1
IDENTIDAD POLÍTICO PARTIDARIA.
CAMBIANTE (Reflexión de un católico)
En memoria del Padre Roger Vekemans
LO
PERMANENTE
Y
LO
1
Ataliva Amengual 2
LA DOCTRINA
La identidad de un partido político debe fundarse, como cualquier acción humana,
en principios éticos y morales. Los principios éticos y morales deben ser el núcleo
permanente e intocable de la doctrina partidaria. Todo cambio o alteración en los
principios éticos y morales implica necesariamente no sólo la pérdida de la
esencia de la doctrina sino también la pérdida de su identidad y además una
alienación doctrinaria.
Manteniendo lo antedicho hay que señalar lo que nos dice al respecto el Compendio
de la Doctrina social de la Iglesia 3:
Orientada por la luz perenne del Evangelio y constantemente atenta a la evolución
de la sociedad, la Doctrina se caracteriza por la continuidad y por la renovación.
133
Esta doctrina manifiesta ante todo la continuidad de una enseñanza que se
fundamenta en los valores universales que derivan de la Revelación y de la
naturaleza humana. Por tal motivo, la doctrina social no depende de las diversas
culturas, de las diferentes ideologías, de las distintas opiniones: es una enseñanza
constante, que “se mantiene idéntica en su inspiración de fondo, en sus ‘principios
de reflexión’, en sus fundamentales ‘directrices de acción’, sobre todo, en su
unión vital con el Evangelio del Señor”. 134 En este núcleo portante y permanente,
la Doctrina recorre la historia sin sufrir sus condicionamientos, ni correr el riesgo
de la disolución.
Por otra parte, en su constante atención a la historia, dejándose interpelar por los
eventos que en ella se producen, la Doctrina manifiesta una capacidad de
renovación continua. La firmeza en los principios no la convierte en un sistema
rígido de enseñanzas, es, más bien, un Magisterio en condiciones de abrirse a las
cosas nuevas, sin diluirse en ellas: 135 una enseñanza “sometida a las necesarias y
oportunas adaptaciones sugeridas por la variación de las condiciones históricas
así como por el constante flujo de los acontecimientos en que se mueve la vida de
los hombres y de las sociedades. 136 4
Por lo dicho, entonces “Cuando la acción política tiene que ver con principios
morales que no admiten derogaciones, excepciones o compromiso alguno, es cuando
el empeño de los católicos se hace más evidente y cargado de responsabilidad. Ante
estas exigencias Doctrinas fundamentales e irrenunciables, en efecto, los
creyentes deben saber que está en juego la esencia del orden moral, que concierne
al bien integral de la persona”.5
Tentación del integrismo
El integrismo, en el fondo, pide a la doctrina lo que no puede dar: un programa
concreto de acción. El integrismo intenta eludir la necesidad de las opciones y
2
apreciaciones relativas y variables, que son el contenido de la ideología y de la política,
y pretende reemplazarlas por afirmaciones doctrinarias inadecuadas al campo de lo
concreto. Se introduce así un dogmatismo político.
El integrismo es, la tentativa de imponer la doctrina a la realidad, una doctrina que
pierde su validez por el desprecio a los factores de su propia y necesaria evolución
objetiva de los nuevos elementos culturales que vienen de fuera y que deben estar
permanentemente siendo adaptados en una cultura partidaria.
Tentación del “angelismo”
Esta tentación se refiere tanto en la elección de los medios como en la de los fines.
Se reduce a la sola escala de licitud, sin considerar las escalas de urgencia, eficiencia y
factibilidad. La tentación del angelismo conduce al integrismo.
LA IDEOLOGÍA Y LA IDENTIDAD DEL PARTIDO POLÍTICO
La identidades ideológica y política partidarias, sin embargo, nunca han sido algo
estático, sino que han ido cambiando y transformándose a través del tiempo, sin que ello
implique necesariamente una alienación o traición a su esencia doctrinaria profunda, a los
aspectos éticos y morales permanentes de la doctrina.
Entre los principios doctrinarios y las prácticas concretas de la tarea política, es
necesaria la aplicación de los principios doctrinarios a una realidad concreta en un
espacio y momento dados.
Dicho de otra manera, los principios doctrinarios deben estar interpelados por la
realidad; es necesario articular con la doctrina, una ideología, es decir, un conjunto
de ideas, creencias y modos de pensar condicionados y determinados por la situación
espacio-temporal, por las actividades habituales y por el medio cultural del respectivo
partido, pero que respeta los valores éticos y morales doctrinarios permanentes e
inviolables .
La referencia a una doctrina es insuficiente para conducir a una acción de
transformación social, pues como dijera Jaime Castillo: "no se trata tan sólo de
creer, pensar y opinar: se trata de vivir la creencia de que el intelecto está
traspasado".
Entre los principios doctrinarios y las prácticas concretas de la tarea política, es
