Informe sobre mi experiencia en el programa de intercambio entre la Universidad de San
Andrés y McCombs School of Business (The University of Texas at Austin)
Durante el primer semestre del año 2004 participe del programa de intercambios que
mantiene la Universidad con la escuela de negocios Red McCombs. La intención de este
pequeño informe es comentar algunos detalles acerca de mi experiencia, cumpliendo con mi
compromiso al momento de entrar en el programa, y proporcionando alguna información
tanto a quienes participaran en el futuro como a los organizadores del mismo.
En mi caso, la experiencia no comenzó en el arribo a la Universidad de Texas, sino
muchos antes, en el momento de postularme al intercambio. Decidir el conjunto de
universidades a las cuales aplicar fue parte importante de la cuestión. Luego, el proceso de
aplicación, pone un poco a prueba cuales son los motivos que uno tiene para aplicar a una
Universidad en particular, sobre todo al escribir la carta requerida. Luego, existen algunas
otras experiencias que en mi caso fueron interesantes: la obtención de la documentación
necesaria tanto para la Universidad como para el proceso requerido por Migraciones. Dada la
cantidad de documentación que fue necesario manejar, en mi caso se volvió bastante
estresante. En general, durante toda la experiencia note que los procesos estaban muy
formalizados, con lo que se terminan llenando bastantes formularios.
En mis primeros días como estudiante de intercambio, no tuvo mayores
complicaciones. Austin es una ciudad muy abierta, muy plural y llena de personas muy
amables. Recibí mucha ayuda también de las personas encargadas de intercambios dentro de
la Universidad. De hecho, esta tiene una oficina internacional muy importante y muy bien
organizada. Existen personas que son especialistas en cada una de las cuestiones en las que se
podría requerir ayuda de esta área, como ser Inmigraciones, seguro médico, etc.
Es notable también durante los primeros días la “sobrecarga” de información que uno
percibe. La Universidad mantiene una estructura muy compleja pero muy sistematizada al
mismo tiempo (vale aclarar que tiene aproximadamente 60.000 estudiantes full time) Existe
un día de orientación en que se advierte sobre esta cuestión de la sobrecarga de información
inicial, dado que en esa jornada y en otras oportunidades se presenta una oferta de servicios
por parte de la Universidad muy amplia.
En cuanto al housing, mi roommate y yo decidimos intentar encontrar un lugar una
vez en Austin, en lugar de contratar desde aquí. Esto requirió llegar unos días antes del día de
orientación. Sin embargo, no resulto difícil dar con un lugar apropiado. Desde ya, nos tomó
bastante tiempo hacer todas las averiguaciones respecto a lugares posibles. Antes de ir a
Austin, ya contábamos con un buen número de departamentos en los que podíamos
quedarnos,
y
esperamos
hasta
llegar
a
Austin
para
contratar.
Respecto a las materias, es necesario reservar por medio de un formulario en
particular, un lugar en los cursos que se planean tomar. Es necesario hacer esto dos meses
antes del inicio del semestre. No obstante, en mi caso personal, no lograron asegurarme un
lugar en las materias que deseaba, pese a haber enviado el formulario a tiempo. Los temas de
las materias se resuelven durante las primeras semanas, y hay una sesión obligatoria de
advising, en la que se proporcionan consejos respecto a este tema y se determinan los cursos
a seguir.
Elegí los siguientes cursos: MIS365 Data Communications and Networking, MKT
372 Customer Insights, MKT372 Marketing for High Technology products y IB350
International Trade. Obtuve equivalencias por tres de estos cursos, como optativas de
Administración. Esto se debió, en parte, a que no pude seguir los cursos en los que tenía
aseguradas equivalencias antes de salir.
La dificultad de los cursos es comparable a la que percibí en las materias de la carrera
de Administración en UdeSA. El volumen de los contenidos es similar, si bien los métodos
que siguen las clases son distintos. No existen clases tutoriales, por lo que las magistrales son
muy participativas (en algunos casos, la participación en clases magistrales pondera el 30%
de la calificación final) Los profesores, en general, tienen mucha confianza con los alumnos,
con lo que no hay problemas para escribirles e-mails en tono informal o pedirles ayuda en sus
oficinas. En los cursos que tomé, eran requeridas pequeñas asignaturas con bastante
frecuencia, cuestión por la cual se requiere un nivel relativamente alto de trabajo durante el
semestre. Un elemento interesante es que desde el inicio del curso están definidas todas las
fechas de entrega y las consignas de las asignaturas en el Syllabus, así como el programa y
las reglas de la materia.
La Universidad mantiene una infraestructura de servicios muy importante, que me
impresionó. Además de las bibliotecas, los laboratorios, los servicios de alquiler,
infraestructura de deportes y demás, existen muchos departamentos donde pedir asistencia, ya
sea en cuanto a escritura, ayudas con el idioma, etc. La información sobre todos estos
servicios es entregada durante el día de orientación.
Además, existen muchísimas organizaciones de estudiantes (mas de 150) En ellas se
pueden encontrar grupos de diversos intereses y nacionalidades. Hay que recordar que una
enrome proporción de los estudiantes de la Universidad son extranjeros.
La universidad ofrece también muchos espacios donde desarrollar experiencias
académicas o deportivas. En mi caso, encontré una pasantía gracias a un servicio en la Web
de Utexas, que desarrolle durante los meses de Junio y Julio.
Quedo a disposición de la oficina de intercambios de UdeSA para cualquier consulta,
expansiones de este breve informe, o dudas que surjan a aplicantes al programa.
Nicolás Bayerque.
Descargar

Informe sobre mi experiencia en el programa de intercambio entre