como “iglesia doméstica”, que transmite la vida y los valores humanos y
cristianos, el Regnum Christi dedica una parte importante de su acción apostólica
al apostolado con las familias, dentro de la cual la mujer ocupa un puesto de
relevancia, con frecuencia olvidado o desvirtuado.
En los Centros Familiares, que reciben nombres diversos según el país
donde operen (FAME, Familia Mexicana en México; D.I.F.; Desarrollo Integral de
la Familia en España y Francia; Family Life in America, etc.), se proporciona
formación integral y asistencia espiritual a todos los miembros de la familia. Con
el mismo espíritu de apoyo a la familia, los Legionarios de Cristo, con la ayuda de
miembros laicos del Regnum Christi asumen la dirección varios centros de la
sección mexicana del Instituto Juan Pablo II para el Matrimonio y la Familia. Los
programas FAMILIA y Escuela de Padres ofrecen formación cristiana y humana a
los padres de familia para ayudarles a vivir mejor su fe y su vocación específica
como esposos y padres.
Para la promoción de los valores y derechos de la mujer, el Regnum Christi
ha creado varias obras de apostolado, como Pro Superación Personal, dirigida
especialmente a las mujeres de los obreros en los países en desarrollo, con el fin
de proporcionarles los medios para que puedan crecer integralmente en su
formación tanto humana como cristiana. Las actividades son dirigidas por las
esposas de los empresarios y ejecutivos, que reciben para ello una específica
preparación.
Otra obra apostólica en favor de la mujer, surgida en Estados Unidos, es
Women and Work, que busca alentar a las mujeres que realizan un trabajo
profesional fuera de su hogar para que integren esta actividad con la que deben
realizar en la casa con la convicción de que el genio femenino está llamado a la
8
humanización del mundo del trabajo. Una organización semejante, dirigida
especialmente a favorecer la búsqueda de la propia identidad, especialmente para
las mujeres jóvenes, es Mujer Joven, que desarrolla sus actividades en América
Latina, al igual que la asociación Formación Integral de la Mujer, que, con
parecidos objetivos, centra sus actividades específicas en temas formativos,
relativos al mundo femenino.
6. Sacerdotes
Los laicos del Regnum Christi procuran con su oración y, en la medida
posible, con su acción, ayudar a los sacerdotes a realizar su labor específica
dentro de la Iglesia. La Fundación San Pedro ofrece una ayuda material a los
obispos y su presbiterio, atendiendo especialmente a las necesidades más
imperiosas de los sacerdotes ancianos y enfermos y prestando servicios
profesionales de tipo jurídico, médico, administrativo e informático a los sacerdotes
que lo necesiten. Los Círculos de Acción Vocacional reúnen a laicos que
favorecen la búsqueda vocaciones sacerdotales en colaboración con los
responsables de la pastoral vocacional.
7. La cultura y los medios de comunicación
La cultura y los medios de comunicación social son los dos grandes nuevos
areópagos de la nueva evangelización, según señala Juan Pablo II en la encíclica
Redemptoris Missio (n. 37). A estos campos también dedica el Regnum Christi
una atención especial en su compromiso apostólico.
Dentro del campo de la cultura es preciso mencionar en primer lugar las
instituciones educativas anteriormente descritas. Por su parte Generación
Empresarial favorece el estudio y la aplicación de la doctrina social cristiana dentro
del ámbito de la cultura empresarial y del complejo mundo de la economía. Cuenta
con sedes en Chile, México, Brasil, Francia y España.
En el campo de los medios de comunicación social, además de los diversos
portales católicos y familiares que se ofrecen vía Internet, el Regnum Christi ha
creado un centro católico multi medial, Hombre Nuevo, con sede en Los Angeles
(Estados Unidos) que produce programas radiofónicos de difusión de la fe católica
y de los valores al servicio de las comunidades hispanas de Estados Unidos,
Centro América y el Caribe. Los programas de Hombre Nuevo son transmitidos
por varios canales en Estados Unidos y en el resto de América Latina. Hombre
Nuevo, además de los programas de radio y televisión, promueve ejercicios
espirituales, cursos bíblicos y de formación catequética, destinados principalmente
a los responsables de la acción pastoral en las parroquias y diócesis.
9
Conclusión
A través de su peculiar carisma espiritual y apostólico, el Regnum Christi
quiere ser fiel al Espíritu Santo que viene ayuda de la Iglesia a lo largo de la
historia suscitando en su seno nuevas fuerzas de renovación. Sus miembros
quieren ser antes todo discípulos fieles y apasionados de Jesucristo que viven su
misión dentro de la Iglesia con actitud de servicio a toda la comunión eclesial,
reunida en torno al Santo Padre y a los Obispos en comunión con él.
Las diversas obras de apostolado, enfocadas en los campos antes
señalados, surgen todas ellas de una misma preocupación y anhelo de vivir la
caridad que Cristo en sus manifestaciones más concretas. De este modo, sus
miembros quieren ser testigos del amor de Dios en el mundo. Convencidos de la
fuerza de este amor, el Regnum Christi quiere presentar al hombre de hoy la
bondad y la belleza de Jesucristo, “Camino, Verdad y Vida” (Jn 14, 6) para
conducirnos al Padre.
10
¡Venga tu Reino!
TESTIGOS Y MISIONEROS
EN EL MOVIMIENTO REGNUM CHRISTI
Roma, 10 de octubre del 2.000
Introducción
1. El Movimiento Regnum Christi: Identidad, historia, carisma.
2. Ser discípulo de Jesucristo en el Movimiento Regnum Christi
3. La formación de los miembros del Regnum Christi
4. Ser testigo de Cristo en el Movimiento Regnum Christi
