TEST GUESTALTICO VISOMOTOR PARA NIÑOS – KOPPITZ
(2287)
El test Bender consiste en 9 figuras, presentadas una x vez para ser copiadas por el sujeto en una hoja en
blanco. Wertheimer (1923) había usado esos diseños para demostrar ppios de la Ps de la Gestalt en relación a
la percepción. Bender adapto las figuras y las uso como un test visomotor. Así aplicó la Ps de la Gestalt al
estudio de la personalidad y la practica clínica.
Bender dice que la percepción y reproducción de las figuras gestalticas está determinada por principios bio de acción
sensorio-motriz, que varían en función de:
1) el patrón de desarrollo y nivel de maduración de cada individuo
2) su estado patológico funcional u orgánicamente inducido.
La mayoría de los niños puede copiar los 9 dibujos del Bender sin errores alrededor de los 11 años.
La autora adopta un cuadro evolutivo al analizar los protocolos infantiles.
Una de las ventajas del test es que puede interpretarse de diversas maneras:
Hutt y colaboradores lo emplean como test proyectivo y analizan los dibujos desde el psicoanálisis, aplicable a personas
cuya maduración visomotora se ha completado exitosamente.
A medida que fue empleándose más el Bender, muchos psicólogos sintieron la necesidad de un sistema de puntuación
objetivo que fuera confiable y válido.
El sistema de puntuación más aceptado es el de Pascal y Suttell publicado en 1951, diseñad para adultos de entre 15 y
50 años de inteligencia normal con la madurez y capacidad de percibir y reproducir los dibujos sin errores. Mide la ”fuerza
del yo” y se correlaciona con el ajuste emocional: a mayor puntaje, mayor perturbación emocional. Los autores previenen
la aplicación de su sistema de puntos en niños menores de 9 años.
El Bender ha sido empleado en niños para detectar: madurez en el aprendizaje, problemas de lecto-escritura, evaluar
dificultades emocionales, determinar la necesidad de psicoterapia, diagnosticar lesión cerebral y estudiar el
retardo mental. También ha sido aplicado para diagnostico diferencial con pacientes infantiles y con grupos de
delincuentes juveniles, como test d inteligencia para niños en edad escolar, y como test proyectivo.
El problema de tantos sistemas es que, una desviación puede ser tomada por algunos investigadores como signo de
lesión cerebral, por otros como signo de problemas emocionales y por otros, como un signo de inmadurez.
Hay gran necesidad de integrar todos los resultados y clarificar qué nivel de desempeño se puede esperar de niños de
diversas edades. También determinar el significado de las diferentes distorsiones y desviaciones en el test en niños de
distintas edades.
Koppitz realiza una investigación de las respuestas del Bender de niños ene dad escolar, desde el jardín a 4º grado,
buscando descubrir lo “normal” y lo “anormal” en los dibujos a una edad determinada. Observó que los niños
difieren en el tiempo de maduración y en la secuencia en que aprenden las diversas funciones gestalticas
visomotoras. De esto se sigue que una interpretación significativa del protocolo del test de un niño pequeño debería incluir
siempre el total de las respuestas en vez de evaluar el desempeño en dibujos individuales.
Se confeccionó una escala de maduración para el Bender usando puntajes compuestos para cada una de las 9
figuras. Se recolectaron datos normativos de los protocolos de más de 1000 niños entre 5 y 10 años. La escala fue
aplicada a los protocolos de grupos de niños excepcionales, entre los que se incluían: problemas emocionales, lesión
cerebral, dificultades de aprendizaje y retardo mental. Además de la perspectiva madurativa, se analizaron los
registros para hallar signos de actitudes emocionales. Se diseñó un 2do sistema de puntaje para medir el ajuste
emocional.
Muchos examinadores interpretan los protocolos desde un solo punto de vista: como test d percepción visomotora o como
test de personalidad y ajuste emocional. Sin embargo, no hay ninguna evidencia de que todas las desviaciones miden la
misma cosa ni hay ninguna razón por la cual el protocolo de un niño cualquiera pueda ser interpretado sólo de una manera.
Muchos psicólogos claman por más test y aplican a sus pacientes diversidad de ellos que miden cada uno algo diferente.
La necesidad no es de más test, sino de una mejor y más compleja utilización de los ya existentes. Los test ps están
diseñados para brindar información valiosa cada vez que son utilizados, por ello, se sugiere el análisis e interpretación
del mismo test pero de dos o tres maneras diferentes. Un enfoque multidimencional del mismo test elevará la
productividad y riqueza del mismo. Podemos decir que el Test Bender es muy apropiado para una interpretación
múltiple de diferentes dimensiones de la personalidad.
PARTE II
ESCALA DE MADURACIÓN DEL BENDER INFANTIL
Escala inicial.
El primer paso en la construcción de una escala de maduración para el Bender fue copilar una lista de 20 desviaciones y
distorsiones evidentes en los protocolos de niños pequeños. Cada categoría de puntaje fue definida. Como la escala se
diseñó para niños pequeños cuya coordinación muscular fina no había madurado plenamente, se puntúan solo las
irregularidades groseras. Se empleó un método simple de puntaje dicotómico; cada item se puntuó según la falla estuviera
presente o ausente en la respuesta considerada.
Hay 20 categorías iniciales de puntaje:
DISTORSIÓN DE LA FORMA (las 9 figuras): desproporción entre partes, cantidad incorrecta de puntos, destrucción de la
forma del dibujo, líneas en lugar de puntos, falta de integración de las partes.
ROTACIÓN: de la figura o parte de la misma en 45º o más.