necesaria la aplicación de los principios doctrinarios a una realidad concreta en un
espacio y momento dados.
La ideología es la encargada de proporcionar los criterios o fines fundamentales, en
escala de prioridad, que permitan una opción racional frente a fines múltiples y
alternativos.
El partido político respetando la legítima pluralidad para determinar los fines, debe
mantener íntegra la doctrina ética y moral en su núcleo permanente para tener
la certeza de que la participación en la vida política esté caracterizada por una
responsabilidad coherente con dicha doctrina y así mantener la identidad ideológica
del partido político.
Así, pues, la ideología ante las variadas opciones temporales propone fines que se
fundan en la Doctrina.
3
LA
POLÍTICAY LA
IDENTIDAD DEL
PARTIDO
POLÍTICO
La política es la actividad que busca los medios para cumplir con los fines
propuestos por la ideología.
La política de un partido de una serie de acciones, instrumentos o medios
organizados para obtener los fines o metas señalados por su ideología.
Los “medios” deben ser coherentes con los principios éticos y morales que propone
la doctrina partidaria.
El problema del 'fin' y los 'medios' es un problema fundamental de la filosofía
política.
Tentación el inmediatismo
El inmediatismo político que concibe la política la satisfacción de exigencias inmediatas
del "aquí y ahora", y que desconoce la doctrina, la ideología y los fines que deben
presidir toda acción.
Es lo que nombramos como "politiquería". Se olvida la doctrina y la ideología se cae en
la irresponsabilidad de la acción política. Con el abandono de la ideología se pierde la
escala de importancia, que es lo que la ideología recibe de la doctrina. Pretender definir
la política, o "hacer política", sin dar a esta escala ideológica su plena vigencia, es pura
"politiquería".
La tentación del oportunismo
Esta tentación tiene que ver también con la elección de los medios. El oportunismo
propone dar primacía a la escala de factibilidad o posibilidad sobre la escala de
eficiencia. Rechaza el medio más eficiente, en virtud de la mayor factibilidad inmediata
del medio menos eficiente, y lleva a contentarse con lo más factible y posible y a
justificarlo en virtud de su sola factibilidad y posibilidad.
El oportunismo tiene un parentesco con la politiquería; pues se orienta a las exigencias
inmediatas de lo concreto despreciando los medios más eficientes.
La
tentación
del
maquivelismo
Nuestra política no puede, por razones doctrinarias, aceptar que el fin justifica los
medios, como lo afirma Maquiavelo, 6 negando a los valores éticos y morales toda
aplicación en el terreno político. Ello tiene como consecuencia la corrupción de la
política
al
utilizar
cualquier
medio
para
obtener
los
fines.
Frente a la tentación del maquiavelismo debemos afirmar que los medios de proveer
el bien común de un cuerpo político respetando la justicia, la solidaridad y todos los
principios de la moralidad política. Debemos fundarnos en una racionalización ética
y moral frente a la política maquiavélica y de este modo evitar los vicios de la
corrupción en la política y mantener la identidad doctrinaria del partido político.
EL PROGRAMA Y LA IDENTIDAD DEL PARTIDO POLÍTICO
Un programa se lo define como un plan, proyecto o declaración de lo que se piensa
realizar.
Es un instrumento normativo cuya finalidad consiste en desagregar y detallar los
planteamientos y orientaciones generales de la política partidaria, mediante la
identificación de objetivos y metas. Es el conjunto organizado de actividades a
realizar para alcanzar una o varias metas, con medios o recursos previamente
determinados.
4
Este programa debe respetar la doctrina, ideología y política del partido político para
mantener la identidad de dicho partido.
Se deben asentar en las bases sólidas de la doctrina las consecuencias
ideológicas, políticas y programáticas de un partido para mantener su
identidad.
1
El reciente deceso del P. Roger Vekemans S.J. me ha hecho recordar su libro Doctrina, Ideología y Política, Editorial
DESAL-TROQUEL, Santiago de Chile, 1970, un libro de manifiesta actualidad dentro de la rica y abundantes obra de este
sacerdote y es con motivo de esa lectura y en su memoria que escribo el presente artículo.
2
Ataliva Amengual, Chusmiza 1813- Las Condes
Santiago, Chile
Fono: 56-2-325 4045
Celular: 83013610
Mail: [email protected]
Blog: www.ataliva.cl
3
4
Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia. Pontificio Consejo “Justicia y Paz”. Ed. San Pablo, Mayo 2006, nº 85.
La negritas y el subrayado son nuestros.
5
Congregación para la Doctrina de la Fe. Nota doctrinal: sobre algunas cuestiones relativas al compromiso y la conducta de
los católicos en la vida política. Nº 4.
6
Jacques Maritain. EL MAQUIAVELISMO POLÍTICO,
http://www.humanismointegral.com/Secciones/2C_Vision_Accion.html
EL FIN DEL MAQUIAVELISMO.
http://www.humanismointegral.com/DOCS_5_Obras_Breves/911_13_Maquiavelo.html
y
Descargar