Conclusión
Introducción
La próxima V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe se reunirá
en el santuario de Nuestra Señora de Aparecida en Brasil para reflexionar sobre el tema
“Discípulos y misioneros de Jesucristo, para que nuestros pueblos tengan en Él vida. “Yo soy
el Camino, la Verdad y la Vida” (Jn 14, 6). Este tema, tal como se presenta en la
actualidad, asume alguna pequeña variante que Benedicto XVI realizó a la propuesta que
se le había hecho anteriormente, subrayando el aspecto cristocéntrico con la cita explícita
del Evangelio de San Juan en la que Jesucristo se presenta ante sus apóstoles como Camino,
Verdad y Vida. Cada uno de los movimientos apostólicos y nuevas comunidades que
colaboran con las Iglesias locales y desde ellas en la tarea de la difusión del Evangelio y la
santificación de los fieles en las tierras de América Latina y del Caribe parte de una
experiencia propia de la espiritualidad cristiana que asume trazos peculiares en cada una
de estas asociaciones dentro de la gran espiritualidad común de la Iglesia católica.
1) El Movimiento Regnum Christi: identidad, historia, carisma
1.1. Identidad
Este Movimiento apostólico está íntimamente vinculado a una Congregación religiosa
de derecho pontificio, la Legión de Cristo, fundada en 1941 por el P. Marcial Maciel en la
ciudad de México. De hecho esta unión estrecha de sacerdotes, religiosos y laicos es una de
las peculiaridades y, hasta cierto punto, una novedad que presenta este Movimiento
apostólico. La misión del Regnum Christi es la de extender el Reino de Cristo en la sociedad,
según las exigencias de la justicia y de la caridad cristianas, en estrecha colaboración con
los Pastores, según los programas pastorales de cada diócesis y siguiendo siempre las
directrices del Santo Padre.
Este Movimiento, aunque de vocación universal, tuvo sus orígenes en América Latina,
más concretamente en México. Se puede decir que es una de las aportaciones de la Iglesia
11
latinoamericana a la Iglesia universal pues, como veremos un poco más adelante al tratar
de la historia, su nacimiento está íntimamente ligado a uno de los períodos más difíciles,
pero al mismo tiempo más gloriosos, de la historia mexicana en la que muchos laicos fueron
discípulos de Jesús hasta el derramamiento glorioso de su sangre. Muchos de ellos morían
invocando a Jesucristo como Rey y a la Virgen de Guadalupe como Madre celeste.
El Movimiento Regnum Christi está compuesto por laicos, hombres y mujeres, diáconos
y sacerdotes que, a través de la acción apostólica personal y organizada, y en comunión
con el Santo Padre y los Obispos locales, difunden el mensaje de Jesucristo en el mundo
según la doctrina de la Iglesia católica. Como tal el Regnum Christi es una asociación de
fieles (Cf. C.D.C., 215) que, en estrechos vínculos espirituales y apostólicos con los
Legionarios de Cristo, ha recibido en numerosas ocasiones el reconocimiento y la
recomendación del Santo Padre Juan Pablo II y de gran número de Obispos y en fechas
todavía recientes (25 de noviembre del 2004) fueron aprobados oficialmente sus Estatutos
por mismo Papa Juan Pablo II. Actualmente alrededor de 60.000 laicos adhieren al
Regnum Christi en todo el mundo.
1.2. Historia
En los primeros años la historia del Movimiento Regnum Christi se confunde con la de
la Legión de Cristo, dado que el Movimiento apareció primero en su rama sacerdotal y, una
vez que ésta ya estuvo constituida, en su rama laical. El entonces seminarista Marcial Maciel
en junio de 1936 recibió la inspiración de fundar una asociación de cristianos que con todas
las fuerzas de su corazón fueran por el mundo a predicar el amor de Jesucristo. Marcial
comenzaba entonces sus estudios en el seminario clandestino que Mons. Rafael Guízar
Valencia, proclamado beato en 1995 y entonces obispo de Veracruz, había abierto en la
ciudad de México. En esos momentos la iglesia mexicana todavía sufría las consecuencias
de una grave persecución religiosa, que ha dado a la Iglesia universal muchos mártires,
algunos de ellos ya beatificados o canonizados.
Cinco años después, en enero de 1941, habiendo superado no pocos obstáculos,
cuando sólo contaba con 20 años de edad, el seminarista Marcial Maciel funda la Legión
de la Cristo con 13 adolescentes en un sótano de la Ciudad de México, con la aprobación
del Obispo de Cuernavaca, Mons. Francisco González Arias, quien tres años más tarde, en
1944, lo ordenará sacerdote en la basílica de Nuestra Señora de Guadalupe de México.
Dos años después un grupo de estudiantes se embarca para Europa para realizar en
España los estudios seminarísticos. En 1948 la joven congregación recibe el Nihil obstat
vaticano para ser erigida canónicamente bajo los auspicios del obispo de Cuernavaca,
Mons. Alfonso Espino y Silva.
Paulatinamente se va extendiendo la congregación, abriendo fundaciones de casas
religiosas y de obras de apostolado en diversos países: Irlanda, Estados Unidos, Chile,
Venezuela, Colombia, Canadá, Francia, Alemania, etc. La primera gran obra apostólica, el
Instituto Cumbres, iniciada en 1954 se dedica a la educación. Después de ella vendrán
otras muchas en este mismo campo que van desde la educación primaria hasta la educación
superior y especializada.
Entre tanto, el Papa Pablo VI concede a la Congregación el Decretum Laudis en
1965 por el que la Congregación pasa a ser de derecho pontificio. En 1970, Pablo VI
12
entrega a la congregación el cuidado pastoral de la Prelatura de Chetumal que comprende
toda la población indígena maya del Estado de Quintana Roo en México.
Hacia la mitad de los años sesenta, cuando la congregación cuenta con un número