BORRADURAS: y repaso de la figura, líneas extra.
OMISIONES: de hileras, columnas, partes de la figura.
ORDEN CONFUSO: no puede discernirse un orden en la disposición de las figuras en el papel.
SUPERPOSICIÓN DE FIGURAS: dos o más se superponen.
COMPRESIÓN: todas las figuras se ubican en menos de la mitad de la hoja, todas se adhieren al borde exterior de la hoja.
SEGUNDA TENTATIVA: tentativa espontánea de realizar el dibujo por segunda vez.
PERSEVERACIÓN: mas de 14 puntos o columnas, más de 5 curvas sinusoidales.
CIRCULOS O RAYAS EN LUGAR DE PUNTOS: dos o más sustituciones de puntos por círculos o rayas.
LINEA ONDULADA: grosera desviación de la línea recta.
FORMA DE LOS CIRCULOS: 3 o más desviaciones groseras del círculo.
DESVIACION EN LA OBLICUIDAD: 2 o más cambios abruptos en inclinación.
RAYAS O PUNTOS EN LUGAR DE CIRCULOS: sustitución de más de la mitad de los círculos.
ACHATAMIENTO: punta de flecha eliminada o suavizada.
Nº INCORRECTO DE PUNTOS: más o menos 16 puntos.
EL CUADRADO Y LA CURVA NO SE UNEN: el vértice del cuadrado y la curva a más de 3 min de distancia.
ANGULOS EN LAS CURVAS: presencia de 3 o más ángulos.
OMISIÓN O ADICIÓN DE ANGULOS: nº incorrecto de ángulos.
RECUADROS: hechos alrededor de cada figura.
Este test refleja el grado e maduración de la percepción visomotora en los niños que comienzan la escuela.
De las 20 categorías, 7 pueden discriminar entre los que tienen un alto y un bajo desempeño. Estas incluyen: distorsión de
la forma, rotación, sustitución de puntos por círculos o rayas, perseveración, falla en la integración de las partes de una
figura, sustitución de curvas por ángulos y adición u omisión de ángulos.
De este modo surge que el desempeño en la escuela primaria se relaciona con 3 funciones básicas de la percepción
visomotora. Un niño tiene que haber logrado maduración en las siguientes áreas para poder funcionar bien en la escuela:
1) La capacidad de percibir el dibujo como un todo limitado y poder iniciar y detener una acción a voluntad.
2) La capacidad de percibir y copiar correctamente las líneas y figuras en cuanto a orientación y forma.
3) La capacidad de integrar partes en una sola Gestalt. (formar palabras enteras con letras aisladas y entender que
1+1=2)
Las restantes 13 categorías no parecen relacionarse con la madurez visomotora pero sí con otros factores que delimitan
dos grupos:
a) desviaciones relacionadas con inmadurez en la coordinación muscular fina y con poca capaidad de planeamiento en
niños pequeños; Se deben a falta de coordinación de la musculatura fina y de conocimiento de los números.
b) desviaciones que reflejan primariamente, tensión emocional y actitudes que no están relacionadas con la edad ni la
inmadurez. La tensión excesiva paraliza e interviene en el rendimiento. Suele darse raramente y en niños psicóticos o con
perturbaciones graves.
Se demostró que la Escala Inicial del Bender puede discriminar entre estudiantes con problemas y sin ellos.
Escala de Maduración del Bender.
Hay dos aspectos de la Escala para demostrar su CONFIABILIDAD:
 El acuerdo entre diferentes examinadores que usan la misma escala independientemente
 La consistencia de los puntajes de sujetos a los que se les administró el Bender más de una vez.
MANUAL DE PUNTUACION PARA LA ESCALA DE MADURACIÓN DEL BENDER
Instrucciones para la administración y puntuación del Bender.
Se sienta al niño frente a una mesa donde hay dispuestas dos hojas tamaño carta, un lápiz Nº 2 y una goma de borrar. Se
le muestra al niño la pila de tarjetas diciendo “Aquí tengo 9 tarjetas con dibujos para que los copies. Este es el primero, haz
uno igual a este” Luego que el niño ha acomodado la posición del papel, se coloca la primera tarjeta (figura A) frente a él.
Sin hacer comentarios, se anotan las observaciones de su conducta durante el test. No hay tiempo límite en este test, cdo
el niño termina de dibujar una tarjeta se coloca la ste. Ante preguntas, se responde con neutralidad “haz lo más parecido al
dibujo que tu puedas”. No debe alentarse al niño a usar la goma o a reintentar un dibujo mientras está haciendolo. Si el
niño cuenta los puntos o círculos de las figuras es practico desalentarlo “no necesitas contarlos, hazlo como puedas” pero
sin insiste, hay q dejarlo. Esto indica perfeccionismo o cumpulsividad.
Se le permite al niño utilizar todo el papel que quiera, aunque al darselo debe hacerse sin comentarios. Hay que registrar el
tiempo empleado del test. Hay que administrarlo cdo el niño se halle descansado. Los ítems se puntúan como cero
“ausencia” o uno “presencia” y en caso de duda no se computa. Tampoco se cuentan las desviaciones menores. Los
puntos se suman formando un puntaje compuesto sobre el que se basan los datos normativos.
Interpretación de datos normativos.
El puntaje obtenido por un niño puede ser comparado con el de:
 otros niños de la misma edad cronológica
 otros niños con el mismo nivel de maduración en la percepción visomotora.
 en términos de grado escolar.
Estudio del tiempo en el test de Bender
Se efectuó un estudio para determinar el tiempo promedio requerido por los niños para completar la prueba. Los niños de
entre 6 y 8 años tienden a necesitar x lo menos 4 min y rara vez más de 9, para completar el test. A los 9 años, una mayor
maduración visomotora les permite ejecutar la prueba en menos de 8 min, aunque rara vez pueden terminar en menos de 4
min. El tiempo promedio para niños entre 5 y 9 años es de 6 min. 30 seg. Si requiere un tiempo excesivamente largo o es
muy perfeccionista, o está esforzándose mucho por compensar un problema de percepción visomotora, o ambas cosas.
