INVITACIÓN PRÓXIMO TALLER DE Constelaciones Familiares
AGOSTO
Sábado 30 y Domingo 31
HORARIO:
Sábados de 08:00 a 18:00
Domingos de 08:30 a 13:00
LUGAR: Hotel 101 Park House. Transv 21 N0. 101 A- 10
Inscrípciones al teléfono 608 6838 en Bogotá o envíe su mail
Del valor de la inversión, los estudiantes tendrán el 50% de descuento.
HELLINGER: Ubícate!
Constelaciones Familiares.
Cuando los órdenes del amor se han establecido en la
familia, sus integrantes avanzan
con libertad.
Cuando
la
conexión
es
conocida,
las
responsabilidades son compartidas claramente; de
esta manera, los individuos sienten alivio y siguen el
desarrollo de su propia vida sin ocuparse de
situaciones que afectaron el pasado.
El alemán Bert Hellinger, con su enfoque fenomenológico logró identificar en los años 80 cual es
el “orden natural” de los sistemas humanos y desarrolló uno de los instrumentos terapéuticos
mas eficaces para reorientar y sanar las relaciones en el seno de la familia. Su innovación
consiste en realizar la intervención directa en la solución y en sólo una sesión crear nuevos
significados para la historia del sistema familiar y recursos del consultante.
Su método Constelaciones familiares, permite descubrir dinámicas inconscientes que se
manifiestan en el sistema familiar. Su objetivo primordial es sanar las relaciones afectivas y
favorecer la necesidad de pertenencia que todos tenemos, así como restablecer el orden que fue
alterado por algún hecho o experiencia dolorosa dentro del sistema.
Constelaciones se fundamenta en los órdenes del amor, es decir, en obtener las condiciones
para conseguir que el amor en nuestras relaciones crezca sin impedimentos, en la comprensión
de la conciencia familiar y en las necesidades fundamentales generadas en la compleja
interacción de los sistemas relacionales.
La conciencia familiar es un sentido de bienestar o malestar al interior de las familias, es una
especie de percepción oculta o fuerza común que está ahí de manera inconsciente regulando el
equilibrio de nuestras relaciones y vigilando que haya armonía entre la vinculación, el equilibrio
entre dar y tomar y el orden natural, los cuales se experimentan como necesidades
fundamentales a satisfacer para conseguir relaciones funcionalmente sanas.
En Constelaciones se comprende que las personas integran su grupo de origen sin cuestionarlo
y se adhieren a él con una fuerza y consecuencia únicamente comparables a una fijación, lo cual
permite comprender como los individuos viven la vinculación como amor,
independientemente de si este grupo se desarrolla favorablemente o no; así mismo se considera
que el intercambio en los sistemas humanos es posible al promover el equilibrio entre dar y
tomar, interacción que se inicia y mantiene por la necesidad de compensación y se regula a
través de la sensación de malestar o placer que produce el dar y tomar en una relación.
De la igual manera el respeto por el orden en las relaciones, conduce a la convivencia entre los
integrantes del sistema, como lo explica Gunthard Weber en su libro “Felicidad Dual”: “En
todas las relaciones se desarrollan normas, ritos, convicciones y tabúes comunes que a
continuación adquieren un carácter vinculante para todos”, por lo tanto el respetar y restablecer
el orden y estructura del sistema, permite reconectar y fortalecer las relaciones.
La psicóloga Olga Susana Otero, directora del grupo Constelaciones Hellinger Colombia
expresa: “ El Objetivo de la terapia de Constelaciones Familiares es restablecer el orden para que
en la familia se cumplan tres necesidades básicas: vinculación, equilibrio entre dar y tomar y
orden, de todo ser humano. Además, propiciar la compensación de la conciencia familiar
facilitando el restablecimiento de las fuerzas del amor”.
En la aplicación de Constelaciones Familiares no se requiere la presencia de toda la familia; se
trata de una terapia individual realizada en un grupo, en donde el protagonista configura su
constelación en relación a una inquietud específica. Seguidamente el protagonista elige a los
representantes que integran su sistema familiar actual o de origen, sin dar descripciones ni
características de ellos, e incluyendo un representante de sí mismo. A continuación anuncia
quién representa a quién y en ese momento los ubica según su imagen interior en un lugar
determinado sin hacer comentarios. Este proceso se lleva a cabo consciente y silenciosamente.
Después el protagonista se retira y observa el proceso.
El terapeuta comienza por preguntar a los representantes acerca de las sensaciones y
sentimientos que surgen al estar ubicados en un determinado lugar . En este caso lo único
importante es la percepción que tienen en el lugar que se les asigna. Esta percepción y el
conocimiento profundo de las dinámicas del sistema guían al terapeuta, quién a través de
distintas estrategias como el uso de afirmaciones terapéuticas o movimientos del lenguaje
corporal, construye una imagen de solución luego de probar y cambiar ubicaciones, en un
proceso de interacción entre los representantes en el cual
todos reciben el lugar
correspondiente.
En algunos casos el protagonista se integra en el proceso de solución, a veces sólo observa y en
cuanto vislumbra la solución, la interioriza e integra a su vida. Este proceso requiere
cooperación atenta de todo el grupo. Este nuevo ordenamiento permite que vuelva a fluir el
amor en el sistema familiar, poniendo en evidencia el poder del amor y de las fuerzas que
gobiernan los vínculos en la familia.
Los alcances de este método de diagnóstico y soluciones sistémicas sobrepasan el ámbito
familiar y abren las posibilidades de aplicación a contextos educativos y organizacionales,
convirtiéndose en una herramienta de transformación y significativo impacto en los sistemas
humanos.
Descargar

INVITACIÓN PRÓXIMO TALLER DE Constelaciones Familiares