artamengual5 - Instituto Acton

PRINCIPIOS Y VALORES DE LA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA

PRINCIPIOS Y VALORES DE LA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA

ConvivenciaBien comúnJusticiaDignidad humanaMisericordiaDimensión socialCaridadTeología

LOS PRESOCRATICOS

LOS PRESOCRATICOS

PitagóricosTales de MiletoAnaxímenesHeráclitoAnaximandroFilosofía griega

EL LIBERALISMO

EL LIBERALISMO

LiberalismoMarxMilton FriedmanDivisión del trabajoAdam SmithMonetarismoRiquezaMarxismoLibertad del consumidorSupresión de clases socialesKeynesDoctrinasKeysianismo

Historia de España: conceptos básicos

Historia de España: conceptos básicos

Monarquía ConstitucionalLiberalismoSufragio universalSoberanía nacionalAnarquismoDictaduraProteccionismoRegenciaSindicalismoOligarquíaRepúblicaFederalismoEstamentoCarlismo

Diccionario ético-religioso

Diccionario ético-religioso

HumanismoAgnosticismoNihilismoAteísmoPostmodernidadDeterminismoAntihumanismoModernidadTeologíaTeocentrismoAntropocentrismo

Cuestionario ético

Cuestionario ético

ResponsabilidadValoraciónSubjetivistasObjetivistasTeoría funcionalistaGraduaciónAcciones moralesÉtica cristianaLibre albedríoRelativismoBienJerarquíaHedonismoFatalismoPolaridadDeterminismoLibertadUtilitarismoValor

Historia universal del siglo XVIII

Historia universal del siglo XVIII

IlustraciónFrancisco de QuesnayEconomía políticaAdam Smith

Uso de armas de fuego por la autoridad

Uso de armas de fuego por la autoridad

ProporcionalidadGarantías derechos ciudadanosActuación policialNecesidadDerecho Penal Español

CUESTIONARIO DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO I NÚMERO 1. REALIZADO POR COMITÉ DE GUIAS.

CUESTIONARIO DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO I NÚMERO 1. REALIZADO POR COMITÉ DE GUIAS.

Sujetos y actores internacionalesOrganizacionesConferencias de pazGuerra