suficiente de sacerdotes y de escuelas donde poder realizar un apostolado en profundidad
en la formación de laicos cristianos, surgen los primeros grupos del Regnum Christi. A partir
de ese momento los miembros del Regnum Christi, en unión con los Legionarios de Cristo,
inician múltiples obras de apostolado en los campos de la evangelización, de la ayuda
caritativa a los más desfavorecidos, en los medios de comunicación social, en el ámbito
familiar y profesional, en la educación cristiana de la juventud.
1.3. Carisma
El mismo nombre de Regnum Christi indica la naturaleza y finalidad del mismo que
es la búsqueda de la instauración del Reino de Jesucristo, reino de justicia y de amor, entre
los hombres y en la sociedad por medio de la santificación de sus miembros en el estado y
condición de vida que Dios los ha llamado y por la acción apostólica personal y
organizada, conforme a su propia metodología de trabajo.
El Regnum Christi busca que el Reino de Nuestro Señor Jesucristo sea presente en
este mundo, en el alma y conciencia de los hombres y en el tejido de la vida social, familiar,
profesional y cultural. Para hacer su finalidad una realidad sabe que el mejor modo es vivir
con todas sus consecuencias el mandato nuevo de amor del Señor de amarse mutuamente
como Él nos ha amado (Jn 13, 34).
“Extender el Reino de Cristo significa conocer con profundidad el amor de Dios,
explicación última de la redención operada por Cristo; vivir la caridad auténtica predicada
y exigida por Cristo y dar a conocer el amor misericordioso de Dios a todos los hombres, a
través de la predicación incansable del evangelio, para lograr la conversión de los
corazones, la práctica de la caridad cristiana y la construcción de una civilización de justicia
y amor cristianos”1.
2) Ser discípulo de Cristo en el Regnum Christi
2.1. Cristocentrismo
El centro de la espiritualidad del Regnum Christi es profundamente cristocéntrico. La
persona de Jesucristo inspira y modela todos los esfuerzos de formación y de acción
apostólica de los miembros. El conocimiento, amor y seguimiento de Jesucristo es el
fundamento de toda su espiritualidad. El miembro del Regnum Christi quiere ser discípulo de
Jesucristo tratando de conocerlo lo más profundamente posible a través de la meditación
de la Palabra de Dios, de la contemplación de sus misterios, especialmente los de su pasión,
muerte y resurrección. El cristocentrismo es el fundamento a su vez de la arraigada devoción
1
JESÚS COLINA, Mi vida es Cristo. Entrevista a Marcial Maciel, L.C., fundador de los Legionarios de
Cristo y del Movimiento Regnum Christi, Ed. Logos, México, D.F., 2003, pp. 77-78.
13
eucarística, puesto que en la Eucaristía está presente el Señor para formar el corazón del
discípulo que humildemente se pone a su escucha.
Lo que el Regnum Christi “propone a los hombres y mujeres que se acercan a su
espiritualidad es la persona misma de Cristo. Ser cristiano significa conocer, amar, seguir e
imitar a Jesucristo y predicar el mandato de Cristo de extender su Reino a los hombres. Ésta
es la médula de nuestra espiritualidad”2. El miembro del Regnum Christi sabe que la
persona de Cristo debe ser el centro de su vida y existencia cristiana. En la misma línea de
lo que afirmaba Juan Pablo II en la Novo Millennio Ineunte, la espiritualidad del Regnum
Christi es consciente de que “no es una fórmula la que nos salvará, sino una persona y la
certeza que ella nos inspira: yo estoy con ustedes”3. El encuentro personal con Jesucristo en
la oración contemplativa así como en las diversas actividades de la vida activa es una
exigencia ineludible de quien quiere vivir el carisma que propone el Regnum Christi. Si el
amor por Cristo no arde por dentro como un fuego devorador las diversas actividades
externas, incluidas las apostólicas, pueden quedarse en mera vaciedad y el discípulo de
Jesucristo convertirse en un mero filántropo.
2.2. La vivencia de la caridad
El mandamiento que Jesús nos dejó antes de partir de nuevo hacia su Padre fue
claro y explícito: “Aménse los unos a los otros como yo les he amado” (Jn 13, 7). El Regnum
Christi toma en serio este mandamiento como expresión de la voluntad del Maestro y como
camino seguro para llegar a la vida eterna y construir la civilización de la justicia y del
amor. Por ello la vivencia de la caridad es el corazón mismo de la espiritualidad del
Regnum Christi. No sería auténtico un amor a Cristo que no se manifestara en el amor a los
demás (1 Jn 4, 20). Amar al hermano, hablar bien de él, apoyarlo en todo lo posible,
crearle un ambiente de acogida y estima, encomendar a Dios sus necesidades, sacrificarse,
si fuera necesario, por él, darle gusto en todo aquello que es bueno, son detalles de una
caridad práctica, universal, delicada, ingeniosa y sacrificada que debe caracterizar al
discípulo de Jesucristo. Quien está animado por el espíritu de caridad cristiana saber
perdonar las ofensas recibidas, fomenta en su alma la bondad de corazón, trata siempre
de pensar y hablar bien de los demás, aprende a sobrellevar las cargas del prójimo,
silencia los defectos y errores ajenos, pondera por el contrario todo lo bueno que ve en sus
hermanos.
Esta caridad se manifiesta también de modo eminente en el esfuerzo por dar al
hermano lo mejor que se tiene: la fe y el amor a Jesucristo; y por ayudarlo en sus
necesidades materiales. De aquí todas las diversas iniciativas de acción social, de
voluntariado, de ayuda caritativa, de servicios a los más pobres que los miembros del
Regnum Christi están llamados a ofrecer y a crear. Es entonces cuando la caridad cristiana