Los niños que terminan la prueba muy rápido suelen ser impulsivos y les falta la concentración adecuada o el esfuerzo
necesario para cumplir las normas de la prueba. Generalmente, un tiempo muy breve se asocia con un desempeño pobre
en el Bender y un bajo rendimiento escolar. (tb puede suceder en niños con lesión cerebral).
Hay un progreso regular en la capacidad d copiar figuras del Bender a medida que aumenta la edad. Entre los 6 y 7 años
hay un marcado progreso visomotor. Algunos niños parecen madurar más lentamente, pero pueden alcanzar a los demás
alrededor de los 7 años. Esto se marca bien en un Bender aplicado al inicio del 1º y su retes al inicio de 2º de la primaria.
Se denomina “PROGRESO MARCADO” a una disminución de 5 puntos o más. Se puede predecir un buen rendimiento
escolar con seguridad cdo el niño produce un buen resultado e el Bender al comienzo del primer grado. Si su desempeño
es pobre, habría que someterlo a un retest luego d varios meses para evaluar su grado de maduración visomotora. Un
puntaje pobre en el primer test puede reflejar un tiempo más lento en la maduración pero no una perturbación grave. Sin
embargo, si el rendimiento continúa bajando y muestra escaso progreso en el test y el retest, se puede inferir que el niño
tiene serios problemas en lo vasomotor, o una dotación muy pobre, o ambas a la vez; se puede predecir un bajo
rendimiento escolar. Lo mismo sucede en cuadros de deficiencia o de lesión cerebral.
PARTE VI
El Bender es útil para la identificación y evaluación de niños con problemas emocionales. Byrd (1956) halló que
habían 6 factores que discriminaban significamente entre niños inadaptados y los controles. Estos son: secuencia
ordenada de dibujos, cambios en las curvaturas y angulación de figuras, dificultad del cierre, rotación de dibujos y cambios
en el tamaño.
Simpson (1958) postula que los niños con problemas emocionales no difieren de los demás en la coordinación ni en la
percepción, pero revelan perturbaciones en la inteligencia de ambas funciones, presentan una disfunción en la percepción
visomotora como consecuencia de su perturbación emocional.
Clawson trató de relacionar las desviaciones con síntomas conductuales.
Los estudios mencionados aportan evidencias de que el Bender puede discriminar entre los niños adaptados y los
inadaptados.
Se desarrollan problemas emocionales como consecuencia de problemas perceptuales, pues etsos niños experimentan
mucha frustración y frecuentes fracasos por la última falencia, desarrollando actitudes negativas y una inadaptación
emocional.
Los niños con una percepción visomotora inmadura o defectuosa no solo tienden a presentar problemas de aprendizaje
sino que tb tienen una inclinación mayor de problemas emocionales en comparación a los niños sin perturbaciones
visomotoras.
Esto no significa q todo niño con perturbaciones perceptuales tenga problemas emocionales. El ajuste emocional de un
niño depende de su capacidad de integración, pero mucho más de sus experiencias sociales y emocionales con las
personas importantes d su vida. Los niños con problemas de ajuste mostrarán en el Bender una incidencia mayor de
indicadores emocionales que los niños bien adaptados.
CUANDO SE ESTUDIAN FACTORES EMOCIONALES SE INTERPRETA EL BENDER COMO UNA PRUEBA
PROYECTIVA.
Los puntajes obtenidos con la Escala de Maduración no son usados para identificar perturbaciones emocionales
en los niños, sino para investigar factores subyacentes que contribuyen al desajuste emocional.
Hay 11 indicadores emocionales que reflejan actitudes emocionales y estructura de personalidad. Nose considera que los
indicadores emocionales sean una función de la percepción visomotora.
 orden confuso: falta de capacidad para planear, organizar el material, confusión mental. Significación diagnóstica
a partir de los 8 años.
 línea ondulada: falta de estabilidad psíquica y muscular fina, significativo en niños de 5 a 7 años.
 rayas en lugar de círculos: impulsividad y falta de atención/interés.
 aumento progresivo del tamaño: baja tolerancia a la frustración y explosividad.
 gran tamaño: conductas actuadotas.
 tamaño pequeño: ansiedad, constricción, timidez y conducta retraída.
 líneas finas: timidez y retraimiento.
 repaso del dibujo, de las líneas: agresividad manifiesta e impulsividad. Significativo en niños de 5 a 7 años.
 segunda tentativa: impulsividad, ansiedad. Niños mayores de 8 años, con conciencia de que sus dibujos son
incorrectos pero sin la paciencia para ni el control para corregirlos, los abandonan y recomienzan. Suelen
comenzar varias actividades y dejarlas por la mitad.
 expansión: impulsividad y tendencia a la actuación. Único que diferencia entre sujetos con problemas emocionales
de los que no tienen en todas las edades.
 constricción: uso de menos de la mitad de la hoja, relacionado con retraimiento, timidez y depresión. Signo de
moderada ansiedad, que puede servir como factor estimulante. (Koppitz no lo incluye en su inv)
Los indicadores emocionales son parecen ser independientes del factor edad en niños pequeños. Algunos estaban
relacionados con problemas emocionales sólo entre los 5 y 7 años, mientras otros eran significativos a los 10 años.
6 de los indicadores (orden confuso, línea ondulada, tamaño pequeño, repaso del dibujo, segunda tentaiva y expansividad)
sirven para revelar algo de las actitudes y características de personalidad del niño. La incidencia total de indicadores
emocionales en un protocolo parece estar relacionado con el grado de severidad de la perturbación.
Descargar

