MECANICA DEL APARATO LOCOMOTOR
Se considera al aparato locomotor como el órgano del cuerpo
humano encargado de producir movimiento.
Debe ser estudiado desde un punto de vista mecánico, refiriéndose a
esa rama de la física que estudia el movimiento (la mecánica). De esta forma
podemos equiparar cada elemento anatómico a un componente responsable
de un cometido preciso en el desarrollo del movimiento.
Los elementos esenciales del aparato locomotor son:
Huesos
Elementos relativamente rígidos, de forma alargada o plana.
Su estructura es tal que pueden ser considerados palancas
Elementos de conjunción de los huesos y están hechas de
Articulaciones forma que permitan el movimiento recíproco entre aquellos.
En base a esta función y a su forma pueden ser comparadas
a juntas mecánicas.
Músculos
Transforman energía química en mecánica, son los motores
del cuerpo. Esta función la cumplen gracias a su capacidad
contráctil (capacidad de disminuir su longitud)
Tendones
Elementos de estructura alargada, fuerte, poco elástica,
recuerda a los cables, que suelen tener la función de
transportar la fuerza generada por el motor al punto en el
cual se necesita (punto de inserción en el hueso).
Ligamentos
Elementos de estructura similar a la de los tendones; se
sitúan entre dos huesos contiguos, generalmente salvando
una articulación, de forma que mantienen unidos los dos
elementos óseos permitiéndoles la libertad de movimiento.
Su función es la de refuerzos o cierre de seguridad.
El esqueleto es un andamio sobre el que se apoya el cuerpo (da sostén
a los diferentes segmentos corporales). También tiene como funciones el
contener y proteger a los órganos mas delicados (sistema nervioso central,
corazón, pulmones), el producir glóbulos rojos (médula osea) y actuar como
palancas (desde el punto de vista mecánico).
Nuestros huesos están cubiertos por una concha dura, dentro de la cual
existen agujeros. Esto es lo que les permite ser a la vez ligeros y fuertes, y
moverse fácilmente. De forma similar a la estructura de una catedral, la red
cruzada de fibras óseas situada bajo la capa mas dura sirve para dar al hueso
su firmeza. El interior esta lleno de una sustancia grasa blanda, llamada
médula, en la que se forman las células de la sangre. En cada hueso existe un
orificio a través del cual el torrente sanguíneo recoge las nuevas células
fabricadas.
Nuestras articulaciones están cubiertas por una lámina lisa llamada
cartílago, que evita que los huesos rocen unos contra otros cuando se mueven.
Las articulaciones están situadas dentro de una vaina cuyo revestimiento
interno produce un líquido oleoso que lubrica la articulación.
Los huesos, unidos por las articulaciones, forman palancas que se
pueden mover hacia delante y hacia atrás. Los músculos, unidos a esta
estructura, la mantienen rígida cuando es necesario, y la hacen moverse
cuando conviene.
El extremo de cada músculo esquelético esta unido a un hueso a cada
lado de la articulación. Cuando el músculo agonista se contrae la
articulación que depende de él se mueve y su músculo antagonista se relaja.
Cada músculo tiene otro compañero para mover la articulación en sentido
contrario.
El cuerpo humano tiene dos clases de músculos: unos actúan de forma
automática (músculos involuntarios), como el corazón y el intestino, y
mantienen las relaciones necesarias en el interior del cuerpo. Otros se mueven
solo cuando nosotros decidimos (músculos voluntarios), y nos sirven para
relacionarnos con el mundo que nos rodea. Pensemos en la cantidad de
movimientos que son necesarios para leer un libro. Primero, volvimos la cabeza
hasta que lo vimos, alargamos el brazo para tomarlo, lo tomamos en la mano,
lo levantamos, lo abrimos, y pasamos sus páginas. Ahora movemos los ojos
para leer sus palabras. Para hacer todo esto hemos utilizado mas de cien
músculos.
Los músculos están formados por bandas de fibras superpuestas
conectadas al cerebro por un grupo de nervios. Estos llevan los mensajes
eléctricos que indican al músculo cuando se tiene que contraer y en qué
medida. Cuando el mensaje llega al cerebro, tiene lugar una liberación de
productos químicos que estimulan a las fibras musculares y las hacen
deslizarse unas sobre otras, determinando así un acortamiento de la longitud
total del músculo. Aunque la cantidad de energía necesaria para enviar el
mensaje desde el cerebro hasta el músculo es muy pequeña, la acción de
deslizamiento necesita una enorme cantidad de energía.
De todos los sistemas del cuerpo, el sistema motor es el que necesita
una mayor cantidad de combustible y de oxigeno. De forma similar a un reloj
digital o un computador, que trabajan con cantidades diminutas de electricidad,
el cerebro puede funcionar con muy pequeñas cantidades de combustible. Por
el contrario, el sistema muscular es más parecido a una excavadora o a un
martillo neumático, y por tanto requiere una gran cantidad de energía. Por ello
la ingestión alimenticia de una persona es proporcional a la cantidad de trabajo
físico que el o ella desarrollan. Un empleado de oficina no utiliza mas de 2000
calorías al día, mientras que un trabajador manual necesita alimentos que le
proporcionen al menos 5000 calorías diarias.
*Bibliografía:
Biomecánica
del
Aparato
Locomotor
Acondicionamiento Muscular. Editorial: Mosby / Doyma
aplicada
al
Descargar

El esqueleto es un andamio sobre el que se apoya el cuerpo

Aparato locomotor humano

Aparato locomotor humano

Articulaciones móviles, semimóviles, rígidasEsqueletoMúsculos planos, redondos, alargadosTendónTipos de hueso

[Pág: 3] [Pág: 4] [Pág: 6]

[Pág: 3] [Pág: 4] [Pág: 6]

Educación físicaHuesos del cuerpo humanoMúsculosAnatomía

LA FLEXIBILIDAD

LA FLEXIBILIDAD

SaludFlexibilidad general, específica, estática y dinámicaEvolución y desarrolloFactores internos y externosEjercicioEfectos

Aparato óseo

Aparato óseo

ArticulacionesColumna vertebralHuesos protectoresCuerpo humanoMúsculosEsqueleto