se hace solidaridad con los pobres y humildes, con aquellos que necesitan de cualquier tipo
de ayuda, sabiendo que cualquier acto de amor ofrecido al hermano Cristo la toma como
hecha para sí mismo (Mt 25, 40). Esta solidaridad se funda en el dogma de la comunión de
los santos y se inspira en el modelo de la comunidad primitiva en el que todos eran “un solo
2
Ibid.
3
N. 29.
14
corazón y una sola alma” (Hch 4, 32), perseverando juntos con María en la oración y en la
fracción del pan (Cf. Hch 1, 14; 3, 42).
2.3 Celo apostólico
“La vocación cristiana es, por su propia naturaleza, una vocación también al
apostolado”4. El discípulo de Jesucristo que vive su vocación cristiana dentro del Regnum
Christi sabe que tiene que ser testigo de Cristo en el mundo; que Cristo lo envía para
predicar y para hacer presente su Reino, precisamente allí donde él vive, en su medio
familiar, profesional, escolar, social, económico, político, cultural en donde desarrolla su
actividad, de manera que pueda cambiar la sociedad desde dentro como el fermento en la
masa.
Para cumplir tal misión apostólica y evangelizadora en un mundo, con frecuencia
hostil a los valores del Evangelio y con fuertes prejuicios contra la Iglesia, el miembro del
Regnum Christi debe formar un alma de apóstol que le permita superar los diversos
obstáculos que se le presenten en el camino. Animado por este fuego interno que arde en su
corazón, lanza todos los días las redes en el gran mar del mundo, con la esperanza de que
Jesucristo hará fructificar su esfuerzo. Cuando contempla el mundo que se apaga y muere
por falta de Jesucristo, cuando contempla la fuerza de la juventud marchita y agotada en
la primavera misma de la vida por falta de Cristo, el miembro del Regnum Christi anhela
dar su vida por su Maestro y ofrecerle a él lo mejor de sí mismo, de sus cualidades humanas
y de sus dotes sobrenaturales para hacer realidad en el mundo la presencia transformada
del Evangelio5.
2.4. Amor a la Iglesia, al Papa y a los Pastores de la Iglesia
Del amor a Cristo, del deseo ardiente de instaurar su Reino en este mundo, surge un
apasionado amor a la Iglesia, Cuerpo Místico de Cristo, sacramento universal de salvación.
Este amor se dirige a todos los miembros de la Iglesia, pero de modo especial al Santo
Padre, Sucesor del Apóstol Pedro, roca sobre la que el Señor quiso construir su Iglesia (Mt
16, 18) y junto con él a los Obispos, sucesores de los Apóstoles.
La Iglesia continua en la historia la obra de Cristo. Y “toda acción de la acción es
expresión de aquél amor que busca el bien integral del hombre: su evangelización a través
de la Palabra y los sacramentos, -un riesgo que con frecuencia en sus realizaciones
históricas comporta un verdadero heroísmo- y su la promoción y desarrollo de los diversos
campos de la vida y del actividad humanas”6. Para amar con realismo y pasión a la Iglesia,
es preciso meditarla en la fe y acogerla en la obediencia, para que este amor sea capaz
después de dilatarla en el apostolado y de santificarla con la propia vida de entrega. Por
eso, el Legionario camina al paso de la Iglesia, siguiendo siempre y en todo las directrices
del Vicario de Cristo y de los Obispos en comunión con él.
4
Apostolicam Actuositatem, n. 2.
5
Cf. MARCIAL MACIEL, Cartas, Roma, 2003, Vol. I-II, p. 45.
6
Deus Caritas Est, n. 19.
15
Una visión sobrenatural de la Iglesia, que vaya más allá de sus limitaciones históricas
en hombres e instituciones, comporta un amor apasionado que no le juzgue sino que la ame
profundamente; una adhesión en la fe al Papa como Vicario de Jesucristo que se manifiesta
en una acogida cordial de sus enseñanzas, un conocimiento profundo de su Magisterio y una
ágil puesta en práctica de sus disposiciones y deseos.
El amor a la Iglesia también conlleva la veneración y la obediencia a los Obispos,
sucesores de los apóstoles, apóstoles y testigos de la verdad del Evangelio. Ello requiere la
disponibilidad a colaborar con ellos en sus diócesis en la realización del programa de
pastoral diocesano especialmente en aquella áreas más propias del carisma apostólico del
Regnum Christi como son la educación de los jóvenes, la atención a las familias, los medios
de comunicación social, la evangelización de la cultura, la aplicación de la doctrina social
de la Iglesia. De este modo, el carisma específico del Movimiento, insertado dentro de las
estructuras diocesanas, sirve al bien de las iglesias locales y de la Iglesia universal.
2.5. Amor a la Santísima Virgen María
Junto con el amor a Cristo, a la Iglesia y a la salvación de los hombres, el amor a la
Santísima Virgen María, como Madre de la Iglesia, es uno de las características de la
espiritualidad del Movimiento Regnum Christi, consagrándole a Ella todo el esfuerzo de
santificación personal y de actividad apostólica. El amor a la Santísima Virgen María se
manifiesta sobre todo en la práctica de las virtudes que Ella especialmente practicó como la
fe viva y operante, la esperanza gozosa, la caridad universal y delicada, la obediencia
pronta y alegre, la humildad sincera y la disponibilidad absoluta de su voluntad en el plan
redentor de su Hijo.
3) Formación de los miembros del Regnum Christi
Para llevar a cabo la misión apostólica propia de su carisma, de extender en el
corazón de los hombres y de las sociedades del Reino de Jesucristo, en medio de
circunstancias hostiles a la fe, el Regnum Christi propone a su miembros una formación
esmerada que les permita realizar eficazmente su misión específica.
La formación del miembro del Regnum Christi se articula en cuatro grandes áreas de