TEST GUESTALTICO VISOMOTOR PARA NIÑOS – KOPPITZ (2287)

Test guestáltico visomotor

Test guestáltico visomotor

BenderMaduración y el factor motorSemióticaPatología mentalTeoría de la GestaltAnálisis y evaluaciónAplicaciones

Habilidades básicas del terapeuta

Habilidades básicas del terapeuta

Intervención terapéuticaCambio de comportamientoEntrevista

Inteligencia emocional en la práctica

Inteligencia emocional en la práctica

PsicosociologíaEmpatíaCompetencia personalEmociónÉxitoDirectivosAdaptaciónRelaciones interpersonalesConcienciaConfianzaInnovación

Louis Laybourne Smith School of Architecture and Design

Louis Laybourne Smith School of Architecture and Design

Talleres de arquitecturaUniversidad de AdelaideAustraliaMecanizado de madera y metalFabricaciónModeladoPrácticasMaquinariaAprendizaje

Motivación en la enseñanza

Motivación en la enseñanza

EducaciónPedagogíaFalta de motivación escolarMotivación escolarDesmotivación escolarAprendizajeEnseñanza

El desarrollo físico del niño

El desarrollo físico del niño

Herencia genéticaCrecimiento intelectual, físico y emocionalMadurezAprendizaje

INDICE Introducción.......................................................... 2 La Inteligencia Emocional...................................... 3 •

INDICE Introducción.......................................................... 2 La Inteligencia Emocional...................................... 3 •

EmpatíaEntropíaAutorregulaciónAutomotivaciónEmociones primarias: miedo, felicidad, amor, sorpresa, disgusto, tristeza e iraPsicología Social