formación: espiritual, apostólica, humana e intelectual.
3.1. Formación espiritual
El área fundamental de la formación es la espiritual, cuyos elementos más
importantes hemos desarrollado al hablar de la espiritualidad. El miembro del Movimiento
procura renovar sus actitudes fundamentales de frente a Dios y a su vocación cristiana a
través de la meditación de la Palabra de Dios, de la frecuente participación en la
celebración de la Eucaristía, con la recepción periódica del sacramento de la reconciliación,
con la devoción filial a la Virgen María. El Regnum Christi, siguiendo una avalada tradición
eclesial, propone a sus miembros la dirección espiritual como medio de progreso espiritual y
de discernimiento del querer de Dios sobre la propia vida. Pero el centro de la formación
16
espiritual está sin duda en la persona de Jesucristo, el amor apasionado y sincero que se le
profesa. De este amor surgirán el conjunto de virtudes que autentifican el compromiso
cristiano: la caridad fraterna, la ayuda de los necesitados, la benedicencia, la pobreza de
espíritu, la actitud de obediencia eclesial, la preocupación por la justicia, la castidad, el
compromiso sincero y práctico de ayudar a la Iglesia en todos sus proyectos
evangelizadores y caritativos.
3.2. Formación apostólica
Corazón de toda la formación apostólica es el celo ardiente por la salvación de las
almas, por el que cada miembro trata de ser un instrumento dócil en las manos del Espíritu
Santo para que el Evangelio llegue a cada persona, transformándola y transformando
también el ambiente social según el espíritu evangélico de justicia y de caridad.
El Movimiento ofrece a sus miembros cursillos de formación apostólica y círculos de
estudios sobre estos temas. Poco a poco los va introduciendo, según las posibilidades y
cualidades de cada uno, en la vida apostólica y les asigna un apostolado concreto en el
que cada quien pueda poner al servicio del Reino y de la Iglesia los peculiares dones de
que Dios lo ha dotado.
3.3. Formación humana
Una importancia especial se dedica al área de la formación humana, pues es la
base sobre la cual el Espíritu Santo puede edificar una vida santa y fecunda
apostólicamente. Para esto, el Movimiento propone a sus miembros un ideal de madurez
humana auténtica, fundamentada en la coherencia de vida entre lo que se es y se profesa,
que capacite a la persona para tomar decisiones prudentes y definitivas, que integre las
fuerzas emotivas, afectivas y pasionales con las exigencias de la razón y de la fe, abriendo
a la persona a la donación libre y generosa de sí misma a Dios y al prójimo, por el amor.
La madurez humana supone la formación de la inteligencia, de la voluntad, de la
libertad, de la capacidad de relacionarse con los demás, así como toda una vasta gama de
virtudes y valores sociales como la educación, la caballerosidad, la sinceridad, la nobleza y
lealtad, la fidelidad a la palabra dada, la gratitud y el equilibrio temperamental. Implica
asimismo la formación de la conciencia en los principios éticos de la recta razón y en los
principios cristianos del Evangelio. El trato continuo con los formadores del Movimiento, la
misma dirección espiritual, el desarrollo específico de temas de formación humana en
cursillos de formación y en círculos de estudio son medios concretos que ayudan a forjar el
ideal de hombre maduro cristiano que propone el Regnum Christi.
3.4. Formación intelectual
La misión apostólica de predicar el Evangelio en el mundo de hoy requiere del
miembro del Regnum Christi una sólida preparación intelectual que se centra sobre todo en
la profundización de la doctrina de la Iglesia, junto con elementos de filosofía, de teología,
de pedagogía, de psicología, de oratoria, de uso apostólico de los medios de
comunicación social. Especial énfasis se pone en los temas de mayor actualidad eclesial o
que mayormente afecten a la vida cultural de un país en un determinado momento histórico.
Para obtener tal formación el Regnum Christi propone anualmente diversos cursillos
17
internacionales, nacionales o locales en los que se tratan temas específico de formación
intelectual. A lo largo de todo el año un programa completo de círculos de estudio trata de
ofrecer una formación sistemática en los principales temas de la formación intelectual
cristiana.
3.5. Medios generales de formación
Como medios generales de formación se tiene en primer lugar en especial
consideración el contacto asiduo con los formadores, la participación en las actividades
ordinarias de los equipos como los encuentros con Cristo o los círculos de estudio, los cursillos
de formación, los encuentros de juventud y familia, los retiros mensuales, los ejercicios
espirituales anuales. Un medio de gran relieve es el estudio personal y la lectura reflexiva
de la doctrina de la Iglesia, del Magisterio del Santo Padre, de los Padres de la Iglesia, de
los grandes autores eclesiásticos, así como de otros temas de valor espiritual, humano o
apostólico.
4) Ser testigos de Cristo en la sociedad
El fin de establecer el Reino de Cristo en la sociedad permite apostolados muy
diversificados, realizados en estrecha colaboración entre los Legionarios de Cristo, los
sacerdotes y los laicos del Regnum Christi. Podemos distinguir siete grandes áreas de acción
apostólica: la difusión de la fe católica, la evangelización, especialmente de los pueblos
indígenas, la educación y juventud, la promoción social, la familia y la mujer, los
sacerdotes, la cultura y los medios de comunicación social.
4.1 La difusión de la fe católica
Unas de las prioridades del apostolado del Regnum Christi es la difusión de la fe
católica para colaborar así en el vasto plan de la nueva evangelización promovido por los
Sumos Pontífices, de modo especial Juan Pablo II. Dentro de esta área se han puesto en
marcha numerosas obras de apostolado, entre las que destacamos las siguientes:
La Escuela de la Fe, un Instituto Pontificio de Pastoral Catequética, aprobado por la
Congregación del Clero en el año 1979, cuyo fin es el de apoyar el trabajo de los obispos
y de los agentes de pastoral de las iglesias locales formando catequistas y educadores en
la fe católica en general. La Escuela, extendida por varios países de América Latina, ofrece
cursos de pastoral y catequética, valores humanos y ciencias religiosas. El Institute for
Evangelization cubre en el área geográfica de los Estados Unidos fines semejantes a los de
la Escuela de la Fe.
Para la difusión en profundidad de la fe católica, sobre todo en zonas en donde los
sacerdotes son más escasos y a fin de que colaboren con ellos, se ha creado los
Evangelizadores de Tiempo Completo, que ayudan a los obispos, párrocos y agentes de
pastoral en la tarea de la evangelización. Los evangelizadores a tiempo completo, que
solamente en México son cerca de 1000 reciben un salario mensual que les permite vivir
con decoro, a ellos y a sus familias, de modo que se puedan dedicar por completo a las
obras de la evangelización y a la promoción humana integral de las personas con quienes
18
trabajan. Los evangelizadores se dedican profesionalmente a la formación de catequistas y
a todas las obras propias de la evangelización dentro de las parroquias.
La difusión de la fe también se lleva a cabo a través de los Centros de Oración,
Reflexión y Estudio, en donde se ofrece a los seglares, niños, jóvenes y adultos un espacio
para su formación personal en la fe católica.
La colección de libros de religión para niños El Tesoro de mi fe católica utiliza los
mejores medios pedagógicos para hacer accesible a los niños una formación religiosa
adecuada a su edad. Esta colección, accesible también por Internet, es acompañada de
numerosos subsidios como vídeos, canciones, guías para los maestros, folletos litúrgicos, etc.
4.2. La evangelización, especialmente de los pueblos indígenas
El Regnum Christi se preocupa de evangelizar y ofrecer a los pueblos indígenas una
particular atención pastoral. En colaboración con los Legionarios de Cristo y sacerdotes de
la Prelatura de Chetumal-Cancún lleva a cabo una amplia labor misionera con las
poblaciones mayas en un extenso territorio (cerca de 52.000 kilómetros cuadrados).
Además de numerosas escuelas, centro familiares y dispensarios, los misioneros, ayudados
por los miembros del Regnum Christi, han construido unas 230 nuevas iglesias para atender
a las necesidades espirituales de esta población.
Con el fin de colaborar con los obispos y sacerdotes católicos en la tarea
evangelizadora, los miembros del Regnum Christi han puesto en marcha las asociaciones
Juventud y Familia Misionera en la que se invita a los jóvenes y a las familias enteras a
participar en la evangelización de indígenas, para compartir con ellas su fe católica y sus
bienes materiales. Cientos de miles de jóvenes y familias han participado en este proyecto
que extiende a diversos países de América del Norte, Central y del Sur, así como de
Europa, Asia y África.
Para ayudar a los indígenas de la zonas más pobres de México (estados de
Chiapas, Oaxaca, Estado de México, Puebla, Nuevo León, Coahuila y Yucatán) se ha
creado un programa de asistencia a las poblaciones emarginadas mediante la concesión de
pequeños préstamos a mujeres a intereses muy bajos. El programa pretende favorecer la
promoción integral de estas poblaciones, reduciendo la pobreza, estimulando el ahorro y
las actividades productivas. Actualmente esta iniciativa concede préstamos cientos de miles
de mujeres.
Con la ayuda de fundaciones internacionales, se ha puesto a disposición de la
comunidad indígena que vive en la Sierra Mazahua (México) un hospital que ofrece
servicios médicos esenciales. También se ofrece asistencia técnica a los campesinos de esta
etnia para que mejores el cultivo de la tierra.
La asociación Educadores Integrales, compuesta por laicos católicos que quieren dar
parte de su tiempo al servicio de los demás, ofrece programas de alfabetización y de
cultura a 2.200 comunidades rurales de México y de América Central.
19
4.3. Educación de la juventud
Con el lema de “Enseñar, educar y formar”, que quiere expresar la formación
integral de la persona según la visión cristiana del hombre y del mundo, el Regnum Christi,
manifestó desde los primeros pasos de su existencia una vocación eminentemente
educadora.
Actualmente el Regnum Christi dirige 130 instituciones educativas, de las cuales 12
son universidades. Una particularidad de estos centros es el programa de participación social
por el que se pretende inculcar en cada alumno un profundo sentido de responsabilidad
social, según los principios de la doctrina social de la Iglesia, sensibilizándolos desde
pequeños para comprender los ingentes problemas sociales. El programa, en el que
participan alumnos, directores, profesores y padres de familia, contempla un amplio radio
de acción concreta en parroquias, asilos, hospitales, centros de asistencia a niños,
orfanatorios, comunidades pobres, etc. en las que se ofrecen actividades varias como
catequesis, construcción o reconstrucción de inmuebles, actividades recreativas, de formación
intelectual y humana, protección del ambiente, campañas de ayuda económica, etc.
Además de las actividades prácticas mensuales, se ofrece semanalmente en los centros
educativos una clase teórica en la que se presenta sistemáticamente la doctrina social de la
Iglesia y se prepara la actividad mensual.
Merece una especial mención la cadena de colegios Mano Amiga, que ofrece
gratuitamente educación a niños pobres en zonas marginales, y cuya financiación económica
corre al cargo de los otros colegios del Regnum Christi. Actualmente existen colegios Mano
Amiga en diversas ciudades de México, Venezuela, Colombia, Chile, e incluso en Estados
Unidos y España.
Los Centros de Asistencia Pedagógica prestan servicios pedagógicos a las instituciones
académicas de un determinado país, asegurando de este modo la calidad educativa, la
formación permanente del profesorado y el rendimiento efectivo de los centros educativos.
Por su parte el Centro de Investigación de Informática Educativa pone al servicio de la
educación integral los elementos positivos que se pueden encontrar en los nuevos medios
informáticos.
Entre los centros de nivel universitario, merece especial mención las Universidades
Anáhuac en México, el Ateneo Pontificio Regina Apostolorum en Roma, así como la Università
Europea di Roma y el Institute for Psychological Sciences en Washington D.C.
Además de la formación impartida en los colegios, los miembros del Regnum Christi
realizan su labor educativa y evangelizadora con los jóvenes a través de numerosas
actividades extracurriculares (convivencias, ejercicios espirituales, campings, cursillos de
verano, convenciones internacionales, etc.) y a través de la asociación Juventud en favor de
los valores que fomenta los verdaderos valores humanos y cristianos entre los jóvenes. Esta
asociación lleva a cabo sus actividades en clubs para niños y adolescentes, centros de
asistencia social, centros juveniles de formación, organizaciones de voluntariado, etc.
Para favorecer la formación de los jóvenes a la virtud de la castidad, entendida
como un estilo de vida, que implica la asunción de aquellos valores humanos y cristianos que
preparan a vivir un matrimonio fiel, harmonioso y estable, se ha creado en Estados Unidos
20
la asociación Challenge Task Force on Chastity, que ofrece también cursos a los padres y
educadores para que puedan enseñar y motivar a los jóvenes a vivir con alegría esta
virtud. Esta asociación está comenzando a desarrollarse también en otros países.
4.4. Promoción social
El Regnum Christi está convencido de que el mensaje evangélico lleva en sí mismo
una semilla transformadora de la sociedad que conduce a la promoción integral de cada
ser humano. Por ello, movida por el auténtico espíritu de caridad evangélica, ha constituido
numerosas obras al servicio de los más necesitados.
Entre otras, cabe mencionar CIDECO (Centro Integral de Desarrollo Comunitario),
una urbanización de 1.200 personas y de 200 viviendas, con escuelas, laboratorios, una
capilla, ambulatorios médicos, que surgió como respuesta a la situación de emergencia
después del terremoto que asoló la ciudad de México en 1985. Una iniciativa semejante se
ha realizado en Acapulco, después de la acción devastadora del huracán Paulina.
La organización Helping Hand Medical Mission, surgida en Dallas, promueve la
creación de hospitales y la asistencias médica voluntaria del personal sanitario de los países
desarrollados a otros países más necesitados. Actualmente está difundida en México,
Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Italia y España.
Para la ayuda concreta e inmediata a los más pobres de la sociedad, la
organización Progreso ofrece alimentos, libros, medicinas y material de construcción. A
través de este programa 52.000 familias en diversos países del mundo pueden recibir
constantemente una ayuda sustancial para su supervivencia.
La asociación Volunteers in Action busca jóvenes sensibles que quieren ofrecer
voluntariamente parte de su tiempo y de sus habilidades al servicio de los demás,
especialmente de los más pobres, de los indígenas y de los emarginados. Otras
asociaciones como La caridad de Cristo nos urge promueven la ayuda a niños y a ancianos
abandonados, mediante la compra de bonos que pueden ser intercambiados por alimentos.
Para los niños abandonados en la calle, especialmente, en Brasil y en México, se ha creado
la obra Nuestros Niños, que, además de ayuda material, ofrece a los niños formación
básica, cursos de catequesis y acogida humana.
Para los refugiados e inmigrados, la organización Amigos Refugiados ha podido
ofrecer ayuda a refugiados guatemaltecos en el sur de México y inmigrantes del Este
europeo en España. Su fin es proveer a los refugiados e inmigrados de protección
humanitaria y de centros de acogida.
4.5. Familia y Mujer
Dada la importancia del núcleo familiar para la sociedad y para la Iglesia misma
como “iglesia doméstica”, que transmite la vida y los valores humanos y cristianos, el
Regnum Christi dedica una parte importante de su acción apostólica al apostolado con las
familias, dentro de la cual la mujer ocupa un puesto de relevancia, con frecuencia olvidado
o desvirtuado.
21
En los Centros Familiares, que reciben nombres diversos según el país donde operen
(FAME, Familia Mexicana en México; D.I.F.; Desarrollo Integral de la Familia en España y
Francia; Family Life in America, etc.), se proporciona formación integral y asistencia
espiritual a todos los miembros de la familia. Con el mismo espíritu de apoyo a la familia,
los Legionarios asumen la dirección varios centros de la sección mexicana del Instituto Juan
Pablo II para el Matrimonio y la Familia. Los programas FAMILIA y Escuela de Padres
ofrecen formación cristiana y humana a los padres de familia para ayudarles a vivir mejor
su fe y su vocación específica como esposos y padres.
Para la promoción de los valores y derechos de la mujer, la Legión de Cristo ha
creado varias obras de apostolado, como Pro Superación Personal, dirigida especialmente
a las mujeres de los obreros en los países en desarrollo, con el fin de proporcionarles los
medios para que puedan crecer integralmente en su formación tanto humana como cristiana.
Las actividades son dirigidas por las esposas de los empresarios y ejecutivos, que reciben
para ello una específica preparación.
Otra obra apostólica en favor de la mujer, surgida en Estados Unidos, es Women
and Work, que busca alentar a las mujeres que realizan un trabajo profesional fuera de su
hogar para que integren esta actividad con la que deben realizar en la casa con la
convicción de que el genio femenino está llamado a la humanización del mundo del trabajo.
Para ello ofrece cursos, conferencias, jornadas de reflexión, asesoría personal a las mujeres,
organiza congresos y convenciones y favorece la publicación y difusión de literatura bien
orientada sobre este tema. Una organización semejante, dirigida especialmente a
favorecer la búsqueda de la propia identidad, especialmente para las mujeres jóvenes, es
Mujer Joven, que desarrolla sus actividades en América Latina, al igual que la asociación
Formación Integral de la Mujer, que, con parecidos objetivos, centra sus actividades
específicas en temas formativos, relativos al mundo femenino.
4.6. Sacerdotes
Los laicos del Regnum Christi procuran con su oración y, en la medida posible, con su
acción, ayudar a los sacerdotes a realizar su labor específica dentro de la Iglesia. La
Fundación San Pedro ofrece una ayuda material a los obispos y su presbiterio, atendiendo
especialmente a las necesidades más imperiosas de los sacerdotes ancianos y enfermos y
prestando servicios profesionales de tipo jurídico, médico, administrativo e informático a los
sacerdotes que lo necesiten. Los Círculos de Acción Vocacional reúnen a laicos que favorecen
la búsqueda vocaciones sacerdotales en colaboración con los responsables de la pastoral
vocacional.
4.7. La cultura y los medios de comunicación
La cultura y los medios de comunicación social son los dos grandes nuevos areópagos
de la nueva evangelización, según señala Juan Pablo II en la encíclica Redemptoris Missio (n.
37). A estos campos también dedica el Regnum Christi una atención especial en su
compromiso apostólico.
Dentro del campo de la cultura es preciso mencionar en primer lugar las instituciones
educativas anteriormente descritas. Por su parte Generación Empresarial favorece el estudio
y la aplicación de la doctrina social cristiana dentro del ámbito de la cultura empresarial y
22
del complejo mundo de la economía. Cuenta con sedes en Chile, México, Brasil, Francia y
España.
En el campo de los medios de comunicación social, además de los diversos portales
católicos y familiares que se ofrecen vía Internet, el Regnum Christi ha creado un centro
católico multi medial, Hombre Nuevo, con sede en Los Angeles (Estados Unidos) que produce
programas radiofónicos de difusión de la fe católica y de los valores al servicio de las
comunidades hispanas de Estados Unidos, Centro América y el Caribe. Los programas de
Hombre Nuevo son transmitidos por varios canales en Estados Unidos y en el resto de
América Latina. Hombre Nuevo, además de los programas de radio y televisión, promueve
ejercicios espirituales, cursos bíblicos y de formación catequética, destinados principalmente
a los responsables de la acción pastoral en las parroquias y diócesis.
Conclusión
A través de su peculiar carisma espiritual y apostólico, el Regnum Christi quiere ser
fiel al Espíritu Santo que viene ayuda de la Iglesia a lo largo de la historia suscitando en su
seno nuevas fuerzas de renovación. Sus miembros quieren ser antes todo discípulos fieles y
apasionados de Jesucristo que viven su misión dentro de la Iglesia con actitud de servicio a
toda la comunión eclesial, reunida en torno al Santo Padre y a los Obispos en comunión con
él. El contacto personal con Cristo Maestro conduce a sus miembros a una ardorosa,
organizada y eficaz acción apostólica que los conduce a ser testigos del amor de Dios en el
mundo. Convencidos de la fuerza de este amor, el Regnum Christi quiere presentar a los
pueblos latinoamericanos la bondad y la belleza de Jesucristo, “Camino, Verdad y Vida”
(Jn 14, 6) quien nos ha revelado, como Hijo de Dios encarnado, el verdadero rostro del
Padre y la dignidad de cada ser humano, redimido por Él y llamado a la más íntima
comunión de vida con las personas divinas.
23
Descargar

1) El Movimiento Regnum Christi: identidad, historia, carisma

Madre Caridad Brader

Madre Caridad Brader

ReligiónBiografíaCreenciasPobreza

Madre Teresa Por profesión pertenezco 1910 ~ 1997

Madre Teresa Por profesión pertenezco 1910 ~ 1997

MuerteNobel de la PazMisioneraInés Goinxha BejaxhiuReligiosa

Rerum Novarum; Papa León XIII

Rerum Novarum; Papa León XIII

Repercusiones del CapitalismoProblemas de los obrerosEncíclicas papalesObras religiosasSanta SedeVaticano

Teorías de las principales figuras del Trabajo Social

Teorías de las principales figuras del Trabajo Social

Octavia HillCorrientes de pensamientoReferentes teóricosJosephine Shaw LowellElementos condicionantesEvolución históricaInstituciones de bienestarMary Ellen RichmondClientes

Teoría del Trabajo Social

Teoría del Trabajo Social

Charity Organization SocietyInstitucionalización y profesionalizaciónEvoluciónPrecedentesDefinición del conceptoCaridad OrganizadaEspaña